Wednesday, April 28, 2010

El crimen perfecto

Se supone, o así nos lo han hecho creer a través de los años, que no existe algo así como el "crimen perfecto". Siempre hay algún detalle que pasa por alto un asesino y de ahí, sesudos investigadores hallan la punta de una madeja de relaciones y hechos que llevan a apuntar, con índice de fuego, al culpable de algún espantoso crimen.

Sin embargo, yo estoy empezando a creer que sí existe el crímen perfecto, pero sólo en México, en donde los investigadores de algunos de los hechos más violentos, en donde alguien ha perdido la vida, actúan con una ineptitud que raya en la estupidez. Y sí, me refiero al caso de la niña Paulette Gevara, que después de nueve días de desaparecida, fue hallada en el borde de su cama, muerta -desde luego- y en donde, al menos en principio, el Procurador de Justicia del Estado de México, ya había asegurado que, después de la necropsia de ley- la niña había sido asfixiada, es decir, había hablado de que se trataba de un asesinato.

El circo mediático alrededor de este tema hizo que el país entero buscara información. Curiosamente, por ejemplo, este blog subió notablemente sus visitas con mis anteriores artículos al respecto de este asunto. En esos aciagos días los padres y las nanas fueron arraigados y seguramente los interrogaron una y otra vez. En el mientras, en el departamento de lujo de esa familia los peritos entraron y salieron del mismo cientos de veces. Vaya, que incluso amigos de los familiares durmieron en el cuarto de la niña y nadie detectó el más mínimo olor, incluso los perros entrenados para estos fines no percibieron nada (¿?). En breve: había una niña -ahora dicen- asfixiada por mero accidente, en un lado de la cama, cubierta con cobijas y sábanas y toda esa gente que la buscó, que analizó el cuarto, que lo fotografío, que incluso, sirvió de "foro", de "set de televisión", para que la madre concediera ahí entrevistas a los medios, nadie la vio hasta que al noveno día alguien detectó un mal olor y el macabro hallazgo surgió.

Los argumentos de la Procuraduría Estatal rayán en lo absurdo: No olió mal porque la niña no tenía prácticamente grasa en el cuerpo y eso es lo que en un inicio provoca el olor que emana de un cadáver, según aclararon. Ajá. ¿De verdad alguien puede creer esta historia?

Pero aceptemos sin conceder que fue así. Si la niña desapareció de su cuarto, ¿no habría habido, por parte de unos padres harto angustiados, una búsqueda frenética en dicho cuarto? ¿No habrían puesto el cuarto de cabeza? ¿movido el colchón? ¿sacado las sábanas y cobijas? Como que estas acciones son las que la mayoría de la gente haría casi como primera medida.

¿Y qué decir de los investigadores y peritos? ¿Por qué no sellaron el cuarto desde el primer día? ¿qué clase de entrenamiento forense tienen estos personajes que sin duda, hicieron todo mal? Vaya, que cualquier capítulo de CSI nos enseña casi casi cómo se llevan a cabo estas investigaciones. Se ve que estos inteligentes peritos se las saben de todas todas o quizás son muy soberbios y no ven CSI o "Forensic Files" (un programa de TRUE TV), porque finalmente deben creer que esas investigaciones nada más se pueden dar en los países del primer mundo.

Yo la verdad no sé a cuenta de qué se puede explicar esta fallida investigación de principio a fin. Pero aún más, ahora las conclusiones de la Procuraduría apuntan finalmente a un accidente lamentable, aunque nadie en su sano juicio pueda creer esto.

Y entonces ¿qué pasa? que ante la incredulidad del respetable, entonces pensamos mal. ¿Cuánto habrán pagado la familia Gevara Farad para convertirse en víctimas y no en victimarios? ¿Cuántos miles, ¿o serán millones? habrán desembolsado para que la Justicia los absuelva y ante la opinión pública los exhiba como protagonistas de un desafortunadísimo accidente?

Así pues, ¿no existe el crimen perfecto? Yo creo que sí. La muestra está ahí. Yo no dudo que esta dudosísima familia ha soltado dinero a montones para salirse con la suya. Pero que cada quien saque sus propias conclusiones.

