Sunday, October 18, 2020

Cuando el responsable de la pandemia no entiende matemáticas


En el artículo pasado de este blog comenté el tema (de nuevo), de la cantidad de muertos en México debido a la pandemia y las maromas que hacen López Gatell y camarilla para tratar de justificar lo injustificable. Y es que para ello el Dr. Alomía presentó una gráfica en donde se observan los decesos por millón. Cabe decir que medir de otra manera es, según López Gatell, un error metodológico, cuando en realidad, después de lo que voy a decir aquí, se verá que el responsable del manejo de la pandemia es un inepto que para colmo, no entiende de matemáticas.

El asunto es así: en la conferencia diaria vespertina, López Gatell mostró la gráfica de muertos por millón acumulados, por país hasta el 11 de octubre del 2020. El primer lugar lo tiene San Marino, un paisito con menos de 70 kms cuadrados de territorio y con unos 40 mil habitantes. Sus datos muestran 42 fallecimientos pero... ¿por qué López Gatell pone 1,238? Porque lo que hace es una regla de tres... Si 42 muertes corresponden a una población de 40 mil habitantes, entonces ¿cuántos muertos tendrán si tuviesen la población de un millón? Y por eso les da esa escandalosa cifra de 1,238 muertos. Y lo mismo hace con otros países, como Andorra, por ejemplo, que tiene menos de 60 muertos en una población que es de menos de 80 mil personas. Aquí el epidemiólogo indica que por millón de habitantes, el índice de muertos en Andorra es de 712 por millón.

Para ponerlo en perspectiva, toda la población de San Marino (unos 40 mil habitantes), es menos de la mitad de los muertos en México por covid-19. Toda la población de Andorra es menos que los muertos en México por este virus.

Lo que López Gatell usa para ilustrarnos sobre este índice de mortalidad es tramposo y tonto porque el hecho es que Andorra y San Marino tienen 57 y 42 muertos respectivamente. No tiene 1,238 muertos ni 708. Sus poblaciones son mucho menores al millón de habitantes y el índice de Gatell es una estupidez porque no refleja ninguna verdad objetivamente. Lo objetivo, lo real, son 42 y 57 muertos en estos dos países. Lo que piense Gatell sobre si es un error metodológico no hacer las comparaciones por millón es no entender que los modelos matemáticos buscan precisamente modelar el comportamiento de la pandemia y no el hacer numerología para justificar la cifra catastrófica (sic López Gatell), de personas fallecidas en México.

Yo entiendo que López Gatell hizo un doctorado en epidemiología y aparentemente, tuvo que llevar estadística para analizar los datos con los que trabajó para sacar su doctorado. Sin embargo, parece claro que no entiende de números. Por ello, mi recomendación es que deje su frase "sí y sólo sí" y no la use más, porque como él mismo ha dicho, se la robó a los matemáticos. ¿La razón? No entiende López Gatell entre realidad matemática y manipulación matemática. Su ineptitud está a nivel de su grado, es doctoral.


Tuesday, October 13, 2020

Cálculos cuchareados y el problema del covid-19


La pandemia, que oficialmente empezó para México el 23 de marzo del 2020, ha sido demasiado larga. Y aunque el lamentable Dr. López Gatell ha dicho que debíamos prepararnos para una epidemian larga, se le olvidó que no es el tiempo de la misma lo que cuenta, sino los resultados de las medidas para luchar contra ella. Y en este sentido el manejo de la epidemia parece haber sido muy malo. Estamos llegando a los 85 mil muertos, recordando que López Gatell había dicho que un escenario de 60 mil muertos habría sido catastrófico. Y curiosamente, cuando llegamos a la catastrófica cifra y se le reclamó a López Gatell por la misma, el doctorcito lamentable dijo "una sola muerte es catastrófica". 

