Friday, May 23, 2008

El problema de la educación en México

En el sexenio pasado, el gobierno de Fox se inventó el programa para la educación llamado EncicloMedia, el cual constaba de programas especializados con música, voz, imágenes y video, para enseñar los temas fundamentales que deben darse en la educación primaria. Además, el programa en cuestión utilizaba unos costosísimos pizarrones electrónicos, los cuales tienen la virtud de poder imprimir en papel lo que el maestro ha escrito en él.

A más de seis años de esto, tenemos un gasto de 20,000 millones de pesos sin que quede claro cómo este programa ha mejorado la educación de los alumnos. No conformes con esto, ahora el gobierno de calderón presenta enciclo-plus, el cual viene a ser la nueva propuesta para la educación en México. Veamos la nota del Reforma:

Ahora alistan 'Enciclo-plus
Por Sonia del Valle
Aunque la Secretaría de Educación Pública (SEP) aún no resuelve la continuidad de Enciclomedia ni conoce su impacto en la preparación de los alumnos, ya alista un nuevo programa: "Habilidades Digitales para Todos".

Este tendrá como base el equipo de Enciclomedia, que será reforzado con computadoras portátiles para que los alumnos tengan acceso, a través de internet, a sus recursos, como libros de texto digitalizado, videos, visitas virtuales, ejercicios interactivos, entre otros.

La meta de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), firmada entre el Gobierno y el sindicato magisterial, es contar con 300 mil aulas digitales para 2012.

Poco más de 155 mil aulas serán instaladas en este sexenio, adicionales a los 145 mil salones de quinto y sexto de primaria que operan ya con Enciclomedia, que tuvieron un costo superior a 20 mil millones de pesos.

Enciclomedia cuenta con pizarrón electrónico, proyector, computadora para el maestro, fuente de poder y sistema de monitoreo vía satélite o internet para verificar el uso del equipo.

Con el nuevo programa, que se elabora en la Subsecretaría de Educación Básica, se crearán las denominadas aulas digitales, cuyo costo estimado podría ser de hasta 170 mil pesos por salón, según estimaciones de la ACE.

Este año se van a poner a prueba dos tipos de esas aulas.

Uno es la denominada aula telemática, compuesta por un carro móvil hasta con 30 laptops recargables y acceso inalámbrico a internet, para secundarias y telesecundarias.

El otro pretende reforzar el equipo Enciclomedia en primarias con laptops para los alumnos.

En ambos tipos de aula aplican cuatro modelos pedagógicos para evaluar cómo aprenden y trabajan mejor los alumnos, cada uno con su computadora o en grupos de dos, tres o cinco por equipo.

En el caso del aula telemática, está previsto comprar computadoras personales de bajo costo, de entre 100 y 350 dólares, y conectar las escuelas a internet vía satélite o a través del sistema DSL de Telmex, según la propuesta del subsecretario de Educación Básica, Fernando González.

El funcionario incluso tiene un video en su página de YouTube en el que inaugura un aula telemática en la secundaria técnica de su ciudad natal, Mocorito, Sinaloa.

Hasta aquí la nota del Reforma. Es claro que la educación en este país debería ser un rubro que tuviese la mayor importancia y por ende, estos programas dizque para entrar al primer mundo, al mundo digital. Sin embargo, todo esto, en mi opinión, es absurdo. Lo que se necesita es tener mejores maestros, que estén más preparados, mejor capacitados. La computadora e Internet, sí, pueden ser una buena alternativa, pero no puede sustituir a un buen profesor aunque éste use un pizarrón verde con gis.

Obviamente en todas estas propuestas se hablan de los avances tecnológicos: computadora portátil o mejor aún, ¡cuaderno digital! o bien, voz por IP, conexión inalámbrica a servidores de Internet, etc., como si esto fuese la solución a los problemas educativos en nuestro país.

La educación en México no mejorará per se solamente porque se implementa un programa de alta tecnología. La prueba está en enciclomedia, que ha resultado -aparte de costosísimo- un fiasco en general. No basta simplemente dotar de laptops a las escuelas, o darles Internet inalámbrico. Lo que se necesita además es valorar cómo estas tecnologías han incidido en la educación de los alumnos. ¿Han mejorado? ¿han empeorado? Se sabe, por ejemplo, que muchos alumnos entregan tareas que son simplemente copy & paste (copiar y pegar) de notas que aparecen en páginas web... ¿eso es aprender?

Y que conste, no me opongo a la tecnología, sino que pienso que en muchos casos no es de utilidad para el aprendizaje, aunque nos hayan hecho creer que gracias a las computadoras podemos aprender mejor. No existe en nuestro país un estudio de esto y finalmente la educación no mejora por tener Internet o usar laptops. ¿A quién le habrán vendido esa idea?

Para colmo, y por si todo lo anterior fuera poco, tenemos a la Sra. Alba Esther Gordillo, líder de por vida del sindicato de maestros, quien -desde luego- ha hecho una millonada como la cabeza de este sindicato. Quien no me crea vea la casa (bunker realmente), que tiene en EEUU en donde vive por temporadas, porque México se ha puesto muy peligroso, según sus propias palabras, o bien, véase las bolsas que usa, valuadas en 3,000 dlls. o sus viajes a Las Vegas para ir de compras. Todo esto es una vergüenza, pero aquí nunca pasa nada ni nadie mueve un dedo realmente para poner orden en este cochinero.

2 comments:

Miguel E. Rguez. Hdez. said...

Hola, maestro
Comparto su opinión de este artículo, y como comentario personal siento que no les han vendido la idea de que con computadora e internet se mejora la educación, sino que es la idea que nos quieren vender a nosotros, pero con la intención de sacar agua para su molino de la gran inversión que sacarán de nuestros impuestos. Nomás recordemos las toallas de 4 mil pesitos que se usaban en los pinos....
saludos!!

Morsa said...

Coincido con ud, Miguel. Este mismo concepto nos los quieren vender con el programa del redondeo, que según esto es para dotar a las escuelas de computadoras, como si esto, insisto, nos hiciese aprender más rápido.

saludos
Manuel