Friday, October 12, 2007

Susceptibilidad de los spammers caseros

Todos aquellos que estamos en la red Internet recibimos diariamente una buena cantidad de corre chatarra, llamado genéricamente spam. Debido a esto, los programas clientes de correo (con los que leemos nuestro email), han tomado previsiones y nos permiten filtrar los mensajes que llegan a nuestro buzón de acuerdo a reglas específicas, en donde el usuario decide si bloquea una dirección de correo o bien, un tema (subject) particular, etc. Aparentemente esto en un inicio era suficiente, pero los spammers se las han ingeniado para que sus mensajes pasen sin ser detectados por nuestros filtros. Así, si bloqueamos los mensajes que dicen "viagra", entonces los ingeniosos spammers mandarán correos en donde aparece "vi@gra" y listo, nuestro filtro se vuelve inservible. Desafortunadamente el problema de spam es a nivel mundial y en mi opinión, una buena parte de la culpa la tienen los que proveen servicios de Internet. Por ejemplo, imaginemos que los proveedores te dicen: desde tu cuenta no puedes mandar más de 500 mensajes por día. Suena a una cantidas más que razonable ¿no? Pero no hay ningún tipo de restricción y entonces los spammers pululan... Y sí, lo sé, si se pusiesen estas restricciones, no faltaría el proveedor de Internet que buscaría hacerse de más usuarios diciendo en su propaganda que ellos no ponen límites. Pero claro, como todo es una cuestión de ética, pues por ahí seguramente no estará la solución.

Sin embargo, los spammers más absurdos son nuestros conocidos, amigos y eventuales "cuates". Por ejemplo, recibo un archivo de powerpoint llamado Mamacita! el cual es poco menos que un chiste bobo. Me lo manda Rubén Darío Contreras Medina, que ahora sé que es un jugador de ajedrez. Le contesto a su mensaje exactamente con estas palabras:

Date: Thu, 11 Oct 2007 23:42:48 -0500
From: morsa@la-morsa.com
To: rubendario2031@hotmail.com

Subject: Re: FW: RV: Mamacita!!!!


Rubén, sácame de tu lista de distribución de chistes, por favor. gracias

saludos

Manuel López


Un par de días después me responde esto:

y tú quién eres

Entonces le contesto:

Supongo que me pediste algún programa de computadora alguna vez (de los que escribo). me dicen la morsa. Quizás por eso me pusiste en tu lista. de chistes. Nomás quítame, por fa. gracias

saludos

Manuel López


Y para mi sorpresa, me manda el siguiente mensaje:

dudo que te alla (sic) pedido un programa no me acuerdo de ti y no me interesa quien (sic) eres de seguro eres muy debil (sic) jugando y mejor no estes (sic) mandando cosas y mejor tu eliminame (sic) de tus contactos y gracias al intertet (sic) uno puede bajar cualquier programa eh

Así las cosas, Rubén Darío se molestó porque le pedí que me quitara de su lista. Quizás pensó que soy un imbécil porque no tengo su sentido del humor o porque debo ser un amargado. Qué sé yo. Es claro que herí su susceptibilidad. Decidí entonces contestarle una vez más:

Mira, Rubén,no entiendo la agresión. Simplemente te pedí que me sacarás de tu lista de distribución de chistes. Mis programas no los encuentras en la red, en general me los piden. De verdad, no sé por qué te molesta tanto mi petición. Nomás quítame de tu lista y asunto terminado. No sabrás más de mí. ¿cuál es el gran problema?


Saludos

Manuel López


Pero ya ese mensaje no llegó al destinatario porque me bloqueó en su correo. Digo, yo no fui agresivo, ni mala onda, ni le mandé un mensaje insultante sobre su lista de chistes, etc. Le pedí de la mejor de las maneras que me sacara de su lista de distribución y para mi sorpresa, recibo este tipo de respuestas.

Todo esto es lamentable. Mi reflexión es simple: uno tiene derecho a pedirle a los amigos, a los eventuales conocidos, a quien sea, que no le mande correos chatarra, ¿no? Se recibe tanta basura al día que por qué no ser más selectivos... Cabe señalar que gracias a todas estas bromas y chistes que pululan por Internet, los spammers se hacen de direcciones de correo. Así que todos ustedes que mandan chistes, cartas cadenas para salvar al niño con cáncer, o para ganarse parte de la fortuna de Bill Gates, lo único que están haciendo es favorecer esta absurda práctica de mandar tanto correo de propaganda inútil, que aparte de quitarle tiempo a la gente que lo recibe, utiliza de manera ridícula el ancho de banda de la red de redes.

No comments: