Wednesday, April 23, 2014

De libros de texto y similares

Estoy preparándome para un examen y necesito repasar algunos temas. Voy a la biblioteca de la Facultad de Ciencias y me hago de dos libros, uno de diseño lógico y otro de Estructuras de Datos. Comienzo con el segundo. Necesito entender bien cómo medir la complejidad de algoritmos. El libro en cuestión contiene el tema que necesito pero oh, parece que asume muchas cosas del lector. Pasan las páginas y cada vez se pone más oscuro. ¿Cómo puede ser? ¿No que es un libro que abarca estos temas a un nivel normal (que no avanzado)?

Otro caso: Hace un par de años decidí que quería aprender a programar en Windows Phone 7, el cual parecía tendría futuro de acuerdo a la publicidad que Microsoft hacía en ese momento. Me metí a Amazon y busqué un libro para inicarme en el tema. Hallé "Beginning Windows Phone App Development", de Henry Lee y Eugene Chuvyrov, de APress. Sonaba bueno. Empiezo con el capítulo 1, que se llama "Introducing Windows Phone 7 and the Windows Phone Platform". Muy bien, un repaso a la plataforma. Paso al capítulo 2: "Building Windows Phone 7 Applications". Los autores explican una primera app. Algo así como el "hello world!" que se hizo famoso después de que Dennis Richie iniciara así su libro sobre C. Parece fácil todo hasta el momento. Llego al capítulo 3: "Using Cloud Services As Data Stores". ¿Qué? ¿Después de un primer programa trivial se meten a explicarme  en una centena de páginas el uso de los servicios de la nube Azure? Bueno, ¿quién les enseñó a estos programadores cómo enseñar a programar? Ya se vuelve entonces el libro una pesadilla, ininteligible. Cien páginas después: Fin de la historia. Ahora (y quizás siempre), duerme dicho libro en un estante.

El punto es que parece que los libros de texto que supuestamente son introductorios a un tema, deben ir paso a paso y asumir lo menos posible del lector. Por ejemplo, su hallo un título como "Advanced computer graphics", me queda claro que el o los autores tienen  como nicho a lectores que ya entienden del tema y que buscan entrarle a tópicos más avanzados. Si tomo un libro así, no espero que me traten como principiante. pero si tomo un libro que dice "Beginning Turbo Pascal", no espero que me hablen de apuntadores en el capítulo 3. Eso es ridículo.

En mi opinión, libro que peca de un nulo entendimiento de cómo enseñar, (siendo libro de texto), se va al cajón de los olvidados. Lleva tanto tiempo desentrañar lo que otros explican con cuidado, que no vale la pena ese esfuerzo monumental para decodificar los temas que un autor piensa que son triviales, ignorando las necesidades de quien empieza.

Hoy cumplo años


Fui a dar clases de 8 a 10 am a la UNAM. 11:30 am di una clase de ajedrez a un gran amigo. Después llegué a casa de mi mamá y ya había llegado Pilar. Fuimos a comer al Italianni's de Perisur. Regresamos. Comimos pastel (cortesía del buen amigo David, que en la mañana después de la clase compartió conmigo un minipastel: chocolate, mousse de fresa y de chocolate de nuevo, con algunas frutas en la parte superior de dicho pastel). En la mañana mi hermano Juan me regaló el DVD de Computer Chess (una película sobre el tema). Me puse a trabajar un rato y ahora reporto esto en el blog. ¡Felicidades a mí!



____
(*) Y no, desafortunadamente no hubo un pastel así...

Thursday, April 17, 2014

Aviso sorprendente


Los programas de cómputo son los que finalmente le dan vida a las computadoras. La máquina más poderosa sin software puede ser tan inútil como si hablásemos de un automóvil sin gasolina. Por ello, los propios fabricantes de computadoras se han aplicado para poner pre-instalado en las computadoras que fabrican, el software más popular, por ejemplo, una suite informática que en general contiene procesador de palabras, manejador de bases de datos, hoja de cálculo y un programa de presentaciones.

No es sorpresa hallar que las versiones que instalan muchas veces son promocionales, es decir, no son las versiones completas. Por ejemplo, en la computadora que estoy escribiendo esto tiene una versión recortada de MsWord, la cual no me deja poner pies de notas y además, recortaron el tamaño de la pantalla y pusieron una barra a la derecha en donde se la pasan promoviendo la compra del producto completo. Es medio incómodo escribir en un procesador que no tiene una pantalla compldta y que ésta se desplaza de izquierda a derecha. Una opción para evitar el inconveniente es escribir en dos columnas, para evitar el desplazamiento y al final, cuando ya está todo escrito, pasar todo a una sola columna. Hay trucos siempre, pero el caso es que eso quita tiempo.

Y hablo de todo esto porque hoy fui a OfficeMax a hacer unas fotocopias y mientras procedían con eso, me puse a ver las computadoras que vendían y hallé unas que tenía un simpático letrero (véase la imagen que ilustra este artículo): "Está intentando utilitzar Office pero no tiene Office". ¡Estupendo!

El mensaje es de Microsoft y lo que está pasando es que esa máquina tiene una versión de demostración o prueba y por eso la máquina se da cuenta que alguien quiere usar Office (seguramente está ya el icono puesto para simplemente dar click), pero el usuario, o no ha comprado el producto o bien, no lo ha puesto en modo de prueba).

____
(*) Si se quiere ver la imagen más grande, dé click sobre ella.

Raúl Hernández y el futuro del ajedrez mexicano


Leontxo García, periodista español y afamado cronista de ajedrez, ha publicado en la página de Chessbase en español un largo artículo sobre la visita de Kasparov por algunos países del Continente Americano. Curiosamente hace mención importante a lo que pasó en México, con la inauguración de la Fundación de Ajedrez Kasparov (KCF por sus siglas en inglés), que se llevó a cabo en el Museo Soumaya, y en donde Hiquíngari Carranza es ya el presidente de esta fundación para Iberoamérica.

Kasparov busca también la presidencia de la FIDE. Es claro que de obtener este puesto, sus relaciones con su fundación serían mayores y eso podría significar que haya más ajedrez. Sin embargo, hay obstáculos a vencer. Uno de ellos es Ilumzhinov, presidente sempiterno que busca reelegirse cuatro años más, aunque evidentemente no está muy claro para qué, pues el ajedrez no ha mejorado gracias a sus gestiones. Para colmo, el actual presidente de la FIDE dice haber sido abducido por extraterrestres y claramente eso no ayuda a la imagen de un funcionario de ese nivel que finalmente -entre sus muchas actividades y responsabilidades- está la de conseguir patrocinios para torneos, para los campeonatos mundiales, etcétera.

Pero más allá de eso tenemos a Raúl Hernández, que va en su tercer período, en el cual sus grandes planes en pro del ajedrez nacional no se han dado. Con la visita de Kasparov a nuestro país, se esperaba que éste se reuniera con nuestro flamante presidente de la FENAMAC. Fue éste último invitado y Hernández confirmó y reconfirmó su presencia en algunos de los eventos de la gira de Garry por el DF. Pero el señor presidente de la FENAMAC no apareció en ningún momento. Cito a Leontxo en su artículo: "Debo hablar de las miserias del ajedrez mexicano, encarnadas principalmente en un personaje, Raúl Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Ajedrez, manejado por otro: Jorge Vega, presidente de FIDE América".

Para nadie es secreto que Jorge Vega mueve muchos hilos del ajedrez latinoamericano. Tiene un poder político increíble y parece que es capaz de mover voluntades de alguna manera. Leontxo se pregunta ¿cómo puede explicarse esta conducta de Hernández? Aparentemente Raúl Hernández hace todo lo que le diga Jorge Vega. Por ejemplo, sí apareció cuando vino Ilumzhinov a México y hasta fotos se tomó con él. Dice Leontxo a la letra (tratando de explicar la ausencia del directivo mexicano): "Vega le prometió un premio muy sustancial, más que el viaje con gastos pagados al Mundial Anand-Carlsen del año pasado en Chennai, donde Hernández (que no es miembro de la Junta Directiva de la FIDE, ni de su Comité Ejecutivo ni de ninguna de sus 23 comisiones) ni siquiera se dignó pasar por la sala de prensa para saludar a los conocidos". Vamos, que ahora nos enteramos que Raúl Hernández fue al Mundial en Chennai pagado por la FIDE ¿pero a cuenta de qué? Misterio.

El asunto parece estar claro: Hernández dará el voto de la Federación Mexicana a Ilumzhinov, sin duda ninguna. Y nadie parece que puede hacer nada. Y antes que alguien piense que toda esta crítica es porque yo quisiera que la FENAMAC votara por Kaspárov, déjenme informarles que lo importante es votar por el que dé más ventajas a México, no al que le convenga políticamente a Hernández. Piénsese en la FENAMAC como un votante en una elección. ¿Qué debe hacer un votante responsable? ver las propuestas de los diversos candidatos y apoyar con su voto a la que mejor le convenga. Hace cuatro años, Karpov -que fue el candidato- propuso eliminar las cuotas que la FIDE cobra por rating, por estar asociado, etcétera. Eso hubiese sido un dinero ahorrado pero Raúl Hernández votó por Ilumzhinov, y esto no le dio a México como país ninguna ventaja...  Bueno, sí, mandaron a Hernández a Chennai al Mundial con gastos pagados. Bonito premio.

Cabe decir que Raúl Hernández fue elegido para defender y apoyar el ajedrez mexicano, no para que fuese su minúsculo coto de poder. La situación del ajedrez en México no puede seguir así. Voy empezando por mandar una carta a Jesús Mena y en todo caso, a pedir una entrevista a título personal para que se investigue qué pasa en el ajedrez mexicano y qué se puede hacer para avanzar y no seguir detenidos por dirigentes que buscan sólo su beneficio personal, como Raúl Hernández.

____
(*) En la foto que ilustra este artículo aparecen, Ilumzhinov de espaldas, Jorge Vega (traje claro) y Raúl Hernández.

Wednesday, April 16, 2014

La desgracia de tener mucho dinero


Uno podría pensar que tener mucho dinero debe ser algo que nos permitiría finalmente disfrutar de la vida. No tener carencias, comprarnos lo que se nos antojara, viajar cuando quisiéramos, vivir en una amplísima casa con todas las comodidades y más, etcétera, pero quizás estamos sobredimensionando las cosas, porque finalmente, ¿cuáles son los satisfactores que da el tener dinero?

