Saturday, September 13, 2008

Futurismo político


En México se ven cosas verdaderamente ridículas. No han pasado dos años desde que entró Calderón como presidente de este país que ya se está haciendo futurismo político sobre los posibles candidatos a la presidencia de la República para el 2012. Curiosamente, en el sexenio foxista este mismo fenómeno se observó, sobre todo cuando la esposa del ahora ex-presidente Fox, la nefasta Martita Sahagún, salió con su puntada de que ella con todo gusto le entraba a buscar la presidencia de la República.

Esta declaracíon de la patética señora le movió el piso a más de uno. ¿Podía ser la esposa del presidente en turno ser la siguiente mandataria? ¿no debería prohibirse esta posibilidad? (Cabe señalar que en Argentina la esposa de Kirchner sucedió a su esposo en la presidencia de su país). Algunos decían que no se podía prohibir a la sra. Martita buscar la presidencia, porque eso sería ir contra sus garantías políticas. Sin embargo, nadie dijo nunca que la propia Constitución impide que, por ejemplo, alguien busque la presidencia si no tiene una edad mínima. De hecho, para Presidente de la República la edad mínima es de 35 años cumplidos al tiempo de la elección (Art 82 Fracción II de la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos). ¿No sería igualmente discriminatorio y violatoria de las garantías políticas de los ciudadanos no poder acceder a la presidencia sin tener 35 años de edad?

Pero regresando al tema, a cuatro años de la siguiente elección presidencial, ya se manejan dos candidatos, uno por el PRI y otro por el PRD: Peña Nieto y Ebrard, respectivamente. El primero es el gobernador del Estado de México y el segundo es el gobernador del DF.

El "carnal" Marcelo (Ebrard) ya se autodestapó diciendo que sí, que le gustaría contender por la silla presidencial y comentó además que político que niegue esa aspiración está mintiendo. Mientras que el siempre relamido y bien peinado, Enrique Peña Nieto, no ha dicho "esta boca es mía", pero es claro que él se ve como una carta fuerte en el desmejorado PRI, que simplemente se ha convertido en un partido de oposición en donde cada vez menos gente cree en él. A todo esto, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), seguramente buscará la candidatura de un partido como el PRD. AMLO necesitará -sin duda ninguna- un partido fuerte que lo respalde. Y como sólo hay PRI, PAN y PRD, es probable que el PRD sea el bueno, aunque ya se ve venir (en su momento, si todo esto se cumple), una pugna para ver quién es el candidato oficial del partido del sol amarillo. Pero no anticipemos vísperas. Tiempo al tiempo.

Curioso es el hecho de los resultados de una encuesta hecha por la revista Proceso en donde 1772 votos fueron para AMLO, Marcelo Ebrard con 353 votos y Lázaro Cárdenas Batel obtuvo 293 votos (esto hasta el día de hoy, 14 de septiembre del 2008).

Es indudable, y además, está más que confirmado por medios como precisamente el semanario Proceso, que tanto Peña Nieto como Ebrard Casaubón están haciendo ya una especie de precampaña. Se sabe que el gobernador priísta compra tiempo en el noticiero del canal 2, el más popular de la cadena Televisa y por su parte, Ebrard se anuncia cuanto puede. Sale con el propio López Dóriga en el noticiero de más audiencia en México para hablar de los secuestradores del niño Martí (¿no es esto competencia del funcionario encargado de la procuración de justicia en el DF? ¿Por qué sale el carnal Marcelo entonces?) y pone pequeños anuncios donde nos dice cómo trabaja por el bien de nuestra ciudad.

No comments: