Tuesday, August 07, 2007

La honradez en el mundo...

Es un hecho, casi inobjetable, que el mundo está de cabeza. Se ven las cosas más insólitas y los absurdos más notables. Sin embargo, lo que he empezado a notar es que el mundo está lleno de gente mentirosa. Por ejemplo, recibo un correo chatarra (spam), en donde al final hay una leyenda que dice más o menos así (ya lo borré): "Este mensaje no puede considerarse spam porque cumple con lo definido por la Procuraduría del Consumidor, en su claúsula 124, párrafo 7". Obviamente esto es una mentira absoluta porque dicha institución no tiene un reglamento que prohíba o que controle el spam. La gente que maquinó este texto sabe que miente, pero sabe que la gente se cree prácticamente todo lo que está escrito. Finalmente, aunque fuese verdad dicha leyenda ¿qué? ¿Se podría hacer algo? Seguramente nada. Igualmente tienen la técnica de indicar cosas como esta: "click aquí y será eliminado de la lista de distribución". Si embargo, si uno hace eso sólo le está indicando al spamer que usted es un lector activo de correos y créame, no lo sacarán de lista alguna.

Un caso notable fue el de Bush, que se metió en Irak dizque para buscar las armas de destrucción masiva que tenía Sadam Hussein. Al final de la historia ya sabemos que nunca hubo tales armas y lo que ha hecho el gobierno de Bush en esa región del planeta no tiene nombre.

Otro caso es el de los correos fraudulentos de supuestos bancos que indican que hay que remandar los datos a algún servidor, porque se perdieron, o por seguridad. El famoso "phising", el cual es otra modalidad de la mentira por Internet.

¿Y qué me dicen de los cientos de powerpoints que pululan por los correos de los usuarios? en donde se platica alguna historia sentimentaloide, una serie de chistes bobos o imágenes pornográficas, indicando siempre al final, que si uno no manda a diez personas el archivo recibido, será condenado a la mala suerte y no sé cuánta tontería más. No se necesita ser un genio para darse cuenta que todas estas cosas son patrañas.

Ocurre, sin embargo, que la mentira parece ser algo inherente en los seres humanos (y es mi explicación para entender el arte de la actuación. Quien sabe actuar es un buen mentiroso ¿no?). Por ejemplo, yo trabajé en una institución de la UNAM en algún momento de mi vida profesional. Cada semana me mandaban un "memo" para recordarme que al día siguiente habría junta. Me hacían firmar una hoja de recibido... ¿por qué? Porque querían evitar que quien faltara a dicha junta después dijera que lo que pasaba es que nadie le había enterado del evento y que por ello no se apareció. Vaya, el mecanismo de los memorandums surge porque la gente es mentirosa, es parte de la humanidad probablemente.

Lo peor del asunto es que hay personas que creen que mentir no está mal. Observen este caso: Escribo un programa (mi bloqueador de messenger), y hago una licencia de uso que indica que si es para uso casero es gratuito. En cambio, si es para empresas, ya sea que se use una computadora o mil, hay que pagarlo. El costo es verdaderamente módico (1000 pesos por la licencia anual, sin importar en cuántas máquinas lo instales). Pues bien, me escribe alguien de una empresa y me dice: "oye, yo tengo el problema del messenger pero sólo con un usuario en la compañía. ¿No me podrías regalar el software?". Le contesto diciéndole que no. Le digo que es una empresa, que entonces pague. Entonces me contesta: "eso me pasa por se honesto". Entonces le contesto con este largo mensaje:

"Gracias por tu honestidad, pero déjame decirte que no me estás haciendo ningún favor siendo honesto, así hay que ser siempre ¿o no? Ahora bien, que seas honesto ¿significa que debo aceptar tu propuesta? Con la misma honestidad te lo digo, agradezco -repito- tu honestidad, pero eso no significa que ahora debo conceder sólo por eso ¿o si?

Ahora bien, fíjate en esto: de las casi 495 personas que me pidieron el bloqueador, sólo dos me dijeron que lo probarían en sus respectivas empresas y que en todo caso lo comprarían. Los demás (de los que quieren la versión completa), me han dicho que es para sus domicilios. Todos tienen un buen pretexto. Yo les creo, la verdad no me causa ningún conflicto regalar mi software, porque asumo que no me mienten, pero ¿sabes? siempre se busca la manera de no pagar los servicios de los demás. Dicho con una analogía: ¿tu vas al cine y dices en taquilla: "sabe, vine solo. Normalmente venimos 10, no podría entrar gratis"? No lo intentarías siquiera porque es un absurdo.


El punto aquí es que tú trabajas en una empresa. Tienes un empleado que abusa del sistema porque se conecta al mensajero para platicar. Muy bien. te daré algunas ideas: ¿por qué no le dices que si no deja de perder el tiempo se le descontará de su sueldo? por ejemplo. O bien, si no puedes controlarlo (porque es claro que lo tienes detectado), pues le dices: "mira, como no haces caso, la empresa compró un programa para bloquear el mensajero, y el costo se descontará de tu salario", digo, nomás como ejemplo. Por otra parte, las empresas que tienen N personas a su cargo cobran sus respectivos salarios, pero esas empresas, a su vez, generan ganancias, las cuales tienen que repartir, al menos proporcionalmente a sus empleados en el reparto de utilidades, pero como sea, su intención es lucrar, hacer dinero y no tengo problema con eso, pero todos los empresarios saben que la gente a la que contratan hay que pagarles. Si por las razones que fueran, solamente hubiese un empleado en el sistema de cómputo, ¿tú dejarías de cobrar porque solamente es uno? Y me pregunto: ¿en la empresa donde trabajas no hay presupuetso para software? ¿Te parecen 1000 pesos (¿cuánto te gastas si sales con tu novia al cine y a cenar?) mucho dinero por un programa que te va a ayudar en tu trabajo? O peor aún: ¿tú contratas a alguien por un trabajo X y después le dices "regálamelo, que es solamente para una persona"? ¿Tú eres el dueño de la empresa en donde trabajas? si la respuesta es no, pues por qué no considerar pedir presupuesto para software. ¿Cuánto crees que cuestan las comidas de representación? ¿Los gastos que las empresas hacen muchas veces porque quieren obtener algún beneficio con alguien?

Y te contaré finalmente una anécdota: una vez escribí un programa que daba tiempo aire gratis en los celulares. El sistema hacía todo el circo de estar generando el número de acceso, etc. La realidad es que no generaba tiempo aire gratis, pero lo puse públicamente porque quería ver si la gente me lo pedía. Escribí un artículito en donde preguntaba "¿es ud honesto? Y la reflexión era que robar tiempo aire con mi programa era equivalente a un crimen sin víctimas, aunque claro, era robar, ¿o no lo crees así? Bueno, pues de la centena de personas que me escribieron (les ganó la avaricia), 99 me dieron todo género de respuestas para justificar su uso: "es que el celular es muy caro", "quitarle a Slim unos pesos no lo van a hacer pobre", "si es para joderse al cerdo de Slim (así me pusieron), me apunto para usarlo", etc... Sólo una persona, de esas 100, me dijo que no lo quería, que buscaba que sus hijos vivieran en un clima alejado de la cotidiana transa mexicana, que agradecía mi oferta pero que no. La moraleja es simple: siempre se buscarán argumentos para justificar estas actitudes dudosas."

Aparentemente entendió y me volvió a escribir diciéndome que en 30 días me indicaría si consiguió que su empresa comprara el software. A ver si es cierto.

3 comments:

yo said...

Dice el dicho: "...la oportunidad hace al ladrón..." y otro dice tambien asi: "... no te pido que me des, nada mas te pido que me pongas donde haya..." y se escuchan muy frecuentemente...

¿Cuántos mexicanos los adoptan como propios, como verdades absolutas, como filosofía de sus vidas?

Conozco una persona muy cercana a mi que se encontró un bolso en un parque y ¡creanlo! lo fue a entregar a la oficina de objetos perdidos del municipio ¡siganlo creyendo! lugar en donde le pusieron una cachucha de ciudadano honrado y le tomaron una foto haciendo entrega del bolso y todo ese mitote provinciano de los que se estilan por acá; frente a él vaciaron el bolso, levantaron un inventario de lo que contenía, firmaron todos y listo... es veridico.

