Wednesday, February 13, 2019

La miseria humana



Publiqué hace muy poco, la iniciativa que bauticé como "Reto Tiscareño", pues la idea original es de David Tiscareño, un muy buen amigo al que le gusta mucho el ajedrez y con el que trabajamos en el tema.

David, como puse en la entrada original, es un amante de los libros y cuando quiso empezar a deshacerse de muchos de ellos que ya leyó y que no uiere tenerlos más, los quiso vender en la librería de viejo, pero ante el precio que le ofrecían: un peso por libro, decidió no venderlos pero sí regalarlos. Como mencioné, como yo viajo mucho en transporte público, me ofrecía a ayudarle en su iniciativa. Así, yo me llevaría un libro, encontraría a alguien a quien regalárselo y listo, misión cumplida. Entonces David me daría un segundo libro y ejecutaríamos la misma mecánica.

El primer libro se lo llevó un oficial de policía, que está en la estación Olivo del MetroBús. Me tomé una foto con él para dejar constancia que había dejado el libro en nuevas manos y listo. Puse el artículo de mi blog en Facebook y varios aplaudieron la iniciativa, que es de David, y que además, él "patrocina", por decirlo de alguna manera, puesto que los libros los dona él. Yo solamente los entrego en su momento.

Pero no falta el miserable envidioso, que en este caso se llama Pablo Tamayo, cuya página en facebook es https://www.facebook.com/arturo.aguirre.10485 (dice Arturo Aguirre pero la red social muestra la página de este señor Tamayo), quien contestó a mi nota con:


"Pablo Tamayo Regalo un libro, me tomo una foto y me hago publicidad... #soybuenapersonasiono :v"

Y continuó en el siguiente mensaje con:

"Pablo Tamayo Morsa, si quieres regalar libros a personas que lo necesiten, hay varios colectivos que juntan bibliotecas para comunidades necesitadas (e.g. "Brigada para leer en libertad", el grupo FB "El rincón de la cháchara", etc). Pero si lo que realmente quieres es compartir SELFIES y disfrazarlo como altruismo, pues sigue así, vas bien."

Me sorprendió lo miserable de sus comentarios. Si me tomé una selfie con el que se hizo acreedor a ese libro, fue para que quedara constancia, no para mostrarme como el más bueno. Eso simplemente habla de la calidad moral de este señor Tamayo, que supongo, pretende que solamente se puedan hacer buenas acciones a partir de instituciones. Es claro que me tiene envidia por algo, porque miren, criticar hasta la mínima buena obra que uno puede hacer me parece de una miseria personal espantosa.

Y si he decidido exponer a semejante personaje públicamente es porque no se vale esta crítica a todo porque cree, desde su lamentable perspectiva, que todo acto se hace por una razón y que no puede haber bondad de nadie. Seguramente piensa como el león, que cree que todos son de su condición.

Así las cosas.

Monday, February 11, 2019

México, sus políticos y sus declaraciones patrimoniales



Este nuevo gobierno de la cuarta transformación, lo cual es un mero slogan publicitario, ha indicado que los miembros del gabinete del flamante presidente AMLO, estarían obligados a presentar su declaración patrimonial, vamos, qué bienes tienen. En caso de no hacerlo, el peje dijo que sacaría al infractor de su gabinete. Fue una manera casi de obligar a los nuevos personajes de esta administración, a mostrar transparencia.

Pues bien, Olga Sánchez Cordero, magistrada de la Corte Suprema desde 1995 hasta el 2015, tenía que presentar su declaración patrimonial pero se olvidó declarar un departamento que tien en Houston, el cual está valuado en 11 millones de pesos. Aparentemente la señora no tendría ningún problema para justificar esa propiedad, pues en 20 años de ser magistrada de la Suprema Corte, seguramente le dio el dinero para poder comprar dicho inmueble.

