Monday, February 04, 2008

Conformación del equipo olímpico de ajedrez

He leído los comentarios que han esgrimido tanto el GM José González, el MF Pablo Venegas así como el Dr. Capo, al respecto de la discusión sobre la conformación del equipo mexicano que participará en la Olimpiada de Dresden, Alemania, a fines de este 2008. He aquí lo que yo pienso de todo este asunto:

El problema parte de no saber el objetivo de ir a una Olimpiada de ajedrez. ¿Se va a buscar el mejor lugar? ¿Se va a foguearse? ¿A qué se va realmente? Obviamente, de acuerdo a la contestación que se dé a esta pregunta, habrá quienes tomen una postura u otra.

En mi opinión, en esta fiesta del ajedrez mundial, la Olimpiada, vienen los mejores jugadores del planeta, por lo cual, es una buena idea que nuestros mejores jugadores pudiesen enfrentar la más difícil oposición que puedan encontrar, asunto que resulta menos fácil de lograr en otros torneos. Esto daría además una buena medición de la fuerza de nuestros jugadores y el nivel que tenemos como país dentro del mundo del ajedrez.

Así, considerando que ahora hay un jugador menos en el equipo masculino (y uno más en el femenino), los lugares son más escasos y desde luego, muchos jugadores, la mayoría de ellos, dedicados de tiempo completo al ajedrez, siempre les interesará participar en una justa como una Olimpiada. Es evidente que los mejores jugadores de México le llevan a los demás más de 150 puntos Elo, lo cual habla de que los GMs al menos, están rondando un nivel de al menos 2500 puntos Elo y han demostrado a través de los años que es lo mejor que tenemos. ¿Por qué no sembrarlos y listo. En alguna medida estaríamos dando su lugar a jugadores que han hecho un gran esfuerzo por años y se mantienen en los primeros lugares del rating internacional de los mexicanos.

De ahí quedarían dos lugares. ¿Para quiénes deben ser estos? Yo soy de la opinión que sí, debiesen jugarse esos puestos en el Absoluto, que aunque no es la mejor solución, al menos no dejaría con mal sabor de boca a jugadores de gran experiencia y fuerza fuera del equipo olímpico, situación que pudiese darse porque simplemente quizás no puedan costearse los viáticos para jugar el torneo Absoluto con las condiciones actuales.

Ahora bien, ¿qué hay de los juveniles? ¿Debería otorgarse un lugar al campeón nacional juvenil? Yo pienso que no, porque bajo la premisa de que a la Olimpiada van los mejores, es probable que haya jugadores más fuertes en el Absoluto que buscarían ansiosamente un sitio en el equipo. Entiendo que eso puede molestar al Dr. Capó y sé que su hijo Uriel ha trabajado fuertemente en ajedrez en los últimos años, (quiero aclarar que no estoy a favor o en contra de nadie, es mi punto de vista y advierto que no entraré en la polémica que pueda ocurrir con el Dr. Capó), y que probablemente Uriel podría calificar en el Absoluto. Quizás tenga que enfrentar una mayor fuerza opositora, pero en mi opinión, se trata de que vaya el equipo más fuerte.

Ahora bien, el problema es que todo este asunto ha sido mal planteado. Por ejemplo, ¿cuándo se tomó la decisión sobre cómo se clasificarían a la Olimpiada? ¿Quiénes son los responsables de estas decisiones dentro de la FENAMAC? La raíz del problema es que no hay planeación. Después de la Olimpiada del 2006 quizás lo que tenía que haberse hecho es poner las reglas para Dresden de inmediato. Por ejemplo, una serie de torneos nacionales en donde los jugadores clasificarían a un torneo quizás cerrado, limitado en número de participantes, o bien, clasificación automática a los cuatro mejores ratings para enero del 2008 (ponga ud. los lineamientos, lector), y de ahí sí, podrían salir los que formarían en última instancia el equipo mexicano. Pero como no se tomó ninguna previsión al respecto, se decide a último clasificarlos en el Absoluto y eso es una medida que iba a generar problemas como los que estamos viendo.

