Friday, February 27, 2009

Servicio al cliente

Tres casos:

  1. Hace unos días me entero que mi hermana fue al cine. Llevaron a su suegra, que en estos momentos está en silla de ruedas. Al llegar a la sala, mi hermana le pidió al encargado que le permitiera pasar antes que los demás, para así acomodar con facilidad a su suegra dentro de la sala cinematográfica. Después de N pretextos: "no se puede", "en un momento", "la sala no está limpia", etc., finalmente mi hermana pasó y cuando estaban cargando la silla de ruedas pasó un empleado de cinépolis a apartar unos lugares. Tropezó con mi hermana y casi la tira al piso. El empleado estaba muy preocupado porque el expresidente De la Madrid estaba por entrar a la sala y le querían apartar buenos lugares.
  2. Un par de años antes de este incidente tenía cable módem, de alta velocidad, de Cablevisión. Pues bien, el servicio de Internet se desconectó. Al principio fue de manera errática y después era cada 5 minutos. Hablé para quejarme. El de soporte técnico me preguntó indignado que cómo es que sabía que el servicio se cortaba cada cinco minutos. Para taparle la boca escribí un programa que monitoreaba el uso de la red, y me entregaba en una bitácora cuánto tiempo efectivo de conexión tenía. A todo esto, recuerdo que le dije que tenía un servidor y entonces el de soporte me interumpió diciendo que eso no podía hacerlo, porque eso significaba que más de una computadora estaba conectada a Internet simultáneamente y lo que tenía que hacer es comprar un módem por cada máquina conectada, asunto por demás ridículo. Le indiqué que eso que estaba haciendo no era algo ilegal. Le puse el ejemplo de una manguera, la cual surte de una cantidad de litros por segundo. Si hago muchas mangueritas y las saco por la manguera principal no hago nada ilegal o absurdo. Puedo así distribuir una señal a otras mangueras, en este caso, a otras computadoras. Como sin duda ese personaje no entendía de redes pedí hablar con su supervisor porque él era muy tonto. El final de la historia es que jamás arreglaron nada y pedí que vinieran por su módem y me conecté con Telmex/Prodigy y asunto arreglado.
  3. Antes de tener teléfono celular tenía un localizador telefónico. Una noche, a eso de las 3 am sonó el aparatejo... Asustado -porque me despertó a deshoras y pensando que nadie en su sano juicio le deja a uno un mensaje a las 3 am- lo leí y era un anuncio del proveedor de servicios. Al día siguiente hablé indignado a la empresa y ni disculpas tuvieron a bien darme, aunque solamente me garantizaron que el problema no volvería a ocurrir.

Lo más que uno puede obtener, después de muchas quejas, es simplemente -si bien nos va- que la empresa en falta se disculpe con uno. Pero eso sí, no espere jamás que le bonifique tiempo, o que no le cobre por el servicio no prestado. Cuántas veces aparece un mensaje en la televisión de paga: "Transmisión interrumpida por causas ajenas a la nuestra. Disculpe las molestias que esto le ocasiona". ¿Perdón? Es que en este país no saben más que disculparse si bien nos va? ¿Qué tal hacer algo como proceder a compensar a los clientes cuando la empresa proveedora de un bien o servicio hace las cosas mal?

Veamos estos ejemplos:

  1. Estoy inscrito al Internet Chess Club, el cual es donde juego ajedrez por línea. Hace unos meses tuvieron un problema con sus servidores y no se podía jugar. El sitio estuvo un par de días con muchos problemas. Cuando finalmente restauraron todo, le otorgaron una semana gratis a todos los internautas inscritos para compensar los problemas que sufrieron.
  2. Google acaba de tener hace unos pocos días una interrupción de su servicio de Google Mail (gmail). El servicio estuvo desconectado por algo así como dos horas y media. Hay clientes que pagan alrededor de 50 dólares por año por una cuenta del tipo premium. Google prometió una semana gratis a esos clientes.
  3. Amazon.com me hizo un cargo improcedente hace quizás dos años. Fue su error. Para compensarme me mandaron uno de los libros que había pedido sin costo de envío.
  4. En cinépolis, a todo esto, en una ocasión la película estaba desenfocada. Salí a quejarme. me dijo el empleado de la entrada que ya se arreglaría. No pasaba nada. Volví a salir de la sala y como el empleado no sabía qué hacer, pedí hablar con el gerente y él par compensarme me dio unos pases dobles para mi siguiente visita a la sala de cine.
Yo soy de la idea que la única manera de que cambien las políticas es generar una cultura de servicio. ¿No se cumple el mismo? hay que quejarse. Mientras más gente esté descontenta y lo haga públicamente, más empresas se cuidarán de hacer mejor las cosas. En México estamos acostumbrados a aguantar malos tratos porque quizás a nadie le gusta pelearse por algo que quizás no parece tan importante. Pero es por eso mismo que las empresas que prestan bienes o servicios no hacen correctamente las cosas, porque nadie jamás les dice nada, porque cuando se les dice todo lo arreglan con un "usted disculpe".

Yo ya no acepto disculpas como fórmula a la incapacidad de tratar a los clientes mal o inadecuadamente. Prefiero pelearme y decirle un par de verdades sobre el servicio a la empresa que no sabe prestarlo correctamente a aguantar sumisamente una frase de disculpa que nadie cree.

Thursday, February 26, 2009

La disciplina de la programación


En todos estos años que llevo en el mundo del cómputo, en particular en la enseñanza de la programación de computadoras, he enfrentado toda clase de paradigmas e ideas. Por ejemplo, están los lenguajes imperativos, de cuarta generación que les dicen, en donde el programador debe decirle al sistema, mediante instrucciones muy precisas, qué queremos que haga la máquina. Así, tenemos que ver esta serie de instrucciones como un algoritmo, una especie de receta de cocina que se debe ejecutar rigurosamente para obtener los resultados deseados.

Para ello hay lenguajes como Pascal o C, el segundo quizás el más popular en el mundo, en donde la expresividad del lenguaje permite hacer muchísimas cosas. Los lenguajes modernos deben contar con estructuras de datos dinámicas, que permiten, en muchos casos, una manera mucho más eficiente de hacer programas y de hacer que estos convivan unos con otros dentro del mismo sistema operativo. Por ello mismo, cuando llegan alumnos que me dicen que programan en Visual Basic, o cualquier variedad de Basic les indico que eso no califica como lenguaje, sino como un “dialecto” de “la tierra primitiva”. Y no exagero. Basic en cualquier modalidad adolece de las estructuras dinámicas asociadas a los lenguajes modernos. Sí, es cierto que Visual Basic ha incorporado algunas ideas de esta naturaleza, pero el problema es que no son estándar, sino que dependen de cada implementación. Por ende, es probable que un programa escrito en Visual Basic sea prácticamente imposible de portar a otro Basic en otra máquina, para hablar de alguna de las deficiencias. Igualmente, la incorporación de apuntadores (o punteros, como suelen decirles en los libros españoles), es bastante primitiva y de difícil uso. Aún así, la popularidad del Basic es evidente porque permite generar prototipos rápidamente, aunque no se utilicen las mejores capacidades expresivas de otros lenguajes.

