Saturday, January 14, 2017

¿Sirven los libros de aperturas?



El ajedrez es uno de los juegos que más literatura tiene. Cada año se escriben decenas de cientos de libros, lo que hace probablemente el juego de mesa más estudiado de todos los tiempos. Los aficionados (y también los profesionales), adquieren muchas de estas obras y las estudian a detalle. Hay libros de aperturas, medio juego, finales, de temas tácticos, estratégicos, problemas compuestos, estudios, anécdotas, etcétera, pero claramente a un jugador de torneo lo que le interesan son aquellos libros que le permitan subir de nivel.

Un pecado capital entre jugadores es el estudiar aperturas. A pesar de lo que Capablanca ya había advertido, que era mucho más sensato estudiar finales, los ajedrecistas no queremos perder en la primera etapa de la partida y en muchas ocasiones adquirimos obras dedicadas a las variantes de moda o a las que usamos. Por ejemplo, yo por muchos años he jugado la defensa escandinava y tengo la mayoría del material que se ha escrito sobre esta defensa.

Pero los libros de apertura tiene sus dificultades inherentes. Muchas veces son áridos y los autores llenan de variantes a los lectores en donde terminan con juicios como: "y las blancas tienen una posición prometedora" o "el negro tiene elementos defensivos suficientes", etcétera. Estos juicios muchas veces son dados por ajedrecistas expertos que valoran de forma mucho más sutil las posiciones, pero sé de muchos, muchos casos, en donde una recomendación de un libro uno la sigue y en su momento llegamos a la posición donde el autor dice: "y las negras no tienen dificultades" en esta posición, y perdemos.

Otras veces, los juicios de los analistas de apertura van de la mano con los motores de ajedrez que en el momento de escribir un libro tenían para consultar. Y entonces ocurre que valoraciones de la computadora, que dice -digamos- "0.78", lo cual significa que las blancas tienen una ventaja equivalente a casi un peón (que vale la unidad), puede cambiar si cambiamos de motor de ajedrez. Si vemos análisis de hace unos años y los sujetamos al juicio del analista de silicio hallaremos, probablemente, que las valoraciones que indica el libro están equivocadas. Vamos, hasta Kasparov alguna vez indicó que tenía una serie de análisis que esperaba poner en práctica contra Karpov, en sus reñidos encuentros. Y Kasparov pensaba que sus análisis eran como una espada poderosa. Cuando puso esos análisis contrastados con los motores de ajedrez, el mejor jugador de todos los tiempos dijo que se dio cuenta que a lo más, tenía un pequeño cuchillito y no esa espada que imaginaba tener. Claro, la confianza y el optimismo ayudan al jugador de ajedrez, pero evidentemente ante la frialdad del análisis de "engine", pues entendemos los defectos humanos en nuestros análisis.

Por ende, los libros de apertura son relativamente obsoletos en poco tiempo. Sin embargo, se puede sacar provecho de ellos porque finalmente muchas jugadas son producto de esta lógica ajedrecística que en general es funcional. Lo importante es entender la batalla de las ideas en la apertura y no el conocer 120 variantes de la Caro Kann, porque a la larga ese acervo de variantes se puede ir a la basura muy rápido pues la valoración muchas veces es de plano, equivocada.

Yo creo que los libros de apertura siguen siendo interesantes. Sugiero aquellos que hagan en un principio una revisión histórica de la evolución de las variantes, así podremos ver cómo empezaron los viejos maestros a jugar estas líneas para eventualmente llegar a las partidas modernas, en donde vemos a los ahora máximos exponentes desplegar un caudal de ideas que quizás no se encuentren en los libros que se imprimen sobre las diferentes aperturas.

El ajedrez se mueve demasiado rápido. Lo que antes era una variante valorada mejor para el blanco ha resultado ahora al revés porque la computadora ha hallado detalles que hemos pasado por alto los jugadores de carne y huesos. Por ello, siempre es importante hacerse de una buena base de partidas y un manejador como Chessbase o Chess Assistant, porque así podremos estar actualizados en los análisis y cuando nos preparemos, estaremos en mejores condiciones para hacer mejores jugadas y enfrentar lo que nuestros rivales nos obliguen.

