Monday, July 17, 2006

Mi visita a Vancouver


Esto de ir a ver a mi hermana, que decidió en el 2004 irse a vivir a Canadá, me ha dado la oportunidad de conocer ese país. Aunque por lo pronto el plan de mis visitas ha sido el ir a ver a Marga y a Mauricio (su esposo), no descarto la posibilidad de conocer otras áreas. Sin embargo, es claro que siempre es un gusto viajar a un país organizado, con reglas que se siguen prácticamente siempre. Al contrario del caos mexicano, que existe no porque nosotros no sepamos seguir algunas reglas simples para una mejor convivencia, sino que siempre nos hacen pensar que las reglas son para los tontos y nosotros como siempre somos muy inteligentes, no fueron hechas para nosotros. La realidad es que -en términos de convivencia- seguir una serie de recomendaciones (para no llamarlas duramente reglas), hacen que la vida fluya más relajadamente. La gente es respetuosa de los semáforos, no se pasa de lista, el peatón tiene prioridad absoluta, etc. En fin, es otro mundo frente a lo que nos toca vivir cotidianamente en la ciudad de la Esperanza (bastante desesperanzada ya -para Andrés Manuel López Obrador- de que gané la presidencia de la república, a todo esto).

En los siguientes mensajes contaré algunas de las cosas que hice por esos rumbos.

2 comments:

Maria said...

Y Toronto cuando?

Morsa said...

Pronto, Lolina, eso espero.