Otros lenguajes han sido desarrollados para hacer aplicaciones para la Internet, para páginas web y ahí hay cientos de lenguajes de todo género. Tenemos Java, creado por Sun Microsystems, que permite programar prácticamente en cualquier plataforma pues Mac, PC, Linux, o incluso sistemas en computadoras de alto desempeño. Para ello Sun escribió –para cada plataforma– un intérprete de java, que es una máquina virtual. El intérprete está escrito para una implementación única en cada sistema operativo y por ende los programas en Java son portables de una máquina a otra. Además, la cantidad de bibliotecas de funciones para todo género de aplicaciones es extraordinaria. Se cuentan por miles y hay para todas las necesidades. Java tiene sintaxis mezclada de C y Pascal, por lo que la curva de aprendizaje es menor. Además, funciona en un “sandbox”, una especie de caja cerrada en donde la aplicación corre, impidiendo que se puedan crear virus malignos. Es quizás una de las mejores herramientas para programar en la web.

Hay otros lenguajes, como PHP, que es un sistema para generar páginas dinámicas, es decir, páginas que cambian de acuerdo a las necesidades y peticiones de los usuarios. Por ejemplo, Amazon, la tienda virtual de libros, tiene un gran sistema de bases de datos y cada usuario ve cosas diferentes de acuerdo a las peticiones y búsquedas que hacen al sistema. PHP se encarga de presentar los resultados personalizados para cada usuario. Y aunque este sistema es muy robusto y además, se lleva muy bien con MySQL, un manejador de bases de datos escrito para la web, tiene el inconveniente de que es muy poco estricto con los tipos de datos. Así, una variable entera puede recibir un dato de punto flotante o incluso como cadena de caracteres. Eso va contra la disciplina en programación pues da pie a muchísimos errores porque las variables intercambian su propiedad inicial de ser reales, enteras, de caracteres o de cadenas de caracteres. Es difícil “debugear”, es decir, depurar los programas en PHP por este simple hecho de que las variables cambian de tipo y van contra la disciplina en programación. Y aunque es un lenguaje con muchas aplicaciones interesantes, PHP no es un buen candidato para enseñar a nadie a programar.

Más de uno dirá que exagero, pero lo dudo. Los lenguajes de programación se parecen a los lenguajes de los seres humanos, los cuales nos llevan años para más o menos hablarlos con propiedad y soltura. Para ello seguimos reglas que no nos podemos brincar fácilmente pues la comunicación se hace entonces difícil. Imaginen los dobles sentidos para alguien que está aprendiendo a comunicarse. Seguramente lo confundirán estas sutilezas semánticas y en lugar de ayudarlo a comprender las palabras y sus significados, lo confunden más. Eso creo que pasa en mayor o menor grado con PHP, aunque de acuerdo a los amantes de este lenguaje, el asunto de las variables sin tipo (o sin ser estricto en los tipos), es una característica asombrosa que cuando seamos expertos en dicho lenguaje sabremos apreciar. ¿Será cierto?

Tuesday, February 24, 2009

Frase ingeniosa

hallada en Chapultepec... Tiene su juego de palabras... No es lo mejor que he hallado pero reconozcamos, tiene su ingenio.

Comportamientos incomprensibles

Hay comportamientos de los seres humanos que me resultan francamente incomprensibles, algunos en extremo y otros a medias. Por ejemplo, a los niños les atrae notablemente la idea de subir las escaleras mecánicas si éstas bajan o viceversa. La atracción es notable y bien podría asumirla en el hecho de que ocurre en la niñez, en donde el ser humano es más que lúdico. Muy bien, ahí hay algo que quizás explique ese comportamiento.

Pero pasemos a éste: voy al cine y antes de entrar a la función decido ir al baño. Encuentro que el complejo de cines en los baños dan una opción para aquellos padres que llevan niños pequeños y que quizás, por qué no, necesitan cambiarles los pañales. Encuentro entonces que tienen cambiadores, que no es más que una tabla acolchonada que se saca de la pared y ahí el padre (en el caso del baño de los hombres) puede hacer la labor del cambio de pañales. Asumo que para el baño de las mujeres hay algo parecido. Pues bien, encima de la tabla acolchada (que está en la pared fija), hay un letrero que dice "Cambiador"... Perdón, más bien DECÍA "cambiador" porque algún ingenioso se dio a la tarea de quitar algunas letras para dejar un mensaje que -supongo- quiere ser grosero, escatológico o no sé qué exactamente.

¿Me pregunto por qué la gente hace este tipo de cosas? Este extrañísimo comportamiento también se ve en los aparatos que lanzan aire caliente para secar las manos en lugar de usar toallas de papel en los baños públicos. Independientemente de que siempre me ha parecido que esos artefactos no sirven realmente (uno termina secándose siempre las manos con el pantalón), no falta quien raya y borra de las instrucciones las letras correspondientes para dejar algún mensaje soez. No entiendo quién pierde su tiempo pensando en qué palabras soeces se pueden construir eliminando de las instrucciones algunas letras. Curiosamente esto no es privativo de México. Encuentro en Internet esta foto (ver foto 2), que muestra el ingenio en algún país cuya habla es el inglés.

Desde luego que este grafitti no es más que vandalismo citadino el cuals e basa en la premisa del anonimato. Curiosamente en un hotel, por ejemplo, la gente no raya por ejemplo, los espejos del baño porque cuando obtenemos un cuarto de hotel no podemos hacerlo anónimamente y entonces si vandalizamos algo dentro del cuarto seguramente al tener que desalojarlo tendremos que pagarlo.

El punto está en ¿quién se toma la molestia de hacer este tipo de vandalismo? ¿qué lo motivará? ¿Por qué lo hace? Que alguien me explique.

El ajedrez como una profesión

(Publicado el 18 de febrero del 2009 en la página de Proceso)

Hoy día el mundo del ajedrez puede dividirse en cuatro grandes secciones:

  1. Los grandes maestros de elite (incluyendo, desde luego, al campeón del mundo);
  2. Los jugadores titulados, profesionales del ajedrez, que intentan hacer de esta actividad su modo de vida;
  3. Los jugadores que toman en serio el juego ciencia, compiten en cuanto torneo pueden pero además, tienen otra profesión.
  4. Finalmente, los aficionados que disfrutan jugar, en ocasiones ir a torneos y progresar en el juego, pero que no lo ven más allá de un pasatiempo.

Es claro que el ajedrez es una actividad terriblemente difícil y competitiva. Hay que recordar que como en todas las competencias individuales, los triunfos de uno son las derrotas de otros. Así, el juego ciencia, como el tenis, por ejemplo, es durísimo con quienes deciden vivir de esto. Pocos son los ganadores y muchos los que se quedan en el camino. Ahí está la diferencia entre el gran éxito y el fracaso, en todas sus manifestaciones.

El tenis es un símil en lo que se refiere a la competencia dentro del ajedrez. Al igual que en el deporte blanco hay unos cuantos privilegiados, en el juego ciencia son precisamente los que llamamos jugadores de elite.

Estos son los invitados a los grandes torneos con magníficas bolsas de premios, asunto que habría que agradecer a Fischer que siempre se empeñó en buscar premios más dignos para aquellos que dedicasen la vida al ajedrez.

Y gracias a él, sin duda, el juego empezó a ser más considerado con los amantes del mismo. Por ejemplo, cuando los rusos eran los jerarcas en el ajedrez, cuando solamente había campeones del mundo rusos, pues no había en occidente quién les hiciera mella, los campeonatos mundiales se jugaban en Moscú.