Tambien hace unas semanas, estando buscando estacionamiento en un centro comercial, vuelta y vuelta, vi que salía un carro, esperé a que maniobrara para salir, salió y ¡tarrán! de repente se mete en ese lugar que yo estaba esperando, una camioneta honda 2007... OK, me detuve atrás de ella, esperé a que bajara el conductor un hombre como de 40 años, acompañado de 3 menores como de 16, 14 y 12 años de edad y le dije al hombre: "maestro, ese lugar lo estaba esperando y tú te metiste a la brava, no se vale, no hay que ser deshonestos y abusar de los demás, bien viste que estaba esperando el lugar, si ese es el ejemplo que le das a estos niños, pues están aprendiendo a ser tranzas y corruptos, si así obtienes el dinero para tener esa camioneta, pues que lamentable, los niños aprenden lo que hacen los mayores; si así te comportas en tu trabajo, pues eso es corrupción de la peor estirpe (si es que hay estirpes en la corrpución); si con ese dinero que ganas con hechos corruptos les das escuela, libros, paseos, diversion a estos niños, pues que triste ejemplo les estás dando,,, los menores muy atentos a mi sermón,,, el hombre solo se limitó a contestar: "... es que ya tenía como 15 minutos buscando lugar..." me subí a mi carrito y me fui.

Creo que esos tres menores jamás olvidarán el hecho deshonesto en que incurrió ese hombre, ¿su papá? ¿tío? ¿vecino? ¿conocido?, sabe, pero ahí quedó y seguramente esos 3 menores crecerán con una visión diferente a la de ese hombrecillo.

Morsa said...

Entiendo tu frustración y qué bueno que actuaste como mencionas. Ojalá sirva de algo. En alguna ocasión fui por mis recibos de honorarios, a un changarro que está en plena ave. Universidad. De pronto una señora se bajó de una camioneta, sin importar que ocupaba un carril de dicha avenida, un carril donde circulan los coches, no uno donde pudiese estacionarse. Estaba yo esperando mis recibos y le solté algo como esto: "Sra. no se puede estacionar ahí. ¿no ve que es plena avenida y que interrumpe a los de atrás? me da mucha pena darme cuenta que es ud. una egoísta". Me responde: "es sólo un momento". Le replico: "pues hace muy mal. Se nota que su egoísmo no conoce límites".

Le preguntó entonces algo al dependiente, y sin mirarme, se dio media vuelta y se fue. Si aprendió algo, si se sintió mal, valió la pena haberle dicho algo.

Sin embargo, para decir estas cosas hay que ser más o menos cuidadoso. No falta que alguien te agrede o te insulta por quererte ver muy justo u honrado. Digo, con tanta agresión, tampoco se trata de jugarse el pellejo

saludos
Manuel

yo said...

Ey, sin arriesgarse, no falta el malandrin que a las primeras de cambio, tomala cacheton, te deja ir la carga del revolver o la daga macabra...

Y hablando de malandros deshonestos, ahi te van mas ejemplos:

contratistas que colocan varilla mas delgada, mas arena en lugar de cemento, madera de 5a como si fuera de primera, etc.

cirujanos que operan apendices ante cualquier dolor abdominal.

médicos que te dan recetas por ambos lados como con 10 medicamentos, todos de los mas caros, previo apalabramiento con los proveedores.

dentistas que obturan caries con material de 4a, cobrandolo como de lo mejor.

ortodoncistas que cada mes te citan y le dan un cuarto de vuelta a los brackets y nueva cita un mes mas, obvio cobrandote la consulta; esto durante 5 años.

mecanicos que te cambian piezas buenas por otras mas gastadas, igual, cobrandolas a precio de oro y de pasada le dan un llegue a alguna manguera para que a las semanas regreses por otro desperfecto.

empleados federales que con un salario mensual de unos 10mil a 15mil bolas tienen a sus hijos en los mejores colegios, viajan cada temporada vacacional a las vegas, de vez en vez a Europa, tienen autos nuevos para esposa, hijos y él, visten bien, tienen casa propia en una estupenda zona. ¿y la declaración patrimonial anual ante la Sria Funcion Pública? bien gracias

Y así las cosas en este México surrealista que tanto queremos y que tanto dañan.