Algunas de las cosas que se pueden hacer con el dinero ya las mencioné. No atarse a un salario o depender de la quincena, cosa que la mayoría de los que trabajan les ocurre, podría ser sensacional. Disponer de una buena cantidad para comprarnos esos lujos que en la vida de la mayoría de las personas no podrán tener, probablemente nos hagan sentir que el mundo está a nuestros pies y quiero suponer que semejante sensación debe provocar hasta temblores en las piernas.

Y todo esto viene a cuento porque hoy a eso de la 1:30 de la tarde iba por Insurgentes y de pronto apareció a mi derecha un Lambourghini Diablo, como el que ilustra este artículo. Totalmente negro. En altura es más o menos la mitad del fiel Bachoco (mi chevy blanco) y desde luego, corre un poquito más que mi coche. El punto es que mucha gente en la calle vio pasar el auto deportivo (el cual no iba rápido, más a la misma velocidad que todos). Incluso un par de policías en una esquina lo vieron -creo yo- con admiración.

Hasta aquí todo bien, pero entonces me percato que atrás del poderoso Lambourghini venía una camioneta blanca llena de guaruras, de protección privada, que escoltaban al conductor del fantástico automóvil. La camioneta en cuestión cuidaba, como celoso cancerbero, que no se metiera ningún coche atrás del Lambourghini. Este espectáculo es común en quienes usan guaruras, lo cual evidentemente es reprobable porque eso quiere decir que hay quienes no pueden estar seguros en las calles.

El punto que me llamó la atención fue entonces: ¿Para qué hacerse de tan lujoso auto, que cuesta unos 240,000 dólares -poco más de 3 millones de pesos- si hay que salir con toda una parafernalia de guaruras y vigilantes para que pueda estar tranquilo el conductor de semejante auto? ¿Cuál es la gracia de salir a la calle con ese miedo? porque es claro que quien tiene un coche así es probable que tenga mucho, pero mucho dinero.

Y diré algo que a lo mejor a más de uno le hace gracia: A mí me dio lástima el conductor, su poderoso Lambourghini y sus escoltas. Vivir así, con temor a todo me parece absurdo. Quizás el dinero que esa gente tiene sea tanto que acepte su situación y además, piense que todos los demás somos un inmenso rebaño de pobretones y que esta reflexión mía es igualmente de un pobretón que no tiene más que un chevy ridículo. No lo sé, pero me queda claro que prefiero mi fiel y humilde Bachoco y no tener tanto dinero, que pensar que soy secuestrable, por mencionar un solo ejemplo.

Sunday, April 13, 2014

¿Cuándo no usar Java?



Yo sé que Java prometía ser un lenguaje casi universal, pues parecía cumplir con la expectativa: escríbase una vez y córrase en cuanta plataforma halle. Todo esto es factible porque Java trabaja sobre una máquina virtual y entonces no hay que escribir un compilador para cada plataforma. Se cambia esta ingrata tarea por la de escribir una máquina virtual lo cual, parece ser, es mucho más fácil de hacer. De hecho los emuladores son una solución económica a muchísimos problemas de compatibilidad y el software actualmente tiene el suficiente nivel de abstracción para lograr este cometido.

Java, supuestamente, funciona en algo que se llama un "sandbox", un arenero, una analogía para indicar que lo que corre en el arenero no puede salir de ahí y por ende, los virus son imposibles. Sin embargo, hay reportes de posibles virus como el "Java.Trojan.Exploit.Bytverify.Q", el cual, se dice, aprovecha la vulnerabilidad de Java Runtime Environment para ejecutar código malicioso. El peligro, afirman, acecha en los 'applets' de Java que se integran en las páginas web. A mí no me queda estrictamente claro cómo es esto posible de acuerdo a la definición de seguridad de Java, pero evidentemente no faltará quien haya encontrado una manera de brincarse las trabas que originalmente pone el sistema.

Y la verdad es que Java suena como una muy buena idea y tiene montones de virtudes que no hay que despreciar, amén de que hoy en día hay muchísimas bibliotecas de funciones para todos los gustos y necesidades. Es increíble la cantidad de gente que ha escrito código y rutinas para Java. No es un asunto que deberíamos despreciar.

Sin embargo, el problema es el tipo de aplicaciones y programas que se pueden hacer con Java. En muchos casos, queda claro que Java es una buena opción, pero hay un caso interesante en donde me pone a dudar el usar Java. Se trata cuando las aplicaciones por escribir tienen que ver con sistemas que inherentemente buscan ser seguros. Hablamos de los bancos o bien del SAT, en donde los usuarios (con eso de la factura electrónica), están mucho más involucrados para hacer todo el asunto de sus impuestos vía una página web.