Wednesday, January 11, 2017

Sobre mi ingenuidad



El primero de enero del 2017 amanecimos con el anunciado cambio en los precios de los combustibles, el "gasolinazo", pues. Desde ese momento se iniciaron una serie de acciones poco o nulamente coordinadas, para protestar por la medida y se cerraron carreteras o bien, se tomaron casetas de peaje y se dejó pasar a todos los autos sin pagar, etcétera. Los primeros días las protestas parecían tener algún sentido. Poco después llegaron los saqueos a tiendas para "protestar por la medida". Surgieron una serie de rumores a partir de ahí y hay quien ha dicho que es la estrategia del Estado para que la gente ya no salga a protestar.

Pero esta situación no se detenía y Peña Nieto dijo que daría a las 12 del día (hace una semana, aproximadamente), un anuncio al respecto. Y además de presentar a Videgaray como de nuevo, miembro del gabinete pero ahora en Relaciones Exteriores, habló de los gasolinazos. Dijo que entendía el coraje y molestia de los mexicanos e intentó explicar, sin éxito, la medida. Pidió comprensión indicando que el precio no lo fijaba el gobierno ya, sino que era el precio del petróleo, aunque no dijo que la devaluación también es otro de los factores de la ecuación, entre los números que se usan para calcular el precio de la gasolina. Sólo le faltó decir: "me duele más a mí que a ti", como decían algunos padres cuando les prohibían algo a sus hijos.

Y para mí fue una decepción más de lo que pensaba diría Peña. Supuse que se habría dado cuenta del problema que estaba enfrentando y que habría optado por reducir quizás los impuestos a las gasolinas para bajar el precio, del cual ya el gobierno mexicano no tiene injerencia. Pero me di cuenta entonces de mi ingenuidad. Tenía que haber sido evidente que no iban a ceder y que mantendrán su postura del aumento pase lo que pase. Ceder hubiese significado darle un mecanismo a la población contra las tantas injusticias que se cometen en este país de gobernadores ladrones. Y sí, fui ingenuo. Creí que las cosas podrían ser distintas pero pues no. No lo son ni lo serán.

Los problemas siguen pero no está muy claro cuál es la magnitud de los mismos. Aparentemente esto tiende a escalarse pero los medios masivos de comunicación no informan de marchas más que de ladito, apenas pues.

El asunto es que un par de días después de esto, Peña habló a la nación para "felicitarnos por el nuevo año" (háganme el favor), y además, para explicarnos como si fuésemos unos niños pendejos las razones del gasolinazo. Se le veía con el rostro duro, leyendo en el tele-prompter el mensaje en el que de nuevo, explicaba los precios actuales. Insistió en que comprende la frustración y el enojo de la población pero él es el presidente y lo pusimos ahí para cuando haya que tomar decisiones difíciles. Para colmo, nos preguntó a todos: ¿qué hubiéramos hecho nosotros en su lugar?. Pero claro, todo esto es un circunloquio porque Peña no ha abierto el diálogo (ni lo abrirá), porque ya dejé mi ingenuidad atrás.

Vamos a ver qué acontece en el futuro muy próximo. Ya hay quien preve que habrá un nuevo gasolinazo de 8% más, lo cual hará que la gente probablemente decida tomar acciones más severas contra la medida, porque finalmente en este escenario de molestia y casi ira, es complicado que las cosas vayan a mejorar o cambiar y si siguen incrementando los precios de los combustibles, entonces las cosas se pueden salir de control  de verdad.

Me parece que el gobierno para febrero bajará el precio de la gasolina como para decirnos "ven, también baja, no siempre sube", pero de nuevo, estoy apelando a mi ingenuidad en el tema. Porque finalmente, si es cierto que todo lo van a controlar los precios internacionales de los combustibles, el país será a cortísimo plazo invíable, porque costará mucho moverse y entonces el gobierno de este país bananero terminará fallando hasta en su estúpida frase de "Mover a México", porque con costos absurdamente caros en la gasolina e país no se puede mover.

