Thursday, August 19, 2010

La canción del bicentenario

Hoy se dio a conocer la canción del bicentenario, con música de Aleks Syntek y letra de Jaime López. Obra a pedido, para los festejos que el Gobierno de este país ha decidido hacer para conmemorar el bicentenario de la independencia y el centenario de la Revolución, sin duda que cuenta con todos los elementos de lo que supuestamente nos identifica como mexicanos: el tipo de música, una especie de huapango, una letra por demás diseñada con frases comunes a la historia mexica como la de "Nacimos en el lugar/Del Cielito lindo", que no deja de ser de lo más cursi, pero que sin duda, cuando se le ocurrió al autor de la letra, pensó que habría dado en el clavo y que haría felices a los que le encargaron semejante bodrio.

A diferencia de otras letras y músicas, compuestas para otros eventos, la mencionada canción del bicentenario se inserta en un escenario por demás crítico, en donde los medios electrónicos y en particular, sitios como Twitter, son por demás populares para las cadenas televisivas y entonces si hay críticas, los medios las vertirán directamente a sus publicaciones porque las cosas no son como antes. Ahora no se puede tapar el sol con un dedo.

Los cercos informativos al respecto de un tema empiezan a dejar de serlo en algunos casos, como por ejemplo, cuando secuestraron y asesinaron al jovencito Martí, en donde no se decía el nombre de la víctima, pero que ya se decía vox populi de quién se trataba. O en el caso de Diego Fernández de Ceballos, que a pesar del silencio de la familia y de los medios, supuestamente para que el político pueda regresar sano y salvo a su casa y no interferir con las negociaciones con los secuestradores, se filtran gracias a Internet, y entonces se ven fotos del secuestrado en algunas páginas de la red, con el torso desnudo y los ojos vendados, muchas veces tomando en sus manos alguna revista de actualidad, como Proceso, por ejemplo. Así, la censura de los medios deja de existir para que la crítica tome la estafeta y todos podamos opinar sobre cualquier tema, ya que los medios y el acceso a los mismos ya no es algo de unos pocos. Gracias a Internet, ahora se dicen muchas, demasiadas cosas quizás.

Así, no es sólo opinión mía que la canción del bicentenario es una porquería, sino que muchos internautas opinan igual y de hecho, tan fuerte ha sido la crítica que el mismo Aleks Syntek decidió dejar por un tiempo su cuenta en Twitter hasta que mengüen los comentarios adversos a lo que compuso, las mentadas de madre a semejante pieza musical que parece ser hecha solamente para quedar bien con quienes se la pidieron. Así pues, a diferencia de otros tiempos, la crítica implacable e impecable del pueblo se ha hecho sentir. En otros tiempos ni siquiera habríamos sabido de esto.

Sin embargo, a pesar de que a mí dicha canción me parece de "pena ajena", entiendo que los que participaron en esto cobraron muy buen dinero (porque ha habido mucho dinero para el bicentenario y sus festejos), y bien vale la crítica, por más mala que sea, porque para los músicos mencionados, "ni quién les quite lo bailado". Pienso que más de uno habría hecho lo mismo. Probablemente Syntek y López lo ven como una chamba bien pagada y listo. Para ellos no es otra cosa probablemente.

Pero para quienes no hayan escuchado esta canción lamentable, puede verla más abajo, con la letra de la misma. Ahora sí, que cada quien, dé su opinión.

El Futuro es Milenario

Nacimos para cantar
Nacimos para bailar
Nacimos en el lugar
Del Cielito lindo

Más siglos para el amor
Más siglos para el color
Más siglos de una canción
Serán bienvenidos

Orgullo que se comparte
De México a todas partes
El alma vuela y revuela
En la gran celebración
La plaza se va llenando

Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que viene
Al son del Bicentenario

Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos, paso a paso
Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos paso a paso

El mundo tiene razón
Que México es puro amor
Es flor que se da al calor
Del horno de barro

Bailamos a todo dar
Un ritmo para festejar

Gozamos la variedad
De ser mexicanos

Las calles son una fiesta
Se hermanan las diferencias
Las voces cantan y estallan
Desde nuestro corazón.

La plaza se va llenando
Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que venga
al son del Bicentenario

7 comments:

:tadeo.X: said...

querido Manuel

sacando el Freud que tengo en la manga me atrevo a suponer que el cierre temporal de su cuenta se debe a que el buen Alejandro Escajadillo -su nombre real- hizo una monumental basura para un evento histórico Y LO SABE; las criticas en Twitter solo lo han confrontado con ese conocimiento y sus inseparables temores.

saludos
T

Maria said...

Me imagino que habra tantas personas y tantos intereses a quienes se debe complacer que aunque hubieran querido hacer un mejor trabajo, muy probablemente no pudieron debido a eso.

Francisco said...

A mí tampoco me gustó. Rescato un poco la introducción instrumental, hasta donde comienza a cantar, que es donde todo se viene abajo: pobre la melodía y pobre la letra. Tal vez en el afán de hacerla "pegajosa", quedó más bien como un sonsonete.
Si la letra debería incluir elementos de mexicanidad me parece que se quedó muy corta. Para que nacimos entonces los mexicanos? Para cantar y bailar. A lo mejor es a propósito que la letra es tan insulsa, evitando cualquier posibilidad de polémicas históricas.

En fín en mi muy personal opinión, coincido en que es una canción muy pobre, por ponerlo de una manera amable.

Jorge said...

Hola Manuel:

Hay veces que me llama la atención de comportamiento de algunas "estrellas" como Syntek y Calamaro.

Se retiran cuando reciben críticas (justas o injustas) llamando "animales" a todos ellos.

Deben aprender un principio que el ex-Presidente Adolfo Ruiz Cortines dijo: "En política (y en la vida añado Yo), hay que aprender a tragar sapos sin hacer gestos".

¿Querían fama? ¿No es así?, ¿Entonces porqué no pueden soportar el peso de ella?

Alguien podría preguntar: ¿Y tú que canción hubieras hecho?

No soy cantante, (No considero ético el ganar mucho dinero por decir incoherencias), pero si lo hiciera me basaría en este ejemplo:

Hace tiempo había un compositor que se destacaba por hacer canciones políticas que complacían a su régimen.

Cuando su país se encontraba en uno de los momentos más críticos de su historia, se le ocurrió hacer una canción de letra ligera, sin motivación política.

El efecto que tuvo en su pueblo fué impactante, tanto que todavía sigue siendo una canción muy popular en su país:

http://www.youtube.com/watch?v=S99PIfr2JOY

Esa es la motivación de un artista, el saber tocar las fibras sensibles de sus semejantes.

Como siempre un saludo.

Jorge Alberto.

Morsa said...

Hola, Jorge,

Evidentemente los tiermpos han cambiado y Syntek, o todo aquel que se preste a este tipo de cosas, recibirá el mismo tratamiento. De hecho, probablemente esto se haya dado siempre, pero como las opiniones de "la masa" (léase, los internautas), no pesaba tanto, no se le hacía mayor caso, entonces se vivía un clima de simulacro.

por ejemplo, televisa entrega premios a sus TV novelas en una fiesta que se organiza para tal fin. Televisa cancela la realidad y todas sus novelas serán premiadas con algo. Eso dan por la TV y la gente puede decir lo que quiera, pero aquí no se emitirán opiniones que sean adversas a la empresa.

En lo que disiento es que el hacer canciones sea decir incoherencias. Creo que la música tiene un lugar entre los seres humanos y desde luego, hay expresiones más o menos importantes, valiosas, de calidad, etc.

Con todo y esto, la canción de Syntek/López es bastante patética y lo es más cuando el compositor de la música se nos ofende y ya no nos hablará por twitter hasta que se nos pase el coraje. Absurdo, ¿no?

saludos
Manuel

Jorge said...

Hola Manuel:

¿Se nos pase el coraje?

Tienes razón.

Y también siento que lo va a hacer cuando el hambre lo alcance y se haya tragado su orgullo.

Saludos

Jorge Alberto.

Morsa said...

Jorge,

Se nos pase y se le pase el coraje por no saber aplaudirle su gran contribución al bicentenario.

Un abrazo
Manuel