Monday, April 26, 2010

Los taxis y el movimiento browniano

El movimiento browniano es el movimiento aleatorio que se observa en algunas partículas microscópicas que se hallan en un medio fluido (por ejemplo polen en una gota de agua). Recibe su nombre en honor al escocés Robert Brown, biólogo y botánico que descubrió en 1827 este fenómeno. Él observó que pequeñas partículas de polen se desplazaban en movimientos aleatorios sin razón aparente. En 1785, el mismo fenómeno había sido descrito por Jan Ingenhousz sobre partículas de carbón en alcohol.

Hay muchas analogías para entender esto: Imaginemos que desplazamos un marcador en la acera, debajo de un rascacielos (farol). Una vez por segundo lanzamos una moneda al aire. Cada vez que sale cara damos un paso al este, y cada vez que sale cruz, un paso hacia el oeste. Una persona está mirando desde lo alto de un edificio y no puede distinguir los posible cuadros marcados en la acera, ya que están demasiado lejos de ella. Pero pueden salir cierto número de caras o sellos seguidos de tal manera que se pueda realizar un trazo visible desde estas condiciones. Ciertamente estos acontecimientos son poco frecuentes ¿Podría esta persona seguir este juego desde su lejanía?

De la misma manera dijo Einstein que, aunque no podemos ver los pequeños y rápidos granos de polen debidos a las colisiones moleculares, podemos ver y veremos los desplazamientos grandes aunque sean poco frecuentes.

El hecho de que existan desplazamientos grandes poco frecuente se expresa mediante la frase de que un camino aleatorio presenta estructura en todas las escalas de longitud, y no sólo en la escala de un único paso. Además de concentrar el estudio en grandes desplazamientos infrecuentes no sólo da una visión diferente de los fenómenos que se cobijan bajo este aspecto si no que también nos dice algo del movimiento molecular invisible (esto es, el valor de la constante de Boltzmann).

Para dos dimensiones, podría ser el camino que recorre un borracho así este se convierte de un movimiento aleatorio unidimensional en uno bidimensional.

Suponiendo que La persona sale a la ventana del edificio después de tres horas. Cuando vuelva a mirar, es bastante improbable que nuestro marcador esté exactamente donde se encontraba al principio (si se quiere de otra manera que el borracho se encuentre nuevamente en el farol). Después de 10000 marcaciones o pasos del borracho tendrían que haberse dado 5000 a la derecha y 5000 a la izquierda. Determinando los cálculos concluimos que es muy improbable que terminemos exactamente donde empezamos y peor aún que se hayan dado todos los 10000 pasos o marcaciones a la derecha o izquierda.

Pues bien, todo esto es simplemente la explicación que el otro día me pareció evidente: había tyomado un taxi y pensé: "cuando el taxista me deje donde voy, tomará de regreso al lugar de salida... pero ¿qué tal que halla otro pasajero eventualmente? Pues irá hacia donde le indique. Una vez que ese pasajero llegue a su destino, que puede ser en otro lado de la ciudad, el taxista enfilará de nuevo, probablemente, al sitio de taxis... Pero se puede repetir el fenómeno N veces. Finalmente, habrá ejecutado nuestro chofer un concierto de rutas diferentes que no es más que un movimiento browniano.

No me había percatado de esto hasta el viernes 23 de abril.

Wednesday, April 21, 2010

Razones para no entrar a ningún registro del gobierno


Con el registro nacional de usuarios de la telefonía móvil (RENAUT), se armó una campaña en los últimos días para registrarse en donde amenazaron literalmente a los usuarios que no se registraran con, no sólo, quitarles el número de teléfono y cortarles su línea, sino, con la pérdida del saldo que tuviesen en el teléfono.

Obviamente estas amenazas surtieron efecto en muchos de nosotros. Quitarnos el saldo por no registrar el teléfono es literalmente robar y la propuesta legislativa lo inducía. Evidentemente, al contrario de lo que la ley decía, las telefónicas no iban ni van a cortar la línea a nadie y menos a 20 millones no registrados. Las comunicaciones no pueden estar atados a los vaivenes políticos. Eso me queda claro.

Pues bien, en contra de lo que siempre se dice: que el mexicano siempre lo deja todo para el final, que por eso se saturó el sistema, etc., la realidad es que registrar el celular era tan fácil que evidentemente hace pensar que no por desidia la gente no lo registraba. La razón es que en este país nadie cree que los registros de esta naturaleza sirvan para algo y que además, estén lo suficientemente protegidos por la ley para que no cualquiera pueda acceder a los datos personales de terceros.