El match entre Spassky y Petrosian tuvo una bolsa de 2000 dólares en 1969. Para el año 1972, cuando Fischer desafió el poderío ruso (enfrentando al campeón Spassky), logró que la bolsa final fuese de aproximadamente un cuarto de millón de dólares, cifra francamente escandalosa para esos tiempos.

En el año 1992 Fischer jugaría un match de revancha con Spassky, en donde un banquero yugoslavo puso 5 millones de dólares para que se llevara a cabo ese encuentro, el cual ganó Fischer y con ello el 60% de esa millonaria bolsa.

Cabe sin embargo señalar que no todas las bolsas actualmente son de ese tamaño. El campeonato mundial en México, celebrado a fines del 2007, dio alrededor de 1.5 millones de dólares en total para los ocho participantes que se congregaron en la ciudad de México y en donde el de la India, Viswanathan Anand, ganó convincentemente el título.

Para aquellos que no se encuentren en este ajedrez de elite, el cual es muy duro y cualquier tropiezo puede alejar al jugador del gran dinero, están los grandes maestros profesionales que van de torneo en torneo intentando hacerse de una cantidad respetable de dinero, asunto que no necesariamente consiguen.

Por ejemplo, un connotado gran maestro jugó un torneo abierto hace unos años. Empató del 3 al décimo lugar y se llevó solamente unos 150 dólares de premio (el dinero se dividía entre aquellos que hubiesen empatado en puntos). El torneo fue lo suficientemente fuerte como para que dicho gran maestro lograra una norma, es decir, la puntuación necesaria para que se le otorgara de nuevo una parte del título de gran maestro (que por cierto, es un título que se da de por vida). Jugar tan bien, con tanta competencia de altísimo nivel y ¿todo por 150 dólares? Resulta injusto sin duda.

Lev Polugaevsky, el gran maestro ruso, una vez fue inquirido por un director de orquesta preguntándole: "y dígame gran maestro ¿tiene usted alguna profesión?", a lo que Polugavesky respondió: "¿la tiene usted?". El músico entonces se dio cuenta de su impertinencia y se disculpó.

El excampeón del mundo Mijail Botvinnik alguna vez declaró que en Rusia tenían cientos de grandes violinistas y el ajedrez puede ser tan valioso como el propio violín y por lo tanto merecía trabajar en el arte del ajedrez tanto como trabajan los violinistas, y más aún, deberían poder ganar lo suficiente para vivir al menos sin grandes sobresaltos.

Desafortunadamente el mundo no valora como los ajedrecistas su arte. Todos saben de las ventajas de jugar ajedrez, pero a pesar de todos los esfuerzos que se hacen para promoverlo y convertirlo en una actividad de masas, el juego ciencia sigue estando relegado a deportes y/o actividades culturales de pocos ingresos en general. El mundo, para variar, está de cabeza

¿Por qué México no sirve?

Guil Russek fue el que acuñó la frase "este país no sirve". Y no le falta razón. No hay que rascar mucho en cualquier actividad que el mexicano haga para darnos cuenta de la cantidad de irregularidades que contiene. Para evitar esto, supuestamente, están las leyes. Se hace -por ejemplo- el metrobús y se confina un carril para ese vehículo. Los automóviles particulares no pueden meterse en dicho carril y ante amenazas de enormes multas, llevarse el coche al "corralón" (vaya con el término), lo cual significa que la policía se lleva el auto del infractor a un estacionamiento y no lo puede sacar de ahí sin pagar la multa por las infracciones cometidas.

Así, cada vez que se legisla una ley esperamos que ésta se aplique, porque sino, es ley muerta. Hace ya un par de años nuestros diputados y senadores, siempre preocupados por la seguridad de los mexicanos, decidió hacer una ley para evitar que la gente hable por teléfono celular mientras conduce un auto. Es cierto que si uno tiene una mano ocupada con el teléfono mientras maneja y en ese momento ocurre un evento sorpresivo en donde hay que maniobrar el auto con agilidad, lo más probable es que no podamos y entonces se suscite un accidente mayor o menor.

Con esta ley salieron entonces los vendedores de artefactos llamados "manos libres", para así poder hablar por celular sin necesidad de tener las manos ocupadas mientras se maneja el automóvil y supongo que mucha gente que no se despega de su teléfono móvil debe haber comprado semejante artilugio.

Hoy se habla de que la ley cambiará y que incluso los "manos libres" serán abolidos porque distraen al conductor. Con ese criterio, desde luego, habría que prohibir también el uso de estéreos en los automóviles, porque es claro que también distraen.

Independientemente si -efectivamente- la ley que impide en cualquier caso el uso del celular a quien maneja un automóvil, es adecuada o no, no sirve para nada porque simplemente en este país, que no sirve, no se aplica. Para muestra la foto de la autoridad (*), de un policía en su patrulla, conduciéndola y ¿haciendo qué? hablando por su móvil.

Ley muerta, pues finalmente ni la autoridad la respeta aunque eso sí, puede ser muy útil para aplicarla por el policía deshonesto y así sacar la clásica mordida. ¿O alguien cree que me equivoco?

(*) Crédito de la foto: periódico Reforma.

Saturday, February 21, 2009

El tercer mundo


En 1988, cuando estaba haciendo la maestría en la Universidad de Essex, tenía una amiga española, Carolina, muy maja sin duda, a la cual -por cierto- le he perdido la pista desde hace años. Recuerdo que ella había llegado a la universidad mencionada en automóvil, habiendo salido desde Madrid. En alguna ocasión me llevó en su coche y me acuerdo que en algún momento reflexionamos sobre las licencias de conducir (no necesariamente cuando me montaba en su auto). La cuestión es que en alguna plática con Carolina y amigos de otras partes del mundo que estudiaban en Essex, un inglés (cuyo nombre he olvidado), me mostró su licencia de manejo. No tenía fotografía. Me quedé suspenso... Le dije que si eso fuese en México todo el mundo se prestaría la licencia en cualquier situación. Aparentemente el amigo británico ya había escuchado este argumento porque me dijo: "mala idea, pues si tienes un accidente manejando con una licencia que no es tuya el responsable es el dueño de dicho documento, no quien maneje. Por ello mismo aquí nadie te prestaría su licencia de conducir jamás".

El asunto es que este comentario me hizo pensar que la licencia con fotografía, o cualquier otro documento, no necesariamente necesita llevarla. El caso de la licencia de conducir es un claro ejemplo de que no tiene que llevar a fuerza la fotografía del conductor. El punto es que da la impresión que en México, en este país tercermundista, hay siempre una necesidad de mostrarse "más inteligente", "más vivo", "más abusado", que la norma que gobierne cualquier actividad. Nos sentimos geniales cuando hacemos trampa, cuando quebrantamos una ley, cuando le damos dinero al policía (la clásica "mordida"), para que nos deje dar una vuelta prohibida o no nos ponga una multa que quizás sí merecemos. Y para colmo nos jactamos de nuestras trampas, las vemos como simpáticas, graciosas, y posiblemente anécdotas para recordar. Por su parte, la autoridad decide entonces por ello entonces poner miles de candados: licencias infalsificables, detalles de seguridad imposibles de reproducir, etc. pero en el fondo todo esto no tendría que ser estrictamente necesario.