Jiménez Espriú, por otro lado, parece que tiene un departamento en Houston, pero ya salió el funcionario a decir que  el departamento en la torre Briar Place, en Houston, Texas, que no incluyó en su declaración patrimonial, era de su esposa y luego cedió a su hijo las acciones del inmueble. Yo quiero suponer que el ingeniero Jiménez Espriú puede justificar esa propiedad sin ningún problema, pues siempre ha sido un profesional exitoso.

Pero estos dos ejemplos narran una historia que en este país se convierte en vergonzosa: tener dinero es casi un delito. Si alguien trabaja y ahorra, si hace negocios bien habidos, si invierte en lo que sea y obtiene buenas utilidades, es justo pues que las reciba, y finalmente, todo eso podría justificarlo. Pero cuando tenemos tantos casos de corrupción, de personajes que se han hecho millonarios de la noche a la mañana, de personas que ostentan un cargo público y de pronto viven en una ostentación desmedida, nos hace pensar que el dinero es producto de chanchullos, de trampas, de corruptelas.

Y se me ocurre pensar en la "Maestra Gordillo", esa guerrera que congeló Enrique Peña Nieto por seis años y de pasar a ser una mujer enferma, que requería de cuidados especiales para así justificar no estar en prisión, de pronto gana las instancias judiciales y ya la tenemos diciendo que "es una guerrera", y piensa regresar con todo. Vamos, que todo lo que se robó -porque recordemos que la Gordillo es maestra de escuela primaria- le dio para propiedades en Polanco y San Diego, sitios nada baratos en realidad. Y no importa que sepamos que es una ladrona de siete suelas, el hecho es que va por la vida consumiendo vestidos y bolsas de marca de 30 mil pesos, fundando partidos políticos que le dejan más dinero. Lo que interesa es que tiene cara para seguir en la nota pública.

Otro personaje nefasto es Romero Deschamps, líder petrolero con una fortuna espantosamente grande. Es un tipo al que le encantan los relojes finos y no le importa mostrarlos públicamente casi en tono de burla. Y así, va por la vida derrochando y viviendo como hiper-rico. Así las cosas.

Por ello, el sospechoso por omisión el tener dinero. Si alguien -como la Gaviota- se compra una casa de 80 millones de pesos, la malograda "casa blanca", hallamos que ella sale a decir que esa propiedad se la ganó con el sudor de su frente al trabajar por 20 o 30 años (qué más da), en la empresa Televisa. Y no importa lo que digan todos los demás artistas, ella, la Gaviota, sí, Angélica Rivero, ganaba millonadas aunque otras actrices de más nombre del Canal de las Estrellas no llegaran a percibir esas cantidades. Y como nadie puede probar que la Gaviota había ganado dinero ilícito, pues no queda más que creerle o bien, pensar mal. Y en este país parece que "piensa mal y acertarás" es el lema que todos seguimos.

Para resumir todo esto podría citar a Confucio (año 550 antes de Cristo), que dijo: "En un país bien gobernado, la pobreza es motivo de vergüenza. Pero en un país mal gobernado, el motivo o de vergüenza es la riqueza".

Regalo un libro



Un amigo mío, David Tiscareño, es un amante de los libros. En su oficina tiene un enorme número de volúmenes de muchos temas, los cuales incluso tiene en alguna parte catalogados con marcas de diversos colores en el lomo de los libros. Muchos de esos libros ya los leyó y en un momento dado decidió deshacerse de ellos. Una primera opción fue llevarlos a las librerías de viejo, pero el resultado fue decepcionante: le daban en promedio un peso por libro.

David entonces decidió mejor regalar sus libros. Se le ocurrió que una idea: regalar sus libros, uno por uno, a los transeúntes. Como yo estoy mucho tiempo en la calle, muchas veces puedo interactuar más fácilmente con otras personas en la vía pública. Así, David me da un libro y yo me encargo de "colocarlo" con algún lector. Una vez realizada la tarea, llega el siguiente libro. El primer lector beneficiado fue un policía de la estación Olivo del Metrobús (ver foto). Es uno de los libros de ciencias ficción de Asimov y esperemos que el oficial disfrute de su lectura.


