Friday, July 31, 2009

Cuadrados mágicos

Existen todo género de herramientas de programación en este mundo del cómputo personal. En Windows es donde quizás hemos visto las mejores aplicaciones en este sentido. Las herramientas visuales son francamente excepcionales y hay que ser objetivos: Linux aún no cuenta con herramientas de un poder parecido. Sin embargo, no todo está perdido. La empresa Borland, creadora de Delphi, C++Builder y Jbuilder ha sacado Kylix (Delphi para Linux), el cual pretende incorporar esta estupenda herramienta en el mundo Linux. Desafortunadamente, por el momento, la versión 3 de Kylix es menos poderosa que Delphi 3 para Windows, pero esperemos que esto cambie en el futuro.

Pero claro está, las mejores herramientas de programación tienen sentido sólo si existen programadores que puedan sacar jugo de las mismas. Para eso se necesita entrenar y capacitar a las siguientes generaciones que finalmente, son quienes seguirán escribiendo los programas que en el futuro se necesiten. Y es claro algo: hay que capacitar en la ciencia de la computación y no meramente en la herramienta de programación de moda. Lo importante es que los principios fundamentales de la programación (comunes a todos los lenguajes), se conozcan y se difundan. Así, cuando el programador necesite aplicarse en algún lenguaje particular, aunque le parezca desconocido, a la larga notará estos elementos comunes y en un par de semanas podrá escribir todo género de aplicaciones.

Curiosamente, ciertos lenguajes de programación han pasado desapercibidos hoy día. Tenemos a Prolog, que en su momento fue la gran promesa del proyecto quinta generación de los japoneses (actualmente cancelado), el cual suponía que el software moderno tendría los elementos más importantes de la llamada inteligencia artificial. Los japoneses intentaron crear toda una generación de computadoras basadas en Prolog para que las aplicaciones que corrieran tuviesen mucho más “inteligencia” que las que actualmente conocemos.

El problema de Prolog, inventado en 1972 por Colmeraur, es que –a pesar de sus grandes ventajas para cierto tipo de aplicaciones– es muy ineficiente para una buena cantidad de tareas que hacemos normalmente en la computadora. Y no es que no pueda escribirse un buen editor de textos o una estupenda hoja de cálculo en Prolog, sino que no es el lenguaje más indicado para ello.

Prolog se basa en inferencias lógicas. A manera de ejemplo, si me presentan a alguien que se llama Jorge Flores y yo encuentro un parecido con un amigo mío llamado Luis Flores, quizás mi cerebro haga automáticamente una inferencia y me nazca preguntarle a Jorge: “¿no tienes un hermano llamado Luis?”. Ese tipo de inferencias las puede hacer Prolog. La herramienta, a diferencia de los lenguajes imperativos (Pascal, C++), prefiere describir el problema a programar el algoritmo (la receta de cocina, pues), que resuelva la dificultad. Prolog resuelve todo a través de un motor de inferencias, también reconocido como algoritmo de Robinson (en honor al autor, que publicó por primera vez el mecanismo en 1968). De esta manera y abreviando el asunto (quizás demasiado), en Prolog describimos el problema y el lenguaje nos da las soluciones a través de dos mecanismos: la recursión y el backtrack.

La recursión es simplemente llamarse a sí mismo. En términos de programación significa que una rutina se llame a sí misma hasta que cierta condición impida que se cicle eternamente. El backtrack es, para decirlo en palabras simples, el regresar sobre nuestros pasos si resulta que la solución hallada no cumple con nuestras expectativas. Un ejemplo simple de backtrack puede verse en el recorrer un laberinto. Caminamos dentro de éste hasta que topamos con pared. Si esto ocurre, entonces retrocedemos sobre nuestros pasos hasta encontrar la primera bifurcación posible. Seguimos este procedimiento hasta hallar la salida.

Como ejemplo consideremos la creación de un cuadrado mágico de orden 3 (impar). Un cuadrado mágico es una malla cuadriculada en donde la suma de las líneas verticales, horizontales y diagonales mayores suman todas las misma cantidad. Hay cuadrados mágicos de orden par y de orden impar. Crear cuadrados mágicos de orden impar es muy fácil siguiendo un algoritmo muy conocido. Sin embargo, aquí intentaremos –en lugar de describir este algoritmo– de escribir un programa en Prolog que resuelva el problema y encuentre todas las soluciones (en caso de haberlas). El código que soluciona el problema de un cuadrado de 3x3.

Todo consiste en describir las condiciones iniciales y las de frontera. Luego entonces, le decimos a Prolog que nos dé las soluciones a través de probar todas las posibilidades exhaustivamente. Otro detalle notable es que el programa en Prolog ocupa muy poco espacio. Intente hacer esto en otro lenguaje y notará cómo crece su código. He aquí la versión en Turbo Prolog 2.0 de Borland:



/* Este programa hace un cuadrado mágico de 3x3 */
/* Utilizando como característica principal el */
/* backtrack que viene integrado en Prolog. */
/* */
/* Dicho de otra manera, el programa no usa el */
/* algoritmo conocido para hallar los cuadrados */
/* mágicos de orden impar. En su lugar, describe */
/* las condiciones iniciales y de frontera que */
/* deben cubrirse en este tipo de cuadrados y */
/* entonces Prolog descubre todas las soluciones */
/* */
/* Programó: La_Morsa */

predicates

numero(integer) /* los números que pueden usarse */
ecuacion(integer,integer,integer,integer) /* descripción de cada suma */
cuadrado_magico /* meta a resolver */

clauses

/* condiciones iniciales */
numero(1).
numero(2).
numero(3).
numero(4).
numero(5).
numero(6).
numero(7).
numero(8).
numero(9).

ecuacion(X,Y,Z,R) :- R = X + Y + Z. /* la suma siempre debe dar R */

cuadrado_magico :-
numero(A), numero(B), numero(C),
numero(D), numero(E), numero(F),
numero(G), numero(H), numero(I),
/* vienen las condiciones para los números: */
/* no debe haber números repetidos... */
/* condiciones de frontera, pues */
A<>B,A<>C,A<>D,A<>E,A<>F,A<>G,A<>H,A<>I,
B<>C,B<>D,B<>E,B<>F,B<>G,B<>H,B<>I,
C<>D,C<>E,C<>F,C<>G,C<>H,C<>I,
D<>E,D<>F,D<>G,D<>H,D<>I,
E<>F,E<>G,E<>H,E<>I,
F<>G,F<>H,F<>I,
G<>H,G<>I,
H<>I,
/* escribe en pantalla la combinación de números a probar */
write(A,” “,B,” “,C,” “,D,” “,E,” “,F,” “,G,” “,H,” “,I),nl,
/* condiciones necesarias para que sea cuadrado mágico */
ecuacion(A,B,C,R),
ecuacion(D,E,F,R),
ecuacion(G,H,I,R),
ecuacion(A,D,G,R),
ecuacion(B,E,H,R),
ecuacion(C,F,I,R),
ecuacion(A,E,I,R),
ecuacion(G,E,C,R),
nl,write(“Solución”),nl,
write(A,” “,B,” “,C),nl,
write(D,” “,E,” “,F),nl,
write(G,” “,H,” “,I),nl,
write(“Presiona cualquier tecla para continuar...”),
readchar(_), /* presiona una tecla para continuar */
fail. /* dame todas las soluciones */

goal
cuadrado_magico. /*meta a resolver */



Si le incomoda o francamente le da flojera entender cómo es que el programa funciona, no se preocupe, corra el ejecutable. Si está en Windows encontrará que todo acontece en una ventana de DOS. Es increíble que tan pocas líneas de código generen tanto procesamiento.

Monday, July 27, 2009

Dos fotos de la carrera "Aquí nadie se rinde"

El 19 de julio corrí la carrera "Aquí nadie se rinde", en su segunda edición. Aquí di cuenta de los tiempos que hice en esa competencia. Es normal en la organización de estos eventos que se tomen fotos en el trayecto como salida y llegada del mismo. En la página oficial no aparecían las fotos mencionadas y hasta hoy me avisaron por correo electrónico.

He aquí un par de fotos bajadas del sitio oficial. Obviamente se pueden comprar las fotografías pero creo que no es para tanto. ¿o si? Mientras medito si las compro, pongo aquí las de la llegada a la meta:


Sunday, July 26, 2009

¿Maldita sea?

hace un par de días jugaron en futbol la selección mexicana contra la de Costa Rica, en la Copa de Oro, un torneo por demás mediocre. Fue un partido que se extendió a los tiempos extras en el que finalmente México ganó. Lo notable fue que en la transmisión los cronistas de Televisa sufrían por el patético desempeño de los seleccionados tricolores. Vaya, que está lejos de verse a Costa Rica como una potencia futbolera ¿verdad?

En cualquiera de los casos, Alarcón, uno de los cronistas con más fuerza en Televisa narraba el partido. Prácticamente en el minuto 45 México mete un gol y con los tres minutos de compensación que quedan, parece que el destino del partido está sellado. No obstante, a 20 segundos de terminar ocurre un descuido y Costa Rica anota. Alarcón entonces grita: "¡No puede ser! ¡maldita sea!", en uno de los exabruptos más ridículos de la televisión. Los locutores mexicanos de futbol se han obsesionado con la selección mexicana y su pasión hace que incluso pierdan toda compostura. De hecho, al final del partido, al meter el gol que le daba el triunfo, se escucharon las voces de los cronistas coreando el gol pero con una felicidad que francamente sorprende. Vaya, entiendo que tengan simpatía por el equipo nacional, pero tendrían que mantenerse más ecuánimes, pienso. Podría pasar por alto su festejo en el triunfo, pero el maldita sea de Alarcón es verdaderamente vergonzoso.

Pueden verlo en este video, por ahí del minuto 2 del mismo:

Friday, July 24, 2009

Creador de crucigramas

Una amiga –que editaba una revista de negocios– me pidió que hiciese una sección de crucigramas, siempre y cuando ésta presentara nombres y términos dedicados a las finanzas y al mundo de los negocios. Yo le dije que lo haría sin dudarlo, pues a priori pensaba que ya en Internet más de una persona habría encarado la creación de crucigramas a través de la computadora.

Para mi sorpresa, encontré que el problema realmente no había sido analizado cuidadosamente. Por un momento pensé que debería haber ya muchos programas que me permitieran crear la malla cuadriculada en donde se pondrán las palabras, así como poner las casillas vetadas (las marcas negras), que separan las palabras. Una vez hecho esto, imaginaba que le podía dar una lista de palabras y el sistema intentaría acomodarlas al mejor estilo de un crucigrama. Pues bien, nada de eso existe estrictamente. ¿Por qué? Había que investigar el fenómeno.

La razón de esto es que la creación de crucigramas necesita de diversos pasos, unos que son labores triviales de la programación, pero que en última instancia los pasos finales son prácticamente difíciles de cumplir adecuadamente. Crear un programa que dibuje la cuadrícula y me permita poner los cuadros negros es algo sencillo, pero la generación del crucigrama representa la gran dificultad. Imaginemos que tenemos las palabras que queremos poner en el crucigrama. Es más supongamos que tenemos palabras de más, para que si una no se puede poner en donde debe ponerse, podamos poner otra de la misma cantidad de letras, por ejemplo.

Imaginemos el siguiente crucigrama elemental. Nótese que no es ni siquiera una cuadrícula con cierta simetría. Nada de eso, pero para efectos ilustrativos es muy interesante. Tenemos cuatro palabras que debemos acomodar en ese crucigrama. La palabra 1 es de 5 letras, la 2 es de 6 letras, la tercera es de 5 letras y la cuarta es de 7 letras. Ahora supongamos que tenemos las siguientes palabras, las cuales podemos usar para crear el crucigrama:

Las palabras que puedo poner son estas: market, trees, monkey, simple, wise, vague, sea, yacht, ocean, foggy, artista, realice, brave y quite. Estas pocas palabras son suficientes para trabajar en el programa demostrativo. ¿Cómo resolveremos el problema? Necesitamos poner lo siguiente: Una palabra de cinco letras con otra de seis letras, en donde se intersecten en la tercera letra de la primera palabra con la segunda letra de la segunda palabra; además, requerimos una tercera palabra de siete letra y una cuarta de cinco letras, en donde la intersección de la segunda con la tercera palabra sea en la posición cinco de la segunda palabra con la tercera posición de la tercera palabra; finalmente necesitamos que la intersección entre la tercera y la cuarta palabra se dé en la posición 5 de la tercera palabra con la posición 3 de la cuarta palabra.

Esto significa que hablamos de restricciones entre las propias palabras y posiciones específicas en donde deben coincidir las letras de ambas palabras en conflicto.

¿Cómo es que prolog resuelve el problema?

Para resolverlo con prolog, apelamos al backtrack, el cual significa regresar sobre sus propios pasos cuando el sistema se encuentra en un callejón sin salida. El sistema funciona así: primero resuelve en la meta la primera instrucción: hallar una palabra de 5 letras (M1). Una vez hecho esto, busca una palabra con 6 letras (M2). Ahora intenta ver si la intersección de M1 con M2 en la posición 3 de M1 con la posición 2 de M2 coinciden en la letra que va ahí, si eso pasa, entonces busca la siguiente meta a resolver, pero si esto falla, el sistema regresa (hacia atrás, es decir hace backtrack), y busca una nueva palabra de seis letras e intenta de nuevo satisfacer la intersección de M1 con M2. Si falla, busca una nueva palabra de seis letras… Y si ninguna de las palabras que tiene de seis letras funciona, sorprendentemente para algunos, el sistema no dice: no se puede resolver el crucigrama, sino que hace backtrack de nuevo y entonces busca una nueva palabra de cinco letras y re-empieza todo el proceso descrito antes con la de seis letras.

Dicho en otras palabras, prolog hace un verdadero esfuerzo de procesamiento, que incluso para resolver este simplísimo crucigrama, lleva cientos de miles de iteracciones a través del backtrack.

Ahora bien, extrapolemos esto a un crucigrama de 10x10 casilleros, en donde la cuadrícula tiene un dibujo incluso simétrico (esto es clásico de los crucigramas profesionales). Imaginemos entonces que no tenemos una decena de palabras, sino unas miles. Si definimos todas las restricciones, ¿cuánto tiempo le llevará al sistema hallar una solución si es que la hay? No lo sabemos. El sistema es no decidible, es decir, no podemos saber si hay una solución o no al crucigrama que acabamos de dibujar para que el sistema nos ponga las palabras adecuadas. La única manera de saberlo es intentar generar todos los posibles crucigramas con esas palabras (y con las restricciones definidas), para ver si existe semejante crucigrama o no.

El tema da para más. ¿Podrá escribirse un programa que genere un crucigrama dadas ciertas palabras? ¿qué otras restricciones habría que poner para que por lo menos, un programa de esta naturaleza ayudase a los creadores humanos en esta labor? Quizás éste es uno de esos programas que parecen simples pero que en el fondo contienen un sinfín de problemas no del todo resolubles incluso a través del cómputo.

