Monday, November 24, 2014

La computadora creativa


Las computadoras saben hacer muchas tareas que asombran a los seres humanos. Por ejemplo, pueden hacer complejos cálculos o bien, manejar bases de datos con suma agilidad. Pueden jugar ajedrez como el Campeón Mundial y pueden incluso ganarle a los mejores seres de carne y huesos en el popular programa Jeopardy!, en los Estados Unidos. Sin duda la tecnología de hardware y software avanza a pasos agigantados y esto se refleja en programas más inteligentes, más versátiles, más poderosos.

No obstante esto, todavía no existe un programa que pase la Prueba de Turing, que es una idea diseñada por Alan Turing, en donde trata de demostrar que un programa puede considerarse inteligente si puede pasar esta “prueba”, que consiste en poner en una terminal a una persona y en otra a una máquina, y hacer que ambos platiquen a través del monitor. Si el ser humano no puede distinguir que está platicando con un programa, Turing indica que el programa entonces puede calificar como inteligente.

Searle, un filósofo y matemático norteamericano, indica que no necesariamente la idea de Turing prueba algo. Para ello, define el problema con un contraejemplo llamado “el cuarto chino”, en donde en un cuarto cerrado alguien se comunica en chino con quien esté adentro del mismo, a través de grandes cartulinas. El personaje adentro tiene libros en chino que le dicen qué símbolos poner a los símbolos que le llegan del exterior. La persona dentro del cuarto escribe estos resultados y los manda fuera del cuarto. Para el que está afuera, quien sea que esté adentro, es claro que entiende chino. Sin embargo, el personaje que está adentro solamente sigue instrucciones ciegamente y aunque manda respuestas coherentes, no entiende una palabra de chino. Searle se pregunta si la prueba de Turing siquiera tiene validez.

Tal vez entonces la solución al asunto de saber si una máquina califica como inteligente se base en la creatividad. Los seres humanos somos creativos ¿no? ¿Los son las máquinas? No es fácil saberlo. Pensemos por ejemplo en programas que componen música… ¿lo pueden hacer con creatividad? ¿los resultados que entreguen son interesantes en términos creativos o bien, se notan “automatizados”, como siguiendo un patrón específico invariante? De nuevo, difícil saberlo e incluso, muchas veces podría depender de quién escuche el resultado. Para el lego, tal vez música escrita por un programa automático le parezca compuesta por un ser humano pero para un experto, quizás note una peculiar diferencia que le haga pensar que esa música no está escrita por seres humanos como él.

Podemos quizás entonces hablar de poesía. ¿Puede realmente la máquina escribir poesía como Borges hacía? Hay programas que hacen esto, pero de nuevo, valorar si hay creatividad en ellos no parece algo sencillo. Bueno, entonces podríamos pensar en programas que hagan haikús, pero de todas maneras parece sr poco posible llegar a una conclusión sobre la creatividad de estos sistemas. Porque por ejemplo, en un haikú, las palabras se refieren a cosas, a sentimientos, a hechos, a acciones. ¿Sabe la máquina de ello? ¿Entiende el contexto? Probablemente no, y entonces “se nos cae el teatrito” porque si no entiende lo que está haciendo, entonces ¿cómo podemos considerar que algo es inteligente?

Pero a todo esto, uno de los sistemas don más éxito en términos de inteligencia ha sido el ajedrez. Hoy en día programas como Komodo o Houdini juegan notablemente bien y diría yo, compiten sin menoscabo con los mejores jugadores del planeta. Pero ¿son inteligentes? No sé decirlo, porque como alguien me comentaba alguna vez: “el programa no sabe siquiera que está jugando al ajedrez. Mueve las piezas y peones y da jaque mate incluso, pero en el fondo, en su memoria, solamente mueve de un lado a otro bytes. Entonces, para decirlo de una forma coloquial, ‘no hay nadie en casa’. Eso no parece ser la definición de inteligencia”.

Y si menciono todo esto es porque acabo de saber de un programa que hace problemas de ajedrez. En este mundo del juego ciencia, hay problemas compuestos, en donde el autor de los mismos plantea un enigma: “juegan blancas y ganan”, “juegan negras y empatan”, etcétera. Desde que el ajedrez existe, ha habido una buena cantidad de compositores de ajedrez, la mayoría rusos, como Troisky, Bron, Shinkman, Loyd, entre muchos otros. En estas composiciones muchas veces se ve la riqueza de recursos en ajedrez y la creatividad de los problemistas. Pero un programa compositor de problemas de ajedrez, suena extravagante, por decir lo menos.

El doctor Azlan Iqbal ha escrito un programa que hace esto. El “abstract” (resumen) de un artículo que escribió al respecto dice, en sus partes relevantes: “Los compositores automáticos de problemas de ajedrez son relativamente ratos comparados contra los programas que juegan al ajedrez. Esto es discutible porque ellos esperan demostrar más creatividad que la que se necesita para solamente jugar bien. La creatividad, como un proceso, se entiende muy pobremente de forma científica, a todo esto.  En una investigación previa, fue desarrollado un modelo sobre la estética del ajedrez e incorporado a un programa denominado Chesthetica, que puede ser usado para evaluar la belleza de miles de problemas de mate en tres en una manera similar que se correlaciona con las valoraciones que hacen los seres humanos. Si un embargo, esto no es suficiente para darle la capacidad al programa de componer problemas que de forma independiente la gente considere interesantes.  Por ello, un nuevo enfoque llamado DSNS (digital synaptic neural substrate) fue usado para desarrollar esta idea”.


 Así pues, se tiene un programa que compone problemas de ajedrez. Ahora habrá que valorar si los mismos tienen los conceptos que consideramos creativos, de belleza interior por sus jugadas sorprendentes o por las ideas profundas que las mismas tienen.
Vale la pena echarle un ojo.

Pero más allá del ajedrez, si el modelo teórico es funcional, se podría usar en cualquier otro tema donde existan conceptos de belleza, por ejemplo, como en el caso de la siguiente fotografía, la cual con el mismo modelos teórico se catalogó como hermosa. Parece ser que hay toda una nueva manera de analizar la creatividad. Seguiremos muy de cerca estos desarrollos.
















