Monday, June 25, 2007

Los Simpsons y yo

A fines del mes de julio (7/27/07) se presentará la película de Los Simpsons (en 2 dimensiones). En el complejo perisur de Cinépolis, al salir de las salas, por la parte superior de las mismas, uno recorre un pasillo hasta llegar a las escaleras mecánicas. Ahí me encontré entonces con una agradable sorpresa: Homero, Magie, Bart, Marguie y Lisa. No pude contenerme y hubo necesidad de tomarme una foto con familia tan amarilla.

Ya alguien me preguntó que por qué no me senté al lado de Bart. No pude, el sillón es de cartón. Igualmente, por algún motivo Homero no tiene el control remoto en la mano. Asumo dos posibles explicaciones: se lo quitaron para que nadie se lo fuese a robar, o peor aún, ya alguien se lo birló.

Friday, June 22, 2007

El pato de Jottabich y el movimiento perpetuo.

Hace unos años vi un juguete, en el aparador de una tienda. Era un pato de plástico, o al menos eso parecía, que "tomaba" agua de manera idefinida. A este juguete, se le pone delante una tacita con agua; el pato se inclina, mete el pico en el agua, "bebe" y se pone derecho. Así permanece cierto tiempo. Después se va inclinando poco a poco, vuelve a meter el pico en el agua, "bebe" y otra vez se endereza.

Este juguete es un representante típico de los motores "gratuitos". El mecanismo que origina su movimiento es muy ingenioso. El "pato de Jottabich" oscila puntualmente alrededor del eje horizontal, metiendo cada vez su pico en el agua para beber, y levantando de nuevo la cabeza. Estos movimientos se repiten metódicamente sin motivo visible alguno y continúan mientras hay agua en el vaso. Aquí no existe ninguna diferencia de temperaturas entre esta agua y el aire circundante, que sus temperaturas son iguales.

El motivo del movimiento del pato se hace claro al estudiar su estructura. La "cabeza" del pato representa un vaso, unido por medio de un tubo recto con el "torso", otro vaso grande en el cual este tubo entra de tal manera que casi llega hasta su fondo. La cavidad interior está llena de un líquido de fácil ebullición, éter dietílico (H5C2-O-C2H5) de tal manera que en posición horizontal su nivel se encuentra aproximadamente en la mitad del tubo. Para poner el pato en movimiento hay que meter su pico en el agua. Entonces el algodón, fijado en la cabeza, se humedece y como consecuencia de la evaporación del agua la cabeza se enfria algo. Esto conduce a cierta caída de la presión del vapor dentro del pato y al descenso de la temperatura del éter. En esta posición horizontal del pato los espacios de vapor de la cabeza y el torso se comunican a través del tubo y la presión en ellos se hace igual. Dado que la cantidad de líquido en el torso es algo mayor, él pesa más, la cabeza se levanta y el pato adquiere una posición inclinada. El líquido cierra la comunicación entre los espacios de vapor de la cabeza y el torso. El líquido en el torso se calienta hasta la temperatura del medio ambiente, se evapora parcialmente y el vapor que se forma expulsa una gran cantidad de líquido a travles del tubo a la cabeza, la cual se hace más pesada y el pato mete de nuevo el pico en el agua. Ambas cavidades se comunican de nuevo, la presión se iguala y el líquido pasa nuevamente al torso. El proceso se repite y puede continuar mientas que en el vaso, del cual bebe el pato hay agua.

Parece entonces una máquina de movimiento perpetuo.

Muchos de los partidarios de las "energías renovables" reclaman con mucho gusto este juguete. Este juguete "extrae calor" del medio ambiente y lo "concentra" transformandolo en trabajo.

Puesto que ordinariamente el aire no esta saturado de vapor de agua, en la superficie del agua se sucede continuamente su evaporación con la correspondiente disminución de la temperatura. En el vaso esto no se nota, hay mucha agua, pero la superficie de evaporación es pequeña. Pero la superficie de evaporación en la cabeza del pato es enorme, por poner un ejemplo si el diámetro de la cabeza del pato y el diámetro del vaso son el mismo, la relación de la superficie de la cabeza con la superficie del vaso es de 4 es a 1.

Si cerrásemos el pato en una urna hermetica acabaria por pararse por saturación de humedad.