El punto es ¿por qué no se cambió la estrategia? Se acumulaban los muertos y como país, frente a otros, lo estábamos haciendo mal. Pero no hicieron ningún ajuste pues se mantuvieron con lo que suponían era el correcto manejo de la pandemia, ese manejo que nos tiene en 84 mil muertos, cuarto lugar en total de defunciones a nivel mundial.

Y Alomía y López Gatell no pierden oportunidad para hacer sus comparaciones para hacernos creer que no lo hemos hecho tan mal. Y comparan con otros países y sus poblaciones. Pero vayan al minuto 23:57 de la conferencia vespertina de hoy para que vean cómo manipulan los datos...


Dice el lamentable compinche de López Gatell, el Dr. Alomía, que en la gráfica (ver abajo), se muestran las defunciones acumuladas por millón de habitantes. Indica que San Marino, un paisito de 61.19 km2, con 32,203 habitantes, es el primer lugar en defunciones acumuladas por millón, con 1,238. Veamos qué tan cierto es: San Marino registra hasta ahora 42 muertos por covid. Si en 32,203 habitantes hay 42 fallecidos, ¿cuántos habría si tuviesen un millón? 1,099 según mis cálculos. ¿Cómo calculó es triste Dr. Alomía? Porque parece que no puede hacer una regla de tres siquiera. 


Muertes por millón, según Alomía


Veamos el caso de otro paisito, Andorra, que de acuerdo a Wikipedia, tiene 78,282 habitantes (2018). El país tiene 57 fallecidos... ¿Cuántos serán por millón? 728. El doctorcito triste nos da 712 en su tabla. Quizás aquí la diferencia sean la cantidad de habitantes tomados en cuenta.

Pero seamos francos: comparar así es tramposo, porque sí, efectivamente las comparaciones con poblaciones de diversos tamaños no es fácil y entonces tratamos de ajustar por millón para entender la gravedad de la cantidadv de muertes por covid. Porque entonces hablamos de supuestas muertes en un valor por millón que ni siquiera se cumple para poblaciones como la de San Marino o la de Andorra. Y peor aún, los Estados Unidos, de acuerdo a su ridícula tabla, está con menos muertes que México, pero eso no lo dice el compinche del lamentable López Gatell. ¿Cómo explicarle a López Gatell que sus númeritos calculados son una farsa. A ver, San Marino tiene 42 fallecidos y México +84,000. Como que la diferencia es abismal, ¿o no?

Curiosamente Alomía no habla del éxito que han tenido otros países contra la pandemia. Miren a China, con 4634 personas fallecidas y 1,398 millones de habitantes, por millón este país tendría 3.3 muertos en este ridículo índice. Pero Alomía no habla de países con poblaciones similares a México, como Japón, que tiene unos 12.8 personas fallecidas por millón. Supongo que con sus datos quieren "aclarar" que los datos que se dan en su contra no son exactos. Lo malo es que se hacen un pobre favor.

Yo no entiendo por qué la Secretaría de Salud, con un Secretario que no parece existir, no cambió su estrategia, no buscó ver qué hacían otros países con más éxito contra la pandemia. Se han limitado a usar una estrategia que no funcionó. ¿La prueba? los más de 84 mil muertos.

Pero basta de mostrar lo mentirosos que son estos responsables de la pandemia en México. Hablemos del efecto de esta larga epidemia. El más significativo es que "quedarse en casa" ya no funciona. Ya el temor del contagio pasó a segundo término porque la gente tiene que salir a trabajar. El semáforo epidemiológico sirve muy poco y quizás solamente algunos establecimientos estén obligados a hacer caso a las recomendaciones de los gobiernos locales, pero la realidad es que ya el efecto de miedo "se gastó", no funciona, y la gente asume que si se enferma -y se trata a tiempo- podrá rcuperarse en un par de semanas pero que, en realidad, ya no puede mantenerse en casaconfinado eternamente.