Por cierto, ésta es la solución que entrega el sistema:


Éste es el código fuente:

/*************************************/
/* Crucigramas */
/* Por: La_Morsa */
/* Versión: 1.0 beta */
/* */
/* programa basado en el que aparece */
/* en el libro: An Introduction to */
/* programming in Prolog, de Patrick */
/* Saint-Dizier, ed Springer-Verlag */
/* */
/*************************************/

domains
wordlist = char*

predicates
word(wordlist)
num_lets(integer,wordlist)
long(integer,wordlist)
intersect(wordlist,wordlist,integer,integer)
extract(wordlist,integer,char)
crisscross(wordlist,wordlist,wordlist,wordlist)

clauses

word(['m','a','r','k','e','t']).
word(['t','r','e','e','s']).
word(['m','o','n','k','e','y']).
word(['s','i','m','p','l','e']).
word(['w','i','s','e']).
word(['v','a','g','u','e']).
word(['s','e','a']).
word(['y','a','c','h','t']).
word(['o','c','e','a','n']).
word(['f','o','g','g','y']).
word(['a','r','t','i','s','t']).
word(['r','e','a','l','i','z','e']).
word(['b','r','a','v','e']).
word(['q','u','i','t','e']).

/* predicate num_lets(T,X1) is true if T */
/* is the number of letters in the word X1 */

num_lets(0,[]). /* el total de letras que tiene la palabra [] es 0 */
num_lets(T,[M1|M2]) :-
num_lets(T1,M2),
T = T1 + 1.

/* predicate long(T,M) is true if M has lenght T */

long(T,M) :-
word(M),
num_lets(T,M).

/* predicate intersect(C1,C2,N1,N2) extracts */
/* the letters in position N1 from the list C1 */
/* and the one in position N2 from the list C2. */
/* It then ask whether the two extracted */
/* letters are the same. This is expressed */
/* through the ocurrence of the same variable */
/* R in both calls to extract. */

intersect(C1,C2,N1,N2) :-
extract(C1,N1,R),
extract(C2,N2,R).

/* predicate extract(C,N,R) is true if R is the */
/* Nth letter in the list C of letter... */

extract([C1|C2],1,C1).
extract([C1|C2],N,R) :-
M=N-1,
extract(C2,M,R).

/* predicate crisscross is the main call. It */
/* selects words of the appropiate lenght for */
/* a given grid. The lenght of the words here */
/* is, respectively, 5, 6, 7, and 5. It places */
/* constrains on the words through predicate */
/* intersect... */

crisscross(M1,M2,M3,M4) :-
long(5,M1), long(6,M2),
intersect(M1,M2,3,2),
long(7,M3),
intersect(M2,M3,5,2),
long(5,M4),
intersect(M3,M4,5,3).

goal
crisscross(M1,M2,M3,M4),
write(M1),nl,
write(M2),nl,
write(M3),nl,
write(M4),nl.

Thursday, July 23, 2009

Programa generador de diagramas de ajedrez

Cuando tuve en mis manos un primer libro de ajedrez quedé fascinado. Por una parte me sorprendía que alguien escribiera de este tema. Mi sorpresa fue en aumento cuando descubrí muchos más libros desde los más elementales a los más específicos de una variante de apertura. Con el tiempo la bibliografía ajedrecística que llegaba a mis manos empezó a llenar todo estante disponible, así como los gases llenan completamente el envase que los contiene. No tardaron en caerme revistas especializadas y obviamente éstas se encontraban llenas de información fresca. Una vez más los resquicios de los estantes se llenaron entonces de cuanta publicación aparecía sobre el juego ciencia.

Con el tiempo más de una vez quise escribir algún articulillo de ajedrez y así empecé a hacerlo en el boletín “El Caballo Negro”, que el Maestro Internacional (MI) Willy de Winter editaba en el desaparecido Club Pomona de la ciudad de México. Estamos hablando de ya algunos años, cuando no había computadoras, Internet o estos artilugios que en definitiva han cambiado para siempre la manera de ver, estudiar y gozar de este fantástico juego de mesa. Mis artículos para el club local estaban escritos con una poderosa máquina de escribir eléctrica y para distinguir los análisis de las jugadas (en las partidas que comentaba de vez en cuando), seguí la idea que se utilizaba en una revista de ajedrez por correspondencia: las jugadas de la partida en cuestión en mayúsculas. Los análisis en minúsculas (recuérdese que en ese entonces la notación descriptiva era de uso común). Pero entonces enfrenté un problema común a todos los que escribimos alguna vez de ajedrez: no podíamos poner diagramas de las posiciones más interesantes porque simplemente no existían las herramientas para precisamente hacer esto. Además, y por si fuera poco, el boletín del Pomona eran un par de cuartillas impreso en mimeógrafo.

Con el tiempo aparecieron algunas posibilidades. Por ejemplo, la federación norteamericana vendía una serie de sellos con los figurines acostumbrados en los diagramas y los vendía, con sus correspondientes hojas impresas con diagramas vacíos para así uno poder poner las posiciones que uno quería inmortalizar en un diagrama. Claro está que la calidad era muy pobre, pero era una alternativa. Más adelante salieron planillas de el equivalente al letraset (pequeñas calcomanías con las figuritas de las piezas), las cuales se colocaban simplemente desprendiéndolas de la hoja de acetato en las que venían. Eso daba mayor calidad pero sin duda era un trabajo un poco ingrato pero era la mejor solución.

Al aparecer las computadoras la tipografía computarizada, no sólo la de ajedrez, se convirtió en algo común y corriente. Actualmente cualquier equipo de cómputo puede hacer tanto o más que ciertas imprentas viejas. La calidad de salida, ahora con las verdaderamente económicas impresoras láser, convirtieron en casi a cualquier escritor en su propio editor. Los paquetes como PageMaker o incluso el mismo Word para Windows se convirtieron en algo cotidiano. Pasaron algunos años y con la llegada de Windows 3.x y la tecnología truetype, se crearon finalmente tipos de letra que eran precisamente los figurines usados en los diagramas de ajedrez. Ahora solamente había que hacer la sustitución de cada pieza en cada casilla por su equivalente en el tipo de letra que usáramos. Esto, sin embargo, siempre puede ser una labor tediosa.


Así, se me ocurrió escribir un programa que generara diagramas para poder entonces hacer publicaciones de buena calidad. En primera instancia los diagramas se salvaban como imágenes PCX (un formato que ha caído en desuso con la llegada de la tecnología JPEG), y el software funcionaba (y aún corre) en MsDOS. Programar para Windows siempre estaba vetado a todo aquel que no quisiese usar el API (Application Program Interface), que Microsoft daba a los programadores. Pero llega Borland con una herramienta formidable: Delphi, la cual hace de la programación en Windows un paseo por el campo. Se pueden generar aplicaciones poderosas, sólidas, en tiempos récord. Cuando tuve dicha herramienta visual decidí entonces transportar mi software a Windows.

Aunque la tarea no fue tan simple como pensaba (el manejo de gráficos cambia en la interfaz Windows), en unos días tuve una primera versión funcionando. El sistema ahora guardaba las imágenes como BMP. Con el tiempo y gracias a las necesidades del MI Guil Russek, se incorporó al software la generación de diagramas usando los tipos de letra truetype específicos para ajedrez, como los que pueden encontrarse en ChessBase, Chess Assistant, etc. y más adelante se le dio soporte a los del Sr. Marroquín, un estupendo diseñador de este tipo de letras que tenemos en nuestro país. Pero como todo programa terminado se vuelve obsoleto, hace unos días intenté hacer una revisión del software. Hallé que la parte de salvar a BMP no funcionaba correctamente y la cambié. Igualmente, debido a que mucha gente tiene páginas dentro de Internet, le agregué la posibilidad de crear diagramas para la WWW, usando las imágenes GIF que existen en ChessBase (de dominio público, se aclara).