Pues bien, ya en el sitio QueBarato, se vende por 25000 pesos la base de datos del IFE (Instituto Federal Electoral), que contiene la información de todos los que tienen credencial de elector y que además, se aseguraba, esta base de datos solamente podría ser usada para fines de elecciones y ningún otro.

Viendo el anuncio me queda claro que todo esto resultó otra mentira más. Ahora, por 25 mil pesotes cualquiera se puede hacer de información que -en serio- nadie más que la autoridad electoral, debería tener acceso.

En serio, este país es de vergüenza.

Monday, April 19, 2010

Qué o quién es el "Vicente Nario"

He aquí un video para la reflexión:

Saturday, April 17, 2010

Redes sociales y psicosis


Hace ya unas pocas semanas las redes sociales, particularmente las más populares: Facebook y Twitter, dieron a conocer el caso de la niña desaparecida Paulette. Los mensajes de los internautas iban de asombro en asombro. ¿Cómo podía desaparecer así una niña? ¿Se la tragó la tierra? No pues no... ¿entonces, qué pasó? Hoy, que sabemos el giro que ha tomado la historia y en donde hay sospechas fundadas de los padres sobre lo que le pasó a la pobre Paulette, indigna a todos esos twitteros que pedían rezar para que la niña apareciese, o aquellos que se indignaban ante el clima de inseguridad que se vive en el país y que en Paulette estaba el peor de los ejemplos. Se busca justicia y en las redes el malestar no se ha hecho esperar. Para muchos usuarios de las redes sociales es evidente que se burlaron de ellos, de su buena fe y eso francamente es imperdonable.

Y ahora los medios de comunicación accesibles a todos nos traen otro "simpático" fenómeno, por decirlo de alguna manera. En Cuernavaca, Morelos, se ha desatado una guerra entre narcotraficantes, aparentemente, y las balaceras a plena luz del día parecen ser algo más cotidiano. Lo sean o no, el caso es que alguien redactó un correo electrónico y lo mandó como cadena a todas las direcciones que pudo, a sabiendas que más de un internauta, receptor de ese correo, lo reenviaría a sus amistades.

Aunque desconozco el texto original, aparentemente dicho mensaje advertía de posibles enfrentamientos de narcos en Cuernavaca y que entonces, sería conveniente no salir a las calles, ir al cine, al antro, a la discoteca, por riesgos de estar en el lugar inadecuado en el momento menos correcto. De esta manera, la vida social de Cuernavaca se afectó notablemente el fin de semana. Un mensaje de advertencia de esta naturaleza modificó todo el entramado de las actividades de la gente, las cuales, al menos por mera precaución, decidieron quedarse en casa.

A mí me parece raro que los narcos adviertan de sus actividades. Más bien suena a una broma de un cretino sin oficio ni beneficio, pero es claro que surtió efecto... ¿y saben algo más? seguirá surtiendo efecto porque toda advertencia, y más si tiene que ver con el riesgo de perder la vida, se tomará más en cuenta.

En la Universidad Iberoamericana, por ejemplo, de pronto se desalojan salones y mandan a todos los estudiantes a las zonas de concentración en caso de una emergencia. ¿La razón? Una llamada "anónima" en donde dice que hay una bomba en las instalaciones escolares. No se sabe que hayan encontrado un solo artefacto de esta naturaleza y se ha advertido que probablemente se trata de algún alumno que tiene examen y que busca se suspenda porque no está preparado correctamente para enfrentarlo.

La psicosis generada, ya sea por una advertencia telefónica me parece una mala broma. De hecho, supe que Al Qaeda -supuestamente- advirtió de un atentado en el Mundial de futbol a celebrarse en un par de meses en Sudafrica. A ver, ¿de verdad un grupo terrorista va a avisar de sus próximos atentados a las autoridades? Lo dudo. Pero ante la incertidumbre, mejor tomar medidas, ¿que no?

Hay otros casos que son aún más lamentables: el de artistas que salen en los medios entrevistados porque les robaron el auto, o los quisieron secuestrar, etc., cuando muchas veces las historias que cuentan suenan más a buscar la promoción y el salir en los medios impresos o electrónicos. No dudo que más de un "actor/actriz" que busca notoriedad, haya hecho este tipo de cosas.

