Friday, October 09, 2009

Futurismo fuera de lugar

Hoy apareció una noticia en donde se menciona que el rugby y el golf serán deportes olímpicos para las Olimpiadas del 2016 en Río de Janeiro. Yo no sé qué tanto cabildeo hayan hecho las federaciones internacionales respectivas de estos deportes porque por ejemplo, el ajedrez ha intentado convertirse en deporte olímpico pero hasta ahora infructuosamente. La cuestión es que se incorporan a la justa olímpica dichos deportes.

Hasta ahí no hay mucho más relevante que decir, pero he aquí que Carlos Loret de Mola, en su noticiero mañanero, Primero Noticias, leyó la noticia y entonces dijo: tenemos en la línea a Lorena Ochoa, la cual -imaginamos- estará ya muy emocionada por la noticia. Y entonces la plática con la golfista mexicana fue más o menos así:

  • Carlos Loret de Mola: Hola, Lorena, ¡qué buena noticia! ¿no? ¡Ahora podrá ir a la Olimpiada y buscar una medalla!
  • Lorena Ochoa: Es una buena noticia, y sí, claro que me gustaría...
  • Carlos Loret de Mola: ¿Qué tal si vas por una medalla? ¿qué tal ir por la de oro? ¿por qué no?
  • Lorena Ochoa: Bueno, falta tiempo para eso, pero sería formidable...

Veamos, faltan 7 años para esos juegos olímpicos. En el transcurso de los mismos pueden pasar muchas cosas: que el nivel de golf de Lorena Ochoa baje (tendrá siete años más). Tal vez se canse del golf para ese momento. O quizás la competencia será mucho mayor. Nadie sabe qué puede pasar en el futuro, pero esta noticia no implica que ya Lorena Ochoa será la ganadora de una medalla de oro, ¿a quién se le ocurrió semejante idiotez?

El deporte de alto rendimiento, en la rama que sea, es muy complejo y difícil. Hay deportistas que alcanzan su mejor momento, en el zenit, y probablemente en ese instante nadie pueda ser mejor que dicho atleta, pero después de eso, pueden pasar muchas cosas y tenemos ejemplos por montones sobre deportistas que una vez alcanzado su mejor momento, bajaron su nivel y nunca pudieron regresar a él. Baste el caso de Ana Guevara, que de ser una extraordinaria atleta ya su mejor momento pasó y tan entendió que no podría recuperar ese sitio que mejor decidió retirarse.

Por ello, hacer futurismo a estas alturas del partido resulta de una estupidez extrema. Yo no sé si el mexicano esta ansioso de tener más héroes, que la crisis obliga a darle una pulidita a nuestros mejores atletas, que en siete años, quizás ya no sean los mejores (la juventud empuja siempre muy fuerte). La cuestión es que esa entrevista demuestra como los medios buscan cualquier cosa para hacer alarde de nuestros atletas, haciendo un futurismo que no viene al caso. Chale pues.

No comments: