Wednesday, September 29, 2021

Mi examen de doctorado


El 28 de septiembre, a la 1 de la tarde, empezó mi examen de grado. Finalmente ya todo estaba listo y debido a la pandemia se hizo de forma virtual. Los tres sinodales que estuvieron fueron: Dr. Francisco Hernández Quiroz (presidente), Dr. Jorge Luis Ortega Arjona (vocal) y Dr. Vladislav Khartchenko (secretario). La mecánica fue más o menos la misma que para otros exámenes. Primero tuve media hora aproximadamente, para hablar del trabajo realizado. Posteriormente hubo preguntas del jurado para que, acto seguido, me mandasen a un cuarto virtual en donde no podía verlos ni saber qué deliberaban. Unos 12 minutos después me dejaron ingresar y me aprobaron. Me dieron la mención honorífica, lo cual me asombró un poco (no la esperaba) pero que sin duda, me puso muy contento. Me tomaron la protesta y los sinodales me felicitaron.

Cabe describir que para llegar al examen de grado pasé por 8 revisiones (una por cada semestre), un examen de candidatura, la obligación de publicar un artículo de conferencia y otro en revista arbitrada. Desde luego, hubo que entregar la constancia del examen TOEFL (inglés) y algún requisito más que ya no recuerdo. Debo decir que el posgrado hizo siempre todo para ayudarme y le agradezco a la Secretaria Académica Lulú (Lourdes González Lora), pilar de esta institución. Igualmente el Dr. Javier Gómez, quien es el coordinador del posgrado, del cual no tengo ninguna queja, al contrario, pues siempre se interesó por mi trabajo. 

Aunque ya agradecí -al final del examen- a mi asesor, tutores y sinodales, repito un poco lo que dije: Primero, agradecer a la UNAM que es muy generosa. Vamos, aparte de darme esta educación superior no me cobró jamás ni un centavo. Pero más allá de eso, es claro que ser de la UNAM es un privilegio y lo que soy es en gran medida a la Máxima Casa de Estudios, que es más que un slogan, mucho más. Igualmente agradezco al Dr. Jorge Luis Ortega Arjona, que ininterrumpidamente, por más de cuatro años, nos vimos en su cubículo una vez a la semana para verificar los avances del trabajo. Los dos tutores asignados, el Dr. Héctor Benítez y el Dr. Vladislav Khartchenko, siempre revisaron el trabajo y dieron las sugerencias que venían al caso. Algunas funcionaron bien, otras fueron caminos sin retorno, pero esos caminos hicieron más ilustrativa la investigación y sin duda la enriqueció.

Finalmente tengo que agradecer al Dr. Francisco Hernández Quiroz, que en ocasiones tuve que pedirle asesoría y siempre estuvo de buen ánimo para escucharme. Finalmente quiero agradecerle a la Dra. Atocha Aliseda Llera, que fue mi compañera en algunas clases que llevamos en la Facultad y que cuando supo que estaba realizando el doctorado me dio todos los ánimos. Buena amiga siempre, amén de académica notable.

Desde luego tengo que agradecerle a Pilar, que siempre me ha apoyado. Mujer excepcional que me da gusto tenerla a mi lado y que me hace feliz. Igualmente a mi mamá y hermanos, que siempre están ahí. Esa es la verdad y eso es apoyo, nada de medias tintas.

Para quienes les interese mi tesis, trata de teoría de juegos. Brevemente resumo el asunto: la teoría de juegos es la teoría del conflicto, la teoría del tomar decisiones. En general, por los trabajos de Von Neumann y Morgenstein, sabemos cómo resolver muchos juegos, es decir, cómo hacer para jugar y sacar ventaja. Esto se reduce a dos posibilidades básicas: una matriz de pagos, en donde se ponen a todos los jugadores y las estrategias de cada uno de ellos y se hace el producto cruzado de todas las posibilidades para saber en cada caso las ganancias y las pérdidas. Sin embargo, los juegos que estudié, los de suma-cero (donde la ventaja de un jugador es la desventaja del otro) e información perfecta (en donde toda la información está disponible para todos los agentes, para todos los que juegan), pueden en muchas ocasiones resolverse mediante la observación de patrones que le dan la ventaja a un jugador. Tomé (y no es casualidad), el ajedrez, como caso de estudio, en donde hallé que hay muchos patrones que pueden usarse para resolver la ventaja en lugar de analizar todas las posibilidades como son, por ejemplo, el regalo griego (el sacrificio de un alfil en h7 para iniciar un fuerte ataque contra el rey negro) y el sacrificio de los dos alfiles, como se dio en la partida Lasker-Bauer, Amsterdam 1889, en donde el patrón se repite en partidas incluso modernas, como en Miles-Browne, Olimpiada de Malta 1982 o Jufdit Polgar - Karpov, en un torneo de semirrápidas en donde el excampeón del mundo abandona cuando se da cuentas que ha entrado en el patrón de la partida de Lasker.

De todo este trabajo se creó un lenguaje de descripción de posiciones que puede ser usado para definir patrones. Quien le interese ese artículo, escríbame a morsa@la-morsa.com y se lo envío. La tesis puede descargarse de este enlace.


Tuesday, September 28, 2021

¿Un nazismo a la mexicana?


Cuando Hitler comenzó la persecución de lo judíos, bastaba que alguien acusara a otro de ser judío para que las autoridades -siempre empeñosas- investigaran el asunto y procedieran según fuera el caso. Claramente ante el plan de exterminio que se había planteado, no había una gran investigación y más pronto que tarde muchos judíos fueron encarcelados y después llevados a los campos de concentración en donde los asesinaron. Fue sin duda uno de los episodios más vergonzosos de la humanidad.

Pues bien, y aunque hoy no parece estar en juego la vida directamente, el gobierno de la 4T está logrando que de pronto todos seamos cómplices de corrupción, de lavado de dinero, de peculado o de asociación delictuosa. Y entonces vemos que hoy -si alguien tiene dinero- ya empieza a haber sospechas de que es un recurso mal habido. Con la denuncia penal contra 31 académicos de alto nivel, la 4T configura la idea de que todos son perversos y que buscan lujos, comodidades, viajes, autos, propiedades, etcétera. Por supuesto que en el sinfín de reportes periodísticos, en donde sin el mínimo rigor se acusa a estos académicos, se polarizan más las opiniones del respetable público y nos hacen creer que sí, que aunque sean científicos, todos estos "acusados" son unos ladrones.

La realidad, sin embargo, parece ser otra. Muchos periodistas, con más ética sin duda, han mostrado esto como una venganza del Fiscal General de la República, pues por años no pudo ser investigador nivel III del SNI porque este comité precisamente, le negó esa posibilidad por la falta de méritos académicos y ahora, gracias a la 4T, logró el ansiado nombramiento. El Dr. Antonio Lazcano ya fue entrevistado en más de una ocasión y ha dicho cosas simples pero sensatas. Por ejemplo, se acusa a los científicos de haber comprado una casa en Coyoacán (¿y por qué no en Ixtapalapa? como apuntó el Presidente, para que vean el nivel del mandatario), cuando esa casa no es de esos académicos, es finalmente parte de Conacyt porque precisamente los fondos salieron de esta institución. Por otra parte, el Consejo Consultivo es parte del propio Conacyt, por lo que los recursos que se les dio debieron haber estado fiscalizados y auditados. Y voy más allá, cuando inició esta administración, se dieron noticias que en el comedor de Conacyt se daban comidas gourmet. Todo esto es absurdo y falso.

Un amigo mío dice que donde hay dinero hay fraudes y sí, la tentación de alguno(s) podría ser suficiente para tratar de sacarle ventaja al sistema pero seamos francos: ¿los científicos acusados tienen engrosadas cuentas de banco? ¿tienen múltiples propiedades en el país o en el extranjero? No. De eso no se habla porque de verdad, quien se dedica a la ciencia no tiene al dinero como lo más importante. Y les pongo un caso: Julia Tagüeña, que no conozco personalmente, ha sido toda la vida una académica de primer nivel, con un doctorado en física (que no es poca cosa), por una universidad del Reino Unido. Pero eso no importa al Fiscal Gertz Manero. Él ha decidido buscar no sólo la aprehensión de los académicos, sino de encerrarlos en un penal de alta seguridad porque para él son personas peligrosísimas.

Y si hablo de todo esto es que este gobierno parece haber planteado la premisa que si alguien te acusa (aunque sea en las redes sociales), seguro es porque eres un corrupto y ladrón. Se habían tardado para señalar a la hija de Claudia Sheinbaum y decir que le dieron en un año unos 50 mil dólares. No suena lógico que Conacyt le diese esa cantidad si fuese becaria. Yo fui becario de Conacyt y recibía unos 900 dólares mensuales además de que me pagaban los estudios donde hice el posgrado. No me dieron ni siquiera todo junto, me depositaban cada mes. Si a la hija de Sheinbaum le dieron esa cantidad que mencionan en un año, es para investigarse, sino, pues simplemente es una mentira.

Hoy ya alguien buscó y halló que la hija de la directora de Conacyt también tuvo una beca, lo cual -repito- no configura al becario en un corrupto o ladrón. Si la beca se dio en los términos que se le da a todos los becarios de la institución, pues no hay nada de malo y es más, dicha beca se la habrán dado a la hija de la directora mucho antes de que fuese precisamente la cabeza de Conacyt. Pero el mal ya está hecho. Difama pues, que algo quedará -dicen.

El punto al que voy es que estamos configurando un nuevo nazismo en el país. Los instrumentos de la justicia se están usando para acusar a todo aquel que sea incómodo para el gobierno, ya sea por sus críticas o por denunciar la cantidad de mentiras que nos recetan cotidianamente. Ahora cualquiera que sea acusado podría ser encarcelado o someterlo a todo el peso de la ley asumiendo que es culpable, donde el derecho de inocencia se suprime por definición, punto que define a los Estados dictatoriales.

Este gobierno se está convirtiendo en un desastre. Se tapan las mentiras y como ejemplo pongo una: desmintieron que la Torre de Control del Aeropuerto Felipe Angeles estuviese ladeada. Ahora indican que sí, que perdón, que está ladeada unos 18 cms., pero que eso pasa porque se está asentando el terreno y es normal, ajá. Pero más allá de estas estupideces, se está creando un clima de persecución a todo aquel que pueda tener dinero. Ya tienen en la mira a varios artistas (Ines Gómez Mont, Gloria Trevi) y ahora me parece que acusaron a un entrenador olímpico de enriquecimiento ilícito. No sé si sean ciertas las acusaciones. Lo que sé es que finalmente todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. El problema es que en el estado actual de este gobierno, esto no es cierto.

Thursday, September 23, 2021

Examen doctoral este 28 de septiembre


Después de más de 4 años de trabajo, el martes 28 de septiembre presentaré mi examen de grado para optar por el título de doctor en ingeniería y ciencia de la computación, que otorga la UNAM. Debo decir que cuando empecé me parecía esta fecha como demasiado lejana. Sin embargo, se ha ido la vida muy rápidamente y ya en unos días cerraremos este ciclo. 

Mi asesor, el Dr. Jorge Luis Ortega Arjona, así como los dos tutores, el Dr. Héctor Benítez y el Dr. Vladislav Kartchenko, han sido extraordinarios. Se ve claramente la experiencia que tienen en estos asuntos de dirigir y ayudar a los estudiantes y en las 8 evaluaciones que hice en estos cuatro años, me quedó claro el enorme nivel que poseen. Pero más aún, debo decir que la UNAM es muy generosa, porque todo este entrenamiento de alto nivel ha sido absolutamente gratuito. Me queda claro que estar en la UNAM es un verdadero privilegio.

Mi trabajo fue sobre patrones ventajosos en teoría de juegos, como una alternativa para resolver algunos juegos. Hay que decir que la teoría de juegos es en realidad la teoría del conflicto, la cual se resuelve en general mediante dos esquemas: una matriz de pagos, en donde se ponen las ventajas y desventajas de cada movimiento que hacen los jugadores y el algoritmo minimax, que se usa muchas veces para resolver de forma heurística algunos "juegos" que no tienen solución final conocida. Cabe decir que como el tema es demasiado amplio, yo lo reduje a juegos de información perfecta (toda la información está en el tablero y todos los jugadores pueden verla) y suma-cero (donde la ventaja de un jugador es exactamente la desventaja de los otros). 

Tengo aún planes académicos para el futuro. Tengo algunas ideas por investigar que me parecen interesantes en muchos sentidos. Ya les platicaré mis impresiones después del examen. Por el momento pueden desearme suerte. Gracias.

Todos somos corruptos y criminales


Ya hace un par de días se supo de una posible orden de aprehensión, por parte de la Fiscalía General de la República, para 31 científicos que en el pasado fueron parte de un Consejo Consultivo de Conacyt, que es finalmente el organismo estatal que quiere regular la ciencia en México. Ya dos veces jueces a los que se les ha pedido "obsequien" esas órdenes de aprehensión, las han invalidado indicando que el consejo consultivo lo había creado el propio Conacyt. Hoy la Fiscalía busca, por tercera vez, estas órdenes de aprehensión las cuales se basan en acusaciones como "asociación delictuosa", "peculado" y "lavado de dinero", entre otros.