Friday, January 06, 2017

"Los Superconductores", del Dr. Luis Fernando Magaña Solís



Cuando estudiaba en la Facultad de Ciencias de la UNAM tuve que tomar clase con el Dr. Luis Fernando Magaña, que impartía ;la cátedra de Física Teórica III (electromagnetismo). En ese tiempo hubo un problema político y la facultad fue cerrada. El Dr. Magaña nos dijo que no suspendería clases y que el curso seguiría en las instalaciones el Instituto donde trabajaba dentro de la UNAM. Así que a pesar de que la escuela estaba cerrada, nosotros tomábamos clases con Magaña.

El curso no es trivial y reconozco que me fue difícil. Pero más allá de la complejidad del tema, el buen doctor no sólo informaba sobre los temas específicos del curso, también nos estaba formando. Recuerdo que nos interrogaba sobre qué leíamos en el periódico. Creo que nadie abría la sección editorial en ese entonces. Él fue quien amablemente nos obligó a leer más, a ponderar las diferentes opiniones de los editorialistas.

Me gustaba su curso a pesar de que me costaba mucho trabajo. Eventualmente terminó el paro en la UNAM y el Dr. Magaña siguió dando su curso como si nada hubiese pasado. Terminaron las clases y yo seguía en clases con Magaña hasta que creo un alumno le dijo al doctor que ya estábamos por empezar el nuevo curso.


Dr. Luis Fernando Magaña Solís

Pues bien, ayer fui a curiosear a la Librería del Fondo de Cultura Económica (Octavio Paz), que está en el sur de la ciudad y vi un libro del Doctor Magaña llamado "Los Superconductores". Lo compré (127 pesotes). Me subí al Metro y me puse a leer, pues tendría un largo camino a casa. De ayer a hoy, que escribo esto, prácticamente ya terminé el libro. Hay partes que debo releer porque Magaña es muy pulcro con su texto y da datos, pione algunas ecuaciones y aclara el panorama que quiere mostrar pero que requiere que el lector haga un esfuerzo para comprender todo el material. Por momentos me parecía escuchar al Dr. Magaña como cuando estaba en sus clases. Debo decir que es un libro disfrutable en todos sentidos.

Ahora que empiezan las actividades en la UNAM iré a ver al Dr. Magaña para que me autografíe el libro. Realmente me hace feliz y considero un honor haber tenido maestros de este nivel en la carrera de física.

Sunday, January 01, 2017

Un problema de ajedrez ingenioso

En el libro de Valeri Beim, Chess Recipes from the Grandmaster Kitchen, encontré un estudio de E. Zakon (1953), el cual es difícil de resolver, mucho si no se tiene la idea del problema (lo cual es la línea directriz del mismo). Lo mismo pasa con el siguiente problema de Fabrize Wantiez, que mostró el GM Bogdan Lalic en su página de Facebook y que de nuevo, si no se tiene la idea de cómo resolverlo, parece que es imposible la tarea de que puedan ganar las blancas. Esta es la posición:


Fabrize Wantiez
Juegan las blancas y ganan

Es bien sabido que no se puede dar mate con la dama sola. El rey blanco está encerrado (ahogado) y no parece entonces poder progresar. Antes de ver la solución, piense qué recurso puede existir. Si no se le ocurre nada, siga leyendo.

Para ganar lo que hay que hacer es coronar el peón de b del blanco. Para ello, hay que sacrificar la dama por el alfil de a3. Cuando las negras retomen, entonces el peón de b podrá avanzar. El truco es entonces llevar al rey negro a h1, por ejemplo, es decir, sacarlo del cuadrado del peón para poder sacrificar la dama en el momento oportuno.

Como puede verse, este problema no se puede resolver si no se tiene una idea exacta de lo que se quiere hacer. Por ejemplo, Komodo encuentra ventaja del blanco de +6, pero no sabe cómo hacer para ganar, no encuentra la idea. Aquí las ideas parecen contar más que el nivelo de profundidad que pueda poner el programa de ajedrez para hacer sus cálculos. Esto demuestra una vez más que el conocimiento ajedrecístico en ocasiones no puede resolverse meramente con jugadas en un árbol de posibilidades.

