Monday, November 28, 2005

Un lector de 73 años...

Escribí mi artículo semanal de computación para la Agencia Proceso (APRO), que es parte de la revista Proceso, y e dicho texto comentaba sobre un programita que escribí para renombrar miles de archivos de manera automática. Al final de la nota apuntaba que quien quisiera el software, se lo mandaría de manera gratuita. Recibí entonces el siguiente mensaje (cito textual):

Yo tambien "me topé" con el problema de no poder encontrar ningun programa que no tuviera problemas...en "eso de renombrar".
Como apenas a mis 73 primaveras, me he aficionado a esto de la computación, aun no soy capaz de ni siquera intentar ...(por ahora)...hacer algún Software.
Por esta razón mucho le agradeceria fuera tan amable de enviarme su programa que mencionó su artículo.
Agradecido de antemano .....quedo a sus ordenes.
Atentamente.
Ignacio Antonio Cortés Sota


Me dio gusto saber que con sus 73 años este hombre usa la computadora y que pretende, en algún momento, hasta escribir sus propios programas.

Saturday, November 26, 2005

Entrevista radiofónica


Hoy a las 8 am tuve que presentarme en la W, una de las estaciones de radio más importantes de este país bananero. Me quería entrevistar Arturo Xicoténcatl sobre el libro de ajedrez a la ciega. Me levanté a las 7 am y me bañé, a pesar del frío de la madugada. Todo este proceso ocurrió mientras me reclamaba a mí mismo mi tontería de aceptar ir a la radio a esas deshoras. En fin, llegué a las 8 am y no me dejaron pasar porque no había memorándum sobre mi llegada y la productora no había llegado (lo cual me hace sospechar que la productora hace una mera labor cosmética en este programa. En mi opinión nadie pareció necesitarla).

Finalmente platicamos Xico y yo alrededor de media hora, lo cual se agradece, porque no es fácil que a uno le den tanto tiempo en los medios. (La fotografía que ilustra este articulito no fue tomada en la W, sino en otro programa radial hace algunos años, pero no encontraba cómo ilustrar el asunto).

Friday, November 18, 2005

Mi endodoncista...

En este blog ya he hablado que una de mis dentistas, Claudia, entre sus aficiones, está la de hacer fisicoculturismo. Se dedica al menos un par de horas por día a entrenarse, a "jalar" (así le dicen en el argot del gimnasio a jalar pesas), a llevar una dieta rigurosa. Sé que cuando va a competir, la mujer no toma prácticamente agua (para que así se marquen más los músculos), por lo que sólo bebe agua destilada, y en plena competencia los participantes se aplican yodex (una crema de yodo), para que se vean aún más marcados los músculos. De hecho, si uno va a ver estas competencias, de pronto empieza a olerse un aroma a yodo que no deja de sentirse por horas.

Mi dentista, que dice que ya pasa al retiro y que no va a competir más, pero se va con un último título recién ganado: el de miss fitness 2005. He aquí la foto que me regaló. Ahora debe quedar claro que cuando ella te dice: "abre la boca" tú abres la boca sin chistar.

Sunday, November 13, 2005

La limpieza de mi teclado...

Cada cierto tiempo, me veo obligado a limpiar el teclado de mi computadora. La labor es simple pero consume tiempo y en mi opinión, demasiado (un par de horas). Se toma un trapo húmedo, y con un desarmador, se saca cada tecla para limpiarla y secarla, y ponerla de nuevo en su lugar. Es mala técnica sacar todas las teclas porque después es fácil saber cuál va dónde.

Todo en general es fácil, hasta que se llega a la barra espaciadora. Ésta, por sus dimensiones, es diferente a las demás. La saqué, la limpié, y cuando la quise volver a poner no quedaba correctamente. Entonces me percaté de dos pequeñas laminillas de plástico, en cada extremos del teclado, como si fuesen parte de la barra espaciadora. Las recuperé del teclado mismo y después d eun rato descubrí su funcionamiento. Dichas laminillas entran en la parte interna de los extremos de la barra espaciadora y así, al colocarla de nuevo, encaja todo perfectamente.