Pienso que el ajedrez mexicano debería esforzarse por dar más apoyo a los juveniles destacados, y no pretender darles un lugar a la Olimpiada simplemente como premio, cuando bien podrían estar participando en otros países en torneos abiertos o por invitación. De hecho, no comprendo por qué, teniendo a Cuba tan próximo, no tengamos ningún tipo de intercambio. Tampoco sé por qué la FENAMAC no tiene un torneo internacional round robin, en donde podría ser en uno, dos, tres grupos para que los mejores jugadores, los que estuviesen en la posibilidad de jugar, buscaran normas de GM o MI. Ya sé que me dirán que eso cuesta mucho, pero de entrada lo dudo. Hay muchos grandes maestros que vienen a jugar si se les pagan sus viáticos. ¿Qué pasa con las relaciones con Argentina, por ejemplo? Hay muchísimos jugadores que bien vendrían a jugar a nuestro país, pero no sabemos que la FENAMAC tenga algún plan de intercambio o simplemente relaciones con otros países de América. En EEUU hoy día juegan muchísimos rusos que ya viven en ese país y que seguramente están dispuestos a jugar en otros lados si se les dan ciertas condiciones, que cabe decir, nunca son exageradas, (a menos que queramos traer al campeón mundial). De hecho la FENAMAC debería estar obligada a concretar intercambios. Eso hace años que no se ve en nuestro país.

Yo sé que si se mantiene la FENAMAC la decisión sobre los lugares en el Absoluto causará problemas. Quizás para menguarlos debería pagarles a los GMs mexicanos en el extranjero sus respectivos boletos para que aquí pudiesen participar en dicho torneo, pero dudo que la FENAMAC tenga siquiera los recursos para eso, aunque me gustaría estar equivocado.

Si la decisión cambia, generará otros problemas. Me parece que no se ha consultado al ajedrecista y la decisión unilateral de la FENAMAC afecta a todos los jugadores con interés en participar en un evento como la Olimpiada. Me queda claro que nadie quedará contento, porque todo el planteamiento original de la manera de clasificarse en defectuoso.

10 comments:

anpa said...

Aunque en su relato menciona que leyó mis argumentos, seriamente lo dudo.
Michelone, (http://la-morsa.blogspot.com/) insiste y habla de que los CMS han demostrado a través de los años que es lo mejor que tenemos. (los eternos olímpicos; digo yo) ¿Por qué no sembrarlos y listo. No me extraña de Michelone dueño de la frase “Los ajedrecistas se hacen solos”, negando la posibilidad de la enseñanza del ajedrez; por parte de la anterior FENAMAC
(Ha propósito que quiera leer mi articulo completo acudir a este blog, http://padresdeajedrecistas.blogdiario.com/ ,ya que en la pagina ANPA, al parecer alguien suprimió, algunos párrafos del mismo”. Por este motivo la pagina ANPA cambio a esta liga http://ajedrezhidalgo.galeon.com
Porque no sembrarlos y listo. Es decir, porque no desalentamos la participación de los demás ajedrecistas nacionales y seguimos en la política, de siempre, del no avance, es decir: cuando, los eternos olímpicos, ya abuelos no puedan andar, entonces pensamos en enviar a los –antes, ayer jóvenes- Porque si, Michelone me leyó, en su escrito de hoy. NO contesta al echo de que en las pasadas olimpiadas se supero el resultado de Calvia, con los jóvenes y que en otras olimpiadas cuando asistieron: los sembrados y listo, se ocupo entre el 50 avo lugar mas o menos.
Ahora bien, dice Michelone ¿qué hay de los juveniles? ¿Debería otorgarse un lugar al campeón nacional juvenil? Yo pienso que no, porque bajo la premisa de que a la Olimpiada van los mejores, es probable que haya jugadores más fuertes en el Absoluto que buscarían ansiosamente un sitio en el equipo. Entiendo que eso puede molestar al Dr. Capó” Siempre he sostenido que los selectivos son, la oportunidad para que todos los ajedrecistas puedan demostrar su fuerza y ganarse un lugar. En este selectivo también los juveniles tienen esta oportunidad

Ahora bien, el problema es que todo este asunto ha sido mal planteado. Por ejemplo, ¿cuándo se tomó la decisión sobre cómo se clasificarían a la Olimpiada? ¿Quiénes son los responsables de estas decisiones dentro de la FENAMAC? Michelone juega a equivocarse la resolución la tomo la Asamblea General, los sabemos todos e ¿importaran cuando?


Pero como no se tomó ninguna previsión al respecto, se decide a último clasificarlos en el Absoluto y eso es una medida que iba a generar problemas como los que estamos viendo, esto afirma Michelone. Yo aun no veo los problemas, veo únicamente a los menos que disienten de la resolución, y los cuales se agregaran: unos más, los del clan, no caigo en la tentación, de decir quienes, los conocemos todos.

Lo dicho Michelone lee, pero no entiende, en mi articulo mencione, que la FENAMAC si le paga a José su viaje para poder competir en el absoluto (Como se le pagara a Gilberto que asistirá al evento) pero no lo toma en cuenta e insiste en equivocarse al afirmar: Quizás para menguarlos (los supuestos problemas) debería pagarles a los GMs mexicanos en el extranjero sus respectivos boletos para que aquí pudiesen participar en dicho torneo, pero dudo que la FENAMAC tenga siquiera los recursos para eso, aunque me gustaría estar equivocado. Como siempre prefiere acudir; a sus especulaciones

Dr. Gabriel Capó

Author of Confusion said...

Yo pienso que si hay n lugares para la olimpiada, estos sean otorgados a los primeros n jugadores mexicanos en cuanto a rating. Es lo más sencillo y me parece una solución justa al problema. Me da la impresión de que en Cuba es así como se hace, o al menos hasta donde recuerdo.

Morsa said...

Author,

Para resolver la dificultad deberíamos plantearnos desde hace tiempo quiénes deberían configurar al equipo mexicano, pero con suficiente tiempo. Si al terminar la olimpiada anterior se hubiesen establecidos criterios, por ejemplo: los tres mejores ratings y los otros dos en el torneo absoluto 2008, o uno en el abosluto y otro en el nacional juvenil, entonces no habría estos problemas.

La bronca reside en que todo se está haciendo sobre las rodillas, sin planeación. Si los criterios de selección se ponen con suficiente tiempo, ya los jugadores sabrán qué pueden hacer para entrar al equipo mexicano. Con la decisión (tomada a la ligera) habrá descontento de alguna parte siempre.

Saludos

Manuel "el ruso" García said...

A la olimpiada deben ir los que mejor nivel han mostrado en los últimos dos años. Simple y llanamente. Ningún buen jugador quedará fuera por un mal torneo (que sea precisamente el selectivo). Inversamente, ningún jugador inferior será seleccionado por el mero hecho de haber jugado el torneo de su vida.

Cuando Ucrania ganó la medalla de oro, no fue seleccionado el segundo lugar del campeonato nacional. En cambio Ivanchuk, que creo recordar fue eliminado por Romanishin en la primera ronda, jugó en el primer tablero.

¿Por qué? Pues porque para eso hay un capitán de la selección nacional (en ese caso Tukmakov), que va tomando nota de los resultados, del progreso, y del nivel de juego que muestran los prospectos para la selección. Y no lo hace al cuarto para las doce, sino sistemáticamente, durante los dos años entre olimpiada y olimpiada.

Así como Tukmakov dejó en casa al medallista de plata del campeonato ucraniano, así podría dejar el capitán nacional mexicano, por ejemplo (y sólo por ejemplo) a Escobedo en casa. Por mejor que juegue en únicamente y nada más en el selectivo o en el campeonato nacional. Hay que fijarse en su desempeño en todos los torneos que ha jugado en los últimos años, incluyendo las olimpiadas. Obviamente, ya alcanzó su techo. Si comienza a mejorar y a subir su nivel, entrará a la lista de candidatos.

Este es el meollo de mi argumentación: méritos a lo largo de los dos últimos años, no una actuación afortunada en un único torneo.

El lugar de suplente se puede reservar a un joven prometedor, para irlo fogueando, eso sí. Pero de nuevo, eso debe ser decisión del capitán, que debe estar al tanto del ajedrez juvenil, de quién está subiendo mucho de nivel, quién muestra talento, quién promete, en pocas palabras. Al contrario, ¿alguien que prometía se estancó en los últimos torneos? ¿Por enfermedad, muerte de un familiar, estudios, pérdida de motivación? ¿O porque sigue jugando las aperturas de torneos infantiles o juveniles (y todos sabemos que en esos torneos abundan las variantes "chuecas" cuya idea es siempre una celada)? El capitán debe hablar con todos los posibles seleccionados: desde los grandes maestros hasta los juveniles.