Thursday, December 22, 2016

Como en un día de furia



Una película de 1993, protagonizada por Michael Douglas, habla de un personaje que en un día particular las cosas le salen muy mal y entonces la ira se apodera de él. En un momento de la película el protagonista (que se ha hecho de un armamento debido a un incidente anterior en el mismo filme), entra a comprar un desayuno a un restaurante de hamburguesas. Pero ya es más de las 12 del día. Douglas entonces -ya enfurecido- saca un arma y me parece dispara al techo del restaurante. Finalmente me parece que pide una hamburguesa pero cuando se la dan, no se parece en nada a la foto de la suculenta comida que se ve desplegada en el restaurante. Eso, desde luego lo enfurece más.

¿Y cómo no va a ser para enfurecer a cualquiera? La publicidad nos ha mostrado por décadas una serie de engaños que aceptamos sin pestañear. Por ejemplo, alguien en la India quiso demandar a la empresa que hace los desodorantes AXE porque en la publicidad de los mismos se presenta a alguien que se aplica dicho desodorante y las mujeres caen rendidas a sus pies. A este pobre hombre no le caían ni rendidas las moscas.

Y puede parecernos gracioso que alguien crea a pie juntillas la publicidad. Todos sabemos que es poco probable que el aplicarnos una loción, un desodorante, o lo que sea, nos va a hacer automáticamente más atractivos o peor aún, al punto en donde las mujeres enloquecen y que desean estar con el personaje ungido con semejante desodorante.

¿Pero es para reírse? Quizás no. En México me parece, hace un tiempo la ProFeCo (Procuraduría Federal del Consumidor), dijo que los anuncios de juguetes tenían que tener mesura y no promover cosas que no fuesen ciertas. La imaginación infantil puede creer lo que ve en la televisión -en un anuncio de un juguete- que bien puede estar hecho con animaciones, efectos especiales, etcétera, con la mera intención de hacer el producto atractivo y vendérselo a los niños que obviamente, se lo pedirán a sus respectivos padres. Pero a lo que apelaba la ProFeCo es a evitar la publicidad engañosa.

¿No debería prohibirse en la medida de lo posible esta publicidad que engaña con dolo al consumidor sin importar que sea éste un niño o un adulto? Porque miren, ayer compré unas galletas de avena Quaker. Obsérvese la portada de la caja:


Dé click en la imagen pata hacerla más grande


Mmhh, se ven apetitosas las galletas pero vean la siguiente imagen: es lo que realmente viene en los paquetines de 4 galletas:


Dé click en la imagen pata hacerla más grande


No hay en ninguna de las galletas reales esos trozos de chocolate que se ven en la foto de la caja. Y puedo apostar lo que quieran que no importa que abra cualquier paquetito de los que vienen, ninguno se verá ni remotamente como la foto de la caja donde vienen esas galletas. Esto es simple y llanamente un engaño. ¿Se vale? ¿Es obvio que lo que muestra la caja no será lo que veremos? Y yo sé que no es el único caso y que a lo mejor es muy común, pero ¿por qué tenemos que aguantar estos engaños diariamente?

Yo creo que el siguiente paso es ir a denunciar a Quaker en la ProFeCo y su publicidad engañosa.  Me parece que si no hacemos nada, si pensamos que es lo "normal", que siempre será así, las cosas no van a cambiar. Seguiremos informando.




Tuesday, December 20, 2016

Más sobre patrones en ajedrez



En el pasado Campeonato Mundial de Ajedrez, Carlsen batió en las partidas rápidas a Sergey Karjakin, el retador, el cual no parecía en el papel tener muchas chances frente al noruego. Vamos, hasta Kasparov dijo que el match sería de un solo lado a favor de Carlsen, pero el ruso se ve que se preparó muy bien y de pronto hasta tuvo chances de ganar el título mundial.

La última partida de las primeras 12 pactadas a tiempos clásicos, ajedrez lento pues, fue para los espectadores una burla, pues los dos ajedrecistas jugaron una línea teórica y pactaron el empate sin que francamente hubiese lucha. Todo pues se decidiría en 4 partidas rápidas a 25 minutos y en caso de persistir el empate irían a partidas de 5 minutos. Pero no hubo necesidad: Carlsen ganó con autoridad 3-1 y mantuvo su cetro mundial. Lo interesante es que en la cuarta partida Magnus Carlsen liquidó al adversario con 50. Dh6+!! y Karjakin concedió que debía rendirse porque sería mate en la siguiente jugada no importando con qué pieza capturara la dama. La posición final fue entonces ésta:


Carlsen - Karjakin 
Campeonato Mundial, Nueva York 2016
Juegan las blancas

Como decíamos, en esta posición Magnus jugó 50. Dh6+!! y si 50. ... Rxh6 51. Th8#; a 50. ... gxh6 51. Txf7#

Magnus Carlsen terminó con este lindo sacrificio y la décima segunda partida del match tan criticada pasó al olvido. Ahora todos alababan el gran juego combinativo del campeón mundial y el haber hallado 50. Dh6+!!


Popov - Novopashin
Campeonato URSS 979
Juegan las blancas

Pero 37 años antes este tipo de combinación, este patrón, se jugó en la partida Popov - Novopashin, en el Campeonato de la URSS de 1979. En la siguiente posición (véase diagrama), las blancas culminaron la partida con 32. Dh6+!!, produciéndose una combinación igual: si 32. ... Rxh6 33. Th8# y si 32. ... gxh6 33. Txb7#.

La realidad es que ambas combinaciones se basan en el mismo patrón. Si usamos el lenguaje definido para patrones que estoy trabajando en mi tesis ahora (ver aquí  y aquí), podemos darnos cuenta que los elementos se cumplen:

Carlsen - Karjakin, Nueva York, 2016: D(h6), T(c8), T(f5), P(h5), r(h7), p(g7)

Popov - Novopashin, URSS, 1979: D(h6), T(f8), T(b7), P(h4), r(h7), p(g7)


Como puede verse, la similitud en ambos patrones muestra que se trata del mismo patrón genérico. Ahora estoy trabajando precisamente en esto. Peter W. Frey ha mencionado que para él hay tres tipos de patrones, A, B y C. (Peter W. Frey (1986). Fuzzy Production Rules in Chess. ICCA Journal, Vol. 9, No. 4). Indica Frey entonces que se pueden considerar patrones que van desde propiedades simples de escaques y piezas que se ocupan de las posiciones donde se encuentran y el control que tienen, hasta un conjunto de características que puede ser interrelacionado de manera más compleja. En el caso de los patrones tipo-A, todas las condiciones se deben cumplir, es decir, todas las características del patrón deben estar presentes. En los patrones de tipo-B, se representan las características que usualmente están presentes pero no siempre y los del tipo-C en donde las características se presentan ocasionalmente.

Saturday, December 10, 2016

Del moribundo Teletón



Como cada fin de año, Televisa transmite el Teletón, un evento en donde se trata de pedir dinero vía donativos a particulares, a empresas, a quien se deje, para construir centros de rehabilitación en diferentes estados de la República. En esta ocasión hablamos de la edición #20 de este evento de recaudación.

Teletón empezó hace unos 20 años y tuvo una buena acogida del respetable. Cada año se captaba más dinero y se llegó a un promedio de unos 450 millones de pesos cada año. Con ello, la Fundación Teletón construía CRITs (Centros de Rehabilitación Infantil Teletón) y hoy en día hay 25 centros. No siendo suficiente el tratar con la rehabilitación, la Fundación Teletón entonces empezó a hablar de ayuda a los niños autistas y con cáncer.

Pero en 2015 algo pasó: la meta era lograr 474,143,221 + 1 peso y solamente se juntaron 327,267,551 pesos, lo que equivale a una disminución del 69% de acuerdo con la Wikipedia. ¿Qué ocurrió? Aparentemente hubo una serie de acontecimientos que hicieron que las personas dejaran de donar. Por una parte, el flamante presidente Peña Nieto fue descubierto con lo que se llamó el escándalo de la casa blanca, un inmueble que supuestamente compró su esposa por más de 80 millones de pesos. Eso al mexicano no le gustó nada. Y aunque el gobierno haya hecho circo y maroma para que eso quedara como un acto fallido pero no un acto de corrupción, quedó evidenciado que Peña es tan ladrón como cualquier otro político mexicano (con sus honrosas excepciones que supongo, deben existir).