Más de uno pensará que escribir sobre esto es absurdo, y sí, lo es, pero para eso es un blog, ¿no? Todo se vale, ¿o me equivoco?

Tuesday, November 08, 2005

mi último artículo de ajedrez

Para la página de Chessbase

Manuel López Michelone

Los misterios de la mente


En 1976, cuando balbuceaba en este fantástico mundo que es el ajedrez, jugué una partida (yo con blancas), contra un juvenil tan entusiasta como yo. Su nombre era Jesús Angel García, al cual no he visto desde hace años en los torneos. Asumo que se dedicó a otras actividades menos interesantes pero más lucrativas. La partida fue así:

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 b5 8.e5 dxe5 9.fxe5 Dc7 10.De2 b4?! Jugada arriesgada. En mis apuntes que hice de esta partida (ya llevaba notas de mis encuentros en 1976) escribí que 10. … b4 era una jugada demasiado arriesgada para las negras. Sin embargo, no anoté variante alguna. La partida siguió: 11.Ccb5! axb5 12.Cxb5 Dc5! Interesante respuesta. Las negras juegan con energía 13.exf6 Dxg5 14.Cc7+ Rd8 15.Cxa8 Da5! 16.Td1+ Aquí Fritz 8 dice que 16.0-0-0 gana fácilmente (+3.25), pero hay que recordar que en 1976 el alemán de silicio aún no existía y yo distaba mucho de tener un relativo nivel aún.

16...Ad7 17.De4 b3+ 18.c3 bxa2 19.Db7 Ad6 20.Db6+ Dxb6 21.Cxb6 Ac7 22.Cxd7 Cxd7 23.fxg7 23...Tg8 24.Ab5 a1=D 25.Txa1 Txg7 26.Td1 f5 27.Txd7+ Txd7 28.Axd7 y las blancas ganaron jugadas más adelante. Lo simpático del asunto es que 20 años después, un día despierto y mi mente está en esta partida (precisamente en la posición del diagrama). Y de pronto, tengo un análisis que me indica que 16...Ad7 fue la jugada equivocada del negro. Si en lugar de eso hubiese jugado 16. ...Cd7 la línea con 17.De4 hubiese sido imposible, pues b6 estaría defendido. Fritz, desde luego, encuentra otras maneras de ganar para el blanco, pero algo es claro: en mi cabeza quedó sin resolver esa variante 20 años atrás y en uno de esos misterios del cerebro, éste había finalmente encontrado tiempo para meditar sobre esta posición.

Entonces se me ocurrió si a alguien más le habría pasado una experiencia similar. Aparentemente esto es más común de lo que pensamos. Por ejemplo, se sabe que Efim Géller fue un analista incansable. Para él, en sus propias palabras, el ajedrez era el antídoto a todas las desgracias de la vida: No parece sorprendente que cuando dormía susurrara jugadas de ajedrez, como confirmó su viuda. Caso similar le acontece al excampeón del mundo Vassily Smyslov. Dice que por muchos años jamás soñó en nada que tuviese que ver con el ajedrez, pero que en los últimos tiempos, empezó a soñar en intrincadas posiciones. Dice que también han ocurrido sueños con ajedrecistas. Así, Smyslov ha “hablado” varias veces con Levenfish y en una ocasión soñó con el mismísimo Emmanuel Lasker, con quien “jugó” un juego extremadamente cerrado y en el Smyslov no ha podido recordar el resultado final. Y el gran Boris Spassky menciona: “tengo dos sueños muy vivos en mi memoria: en uno, yo jugaba contra Averbach y no noté que movió su torre de a1 a c1. Era una torre gigantesca en mi sueño. En el otro, platicaba con Alekhine toda la noche y me causó tan profunda impresión esa plática que ahora me avergüenza no haberla escrito a la mañana siguiente. Hoy no recuerdo de qué hablé con Alekhine”.