Referencias:

Ludwig, un programa musical (Se puede descargar gratuitamente)
Poesía computarizada
 Evaluating the Aesthetics of Endgame Studies: A Computational Model of Human Aesthetic Perception 

_____
(*) La imagen del tablero (que ilustra este artículo), presenta un problema compuesto por el programa mencionado en la tercera referencia. Juegan blancas y dan mate en tres jugadas. Esta es la solución: 1. Tg5 Rc6 2. d8=T! (2. ... d8=D ¡es tablas por ahogado!) R se mueve 3. Td6#

El ajedrez real


Hoy en día gracias a los motores de ajedrez, todos los aficionados somos perfectos cuando estamos viendo las partidas del campeonato mundial, y en donde el inefable engine nos demuestra las imprecisiones de los grandes jugadores. Así el ajedrez parece fácil, pero basta con sentarse a jugar en un torneo para darse cuenta que el mundo de pronto se vuelve muy complicado. Ya no estamos seguros de nuestras jugadas, no sabemos muchas veces si estamos evaluando correctamente y para colmo, tenemos el reloj que nos obliga a hacer las jugadas con un límite de tiempo. Digamos que una cosa es ver torear y otras enfrentar a un animal de 500 kilos. Vamos, todo el mundo torea desde la barrera. Dicho de otra manera, uno es el ajedrez viéndolo de fuera y otro el ajedrez real, el de competencia, el que es la prueba de fuego.

Por eso, rescato una partida que jugué hace la friolera de 35 años, cuando era un juvenil. Mi rival es un talentoso jugador de Guadalajara (que además, creo que ahora se dedica a cómputo). De hecho, hace unos meses me lo encontré en un supermercado y nos saludamos como viejos amigos. Si algo da el ajedrez es un sinfín de amigos que pueden ser eventuales, pero que más allá de las victorias y derrotas, comparten el arte del juego ciencia.

Blancas: José Luis Núñez
Negras: Manuel López
Campeonato Nacional por Equipos 1979

1. c4 Cf6 2. Cc3 e5 3. g3 Cc6 4. Ag2 Ac5 5. Cf3 d6 6. O-O O-O 7. a3 a5 8. Tb1 Af5 9. d3 e4?! una  jugada lamentable. Podía prepararse más. 10. Ch4! Ae6 11. Cxe4 Cxe4 12. Axe4 f5?! haber perdido un peón de esta manera obliga a plantear un ataque de una vez aunque desde luego, todo esto tiene muy mala pinta. 13. Ag2 g5!? 14. Cf3 g4 15. Cg5 Ad7 16. Ad5+ Rg7 17. Ce6+ Axe6 18. Axe6 h5 Komodo indica que las blancas tienen prácticamente ventaja ganadora, pero finalmente, hay que ganar. 19. Dd2 Df6 20. Ad5 Tae8 21. e3 Dh6 22. b4 axb4 23. axb4 Ab6 24. c5! dxc5 25. bxc5 Aa5  Si 25... Axc5?? 26. Dc3+ gana la pieza 26. Ab2+ Rg6 27. Ac3! quitando piezas las blancas buscan asegurar su ventaja material. 27. ...  Axc3 28. Dxc3 h4! el negro intenta un último recurso. Es increíble que con tan poco material las blancas deban jugar con cuidado para no perder su ventaja, pues el ataque de las negras podría eventualmente ponerse peligroso. 29. Txb7 hxg3 30. hxg3 Th8 31. Ta1??


José Luis Núñez - Manuel López
Juegan las negras

Increíblemente esta jugada le quita mucha de la ventaja a las blancas. Mejor era 31. Tfb1 Te4 32. Dxh8 Dxh8 33. dxe4 y las negras deben estar perdidas. La razón de que 31.Ta1 sea un error es que cuando las blancas sacrifiquen la dama por la torre, precisamente la que ubicaron en a1 queda atacada por la dama negra en h8. Antes de ver la jugada que hice, piense por usted mismo, estimado lector. ¿qué puede jugar las negras? ¿se puede continuar el ataque? ¿cómo?

31... Te4!! única posibilidad para las negras, bloqueando la defensa del alfil blanco y amenazando mate en una. 32. Dxh8 única 32. ... Dxh8 33. Ta6 Te7 34. Txc6+ Rg5 35. Ag2 Da1+ 36. Af1 Da5? en el momento de la partida me pareció que ese era un importante peón, pero Komodo da una variante que asegura el triunfo del negro: 36... Th7! 37. Tcxc7 Th1+ 38. Rxh1 Dxf1+ 39. Rh2 Dxf2+ 40. Rh1 Df1+ 41. Rh2 Dh3+ 42. Rg1 Dxg3+ 43. Rf1 Dxe3 y los peones con el apoyo de la dama ganan. Vaya voltereta a la partida 37. d4 Th7! 38. Ta6 De1 39. Taa7?? y hemos entrado en algo similar a lo que Komodo sugiere... 39. ... Th1+! 40. Rxh1 Dxf1+ 41. Rh2 Dxf2+ 42. RKh1 Dxg3 43. Txc7 Dh3+ 44. Rg1 Dxe3+ 45. Rf1 g3! amenazando mate 46. Ta2 Df4+ 47. Rg2 Dxc7 y las blancas ya pueden rendirse 48. Ta3 f4 49. Tf3 Rg4 y aquí las blancas abandonaron. Una tremenda partida, muy larga, más de cuatro horas, llena de emoción. 0-1

Saturday, November 22, 2014

Programación lúdica: sobre el desarrollo de software



En estos últimos días he estado trabajando sobre un proyectito simpático, el del Dibujante Electrónico. La idea del software es hacer una especie de sistema que dada una foto, haga una especie de bosquejo de lo que la imagen tiene. Ya expliqué aquí cómo es que el programa reconoce los elementos de la imagen (basándose en el "canny edge detector", un filtro que permite la detección de bordes en una imagen) y del cómo busca general la imagen final.

Sin embargo, una vez que escribí el "punto final" al programa me di cuenta -como ta es costumbre- que el software es ya obsoleto. Es decir, una vez que consideré que tenía una versión razonablemente estable, se me ocurrieron de inmediato nuevas cosas para hacerla más atractiva u como dicen ahora, hacerla una mejor experiencia al usuario.

La primera idea fue incorporar una cámara web que tomara fotos directamente y las pasara al programa para ser directamente procesadas. Alguna vez había intentado manejar videos en mis programas y recuerdo que ni había sido fácil y menos, que fuese posible hacer algo que funcionara para todas las cámaras web que hay en el mercado. De todas maneras me armé de valor y empecé a buscar información. Hallé un par de rutinas que  en principio, podían manejar la imagen. Eran unos componentes para Delphi. Instalé uno y no sirvió. Instalé el segundo y aparentemente las cosas funcionaron mejor. Para esto, tuve que pedir una cámara web prestada porque la mía simplemente la desconoce Windows 7 y el "driver" de la misma no funciona en mi operativo. Me prestaron una cámara de Logitech. Instalé el manejador y listo, todo funcionó correctamente. Mi programa ya podía entonces capturar una imagen para ser procesada por el robot dibujante.