Otro efecto lo dan los mismos medios. Hace meses los medios impresos y los electrónicos, presentaban toda clase de proyecciones fatales: que el curarse no había demostrado que hubiese logrado la inmunidad, que podría haber virus que flotase en el ambiente y contagiase a miles y miles, que las mujeres embarazadas tenían no sé qué porcentaje de contagios, que los de síndrome de Down, etcétera. Vamos, todos los días había mil notas terribles sobre covid y hoy ya nadie les presta atención. De verdad, el tema "se gastó".

Esto no quiere decir, evidentemente, que no tomemos precauciones. Sigamos lavándonos las manos constantemente, usando cubrebocas, aunque el lamentable Gatell diga que no sirve (y que ahora lo usa -curiosamente), y busquemos no estar en demasiadas reuniones con muchas personas. Vamos, sigámonos protegiendo porque el virus sigue ahí y es mejor estar sano a tener que empezar a enfermarse con todo lo que esto conlleva.

Termino con otra predicción que se ha empezado a convertirse en rumor desde hace tiempo: López Gatell, por su ineptitud a la cabeza de la lucha contra la pandemia, será el chivo expiatorio y le "cortarán la cabeza" pronto. A mí me da igual si es cierto o no eso. Lo que me causa desagrado es el hecho de haber puesto a un inepto que no supo estar a la altura del problema que se le planteó.


Friday, October 02, 2020

Un increíble patrón en el que cayó Carlsen


En el Campeonato Mundial de Ajedrez de finales del 2016, entre Carlsen y Karjakin, en la última partida del match (ya en los desempates a ritmos rápidos), el noruego terminó el encuentro con un bonito sacrificio de dama para dar mate. Cuando hizo la jugada que decidía la partida, más de uno aplaudió el ingenio de Carlsen pues la combinación final es llamativa. 


Carlsen - Karjakin

Campeonato Mundial de Ajedrez 2016

Juegan las blancas

En esta posición las blancas jugaron 50. Dh6+!! y Karjakin revisó por un par de segundos la posición, notando que el mate es imposible de detener. Cabe decir que me queda claro que Carlsen vio la combinación, no la ejecutó probablemente mediante la idea de un patrón conocido.

Sin embargo, 37 años antes, Popov vs Novopashin, en el Campeonato de la URSS 1979, realizó una combinación similar, la cual resuelve la partida como en la partida Carlsen vs Karjakin. jugando 32. Dh6+!!, dando mate inevitable.


Popov - Novopashin

Campeonato de la URSS 1979

Juegan las blancas

Los que me conocen saben que he trabajado en los patrones de ajedrez por muchos años ya, y que además, he armado un lenguaje de descripción de configuraciones ganadoras (o ventajosas). Puede verse un resumen de este lenguaje aquí. Mi artículo se publicó aquí.

En este caso, el patrón de la partida de Carlsen-Karjakin, es este: 

D(h6), Tc8, T(f7), Ph5, rh7, pg7, taboo(g6) 1. Dh6+

y el patrón en la partida Popov-Novopashin es este:

D(h6), Tf8, T(b7), Ph4, rh7, pg7, taboo(g6), 1. Dh6+

Prácticamente es el mismo patrón y además se resuelve de la misma manera en ambos casos.

Pero curiosamente, he encontrado una posición muy interesante, de una partida entre Svidler (blancas) y Carlsen, de uno de los tantos torneos que ahora se hacen en línea por la pandemia. Esta es la posición:


Svidler - Carlsen

Torneo Steinitz 2020 (en línea)

Juegan las blancas

¿Qué debe jugar aquí el blanco? Svidler encontró el plan ganador, que en realidad es simplemente llegar al patrón que Carlsen ya conocía de su partida contra Karjakin.

Aquí Svidler jugó: 47. f4! c3 48. Rxh6+!! con mate imparable. Carlsen abandono.