Según este criterio, deberían ir los grandes maestros más Manuel León. El tablero suplente se debe elegir entre Ibarra, Capó, Domínguez y otros jóvenes. Por méritos recientes, no anteriores a la última olimpiada. Espinosa ya dio de sí -que no fue poco, por cierto-, y Roberto Martín del Campo, aunque está jugando bien, ya tuvo una vez un papel medio desagradable con la selección, cuando puso por delante su papel individual que el desempeño colectivo. Russek, buena onda, ya está más allá de esta feria de vanidades...

Y otra cosa: si respetamos al capitán, acatamos sus decisiones. Punto. Y si no lo respetamos, pues qué hace en el puesto.

Morsa said...

Ruso,

De acuerdo en muchos sentidos. A manera de comparación va el ejemplo de las Olimpiadas normales, las que se disputan cada cuatro años. ¿Quiénes van a ellas? Los que califican en los tiempos mínimos que se exigen. ¿Cuál es la idea de llevar a nadadores, por ejemplo, cuyos mejores tiempos están lejos de los records? En pocas palabras, a las Olimpiadas van los mejores, y no veo por qué deba hacerse una excepción para las olimpiadas de ajedrez.

saludos

M.I. Benjamín Góngora Montes said...

Que vean

http://ajedrezxaguascalientes.blogspot.com/2008/02/equipo-olmpico-mexicano.html

Saludos cordiales.

Morsa said...

MI Benjamín,

Totalmente de acuerdo contigo... Y me hizo gracia lo que dices al final.

saludos
Manuel

Arturo said...

Alegremente veo que en la polémica que ha generado esta discusión no se ha tomado el tema de los "naturalizados" como es el caso de la selección nacional de futbol. Como ajedrecista aficionado espero con entusiasmo la posibilidad de ver a los mejores ajedrecistas a quienes por sus logros he podido conocer y admirar por lo que en las pasadas olimpiadas lamenté el no haber podido ver a Gilberto Hernández representar a nuestro ajedrez. Los nuevos valores tendrán sin lugar a dudas la oportunidad de desplazar a los hoy mejores ajedrecistas mexicanos y participarán en las siguientes olimpiadas, pero no entendería como aficionado el saber que Gilberto Hernández -orgullo del ajedrez mexicano- se tuviera que eliminar para poder representarnos y respetaría y aplaudiría el que tomara la decisión de no hacerlo aun cuando le significara el no participar en las mismas. ¿El Atlas nos representará en la libertadores porque ganó una eliminatoria?

talalek said...

Estoy de acuerdo con las preguntas que hace Michelone al inicio, cual es el objetivo de ir a la olimpiada? si es para vacacionar pues yo me apunto, pero si es para representar a México, entonces deben ir los mejores cuyos últimos resultados sean buenos, esto significa que si tenemos un GM que tenga 2999 de rating pero no esta en forma pues la neta para que va, por otro lado si hay un jugador con 1500 (por decir algo) de rating y que sea capaz de darle mate al mismisimo Morozevich pues la respuesta es obvia.
eso de sembrar a los ratings más altos como que suena a dedazo. Obviamente (como todo en el país)no hay organización y si mucha corrupción en el ajedrez mexicano, depende del anpa (sin h) y demás organizaciones no lucrativas, fomentar el desarrollo sano de nuestro chesito(perdon de nuestro ajedrez).

sergio said...

Desde mi punto de vista es una total falta de respeto a los 4 GMs mexicanos pues no hay ninguna duda, son los mejores del pais y lo tienen demostrando desde hace años, no veo la necesidad de demostralo en un torneo de fin de semana...Ademas hay que tomar en cuenta que los GMs mexicanos tienen como prioridad competir en el extranjero y me parece hasta vergonsozo obligar a jugar un nacional de 2 dias...Tampoco se toma en cuenta los compromisos que los GMs han adquirido previamente...Tomemos el ejemplo que da Manuel Leon Hoyos pues seria una tonteria obligar a Anand o Kramnik a competir en un nacional cuando sabemos que son los mejores...De aqui pues mi propuesta es que simplemente asistan a la olimpiada los 4 mejores en rankig de la fide, y se buscaria el otro lugar en un campeonato nacional... Gracias Saludos