No obstante esto, en algunas pruebas que hice, a veces el manejador de la cámara (que depende de Windows), no hacía correctamente la tarea y se negaba a conectarse, mandándome un error imposible de recuperar. Así, tuve que agregar una advertencia al programa indicando que esta opción era "experimental" y que se usase en esos términos. Hice pruebas en otras máquinas y encontré que con las webcam de Logitech todo funciona correctamente. Probé en mi laptop y a pesar de que el manejador no parece ser el mismo que se usa en Windows 7, las cosas no fallaron. En cambio, en una tablet Iconia, de Acer, con Windows 8, mi programa nunca pudo conectarse con el manejador de la cámara.

Dejando este problema a un lado, le agregué una nueva opción que llamé "herramientas", en donde por lo menos ahora se puede cambiar el color del pincel con el que el programa pinta. Supongo que en la medida que se me vayan ocurriendo nuevas funciones, ahí las pondré. Se me ocurre tener un catálogo de "pinceles" para hacer más flexible la manera de pintar, por ejemplo. Le cambié a todo esto la "piel" a la aplicación y le puse un icono más ad hoc con la idea del software. Ahora se ve mejor el resultado final.

Me faltan cosas, sin embargo. Por ejemplo, no me convence la manera en que el robot dibujante pinta. Me gustaría que pintara más como un dibujante y no "barriendo" la imagen. Eso le daría al usuario elementos para ver a un verdadero robot dibujando. Otra cuestión que he estado pensando y que hay que incorporar en algún momento, es que el programa no pinte exactamente la imagen que ve, sino que se desvié un poco de la misma, haciendo ver "más humano" al programa y no tan perfecto. Esto último sin duda me parece de lo mas atractivo.

Como puede verse, sigue siendo cierta la idea de que todo software acabado es obsoleto. Y aunque no es la última aplicación, la "killer application", me ha enseñado a programar cosas que antes ni idea tenía de cómo hacerlas.

A quien le interese el programa, escríbame a morsa@la-morsa.com y se lo envío a vuelta de correo.

Thursday, November 20, 2014

Cuando no hay salida


El actual gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto, ha caído en una espiral de desaciertos, de dislates, de la cual no parece tener salida. Fuera de las anteriores matanzas como la de Acteal, los 43 desaparecidos (y presumiblemente muertos) estudiantes normalistas parece ser la gota que ha derramado el vaso. La paciencia parece haberse agotado y como este artero crimen es producto de complicidades entre el crimen organizado y las fuerzas municipales, federales, incluyendo el ejército, pues califica como "Crimen de Estado". Peña Nieto tiene pues responsabilidad sobre estos acontecimientos porque finalmente es la cabeza, el mando supremo, en donde ha fallado a la Nación y esta vez parece que se lo estamos demandando.

Las caras de circunstancia, repetir en todos esos discursos los lugares comunes: "caiga quien caiga", "no habrá impunidad", "llegaremos hasta las últimas consecuencias", son simplemente frases huecas que ya nadie cree. Fiscales especiales, investigaciones ad hoc para resolver los más horrendos crímenes que se han dado en este país, sólo han servido para desprestigiar aún más a los que nos gobiernan. Enrique Peña Nieto y su gobierno, ya lo dijo el Secretario de Gobernación, Osorio Chong, viven el peor problema de su sexenio y quizás el problema es insoluble. Han pasado unos 43 días de los curiosamente, 43 desaparecidos, y no se tiene la certeza de lo que pasó con ellos. No hay nadie que se erija como el responsable y no hay culpables. Bueno, sí, los hay, pero son supuestamente tres tipos que dicen haber dado muerte a los normalistas. ¿Pero los asesinos intelectuales, apá? de eso no sabemos nada.

Quizás el gobierno esté apostandoo a que nos conformemos como pueblo, como tantas veces, ante la ineptitud de las autoridades de este país, pero no parece que a la gente se le olvide. Al contrario, parece más vivo que nunca el problema. ¿Qué podría hacer el gobierno del presidente más bonito de Latinoamérica para sacar al buey de la barranca? Misterio.

Pero por si esto fuera poco, Aristegui y Co. sacó un reportaje especial sobre la "casa blanca", una construcción de las Lomas de unos 7 millones de dólares, dicen, cuya propietaria es la primera dama, la actriz de tevenovelas, Angélica Rivera, esposa del presidente galán. Pero tanto el presidente como su mujer andaban de gira por China y Australia y menuda sorpresa se llevaron cuando estos ingratos mexicanos le sacaron sus trapitos al sol, mostrándonos que los gobernantes no aprenden nunca. Ya se les olvidó el "Partenón de Durazo" ¿verdad? Una construcción -esa- que dejaba sin habla al respetable, pero de indignación.

Y aquí tenemos un escenario similar. Ya hemos hablado de como la actricita de novelas Angélica Rivera salió a tratar de explicar lo inexplicable. Habló de unas cantidades de dinero formidables que Televisa le habría dado por su trabajo. La danza de los millones es de tal magnitud que nadie en su sano juicio puede creerle ese catálogo de mentiras... y agravios al pueblo de México. No dijo "sólo robé tantito" porque quien le escribió el guión, probablemente de Televisa, todavía guarda alguna compostura pro-gubernamental. Y si a todo esto le añadimos el desprestigio internacional, el habernos convertido como país en la primera plana de muchísimos diarios y revistas internacionales, en donde muestran con lujo de detalles los abusos de esta clase gobernante, pues tenemos ya el caldo perfecto para algo más grave.

Con estos tres elementos, en donde se ve la impunidad de los gobernantes, el saqueo de los recursos de este país y un me vale madres lo que piense la prole (dixit Paulina Peña), la ecuación parece estar formándose de manera tal que la marcha de este día 20 de noviembre mostró que las cosas no andan bien para este gobierno. No tienen una buena pinta. Nunca había visto una manifestación así. Y no por los que marcharon, sino por los que su hora de comida salieron a la calle a protestar -vestidos de negro- lo cual merecen el mayor de mis respetos. Todos, cada quien desde su nicho, ha aportado a enriquecer esta discusión y a poner los puntos sobre las íes (gracias, Benedetti, de nuevo) a este intragable gobierno.