Un episodio muy conocido es el que le ocurrió a Semion Furman, el cual soñó una bella combinación que no pudo encontrar en el tablero frente a Kholmov, en el campeonato soviético de 1963.

Furman,Semen Abramovich - Kholmov,Ratmir D [E49]

URS-ch31 Leningrad (4), 11.1963

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.e3 0–0 5.Ad3 d5 6.a3 Axc3+ 7.bxc3 e5 8.cxd5 Dxd5 9.f3 exd4 10.cxd4 c5 11.Ce2 cxd4 12.Cxd4 Cc6 13.Cxc6 Dxc6 14.0–0 Ae6 15.Ab2 Tfd8 16.Ad4 Ac4 17.Tc1 b5 18.Dc2 Dd6 19.Axc4 bxc4 20.Da2 Tdc8 21.Txc4 Txc4 22.Dxc4 Dxa3 23.Ta1 De7 24.Ta6 h6 25.Dc6 De8 26.Dd6 Td8 27.Dg3 Td7 28.h3 Rh7 29.Df4 Cd5

Juegan las blancas

Y en esta posición, Furman no encontró la combinación que después soñó. Ganaba: 30.Txh6+ gxh6 (30...Rg8 31.Th8+ Rxh8 32.Dh6+ Rg8 33.Dxg7#) 31.Df5+ Rg8 32.Dg4+ Rf8 33.Dg7+ Re7 34.De5+ Rf8 (34...Rd8 35.Db8+ Re7 36.Ac5+ Rf6 37.Dxe8+-) 35.Ac5+. Aquí Furman hizo 30.Dg4 y la partida fue tablas jugadas después. Aquí el GM Furman dice: “Toda la noche me persiguió el sentimiento de un trabajo inacabado, el cual se terminó en la mañana siguiente. En mi sueño encontré cómo daba mate a Kholmov”.

Vladimir Bagirov, uno de los grandes expertos en la defensa Alekhine dijo sonriendo que una vez soñó que Alekhine le decía que se embarcara en el estudio de esa defensa. Le dio su bendición y desapareció. Dorfman comenta que en el match Fischer-Larsen, de 1970, soñó con una refutación hermosa, a una jugada del gran maestro norteamericano. Cuando despertó, encontró que la posición que soñó no era la que se había jugado, pero de nuevo, en estos misteriosos sueños la mente nos depara siempre sorpresas.

El asunto parece más común de lo esperado. Muchos jugadores aparentemente han soñado no solamente jugadas, sino que además, han platicado con jugadores del pasado. Hay testimonios de Hans Ree, Sosonko y Timman inclusive. El asunto, creo yo, merece más observación. Quizás ahí haya una vertiente no explorada.


Thursday, November 03, 2005

Nuevo libro de mi padre


Ayer llegaron doce cajas, con 500 ejemplares, del libro de cuentos de mi papá. La impresión se ve buena, bien hecha. La portada sencilla y sobria. Son una serie de pequeños cuentos que mi padre ha escrito desde hace algunos años a la fecha. En los EEUU se lo iba a editar una casa editorial, la cual incluso mi papá con mi hermano Pedro visitaron, para así dar fe que no se trataba de ningún truco sucio. Sin embargo, con el tiempo se descubrió un fraude de esta casa editorial. Se pudieron rescatar algunos ejemplares de los que ya habían sido hechos, pero se perdió dinero y parece ser que la demanda (que otra gente interpuso contra esta editorial), será asunto de leyes de larguísimo plazo.

Así, Fernando Diéz de Urdanivia y su mujer Carmen, amigos de mis padres desde hace muchos años, retomaron el proyecto y se convirtió finalmente en libro de verdad. Me da gusto anunciar esto en este blog. ¡Felicidades para mi papá!