Como será el asunto de bizarro que en este país la licencia de conducir, que se saca en una oficina del gobierno local, no sirve como una identificación oficial... Vaya, que ni porque contiene la fotografía del conductor le sirve a éste a identificarse en el banco o en algunas oficinas en donde se le solicita a uno probar quién es.

Es cierto, sin embargo, que en muchos países las licencias de conducir requieren fotografía y quizás no es en el fondo necesariamente una medida tercermundista, aunque claramente en este país se utiliza con la intención de que no se haga trampa, o al menos, minimizar esa posibilidad como por ejemplo, en la credencial de elector.

Quizás es tiempo de ver el cochupo cotidiano, la mordida, el pasarse de vivo ante los demás, como algo que hay que erradicar. ¿Por qué no pensar tantito en respetar las leyes que nos pasamos por el arco del triunfo cada vez que se nos antoja? ¿Por qué no buscamos un lugar para estacionarnos antes de hacerlo en doble fila, pensando sólo en nosotros y nunca en los demás? por ejemplo. La cotidianidad implica tener que lidiar con muchos seres humanos que jamás conoceremos en virtudes y defectos, pero que en el fondo -estoy seguro- buscan como nosotros, un mejor país.

Thursday, February 19, 2009

La verdad sobre Obama


Cuando Barack Obama ganó la presidencia de los EEUU los medios, de inmediato, se lanzaron a decir que una nueva era se aproximaba. Bush quedaría en el pasado y este presidente sería un verdadero cambio a las políticas del país más poderoso de la Tierra. Muchos millones de personas en todo el mundo siguieron las escenas de la toma de posesión de Obama y el cambio parecía una realidad... La emoción no tenía límites. Las escenas de personas llorando de alegría ante la nueva era Obama eran contidianas en los medios, la gente parecía estar feliz realmente. Finalmente Goerge Bush desaparecería de la política y el mundo tomaría un mejor rumbo.

Ahora leo esto:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el martes la decisión de desplegar más tropas en Afganistán, lo que indica el comienzo de un cambio de dirección en la lucha estadounidense contra el terrorismo, que se centrará ahora más en el país centroasiático. Sin dar a conocer el número exacto de efectivos adicionales, el presidente afirmó que había aprobado la petición del Pentágono de desplegar una Brigada de Expediciones de la Marina a finales de esta primavera y una Brigada de Artillería este verano. Según informes de la prensa estadounidense que citaban fuentes gubernamentales y militares sin identificar, la Brigada de Expediciones de la Marina estará formada por unos 8.000 soldados, y la Brigada de Artillería por unos 4.000. Fuentes oficiales afirmaron que se desplegarán además unos 5.000 efectivos extra de apoyo antes de las elecciones de Afganistán, programadas para el 20 de agosto, con lo que el número total de soldados ascenderá hasta los 17.000.

Hasta aquí la nota (la cual se puede leer completa aquí). ¿Se acabó acaso el deslumbre inicial por el nuevo presidente o pasó lo que tenía que pasar? Hay una inercia en el vecino país, el cual no puede cambiar incluso con las mejores intenciones. De hecho, hoy se conoció la noticia que 17 presos en Guantánamo -que iban a ser liberados- finalmente no lo serán porque la Corte presentó una apelación y se revirtió la sentencia de libertad. Así es el mundo real, el que difiere notablemente de estas campañas maravillosas e ideales, en donde se presenta al nuevo presidente Obama casi con un aura de Salvador. La realidad es otra, bastante ajena a lo que supuestamente muchos quisieran.

Sunday, February 15, 2009

de deudas y cobranzas


Hace un par de semanas están hablando a mi casa preguntando por un amigo mío. Supuestamente mi amigo debe dinero al banco y quien habla lo hace a eso de las 6:30 am. La cuestión es intimidar. Si uno le reclama la hora en la que habla, entonces dice: "de hecho desde las 6 am estamos ya hablando". Vaya respuesta. El punto es que yo le pasé a mi amigo los datos de quien hablaba y éste se comunicó con los presuntos acreedores y hata ahí conozco la historia.

No obstante esto, han insistido y precisamente hoy domingo volvieron a hablar para preguntar por mi amigo. Conociendo las artimañas de estos personajes, decidí desconectar el teléfono en la noche, para que nadie en domingo se le ocurra hablar a deshoras. ¿Del por qué ese despacho de cobranza tiene mi teléfono? Porque probablemente mi amigo me puso como su referencia.

Como sea, si alguno de ustedes tiene este tipo de problemas, he aquí las recomendaciones que me encontré en Internet, escritas por alguien que se hace llamar QUANTA. Creo que valen la pena sus comentarios al respecto:

"Hace algunos días una buena amiga me llamó muy angustiada. Q, debo tres meses de mi tarjeta y me llaman para decirme que le van a embargar a mi mamá sus cosas. –Vamos por partes-:

  1. Las instituciones Bancarias, normalmente contratan despachos de cobranza EXTRAJUDICIAL, es decir que realizan gestión de recuperación, SIN entablar el juicio para la realización del embargo del obligado solidario. Presionan de forma por demás agresiva. Pero en realidad son como el perro que ladra y NO muerde.
  2. Estos despachos intentan conveniar y recuperar el máximo del adeudo, incluyendo lo que llaman accesorios, es decir los intereses moratorios, por los pagos vencidos. Los cuales en general, pueden ser condonados en una reestructura de crédito.
  3. El costo de entablar un juicio de recuperación y embargo es muy alto para los bancos y por lo mismo, es difícil que realmente llegue el Actuario con la orden de embargo.
  4. En conclusión. NO es cierto que si me atraso en los pagos de mi tarjeta, lleguen a casa de mí obligado a embargarles sus cosas como en las películas de Ismael Rodríguez.

Lo que sí ocurrirá es que me boletinarán en los Institutos de información crediticia (Buró de crédito) y me resultará difícil en el futuro conseguir otro crédito. Es por ello que ante la imposibilidad de liquidar el monto vencido de mi tarjeta, les recomiendo:

  1. Demuestren voluntad de pago. Actualmente, ante la saturación del crédito y la falta de empleo, los bancos están interesados en apoyar a los tarjetahabientes, para que paguen su deuda, reestructurando, el crédito revolvente, en otro a plazo y tasa fija. Aprovechen estos programas. El banco quiere recuperar, si ustedes muestran voluntad de pagar, seguro les ayudarán.
  2. Enfrenten el problema, negocien, soliciten quitas de los intereses moratorios. Si el supervisor de cobranzas les dice que NO se pueden conseguir quitas de intereses moratorios o ampliar y modificar el plazo y el pago mínimo, les está mintiendo, ellos tienen metas de cobranza. Pero al final lo que quiere el banco y también nosotros es solucionar el problema.
  3. No se sobresaturen, recuerden que al final del día el crédito NO es un incremento de sueldo, es dinero que deberemos de pagar a lo largo del tiempo.
  4. La cultura del NO pago es perversa, es una relación perder-perder, sin embargo ante la coyuntura actual que vivimos siempre será mejor enfrentar y resolver el problema de manera directa y oportuna.

En fin, los bancos saben que si hemos sido buenos clientes y que ahora enfrentamos problemas de dinero, por falta de empleo o saturación de crédito, siempre será mejor negociar que litigar.

QUANTA les recomienda que cuiden su crédito y que ante la eventualidad de la falta de dinero, mejor enfrenten el problema y muestren voluntad de pago, en esas condiciones, siempre recibirán apoyo para cumplir".

Cabe
señalar que en este nuestro México se cometen todo género de abusos, como por ejemplo, el que hacen estos despachos de cobranza, que son extrajudiciales y que amparan sus actividades en el temor e ignorancia a las leyes. Si la gente supiera esta información bien podría enfrentar muchas situaciones de mejor manera y estos personajes que pretenden intimidar con sus actitudes fuera de lugar, como comunicarse a deshoras, o bien, exigir el pago de la deuda en una exhibición ante amenazas de embargo, entre otras cosas, desaparecerían al saber que todas estas cuestiones son simples mentiras y que además, ya la gente lo sabe.

Friday, February 13, 2009

Las exageraciones de los medios


Veo hoy la siguiente nota, publicada en el Reforma, con una imagen en donde, según una imagen creada por computadora por la Agencia Espacial Europea (AEE), se muestran los 12000 desechos que, se calcula, rodean la Tierra. Todo esto viene a cuento porque hace unos días aparentemente chocaron un satélite norteamericano con otro ruso.
Si uno observa la imagen confeccionada por la AEE podría pensarse que, como van las cosas, los desechos taparán algún día la luz solar, o peor aún, en lugar de ver un cielo azul, veríamos miles de partículas ir de un lado a otro, flotando sobre el planeta.

Pero pensemos un poquito. ¿De qué tamaño serán los desechos? ¿Serán acaso de esa magnitud como para cubrir la Tierra tal y como se muestra en la imagen? Lo dudo. De hecho, imaginemos que hay de verdad unos 12,000 desechos de satélites, naves espaciales, etc. La superficie de la Tierra es de 510,066,000 km cuadrados. ¿De qué tamaño serán los desechos? ¿25 metros cuadrados? ¿50 metros cuadrados? ¿100 metros cuadrados? ¿1 km cuadrado? No creo que sean muy grandes y dudo muchísimo que alcancen siquiera unos 100 metros cuadrados. (No digo que son metros cúbicos porque aquí sólo me interesa cuánta superficie ocupan). Si hay 12,000 desechos con esta superficie promedio, que me parece enorme, pero en beneficio de la discusión dejémosla así, hay entonces 600,000 metros cuadrados ocupados. Si estos desechos los pusiésemos en la Tierra, es decir, los usáramos para "tapizar" el mundo, encontraríamos que ocupamos solamente 600 km cuadrados. Esto da 1.176 x 10 a la menos cuatro. Es decir, no ocupa ni lejanamente un décimo de un 1% de la superficie de la Tierra.

Dicho de otra manera. Quienes hicieron esta imagen quisieron poner las cosas más grave de lo que son, porque así probablemente los medios les harían caso y tan es así que el Reforma publicó semejante imagen computarizada.

Si fuese cierta esa imagen, no dudo que habría más colisiones entre satélites, entre desechos, etc. Pero no los hay ¿verdad? La eventualidad de la colisión de esos dos satélites fue eso, un mero accidente eventual. Además, si alguien tiene la curiosidad de ver las fotos de las últimas misiones de la NASA (www.nasa.gov), podrá ver que las cámaras de los taxis espaciales no muestran ese hacinamiento de desechos. La Tierra se ve bastante limpia, clara, prístina diría.

Para variar, hay un elemento siempre exagerado de los informadores, porque las noticias amables no venden. Lo que se necesita es alarmismo, catastrofismo siempre, porque eso llama la atención y entonces se consume, aunque en el fondo sea una absoluta mentira, como en este caso.

Thursday, February 12, 2009

De ídolos y propaganda

Ayer se disputó el primer partido del hexagonal en la eliminatoria para participar en el Mundial de Sudáfrica. Los EEUU enfrentaban a los mexicas en lo que los medios llamaron "el juego del orgullo", en donde -supuesamente- sacaría la selección nacional la casta y vencería, después de algo así como 36 y medio años, a los EEUU en su cancha, pues se jugaba en Columbus, Ohio. Baste solamente decir que México perdió 2-0 contra los yanquis.

Antes del partido los medios se la pasaron hablando de este tema por semanas. Que si el entrenador debió haberles dado un día de descanso, que si Pavel Pardo hizo no sé qué cosa, que si Osorio hizo lo contrario, etc. En el caso de la selección nacional de futbol, como hay tanto dinero de por medio, pues es seguida por propios y extraños. La camiseta verde, que cada cuatro años es vapuleada en algún mundial, reverdece (valga la expresión) y se olvidan los fracasos anteriores. Ya decía López Portillo que México era un país mágico, en el que la esperanza se renovaba cada seis años (aludiendo a la contienda presidencial). No cabe duda que su comentario bien puede ser aplicado a los mexicanos y su triste selección futbolera. Sí, México es un país mágico.

A mí me queda claro que los medios de información en México adolecen de dos graves defectos: el primero, ensalzar cada vez que pueden la mediocridad en la que vive el futbol nacional. Hablan maravillas de nuestros compatriotas si estos salen a jugar a algún país remoto, si un equipo de la liga europea los contrata por N temporadas. No importa si se es jugador o entrenador. Ahora tenemos a Hugo Sánchez, el director técnico nacional despedido por sus patéticos resultados con la selección que pretendía calificar a la última olimpiada de Beijing, como director del Almería. La prensa lleva cuenta puntual de sus escasos logros. Que si iba ganando 2-0 su equipo pero el rival remontó y le ganó 3-2 al Almería, que si debutó con un triunfo o un empate. Da lo mismo. El mexicano está ansioso de ídolos que rebasen las fronteras y aparentemente el futbol es uno de los mejores medios para que esto ocurra, aunque realmente repito, sean muy escasos sus logros.

Hace años pasó lo mismo con el "toro" Valenzuela, un beisbolista muy simpático que se convirtió en pitcher del equipo de Los Angeles. Bueno, es que la "toromanía" en ese tiempo estaba desatada. Un amigo me contó que fue al estadio de Los Angeles cuando el Toro era el pitcher de dicho equipo. De pronto, cuando le toca batear al propio Toro, éste mete un batazo como pocas veces se le vio y anotó un jonrón. Lo simpático fue que mi amigo vio como otro espectador se quitaba el sueter para mostrar la camiseta idéntica a la que usaba el toro en sus partidos. El henchido pecho del aficionado mostraba a su ídolo directamente. No me cabe duda: el ser humano requiere de símbolos heróicos.

Pero todos estos ídolos se forman no solamente porque son extraordinarios en sus respectivcos campos de trabajo, sino porque los medios informativos buscan desesperadamente a estos personajes. Así, la culpa del fracaso del seleccionado mexicano la tienen estrictamente todos aquellos que ensalzaron hasta el hartazgo a nuestros ratones verdes, como le puso un periodista del Excélsior a los seleccionados mexicanos hace unos 40 años al menos. Y ojo, este periodista, cuyo nombre se me escapa, ya hablaba de la tragedia de la selección nacional, que no da una jamás.