Pero... ¿va Enriquito a renunciar? Lo más probable es que no. Usará todos los recursos a su alcance para tratar de mantenerse en el poder, porque finalmente, nadie quiere perder sus privilegios. Y hará uso de la fuerza público (cosa que ya advirtió), pero ¿sabrá Enrique Peña que su barco se va a pique? (citando a Benedetti de nuevo).

Pero más allá de su renuncia, ¿cómo van a componer una situación que ya no parece tener salida? La clase política está ahora sí en entredicho generalizado y la culpa es de ellos, por sus abusos, por sus desmanes, por su poca sensibilidad real por los problemas que aquejan a este país. Yo no sé si finalmente hagan renunciar al analfabeta de Peña Nieto. No sé si el descontento popular tome otros derroteros. Lo que me queda claro es que a dos años prácticamente de la llegada de este inútil, el país está en una situación que yo nunca pensé que iba a ver. Habrá que seguir los acontecimientos futuros, porque se está jugando más que una renuncia, se está jugando el destino de todo el país.




De Mario Benedetti...


 Y muy de acuerdo con lo que está pasando en este país, que se lo está llevando el diablo, recuerdo esta exquisita pieza de Mario Benedetti, que queda como anillo al dedo...

¿De qué se ríe?


(Seré curioso)

En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible

vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles

tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste

aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse

los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países

ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles

cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple

cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles

por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe

aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde

y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite

allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve

después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique

seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.

Wednesday, November 19, 2014

La percepción de la gente


En ocasiones he pensado que la percepción del colectivo popular no tiene fundamento. El mexicano muchas veces dice cosas de las cuales ignora, pero lo que afirma suena tan convincente que hasta es creíble aunque nadie pueda corroborar nada. Así, todos tenemos a un amigo que conoce a alguien en presidencia que sabe de buena fuente que Peña Nieto tiene sus amantes dentro de los Pinos. Y aunque el galancete que tenemos de presidente parece que es de ojo alegre, el comentario siempre cae en la categoría de chisme indemostrable que se esparce rápidamente por el país. Así, por ejemplo, en alguna oportunidad me enteré que alguien decía que la Editorial Selector solamente publicaba libros de ajedrez de Russek o míos. Que teníamos secuestrada la editorial. Argumento idiota si se ve la historia de las publicaciones de Selector, pues en los últimos 7 años, quizás más, no ha querido publicar nada de ajedrez. Pero no faltará quien crea que Russek o yo tenemos esa habilidad extraña para "secuestrar" la editorial y ordenar que no le publiquen a nadie más.

Y si hablo de esto, es porque mucha gente ha hablado de que Televisa impuso al presidente mexicano. Digo, son cosas que se dicen pero que no se pueden corroborar. Pero después del penoso espectáculo de la Gaviota ayer, en televisión nacional, quedó claro que Televisa tiene mucha más influencia en el gobierno de Enrique Peña Nieto de lo que pudimos haber imaginado. Porque no importa que con ese ceño fruncido y un enojo evidente, Angélica Rivera haya dado cifras de los dineros que le ha dado la empresa de televisión. Vamos, en el 2010 ganó unos 140 millones y dio casi 40 millones de impuestos a Hacienda. Le compró una casa a su madre en la Herradura, que barato no será (para los mortales) y además, tiene un departamento en Miami, que tampoco será barato, es decir, no es de interés social seguramente. Y si todo eso fuera poco, se compra una casa de 54 millones de pesos, pero con todo ese dinero que tiene, en lugar de pagarla en una sola exhibición, la paga poco a poco y en interés pagará unos 5 milloncetes de pesos. No es mi dinero, pero qué rara manera de hacer las cosas, porque ahorrarse 5 milloncitos no suena despreciable (para los mortales), ¿o si?

Y los dichos de la Sra. Rivera se parecen a caer en las arenas movedizas, en donde se dice (yo no sé si existan realmente), mientras más te mueves más te hundes. Y así parece en este caso, mientras más explica, más absurdas parecen sus explicaciones. Pero más aún, la señora Gaviota ha decidido deshacerse de su palacete posmoderno para evitar más críticas y para quitarle argumentos a los que atacan a ella y a su familia (que incluye a su amadísimo presidentito Peña). Es decir, en el 2010 empieza a hacerse un caserón maravilloso y tiene que esperar dos años para que termine la obra. Y ya terminada, ¡oh! por las críticas del populi decide que lo va a vender. Pero si todo es legal y transparente, ¿por qué tiene que hacer eso? ¿Por qué hacer caso a los envidiosos que jamás podrán ganar lo que ella porque no tienen los talentos de ella? ¿Por qué deshacerse de tan bonita propiedad entonces?

Pero me he distraído de la idea que animaba este artículo. Televisa, dice la Sra. Rivera de Peña, le pagó 88 millones más IVA por su trabajo. Debe ser cierto, pues televisa no ha dicho que no es cierto. O sea, ambos cómplices de una mentira ridícula porque todos los dichos de la Gaviota rayan en la falsedad completa, absoluta. Es simplemente de no creerse. ¿Y por qué Televisa sería cómplice con esta ridícula mentirosa? Muy fácil, porque tiene al lado a Peña Nieto, al cual evidentemente le han hecho la corte y son digamos, para decirlo coloquialmente, amiguitos.

Curiosamente todos los comunicadores en Televisa no dicen una sola palabra de las declaraciones de la Rivera. ¿que Televisa le pagó 88 millones de pesos? Pues "órale", deberían decir al mejor estilo de Brozo, que probablemente tan irreverente que dice ser, tampoco comentará nada de este tema. Y es triste trabajar en una empresa así porque si te portas mál, asume que te irás para afuera. Y nadie quiere perder su salario, que no será el de la Sra. Rivera, pero bueno, algo es algo.

Hay quienes indicaron por Twitter que los dichos de la gaviotita millonaria son falsos.

Ana de la Reguera:

"Chale...Para qué me fui a Azteca y después a L.A. si en Televisa pagaban tan bien".

O estos dos tuits de Cecilia Suárez @CeciliaSuarezOF

"Qué suerte la mía de ser actríz, talvez en unos añitos me compre mi casota de 7 millones de dólares, como Angélica Rivera. ¡Qué bien le va!"

"De pena ajena la respuesta d presidencia s/ la "Casa Blanca". ¡Ahora resulta q Angélica Rivera es un magnate y que le fían! ¡RINDAN CUENTAS!"
 

[Martha Debayle parece que dijo algo al respecto, pero resultó de una cuenta falsa de Twitter, por lo que quité su comentario.]