Así, llamé a esto "el reto Tiscareño" y quien me vea en la calle y quiera un libro, pídamelo y si lo tengo en ese momento, se lo regalo, cortesía del buen David. Desde luego, habrá ocasiones que no tenga libro que regalar y me disculparán por ello, pero cuando lo tenga, bien podrían hacerse de alguna obra interesante y así todos saldríamos beneficiados, pues el libro sigue transmitiendo conocimiento y llega a más personas.

Todo el crédito es de David Tiscareño. Lo único que hago yo en este caso es simple: apoyo y así.

Sunday, February 10, 2019

Del nuevo gobierno y los expertos al vapor



El gobierno que encabeza López Obrador, el Peje, sin duda ha hecho un número de decisiones dudosas, por decir lo menos. Sin embargo, hay ue reconocer que ha empezado a enfrentar con valentía el sinnúmero de situaciones en donde las administraciones pasadas simplemente ni siquiera veían. El ejemplo más notable es el huachicoleo, en donde un número de personas picaban los ductos de Pemex y sacaban la gasolina para venderla en el mercado negro. El costo a la paraestatal es indeterminado pero el hecho de que este gobierno haya decidido enfrentar el fenómeno ya es aplaudible.

Pero las decisiones que se tomaron afectaron el abasto de combustible en el país, y entonc3s, los detractores del Peje salieron con que éste era el primer paso para convertirnos en la nueva Venezuela. Yo sé de la molestia que es levantarse muy, pero muy temprano, esperando que no haya mucha gente para cargar gasolina, pero el fenómeno de desabasto duró unos días. Hoy, los detractores de AMLO ya no dicen nada al respecto pues el abasto se regularizó.

Por otra parte, se han encontrado toda clase de irregularidades en muchas de las actividades en donde el gobierno está presente de alguna manera. Por ejemplo, en Conacyt se tiene a la Dra. Elena Alvarez-Buylla Roces, impecable como académica y que me asombra que haya aceptado el puesto de directora de esta institución, que busca regular y apoyar el quehacer científico.

El análisis de la Dra. Alvarez-Buylla ha mostrado que una serie de programas de apoyo se han dado a trasnacionales, lo cual suena curioso porque, ¿no debería ser al revés? Y también habló de las cátedras Conacyt, donde unos 1500 científicos reciben dinero por no sé qué labores. Y la idea pudo haber sido buena en algún momento pero aparentemente se ha desgastado. En fin, de un presupuesto de 24 mil millones de pesos, que parece abrumador pero que para la ciencia de un país como México es muy poco, mucho de éste se va en outsourcing, es decir, contrataciones externas para desarrollar diferentes áreas, por ejemplo, la de comunicación social. Y ojo, no se habla de unos miles de pesos, sino de cientos de millones.

Pero el punto curioso es que ahora, gracias a las redes sociales, salen los expertos al vapor en cualquier tema. Todos, desde su cómodo asiento y frente a su computadora, ponen en Facebook sus despiadadas críticas y dan sus sabios consejos sobre lo que se debería hacer. Y así, hay expertos en huachicol, en ciencia, en artes, en estancias infantiles, en el tema que uds. gusten y manden, y todos ellos se sienten con la autoridad moral de decir lo que hay que hacer para que este país funcione.

Y yo me pregunto, ¿por qué aparecen ahora? ¿por qué no hablaron antes? ¿de dónde salió tanto experto al vapor? No lo sé, pero les haré una sugerencia: dejen su red social y vayan a Conacyt, a la instancia que quieran, y pónganse en disposición de pedir trabajo para arreglar como sólo uds. saben arreglar las cosas. Porque hablar todos hablan, pero de comprometerse no veo absolutamente nada.