Por supuesto que hay detalles que agregar y mejorar. Por ejemplo, yo trabajo en 1024x768 pixeles de resolución. Otras resoluciones de vídeo hacen que no se vea correctamente las ventanas o que éstas haya que cambiarles el tamaño. Esto no tiene compostura inmediata pero se trabaja en ello. Igualmente Russek sugirió salvar en formato JPEG (y ya en esta versión esto se ha implantado).

Quien quiera este programa simplemente escríbame y se lo mandaré, de manera gratuita, a vuelta de correo. Mi email es morsa@la-morsa.com

Wednesday, July 22, 2009

Breve reflexión sobre la televisión

Hoy día estaba pensando en cómo ha cambiado la televisión. Desde su invención a la fecha, han pasado probablemente más de 80 años y hemos visto como el desarrollo de la tecnología nos ha permitido ir de un "milagro" a otro. Desde el tubo de rayos catódicos a las televisiones a color, hoy vemos que finalmente la alta definición se está apoderando del mercado cotidiano y ya no es un asunto raro o escaso ver en las casas televisores planos "listos para HD", en los mejores lugares de la casa.

Pero aquí mi punto no es hablar de la televisión como esa caja "boba" como muchos le han dado en llamar al aparato que permite mandar sonidos e imágenes en movimiento por el aire (y en ocasiones por cable), sino cómo es que la televisión ha sido quizás el mayor fracaso de la tecnología en el ámbito educativo. Me explico.

Cuando la televisión nació formalmente a más de uno se le ocurrió que la educación ahora podría liberarse de las cadenas de las fronteras, del tener que desplazarse de un sitio a otro para poder estudiar. Con la televisión la información podría estar disponible de inmediato en cualquier parte del globo terráqueo y por ende tendríamos acceso a cualquier dato, podríamos dar clases a distancia y podríamos incluso tener a los mejores profesores.

La realidad es que todas estos pronósticos fallaron. ¿Por qué? Muy fácil: porque la televisión adolece de interacción con quien la ve. Dicho de otra manera, uno es un ser pasivo frente a las imágenes que la televisión nos presenta. Podemos observar muchas cosas, aprender incluso, pero no hay retroalimentación, el televidente es un sujeto pasivo e inerme. De hecho, tan lo es y tan lo saben los que generan contenidos televisivos, que muchas veces apelan al auditorio para que se comunique con ellos a través de cartas (ahora correo electrónico y página web).

Por eso, cuando Internet nació se vio como el posible sustituto de la televisión en el sentido educativo. Si el problema era la interacción directa con el usuario, Internet resuelve ese problema de tajo y ahora no hay pretexto: la información y el conocimiento, la cultura, todo eso, se puede dar de manera que cumpla con la promesa fallida de la televisión.

Sin embargo, veo un problema. Por una parte sí, Internet es un medio interesante para poder promover el conocimiento a todos los niveles, pero con la llegada de la red de redes también tenemos que lidiar con todos los vicios que se generan. Citaré algunos de ellos: las populares salas de chateo, en donde la gente puede platicar con otros conocidos o desconocidos sobre el tema que sea; las redes sociales, que cada día me parecen más tontas en algunos aspectos. Sí, son útiles muchas veces para encontrar viejos amigos a los que les hemos perdido la pista, o para mantener contacto con nuestros amigos y familiares, pero por otro lado, están llenas de opciones por demás idiotas. Como ejemplo nada más: hoy recibo la invitación de Facebook al grupo: "No a la visa a Canadá". Cuando leí esa petición pensé... "supongo que al unirme y formar una masa crítica entonces saldremos a la embajada de Canadá a protestar", o "haremos un plantón frente a la sede diplomática canadiense para exigir la derogación del trámite". Pero no, una vez unido en ese grupo nada pasa y ya nos olvidaremos del mismo, cuando la incomodidad pase.

Incluso el correo electrónico es un arma de doble filo. Aunque su utilidad no la niega nadie, el spam, los correos con geniales powerpoints o videos que jamás solicité, o peticiones de ayuda de unos nigerianos millonarios que me requieren para millones de dólares y en donde recibiré una buena tajada casi por darles mis datos personales, o el desafortunado spam, que llena consistentemente todos los buzones a su alcance, etc.

Pero regresando al tema, por eso habrá que analizar si Internet cumple con lo que la televisión no pudo. Hace unos años pensaba que era la herramienta adecuada. Hoy ya no sé, tengo mis dudas debido a toda esta serie de servicios que no son más que mero entetenimiento para los ratos de verdadero ocio.

Monday, July 20, 2009

El negocio es primero

Murió Michael Jackson hace ¿qué? ¿un mes quizás? y se sigue hablando de él, aunque claro con menos frecuencia la cual, deberá terminar por llegar a cero en algún momento. Con la muerte del rey del pop toda su discografía se encuentra en las principales tiendas de música, en el metro, por si no se pueden adquirir de maneral legal, etc. De hecho, me parece curioso el haber visto a la gente aglutinada frente a una pantalla plana grande, en una tienda de departamentos, en donde presentaban alguno de los vídeos famosos de Jackson. ¿esa gente no los habrá visto nunca? ¿o es que les sigue llamando la atención ante el hecho de que Jackson ya no está entre nosotros? ¿habrá algún elemeno de morbo? No lo sé. Todo esto me parece verdaderamente peculiar, por ponerlo de alguna manera.

La cuestión es que acabo de leer en el portal de prodigy la siguiente nota:

Realizarán homenaje oficial a Michael Jackson en Guadalajara

Avalado por el sello discográfico Sony Music, esta ciudad se unirá a la conmemoración mundial para rendir homenaje al inigualable "Rey del Pop", el próximo viernes.

En exclusiva se programará el material inédito y una de las canciones del nuevo disco "Tributo a Michael Jackson", que saldrá a la venta en las próximas semanas.
Luis Alvarado , uno de los Dj"s más representativos de la escena electrónica será el encargado de remezclar los grandes éxitos, para revivir la fructífera trayectoria de Jackson. Los "fans" podrán ser parte de esta gran remembranza vistiendo como el hombre que seguirá siendo recordado como "Black and White".

El cantante logró posicionar 13 temas en el primero lugar del "Top Ten" de la música anglosajona, en su carrera tiene el récord como el artista que más discos vendió con su álbum "Thriller", con más de 50 millones de álbumes.
Su peculiar voz y estilo único de bailar hicieron que venidera una cifra cercana a 750 millones de discos en el orbe y ganará 13 premios Grammy.

Jackson , de 50 años, tenía previsto realizar una serie de conciertos en Londres, entre el 13 de julio y marzo de 2010.
Éxitos como "Billy Jean" fueron recordados por miles de seguidores el pasado 13 de julio en un homenaje oficiado en la Arena 02 de Londres. Después de su muerte se han vendido más de nueve millones de copias de los álbumes de Michael Jackson alrededor del mundo, reportó el diario "Los Angeles Times".

Fin de la nota (firmada por la Agencia Notimex). Es claro que el fenómeno social generado después de su muerte arrastra a muchísimas ciudades. Los medios se hicieron eco porque la noticia vende. Ahora resulta que Jackson, que quizás en su vida fue a Guadalajara, recibirá un... ¿homenaje?