Algo que me parece destacable del mensaje de la Rivera es que sí, es una gran actriz. Le dijeron que se mostrara dura, sería, no furiosa. Que se mantuviese firme en sus dichos y que hablara con esa seguridad de que lo que dice es verdad. Digo, para eso es actriz, ¿no? Pues que le den un Ariel (no un Oscar por varias razones, i, porque es un premio extranjero y ii. porque seguramente el respetable se la comería viva).

Así pues, sólo queda la conclusión de que la mentirosilla Angélica Rivera es especial para Televisa porque me van a decir que ¿Ana de la Reguera no es tan buena actriz como la Gaviota? Pero bueno, así las cosas, me queda claro que esto no termina con las declaraciones de nuestra primera dama. Creo que todo esto no se detendrá aquí. Los impunes de siempre piensan que sus mentiras se creen porque la impunidad vive creyendo esto ¿y por qué es así? porque por décadas nos han dicho mentiras y el pueblo las ha asumido incluso con sarcasmo porque "ya qué", como se suele decir. Vamos a ver cómo se siguen dando los acontecimientos de este culebrón llamado México.

Tuesday, November 18, 2014

Entre la indignación y el coraje



Acabo de escuchar a dos personajes relevantes en el país, al presidente Enrique Peña Nieto, en uno de sus tantos discursos donde está indignado por las imprecisiones que los medios han hecho sobre la casa que su esposa, Angélica Rivera, "la Gaviota", tiene en la Lomas, con un valor de unos 7 millones de dólares. Dice el bonito y galán presidente que le ha pedido  su esposa que haga las precisiones de rigor para que todo quede aclarado y que no haya la mínima sombra sobre el patrimonio que se ha forjado la ahora primera dama de este país, porque todos sabemos, así nos dijo Enriquito, ha trabajado ella muchos años y desde luego, tiene los recursos para hacerse esa construcción por sus propios medios.

Peña Nieto estaba enojado e indignado. Porque miren que armarle este pancho cuando se va a China a trabajar por nosotros, por el país que tanto ama, pues habla de una ingratitud del pueblo para con él que nomás no. Pero en beneficio de la transparencia, su mujercita nos explicaría en poco tiempo, la verdad sobre su casita en las Lomas. De verdad, ¡qué ingratos somos los mexicanos!

Y no pasó mucho tiempo que sale la Sra. Angélica Rivera Hurtado, la gaviota, la dueña de las quincenas de Don Enrique Peña, a hablar públicamente respecto a su casita. Se le nota indignada, con coraje, enojada. Pero eso no quita que hable con firmeza y muestre unos contratos millonarios. No sólo eso, dijo que ha trabajado en Televisa por 25 años y que para el 2010 pagó a Hacienda la friolera de 37 millones de pesos, de unos 120 millones que ganó. ¡Vaya danza de millones!

Déjenme interrumpirla un momento, Sra. Rivera... porque sabe, no le creo una palabra. Porque usted no es la diva de México como para exigir esas cantidades de las que habla por lo que sabe hacer. Usted es una de tantas actricitas de televisa, y no ha sido ni remotamente la gran actriz de este planeta, no nos hagamos tontos. Chance y le creería una fortuna como la que ha mencionado si fuese María Felix, pero no La Gaviota, por favor. ¿Dijo que trabajó 25 años en televisa? Mi tía, Marga López, trabajó toda la vida en esa empresa. Era una de las grandes del cine  mexicano, de la época de oro. Y le digo algo, Sra. Gaviota, jamás, ni remotamente, pudo hacerse de esas cantidades que usted maneja con una soltura envidiable.

Pero sigamos... ah, nos avisa que tiene además un departamento en Miami, que seguramente habrá costado un par de millones de dólares. Claro, producto de su trabajo. Y además, todo por los hijos, ¿verdad? Mde pregunto cuánto dinero gana su ex-marido el güero Castro, porque si usted que es una más de las actricitas bonitas de la televisión gana millones y más millones, pues su ex debe haberse hinchado en dinero. Y claro, eso habla de algo más grave: ser artista parece ser la gran profesión donde se habla de millones cuando todos a duras penas hablamos de cientos de pesos, pero claro Televisa es la fábrica de sueños y de mentiras, porque le vuelvo a decir, Sra. Rivera, no le creo nada.

Vamos a ver la reacción de los medios después de su anuncio televisivo. Vamos a ver si alguien se tragó su absoluta mentira. Vamos a ver quién termina más indignado y con coraje: ustedes, que parecen hablar de millones como si fuesen cacahuates o bien, la mayoría de los mexicanos que en muchos casos no tienen qué comer o en su mayoría, vive al día. Vamos a ver...

Programación lúdica: El Dibujante Electrónico 1.0


La computadora es una herramienta versátil. Podemos hacer cálculos extremadamente complejos, jugar videojuegos, pintar como un gran artista o bien, procesar textos, entre tantas otras cosas que se pueden hacer con ste genial invento. De hecho, probablemente la computadora ha atraído a cada vez más personas gracias a que las cosas se ven en modo gráfico y los programadores se han empeñado en mostrarnos la analogía gráfica sobre la consola de texto, el modo terminal, indicándonos de alguna manera que una imagen vale más que mil palabras.


Partiendo de esta idea, hay en el mercado una buena cantidad de programas para dibujar. Ellos tienen una serie de heramientas que permiten cambiar colores, grosores de las plumas con las que pintamos, amén de manipular gráficamente las imágenes para hacer operaciones increíbles en términos de dibujo como cortar regiones, pegarlas donde se nos antoja, etcétera. Pensando en esto alguna vez pensé que sería un buen ejercicio escribir mi propio programa de "Paint", pero la verdad me daba mucha flojera rehacer lo que se ha hecho un sinfín de veces. Así que un día, viendo un pequeño robot que dibuja lo que ve en una fotografía, se me ocurrió hacer lo mismo, nada más que obviamente obviando el hardware. Nada de microcontrolador Arduino, cables y programa en Processing. No, pensé que podía simular lo que el robot que dibuja hace en papel yo haciéndolo en la pantalla de video. Y es así como nació "el dibujante electrónico".

La idea básicamente es hacerse de una foto, preferiblemente el rostro de alguien, aunque no es necesaria esta condición. El programa toma la imagen, hace una serie de procesos sobre ella y entonces decide pintarla. El resultado final se parece en general a la fotografía dada. Desde luego, hay imágenes más ad hoc para funcionar con este programa que otras, sin embargo, aquí lo que cuenta es la idea en sí.