El patrón podría ser este (después de 47. f4 c3): Tb8, Tg6, taboo (g5), taboo (g6) 1. Txh6+

Aunque no hay damas, el patrón se repite. Aquí la cuestión es ¿Cómo identificar un patrón similar? Porque se resuelve igual que en las partidas Carlsen-Karjakin y Popov-Novopashin pero tiene detalles que lo hacen diferente. ¿Cuál es la esencia del patrón? Quizás ésa es la pregunta que aún no sé cómo contestarla.

Aunque no hay damas, el patrón se repite. Aquí la cuestión es ¿Cómo identificar un patrón similar? Porque se resuelve igual que en las partidas Carlsen-Karjakin y Popov-Novopashin pero tiene detalles que lo hacen diferente. ¿Cuál es la esencia del patrón? Quizás ésa es la pregunta que aún no sé cómo contestarla.

Tuesday, September 22, 2020

Pseudo fotomosaicos


Hace unos días me mostraron un fotomosaico, en el cual se ve la imagen de un médico con tapabocas, formado con fotos de los supuestos trabajadores de la salud muertos en la pandemia. La imagen presenta a una doctora con tapabocas y claramente busca mover las fibras sensibles por el devastador efecto de la pandemia.

Sin embargo, de acuerdo con este sitio, la imagen del fotomosaico no utiliza las fotos de los trabajadores de la salud fallecidos. Más bien es una composición artística que nos hace ver que, atrás de los médicos con tapabocas, hay personas, de carne y huesos, que han muerto por covid-19.

La cuestión es que se ve un trabajo muy bien hecho pero en realidad no es un fotomosaico. Es simplemente una serie de fotografías, tomadas al azar de alguna colección, sobreponiendo la imagen de la doctora como si ésta fuese una transparencia, un acetato, a un 50% de transparencia con respecto a las imágenes de las personas.

En las siguientes imágenes puede constatarse esto:


Foto original del pseudo fotomosaico



Detalle de dicho fotomosaico (dé click para agrandarlo)

Si se ve con detenimiento, las imágenes de las fotos se sobreponen con las de la doctora y a la distancia se ve bien hecho, pero es una simple superposición de las imágenes. Vamos, es un pseudo fotomosaico.

Se me ocurrió entonces hacer un programa que hiciese este tipo de imágenes. Me llevó una hora -aproximadamente- escribir el código y lo que más trabajo costó fue conseguir las imágenes de los rostros de quienes serían "los trabajadores de la salud" que aparecerían en mi pseudo fotomorsaico. De hecho, encontré que hallar bases de datos de rostros no es tan sencillo, porque muchas de estas tienen costo, ya que se han catalogado para los programas de reconocimiento de rostros, muchas veces usando redes neuronales. Aparte de esto, siempre puede haber problemas con los derechos de autor. Vamos, no puede uno poner fotos de personas que quién sabe quienes son y que en algún momento podrían quejarse porque no se les pidió permiso para poner sus imágenes en un sitio web, por ejemplo.

Y entonces hallé este sitio: https://generated.photos/, el cual generó miles de fotos con sistemas de Inteligencia Artificial y aunque parecen fotografías de personas reales, no existe ninguna de ellas en nuestro mundo. Estas imágenes no tienen problemas con derechos de distribución, derechos de autor o reclamos por parte de quienes podrían ser esas personas porque simplemente no existen. Son creaciones de computadoras.

Hasta donde entiendo, este sitio de fotos generadas por computadora, permiten usar sus fotografías de forma gratuita si el uso es no-comercial. Aún así, tomé los ejemplos que tienen (90 fotos), y las usé para crear el pseudo fotomorsaico, que busca simular el de la imagen de la doctora que se publicó en algún diario de circulación nacional (me parece que fue Milenio).

Pues he aquí mi software y su resultado... Desde luego que esto no tiene mucho que ver con los verdaderos fotomosaicos, que significan mucho más proceso de cómputo. Sin embargo, puede ser que a más de uno le guste este resultado.