Originalmente los primeros "pájaros bebedores" llegaron a Europa desde Taiwan en los sesenta, pero los prohibieron porque los niños se podían intoxicar con el Metyleno clorídrico, producto que también se usa como quitaesmaltes... La realidad es que en México yo no los he encontrado a la venta en ninguna parte, así que a la primera oportunidad, en un viaje a los Angeles (me parece), me compré uno que funciona aún perfectamente, a pesar de que ya pierdo sus plumas traseras.

Sunday, June 17, 2007

Una araña dentro de un cuadro

Alguna vez (1974), una artista - argentina- Gladys Hernández, le hizo un dibujo a mi papá, el cual es ahora un cuadro. Aparentemente está en tinta china y parece ser un trabajo muy elaborado. Creo recordar, asunto que debo confirmar, que ese mismo dibujo se encuentra en la madera de alguna de los instrumentos que mi papá tuvo (en la boca de la guitarra) (*).

Como sea, el otro día observé que había una pequeña araña en el cuadro mencionado, pero hallé que el bicho se encontraba dentro del cuadro, no fuera del mismo. ¿Cómo fue que se coló adentro? Misterio. Pero más misterioso aún el hecho de que pasan los días y la pequeña araña sigue incólume. Pensé que moriría muy pronto, pero no ha sido así, se le ve igual de alerta que desde el día que la descubrí. Debido al color del cuadro (sólo tinta negra en fondo blanco), quiero pensar que el insecto podría haber hecho su morada el cuadro mismo hace ya algún tiempo y que por ello, antes no advertí su presencia.

La verdad que me asaltan algunas preguntas: ¿Saldrá en las noches a buscar alimento? ¿Se alimentará del papel del cuadro? ¿Qué hará para sobrevivir? Todos estos son los pequeños misterios cotidianos. ¿O no?

(*) Me dice mi madre que la artista mencionada era la esposa de Joaquín García, ya fallecida, quien hacía los dibujos de todas las guitarras García, alrededor de la boca de las mismas.

Wednesday, June 13, 2007

Nuevo software de La_Morsa para estudiar ruso

Cuando era estudiante de la Facultad de Ciencias, en algún momento decidí ir al Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras (CELE), en la UNAM, para aprender ruso. Mi plan tenía como objetivo poder leer quizás la literatura rusa de ajedrez. No obstante esto, encontré que el lenguaje ruso por sí mismo es fascinante. Estuve seis semestres con el mismo grupo y la misma maestra, la cual sin duda le ponía pasión y empeño a su trabajo. La maestra Svetlana Dougar-Jabon es sin duda un pilar en el departamento del ruso en el CELE y me alegró saber que aún está trabajando ahí. La cuestión es que muchos años después de estos estudios, decidí que tenía que re-empezar, puesto que sin práctica estas cosas suelen olvidarse. Así, en algún momento se me ocurrió tomar mi manual de ruso y estudiar por mi cuenta. Sin embargo, después se me ocurrió que mejor sería regresar al CELE para hacer este estudio de manera formal.

Me apena un poco regresar y decirle a la maestra Svetlana que necesito prácticamente empezar de cero. Así que decidí ir al CELE a buscarla con un pretexto: un bosquejo de curso, hecho en la computadora, para el aprendizaje del idioma ruso. Me basé en lo que el manual que tengo dice, obviamente quitando algunas partes que en mi opinión, ya salen sobrando, y salió este programita. Es apenas la lección primera y desde luego, no está completa. De hecho, he notado que necesito un sistema para poner las partes de gramática, por ejemplo, de manera que sea fácil de alimentar, porque como bien sabemos, el ruso usa el alfabeto cirílico, y eso, al tener que escribir las notas en español y ruso, se complica enormemente, o mejor dicho, quita mucho tiempo de la programación. Para la cuestión de pronunciación le pedía a Marianna, exalumna mía en Sistemas Computacionales, de Ucrania, que me ayudara con las frases que quiero alimentar al sistema. Para el inicio del software puse la imagen que pueden ver en este artículo y le agregué una introducción musical muy rusa (¿y qué mejor que el tema del inicio del juego del tetris?).

Tengo otras ideas para incorporar: no sólo poner el audio de cómo se pronuncia, sino también vídeos de Marianna, mostrando cómo se pronuncian las palabras, así como la entonación. La verdad es que es un trabajo monumental, porque el manual de ruso tiene muchas lecciones, y eso hace complicado el pasarlas todas a un programa. No obstante, el esfuerzo puede valer la pena, porque incluso uno aprende mucha más gramática cuando tiene que armar cada lección.

En fin, quien quiera ver este bosquejo (porque no califica como un programa de enseñanza de ruso aún por sí mismo), escríbame a morsa@la-morsa.com y se lo mando a su buzón de correo electrónico.

Saturday, June 09, 2007

Un error que lleva 71 años

Es bien sabido que el ajedrez es una actividad obsesiva. Yo creo, por ejemplo, que es tan importante ver algo de ajedrez por día como el lavarse los dientes o comer. Así de necesario lo encuentro. Pues bien, cada sábado un grupo de amigos ajedrecistas nos juntamos a estudiar, a platicar las incidencias de los torneos importantes en el mundo, y a “resolver el mundo”, cuando la ocasión lo amerita.

Este sabado pasado, precisamente, el MI Kenneth Frey (GM por correspondencia y no hace mucho, uno de los 10 mejores jugadores del mundo en esta especialidad), trajo su libro sobre el torneo de Nottingham 1936, la cual parece haber acarreado con un error de anotación que lleva ya 71 años. El encuentro fue así:

Capablanca,José Raúl - Tylor,Theodore [E62]
Nottingham IT Nottingham (5), 14.08.1936

1. Cf3 Cf6 2. c4 g6 3. Cc3 Ag7 4. g3 O-O 5. Ag2 d6 6. d4 Cc6 7. O-O Ag4 8. d5 Axf3 9. exf3 Ce5 10. Db3 Cfd7 11. Ae3 b6 12. Cb5 c5 13. dxc6 Cxc6 14. f4 Dc8 15. Da4 Cc5 16. Axc5 dxc5 17. Cc3 Cd4

Juegan las blancas

En esta posición, los libros consigan (incluso el libro oficial del torneo, analizado por Alekhine [ed. Dover]), la jugada 18.Tfe1, la cual, aparentemente, es un error de anotación. Frey indica que seguramente se jugó 18.Tae1. La razón parece ser ésta: Si se sigue la partida con 18.Tfe1, encontraremos lo siguiente: 18.Tfe1 e6 19.Te3 Tb8 20.Dxa7 lo cual nos entregaría la siguiente posición:

Juegan las negras

Y aquí, la jugada del negro no sería 20. ... Td8, sino que la simple: 20. …Cc2 ganando la calidad. Fritz y amigos indican, precisamente ventaja de más de 1 punto a las negras en esta línea. Evidentemente Capablanca previó esto y por ende, un error en la transcripción de la partida que parece insignificante, tiene ahora un gran peso.

El MI Frey, para apoyar su argumento, es decir, que la jugada que se hizo en el tablero fue 18.Tae1 (en lugar de 18.Tfe1), indica que Alekhine ni siquiera analiza 20. …Cc2, y la razón evidente es que al analizar la partida, el gran campeón jamás jugó la torre de f, sino que hizo la jugada de la torre con la que estaba ubicada en la columna a.

De esta manera, la partida bien podría ser así, con la corrección correspondiente:

Capablanca,José Raúl - Tylor,Theodore [E62]
Nottingham IT Nottingham (5), 14.08.1936

1. Cf3 Cf6 2. c4 g6 3. Cc3 Ag7 4. g3 O-O 5. Ag2 d6 6. d4 Cc6 7. O-O Ag4 8. d5 Axf3 9. exf3 Ce5 10. Db3 Cfd7 11. Ae3 b6 12. Cb5 c5 13. dxc6 Cxc6 14. f4 Dc8 15. Da4 Cc5 16. Axc5 dxc5 17. Cc3 Cd4 18. Tae1 e6 19. Te3 Tb8 20. Dxa7 Td8 21. Tc1 Td7 22. Da4 Dd8 23. Td1 Td6 24. Ae4 f5 25. Ag2 g5 26. fxg5 Dxg5 27. f4 Dh6 28. Tde1 Tbd8 29. Rh1 Rh8 30. a3 Af8 31. b4 Dh5 32. bxc5 bxc5 33. Cb5 Cxb5 34. cxb5 Td2 35. Dc4 1-0

Tuesday, June 05, 2007

Pobre México nuestro tan cerca del futbol y tan lejos de la Ciencia.