El programa, algunos pueden creer, usa algunas técnicas de inteligencia artificial para reconocer el rostro y entonces hallar las características más relevantes del mismo, pero esto es demasiado complejo para hacerlo en un programa de esta naturaleza. Aquí lo que se hace el programa es usar una rutina para hallar los bordes (llamada canny edge detector), la cual nos da una imagen blanco y negra, en donde los puntos blancos son precisamente los bordes. El siguiente paso es invertir esa imagen para que quede positiva, es decir, puntos negros sobre fondo blanco. Finalmente se usa el filtro dilatación (filtro mínimo), para engrosar un poco los bordes. Con todo esto, el programa toma la imagen procesada y pinta sobre las regiones con puntos negros. Para ello se usa un pincel a manera de spray, pero con muy poca dispersión.

El resultado final es satisfactorio, pero hay cosas que pueden mejorarse. Una de ellas es que el programa pueda usar una webcam y capturar la imagen deseada, para así procesarla de inmediato. Esto daría un efecto como de "más inteligencia", aunque finalmente está procesando una imagen, una foto. Otra mejora es hacer que pinte más como un robot, es decir, que haga los trazos como si pasara sobre el papel, en este caso la región donde está pintando la imagen. Eso daría un efecto más realista.

A quien le interese este programa, escríbame a morsa@la-morsa.com y se lo mandaré por correo electrónico.

Sunday, November 16, 2014

Los nuevos modelos de negocios


Cuando la computadora personal se empezó a convertir en una máquina tan necesaria como el teléfono, los creadores de programas, las empresas que hacían aplicaciones, software, empezaron a proliferar y una naciente carrera en desarrollo de software se empezó a afianzar. e pronto, los programadores podían empezar a vivir de escribir código. De hecho, algunos programas requerían de grupos de trabajo enormes y los paquetes de software que hacían, que tenían muchísimas capacidades y opciones, se empezaron a vender a precios que podían llegar a 3000 dólares o más (por ejemplo, aquellos que tenían que ver con las animaciones tridimensionales, como 3d Studio).

Y tuvimos la suerte de ver estos mercados proliferar. Uno iba a la tienda en donde se vendían computadoras y había una enorme cantidad de software, el cual venía en atractivas cajas. Los precios oscilaban desde unas decenas de dólares hasta los complejos paquetes de 500 dólares (por ejemplo, Photoshop), hasta aquellos que ya rayaban en cierta especialización para usarlos. Fueron muchos años de este modelo de negocios.

Con la proliferación de las computadoras para casa y negocios, para la computadora casera, en Windows surgió el problema de los virus y salieron todo tipo de soluciones. Aquí, quienes estaban en este nicho, vendían sus paquetes de software y con el tiempo y el afianzamiento de Internet para las mayorías, podían cargar la base de datos de los virus existentes y mantenerlas actualizadas. Con esta idea llegó la de cobrar una cuota anual para mantener el antivirus actualizado.

Pero llegó Apple con su iPhone y con un modelo nuevo de negocios: la tienda de aplicaciones "app store", en donde uno podía hacerse de cualquier aplicación para el teléfono por menos de una decena de dólares en general. Sí, hay programas muy costosos para el iPhone/iPad/iPod, pero la mayoría no pasa de 15 dólares y creo que estoy exagerando. La virtud de la tienda de Apple es que no había que ir a una tienda física a comprar el producto de nuestro interés. Era mucho más fácil. Uno daba de alta la tarjeta de crédito y seleccionaba desde el iPhone la o las apps que nos interesaban y se descargaban automáticamente en el teléfono. Desaparecieron así las cajas de software y si van a cualquier tienda que venda computadoras, hallará que prácticamente la sección de software ha desaparecido.

Este modelo de negocios es interesante porque reduce los costos de la producción de software. No se necesita imprimir manuales ni tener un diseñador que haga una caja ilustrando las bondades del producto, Uno compra el software y si es necesario acaso, puede leer el manual como un archivo en PDF, por ejemplo. Cabe decir que en el caso de Apple la tienda virtual está controlada por ellos mismos y así se aseguran (o eso pretenden) una ganancia por cada app que se venda. Los teléfonos de Apple están atados a esta tienda virtual y si queremos usar otras, hay que hacer Jailbreak, es decir, eliminar la restricción que Apple ha impuesto. Se puede hacer pero hay que saber cómo se hace. Y como lo que hace la mano la hace la tras, empezaron a surgir otrar tiendas virtuales y Android tomó el ejemplo siendo menos restrictivo. Microsoft inició el mismo camino y ya tiene tienda virtual para Windows Phone y para Windows 8. Habrá que ver cómo estas últimas acciones del gigante de las ventanas son tomadas por el público.

Pero se siguen inventando nuevos modelos de negocios. Uno de los más exitosos y probablemente el secreto del éxito financiero es el que usa Telmex. La empresa telefónicas tiene una renta fija de millones de teléfonos residenciales a una cuota de unos 200 pesos por mes. Si hay 10 millones de teléfonos en las casas de este país, sólo eso implica 200 x 10 millones... Unos 2 mil millones de pesos por mes sin tener que hacer mucho, pues la infraestructura está ya puesta desde hace años y desde luego, siendo renovada porque las cosas no duran para siempre. Y este modelo precisamente lo están adoptando Adobe y Microsoft. Por ejemplo, uno puede descargar la suite de Adobe y usarla gratuitamente por un mes, pero después de esto, hay que pagarles unos 50 dólares por mes para seguirla usando. Digamos que nos obligan a pagar una renta. No compramos el software y ahora sí, nos licencian su uso por el tiempo que lo requiramos. Si mañana ya no necesitamos usar cualquiera de estos productos de Adobe, simplemente dejamos de pagar y el sistema nos deshabilita de poderlo usar.

Microsoft, por su parte, nos ha vendido N versiones de por ejemplo, su suite de oficina. MsOffice es un producto muy usado y cada cierto tiempo salen nuevas versiones. Vamos, hasta hicieron un procesador de palabras para niños en algún momento, que no es otra cosa que un Office personalizado para un nicho de mercado. Sin embargo ahora, con el acceso a Internet, Microsoft tiene Office 365 que corre desde la nube y copia de alguna manera la idea de rentar el tiempo que usas una aplicación. Por unos 80 pesos al mes puedes usar Office 365. De nuevo, no compras más el producto, te lo rentan y eso a la larga es una idea interesante para tener ingresos contínuos. Y sí, siempre se tiene la última versión accesible pero, seamos francos, ¿quién necesita más cosas de las que ya usa en Word, por ejemplo?

Hoy encuentro hallo que un programa para desarrollar código en Pascal con Objetos (Delphi), llamado AppMethod, ha decidido seguir el mismo camino. Cuesta unos 300 dólares por año (25 dólares por mes), pero solamente para desarrollar en una sola plataforma, Android, iOS, WP8 o Mac OS X. Si se quiere  tener todas las plataformas, la renta anual es de unos 1300 dólares, aproximadamente. Y si lo pensamos, el programa no es tuyo. Yo muchas veces paso meses sin necesidad de programar nada. Y si compro alguno de estos paquetes, encuentro que cada día de la renta que estoy pagando y que no utilizo, significa perder dinero, ¿no?

Son modelos de negocios y me imagino que la industria está atenta sobre lo que mejor funciona. La idea es monetizar a Internet. Y para que vean a lo que me refiero, YouTube ya ha hecho algo normal que antes de un video ponga un anuncio, el cual puede cancelarse a los cinco segundos. Sí, pero ya me ha tocado ver videos que a la mitad del mismo, de nuevo, insertan otro video con un anuncio... Y sí, lo sé, es gratis, pero quizás ya se están pasando en este sentido, ¿o tampoco?

La sexta partida entre Carlsen y Anand


Ayer se jugó la sexta partida por el campeonato mundial de ajedrez. Carlsen inició con 1.e4 y Anand entró a una siciliana con 1. ... c5. Aparentemente Kasparov y otros no estuvieron muy contentos con la elección de la defensa del retador. El campeón mundial en lugar de entrar en una variante posicional con g3, entró a la siciliana abierta y se iniciaron las hostilidades. Las damas fueron cambiadas y de pronto se llegó a una posición que prometía mucho para Carlsen. No había -como lo indicó en la conferencia de prensa- un remate a la partida, pero claramente estaba mejor. De pronto el noruego hizo una jugada que califica como error gravísimo y que pudo costarle la partida. Anand pensó un  minuto y respondió con una jugada que no explotaba el grave error de Carlsen.


 Carlsen jugó 26. Rd2 y pudo haber quedado literalmente perdido después de 26 ... Cxe5 27. Txg8 Cxc4+ 28. Rd3 Cb2+, seguido de 29. ... Txg8. Pero Anand jugó 26. ... a4 y Carlsen no volvió a equivocarse.

Aparentemente Magnus Carlsen se dio cuenta de su error cuando estaba escribiendo la jugada que hizo en la papeleta. Aparentemente Anand vio la misma jugada ganadora después de haber movido el peón de a. Carlsen en la conferencia de prenss dijo sentirse muy afortunado por lo que pasó. En la elite un error de estos te hace perder la partida y si Anand hubiese visto la jugada ganadora, podría estar condenando el match u obligando a Carlsen a jugarse el todo por el todo.

Curioso es ver como ahora todos los comentaristas hablan desde la perfección del motor de ajedrez, del engine, que les dice con certeza suprema las mejores jugadas. He leído a individuos que critican el error (tanto de Carlsen como de Anand), y no los bajan de "patzers" porque claro, desde el engine de ajedrez todos lo somos. Carlsen y Anand están jugando un encuentro muy complicado, como todos los campeonatos mundiales, en donde además, hay que agregársele que se están jugando solamente 12 partidas. No son esos antiguos matches de 24 partidas, no. Ahora son doce partidas y si hay un empate, se irán a jugar partidas semirrápidad e incluso una del estilo "armageddon", donde al blanco se le dan me parece 6 minutos, contra cinco del negro, pero en donde el empate es declarado el triunfo.

Y no se me malinterprete, los engines son fenomenales porque dan evidentemente una valoración mucho más precisa y nos da una estupenda idea de lo que está pasando. Pero éste es un match en donde no sólo hay ajedrez, hay nervios, hay psicología, hay mucho más que 32 piezas en el tablero escaqueado.

De protestas y peticiones de renuncia



Los desaparecidos de Ayotzinapa es probablemente el peor problema que algún gobierno mexicano ha tenido desde la matanza del 68. El gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, que no parece ser más que un títere parlachín que sólo sale a dar discursos y a viajar a remotos lugares para huir de la realidad nacional, todo lo ha hecho tarde y mal. Las conclusiones del exhausto procurador Murillo Karam se desvanecen y nadie sabe aún de la verdadera suerte de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

Pero regresa Peña Nieto de su gira ridícula, en donde firmo N acuerdos que probablemente se guarden en alguna parte, porque a nadie le importan, y ante el panorama hallado en el país advierte que no quiere ni espera tener que hacer uso de la fuerza pública, de la cual está legítimamente capacitado. Claramente esta es una señal de que las cosas se le están poniendo feas. Y se están poniendfo así ante una descomposición gigantesca del gobierno y sus instituciones. Hoy en día las protestas empiezan a tomar formas diversas. Destruyen una sede local del PRI en algún estado, queman automóviles y para colmo, unos judiciales se meten a la UNAM dizque a investigar el robo de un celular y sale un estudiante herido, un perro muerto y un auto incendiado. Y hay muchas manifestaciones más, por ejemplo, la de ciudadanos que han ido a las grandes tiendas para armar un sanquintín por el "Buen Fin" y en algunos casos han obligado a las tiendas a cerrar para evitar que las cosas se pongan peor. El escenario es el de un polvorín y el primer culpable de esto es este gobierno indolente, que prefiere irse a que le aplaudan a China y Australia a enfrentar un país que está llegando al límite de la paciencia.

Ya llevamos años, desde los últimos de Fox y todo el sexenio de Calderón, hablando de la inseguridad. Se han hecho marchas enormes, en donde todos van vestidos de blanco para simbolizar que se busca la paz. Han salido carteles como el de "No + Sangre", iniciativas para bajar la inseguridad, reuniones con los altos mandos del gobierno, incluso el propio presidente, pero pasan los años y las cosas no sólo no mejoran, sino que están empeorando. Los normalistas desaparecidos son ya la gota que derrama el vaso y que demuestra que el gobierno, el Estado en pleno, está lleno de bandoleros, de rufianes, de criminales, de impunidad, a quien no le importan las críticas del pueblo y se siguen burlando de él construyendo casas de 86 millones de pesos para la Gaviota y su bonito esposo e inútil presidente.