Evidentemente todo es un negocio. La gente irá a divertirse, a "recordar" al rey del pop, a corear sus canciones, y a pagar boletos, botanas, cervezas, etc., para pasar una tarde de recuerdo con el ídolo ido. Me es claro que hasta que la gente se harte del tema, los medios seguirán literlamente atosigándonos con Michael Jackson porque finalmente el negocio es primero ¿verdad?

Segunda carrera "Aquí nadie se rinde"

Ayer domingo corrí la segunda carrera "Aquí nadie se rinde", en apoyo a los niños que sufren sarcoma. El año pasado también corrí esta carrera, la cual se celebró de nuevo en las instalaciones de la UNAM, en Ciudad Universitaria.

Pilar me acompañó y agradezco su soporte, porque hasta porras echaba al momento de cruzar la meta.

El recorrido tiene muchas subidas y bajadas. Los atletas, desde luego, agradecen las bajadas aunque es claro que si se bajó habrá que subir y eso pasó en los últimos 4 kilómetros, que se me hicieron muy pesados, particularmente del 8 al 9.

Con respecto a la organización, debo decir que fue estupenda. El día anterior entregaron camisetas, chips y una bolsa con regalos varios: botella de Enerplex, barra de fruta, lata de Coca-Cola Zero, ungüento y pastillas contra los dolores musculares, un kit completo para el acné (¿?) llamado Asepsia, la revista Fernanda, convocatorias para otras carreras, etc. Con respecto a la camiseta que entregaron el año pasado, la de esta competencia fue dry fit, es decir, de esas que se secan más rápidamente. El año anterior fue una simple camiseta de algodón.

Con respecto de la carrera del año pasado, hice dos minutos más. La razón es que he estado lastimado de una rodilla y aunque la dolencia es leve, estuve algo molesto por ello en la carrera. Considerando además que no he podido entrenar con la disciplina de hace un año, mi desempeño fue más o menos el esperado.

Tiempo contabilizado
  • 1:04:32 para toda la carrera de 10 kms. (tiempo del chip)
  • 31:12 para los primeros 5 kms (promedio 6:14 por km)
  • 33:20 para los últimos 5 kms (promedio 6:40 por km)
  • 1:04:58 fue mi tiempo oficial.
Se supone que hay fotos pero aún no han sido puestas en el sitio. Así que no sé cuándo puedan verse. En el caso de que así ocurra, veré si puedo subir algunas.









Tuesday, July 14, 2009

Corrector fonético

Todos los que usamos la computadora para escribir textos, utilizamos comúnmente algún tipo de procesador de palabras. Este mercado, sin duda fundamental en el cómputo personal, se ha desarrollado de manera impresionante, a tal grado que algunas empresas venden sistemas completos que contienen todo lo que el usuario puede necesitar: hoja de cálculo, programa para presentación de conferencias, procesador de textos, bases de datos, etc. A esto se le ha denominado una “suite” de aplicaciones y las prestaciones de cada una de ellas ha logrado su propio nicho de clientes. Sin embargo, es claro que la campaña mediática de algunas compañías de software, o bien, el hecho de traer “preinstalado” en las computadoras en venta esas suites, hace que muchos usuarios se conviertan en una especie de clientes cautivos.

Ése es quizás el caso de la Suite Office, de Microsoft, que sin duda es líder del mercado en este nicho particular de aplicaciones y además de las razones ya expuestas, es evidente que la calidad de sus productos lo hacen ciertamente uno de los favoritos. Es decir, hay que reconocer que amén de la publicidad que la empresa de las ventanas pueda hacer, es claro que sus productos realizan con bastante versatilidad las tareas encomendadas.

Como sea, lo importante de un procesador de palabras no es nada más que permita la escritura de documentos, sino que además, corrija los errores que los usuarios cometemos al escribir algún texto. MsWord, por poner el programa más popular en el mercado, tiene sus propias dificultades. Por ejemplo, hace unos años se descubrió una cantidad de pifias bastante graves en el tesaurus de MsWord. Definiciones como la de “flojo”, si mal no recuerdo, que aludían a los de ciertos pueblos latinoamericanos, solamente podían explicarse por la xenofobia del creador de dicho archivo de definiciones. Microsoft contestó a las críticas indicando que un nuevo equipo de lingüistas y gente profesional de la palabra, haría una revisión exhaustiva de estos problemas para que no volvieran a ocurrir. Hasta donde sé, las correcciones se habrán hecho, pues nadie más ha encontrado este tipo de errores después de que fueron señalados.


La pantalla principal del verificador fonético

Sin embargo, a veces los correctores integrados al procesador de palabras no funcionan correctamente. Ilustremos el caso: uno escribe la palabra “etsa”, por decir algo, y el sistema no lo cambia por “esta”, ni se da cuenta del error de dedo. ¿Cómo lidiar con este tipo de errores? ¿qué tipo de software podría atrapar estos problemillas, simples “errores de dedo”? Pues bien, hace unos años, para ser precisos, en 1988, Enricco Wizard, un buen colega y mejor amigo, que murió hace un par de años, discutía conmigo acerca de esta dificultad. Después de un par de horas de someter al ring de las ideas los diferentes aspectos del problema, Enricco dio con una solución simpática: se le ocurrió hallar todas las parejas de letras posibles en las palabras en español y entonces comparar contra esa lista de dos letras contra cada palabra y así ver si había errores de dedo. Así, se escribió una primera versión de lo que Wizard llamó el “turbo verificador” (pues estaba escrito en Turbo Pascal 5.5). El programa trabajaba realmente bien y era muy, pero muy rápido. Hoy, casi 20 años después, decidí pasar este esfuerzo a Windows. Tomé el código fuente que Enricco escribió, lo modifiqué de acuerdo a la herramienta que uso actualmente (Delphi) y de nuevo, note que el sistema corre rápido y que además, hace la tarea fenomenalmente bien.

Desde luego que el mérito principal de este esfuerzo de software es de Enricco Wizard, que ya no está entre nosotros, pero que ha dejado en el tintero algunas ideas que han sobrepasado, sin duda, la prueba del tiempo.

El software está disponible para quien deseé probarlo. Escríbanme a morsa@la-morsa.com y a vuelta de correo tendrá el software y cómo se instala.

Monday, July 13, 2009

Cuando no hay noticias que poner

Yo soy de la opinión de que los medios en ocasiones rayan en la estupidez. Sacan notas que no tienen ni pies ni cabeza, o bien, son escritos tan intrascendentes que hacen del periodismo un asunto menor y baladí. Este es el caso del Reforma. Yo no entiendo para qué llega un periódico con cientos de páginas, literalmente, si en muchas ocasiones solamente buscan llenarlo con paja, porque en esencia lo valioso brilla por su ausencia.

Hoy aparece una pequeña nota en el Reforma, sobre la supermodelo Elle Macpherson, la cual transcribo a continuación:

Le pega la edad a Elle Macpherson

La modelo de 46 años empieza a sufrir flacidez en la piel. Un diario británico publicó una foto en la que se ve la pierna derecha de la modelo con la piel flácida.

REFORMA / Redacción
Ciudad de México (13 julio 2009).- La top model australiana Elle Macpherson, de 46 años, parece estar empezando a sufrir los estragos de la edad, de acuerdo con el diario Daily Mail, que publicó una foto en la que se ve la rodilla y el muslo de la pierna derecha de la modelo con la piel flácida.

Esta condición, a menudo llamada "creping" (con apariencia arrugada) por los cirujanos cosméticos, es el resultado del envejecimiento de la piel, lo que la hace lucir menos firme y tersa.
El efecto es más notorio en las personas que tienen poca grasa en su cuerpo y que han pasado mucho tiempo en climas soleados, como es el caso de Macpherson, quien tiene dos hijos y es considerada una de las supermodelos más famosas de su generación.