Ahora bien, el segundo punto que agrava el problema de la propaganda desmedida a favor de la selección (o de cualquier otro personaje del deporte), es la idea de que "ya nos toca". Vivimos en el mito de la justicia divina: "ya nos toca ganar", "Ahora nos toca a nosotros", como si efectivamente existiese dicha justicia divina, la cual se contrapone ante la penosa realidad de nuestro futbol. No se trata pues d etrabajar con ahínco, con más ganas, con disciplina. No. Ya nos toca. Eso creemos, pero eso nunca pasa.

Y miren que no soy aficionado al futbol soccer, pero es claro que este deporte es quizás uno de los que más arraigo y tradición tiene, amén de que en este país le han metido dinero a raudales, como quizás en pocas otras cosas. Por ello mismo es aún más penoso cada descalabro de los seleccionados tricolores.

La frustración de los aficionados al futbol mexicano se refleja en los comentarios vertidos en las ediciones por Internet de algunos periódicos. Van un par de botones de muestra sacados del Reforma (sin editar, tal y como fueron escritos, que conste):

Juan Pablo:

No quiero ser el aguafiestas, pero ubiquemos que la selección mexicana ya se convirtió en el hijo de Telerisa y TV Azteca. Estas dos empresas han hecho creer que la "verde" es superior a todo. Con el nivel actual de la selección, ojala que no califique al Mundial para que las únicas que pierdan sean las propias televisoras y pierdan millones en contratos. Eso si sería un gran triunfo para todos los mexicanos digno de celebrarlo en el Ángel de la Independencia.


Mexicana:

FLACO CONSUELO NOS DA que el senior ASUMA SU RESPONSABILIDAD!!!!!! No importa si fue el mediocre de Pavel con su comentario en la semana o Eriksson o todos a la vez!!!! Es que SIEMPRE es lo MISMO!!! a pesar de todo el dinero que se invierte en el UNICO deporte nacional que existe en México... Mejor que guarde su CORAJE para que le sea SUFICIENTE para salir del País cuando no califiquemos... Y mejor! así al menos no se hace el ridículo como en el mundial pasado... mucha porra, mucha gente que había sacrificado lo que fuera para estar en Alemania, para ver a nuestra gloriosa selección ganar UN partido (por cierto en Nuremberg) de 4 jugados!!!! Y se repetirá la historia... se jugará como nunca y se perderá como siempre, ESO NOS PASA POR SEGUIR VIENDO EL FUTBOL, POR HACER IDOLOS DE PAPEL... HABRIA QUE HACER UN BOICOT AL FUTBOL MEXICANO!!!! Seguramente cuando no vieran el dinero en su bolsa, sacarían el CORAJE que dicen tener para lograr algo más que ser MEDIOCRES...

José:

Fuera Eriksson y fuera todos los perdedores mexicanos tanto federativos como jugadores y que sean los primeros en salir Rafa Marquez (siempre falla en los partidos importantes), Oswaldo Sanchez (ya lleva varios errores) y Giovanni (aún no está para ser titular ayer pareció gringo)


Juan Pablo:

FUERA SVEN (HIJO DE VERGARA), TUCA, LAVOLPE, QUE LES APLIQUEN EL 33 PERO Q LES QUITEN LOS DOLARES, EXTRANJEROS MEDIOCRES....


Televisa y sus ratones verdes:

SIGAN CONSUMIENDO LA MIERDA QUE NOS VENDE TELEVISA A TRAVES DE SUS TITERES DE LA FMF Y ESA BOLA DE PUSILANIMES MEDIOCRES (ESO SI, CON HARTA LANA Y BIEN VEDETTES)RATONCITOS VERDES... APLIQUEMOSLES UN VETO A ESTA BOLA DE CAB... PARA QUE DEJEN DE AHOGARNOS DE PUBLICIDAD, QUE ESE ES SU REAL Y VERDADERO OBJETIVO Y NO LA SUPERACIÓN DEL DEPORTE MAS POPULAR DE MÉXICO Y EL MUNDO.


Una muestra de la frustración mexica. No tengo más que decir al respecto.

Tuesday, February 10, 2009

Controles gubernamentales y libertad de los ciudadanos

Este país bananero, nuestro querido México, está sujeto a los veleidades de las modas, de los sucesos cotindianos o de lo que se les ocurre en algún brillante momento a los legisladores en nuestro país. Así, ante la ola de criminalidad que no solamente no se detiene ni mengua, sino que además, ahora no respeta ni a la milicia, rubro consentido en este país en todos sentidos, los legisladores han decidido que los poseedores de teléfonos celulares tendremos que registrar nuestro teléfono con santo y seña, con todos nuestros datos e incluso huella digital. De esta manera, se supone, las autoridades podrían rastrear más fácilmente a los criminales aunque esto, desde luego, es una fantasía más de los legisladores. Ya parece que los delincuentes van a dar sus datos reales para que queden registrados y así, si cometen extorsiones telefónicas, o los usan para pedir rescate de secuestrados, o cualquiera de las lindezas que se ven en este país, entonces sea fácil localizarlos y apresarlos. En la iniciativa de ley las compañías de teléfonos celulares tendrían un año para que sus usuarios se registraran en las bases de datos correspondientes si es que ya cuentan con su teléfono celular.

Todo esto en el papel suena bien, pero considerando que en México el narcotráfico se ha incluso apoderado en lo más interno de las autoridades policiacas, se ve incluso más peligroso dar los datos para este registro de celulares. Quisiera recordar que algún vivales vendió la base de datos del IFE a una compañía norteamericana, con su correspondiente escándalo cuando se dio a conocer públicamente este hecho, o bien, me gustaría indicarles que según el IFE, el padrón electoral no podía ser usado para ningún otro fin que el electoral, pero ¿qué pasó? que cuando Colosio fue asesinado, al día siguiente salió en todos los diarios la foto de la credencial de Aburto, el asesino confeso del candidato priísta. ¿Entonces? ¿No que solamente se usaría para fines electorales? ¿Cómo es que se filtró esa información de los datos de Aburto y se dio a los medios el facsímil de la credencial de votar del personaje en cuestión? Y aunque haya buenas intenciones (de buenas intenciones está empedrado el infierno), la idea de legislar en este rubro resulta mala idea por lo anteriormente dicho.

El punto es que los legisladores se sienten con plenos derechos para crear leyes sobre cuanta estupidez se les ocurra. Muchas de estas reglamentaciones son simplemente ley muerta porque nadie les hace caso, por ejemplo, en el caso de la reglas para poder hablar o no por teléfono cuando uno está conduciendo un automóvil. Es claro que puede ser peligroso pero la gente sigue haciendo uso de su teléfono móvil mientras conduce y la ley sólo sirve en México para sacarle mordida a alguien que no vio al policía cuando estaba en medio de la calle hablando por celular y fue detenido.

En mi opinión, lo triste de este país invadido por la ilegalidad, por la corrupción y por una pobreza que sin duda es detonante de tanta delincuencia (en muchos casos), es que no se puede uno hacerse de un buen coche por temor a que lo asalten, o no puede proteger sus ahorros cambiándolos a euros o dólares porque al salir de la casa de cambio alguien puede seguirnos y para robarnos no dudará en dispararnos en el cráneo. No falta quienes dan sugerencias como la de "no hacer ostentación portando joyas o relojes finos", porque así tentamos a los criminales.