El pseudo-fotomosaico hecho con mi software


Pseudo-morsaico (detalle)



Thursday, September 17, 2020

Sobre la piratería de libros


 El cómputo moderno ha sido una verdadera revolución en todo el planeta. El hecho de que la computadora se haya convertido en algo casi omnipresente en muchísimos ambientes laborales y cotidianos, nos habla de la importancia que este invento ha tenido en el desarrollo de la humanidad. Vamos, hoy es inconcebible pensar que los bancos se puedan manejar sin computadoras, por ejemplo, o bien, que los aviones vuelen sin poderosos y sofisticados sistemas electrónicos que muchas veces funcionan vía programas que llevan el control de todo lo que ocurre en un viaje aéreo.

Si a esto le agregamos la incorporación de la red de redes, Internet, tenemos la combinación de inventos más importante de todos los tiempos. Gracias a Internet y al cómputo, que ya es casi tan casero como el tener teléfono, podemos comunicarnos a todas partes del mundo de manera instantánea y más aún, sin las altas cuotas de conexión del pasado. Hoy se puede uno conectar con cualquier otro ser humano si dispone de computadora e Internet prácticamente sin ningún costo (además del que se paga por el acceso a la red y el costo de la computadora misma).

Pero con esta posibilidad surgieron los primeros piratas informáticos. Así, lo primero que se pirateó, es decir, que se empezó a compartir fue el software, es decir, los programas que usamos para comunicarnos con las computadoras y que nos permiten escribir textos, hacer hojas de cálculo, presentaciones luminosas, entre muchas otras cosas. Y la industria del cómputo decidió tomar acciones y entonces los programas venían protegidos contra copias ilegales pero... otros programadores escribieron programas copiadores que se brincaban los esquemas de protección. Y este ciclo de proteger y desproteger sistemas cada vez de forma más compleja llegó a un límite. Claramente los programas debían seguir otro modelo de mercado. Hoy, por ejemplo, los programas comerciales se conectan a bases de datos remotas en donde se valida si el usuario es legal o no. Si no se tiene la clave correspondiente, el sistema no funciona. Y sí, habrá quien pueda aún burlar este esquema, pero cada vez es más difícil.

Con la llegada del formato mp3 para la música, se inició la piratería de los contenidos musicales. Y entonces muchos discos compactos de música (CDs), se pasaron a archivos digitales que podían transmitirse a través de la red. La industria disquera montó en cólera y buscó atacar a los piratas con demandas, pero el daño ya estaba hecho. De nuevo, la única manera de evitar la inevitable piratería sería cambiar el modelo de negocios, cosa que desde luego, se han negado sistemáticamente a hacer, porque el modelo tradicional les dejaba mucho dinero. Sin embargo, los tiempos exigen un cambio y este empezó vendiendo no un CD con 10 o 12 canciones de un artista, en donde probablemente al comprador sólo le interesen un par de “rolas”. Por ello, Apple decidió empezar a vender las piezas musicales sueltas, a dólar cada una. ¿Funcionó? Ustedes dirán: el primer día vendieron un millón de canciones.

Obviamente las películas en DVD se han pirateado hasta el hartazgo y ante la imposibilidad de frenar este mercado, lo que se empieza a hacer desde hace tiempo es vender estos contenidos a las cadenas de video por demanda (como Netflix), y así, cobrar a quienes renten esos contenidos. Eso es fácil de contabilizar y además, hace innecesaria la piratería pues quita todo el trabajo que hay que hacer para copiar un DVD. Y si el costo que hay que pagar por ver una película es razonable, mucha gente comprará estos contenidos.

Pero probablemente el último reducto de los contenidos aún no pirateados eran los libros. Sin embargo, con la llegada de formatos como PDF, ePub, MOBI, así como los lectores de libros electrónicos, los contenidos electrónicos de libros empezaron a popularizarse y con ello también los contenidos piratas. Amazon, por ejemplo, ha puesto su lector Kindle con una serie de candados que hacen complicado para que los usuarios puedan compartir esos libros electrónicos, pero no falta quien ha hallado cómo quitar esos candados.

Y el tema va más allá de libros. Por ejemplo, el sitio Sci-Hub (que originalmente fue creado por una investigadora rusa, que se veía atada de pies y manos en sus investigaciones por falta de acceso a los artículos científicos), los cuales se publican en costosas revistas científicas, tiene ahora unos 70 millones de artículos de cuanto tema académico hay en su sitio, de forma desde luego ilegal. Editoriales como Elsevier y Springer han demandado a la rusa por su iniciativa y ya una Corte en EEUU la ha sentenciado a pagar una multa millonaria, pero la rusa simplemente dice: “vengan a cobrarme”. Y es que no hay una ley internacional genérica y por ende, el sitio totalmente pirata sigue activo.

McGraw Hill acaba de mandar una carta abierta a toda la comunidad universitaria de la UNAM, pidiendo que no pirateen sus libros. Y yo puedo entender la preocupación de la editorial: si no logran vender lo que supuestamente piensan vender, tendrán que despedir gente, hacerse más pequeños y eventualmente podrían desaparecer. Y es que la editorial vive de los que escriben, de las investigaciones y de las publicaciones, las cuales mantienen el control de los contenidos y los cobran al precio que quieren. No es ningún secreto que por ejemplo, la UNAM paga mucho dinero para que la comunidad académica pueda tener acceso a los contenidos de varias editoriales científicas. Y de nuevo, esto tiene que cambiar.

Y de hecho está cambiando. Ya hay revistas científicas que ponen sus contenidos de forma libre y le cobran al investigador una cuota por publicar sus artículos. Esto, sin embargo, ha llevado a críticas sobre la calidad de los contenidos porque, en un afán por tener dinero, baja la exigencia en las investigaciones o se publican cosas que de otra manera quizás no pasarían los comités editoriales.

Para quien escribe este artículo, es claro que todas las industrias afectadas por la piratería requieren cambiar su modelo de negocios. Por ejemplo, en Amazon se pueden conseguir libros a –digamos– 30 dólares, pero la versión electrónica de estos libros –muchas veces– cuesta unos 5 dólares menos. Y el costo de producir libros electrónicos es sin duda muchísimo menor como para que la rebaja entre el libro físico y el de formato electrónico sea tan poca. Por ello, se requiere cambiar de modelo. Mientras no lo entiendan las diferentes industrias, seguirá la problemática y el inevitable pirateo de contenidos. 

Y ojo, quizás lo primero que debe hacerse es dejar de considerar que los lectores que comparten libros electrónicos son más malos que la carne de puerco. Mientras los precios sigan altos, la gente seguirá copiando y compartiendo información. Y eso no tiene que ver con la maldad de alguien para acabar con la industria editorial. Debemos pues dejar de ser víctimas o victimarios.

Así las cosas. 

Wednesday, September 16, 2020

La amañada y ridícula rifa del no-avión presidencial

 


Finalmente se llevó a cabo el sorteo de la rifa promovida por López Obrador para sortear un avión que no se va a sortear y que en el fondo es una manera de que lo que el país ya pagó por dicha aeronave, lo vuelva a pagar el pueblo de México en una rifa que no tiene ni pies ni cabeza.

El asunto fue así: habría 6 millones de "cachitos", con valor de 500 pesos cada uno. Habría 100 ganadores de 20 millones de pesos (no se descontarían impuestos como hace la Lotería Nacional cuando alguien saca un premio en alguno de sus sorteos). El dinero recaudado será -dijeron- para dotar de insumos a los hospitales para los pobres. Así dijeron, no me vean a mí con esa cara.

