Monday, January 30, 2006

Ahora es el acumulador...

Mi coche, el "bachoco" (porque es un huevo blanco), está dando el viejazo. Hace un par de días fue el silenciador del mofle. Ayer amaneció con la novedad de que le costaba trabajo arrancar. Como tuve que moverme a diferentes partes de la ciudad ese día, descubrí que los síntomas iban de mal en peor... "Es la batería", me dije a mí mismo. Y entonces hube que salir a buscar una solución porque al paso que iban las cosas el chevy dejaría de arrancar en cualquier momento.

Entonces me apersoné en un taller mecánico. Ahí no ponían baterías, es más, ni las vendían (mi conocimiento sobre este asunto automovilístico demuestra que soy un ignorante enciclopédico). Pero el amable mecánico me dijo: "vaya enfrente de Sanborn's que hay un taller eléctrico, ahí la puede comprar e incluso se la cambian. Pregunte por el maestro Angel".

Pasé entonces a dicho taller, después de una agonía infinita por poder ponerme en el carril que me permitiría estacionarme, pues el tránsito estaba en su peor momento. Una vez más, salí del coche y expliqué el problema al maestro en turno (nunca supe si era el maestro Angel). Quince minutos después tenía instalada una nueva batería y 700 pesos menos en mi bolsa.

Ahora el misterio es: ¿qué otra cosa se descompondrá? (la foto corresponde a la nueva batería recién instalada).

Sunday, January 29, 2006

"Dos horas de balazos"

Bueno... En realidad son dos horas de una conferencia sobre ajedrez y computadoras, que se llevó a cabo en septiembre 8, 2005. He aquí el resumen encontrado en el sitio de google:

Playing chess by computer began in the early 1950s, nearly as soon as computers became available. As a human activity, chess is believed to require thinking, yet in 1997 a massively-parallel supercomputer, drawing on over four decades of continual advances in both hardware and software, defeated the best human player in the world.Does playing chess require thinking? Or is human thinking perhaps a form of calculation, parts of which a computer can mimic? What is the tradeoff between knowledge and search? Was Claude Shannons 1950 prediction that studying computer chess might lead to applications in other areas fulfilled? This panel, comprising seminal contributors to the solution of this challenge including two of AI's leading pioneers will discuss these and other questions as well as the origin and development of computer chess and what it tells us about ourselves and the machines we build."

La liga aquí.

Friday, January 27, 2006

5 extraño hábitos propios

Porque me lo pidió "el gemelo" (Jesús Ortega) paso a intentar ver cuáles son mis 5 extraños hábitos propios:

1. En ajedrez: los caballos deben verse uno contra el otro. Así, el caballo de la izquierda observa al de la derecha y viceversa. Según yo, esta costumbre de poner así a los corceles se me ocurrió que podría ser de utilidad, pues así siempre sabría qué caballo está en el tablero (es decir, si es el caballo dama o el de rey). La verdad es que esta información nunca me ha servido de nada, pero en mi fuero interno que los caballos así deben colocarse en el tablero al inicio de una partida, y sigo esta regla a pie juntillas.

2. Me siento obligado (aunque es un hábito relativamente joven) a tener un vaso con agua (o coca cola, o nestea, o cualquier otro brebaje), en mi buró antes de irme a dormir. Según yo, si me da sed, no tendré que levantarme a la cocina. Mi estadística personal muestra que al menos el 50% de las veces, me despierto a mitad de la noche con sed y entonces el truco es efectivo. Obviamente hay mañanas que, al despertar, noto que no tomé ni una gota de líquido en la noche.

3. Otra vez en el ajedrez: siempre anoto los tiempos de reflexión entre jugada y jugada, incluso los de mi rival. Tengo obsesión porque la papeleta (donde se anota la partida), se vea nítida, bien anotada, sin grandes manchones. Me enorgullece poder leer mi partida de la papeleta, asunto que ahora que lo escribo me parece un poco bobo.

4. Todo correo que contenga la leyenda de "mándaselo a tus amigos" se borra, sin importar si lo que mandaron es un buen vídeo, powerpoint o incluso un texto simpático. No recuerdo haber hecho excepción a esta "regla".

5. Cuando estoy aburrido y tengo papel y pluma a la mano, escribo cualquier texto en letra de molde (manuscrita, desde luego), pero con el estilo American Typewriter (ver imagen). Tengo suficiente práctica y aunque a veces es ligeramente más tardado, puedo escribir un texto largo así sin ningún problema.

Thursday, January 26, 2006

Escape de mi coche...