Y si vamos a la experiencia práctica, ocurren una serie de factores que me ha tocado ver de primera mano en el uso de Java y particularmente en el SAT (Servicio de Administración Tributaria). Por ejemplo, si como yo, no se recuerda la clave (contraseña) con la que se definió la FIEL (Firma Electrónica Avanzada), está perdido, porque no podrá facturar electrónicamente. La solución es relativamente simple pero implica ir a la oficina local del SAT para pedir una nueva firma electrónica avanzada. No hay que llevar más que una identificación y un USB o disco compacto para que le graben la información. Curiosamente para ello se puede bajar un programa del sitio del SAT para generar un archivo con extensión ".req" y con él, al ir a la oficina del SAT, le generarán los archivos ".key" y ".cer". Pero oh, uno descarga el archivo y cuando lo quiere ejecutar en el navegador, Java se niega a hacerlo.

Y esto es un solo de los detalles. Otro es el acceso a la información de cada usuario que factura electrónicamente. Por una parte, el manejo de bases de datos parece ser una cuestión crítica y resulta que al hacer una factura nueva, a veces el registro tarda hasta 72 horas en generarse. ¿Tantas horas? ¿Por qué? ¿No debería ser inmediato? ¿Dónde está el cuello de botella? ¿En el manejador de bases de datos usado? Misterio.

Y no quiero exagerar, pero el sistema simplificado de facturación electrónica es malísimo, mal explicado, lento, en donde muchas veces no funciona si uno usa Chrome, Firefox o el inútil pero favorito del SAT, el Internet Explorer. En ocasiones no se sabe qué está pasando porque aparece un símbolo como que el sistema está cargando algo pero no pasa nada en la pantalla en un buen rato. Sigo sin entender muy bien qué software es el responsable de todas estas dificultades.

Si a mí me hubiesen preguntado cómo hacer un sistema de esta naturaleza, hubiese elegido otra opción. Mi enfoque hubiese sido hacer programas clientes para las diferentes plataformas, los cuales pudiesen acceder a las bases de datos de los usuarios en particular. Por una parte, los sistemas tenderían a ser más ágiles, porque solamente se mandarían y se recibirían los datos, sin necesidad de mandar toda la parafernalia que significa por ejemplo, crear la factura electrónica en línea. De hecho, éste es el enfoque de algunos sitios web donde interactúan con el usuario. El sistema en donde se ven sus ventajas es por ejemplo el Internet Chess Club - ICC, un sitio web donde se puede jugar ajedrez en línea. A diferencia de Yahoo, por ejemplo, que su "club de ajedrez" funciona usando un programa que corre en Java en el navegador, el ICC corre un cliente en la plataforma de cada usuario y solamente manda la información relevante de las partidas. La diferencia en el desempeño de Yahoo contra el del ICC es evidente: el segundo supera en agilidad y precisión al sistema escrito en Java.

Mi opinión sobre todo este asunto de usar Java para estos sitios de -digamos- misión crítica [1] no es la mejor. Quizás lo que ocurre es que todo esto de la factura electrónica va evolucionando y por ende, hallamos las dificultades normales porque aún estamos aprendiendo a hacer estas cosas.  No obstante esta argumentación, me queda claro que en este país hay suficiente masa crítica de neuronas que pudo haber llevado a una solución mucho, pero mucho más eficiente en el SAT, y sin necesidad de Java.


___
[1] Podemos entender por sistemas de misión crítica a aquellos servidores que ejecutan aplicaciones esenciales que, si fallan, tienen un impacto significativo en el funcionamiento de cualquier empresa, organización o institución que dependa de su información. (http://www.datacenterdynamics.es/focus/archive/2011/12/%C2%BFqu%C3%A9-es-el-c%C3%B3mputo-de-misi%C3%B3n-cr%C3%ADtica)


Las inútiles marchas por la paz


México lleva años con un problema de delincuencia organizada que ha escalado y que de hecho, tiene en jaque al gobierno federal. Quien crea que exagero simplemente dése una vuelta por las auto-defensas, que cansados de los abusos de los delincuentes y la inacción o complicidad de las autoridades (incluyendo a la policía), hacen que la vida en muchas partes de la república sea francamente de temor cotidiano, por decir lo menos. Recuerdo que hace unos años, ante la escalada de violencia que se vivía en el país, hubo una megamarcha en el Distrito Federal, en donde si mal no recuerdo, caminaron un millón de personas pidiendo paz y seguridad, asunto que el gobierno en turno dijo que contemplaría puntualmente.

Pero atender puntualmente algún asunto para el gobierno es darle largas interminables. Parecen que solamente toman acciones cuando "el agua le llega a los aparejos", es decir, cuando el problema ya los rebasó. Y entonces crean fiscalías especializadas para atender la problemática, que sigue y sigue. De vez en vez sale entonces el gobierno a dar "buenas noticias" indicando que habrían atrapado a un súpernarco o bien, que la Marina había dado muerte a otro súpernarco que a la postre resultó que no estuvo muerto, sino que anduvo de parranda. Vamos, que el gobierno por definición miente y como lo hace con tanta frecuencia, entonces parece que se lo cree. Fue el nazi Joseph Goebbels quien dijo que una mentira repetida mil veces es una verdad y creo que nuestros gobiernos, por años, han actuado de esa manera.