Discurso leído en el Congreso Mexicano de Pediatría por la autora, de 10 años de edad, y alumna de quinto de primaria del Liceo Japonés. Se publica con la autorización de ella y de sus padres. El antecedente directo: El 3 de enero pasado el presidente Felipe Calderón felicitó al equipo de futbol Las Chivas por haber ganado el torneo apertura 2006, después de 10 años de no ganar un título.


Ciudad de México (5 junio 2007).- A las personas de hoy casi no les interesa la ciencia; les interesa más el futbol. Los periódicos pocas veces tienen notas de ciencia y la radio y la televisión casi nunca. Sólo las publican cuando ocurre algo que no pueden ocultar, como cuando llegó a la Luna Neil Armstrong.

Todos los días aparecen notas de futbol, entrevistas con jugadores y hasta nos cuentan chismes de su vida: que si Galilea Montijo fue novia de Cuauhtémoc Blanco...pero no toman en cuenta que tenemos derecho a estar bien informados sobre ciencia. Y así como sabemos tanto de futbol sabemos tan poco y tan mal de nuestros científicos que da pena. Ese es el caso de Guillermo Haro. Guillermo Haro, astrónomo mexicano, descubrió cometas y muchos cuerpos celestes y no cuenta siquiera con una biografía.

He visitado nueve grandes librerías y ninguna tiene nada sobre él.

¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo: gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, los ipod, los simuladores.

Además, salvo algunos casos, los jugadores de futbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya no. Estoy segura que México es de los países que tienen algunos de los mejores científicos. Además nos hacen quedar muy bien. Son como los atletas paralímpicos que, sin apoyo, ganan medallas.

¿Por qué no apoyar una educación de excelencia? Tenemos derecho a ella. ¿Alguno de ustedes conoce a Guillermo Haro? Supongo que muy pocos. Y los que no, no tienen la culpa: cuando nuestro equipo de futbol gana partidos de poca importancia hasta el Presidente los felicita y los entrevistan en todos lados. Cuando Guillermo Haro descubrió varias estrellas rojas y azules sólo lo felicitaron otros científicos.

Gracias a la ciencia calentamos en unos segundos la comida en el microondas, gracias a la ciencia nuestras madres no se pasan la vida lavando pañales. Estos inventos son resultado de las misiones al espacio. Por los científicos nuestra ropa es ligera y abrigadora. Por ellos podemos leer aunque se oculte el Sol o ver a cientos de kilómetros un partido de futbol.

¿Les gusta la televisión a colores? Yo nunca conocí una en blanco y negro, y la televisión a colores fue invento del mexicano Guillermo González Camarena. Gracias a los científicos mexicanos podemos ver mejor las estrellas pues aquí se fabrican los mejores lentes de astronomía del mundo.

Hace un año el Instituto de Astronomía de la UNAM envió a las Islas Canarias un instrumento de precisión para el que será el observatorio más importante del mundo. Tiene nueve lentes y 270 piezas.

Y mirar astros nos debe importar porque somos, como escribió Carl Sagan, "polvo de estrellas", de allí venimos. Países desarrollados como Alemania, Estados Unidos y Japón invierten mucho apoyo en ciencia. México cada vez invierte menos, y pese a ello contamos con grandes científicos como Guillermo Haro que vivió y murió siendo un desconocido. El premio Nobel de Química, Mario Molina nació en México, pero se tuvo que ir a Estados Unidos. Por desgracia no es el único caso. Muchos jóvenes científicos hacen lo mismo.

¿No podría nuestro gobierno invertir más en educación? Tenemos derecho a una educación de excelencia.

Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en futbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor Universidad de Hispanoamérica según el periódico Time y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no apoyar a lo que ya da resultados? Un País que no invierte en ciencia y educación siempre será un País pobre ¿Queremos un México pobre? ¿Seguiremos dejando que nuestros Mario Molina se vayan a otros países?

Pobre México nuestro tan cerca del futbol y tan lejos de la Ciencia.

Carolina Aranda Cruz


Sunday, June 03, 2007

Ética deplorable de una empresa antivirus

Hace unos seis meses mi computadora se infectó de un espantoso virus. El bicho informático lo único que hacía era avisarme que estaba infectado, poniéndome una ventana con texto (cubriendo parte de lo que estuviese haciendo), avisándome del problema y diciéndome que si compraba un antivirus específico, mi problema sería eliminado. La realidad es que el virus lo mandó la empresa que hace el dichoso antivirus y debe quedar claro que esta manera de vender software contra “spyware” y virus es francamente deplorable. De hecho, es una manera de hacer negocios que califica en el chantaje. Lamentable desde todos los puntos de vista.