Y antes de que empiecen a acusarme de chairo y no sé cuánta estupidez más, les diré que no creo que AMLO sea el mesías, el salvador de este país que me parece, es inviable. Yo espero que se reduzca esta corrupción que llegó a extremos inimaginables. Nada más echen un vistazo a la cantidad de gobernadores priístas que fueron acusados de robos millonarios al erario. Nada más fíjense cómo estábamos antes y el desastre que se dejó en la administración federal. Al menos el peje da la cara diario y aunque dice mucha burrada, ahí está, al pie del cañón, amén que le está sacando los privilegios a la clase política. Sí, a esa clase que vivía como reyes y que ignoraba y despreciaba al pueblo, y que lo exprimió tanto como pudo. Ahí está Los Pinos, una especie de bunker que cuando se abrió al público se mostró desvalijado. ¿Y por qué se veía así? Porque se llevaron todo, porque en el fondo sabían que mostrar la opulencia presidencial no iba a caer nada bien a nadie. Pero bueno, ahí están los hechos. Vamos a ver quién se anima a pasar de las palabras y las críticas al gobierno, a las acciones.

Sunday, February 03, 2019

¿Por qué sigue habiendo virus en Windows?



Hace un par de días enfrenté un virus ransomware en mi máquina. Miren que me precio de estar bien educado en cómputo: no abro archivos de correos que desconozco, no bajo programas de sitios inseguros, no hago cosas que en general hacen que las máquinas se infecten, pero de alguna manera entró este virus ransomware (“rapid” se llama) en mi máquina y empezó una pequeña pesadilla.

Lo primero que noté es que la máquina parecía estar lenta. Tardaba incluso en refrescar la pantalla rápidamente, como siempre lo hacía. No le di demasiada importancia pero habría que habérsela dado, pues fue un síntoma importante. Pero al día siguiente, al arrancar la máquina, empezó con un comportamiento errático y entonces empecé a sospechar que algo realmente andaba mal. El administrador de tareas se cerraba sin que yo lo hiciese o había un aviso de querer re-arrancar. Y de pronto, apareció un mensaje diciendo que mis archivos estaban encriptados. Escuché entonces que el disco duro tenía una actividad exagerada. Apague la computadora entonces y decidí investigar qué hacer.

Como ya el virus me había dicho que había cifrado mis archivos, sabía de qué se trataba. Encendí la máquina y maté todos los procesos que me parecieron sospechosos. Un archivo llamado info.exe parecía ser el culpable del cifrado. Los archivos comprometidos tenían todos un añadido, que era ".rapid".

Aparentemente el virus había hecho su tarea y se había auto-borrado. La razón de esto es que si alguien puede hacerse del virus, quizás pueda ver cómo cifró la información y así ayudar a los usuarios afectados a descifrar la misma. Desde luego que se me pedía un rescate en bitcoins, el cual no pensaba dar por dos razones: primero, porque está demostrado que una vez que se paga, prácticamente nadie recibe el decodificador de los archivos cifrados y los ciber-criminales en realidad no les importa ayudar. Hicieron lo que quisieron, se salieron con la suya y finalmente ¿quién confía en quien te hace daño?

Revisando los archivos comprometidos, encontré que el virus había cifrado mis carpetas con mi tesis. Cada vez que hacía modificaciones a la misma, copiaba toda la carpeta y las iba numerando. Tenía las últimas cinco o seis versiones de la tesis. El virus cifró las imágenes realmente, pero no mis archivos “.bib” y “.tex”. También el virus cifró una carpeta de archivos públicos con imágenes y un par de carpetas donde tenía mi código fuente de mis programas en Delphi. Parecía pues un desastre.

Pero en realidad, como mencioné al principio de este artículo, fue una pequeña pesadilla, porque tengo respaldo de todo, de mi tesis, de mis imágenes, de mi software, etcétera. Simplemente borré los archivos cifrados y puse los nuevos. Esto me salvó de un feo coraje y de un problema que me hubiese quitado mucho tiempo solucionar.  Vamos, en un par de horas tenía todo de nuevo como estaba originalmente.