Sin embargo, la sociedad civil, que busca vivir en paz y con seguridad, no sabe qué hacer. Los respectivos gobiernos nomás no dan una y no hacen nada. Las policías están llenas de elementos corruptos, asociados con la delincuencia (que parece siempre más organizada que las autoridades mismas) y así no hay manera que el problema se solucione. Si se le da un arma y la confianza a alguien para que proteja su derredor bajo la idea de que para eso sirve la policía, pues hemos fracasado. Estamos dándole a muchos malos mexicanos armas para que asalten y en el mejor de los casos, propicien las corruptelas cotidianas como la "mordida", que a decir de uno de mis hermanos, en un intento de ser gracioso, me dijo un día que "la mordida es un acto de simplificación administrativa".

El gobierno recibe todos los días noticias de fraudes millonarios. Podríamos hablar de la Línea 12 del Metro (que aunque en mi opinión no es cierto todo lo que han dicho del asunto, sino que en el fondo lo que buscan es eliminar a Ebrard de los comicios y de su posible candidatura presidencial en el futuro), o bien, del fraude de Oceanografía... O quizás mejor podríamos tocar el tema de Pemex y Hewlett-Packard. La corrupción en nuestro país está a flor de piel y lo ha estado por muchos años, digan lo que digan.

Pero regresando al tema que nos ocupa, las marchas -ahora en Tamaulipas- buscan protestar en las calles de manera masiva para que el gobierno encargado se "ponga las pilas" y busque hacer algo que regrese los niveles de inseguridad al mínimo. Pero ya se hicieron megamarchas en otras partes e incluso Calderón, cuando fue presidente, se reunió con el poeta Sicilia y prometió buscar soluciones a corto plazo...  y ¿saben qué pasó? NADA. La delincuencia se muere de la risa con estas acciones de la sociedad civil. Ni les importa ni les importará. Se han convertido en parte del escenario, de la escenografía que nos está tocando ver y vivir. Mientras tanto, las muertes siguen dándose. Las ejecuciones, delincuentes de bandas antagonistas colgados en puentes o con el tiro de gracia, o las dos cosas.

Por ello mismo, todas estas expresiones que se dan en las megamarchas no sirven. No inciden y no cambian nada. Yo veo al gobierno tomar acciones ¿cuándo? Cuando de nuevo, el agua les llegue al cuello. Cuando la sociedad civil se organice y decida otro plan de acción. Antes podemos estar seguros de que nada harán.

Crédito foto: https://twitter.com/GustavoSanBe/status/455386031475277824/photo/1

Friday, April 04, 2014

Los delincuentes de Internet


A los ladrones les llamamos rateros, que viene de la palabra rata, la cual identifica a un animal rastrero que vive en la oscuridad, en las cloacas, a nuestra sombra. Si vemos ratas en alguna parte, probablemente buscaremos la manera de eliminarlas. Hay razones para ello: son un medio para propagar enfermedades y de hecho, la peste negra fue debido a las ratas. Estos roedores son capaces de acabar con todo a su paso. Comen lo que sea y terminan con cosechas, con todo. Se llevan el producto de otros cada vez que se les deja. Por eso hay que mantenerlas a raya.

Así hablamos de los ladrones como esos personajes que viven en las cloacas y que buscan quitarnos lo nuestro. Y a esto le llaman en Internet “phishing” lo cual es, estrictamente, suplantar la identidad de alguien, ya sea en un correo electrónico, indicando que son por ejemplo, el banco X y que por alguna razón, nos piden actualizar nuestros datos. Lo que buscan es agarrarnos desprevenidos y entonces hacer que pongamos datos como la tarjeta de crédito y los números de seguridad para así usar las tarjetas de terceros en su provecho.

Esto es la delincuencia, que en Internet es cotidiana y lidiamos con ella porque si se es un usuario educado, no caeremos tan fácilmente en estas prácticas fraudulentas, pero no hay que confiarse, al mejor cazador se le va la liebre. A cualquiera le puede pasar. No hay que bajar la guardia.

Quienes mandan programas virulentos en una supuesta forma de un archivo PDF, el cual tiene una extensión final .SCR o .EXE, nos buscan engañar para que abramos ese archivo y nos contaminemos. La razón de esto es que algunos virus ahora encriptan los datos de las computadoras que han infectado y después piden “rescate” a los usuarios, o perderán su información. En otras ocasiones la idea es infectar nuestras máquinas simplemente por el placer de hacerlo, porque sino, no se explica uno a cuenta de qué tanta maldad, o tanta estupidez ajena.

Y si hablo de esto es porque acabo de recibir un mensaje de phishing, el cual supuestamente es de Bancomer y en donde se me indica que mi cuenta ha sido suspendida (aunque no tenga cuenta en Bancomer, caso curioso), y que para reactivarla debo dar mis datos. Si ven la imagen que ilustra este artículo verán que el sitio www.bancomer.com.mx me remite a www.bancomert.com.mx. Ah, una letra que hace toda la diferencia y que incita al error, pensando que estamos en el sitio oficial. El defraudador saca ventaja de todo, de la discriminación que hace nuestro cerebro al leer, que no lee letra por letra, sino que aparentemente lee bloques, “tokens”, y es por ello que muchas veces se nos van errores en los trabajos escritos a pesar de haberlos revisado a conciencia.