Desde hace ya algunos días había notado unos ruidos raros en mi auto. Ayer, particularmente, noté un sonido peculiar cuando aceleraba o hacía los cambios. Sonaba algo en la parte trasera del coche. Finalmente, después de regresar de dar clases, me puse a investigar, y noté finalmente, que el mofle (así se le llama la parte que es el silenciador que termina en el escape del coche), estaba como floja. Pensé solucionarlo al día, siguiente, el cual llegó. Fui en la mañana a Polanco, para de ir pasar a la Casa del lago, en donde habría una conferencia de prensa. Cuando regresé a Polanco, encontré que mi coche, que lo había dejado encargado al portero del edificio donde vive Russek, tenía el silenciador como caído. "Chale" me dije a mí mismo. Así, con la ayuda de Guil nos fuimos a Legaria a buscar alguien que me cambiara el silenciador. Encontré un taller, en el cual, en la entrada, un hombre leía parsimoniosamente un periódico. Me bajé del auto, me acerqué, pero el fulano no parecía haberme visto. Hasta que dije "buenas tardes" me hizo caso. Cerró su periódico. Le expliqué el problema y me dijo que podría cambiarlo él sin mayores problemas, pero tenía que traerle el coche (habíamos ido en el auto de Russek a buscar un taller). Así, regresamos a casa de mi amigo, comimos un pescado a la veracruzana que hizo su papá y de ahí fuimos con el chevy en lamentables condiciones, a restaurarlo con un nuevo silenciador. 20 minutos después tenía silenciador nuevo y coche funcional. Costo: 650 pesotes. En fin... Así es la vida.

Wednesday, January 25, 2006

¿Entrevista al campeón del mundo Topálov?


A mediados de febrero se llevará a cabo en Morelia un evento ajedrecístico que incluye muchas actividades: torneo abierto mexicano, torneo internacional (para más de 2300 puntos de rating) y la primera mitad del tradicional del torneo de Linares, España.

Entre los ajedrecistas que vienen está el ahora campeón del mundo, Vesselin Topálov, de Bulgaria. Una semana antes de empezar las actividades de Morelia, el flamante monarca dará una sesión de partidas simultáneas. La gente de Proceso ya fue invitada y me llamaron para que cubriera el asunto. La idea es entrevistar a Topálov y esto de ser periodista por error sí que abre puertas. Estoy en la idea que esto se concretará.

Saturday, January 21, 2006

Mi intolerancia a Roberto Madrazo...

Para quienes vivan lejos de nuestras fronteras (México) quizás no sepan que Roberto Madrazo es el candidato del PRI a la presidencia de la República. Es claro que este personaje es poco menos que un transa consumado. Cuando ganó las elecciones para gobernar Tabasoc dicen que gastó más que lo que Clinton gastó en su campaña.

Así, como la política me saca ronchas y me enferma la prole de personajes nefastos que tienen las grandes ambiciones políticas, y que ahora se ha desatado gracias a la "apertura democrática", escribí el siguiente texto, que se publicará en el sitio de la revista Proceso.

El software es una broma, realmente. Hice acopio de un par de trucos de programación para que se vea más o menos ingenioso. En fin, paso a transcribir el texto:

Computación…
Manuel López Michelone

Para ganar en las encuestas

Se ha iniciado la carrera por la silla presidencial y los candidatos arrancaron como caballos de carreras en el Derby de Kentucky. Salieron a paso veloz por el triunfo y desde el día uno han tenido montones de actividades. En esta misma semana se publicaron también las encuestas iniciales de quién es el candidato con más posibilidades de voto y de acuerdo a los números publicados por las diferentes encuestas, López Obrador va en primer puesto, seguido unos puntos atrás por Felipe Calderón y debajo de éste, en tercer sitio, Roberto Madrazo. Los demás candidatos realmente no pintan en la intención de voto.

Al publicarse las encuestas en cuestión, algunos candidatos, como Madrazo, por ejemplo, dijo respetar mucho las encuestas y mencionó que su segundo lugar (¿habrá leído mal? Si todas las empresas encuestadoras lo ponen en tercer sitio) lo iba a revertir con el paso del tiempo. Llama la atención que Madrazo hable del respeto a las encuestas pero que a la malagueña se coloque sin más en un segundo puesto. Sus contradicciones son el pan de cada día.

Y ni hablar de las declaraciones patrimoniales, las cuales –al menos a mí– me parecen una auténtica bofetada de burla a toda la nación mexicana. Calderón sólo dice tener un patrimonio de unos 5 millones de pesos, mientras que Madrazo habla de un patrimonio de 29 millones de pesos. No sé si el Peje ya hizo su declaración, pero para como él canta las rancheras, nos saldrá como el más humilde de los súper candidatos a la presidencia.

Obviamente estamos empezando y habrá veintitantas semanas de actividad política febril. Las descalificaciones, los insultos, el descubrimiento de propiedades no declaradas, de canonjías o prebendas de uno u otro candidato se irán sabiendo en los medios, no me cabe duda, y todo eso puede cambiar la intención de voto de los ciudadanos, los cuales –como nunca antes– tendrán información puntual de cada contendiente por la silla presidencial, y en donde los medios se cuidarán de no hacer evidentes sus preferencias particulares de algún candidato, so pena de ser ventilados como paleros públicamente.