Me gustaría vivir en un país en donde si alguien le gusta salir a la calle con su reloj más caro o tener el auto más poderoso y costoso, lo pudiese hacer sin necesidad de temer por su vida o por la de sus pertenencias. Ahí reside, creo yo, parte de la libertad, la cual cada vez es más acotada en nuestro convulsionado país, en donde mueren violentamente, por cortesía de los narcos, unas veinte personas por día, de manera indescriptible.

Sunday, February 08, 2009

You, you are great!

16 minutos con 23 segundos, pero vale la pena:

Estudio de A. A. Troitzky


Juegan las blancas y ganan
A. A. Troitzy

En el siguiente estudio, las blancas ganan en base a un detalle interesante, el cual hace de este estudio una pequeña joya. Veamos: 1. Ch4 Rg1 2. Cf3+ Rg2 3. Cxh2 Rxh2 4. e5! Axe5 5. Re6!! esta es la jugada ganadora. El alfil negro se convierte en un espantoso estorbo para el rey negro. Es como tener un alfil traidor (5. Rxe5? Rg3 6. Rd6 Rf4 7. Rc7 Re5 y se llega a las tablas) 5... Rg3 6. Rd7 Rf4 7. Rc8 Re4 8. Rb7 Rd4 9. Rxa7 ganando. 1-0. Es difícil imaginar que el alfil negro (de ventaja), es la causa de la derrota.

A zapatazos

El 14 de diciembre del 2008 el ahora expresidente de los EEUU, George Bush, durante una conferencia de prensa conjunta con el Primer Ministro Nuri al Maliki (en Bagdad, Irak), fue agredido por un periodista que le lanzó en su contra sus zapatos. Bush esquivó los "proyectiles" con mucha agilidad y el agresor fue inmediatamente detenido. Muntadhar Al Zeidi, de 30 años, considerado un héroe por muchos iraquíes y debido a su gesto, se encuentra detenido desde el 14 de diciembre del año pasado. Aparentemente el enojado periodista gritó mientras lanzaba sus zapatos a Bush cosas como estas: "¡Este es su beso de despedida, perro! Esto es de parte de las viudas, huérfanos y aquellos que fueron muertos en Iraq".

Sin duda la acción fue aplaudida por mucha gente e incluso en facebook hay (o había), todo un sitio dedicado a este hombre que por su acción, pasó a ser todo un héroe. De hecho, el ejemplo de lanzar los zapatos en repudio a algo se ha convertido en un símbolo en muchos casos y además, ya más de uno ha imitado este comportamiento en otros escenarios políticos (ver la ilustración a mi artículo anterior en este mismo blog).

Yo puedo entender el gesto de Muntadhar al Zeidi, que más que agresivo suena como de frustración ante un presidente nefasto, que puso en un conflicto bélico a Irak con todo lo que esto conlleva. Sé, y no puedo estar más de acuerdo, en que lanzarle los zapatos no haría daño al exmandatario, pero evidentemente un acto de esta naturaleza no lo pueden dejar pasar las autoridades impunemente.

Así, el periodista está acusado de agresión a un mandatario extranjero y en caso de que los tribunales lo hallen culpable, podría purgar una sentencia de 2 hasta 15 años. Suena exagerado el castigo pero es evidente que los gobiernos, en este caso el de Irak, debe hacer sentir la ley y además, desalentar la práctica iniciada por el lanzador de zapatos.

Probablemente para quienes hacen las leyes, el periodista cometió una agresión. Peroo curiosamente, no se está juzgando en este caso la magnitud de la misma, sino el contra quien la realizó. Es como si a alguien lo encarcelaran no por robar 10 pesos, sino por robárselos a Slim, por ejemplo. Aquí no se juzga la magnitud del robo, sino quién fue la víctima, cosa por demás extraña

Una vez ocurrida la acción, cuatro días después de la misma, el periodista encarcelado parece que recapacitó y ante la amenaza de pasar al menos dos años encarcelado por su irreflexiva acción pidió un indulto, anunció el jueves un vocero del Primer Ministro iraquí. En una carta enviada al Premier Nouri al-Maliki, el periodista dijo que su conducta fue una acción fea y pidió ser perdonado, dijo el vocero Yassin Majid. "Es ahora demasiado tarde para lamentar la enorme y fea acción que perpetré", escribió Muntadhar Al-Zeidi, según Majid.

Este es el estado de las cosas en el caso del agresor zapatero de Bush. ¿Cómo debería terminar todo esto? ¿Un indulto y ya? ¿O quizás encarcelándolo por un par de años? ¿O quizás es, efectivamente, demasiado tarde para lamentar lo que hizo? ¿Qué opina usted, estimado lector? ¿cómo acabará todo esto?

Wednesday, February 04, 2009

Instituto Federal Electoral versus televisoras

El domingo pasado, cuando se estaba transmitiendo el supertazón, las dos grandes empresas televisoras de este país, Televisa y TV Azteca, pasaron tres minutos contínuos con los anuncios de las precampañas de los partidos políticos. Se interrumpió la transmisión del evento deportivo para pasar estos comerciales políticos que después de eso, no sólo no interesan, sino que tendrán a ser despreciados por la audiencia. Es claro que esto fue una maniobra de las televisoras a la exigencia del IFE a pasar tres minutos de anuncios por hora. A Televisa ni TV Azteca se les hubiese ocurrido pasarlos todos al mismo tiempo sino es en un afán de protestar, de una manera muy sui generis, sobre las órdenes del órgano electoral.

Es claro que la televisión es una concesión, y por ende, cuando el IFE y los partidos políticos deciden cómo usarán los tiempos que tienen disponibles en la televisión, las empresas que se dedican a este rubro deben acatar la orden y punto. Pero como no les dijeron estrictamente los tiempos para pasar dichos comerciales de las campañas políticas, las televisoras vieron una oportunidad ahí para hacer notar su inconformidad.

¿Pero por qué habría inconformidad? Muy simple: se está usando tiempo aire, que cuesta mucho dinero y que las empresas como Televisa y TV Azteca han tenido que gastar también mucho dinero para crear esta infraestructura y poder transmitir sus respectivas señales. Es muy cómodo, por una parte, exigir como gobierno que se haga lo que se les manda, pero nunca pone el gobierno nada, sólo exige pues finalmente es precisamente el gobierno el dueño del balón, por decirlo de una manera coloquial, y entonces debe hacerse lo que se les ordena.

Yo no estoy a favor de Televisa ni TV Azteca, pero me parece que en este caso el gobierno abusa del poder. ¿Por qué darles tiempo aire a los partidos políticos? ¿Por qué además de eso, se les dan carretadas de dinero para que tengan recursos para sus actividades proselitistas? Vaya, que esta democracia a la mexicana nos cuesta mucho dinero y es evidente que los partidos políticos son un bonito negocio para sus dirigentes. Ellos estiran la mano y papá gobierno les da recursos, en dinero, en anuncios en la televisión, en los medios electrónicos. ¿Y qué han hecho los partidos políticos en este país? A esa pregunta no tengo una respuesta satisfactoria.

A mí me parece bien que el gobierno exija a las televisoras, que de por sí hacen mucho dinero, que den un poco de tiempo aire por la concesión que se les ha otorgado, pero el propio gobierno no debe abusar de su poder en este sentido y en este particular caso me parece que sí lo hace.