La cuestión aquí es que para no caer en estos trucos debemos saber que existen y ante la promoción de usar Internet con atención, las probabilidades de que nos engañen resultan menores. Por ello las campañas de divulgación para evitar a estos defraudadores deben basarse en que se muestre a los usuarios que siempre puede acechar un ladrón buscando sacar ventaja de nosotros. Y como finalmente en Internet somos de alguna manera anónimos (hasta cierto punto), pues estos delincuentes creen que el daño es menor porque no ven a sus víctimas. Cabe decir que muchos navegadores ya avisan si notan que los enlaces a los que se hace referencia no son iguales a los enlaces descritos, por lo que los propios sistemas nos ayudan a evitar de alguna manera que seamos engañados en nuestra buena fe.

Lo lamentable y triste, creo yo, es darnos cuenta de la terrible naturaleza humana, que tiene su reflejo en lo que hacemos en Internet. Los trucos sucios, el buscar quitarnos nuestro dinero, el intentar engañarnos, es el pan de cada día. ¿En serio así somos como raza humana?

Cuando la democracia no sirve


Dice la Wikipedia que la "Democracia es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales."

Y aunque suene esto una definición compleja, todos entendemos el mecanismo de la democracia cuando vamos a votar. Nuestro voto vale igual que el de cualquier otro ciudadano y entendemos que aunque no es una manera perfecta de tomar decisiones, es quizás la mejor en el sentido que todos pueden expresar su opinión y vía el conteo de votos, podemos decidir sobre el tema que sea.

Sin embargo, ¿es así? Podemos pensar que el permitir que todos voten es la mejor manera de hallar la solución a un problema, o decidir quien nos gobernará. ¿Cómo podríamos poner a prueba las virtudes de la democracia? ¿qué experimento puede hacerse para mostrar sus bondades e incluso sus defectos? No parece fácil hallar un escenario para tratar de probar este tipo de hipótesis, pero he aquí que ayer, en la Facultad de Ciencias de la UNAM, se presentó Garry Kasparov, quizás el mejor ajedrecista de todos los tiempos. Kasparov no solamente dominó la escena del ajedrez por más de 20 años, sino que nos ha dejado un legado de más de 40 libros (y no parece aún detenerse en esto), desde los clásicos de aperturas hasta su obra maestra, "Mis Grandes Predecesores". Ahora ya están impresas dos partes de la trilogía de su autobiografía "Kasparov on Kasparov" y aunque solamente he leído el primer tomo, es francamente sensacional. Es uno de mis libros favoritos.

Garry Kasparov en la UNAM, por el aniversario 75 de la Facultad de Ciencias, jugó una partida contra 400 jugadores (prácticamente todos miembros de dicha escuela, profesores, alumnos, personal administrativo). Para que el excampeón del mundo jugase contra tantos, el mecanismo que se eligió fue el siguiente: a través de un dispositivo de votación electrónico, los aficionados tenían que votar por una jugada de tres posibles, que se mostraban en las pantallas gigantes, que eran elegidas -presumiblemente- por maestros de ajedrez o quizás una computadora, (no lo sé de cierto). La jugada -de las opciones dadas- con más votos era la que se hacía contra el gran jugador.

Kasparov venció con aparente facilidad a sus 400 rivales, porque probablemente de este número de jugadores entusiastas, no más del 10% juega al ajedrez en torneos y tiene una fuerza de digamos unos 2000 puntos de rating (primera fuerza). Es seguro que la mayoría juegue de manera lírica, sin haber leído libros, sin conocer los fundamentos del ajedrez, que sean jugadores eventuales. Por ende, las votaciones no hacen que la jugada elegida sea la mejor. En la diversidad de opiniones que pueda haber, si por ejemplo, pusiésemos a 10 grandes maestros a elegir por votación la jugada a hacer de tres posibles, es muy probable que Kasparov no la hubiese tenido fácil.

¿Cuál es la lección de todo esto? Es sencilla: la democracia no parece ser finalmente tan buen mecanismo porque para tomar una buena decisión hay que saber, hay que estar informado. Y esto, por ejemplo, en las elecciones políticas en nuestro país, los partidos políticos apuestan a la ignorancia, a no dar información pero sí despensas, enseres dométicos, tarjetas de Soriana, pues así logran que la gente vote por ellos eliminando la razón y no con un voto razonado.

Si con 400 ajedrecistas se ve este fenómeno, ¿qué podemos esperar en un país donde más del 50% no sabe leer y escribir y vive en la miseria absoluta?  Creo que si vemos la partida de Kasparov en la UNAM como un experimento de la democracia, los resultados hablan por sí mismos.

