Wednesday, February 06, 2008

Lo barato sale caro...

Hace un par de semanas tuve que ir hasta el Metro Rosario, que me queda estrictamente al otro lado de la ciudad. Como es bien sabido, en el sistema de transporte colectivo Metro abundan los vendedores ambulantes, los cuales ofrecen todo género de bienes. Lo más socorrido es la venta de discos compactos con colecciones de los cantantes de moda, a diez o veinte pesos máximo.

La industria disquera, a todo esto, se queja de que estos vendedores ambulantes están acabando con la industria del disco, aunque jamás hablan de la bondad de esta actividad, como por ejemplo, que promueven gratuitamente a los artistas. Ya en la revista Proceso he escrito al respecto de cómo las disqueras sólo ven el lado de la moneda que no les gusta, amén de que no quieren cambiar su manera de hacer negocios. Durante muchos años, dicha industria era una mina de oro, pero con la llegada de la tecnología, con el acceso a poder grabar sus propios cedés y además, gracias a la invención del formato mp3, se fueron esfumando sus enormes ganancias y entiendo su queja, pero hay algo claro, a la tecnología no la detendrá nadie fácilmente.

Como sea, no era mi intención hablar de las disqueras aquí, sino de que aprendí una vez más que lo barato sale caro. Resulta que uno de esos vendedores en el Metro ofrecía cubos de Rubik a diez pesos diez. Yo tengo desde hace años un cubo de Rubik que funciona muy bien (gira sin problemas pues). Un día decidí guardarlo para no perderlo, pero lo guardé tan bien que no lo encuentro. Así que pensé: "por diez pesos me hago de otro cubito y listo". Y me lo compré. Cuando llegué a casa lo saqué de su envoltura y empecé a girarlo... y se rompió. Ni siquiera duró el primer giro. La moraleja ya está dicha.

3 comments:

yo said...

ejemplo claro de las ganancias desmedidas, de la explotacion del hombre por el hombre... si las disqueras vendieran en 20 $ un cedé, no habría piratería.
Ah claro, el cubo chafolon de 10$ de origen destartalado.
Espero pasar a la www en este blog.

Rafael Menjivar Ochoa said...

Morsa: chécate los cubos de Rubik que se pueden encontrar aquí. No tienen abuela.

Nostromo said...

Jajaja, pues si que le diste vuelta. Mira que poner la moraleja en el título en lugar de al final. Está bien para evitar el suspenso.