Obviamente no pensaba caer en la trampa de esta empresa antivirus y pensé que podría yo mismo quitar al bicho que no me dejaba vivir. Entré al “registry” de Windows, una zona en donde se guarda información valiosa del sistema. Hay que ser cuidadoso, porque si uno cambia mal un dato ahí, puede dejar inservible el sistema, así de simple y fácil. Por eso hay que ser extremadamente cauto. No pude, no obstante, encontrar nada raro. Revisé los procesos que estaban corriendo en la máquina. Maté los que me parecieron sospechosos. Borré los archivos que tuviesen fecha de creación el día que el virus entró. Nada funcionó. La maldita ventana seguía apareciendo.

Entonces asumí que tenía que buscar soluciones de empresas de avntivirus profesionales. Hallé dos: Spy Sweeper y SpyHunter. De la primera compañía recordaba al Spy Sweeper como uno de los sistemas más sólidos y mejor implementados. Lo compré vía tarjeta de crédito y en unos minutos el sistema ya estaba instalando y trabajando para eliminar el virus informático… Pero no pudo con él. Por algún motivo el sistema no encontró como borrarlo. Así, tuve que entrar a enigmasoftware, que prometía quitar el molesto virus. Lo compré también por Internet usando tarjeta de crédito. Lo instalé y tampoco pudo quitar al desagradable bicho… ¿Qué hacer? Me sumergí en las aguas de la red de redes y finalmente hallé en un oscuro foro la solución: alguien había escrito un programa gratuito que lidiaba con el malvado personaje incrustado en las entrañas de mi máquina. Bajé el software y lo ejecuté y ¡sorpresa! El virus desapareció finalmente.

Me olvidé con el tiempo del asunto, aunque me dolía haber gastado casi 60 dólares en dos programas
–aparentemente muy profesionales– que no habían podido arreglar el inconveniente que tuve. Sin embargo, pensaba, a manera de consuelo, que al menos, estos programas me avisarían de un nuevo ataque de estos virus (antes de que se introdujeran a mi sistema), que a pesar de tanto control, aún se cuelan de repente en nuestros sistemas operativos.

Pero ocurre que hace una semana recibo un mensaje de correo electrónico, de la empresa enigmasoftware, en donde me agradece que haya renovado la licencia de uso de su programa Spyhunter. ¿renovado qué? ¿cuándo estuve de acuerdo en renovar? ¿por qué me cargan mi tarjeta de crédito sin preguntar? ¿de qué programa de renovación me hablan? Así, entro a www.enigmasoftware.com y no hallo por ninguna parte algún esquema de renovación. Busco reclamar y encuentro que tienen un sistema de boletos (tickets), en donde uno pone su queja, le asignan un número al asunto y la gente de esa empresa promete contestar en menos de 48 horas. Al día siguiente tengo una respuesta. Entro a su sistema y hallo que empieza con: “gracias por comprar nuestra renovación del producto”. Evidentemente no es un ser humano quien contesta y nadie ha seguido mi queja. La respuesta es de un robot y desde luego, no informa ni dice nada.

Un poco frustrado decido entrar a la empresa que me hizo el cargo (www.reg.net), que solamente cumple, digamos, órdenes de sus asociados sobre a quién cargarles la tarjeta de crédito. Escribo al correo de soporte y quejas y expongo el problema. En la noche de ese mismo día una persona de reg.net me indica que han mandado mi queja a enigmasoftware y que debo esperar dos días para ver qué les responden. Pasan esos dos días y no tengo noticias de nadie. Escribo a reg.net y no hay respuesta. Ahora pareciera que me ignoran. ¡maldita suerte! Busco alguna otra dirección para comunicarme con reg.net y encuentro una forma, dentro de la página web, que me permite describir de nuevo mi dificultad. Les digo que no compré nada, que el cargo que me hacen es ilegal. Yo no compré una suscripción y que no me interesa saber nada de esa empresa. Que quiero que me regresen mi dinero… Pasan las horas. No recibo respuesta alguna. Vuelvo a escribir de nuevo. Finalmente a las 2 am me llega un correo diciéndome que me regresarán el dinero, pues la empresa creadora del SpyHunter no les contestó y que lamentan todo el incidente. Otros dos correos me llegan, de diferentes personas (en reg.net), indicándome que se hará el reembolso de la cantidad cargada, nomás que me tengo que esperar de 7 a 10 días.