Por cierto, ésta es la partida:

Kasparov vs 400 jóvenes de Ciencias
Lugar:Facultad de ciencias UNAM
Fecha:2014-04-03

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.O-O b5 6.Ab3 Ac5 7.a4 b4 8.Cxe5 Cxe5 9.d4 Axd4 10.Dxd4 Cc6 11.Dc5 De7 12.Dxe7 Cxe7 13.e5 Cf6d5 14.Cd2 O-O 15.Ce4 Ab7 16.Td1 Ta8d8 17.Ag5 h6 18.Axd5 Axd5 19.Axe7 Axe4 20.Td4 Axc2 21.Txb4 Td8b8 22.Axf8 Txf8 23.Tc4 Af5 24.Txc7 Ta8 25.Ta1c1 1-0

Wednesday, April 02, 2014

Un reloj de ajedrez hecho en México


Para quienes jugamos ajedrez en competencias, torneos, los relojes que se usan son una necesidad. Se trata de dos cronómetros que están encendidos y apagados alternativamente. Cuando un jugador está pensando su movimiento, el reloj de su lado está funcionando. Cuando el ajedrecista hace una jugada, presiona el botón encima de su reloj. Éste se detiene y se echa a andar el reloj del adversario. En general el ajedrez competitivo, serio, se juega a dos horas para cuarenta jugadas (ambos jugadores llevan en sendas planillas la anotación de la partida) y después hay que hacer 20 jugadas en una hora. Finalmente hay un tercer ciclo que es todo el resto de las jugadas en 15 minutos con incremento de 30 segundos por jugada. Cabe decir que esto es por jugador, por ende, una partida de ajedrez de torneo puede jugarse en unas siete horas, aproximadamente, máximo.

La tecnología de relojes de ajedrez ha cambiado considerablemente en los últimos años. Con el advenimiento de los relojes digitales, se ha podido implementar relojes para el juego ciencia que van decrementando el tiempo hasta llegar a 00:00. Sin embargo, a diferencia de los anteriores relojes de manecillas, en los electrónicos es posible que el sistema, cuando se oprime el botón del reloj, se le dé al jugador un bono en tiempo, incrementando la cantidad de tiempo disponible para pensar. Esta idea se le ocurrió a Bobby Fischer para evitar los apuros de tiempo a los que llegan muchas veces los jugadores después de la sexta hora. Sin embargo, hay ajedrecistas que irremediablemente terminan siempre apurados por el reloj. Para quienes no sepan de ajedrez, si uno no llega a hacer las jugadas solicitadas en el tiempo establecido, pierde la partida. Así de grave es el asunto.

Prototipo de mi reloj de ajedrez

Yo quise alguna vez hacer un reloj de ajedrez, aprovechando el uso de microcontroladores Pic y de hecho, había tomado un cursito para aprender a programarlos. A un amigo ingeniero electrónico le pedí me hiciese un prototipo. Le di las especificaciones y en un par de semanas me tuvo mi prototipo listo para ser programado. Le pedí que me incluyera la conexión al bootloader del Pic de manera que pudiese conectar todo el juguete a la computadora y programar el microcontrolador sin tener que quitarlo y ponerlo a la base del prototipo cada vez que cambiaba le programa. Empecé la programación del sistema y hallé que hay que entender bien las interrupciones del microcontrolador. Lo estuve programando en PicBasic, porque era el único compilador que tenía a mi alcance y desde luego, hace la tarea, pero no me termina de convencer nunca el tener que programar en la enésima versión del lenguaje Basic. De todas maneras, mi idea es terminar con este proyecto y ponerlo en hardware y software abierto (a quien le interese colaborar, escríbame a morsa@la-morsa.com)

Curiosamente, un día, un fuerte aficionado al ajedrez, que tiene una tienda especializada en el juego ciencia, quería diseñar su propio reloj de ajedrez. Platicamos y en dicha reunión había un buen ingeniero electrónico de la UNAM, al cual se le encomendó el diseño del reloj y de la programación. Yo colaboré mandándole un simulador de un reloj de ajedrez que hice en Delphi, cuando tenía mi prototipo, para ver cuál era la problemática que estaba enfentando. Quizás este buen ingeniero tomó cuenta de esto.



El asunto es que finalmente, meses después, salió la primera versión de un sólido reloj de ajedrez, la cual me parece muy bien hecho. Hay detalles, que desde luego se cambiarán cuando empiece a producirse más comercialmente y en serie. Por ejemplo, el botón de encendido/apagado, estará en la parte trasera, para evitar que alguien accidentalmente apague el reloj en medio de una competencia. Por lo demás, el reloj cuenta con diferentes modos: partidas a cinco minutos por jugador, a un minuto, con incrementos diversos e incluso, se pueden programar cinco modos diferentes para torneos específicos en donde no se contemple una programación previa.


Me gusta este proyecto por muchas razones: primero, porque está hecho por mexicanos, quienes han apostado a este nicho comercial del ajedrez; porque esto habla que cualquiera puede, con los conocimientos necesarios, programar los microcontroladores para que hagan las funciones que se deseén (de hecho, si no me equivoco, este reloj se escribió usando Pic C); y porque finalmente, se pueden abaratar los costos de este tipo de relojes que son cada vez más usados en las competencias de ajedrez en México. Muchas veces nos quejamos de que en unocero.com no hablamos de desarrollos hechos en México. Éste es un ejemplo de lo que puede hacerse en este país y competir sin menoscabo contra productos parecidos de Estados Unidos o Alemania.

