Monday, May 26, 2008

¿Enriquecimiento inexplicable?

Hace unas semanas el periódico Reforma presentó una fotografía del líder petrolero, Romero Deschamps, llegando al aeropuerto internacional de la ciudad de México. En la foto se aprecia un reloj que lleva en su muñeca, valuado en alrededor de 40,000 dólares. Se ve que el sueldo de líder sindical no es malo, ¿verdad?

Pues bien ahora el mismo tabloide denuncia que Romero Deschamps tiene un yate valuado en 1.5 millones de dólares y además, poseé un departamento en Cancún, que vale aproximadamente 1.35 millones de billetes verdes.

Todo esto hace suponer a cualquiera que Romero Deschamps no pudo hacer honradamente esa cantidad de dinero. Eso es lo que antes se llamaba "enriquecimiento inexplicable", aunque ahora le llaman "enriquecimiento ilícito". He pensado sobre ambos términos y me parece que el primero es correcto: el enriquecimiento de Romero Deschamps es inexplicable considerando que es un líder sindical, y que no existe ninguna posibilidad para que este personaje tenga estas propiedades de manera honrada.

Lo mismo pasa con la lideresa (de por vida), Elba Esther Gordillo. Tiene una linda mansión en los EEUU (es que México se ha puesto muy peligroso) y compra bolsas de 3000 dólares. Vive como reina y creo que para ser una maestra de primaria, como que su salario está demasiado alto o bien, de nuevo, entra en el término enriquecimiento inexplicable. Alguien me decía, por cierto, que el término estaba mal, porque las sendas fortunas de quienes aquí he mencionado son explicables en base a que sólo pudieron lograrse robando y/o en actos de corrupción por demás evidentes.

Por eso, cuando la prensa publica una nota de esta naturaleza, el mexicano promedio tiende a indignarse, porque no ve que la riqueza está mal distribuida en el país, sino que nota simplemente como estos ladrones se pasean con toda libertad e impunidad por nuestro México sin que nadie les pueda hacer absolutamente nada. Muestran su ostentación abiertamente y se pavonean de la misma. A las preguntas eventuales de los periodistas contestan con ironías o burlas, como lo hacía cotidianamente el ya fallecido líder de los trabajadores Fidel Velázquez, que cuando alguien le preguntó cómo era posible que tuviese un automóvil de lujo, el líder contestó: "como estará la cosa que ahora sólo lo puedo cambiar cada dos años".

Mientras en este país tengamos esta calaña de personajes difícilmente las cosas podrán cambiar. El presidente Calderón tiene una relación "maravillosa" con Elba Esther Gordillo, quizás en agradecimiento a que el bloque de trabajadores de la educación votó por el panista en las elecciones del 2006. Es penoso ver al ejecutivo de la nación teniendo que pagar esos favores a gente como la Gordillo.

Y después de esto ¿alguien puede negar que este país no sirve?

2 comments:

yo said...

Definitiva y tristemente cierto.

Ah! también es necesario comentar lo referente al "empobrecimiento inexplicable", término que le podemos aplicar a los trabajadores del IMSS, los cuales, según los gobernantes y directivos (Fox, Calderon, Stgo Levy Algazi, Molinar Horcasitas, etc) "... ganan muy bien y gozan de regímenes de jubilaciones y pensiones que ya no alcanza ni para las aspirinas que necesitan los pacientes...".

Aqui es donde entra lo del "empobrecimiento inexplicable" porque con TAN BUENOS SALARIOS Y PENSIONES, viven muy apretados, apenas como cualquier otro burocrata. No es explicable qué hacen con tanto dinero que ganan en salarios y pensiones /jubilaciones

Alejandro said...

Es increíble que exista este tipo de termino. Acabo de ver una entrevista de Salinas que utiliza ese termino para explicar la fortuna de su hermano Raul.

http://www.youtube.com/watch?v=_d-caH4PA2k&feature=related

Ya basta de injusticia e impunidad, quien hipnotiza a los mexicanos. El "cuarto poder" (medios), o es el conformismo o la influencia tan marcada por los gringos. Construyamos el México que no nos dejan.