La top model fue fotografiada esta semana cuando asistió a una fiesta para lanzar un nuevo auto Jaguar en la Galería Saatchi, en Londres, a la que acudió ataviada con un vestido corto dorado.


Fin de la nota. En la misma, en la edición impresa del periódico, aparece la foto que ilustra este artículo. De verdad ¿no hay una mejor nota que poner? ¿Es realmente cierto, por una sola fotografía, desprender el argumento de que "le pega la edad"? Y si fuese así ¿esto califica como una nota de interés en el mundo del espectáculo? Ahí se los dejo a la reflexión.

Un plagio descarado

Eric Schiller es ajedrecista, autor de una veintena de libros sobre el juego ciencia, y uno de los escritores de ajedrez más repudiados por la propia comunidad ajedrecística. La razón es su falta de precisión en las partidas que anota, en el hecho de que -parece ser- escribe libros a tal velocidad que no hay tiempo ara un trabajo cuidadoso, relativamente bien hecho.

Debo confesar que por un tiempo Schiller me parecía un escritor razonable. De hecho recuerdo haber cruzado un par de palabras con él en algún torneo en los Estados Unidos y me pareció una persona normal, con una pasión por el ajedrez. Sin embargo, con el tiempo descubrí los grandes problemas con sus obras. Fuera de que en muchas ocasiones sus análisis son prácticamente duplicados de otras fuentes, incluso palabra por palabra, comete errores elementales y en muchas ocasiones da datos no corroborables sobre los jugadores, e incluso muchos datos son simplemente falsos.

Edward Winter, un misterioso personaje del cual no se le conoce fotografía alguna, da cuenta en algo que se llama Chess Notes, de anécdotas, datos interesantes, curiosos, etc. Es un verdadero historiador del ajedrez e incluso, a decir del GM Evans, con quien tuvo más de una agria discusión en el pasado, "peca de pedante" [en algunas de las observaciones que hace]. Se sospecha que Edward Winter no existe, sino que es un grupo de ajedrecistas que hace este monstruoso trabajo de precisión histórica.

Pues bien, hace unos años me compré "The Big Books of Combinations", editado por Eric Schiller, Hypermodern Press, San Francisco 1994, y al principio me pareció que Schiller había hecho un trabajo monumental al recolectar miles de posiciones de combinaciones, no sólo de grandes maestros famosos, sino también de jugadores en ocasiones desconocidos, incluso.

Es obvio que en muchas ocasiones los recolectores de posiciones interesantes buscan en muchísimas fuentes como pueden ser revistas especializadas, artículos periodísticos, otros libros de combinaciones, etc. Y aunque eso es común, Schiller aparentemente se pasó de vivo con la manera en la que hizo su gran libro de combinaciones.

La obra clasifica las posiciones en orden cronológico. Winter indica que abrió al azar el libro en las páginas 150-151 en donde Schiller ofrece 12 posiciones de partidas jugadas entre 1978-1979. Winter se pregunta: ¿cuántas de estas posiciones aparecen en la Enciclopedia de las combinaciones? (de la misma editorial que el Informador de Ajedrez). Respuesta: TODAS. De hecho Schiller pone en muchas ocasiones el lugar de la competencia como sólo "Soviet Union", ¿por qué? Porque la propia enciclopedia las consigna así. Dicho de otra manera, copió y pegó indiscriminadamente las posiciones de dicho libro.

¿Sería coincidencia? Winter indica que se dedicó a analizar con atención la obra de Schiller. Dice que yendo a la página 17, en donde empiezan las posiciones del siglo XX, y hasta llegar al final de la Segunda Guerra Mundial (página 38), Schiller da cuenta de 132 posiciones, de donde solamente unas seis no fueron localizadas en la Enciclopedia de las combinaciones. Desde luego Schiller no da un solo crédito a la fuente de su copia masiva de posiciones. Igualmente Winter hizo un simpático experimento. Le pidió a un colega, que no tiene ninguno de esos dos libros, que eligiera un año de alguna de las décadas del siglo XX. Eligió 1958 y hubo que informarle que Schiller da en su libro 13 posiciones y que las 13 aparecen también en la Enciclopedia.

Por supuesto, con la suspicacia con la que Winter se toma las cosas, encuentra errores elementales incluso en la descarada copia de Schiller. Dice que el encuentro entre Capablanca y Fonaroff se jugó en 1904, cuando realmente se jugó en 1918. Igualmente indica que el triunfo del cubano contra Mieses, con fecha 1931 está equivocado, pues dicho encuentro ocurrió en 1913. Schiller, dice Winter, copia ciegamente los mismos errores ya apuntados en la Enciclopedia. Para decirlo en otras palabras, Eric Schller simplemente hizo Cut&Paste sin más consideraciones, de la Enciclopedia a su gran libro de las combinaciones.

Edward Winter, señala más errores: dice que en la página 17 del libro de Schiller, se puede ver la posición ‘Schlechter – Metger, Vienna, 1899’, la cual es ciertamente la que aparece en la página 202 del la Enciclopedia, pero que aquí el jugador de las negras era Meitner. Dos páginas antes, Schiller ofrece una posición similar y menciona a Meitner, aunque la fecha es 1889. El lugar donde se jugaría esa partida sería 'Bec', ¿por qué? Porque aparentemente Schiller ignora que Beč significa Viena en Serbocroata.

Winter termina indicando que la Enciclopedia de las combinaciones y el gran libro de combinaciones es una copia (este último) del primero, perpetrado por Schiller de manera tan extensiva que no puede pensarse más que en un auténtico plagio.

Así entonces, creo que la moraleja es simple: desconfíen seriamente de todo lo que Schiller escribe. Revisen, por ejemplo, las críticas de Amazon.com sobre las obras de este escritor/ajedrecista. No hay nada más molesto que sentirse defraudado por un libro.

Thursday, July 09, 2009

Sistema operativo de Google

Finalmente, después de negarlo por mucho tiempo, Google ha aceptado que está trabajando en un sistema operativo para la PC. está basado en el kérnel de Linux pero tendrá un "sabor" a Android, el sistema operativo para dispositivos portátiles, también de Google.

A mí me parece que esta idea habrá que seguirla con atención. Google Chrome OS (como se llama oficialmente), es quizás el esfuerzo más serio de un líder en Internet para competir contra Windows, que es el sistema operativo que al menos por 20 años ha estado en boca de todos.

Cabe señalar que Google Chromo OS será de código abierto. Lo que probablemente veremos es entonces distribuciones ("distros", como le suelen llamar los linuxeros), de este sistema operativo. Así como hay Linux Suse, Ubuntu, RedHat, seguramente tendremos distribuciones diferentes de Chrome OS.

Pienso que de todas maneras Microsoft no tiene que preocuparse demasiado a corto plazo. El riesgo de esta novísima competencia por parte de Google es que ellos comiencen a promover su sistema operativo a través de su página de búsqueda, promoción que ninguna otra empresa puede tener.

Por ello, a diferencia de Linux, que no termina por ganar un buen espacio en la batalla de los sistemas operativos para PC, con Google Chrome OS podría pasar algo diferente. Aunque sea todo esto basado en el kérnel de Linux, la potencia de Google como empresa, puede dar buenos dividendos y colocar a Chrome OS en algo que a la larga podría quitarle una tajada del pastel a Microsoft.

Tiempo al tiempo, sin duda. En el mientras podré ver la versión beta 2 de Chrome OS en un emulador (así no hay problemas para probarlo sin necesidad de modific ar nada de la computadora en la que trabajo).