Referencias:

ChessBoutique

La conferencia de prensa de Kasparov


Hoy, hace un rato, Garry Kasparov se presentó a los medios mexicanos. Viene a inaugurar su Fundación de Ajedrez Kasparov de Iberoamérica. Hay cinco centros en el mundo: Johanesburgo, Bruselas, Nueva York, Singapur y ahora México. La conferencia duró unos 45 minutos y Garry estuvo flanqueado por Hiquíngari Carranza, artífice del centro cultural "El Juglar", Mig (quien trabaja con él desde Nueva York) y un traductor que francamente lo hizo bastante bien.

Hubo periodistas de muchos medios, hasta me encontré a los colegas del canal 22, que iban a grabar la conferencia para uno de sus noticieros. Milenio, Uno más Uno, Reforma, etcétera, estuvieron presentes. Las preguntas podían ser de la situación geopolítica, la situación de la FIDE y la candidatura de Garry para la presidencia de ese organismo y la problemática de Putin, Ucrania y Crimea.

Sin duda si prospera la Fundación Kasparov en México podríamos pensar que el ajedrez podría lograr en nuestro país un apoyo sin precedentes, Tal vez habrá mucho más movimiento ajedrecístico y los niños son aquí la clave de todo. El ajedrez, se ha demostrado una y otra vez, es un gran vehículo para ordenar el pensamiento. Tal vez como alguna vez mencionó Leontxo García: "tenemos un gran producto y no sabemos venderlo".

Hubo muchas preguntas sobre la situación política, la FIDE y la fundación. Kasparov habló de Ilumzhinov y de los 20 años perdidos del ajedrez federado. Parte de las razones es que la FIDE no logra obtener patrocinios importantes porque el dirigente actual de la FIDE es alguien que en el mejor de los casos, no se le puede pensar como una persona seria, pues ha dicho en reiteradas ocasiones este personaje (Ilumzhinov), que fue abducido por extraterrestres. ¿Qué empresa quisiera patrocinar un evento de ajedrez con gente tan peculiar?

Igualmente, Kasparov piensa que la FIDE no ayuda a las federaciones locales, sino que está en contra de ellas. Las razones son diversas pero aquí mencionaremos una: la FIDE cobra una enorme cantidad de cuotas a las Federaciones asociadas por concepto de cálculo de rating y clasificación de los torneos, amén de que cobra también por los títulos emitidos. Cuando Karpov, en el 2010 quiso ser presidente de la FIDE, prometió quitar todas esas cuotas a las federaciones, pero Ilumzhinov ganó y les digo más, México votó por Ilumzhinov. Es decir, simplemente el quitar las cuotas a la FENAMAC podría haber sido suficiente razón para que México votara por Karpov en ese momento, pero sigo sin entender por qué Raúl Hernández, presidente de la federación mexicana, votó por edste oscuro personaje Ilumzhinov.


Kasparov habló de Putin y lo comparó con un astuto jugador de poquer. Dijo que le gusta "blofear" (to bluff, en inglés) y que las cosas le salen bien porque en muchos casos no tiene una mano fuerte (haciendo la analogía con los naipes), y sin embargo, obliga a sus rivales a descartarse. Garry piensa que los Estados Unidos, el G7 y la comunidad europea deben advertir con amenazas creíbles a Putin porque no olvidemos que su actitud es parecida a cuando Hítler entró al poder y eso denotó eventualmente la Segunda Guerra Mundial. Putin, agregó, no juega al ajedrez porque él juega sin reglas, y por eso hay que pensar ya de ponerle un alto.

Fue una muy buena experiencia estar en esta conferencia. Kasparov es un tipo de energía y sabe a lo que juega. Esperemos que esta visita sea fructífera para el ajedrez mexicano y de todos los países de habla hispana.

Tuesday, April 01, 2014

Kasparov en la UNAM


El mejor jugador de todos los tiempos probablemente, Garry Kasparov, estará en México los días 2 y 3 de abril. Busca or una parte votos para hacerse de la presidencia de la FIDE y por otra parte, inaugurar la Fundación Kasparov para Iberoamérica, que tendrá su sede en nuestra ciudad, en el Distrito Federal.

Por lo pronto en la Facultad de Ciencias de la UNAM, en ciudad universitaria, el dia 2 de abril (mañana miércoles), habrá un coloquio sobre ajedrez, pedagogía y educación.


Participarán uno de los cronistas del juego ciencia más populares en los últimos años, Leontxo García, además de César Monroy, Adriana Salazar y los hermanos Ferriz, nietos del fallecido Maestro FIDE, Alfonso Ferriz, el decano del ajedrez mexicano, que en una interesante labor, han trabajado enseñando el  ajedrez incluso en personas con discapacidades, como el síndrome de Down.

El jueves además, habrá a eso de las 11 de la mañana, una charla con Garry Kasparov, en el auditorio principal de la Facultad de Ciencias y posteriormente se jugará una partida contra el Ogro de Bakú. Hay 400 lugares y quiero creer que será una experiencia similar a la de Carlsen, que jugó hace un par de años contra centenas de mexicanos, que votaban por la jugada que harían en conjunto.

Por lo pronto todo esto me hace muy feliz, primero porque tener a Kasparov en México es todo un acontecimiento y por otra parte, como doy un seminario de ajedrez por computadora, pues me caen como anillo al dedo estas actividades, sobre todo incluso porque se dan en la escuela donde estudié y donde doy clases.