Evidentemente la percepción de las cosas está supeditada a lo que leemos, a las redes sociales, y al cúmulo de situaciones que nos hacen abriri los ojos con asombro y coraje. Sin embargo, ningún hashtag como #RENUNCIA EPN va a hacerlo renunciar. Quitar a un presidente, a un gobierno -el que sea- no se va a poder hacer con mensajitos en Facebook o Twitter. Debe haber un sinfín de acciones que se vean y que pongan verdaderamente en jaque al gobierno. Y las acciones no son marchas vestidos de blanco o mensajitos en la red Internet, sino acciones que impidan que el gobierno se salga con la suya o que ignore al pueblo como lo ha estado haciendo sistemáticamente por años.

México, en mi opinión, se acerca a una peligrosa espiral que puede hacer que las cosas acaben muy mal, de verdad, muy muy mal. Peña Nieto es incapaz de resolver la situación pero nadie quiere perder sus prebendas y canonjias. Ya parece que dejar el poder es cuestión de pedírselo amablemente. Quien crea esto es un tonto de capirote o quizás un niño ingenuo de 6 años.

Tuesday, November 11, 2014

De la impunidad cotidiana


Este México nuestro cada vez duele más. Vemos por ejemplo, el caso de Ayotzinapa, con un sinfín de errores, datos falseados, hechos supuestamente confirmados que solamente generan más dudas. Vemos a un Murillo Karam que quiere verse como eficiente pero que cada vez que enfrenta a los medios de comunicación sale con certeras teorías de lo que ha pasado con los 43 normalistas desaparecidos, pero que nadie finalmente cree. Ahora, por ejemplo, parece que la detención de los Abarca en el DF fue un montaje y además, curiosamente, con esta captura -siendo estos personajes los principales sospechosos del ilícito- el caso tendría que haberse resuelto, pero ahora está más confuso. Suena francamente desesperante creer que 43 cuerpos fueron incinerados y que sólo quedaron uno que otro hueso. Como si incinerar cuerpos se hiciese fácil y rápidamente.

Aparte de ello, Enrique Peña Nieto y su linda esposa, la pareja más bonita de latinoamérica a nivel presidencial, ahora está viajando por China, en donde ya se han tomado N fotos, se han vestido con ropas muy de la China y han posado para las cámaras como si estuviesen en un festejo. Lástima que aquí el país está que arde y el presidente mexicano se da vuelo en una visita que francamente ni siquiera es necesaria. Y bueno, ni hablar de la comitiva que lleva el mandatario. Aparte de montones de personas que quién sabe cuál es su labor, la primera dama lleva a us equipo de maquillistas. No importa lo que cueste. La señora es la primera dama y debe verse bonita. ¿Que lo pagan los mexicanos? Que lo paguen. ¿Quién les manda querer una cotizada actriz local como primera dama?

Pero fuera de estas menudencias, sale a la luz pública la casa que supuestamente es de Enrique Peña Nieto y de "la Gaviota". Una mansión de 7 millones de dólares aproximadamente, que a decir de Presidencia, la Sra. Rivera de Peña Nieto, pagó de su propia bolsa porque ella es muy solvente. Resulta que es la primera vez que una actriz de Televisa gana tan bien. Y se los digo con los pelos de la burra en la mano. Mi tía era Marga López y jamás, ni remotamente, pudo hacer en una carrera de más de 60 años, una fortuna como la que Angélica Rivera ha gastado en la casita que se le ha encontrado en las Lomas.

Pero miren, no importa eso, porque el pueblo mexicano es tan tonto que cree que la versión de Presidencia puede ser verdadera. No importa que crean o no, porque en la impunidad todo se vale. Mentir es parte del vivir cotidiano de estos políticos ladrones, porque no tienen otro nombre. Tener ochenta y tantos millones de pesos implica que tienes un estilo de vida que permite mantener semejante mansión. Vamos, que tu cuenta en el banco debe ser mayor a eso, indudablemente. Mantener una casa que cuesta esos millones debe ser harto costoso pero de nuevo, no importa, la Sra. Rivera o bien, su ahora esposo y presidente de este país, con su sueldo de 150 mil pesos por mes, podrá solventar los gastos de esa bonita mansión.

¿Cómo es que Presidencia se atreve a afirmar que la Sra. Rivera se pudo comprar esa casa con su trabajo en la televisora que siempre estuvo, sean los años que haya estado ahí? Misterio... Bueno, ni tanto, porque simplemente esto tiene un nombre "impunidad", que probablemente los personajes mencionados vean como "envidia de otros por lo que tenemos legítimamente." Y claro, eso de legítimamente es un eufemismo, por si no lo habían notado.

Y el tema es ése: la impunidad que puede sobre todas las cosas. Tenemos a Romero Deschamps, que es capaz de presumir relojes costosísimos y regalarle a su hijito un coche de 2 millones de dólares. No hay quien siendo líder de los petroleros pudiese ganar tanto dinero, a menos que robe. Y todos sabemos que es un ladrón, pero qué le vamos a hacer, así es este país.

La que se debe estar muriendo del coraje es la maestra Elba Esther Gordillo, porque por pasarse de lanza la agarraron y la encarcelaron, amén de haberle quitado N propiedades pero peor aún, haberle quitado el acceso al dinero de la educación en México. "Es un ejemplo que pone el Gobierno de este país para demostrar que nadie es impune". Lástima que una golondrina no hace verano, porque aparte de los ya citados, tenemos a "Napo", el líder de los mineros, que parece ser que se robó la friolera de 40 millones de dólares y se ha refugiado en Vancouver Canadá, aunque probablemente pueda ya regresar a México porque si mal no recuerdo, tiene un amparo que lo protege de todo mal.

Y por eso este país se está yendo al caño, porque la impunidad de unos pocos, que hacen alarde excesivo de este mecanismo, sólo demuestran que es tonto el que actúa decentemente, es un idiota que merece ser un pobre diablo. Aquí la impunidad tiene patente de corso en este país y el que no la aplica pues merece todo lo malo que le pasa.

Por eso nada va a pasar con el escándalo de la mansión de la Sra. Rivera, o con el avión de 8 mil millones de pesos para el bonito presidente. Nada le va a pasar a Romero Deschamps o a "Napito". Nada le pasará a Montiel aunque Madrazo, su compañero de banca (otro rufián impune), le haya sacado sus trapitos al Sol para sacarlo de una contienda presidencial en donde quedó en tercer lugar por no decirlo último. Pero a Madrazo qué le importa, si su impunidad llega hasta Berlín para hacer trampa en una competencia como el Maratón, ahorrándose 10 kms que los demás corrieron pero él no. ¿Ven? Por eso estos alemanes no dan una, porque ni utilizan este bonito mecanismo que hace de la impunidad casi un acto religioso.

Así las cosas en este México que de verdad, se está cayendo a pedazos.