Entonces me pregunté ¿por qué Windows sigue teniendo estos problemas de seguridad? ¿Por qué no es como Linux o OS X? Hay muchas razones para ello. La primera es que Windows está construido en un sistema de archivos en donde en una sola carpeta está todo el sistema (C:\Windows). Si eliminamos uno de los archivos de esa carpeta podemos dejar inutilizado el sistema. En Linux no es así, pues hay varias carpetas del sistema, por ejemplo /bin, /usr, /root. Vamos, el sistema está distribuido en muchas carpetas. Una segunda razón es que en Windows los programas tienen la extensión .exe, lo que hace que los criminales y programadores de virus puedan atacar estos archivos. En Linux no se necesita de estas extensiones particulares, pues se pueden crear modos para que los archivos hagan lo que queramos y no necesitamos siquiera ponerle extensión.

Pero quizás lo más importante: Linux tiene un sistema de archivos con permisos, en donde cada archivo puede ejecutarse, leerse o escribirse. Esto puede regularlo el usuario y así, por ejemplo, cualquiera puede meterse a mis archivos, por ejemplo, pero no puede, si no quiero, que los modifique. Los permisos los da cada usuario del sistema. Esto se puede hace también con las carpetas, por lo que un virus podría adentrarse, pero si no tiene los permisos del usuario, no puede modificar ningún archivo de ninguna carpeta.

Esto no quiere decir que Linux no pueda sufrir de virus, pero claramente es más difícil que esto ocurra porque el sistema jerárquico de permisos, por mencionar uno de los puntos importantes, permite controlar quién puede leer, escribir o ejecutar un archivo o meterse en una carpeta determinada.

Así, ¿por qué Windows no crea un sistema de permisos? Lo tiene, pero nadie lo usa y además, es poco efectivo porque hay que pasar por una serie de ventanas para hacer esto. Si Microsoft quisiese, debería hacer una forma mucho más simple para realizar esta tarea, además de hacer una jerarquía real en los usuarios para otorgar y dar permisos. Así, por ejemplo, cuando un programa se quiere instalar, el sistema siempre podría avisarle al usuario que alguien está tratando de instalar un programa en particular y entonces podríamos revisar qué está pasando. Muchos antivirus tienen esto implementado y no entiendo por qué Microsoft no toma las acciones pertinentes.

Sí, Windows ha ido evolucionando con los años y un problema que tiene es que debe mantener muchas cosas del pasado para que los siguientes sistemas puedan trabajar con lo que el usuario tiene. Y esto sin duda tiene un costo. Pero claramente, con esta nueva generación de ransomware, bien podría pensarse que hay que decidir nuevas acciones y quizás incluso, ir modificando el sistema para hacerlo de verdad más seguro.

Sunday, January 27, 2019

Premios Oscar 2019: otra vuelta a lo mismo



Cada cierto tiempo encuentro que en este país el tercermundismo es como una enfermedad incurable. Cada vez que aparecen las nominaciones a la estatuilla Oscar, si hay algún mexicano en ellas, montamos una fiesta mediática bárbara, como si ya hubiésemos ganado. Y para colmo, validando un premio que da la cinematografía gringa y desvalorizando la estatuilla mexicana, el Ariel, que a nadie le importa si existe o no.

El asunto es que Cuarón, quien vive y trabaja en los Estados Unidos, ha sido nominado diez veces diez por su película "Roma", la cual además, es una producción de Netflix, es decir, como ya es costumbre en este caso, México no ha apoyado ni invertido un peso en el trabajo del afamado director.

La Academia de Artes Cinematográficas de los EEUU ha nominado a Roma en las categorías: Mejor director, mejor película, mejor película extranjera, mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor guión original, mejor fotografía, mejor diseño de producción, mejor sonido y mejor mezcla de sonido. Y curiosamente, el día de las nominaciones estaba yo desayunando en una fonda cuando en el programa Hoy, en donde están estos pseudo-locutores que son además solamente importantes para Televisa, como Galilea Montijo o el Burro Van Rankin, hablaban de lo maravilloso que había sido el tener tantas nominaciones... Y pedían entonces para las redes sociales el hashtag: #Todossomosroma... Eso para que vean el nivel de tercermundismo, del supuestamente alegrarse porque hay un mexicano que al final del día la está haciendo en el cine estadounidense aunque repito, Cuarón vive, come, duerme, trabaja y sueña en los Estados Unidos. Aquí no le hace caso nadie. Aquí no le dan un peso para sus filmes. Pero eso sí, lo nominan y se nos hincha el pecho de orgullo ante semejante personaje mexica, que trasciende las fronteras.