Pues bien, la rifa no resultó tan atractiva para la mayoría de los mexicanos. Se dice, aunque no me consta, que en las dependencias oficiales se "obligó" de manera "voluntaria" a que los empleados compraran al menos un cachito y apoyaran la mentada rifa. Y que conste, el presidente de nuestro bananero país hizo una cena en donde dio tamales y chocolate, pero los invitados, empresarios y gente de dinero en México, le tuvieron que soltar un total de 1500 millones para la rifa de su no-avión. Típico de la política mexicana.

Aún así, había muchos boletos que no se vendieron. Entonces AMLO, en un acto que probablemente sea ilegal, tomó 500 millones de pesos recuperados de lo que le habían robado al pueblo, y los usó para comprar 1 millón de boletos, los cuales repartió entre 1000 hospitales. Chance y alguno gana y así se llevaría 20 millones de pesos. Este criterio del mandatario mexicano es francamente ridículo porque es como si usted lector, lectora, tiene 1000 pesos y decide irse a las apuestas porque con un poco de suerte bien podría llevarse quizás el doble de lo que tiene. Y así, si tiene deudas, podría pagarlas y quedarse con la cantidad inicial. Vamos, para decirlo pronto: poner en un sorteo el futuro de los insumos de un hospital público es una medida absurda. 

Pero supongamos, sin conceder, que fue una idea buena, veamos la bondad de la misma: si el gobierno de la 4T puso 500 millones de pesos en 1 millón de boletos para darle 1000 boletos a cada uno de esos 1000 hospitales, las probabilidades de que aún, con 1000 boletos por hospital, son de 1 entre 6000, algo así como 0.00016666666. Prácticamente nulas. Por ello, mucho mejor idea hubiese sido dar 20 millones a los 25 hospitales que tuviesen más necesidades de los 1000 a los que se les dieron esos boletos. Poner la salud del mexicanos en los azares de una rifa es hasta criminal.

Curiosamente parece ser que 4 hospitales del IMSS se han llevado ya un premio. Vamos a pensar que se lo ganaron legalmente y que no fue amañado el premio. Son 4 hospitales, contra 25 que pudieron haber tenido esos 20 millones directamente. Pero no, el ignorante del peje cree que sabe gobernar. Y no. No sabe. Un gobierno tiene la obligación de dar servicios de salud, y es una obligación no renunciable. Y para ello se hace un presupuesto en el país, en donde se analizan las necesidades, las carencias en los diferentes rubros, y entonces se ejerce este presupuesto. Repito, la salud no se debe dejar al azar.

Y para quien crea que no se puede amañar la rifa, porque fue pública e incluso, se transmitió por televisión en vivo, deben saber que los boletos ganadores pudieron darse a las instituciones después del sorteo, porque no hay ningún registro de qué boletos se dieron a cada hospital. 

Al menos la rifa terminó y ahora habrá que esperar cuál es el siguiente distractor del gobierno de López Obrador para no enfrentar la realidad. El problema ya lo mencionó el Secretario de Hacienda: el año que viene va a ser el peor año desde 1932 porque además, ya no hay guardaditos, no hay de donde sacar dinero y entonces vamos a ver qué pasa con los programas de repartir dinero a la gente como ha hecho López Obrador en los últimos dos años. Y yo sólo pienso que cuando el destino nos alcance, cuando la realidad económica nos dé en la cara, veremos el peor rostro de la crisis y a todos nos va a tocar. Y entonces será interesante ver qué pasa con el que quiso ser el mejor presidente de México y que resultó hasta ahora un verdadero fiasco.

Sunday, September 06, 2020

Los dislates del rey chiquito


Trino tiene una caricatura llamada "El rey Chiquito", la cual leo con cierta frecuencia. Y aunque en ocasiones no hace mención ni tiene que ver con lo que voy a hablar aquí, es claro que el nombre de la caricatura le queda perfecto a Andrés Manuel López Obrador. En los dos años de gobierno este presidente ha demostrado una lamentable ineptitud, una ignorancia enorme y una incapacidad para ocupar la silla presidencial.