Pero en mi percepción de los acontecimientos, le darán una importancia fundamental a las encuestas, sobre todo hacia el final de las campañas. Si los números reflejan un avance notable en alguno de los candidatos, es claro que esto perjudicará la intención de voto de los que van abajo y los resultados del que vaya lidereando pueden ser definitivos. Por ello, pienso que Madrazo, en particular, buscará que las encuestas lo pongan de líder de alguna manera y, conociendo sus antecedentes, creo que el hombre es capaz de cualquier truco, incluso los más sucios. Para ayudarlo a evitar los dimes y diretes, se me ha ocurrido hacer un programa que permita preguntarle a la gente su intención de voto. Los resultados se mandarían automáticamente por Internet a un sitio y así el candidato priísta podría saber la realidad de las encuestas.

Quien quiera mi software, escríbame a mi correo (morsa@la-morsa.com) y con todo gusto se los mandaré de forma gratuita. Que conste que es mi aportación a todo este circo político en el que estaremos inmerso los mexicanos por lo menos durante los siguientes cinco meses.

Monday, January 16, 2006

el GM Korchnoi contra una vaca

En un afán de promover que se consuma la leche, el GM Víctor Korchnoi ha hecho un anuncio al respecto, jugando contra la vaca Lovely. Curioso es ver las caras del viejo gran maestro. Como actor es muy bueno, porque su rostro refleja esa sensación de la derrota, la cual es terrible. Decía el GM Lautier, en el prólogo de la Enciclopedia del Ajedrez, de Laurousse (¿así se escribe?), que la derrota en ajedrez es como una muerte pequeña. Me parece una de las definiciones más precisas de lo que significa perder una partida. El sentimiento abruma, aunque para algunos esto les parezca exagerado. El anuncio de Korchnoi puede verse aquí. Se pueden buscar un sinnúmero de tópicos en el sitio beta de Google.

Árboles fractales...

Cuando era estudiante de física, en algún semestre, me hablaron de los fractales. Mandelbrot era quien había descubierto este asunto y años después me enteré que incluso el "fellow" de IBM Research había venido a la UNAM a dar alguna conferencia respecto del tema. Así me hice entonces del libro de Benoît Mandelbrot: "Los Objetos Fractales", ed. Tusquets, y ahí aprendí algo sorprendente: los árboles ilustran perfectamente el concepto fractal. Con el tiempo, y habiendo "digerido" parte del material del francés, encontré que yo ya no veía árboles, sino fractales. Pensé entonces en hacer algún programa que pudiese dibujar un árbol de manera que ilustrara el fenómeno que me parecía incluso por demás evidente. Pero eso ha tenido que esperar por diversos motivos aunque ya estoy trabajando sobre el particular. Próximamente tendré un programita que dibuja un árbol fractal el cual será, como todo mi software, de código abierto. En el mientras, obsérvese cualquier árbol.

Es claro que se puede programar la técnica fractal. Aquí se muestra una imagen generada por un programa en java, en esta página. El plan es escribir un programa que pueda cambiar no solamente los parámetros que este programita usa, sino que también le meta cierto azar para generar árboles más realistas.

Monday, January 09, 2006

Mi artículo en Proceso...


Ajedrez para Cebras

México, D.F., 9 de diciembre (apro).- Jonathan Rowson es el mejor Gran Maestro que tiene Escocia (es el tercer jugador que obtiene el máximo título de la FIDE, después de Paul Motwani y Colin Anderson McNab). Su rating actual es de 2599 puntos Elo. Quedó en segundo lugar en el campeonato europeo para menores de 20 años en 1997. Dos años después ganó el campeonato escocés, galardón que repitió en 2001 y 2004. En el 2005 se coronó como campeón británico. Aparte de ello, a sus 28 años tiene un grado en filosofía, política y economía por la universidad de Oxford, además de ser un prolífico escritor de libros de ajedrez.

Su último libro Ajedrez para Cebras parece ser que será elegido libro del año en el Reino Unido. Es un libro sui generis, el cual compré vía amazon.com, pues en este país estas cosas “extrañas” no llegan fácilmente.

El libro en cuestión no es necesariamente una obra de ajedrez. Se parece más a un documento que toca temas más de fondo, por ejemplo, los afanes que los jugadores tienen al estudiar ajedrez y todo lo que hacen mal, con lo cual se responde una gran pregunta: ¿Por qué cuesta tanto trabajo progresar en el juego ciencia? Y peor aún, ¿Por qué a los adultos les cuesta más progresar?