Tuesday, July 07, 2009

Sobre Michael Jackson


Me había prometido a mí mismo no mencionar nada del ahora fallecido "rey del pop". Sin embargo, acabo de ver una foto que me obliga a la reflexión (ver ilustración en este artículo).

Hoy fue el funeral (no sé por qué los periodistas dicen y escriben "los funerales", si nada más es uno ¿o no? pero en fin), de Michael Jackson. No lo vi ni lo seguí. En mi opinión el efecto mediático del personaje sobrepasó todas las expectativas. Hace unos días vi que la cadena Sanborns ya tenía toda su discografía (el negocio es el negocio), y no dudo que más de uno haya salido a hacerse de esos cedés. Antes de saber del fallecimiento de Jackson nadie le hacía el mayor caso y al contrario, algunas publicaciones sensacionalistas siempre sacaron ventaja de sus excesos y de sus problemas con la ley. Se suponía que ahora, después de un largo retiro -aparentemente- Jackson pretendía regresar a los escenarios con un gran "tour", que se malogró por su inesperado deceso.

Vi también que en México algunos seguidores incondicionales del cantante, otrora negro, se expresaron públicamente en el Angel de la Independencia y en el Zócalo. Iban vestidos como el rey del pop y -no lo sé pero lo imagino- cantaron sus canciones y bailaron como Jackson en sus mejores momentos, incluyendo el "moonwalk" que tanto popularizó al cantante. La realidad es que no entiendo estas expresiones de estos mexicanos, porque me parecen fuera de cierto contexto e idiosincracia. Quizás salieron a expresarse en un espectáculo al cual los demás en estos momentos aceptarían sin inconvenientes, tal vez es simplemente un afán de salir en los periódicos. La realidad es que no lo sé, pero me parecen extrañas estas expresiones de... ¿tristeza? por el cantante ahora fallecido.

Cuando muere un personaje de la vida pública, digamos un escritor, no veo que los fanáticos de dicho escritor salgan con sus libros y manifiesten su dolor leyendo enfrente del Angel de la Independencia, por ejemplo. Vaya, cuando murió Bobby Fischer no vi a nadie saliendo a expresarse al Zócalo por ello. Siendo fan de Fischer, pues es triste que haya muerto y que además, haya tenido esta vida tan atormentada, pero no creo que ningún ajedrecista decida irse al Angel a ver si ve a otros y comparten su dolor por la muerte del excampeón mundial.


Creo que desde la noticia de la muerte de Michael Jackson están por pasar ya dos semanas y apenas hoy se terminó el último show del rey del pop, desde luego, sin su anuencia. Los excesos de todas maneras se cumplieron. Jackson había sido depositado en un féretro de bronce sólido con un baño de oro de 14 kilates pulido y el interior es de terciopelo azul. Quizás el personaje que fue Jackson necesita de todas estas cosas y hasta en el último adiós todo esto tenía que ser así.

Saturday, July 04, 2009

¿Qué es eso?

Acabo de ver este documental corto en YouTube: Para la reflexión. Se puede ver aquí.

Friday, July 03, 2009

¿Los hombres no lloran?

Cuando uno empieza por el camino del ajedrez, los progresos iniciales siempre son enormes, puesto que se aprende rápido y además, se juega casi siempre con jugadores que saben menos aún que quienes han decidido estudiar un poco de ajedrez. Con el tiempo, estos pequeños y jóvenes, comienzan a jugar en torneos y a sentir el rigor de los más experimentados (o más fuertes que ellos). No falta quien sufre tanto con la derrota que llora al terminar la partida. Asunto común en muchos pequeñines, pero que nunca es agradable, tanto para el que pierde como para el que está como verdugo del niño.

Uno pensaría que esta acción de llorar de dolor por perder un encuentro de ajedrez sólo ocurre cuando el jugador es poco experimentado o simplemente un niño. Sin embargo, en 1994, en una entrevista a Kaspárov y Kárpov, en plena olimpiada de ajedrez, llevada a cabo en Moscú, se les preguntó si alguna vez habían llorado al perder una partida cuando eran niños. Para sorpresa de todos, Kaspárov contestó: “no solamente en mi niñez”. El ajedrez es, por supuesto, un juego muy emocional. Se invierten muchas horas en algunas partidas tratando de ir sacando ventaja poco a poco para que de pronto, por una imprecisión propia, el rival no sólo iguale, sino que además, gane la partida. Así que el sentimiento de frustración puede llegar incluso a las lágrimas.

Boris Spassky, cuando ya contaba con 21 años, en una partida que jugó con Tahl, en el décimo quinto campeonato de la URSS, en 1958, dejó totalmente perdido al mago de Riga, pero no concluyó con precisión y Tahl se sobrepuso y ganó el encuentro. Al terminar la partida se le vio a Spassky llorar. Lo que le dolía más era –dijo más tarde el ruso con los ojos llorosos– saberse en posición ganadora y haberla echado a perder.

No es de sorprenderse entonces la respuesta de Kárpov, en donde aclaró que la última vez que lloró por culpa del ajedrez fue cuando el excampeón del mundo perdió una partida en posición superior, en 1961. Y Kaspárov dijo que le pasó lo mismo en una partida contra Vassily Smyslov, en 1975, cuando llevaba un peón de más, en el match entre jóvenes pioneros y grandes maestros veteranos, llevado a cabo en Leningrado. “Rompí en llanto”, declaró Kaspárov, “pero no lo he vuelto a hacer desde entonces”.

Las emociones pueden ser un espantoso enemigo para el jugador de torneo. El GM Lev Polugaevsky llevaba un ritual muy específico para lidiar con este problema: Se sentaba en un mullido sillón a escuchar música, cerraba los ojos y se decía: “Hoy llevo blancas. No hay que decepcionarse si no obtengo ventaja en la apertura”. Pero al contrario de Polugaevsky, las emociones son un factor fundamental para la fuerza del GM Víctor Korchnoi. Para jugar, el GM –ahora suizo– imagina que su siguiente rival le ha robado 100 dólares. Y eso lo enfurece (como a cualquiera que le roben dinero).

Para muchos de nosotros saber de esto puede verdaderamente sorprendernos, pero curiosamente no debería ser así. Siendo el ajedrez un juego de enormes pasiones, es evidente que los jugadores más emocionales serán los primeros en reflejar sus derrotas de las maneras más extrañas. Unos se enojan consigo mismos y hacen partícipe a todos de la furia que los acompaña. Otros quedan silenciosos y sin nada que decir. Unos más reflejan su tristeza a través de señales del cuerpo, como por ejemplo, se les hincha la cara o se les pone las orejas rojas. Pero claramente demuestra el fluir de emociones extremas dentro del juego. No es ni siquiera jocoso decir algo que todos sabemos, pero que nos cuesta reconocer: “el ajedrez es un deporte extremo”.

¿Cráneo en Marte?


Recientemente encontré unas fotos de la misión del carrito Spirit en Marte. Siempre es interesante revisar el sitio de la NASA, pues tiene un enorme caudal de conocimiento sobre la Tierra, el espacio, Marte, la Luna, Júpiter, etc.


Pues bien, me tropecé con una foto del Spirit, el cual muestra una imagen panorámica de la cámara derecha del Spirit. Dicha imagen se tomó a eso de las 14:41:25, hora solar de Marte, usando un filtro de 436 nn. El crédito de la foto es de NASA/JPL/Cornell. (La foto original puede verse en el sitio de la NASA). En ella, en la parte inferior izquierda se ve una imagen que asemeja al cráneo de un ser humano, ¿o un gorila quizás? Aunque la foto no ha sido muy publicitada, los desesperados intentos por encontrar alguna prueba de vida en otros planetas quizás nos hacen ver cosas que no son más que juegos de luces y sombras. No sería la primera vez. Ya el rostro de Cidonia -que a todo esto Maussán prácticqamente juraba que era un monumento extraterrestre- resultó ser una formación volcánica que en la foto, el juego de luces y sombras nos jugó una mala pasada.