Lo que queda claro es que las empresas televisoras tienen tanto poder que saben que sus acciones no acarrearán más que problemas menores. Saben bien que por su actitud, reprobable en muchos sentidos, no les pasará nada, no perderán la concesión ni habrá pérdidas masivas de dinero. El gobierno por su parte, acostumbrado a que "es el país quien exige", hace extrañamientos a las televisoras y pide explicacions, pero no puede hacer más, porque no tiene ni siquiera autoridad moral para ello.

Así las cosas en este país bananero.

Monday, February 02, 2009

De la ingenuidad al ingenio

(publicado en Matuk.com)


Hoy día dudo que exista alguien que no haya recibido la carta de algún banquero en Nigeria que indica que hay millones de dólares en una cuenta sin dueño y en donde se pide amablemente al destinatario que le ayude a sacar ese dinero, pues para ello se necesita un extranjero. Promete dar el hombre el 40% al menos del dinero total, que en general suma alrededor de 20 millones de dólares. A eso se le ha llamado el fraude nigeriano y hay muchísimas variantes del mismo.

Quienes han orquestado este fraude saben de la naturaleza humana. Si les gana la avaricia entonces ya no razonan y creen que pueden de verdad hacerse de millones de dólares de la noche a la mañana. La realidad es que de alguna manera, a través de este intercambio epistolar en internet, el banquero convence a la víctima de depositar entre 1000 a 10000 dólares por los trámites que dicho banquero tiene que hacer y bueno, ya ni sigo, es claro que la víctima jamás recibirá un dólar y en cambio, habrá perdido dinero sin duda.

Otro género de correos electrónicos son las cartas cadena, que piden escribamos al eterno niño con cáncer y que alguna empresa donará, por cada correo recibido, centavos de dólar para la cura del chamaco enfermo. Otros más mandan archivos de powerpoint indicando que Bill Gates está donando dinero, o que Nokia ha decidido regalar celulares a diestra y siniestra. Unos más amenazan a sus destinatarios indicando que si no reenvían el mensaje en cuestión, les caerán las siete plagas, etc. Quizás la ingenuidad de algunos raya en lo absurdo, pero en mi opinión, si se siguen recibiendo estas cartas cadena es que tienen éxito.

Sin embargo hoy veo que el ingenio de algunos no conoce límites. Sabemos que existe un programa de Google de anuncios gratuitos para ponerlos en las páginas personales. AdSense, si no me equivoco es el nombre de dicho programa. Hay un montón de reglas para entrar en este programa. Se supone que por cada internauta que dé click en alguno de los anuncios colocados en nuestra página, nosotros recibiremos unos centavos de dólar. Está prohibido en este esquema apelar a quien entró en nuestra página a darle click a los anuncios. Si uno tiene la suerte de tener una página popular es posible -quizás- hacerse de unos dolaritos extras por mes.


Pues bien, recibo un correo que dice a la letra: “El hombre mas millonario del mundo, cuya fortuna supera los mil 100 mil millones de dolares, esta llegando al final de su camino y ha decidido compartir su dinero con todos nosotros. Por eso esta regalando cheques de mil dolares a todo aquel que lo pida. Yo he podido cobrar el mio! A continuacion dejo el sitio donde lo pueden solicitar:

PEDIR EL CHEQUE AQUI

PD: Si no desean su cheque por favor avisar asi puedo cobrarlo yo. Muchas gracias!

(nota: el mensaje está transcrito como viene exactamente. La falta de acentos es del original).

Al dar click en PEDIR EL CHEQUE AQUI, nos remite a una página en donde da las instrucciones:

¿Cómo solicitar tu cheque?

1) Ingresa en el servicio.
2) Completa tus datos. No olvides completar bien tu direccion y nombre completo ya que el cheque es enviado a la direecion que tu elijas y bajo tu nombre. Ingresa ahora!

Todos sabemos que nadie regala nada, nadie da algo por nada. Los fraudes en Internet son pan de cada día. Pero veamos hasta dónde llega este asunto del cheque de 1000 dólares:

Abajo de estas instrucciones hay una serie de anuncios de Google. No existe liga alguna para “ingresar al servicio” así que no se puede hacer la parte 2 de las instrucciones.


El truco está en que más de uno le dará click a los anuncios de Google pensando que a lo mejor alguna de esas ligas es el ingreso al servicio mencionado. Nada de eso pasará. El autor de esta página (http://reclamar-cheque.blogspot.com/) lo único que está haciendo es que la gente que entra a su página se tiente y le dé click a los anuncios de Google para así recibir dinero. Ingenioso sin duda, buscando darle la vuelta al esquema AdSense de Google.

Si encararamos al autor de esta idea bien diría que no está haciendo nada ilegal. No viola ningún reglamento de Google, porque es claro que no le pide a nadie a que dé click en los anuncios. No hace nada de eso. Sin embargo, el autor de esa página estima que el avaricioso dará click en los anuncios en la “desesperación” de no encontrar cómo “ingresar al servicio” y pedir sus 1000 dólares. Vivir para ver.

Sunday, February 01, 2009

Del cómo el poder y el dinero desquician


Hace apenas unos pocos días, el ex-zar antidrogas (en el gobierno de Zedillo), Mariano Herrán Salvatti, fue detenido en Chiapas, acusado de peculado, durante su gestión como Secretario de Economía de ese estado. Por lo que la investigación ha dado a conocer, Herrán Salvatti se otorgaba autopréstamos del gobierno que iban de 500 mil a 6 millones de pesos. Fueron no sé cuántos cheques pero es claro que se pueden configurar varios delitos en su contra.

Después de la detención, las autoridades catearon las propiedades de este señor y encontraron que hay varios ranchos, uno de ellos con una cuadra de caballos y además, un zoológico privado. Esto aparte de, desde luego, joyas, autos último modelo, etc. Algunas de las propiedades el presunto responsable de esto había puesto a nombre de sus hijos, quizás con la idea de que si era detenido, esas propiedades ya serían de su familia y no podrían ser decomisadas.

Llama la atención que quien se hace de tanto dinero de esta manera decida vivir una vida de extraña opulencia. No bastan los lujos tradicionales, viajes, joyas, propiedades, automóviles... Además, pareciera que quien tiene tanto dinero gusta de ostentarlo poniendo incluso un zoológico privado. ¿Será que así muestran a los demás que son más ricos, más poderosos, más noséquécosas? Porque no es la primera vez que se ven estos espectáculos de derroche de dinero. Varios narcotraficantes tenían zoológicos privados. Vaya, incluso el ya fallecido Durazo Moreno, jefe policiaco en la época de López Portillo, había construído un palacete (llamado "el partenón de Durazo"), en donde había no sólo animales exóticos, sino hasta una pista de carreras para galgos. Recuerdo que cuando la televisión mostró las imágenes del decomisado "partenón", el periodista hizo mutis mientras la cámara recorría la extraña y gigantesca mansión que se había construído el jefe de la policía. Ese silencio decía más que cualquier narración. La indignación por lo que uno veía quizás no tenía palabras.

Quizás el dinero en exceso trastorna, desquicia a quien lo poseé. Tal vez Herrán Salvatti sabría en su fuero interno que tarde o temprano le atraparían y entonces decidió vivir a todo vapor. No lo sé. Lo que queda claro es que parece que el poder y el dinero desquician. ¿o me equivoco?