De acuerdo con el autor, lo que pasa es que estamos más preocupados por una serie de fenómenos que ocurren al interior del estudio del juego, que distraen en el estudio mismo. Por ejemplo, dice Rowson que para progresar necesitamos olvidarnos de los mitos que hay en el ajedrez, como las concepciones prefabricadas sobre los que son jugadores de ataque, los que juegan bien en los apuros de tiempo, los que son grandes tácticos, los que sobresalen en el juego posicional (sic), etcétera.

El autor asume que todo esto no es más que etiquetas que los seres humanos nos ponemos para poder entender y discernir el mundo alrededor nuestro. Igualmente, Rowson hace una reflexión interesante al respecto del estudio del juego ciencia, en donde el problema principal, según dice, es que la gente estudia ajedrez como si fuese una materia académica, cuando aquí parece ser que es más importante aun adquirir la habilidad y no sólo conocerla.

Dice que lo que necesitamos es olvidarnos de ver el ajedrez como lo vemos. Tomar una nueva actitud más crítica. Por ejemplo, en una partida de torneo, en lugar de tratar de probarnos mentalmente que nuestra combinación es ganadora, debemos ver si es falsa, es decir, ver si el rival tiene maneras de probar lo contrario a lo que pensamos nosotros. Igualmente, necesitamos deshacernos de los mitos sobre las buenas jugadas y hacer algo mejor: ¡realizar buenas jugadas!

Rowson comenta que alguna vez, después de una partida contra el GM Gulko, al analizar el juego, el exruso (ahora vive en Estados Unidos) le comentó que en un momento dado, en una posición muy particular, no estaba muy seguro de quién tenía la ventaja en el tablero. Rowson se desconcertó un poco y se preguntaba: “¿Cómo es que un gran maestro de esta fuerza me dice que no está seguro de quién está mejor?”… Y termina concluyendo que ésta es la actitud de un jugador fuerte. Sus prejuicios ajedrecísticos están a un mínimo y por ello, adquiere la humildad de aceptar que el ajedrez lo rebasa y que no tiene la verdad siempre.

El escocés sabe que todos sus argumentos son fáciles de decir, pero es más difícil ponerlos en práctica, sin embargo, para dar fuerza a sus argumentos, el hombre se ha esforzado notablemente en el tablero mostrándonos una buena cantidad de derrotas que ha sufrido por cometer estos errores en la manera de pensar. De hecho, en la medida que avanzo en el libro me doy cuenta que al menos, toda la primera mitad parece ser parte de una tesis doctoral en educación y de los métodos de aprendizaje que un tratado de ajedrez.

Rowson dice al final del prólogo algo por demás extraordinario. Indica que si tuviese que resumir en una frase el contenido del libro sería algo así como el mejorar en ajedrez empieza en el borde de su zona de confort. En mi opinión, el libro de Jonathan Rowson es tan importante como lo que hizo hace unos 25 años (o quizás más), el GM ruso Alexander Kotov al publicar “Piense como un Gran Maestro”, que sacudió la manera de estudiar ajedrez en el mundo y que aún hoy se discuten en los círculos especializados algunos de los temas más controvertidos, como el árbol de variantes y de si existe semejante concepción al analizar una partida de ajedrez.

Sin duda alguna este es un libro que todo jugador de ajedrez, que pretenda mejorar en su juego, debe leer.

Wednesday, January 04, 2006

La camiseta que me regaló Marga

Mi pequeña hermana me mandó, desde Vancouver, mi regalo navideño (a mí y a mis otros tres hermanos). Llegó por fedex ayer y a cada uno le tocó una camiseta. Marga eligió los motivos de acuerdo a los gustos de nosotros. A mí me tocó una camiseta con la imagen de Einstein, en un motivo por demás "escheriano", si se vale la expresión. Aún no me he tomado fotos con la nueva camiseta, pero ya las pondré, en el mientras, observen la imagen del sitio en Internet de donde salió mi regalo.

Tuesday, January 03, 2006

El culto

Jueves y viernes, quizás desde hace más de cuatro años, tomo clases con Juan Carlos González, gran maestro de ajedrez. Es interesante estudiar con alguien de tal nivel. Tiene un instinto muy desarrollado en algunas posiciones (muchas, he de confesar), y su visión es extraordinaria. No se es gran maestro sin tener una erudición ajedrecística, y se confirma cuando analizamos juntos muchas posiciones.

A dichas reuniones, las cuales mi hermana Marga ha dicho que son "el culto", aparecen con cierta regularidad Russek, el gemelo y Jurado. Otras veces se añade algún invitado más, por ejemplo, Carlos Zurita, o bien Luis Vaca, quien tomó las fotos de una de las sesiones que hacemos. Luis aprovechó la nueva cámara digital Casio que hace un montón de maravillas. He aquí un par de fotos de la reunión en cuestión.