Yo no he visto aún Roma y por eso no doy mi opinión al respecto. Hay argumentos encontrados y hay quien dice que es  una joya mientras que otros indican que es un capítulo de la Rosa de Guadalupe pero filmado en blanco y negro. No lo sé, nomás digo sobre lo que he leído. Pero como todo mundo en las redes sociales se sube al tren del mame, entonces vemos como aplauden a rabiar a Cuarón, ese extraordinario mexicano, aunque sólo le hagamos un poquito de caso si es que hace el suficiente ruido por sus películas.

Son diez nominaciones y probablemente gane en más de una. Y si eso pasa, aquí trataremos de nuevo como héroes a los ganadores, hasta que llegue el siguiente show mediático. Y por mí, ojalá que ganen, pero yo no me identifico con Cuarón porque él es mexicano nomás en el papel, porque su trabajo no lo hace aquí, porque vive fuera del país y porque en México muchas veces no es cuestión de talento para recibir apoyo, sino de tener las palancas correctas.

Así las cosas...

Saturday, January 19, 2019

El libro de los Guliev: decepcionante



Hace unas semanas vi un libro que me pareció interesante: "Test your chess skills", de Logman Guliev y Sarhan Guliev. El primero es maestro internacional y el segundo es gran maestro. Tengo la impresión que son hermanos por las fechas de nacimiento (1968 para el GM y 1974 para el MI).

Como otros libros, este es de ejercicios de ajedrez, en ocasiones de táctica, en otras ocasiones de estrategia. Cada diagrama viene con la información sobre quién le toca jugar y una pregunta de opción múltiple, por ejemplo:

Las blancas están:

1. Mejor
2. Igual
3. Peor

Parecía bueno. La portada ayuda porque cuando ésta es atractiva, pareciera que el libro debe valer la pena. Y créanme que esta opinión no es mía, sino un hecho editorial que por ejemplo Selector usa para tratar de vender más. La editorial gasta un buen recurso en crear una portada atractiva y casi siempre tiene relieve, lo que la hace quizás más atractiva al tacto.

La cuestión es que tenía grandes expectativas sobre esta obra. La compré en Amazon pero el gigante de los libros eventualmente me mandó un correo indicando que no podían mandarme el libro en la fecha prometida. Tenía pues la opción de cancelar el pedido, cosa que no hice por el momento. Tampoco me urgía hacerme de dicho libro.

Pero he aquí que los amigos de Forward Chess -que tienen un sistema de libros electrónicos de ajedrez, el cual se parece a PDF pero con la virtud de poder leer el libro y al encontrar la partida, poderla ver en un tablero electrónico e incluso, ayudarse en el análisis con Stockfish- me pidieron que hiciese una revisión de su app y a cambio me dejaron elegir dos libros para usarlos con su programa.

Elegí el libro de los Guliev y el otro día lo empecé a ver con un alumno que tengo, que está muy motivado en ajedrez. Comenzamos desde el ejercicio 1 (el libro tiene 224 ejercicios) y comenzamos a verlos uno por uno en el tablero real.

Empezamos a ver que algunos ejercicios no parecían tener una solución estrictamente correcta y en otros los autores no daban explicaciones a jugadas que, en mi opinión, tendrían que haber comentado. Por ejemplo:

En la partida Tkachenko - Guliev S., Voroshilovgrad 1989, las negras hicieron como su último movimiento 23. ... f5.



En el libro se pregunta:

¿La posición de las blancas es:
A) ganadora
B) desesperada
C) igual ?