Y entonces en ese malogrado Teletón salió Carlos Loret de Mola a regañar a los que no donaban como antes. Y si esto fuera poco, se echó la culpa a las redes sociales que sistemáticamente protestaron contra este evento apelando a que la gente dejara de donar. Se insistió que en esa campaña de Facebook y Twitter se decía que Televisa dejaba de pagar impuestos, que todo era un negocio del consorcio, etcétera. Cabe decir que ante la falta de donativos, la página del Teletón entonces puso maneras para que cada donante pudiese sacar su recibo para deducir impuestos, cosa que anteriormente había "olvidado". Y cabe señalar que yo mismo en algún momento pedí que pusieran los estados financieros en la página del Teletón, pues era un asunto público. Al principio me contestaban pero después quien regenteaba la parte de los correos hacia la Fundación dejó de contestarme.

Teletón entonces entendió que había una crisis de credibilidad y que además, gracias a Internet, la gente ya no estaba dispuesta a creerles nada. Fernando Landeros, el presidente del Teletón México, salió a decir que todo era mentira y que esta campaña sistemática contra el Teletón era francamente abominable, porque además era falsa. Lo curioso es que este señor no creo pueda explicar quién armó semejante campaña contra la Fundación en las redes sociales. Y no podrá explicarlo porque nadie generó semejante campaña. Es más bien la percepción que se tiene del Teletón y su mejor expresión la podemos ver en las redes sociales.

Landeros y Co. entonces diseñaron para este último Teletón, el del 2016, una serie de videos en donde sale el personaje del "Vítor", en su microbús, diciéndole a la gente que done para el Teletón, pero una pasajera le dice que no, que se roban todo. Entonces el popular personaje les dice: "les voy a explicar la neta, y verán que todo eso que han dicho del Teletón es mentira", y entonces salen cápsulas que insultan la inteligencia del más pendejo. Sale Landeros (sin llorar esta vez, porque lo hace a cada rato), diciendo que Teletón no quiere sustituir a las labores a las que el gobierno está obligado. Pero se le olvida decir que eso es precisamente lo que está haciendo. Y se enreda en una serie de argumentos que son fácilmente refutables pero claro, no hay antagonista que le diga que deje de decir mentiras. Y así se va yendo la transmisión del Teletón. De pronto aparece el Vítor y ante la queja de que no hay transparencia en el manjeo del dinero, el personaje manda a otra cápsula, explicando que no es cierto. [1]

Pero en mi opinión, el Teletón está mal desde sus raíces. Pretender hacer un modelo de negocios en donde el funcionamiento de los CRITs dependan de los donativos anuales es absurdo. ¿A poco pensaron que le iban a sacar 450 millones de pesos cada año a la gente? No se puede pretender crear centros de rehabilitación hasta llegar a 25 si no se tiene claro un modelo económico sustentable. Y eso es lo que ahora está pasando con el Teletón. Por una parte, las redes sociales han llegado a convencer de lo tramposo del esquema. Ya no convence sacar en la televisión a los niños discapacitados y llorar con ellos en un acto lacrimógeno e indigno de quien sufre una discapacidad. Ya la gente se ha hartado de Ferriz de Con diciendo al respetable: "móchense" y ni los alegatos y regaños de Loret tienen ya efectos. La gente está realmente cansada de que le saquen dinero de todas las maneras posibles.

En mi opinión, el mecanismo del Teletón se desgastó. Le vieron la cara a los mexicanos por años y ahora, ante la posibilidad real de no poder juntar las cantidades millonarias que lograban, han "abierto sus puertas" a todo aquel para que conozca, valore y entonces vea la gran labor que hacen los CRITs. Pero ya es tarde, es un esquema moribundo, mal planeado, que califica con todas las agravantes de ley, premeditación, alevosía, ventaja y traición. En eso se resume lo que es ahora el Teletón y pienso que si acaso lo mantienen un año más, pero claramente este esquema está moribundo y no hay quien lo salve.

__________
Notas:

[1] Hay críticas fundadas además sobre la exención de impuestos, los donativos, etcétera. Vale la pena echarle un ojo a la página de la Wikipedia.