Hay que decir que en este consejo consultivo hay académicos de las UNAM de alto nivel. Julia Tagüeña y Pepe Franco, entre otros. Hay una página, en donde puede verse quienes han dirigido este consejo consultivo. Vamos, hasta el Dr. Soberón ha estado en ese puesto. Y déjenme decirles algo: he estado toda la vida en la academia y he visto que quienes nos hemos dedicado a la ciencia no somos ni millonarios, ni manejamos enormes cantidades de dinero, ni tenemos coches de lujo, ni viajamos a lugares excéntricos, ni nada por el estilo. Pretendemos ser quizás parte de la clase media mexicana (que un amigo dice que somos clase pobre alta), y hacer una vida decorosa. La ciencia y su quehacer está lejos de este afán de ambición que parece que el gobierno de la 4T ha hecho permear a todos los ciudadanos de este país. Para este gobierno todos somos corruptos y tramposos, y por ende, hay que actuar contra ellos.

Quizás queriendo sacar raja política, salió un senador de Morena, Armando Guadiana, quien en una conferencia de prensa ya decidió veladamente el acusar a todos los científicos por sus viajes, por usar los recursos de la UNAM y otras universidades autónomas, y porque para este señor, que le llaman el zar del carbón, todos estos académicos son corruptos. Vamos, el senador pide auditorías a la UNAM y otras universidades, cuando ya estas auditorías anuales existen. De todas maneras, habría que indicarle a este señor, que ha impulsado la compra masiva de carbón a la CFE, que la Universidad Nacional Autónoma de México, como muchas otras universidades mexicanas AUTÓNOMAS, lo son para decidir cómo usan el presupuesto que se les otorga y que, aún así, son auditadas por la Federación. Pero eso no importa: la 4T no hace distingos. Los académicos, investigadores, científicos, son igualmente perversos que si ven la posibilidad de robar al pueblo, lo harán. El león cree que todos son de su condición


Ya el rector de la UNAM, Enrique Graue, ha indicado que esa acusación es un despropósito. Pero eso tampoco importa. El asunto es -por una parte- distraer la atención a los verdaderos problemas nacionales, cosa que López Obrador sabe hacer a la perfección, pero por otra parte, crear este clima en donde el Estado decide cuando acusa y a quién, y los pone de inmediato en la picota periodística para mostrar quien manda. Y como estamos llegando a dejar de ser críticos porque AMLO es el único que tiene la verdad y además, se le inclinan todos a lamerle los zapatos, pues estamos viendo chispazos de un Estado totalitario, en donde todo aquel que se oponga es susceptible de ser encarcelado o puesto en la mira del gobierno para acallarlo o simplemente deshacerse de semejante personaje que -desde luego-. va en contra de la transformación del país.


López Obrador, al preguntársele al respecto, ha dicho que "el que nada debe nada teme", como si hubiese tener que deber algo para que el Estado que está armando el presidente manipulara lo que necesitase para perseguir a alguien ¡Cuánta ingenuidad! Loret de Mola y Brozo, así como otros periodistas, son perseguidos por la 4T y además, lo hacen con todo desparpajo. Vamos, el mismo presidente ataca a todos aquellos que lo cuestionan en sus acciones. El Universal, el Reforma, así como muchos sitios de noticias de Internet, son denostados una y otra vez por el presidente en sus shows mañaneros.

El asunto es preocupante. En los Estados totalitarios la gente no puede disentir. Ejemplos increíbles de esto pueden verse por ejemplo con el dictador norcoreano Kim Jong-un, que cuando sale a algún evento público, grabado por los medios, se observa como todos los que están a su alrededor aplauden a rabiar cuando se presenta. Todas esas personas saben que el disentir es casi condenarse a muerte. Y ojo, no estoy diciendo que López Obrador sea como este infame de Corea del Norte. Lo que digo es que cada vez veo más seguido hechos y datos sobre como AMLO quiere convertirse en la verdad de este país, como cualquier otro dictador. 

Por ello hoy todos en México somos susceptibles de ser acusados por la autoridad. De permitirse que se otorguen esas órdenes de aprehensión contra los científicos mexicanos es un síntoma de lo que puede pasar en nuestro país.


Wednesday, September 22, 2021

¿Y la pandemia, Apá?