La moraleja es sencilla: cuídese de estas empresas con estos curiosos esquemas de renovación, que no son más que trucos para hacerse de más dinero. La mayoría de la gente no reclama, porque por 30 dólares, por ejemplo, no le ve mucho caso. Hay que perder días para atender el inconveniente. Llama la atención que esto pase, porque yo entendía que nuestros vecinos del norte eran serios para la cuestión negocios. Ahora veo que ni siquiera empresas como enigmasoftware, ¡que cotiza en el nasdaq! no es capaz de atender la queja de un cliente como se debe. Yo como dice Garralda le sugiero: “¡no se deje!

Una pequeña muestra de Robert Tinney

Ayer escribí algo sobre este artista. Hoy me di a la tarea de poner algunas de sus portadas de revistas, manuales y libros. He aquí algunas:

Saturday, June 02, 2007

Las ilustraciones de Robert Tinney

La revista BYTE fue una de las primeras en la industria del cómputo. Durante quizás unos 20 años, era LA revista que todo el mundo consultaba. Hablamos del año 1975. Cabe señalar que las primeras microcomputadoras con relativo poder de cómputo y facilidades de programación, salieron alrededor del año 1981, aunque un poco antes ya Radio Shack sacaba su famoso modelo TRS-80, que realmente fue una de las mejores alternativas que existieron en esos -aparentemente- lejanos tiempos.

BYTE fue madurando con los años y se incorporaron entusiastas que hacían de la revista un goce leerla. Steve Ciarcia, un ingeniero en electrónica, publicaba mes a mes un proyecto en donde se combinaba la parte de electrónica con la de software. Este hombre tenía la capacidad para crear todo genero de gadgets, los cuales uno en realidad, con cierta habilidad en la electrónica, podía construir si se lo proponía.

También se incorporó el artista Robert Tinney, quien se convirtió en todo un baluarte de la revista, pues hacía las portadas de las mismas. Sin duda la calidad de las portadas, sobre todo de las ideas que plasmaba notablemente Tinney, lo convirtieron en otra "celebridad" de la popular revista. Tinney menciona cómo es que entró a realizar las portadas de BYTE (traducción mía):

A finales de 1975, sonó el teléfono en el departamento de Robert Tinney en Houston. Era una larga distancia de Carl Helmers, un amigo de Tinney que había conocido muchos años atrás. "Hemos empezado una nueva revista llamada BYTE", le dijo Carl, "y soy el editor en jefe. ¿Te interesaría ilustrar las portadas?". Helmers le envió entonces una copia del primer ejemplar de la revista (septiembre 1975). Uno de los anuncios ofrecía 4K RAM de memoria para la computadora Altair por solamente ¡$185 dlls!). Tinney escuchó entonces la oportunidad tocar a su puerta y su primera portada apareció en la edición de diciembre de 1975, al mismísimo inicio de la revolución de la computadora personal. El tema de esa edición fue: "Computadoras: los últimos juguetes".

Desde entonces Tinney hizo un poco más de 100 portadas para BYTE, en donde las más populares se han mostrado en el prestigioso Museo del Cómputo en Boston. Tinney ha recibido numerosos premios por su excelencia técnica e inspirados temas de sus ilustraciones. Muchas de sus imágenes están entre las más reconocidas de la industria del cómputo.

En los años recientes, debido a que la industria de cómputo se ha movido cada vez más hacia la web, Tinney se ha movido entonces a las gráficas por computadora, produciendo imágenes digitales (completamente) para compañías en Internet como WebMovie.com. También ha producido modelos 3D y animaciones para entretenimiento multimedia, usando el software estándar de la industria, 3D Studio.

Muchos años después, tuve la oportunidad de contactar a
Tinney y pedirle que me vendiera la litografía de su portada que sobre ajedrez computarizado hizo. Si mal no recuerdo, me costó unos 30 dlls. que me la mandara hasta mi casa. Me da gusto saber que tengo uno de sus muchos excelentes trabajos, además de que éste en particular trata de un tema que ya sabemos me obsesiona: el ajedrez.