Después de analizar por un rato, hallamos que hay dos posibles alternativas importantes para el blanco: 24. Axf5 o 24. Txf5. Y en ambos casos parece estar el blanco con posición ganadora.  La partida siguió 24. Axf5 gxf5 25. Cf6+ Rh8 26. Txe6 y las negras abandonaron 1-0.

¿Pero qué hubiese pasado con 24. Txf5 ? El libro ni siquiera menciona esta posibilidad. Si le ponemos a Stockfish (en ForwardChess) esta posición, indica 24. Txf5 (+3.75) y 24. Axf5 (3.49). Komodo, en la PC dice: 24. Txf5 (3.16) y 24. Axf5 (2.82). De hecho, 24. Txf5 es mejor que la jugada que se hizo en el tablero. En cualquiera de los casos las blancas tienen una posición ganadora (en donde uno de los autores del libro pierde la partida, curiosamente). Yo creo que hubiese sido interesante mencionar qué pasaba con 24. Txf5 al menos. Pero no, lo ignora.

Otro ejemplo:

La siguiente posición se dio en la partida Guliev, S. - Nevednichy, URSS 1991. Juegan las blancas.



Aquí se pregunta en el libro:

¿La posición de las blancas es:

A) ganadora
B) desesperada
C) igual ?

Es claro que las negras tienen un fuerte ataque y Guliev S (el gran maestro), está en problemas. Sin embargo, halló una combinación simplona, que Russek calificaría de "rutinaria" y jugó: 42. Tc8+ Rh7 43. Th8+ y tablas con la dama por jaque perpetuo. Esto claramente es lo único porque las negras tienen un ataque feroz con sus dos piezas. Vamos, que es un ejercicio con una combinación de dos movimientos. Ni difícil ni espectacular.

Por cierto, al final de cada ejercicio viene una frase célebre, un aforismo, etcétera. No me gustó. No tiene mucho sentido cada uno de ellos y sale sobrando, sobre todo si pensamos en jugadores con ambición de competir.

Y en la medida que seguíamos viendo ejercicios notamos que todos son de partidas de los Guliev. ¿Eh? Vamos, que puedo entender que los ajedrecistas quieran mostrar sus éxitos y en ocasiones sus fracasos cuando el rival ha jugado mejor, pero poner 224 ejercicios donde solamente hay posiciones de partidas de los Guliev, me parece absurdo. Digamos que da la impresión de ser un libro más egocéntrico que un libro de ejercicios de ajedrez. Vamos, si por ejemplo, hago un libro así, y pongo 224 fragmentos de partidas de Mijaíl Tal, probablemente sea una buena idea, porque el mago de Riga tenía un ingenio desbordado y centenas de partidas con una imaginación extraordinaria. ¿Pero hacer un libro así con posiciones de los Guliev? No me convenció. El libro busca ser una especie de copia del libro "The Best Move", de Hort y Jansa, un clásico que sin duda está muy bien escrito, con posiciones con variedad de temas tácticos o estratégicos.

Y pensé entonces: bueno, veamos los Elo de los autores: Guliev (Logman), maestro internacional de Azerbayán, tiene 2322 puntos. Sarhan (gran maestro), tiene hoy día 2337. Y que conste, un rating bajo no significa que no sea un buen didacta, pero la realidad es que el libro es decepcionante por varios motivos.

Finalmente, en la bibliografía de la obra se anota que usaron los motores de ajedrez Houdini 6, Komodo 10 y Stockfish 9. Pues no lo parece o al menos deja en duda variantes que deberían mencionarse.

En resumen, si usted es un jugador ocasional, quizás encuentre entretenido el libro. Si busca mejorar porque le interesa el ajedrez de competencia, me parece una obra decepcionante. Fallida.

Friday, January 11, 2019

Cuando Kasparov ignoró el sacrificio griego



La sexta partida del primer match entre Deep Blue y Kasparov, en donde el representante humano venció a la máquina por 4-2, presentó en la sexta partida una posición muy interesante, que no es otra cosa que el patrón del regalo griego, el cual se da cuanedo el alfil blanco ataca h7, la dama está en d1 y un caballo se encuentra en f3. Además, puedeo (o no), existir un peón blanco en e5. Pero veamos la partida. Cabe decir que ésta era la última y la anterior Kasparov había ganado.

Garry Kasparov - Deep Blue IBM
Philadelphia, PA USA (1996.02.17) sexta partida

1. Nf3 d5 2. d4 c6 3. c4 e6 hace su aparición una defensa semieslava 4. Nbd2 Nf6 5. e3 c5 Deep Blue abre el juego en una variante curiosa, en donde las negras han perdido un tiempo jugando antes c6. 6. b3 Nc6 7. Bb2 cxd4 8. exd4 Be7 9. Rc1 O-O 10. Bd3 Bd7 11. O-O Nh5? Deep Blue parece haber perdido el acceso a su libro de aperturas. El caballo se va a una casilla que, además, no está defendida. 12. Re1 Nf4 13. Bb1 Bd6 14. g3 Ng6 15. Ne5 Rc8 16. Nxd7 Qxd7 17. Nf3 Bb4 18. Re3
19. h4!? Kasparov siente que su posición da para un fuerte ataque. -la dama y el alfil en esa maquinita típica, parece darle ventaja. Nge7?  (19... dxc4 20. bxc4 Be7 era la recomendación en esta posición.) 20. a3 Ba5 



21. b4 (Kasparov consideró  21. Bxh7+ Kxh7 22. Ng5+ que es el patrón del sacrificio griego, pero el Campeón humano decidió tomar un enfoque más pragmático debido a que Deep Blue podía calcular 150 millones de jugadas y quizás podría encontrar una defensa al conocido sacrificio. Pudo haber seguido 22...Kg6 (22... Kh6 23. Nxf7+Kg6 24. Nxd8 Rxd8 25. b4 Bc7 26. Qg4+ Kf7 27. Rce1 e5 28. Qxd7 Rxd7 29. dxe5Ke6 30. Rd3 con ventaja ganadora) 23. Qd3+ Nf5 24. g4 dxc4 25. gxf5+ exf5 26. bxc4 con ventaja decisiva) 21... Bc7 22. c5 Kasparov tiene una posición muy cómoda. Tiene espacio y ningún riesgo. Re8 23. Qd3 g6 24. Re2 Nf5 25. Bc3 h5 26. b5 Deep Blue empieza a quedarse con menos espacio. Nce7 27. Bd2 Kg7 28. a4 Ra8? este tipo de jugadasn muestra que Deep Blue no sabe a ciencia cierta cómo seguir. (28... a6 29. bxa6? bxa6 30. Qxa6 Ra8 31. Qb5 Nc6 y las negras tienen ya más acción con sus piezas.) 29. a5 a6? horrible situación para la máquina. 30. b6 Bb8 (30... Bd8 31. Ne5 Qc8 32. c6 Nxc6 33. Nxc6 bxc6 34. Bf4 Qb7 35. Be5+ Kg8 36. Bc2 Rc8 37. Ba4 Rf8 38. Rec2 ganando) 31. Bc2 Nc6 32. Ba4 Re7 33. Bc3 Ne5? un truco táctico pero inútil. 34. dxe5 Qxa4 35. Nd4 Nxd4 36. Qxd4 Qd7 37. Bd2 Re8 38. Bg5 Rc8 39. Bf6+ Kh7 40. c6! Kasparov termina con autoridad la partida.} bxc6 41. Qc5 Kh6 42. Rb2 Qb7 43. Rb4! y la máquina se rindió. (nO 43. Qe7?Qxe7 44. Bxe7 Bxe5 y la torre blanca quedó atacada.) 1-0

Probablemente Kasparov hizo bien al no entrar en el cálculo de variantes. La partida la ganó de manera convincente y la "supremacía humana" aún estaba a salvo.