No cabe duda que la pandemia de covid-19 ha sido más larga de lo esperado. En marzo del 2020 -si no me equivoco- se empezaron a cerrar actividades, locales comerciales, etcétera, para dar paso a un confinamiento. Las vacunas no existían siquiera y se esperaba ansiosamente que los laboratorios que ya anunciaban sus trabajos, presentaran las mismas a la brevedad. Hoy estamos a dos terceras partes de septiembre del 2021 y ya hay vacunas. Aún así, la pregunta obligada es: ¿ya acabó la pandemia?

De acuerdo con este gobierno, desde que cancelaron las conferencias vespertinas sobre covid, la pandemia supuestamente iba a la baja. El ridículo semáforo epidemiológico -que nos indicaba con colores las posibilidades de dejar el confinamiento- se convirtió en un instrumento que nadie usa. Vamos, incluso con la tercera ola, que fue mucho peor que la primera, el gobierno no detuvo ya actividades. Vamos, si uno sale a la calle parece que la pandemia ha desaparecido.

El hecho de que no haya conferencias vespertinas del tema hizo que se perdiera importancia al problema. Gatell y Co. seguro decidieron que el cancelar estas emisiones era la mejor idea porque francamente los comentarios del subsecretario de la salud iban de mal en peor. Por ejemplo, si una revista hablaba de un asunto clínico de la pandemia, Gatell nos decía que esa revista era muy seria. Pero cuando la misma revista criticaba la estrategia de México, entonces la denominaba un pasquín. Típico del lamebotas de la 4T.

En el "pulso de la salud", en donde creo que es los martes, Gatell sale a hablar de cómo van las cosas, sigue echándose unas perlas negras que son poco menos que lamentables, como cuando afirmó que darle una vacuna a un niño (de los que se ampararon para recibir las vacunas), era quitarle a una persona mayor, con más probabilidad de enfermarse, la posibilidad de protegerse. Acto seguido saldría el que se cree candidato a la presidencia ya, Marcelo Ebrard, a decir que México donaría 300 mil vacunas a los países de la región, si mal no recuerdo, El Salvador y Bolivia. ¿Entonces? Esas 300 mil vacunas donadas le quitan la oportunidad a 300 mil mexicanos (de la edad que sea), a vacunarse. Estas son las inconsistencias de estos personajes. Ni siquiera parecen comunicarse para no soltar estupidences. En cualquier caso habría que preguntarse: ¿Por qué México dona vacunas si no tiene suficientes para su propia población? Misterios de la 4T.

La realidad es que la pandemia sí, va a la baja, pero para todo fin práctico ya la noticia de fallecidos y contagiados no parece importarle a nadie. Ha sido tan larga la pandemia que se desgastó como noticia. Vamos, hace unas semanas ya había periodistas nefastos que hablaban de la variante lambda, que supuestamente se brincaba la protección de las vacunas porque, desde luego, hay que asustar siempre al respetable. Pero no pegó el asunto y ya ni quien hable de eso. La variante delta, que tanto se mencionó como mucho más contagiante ya pasó a segundo término y evidentemente, sin importar cuantas personas se mueran o contagien aún, el gobierno -al abrir las escuelas primarias- ya le puso semáforo verde a todos. 

Y diría que la pandemia no ha acabado y que hay que seguir con las medidas de limpieza, las cuales se han dicho demasiado pero ya -de tanto decirlo- ya se hacen oídos sordos a ello. Sigue habiendo muertos, llevamos más de 250 mil en el país, más de 4 veces el escenario catastrófico de Gatell. Tampoco le importa a este gobierno eso. 

Y si no me creen, vayan a cualquier plaza comercial. Hoy parece que la pandemia ya no existe. Sí, exigen aún cubrebocas en la mayoría de dichas plazas pero ya no se obliga a usar gel desinfectante. Ya la consigna es ábrase el país aunque la pandemia no haya terminado porque... no ha terminado ¿o estoy equivocado?


Sunday, September 19, 2021

El culto al presidente


Yo sé que México se cuece aparte. A diferencia de la historia de muchos países en Latinoamérica, México no ha tenido estos golpes de Estado o presidentes que, en la era moderna, se reeligen hasta casi la eternidad (Bolivia, Nicaragua, por ejemplo). Aquí lo que parece que tenemos es lo que Vargas llosa declaró como la "dictadura perfecta", para el enojo de algunos intelectuales mexicanos, incluyendo a Octavio Paz. Vean el video. No tiene desperdicio.

Por más de 70 años el PRI gobernó este país haciendo uso de todos los posibles trucos para mantenerse en el poder. Compró votos, acomodó a los personajes que podían molestarlo en puestos públicos o bien, les dio ventajas para mantenerlos contentos, etcétera. Como dice Vargas Llosa, el caso mexicano no lo exonera de las dictaduras de toda Latinoamérica. Nada más que en México el PRI supo hacer las cosas y de manera sutil, casi invisible, gobernaba dictatorialmente.

Pero los tiempos cambiaron. Eventualmente el PRI perdió la elección y apareció un personaje lamentable, Vicente Fox, que se demostró como un inepto. Sus declaraciones eran en ocasiones tan absurdas que se creó un puesto del vocero presidencial, el cual aclaraba al respetable que "lo que quiso decir el Presidente" fue otra cosa y no lo que dijo. Sin embargo, más allá de estos dislates, de los rumores de que era Marta Sahagún la que gobernaba el país (un cómico mexicano, el Güiri Güiri,  decía que la casa presidencial estaba en "Ciudad Sahagún"), México parecía que se encaminaba lentamente, pero muy lentamente a una democracia. El PAN siguió otros seis años con Felipe Calderón, cuya estrategia contra el narco fue el de declararles la guerra abiertamente. Los resultados de su gobierno fueron de pena ajena.

Sin embargo, la presidencia de la República no parecía salirse de una especie de narrativa impuesta. Vamos, las declaraciones oficiales siempre parecían darse en un marco institucional y se cuidaba de ser políticamente correctos. Vamos, Enrique Peña Nieto, por ejemplo, jamás permitió preguntas en sus conferencias de prensa públicas pero sus tristes discursos querían hacer creernos que estábamos ante un país que se acercaba al primer mundo rápidamente. Cabe decir que esta narrativa de que cada sexenio hace miles de veces todo mejor que el anterior es ya una costumbre. Si no me creen, vean los Informes de Gobierno que da el presidente en turno a la nación. El que está en el poder hace que el país exporte más de lo que han exportado todos sus antecesores, por mencionar una de tantas mentiras que nos recetan. Y cabe decir que la figura presidencial era también atacada por muchos, por su ineptitud y hay que ser justos, porque ser Presidente y tomar las decisiones que hay que tomar, no hace feliz a todos. Vamos, habrá siempre en contra de las decisiones que se toman en la presidencia. Eso, desde luego, no es argumento para decir mentiras.

Pero lo que no había nunca o bien, era menos descarado, era este culto a la persona que ocupa la silla presidencial. Ya en el sexenio de Peña, Rosario Robles hablaba siempre maravillas del presidente priísta, lo cual no dejaba de ser extraño, considerando que la funcionaria había sido militante del PRD, pero en fin. Sin embargo, no era el común denominador entre los políticos a favor del régimen. Vamos, como que se guardaba cierta distancia y muchos funcionarios simplemente no hacían públicas sus preferencias políticas o alababan a Peña contínua o abiertamente.

Pero he aquí que ahora, con la Ceremonia del Grito, Isabel Arvide, una experiodista que ahora me parece es la cónsul en Turquía, en la ceremonia local del Grito, lanzó arengas como "¡Viva López Obrador!". Y este caso se ha visto también con el doctor doctor Ackerman, esposo de Eréndira Sandoval, quien en un programa de TV del canal 11, claramente en favor del gobierno de López Obrador, dijo que éste era un científico. Vamos, hasta Sabina Berman, la co-conductora, le increpó semejante idiotez.

Y así hay muchos que han decidido convertirse en lamebotas de López Obrador, que dice mentiras todos los días en sus mañaneras, que ante cualquier adversidad que se le reclame él "tiene otros datos", y así sucesivamente. De hecho, en la conferencia mañanera hay más de un periodista que tiene como función alabar al peje en todo, conocido como el "Lord Molécula" -Carlos Pozos y es probable que no sea el único caso.

Y desde luego, todo el bloque morenista no dice ni pío a las sandeces del presidente. Claudia Sheinbaum, que estudió física, que tiene una preparación crítica, que es de la UNAM, que no se traga las estupideces cotidianas del peje, se ha convertido en la sumisa predilecta del mandatario y con la potencial promesa de lanzarla como su candidata al 2024, ella se deja pisotear, no reclama, ha dejado de pensar y de ser crítica. Le han llegado al precio. Le ha caído encima la vanidad y en mi opinión, la educación universitaria en el fondo fracasó en ella, porque en lugar de hacerla un ser pensante, crtítico, la volvió un títere de la política bananera de este país.

Otro que es similar es Marcelo Ebrard, quien -se sabe- desde hace mucho busca ser candidato a la presidencia, y entonces, como tipo que se precia de ser inteligente, se metió a Morena. Cuando ese partido ganó la presidencia, el peje lo hizo Secretario de Relaciones Exteriores y demuestra que es un lamebotas cuando aclara que "tenemos presidente", ante la pregunta de por qué él ha ido a tantas visitas al extranjero y el peje no o bien cuando dice: "¡Misión cumplida, Señor Presidente!".

A mí me llama la atención esta extraña "ceguera" de los políticos para ver una realidad que no veo cómo pueda esconderse. El gobierno de la 4T va -citando al peje- "al despeñadero", y los errores de sus megaobras faraónicas, como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas o la terminal camionera que quiere llamarle Nuevo Aeropuerto Internacional, se verán cuando él termine y entonces nos daremos cuenta que habremos perdido seis valiosos años para hacer de México un mejor país. 

Hoy este es el panorama, azuzado por este culto ridículo al Presidente en turno. De verdad no entiendo.

Monday, September 13, 2021

Sobre el lunar que me extirparon

 


Hace unas cuatro semanas, una dermatóloga me quitó (en consultorio), un peligroso lunar, el cual había crecido de manera irregular. Se hizo el obligatorio estudio de patología y como el resultado fue de un carcinoma, la dermatóloga me remitió con un oncólogo para que se hiciese cargo del problema. Hice una cita con él, el Dr. Rodrigo Adame, y coordinamos para poder presentar el problema al seguro de gastos médicos de la UNAM para así proceder a la nueva intervención, que en esta ocasión se haría en quirófano.

El seguro respondió rápidamente y el jueves pasado estaba yo listo para la intervención. Llegué al hospital Angeles del Pedregal, me interné y pasé por los estudios que el doctor pidió antes de intervenirme a las 3 pm de ese msmo día. No voy a contar todo el procedimiento, del cómo me canalizaron y me durmieron. El asunto es que de pronto yo estaba en la sala de recuperación y me quedaría todo ese día para controlar la evolución de mi persona como paciente.

Fue una larga noche. Los que hayan pasado por la experiencia hospitalaria sabrán que cada media hora entra una enfermera, toma presión y temperatura del paciente. Pone medicamentos que pasan vía intravenosa y así hasta que se hace de día. Uno duerme mal esa noche por muchas razones: porque no es tu cama (y no hay como la cama propia) y porque simplemente no dejan dormir. Alcanza uno el sueño y lo están despertando por alguna razón. Debo reconocer, sin embargo, el buen trato del personal: enfermeras, camilleros, doctores de guardia, etcétera.

Al día siguiente llegó el Dr. Adame y me revisó. Dio la alta y ese trámite lleva varias horas, pues el seguro debe aceptar los cargos en los que incurrí. Cabe decir que el hospital tiene un sistema de bases de daos que hace que todo lo que se use se ponga en la cuenta del paciente. Desde la bolita de algodón hasta los medicamentos y procedimientos ejecutados sobre el propio paciente. Vamos, se hace un listado desmenuzado de cada cosa que se usó y se lleva una cuenta estricta del mismo. Por ello, salir del hospital, desde que el doctor da el alta, puede llevar hasta 4 horas.

Pero es aquí donde quiero detenerme. El listado de los insumos usados por el paciente llevan su costo y su IVA asociado. Y el punto es: ¿Por qué el gobierno cobra el IVA? ¿Es que acaso uno va por gusto a un hospital? ¿Es que uno compra "un paquete de cirugía" por gusto? Pues no. Es lo mismo con las medicinas, a las cuales han buscado más de una vez ponerles impuestos. Pero nadie compra medicinas por gusto, sino por necesidad. Y es eso mismo lo que pasa con el IVA en los insumos de hospital privado (no sé cómo sea en los hospitales públicos). El caso es que este gobierno humanista, el de la 4T, no platica jamás que cobra IVA a los insumos de los pacientes hospitalizados. No veo otra cosa que no sea un acto criminal del gobierno para con los ciudadanos. 

Voy de acuerdo en que me cobren un impuesto suntuoso si quiero adquirir un par de colmillos de tigre birmano que adornen la puerta de mi mansión. Y que cobren el impuesto por el lujo desmedido, porque nadie necesita poner esos colmillos en ninguna parte, hasta puede pensarse como un acto de justicia. Pero cobrar por la necesidad de adquirir una serie de servicios médicos (que no de cirugía estética), es un exceso y una ceguera a propósito del gobierno para ganar en todo, porque curiosamente, el presidente ha hablado de la humildad, ¿que para qué tener dos pares de zapatos si con uno basta? Pero para cobrar por todo eso no es aplicable ¿o cómo?

Estar un día en el hospital me hizo reflexionar sobre estos asuntos. ¿IVA por servicios médicos que repito, la gente compra por necesidad? Es una aberracción y una actitud digna de un usurero. Curiosamente uno se da cuenta de esto cuando tiene que pasar por estos trances. 


Del lunar que me quitaron, estamos esperando el informe de patología. El Dr. Adame me dice que no espera noticias negativas al respecto.

Así las cosas. 

Thursday, September 02, 2021

El informe presidencial y el país de las maravillas


Ayer, primero de septiembre, Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México, presentó el tradicional informe de gobierno anual y aunque es el tercer informe, si pensamos que lleva 3 años en el poder, la realidad es que ya perdimos la cuenta del número porque el presidente hace informes cada vez que se quiere lucir, a mejor explicación,

El informe de gobierno era -en la época priísta- el día del presidente. El titular del ejecutivo se reunía en la Cámara de Diputados y podía echarse un rollo de N horas, que se interrumpía constantemente con los aplausos de los que acudían al recinto. El PRI mantenía un férreo control de esa ceremonia y el de la voz hablaba de las maravillas de país que se iba forjando bajo su tutela. Y todos los presidentes -incluso los no priístas- siempre terminan afirmando que todos sus datos son récords. Así, en cada sexenio se tienen más ingresos que en los sexenios anteriores, más beneficios en todos los rubros, etcétera. Vamos, ningún presidente ha dicho cosas como esta: "En nuestro sexenio las cosas no van bien y estamos 76% abajo de los resultados del sexenio pasado en el rubro X". Y no, nadie tampoco quiere oír eso, aunque fuese la verdad. Dicho de otra manera, el presidente sale a dar un informe -sino mentiroso- maquillado para hacer ver lo bien que vamos.

López Obrador no es la excepción. Nos presenta un país maravilloso, en donde afirmó que hay récord histórico en: inversión extranjera, incremento al salario mínimo, en no devaluación del peso, en no incremento de deuda y en aumento del índice de la bolsa de valores. Y remató: "está como para decir a los cuatro vientos, para presumir, decir a los tecnócratas neoliberales: tengan para que aprendan". Hasta en el informe tenía que salir con sus rencillas y odios.

Habrá que cotejar con los datos que el propio informe debe presentar por escrito, en donde se sustentan estas afirmaciones. Uno lee esto y piensa, wow, que gran país tenemos. Pero quizás no, tal vez nada más nos dijo los récords históricos que le conviene al presidente. Por ejemplo, ¿seremos récord histórico en el mal manejo de la pandemia, con más de 250 mil muertos? ¿seremos récord histórico en muertes dolosas con más de 90 mil en apenas tres años (ni Calderon y Peña juntos suman esta cantidad en sus sexenios)? ¿Seremos récord histórico en la generación de 3.8 millones de pobres en tres años? ¿Seremos récord histórico en llegar a tener un sistema de salud como en Dinamarca aunque no lo tenemos? ¿Seremos récord histórico de falta de medicamentos en el sector salud como nunca antes se tuvo? ¿Seremos récord histórico de una caída del PIB de 14 puntos? De eso no hablamos, porque es feo, porque el presidente entonces queda mal y porque seamos francos, él tiene otros datos y todo lo que se diga en contra de este gobierno es la reacción de los fifís, conservadores y neoliberales, ¿verdad? Pero para ponerlo en una frase: de acuerdo a El Financiero, El Tercer Informe de Gobierno tuvo 88 afirmaciones falsas, no comprobables o engañosas y redondea cifras a su conveniencia.

Y voy a tratar de ser benévolo con la figura presidencial. Entre sus obligaciones está la de hacernos creer que vamos bien. Ningún mandatario, en ninguna parte del mundo, jamás afirmará cosas como : "la guerra contra el crimen organizado es un fracaso", aunque lo sea. Y es que quiero creer que el presidente tiene que ser el primero que dé ánimos a la población para salir adelante. Pero en el caso de AMLO, en lugar de dar ánimos, se observa que es un mentiroso en todos sentidos. 

Ah, un detalle más: a AMLO le encanta todo lo que parezca que el pueblo de México es quien manda. Es una frase que se usa en los templetes que se arman cada vez que cualquier funcionario del gobierno quiere tener los micrófonos. La imagen que ilustra este artículo habla por sí sola.