Pero usted ¿qué piensa? ¿será un cráneo de un ser que vivió en Marte? ¿será una ilusión? ¿es que "queremos creer"?

Thursday, July 02, 2009

El rating de los jugadores de ajedrez

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), clasifica a sus jugadores de acuerdo a su fuerza ajedrecística. Dicha fuerza se representa por un número que va desde los 1000 puntos (muy débil) hasta no más de 3000 (extraordinariamente fuerte, de hecho, nadie ha llegado a esta cifra nunca). Los jugadores de ajedrez toman muy en cuenta este número, su rating, porque para los profesionales, ser uno de los jugadores más fuertes del planeta implica ser invitado a participar en torneos magistrales, en donde hay jugosos premios y muchas veces, dinero a los jugadores por el simple hecho de participar. Así, todos se preocupan por mantenerse e incluso, si es posible, subir su rating cada vez más. La FIDE publica cada tres meses la lista de rating oficial, la cual rige para los torneos en todo el mundo.

Pero ¿cómo se calcula el rating? ¿a quién se le ocurrió una fórmula que pueda representar en un número la habilidad ajedrecística de un jugador? Arpad Elo, un matemático húngaro, nacido en 1903 y emigrado a los EEUU a la edad de 10 años. Fue profesor de física y astronomía de 1935 a 1965 en la Universidad Marquette. De 1935 a 1937 fungió Elo como administrador de la federación americana de ajedrez, la cual se convertiría más tarde en la USCF (United States Chess Federation). Elo fue nueve veces campeón o co-campeón de Wisconsin. En 1959 Elo decidió trabajar sobre un sistema de clasificación de los jugadores, el cual la USCF adoptó en 1960 y hasta 1970 por la FIDE. Elo pasó al salón de la fama del ajedrez norteamericano en 1988 y murió en 1992.

El sistema de rating puede parecer misterioso, pero se basa en una teoría puramente estadística. Obviamente, dos jugadores que tienen el mismo rating tienen la misma oportunidad de ganar una partida de ajedrez (50%). Menos obvio es, sin embargo, que la misma diferencia de rating entre dos jugadores implica la misma chance de triunfo, es decir, un jugador de 2400 puntos Elo que juega contra un jugador de 2200 puntos tiene la misma chance de ganar que un jugador de 1400 puntos que enfrenta a uno de 1200 puntos. La diferencia es en ambos casos de 200 puntos.
Elo así describió una tabla que muestra la probabilidad de un jugador de ganar una partida, de acuerdo a esta diferencia de rating entre los jugadores. Esto puede extenderse, desde luego, al rating promedio de un torneo. De la tabla de diferencia de ratings.


Tabla de expectativa de triunfo contra diferencia de ratings


Podemos ver que un jugador que le saque 253 puntos a su contrario equivale a que tiene un 82% de posibilidades de triunfo. Así, si el jugador de menor nivel gana, le quitará a su rival una cantidad de puntos, basada en una constante K, 25 si es su primer cálculo de rating hasta completar 30 partidas; 15 mientras el jugador no llegue a 2400 puntos Elo; 10 para jugadores con más de 2400 puntos Elo. Este valor entonces ya no se modifica más.

La tabla de Elo es curiosa:




Puede verse que no es una función estrictamente lineal, aunque en gran parte de la misma se mantiene como si así lo fuera. Da la impresión que Elo quiso darle peso a las grandes diferencias de rating de manera que no sea tan brusco el cambio de puntuación en esta situación. No me meteré mucho en este punto porque creo que el matemático Jeff Sonas sabe mucho más de esto y está mejor calificado para discutir estos aspectos de la fórmula de Elo (ver artículos pasados en www.chessbase.com). Así, de acuerdo a la fórmula Elo, si gana el jugador más débil en este hipotético caso, ganará 12.5 puntos. En cambio, si gana el favorito, le quitará al perdedor solamente 2.8 puntos.

Una vez entendida la tabla y los fundamentos de la fórmula del rating, me senté un par de días y como mero ejercicio académico, me hice mi propia calculadora de rating para la PC, disponible en forma gratuita mandándome un correo a morsa (at) la-morsa.com (código fuente disponible pidiéndomelo expresamente a mi correo).

Wednesday, July 01, 2009

¿Originales o copias?

La vida actual se define en términos de documentos. Qué eres, cuáles son tus cartas credenciales, qué requisitos tienes cumplidos, etc., son los que resuelven muchas veces a favor (o en contra), algunas situaciones. Por ejemplo, ahora que regresé a dar clases a la Facultad de Ciencias de la UNAM, encontré que me pedían una serie de documentos que demostraran que tenía los requisitos mínimos para poder ser parte del personal docente. Así, me pidieron, entre tantos documentos, CURP (Clave Única del Registro de Población - algo así como una credencial de identidad que nunca terminó de "cuajar" en este país), RFC (Registro Federal de Causantes), Copia certificada del acta de nacimiento original (la cual no se me regresará), copia fotostática del título profesional, fotografías de no más de seis meses, sacadas en algún negocio que se dedica a eso. Por alguna razón no se aceptan fotografías que se sacan en máquinas para ese propósito.

Al empezar a juntar mis documentos hallé que no tenía más copias certificadas de mi acta de nacimiento. De hecho, tenía una sola copia, en bastante mal estado, por lo que decidí lanzarme al registro civil y sacar un par de copias certificadas más, a razón de 33 pesos por cada una. A todo esto, ahora resulta que el Gobierno de esta ciudad de México ha decidido que dichos documentos tienen caducidad (valen por seis meses). Es decir, si en seis meses no uso para nada esa acta de nacimiento, tengo que sacar otra. La verdad es que el único argumento que encuentro para esto es que así el gobierno se hará de más ingresos, ¿pero cuántos más? Me parece que lo que pueda recaudarse no debe de ser significativo pero en fin, así lo han decidido por razones que simplemente no entiendo.

Así entonces coleccioné todos mis documentos... Y entonces me pregunté: ¿por qué se pide copia certificada de un acta de nacimiento y no una copia fotostática? ¿es que acaso creen que voy a hacer trampa y presentar un documento apócrifo o alterado? ¿Y por qué sí me aceptan una copia fotostática del título de la Universidad? Seguramente porque no hay manera de hacer otra copia certificada de ese documento el cual es único, es decir, sólo tengo el original (el cual está apropiadamente enmarcado).

El punto es que el departamento administrativo que lidia con el papeleo para ingresar como profesor en la facultad de ciencias decidió, sin más argumentación, sobre qué papeles pueden ser copias fotostáticas y cuáles requieren ser originales.

Desde mi percepción no hay una argumentación que me convenza sobre por qué unos deben ser originales y otros copias. Evidentemente no se trata de confirmar que los datos presentados sean todos verídicos. Más bien pienso que es una manera de hacerse los importantes. Es decir, la administración se hace presente cuando nos causa una serie de inconvenientes en la que debemos invertir tiempo para resolver de la mejor manera las peticiones que nos hacen. Yo entendía la UNAM como la Máxima Casa de Estudios en donde el interés académico debería estar, al menos en teoría, por encima de los que la administración universitaria necesite. Es más, en mi opinión al menos, la administración en las universidades debería ser "invisible", esto, es, estar ahí, sí, pero facilitando las cosas a los académicos, no haciéndoles la vida difícil o en ocasiones, imposible.