Si vemos algunos de los hechos relevantes: 

  • El huachicoleo, que supuestamente combatió y por ende, provocó desabasto de gasolina en el país. Eventualmente el desabasto acabó pero el huachicol no se eliminó. Ahí están las cifras oficiales para que los que creen que se conspira contra AMLO den una maroma más para explicar la caída económica de Pemex.
  • El Tren Maya, el cual tiene hasta donde sé, un kilómetro de avance. La razón es que no hay proyecto, no hay seriedad y la inauguración de las obras fue una lamentable puesta de escena con AMLO ondeando su banderita mexicana mientras pasaba un destartalado tren. 
  • El aeropuerto de Santa Lucía tampoco parece estar claro en sus avances. Lo más que muestra el presidente es videos de camiones llevando tierra quién sabe a donde. Así que no sé hasta donde se vaya a hacer o no ese aeropuerto. 
  • Las finanzas públicas parecen no ser tan buenas como López Obrador dice. El Secretario de Hacienda ya dijho que el año que viene tendremos el año más difícil en materia económica desde 1932. "Ya no hay guardaditos".

* La pandemia, tratada lamentablemente mal. Al momento de escribir esto tenemos 66 mil muertos. Países como Japón o Alemania, con poblaciones parecidas a las de México tienen un par de miles de muertos. Pero aquí todo se justifica y se indica que las comparaciones son errores metodológicos. Si a esto le sumamos que el peje dice que ya domamos la curva, que ya vamos de salida, que se ve la luz al final del túnel, pues nomás está mintiendo.

El problema es que López Obrador es simplemente un mentiroso que sale a decir mentiras contando con la idea de que una mentira dicha mil veces se convierte en verdad. Porque sino, no entiendo por qué actúa así. Vamos, AMLO no gobierna. No toma decisiones para sacar al país del atolladero económico (crecimiento de -19% del PIB), sino que dice que vamos muy bien, en este reino alternativo de un rey chiquito. Y es tan chiquito que cree que todo gira a su alrededor. Y entonces cada mañana arremete contra los conservadores, contra los neoliberales, contra dos periodistas (Brozo y Loret de Mola), porque el pobrecito del rey pequeñito tiene que salir a atacar a quien se le opone, olvidando que el país es mucho más que cualquier opositor. Y por eso AMLO el sábado pasado hizo un video aplaudiendo que el INE no le dio el registro al partido de Felipe Calderón, México Libre. Y por eso enfrenta estas batallas en el desierto, en donde en el fondo son absolutamente irrelevantes ante la realidad del país.

Y si todo esto fuera poco, el peje, nuestro presidente, salió en un video mañanero a hablar de que la vacuna potencial de covid19 costaría unos 4 dólares, es decir "25 pesos"... Y entonces en el video hace las sumas a grosso modo, considerando que hay 127 millones de mexicanos. Y esto ya -creo- sobrepasa los límites de la estupidez. ¿De verdad cree que el dólar está a 6.25 pesos? Si eso piensa, es claro que su incapacidad para gobernar ya es patente. Y esto me parece grave realmente.

Cuando Felipe Calderón era presidente, surgió el rumor de que era alcohólico, lo cual simplemente no podía ser en un presidente mexicano. Y el gobierno en ese entonces desmintió cuantas veces pudo, semejante argumentación. Hoy nadie duda que Calderón es alcohólico o al menos que tiene problemas con su manera de beber. 

Regresando al rey chiquito, sí, ese que está en Palacio Nacional, creo que debería ser revisado porque me temo que ya no le esté llegando agua al tinaco, para decirlo en forma coloquial. El error de los 4 dólares me parece muy grave y el video del mismo pueden verlo en este enlace, que puso el hijo del recién fallecido Héctor Suárez. Aquí les dejo el enlace.