Así las cosas, no basta el clima de inseguridad y el hecho de que este Gobierno no puede garantizarnos que no nos va a pasar nada. Aparte ahora hay que lidiar con cualquier mensaje que mando un X personaje, un anónimo dentro de la red de redes, en donde se nos advierte no salir ni al cine, porque puede ser que lleguen los narcos con cuernos de chivo y rifles AK 14 a masacrar a quien fue a la sala cinematográfica a ver cualquier película, nomás por diversión malsana.

Creo que deberíamos reflexionar sobre la veracidad de lo que estas redes sociales ponen. El caso de Paulette es en este sentido importante, porque de cuando las redes sociales informaron de la desaparición, de los twitteros que pedían por ella, que apareciese, por aquellos que ponían las manos al fuego porque conocían a la sufrida familia de la niña desaparecida (y que ahora no dicen nada después del quemón de ser identificados como amigos de quizás unos asesinos), etc., todos quisieron apoyar a la familia en desgracia y ahora resulta que la historia de este caso es totalmente diferente.

Tuesday, April 13, 2010

El iPad y yo

Hoy fui al MatukPlex, parte de lo que es matuk.com, la empresa de tecnología que Javier Matuk tiene. Desde el inicio de internet en México, Javier fue uno de los pioneros. Fue de los pocos que pusieron primero un Bulletin Board System y más tarde SPiN (Sistema Profesional de Información), que era un BBS con acceso a correo en Internet. Más adelante dio el servicio completo de Internet y a la postre vendió su sistema cuando vio que Telmex pensaba deshacerse de todos los competidores poniendo precios a los proveedores verdaderamente exorbitantes.

Así, hoy en las instalaciones matukenses, Javier me mostró el iPad. Yo tengo un iPod Touch y francamente al ver el nuevo juguete de Apple hallé que sí, efectivamente es un iPod con gigantismo, literalmente.

Jugué un ratito con el iPad, pero francamente no le hallé la magia. Y no quiero sonar pesimista, pero si ya se ha usado esta interfaz multitáctil, ya no suena tan sorprendente todo el espectáculo.

Pienso que el iPad es un dispositivo con potencial pero por el momento me parece que se queda corto en sus posibilidades. Javier Matuk me hizo un interesante comentario: si el iPad costara unos 200 dólares, así como lo ves ahora, valdría la pena... pero por 700 dólares... como que está para pensarse.

El mundo light


Vivimos en un mundo light. La tendencia es precisamente ésa. Antes, hace unos años, y no tanto de esto, uno sabía que había que esforzarse para lograr las metas planeadas, los estudios por terminar, etc. De esta manera, por ejemplo, uno esperaba que hubiese un justo pago al esfuerzo. Hoy en día parece ser que se promueve todo lo contrario.

Veamos unos ejemplos: TV Azteca promueve un programa llamado ¿Quién quiere ser millonario? basado en el programa homónimo de la TV norteamericana ¿o inglesa?, el cual cobró cierta notoriedad por la película que ganó el Oscar a la mejor cinta el año pasado: Slumdog Millonarie. Así, la televisora del Ajusco decidió comprar la franquicia y ahora presenta este programa, que contiene exactamente el mismo formato que el original, la misma música, aunque claro, con un conductor mexicano (Pablo Latapie), que hace exactamente el mismo papel que otros conductores en programas similares.

La mecánica es simple: el concursante debe contestar preguntas de opción múltiple, con las cuales acumula premios en metálico. Cada pregunta es cada vez más difícil y si al final contesta unas 16 preguntas, creo, se lleva en total una cantidad millonaria.

Las primeras preguntas son poco menos que triviales. Pondré un ejemplo: ¿Cuál de estas palabras es anagrama de 'amor'? A: roma; B: more; C: mari; D: dame. El concursante, si sabe lo que es un anagrama, dará A como respuesta final. El conductor le preguntará "¿es tu respuesta final?", y si dice que sí, entonces se sabrá la respuesta correcta. Equivocarse significa salir del concurso. Después de una serie de preguntas, el concursante que las haya pasado ya tiene asegurada una cantidad mínima en su premio en metálico.

Pues bien, me queda claro que es un concurso que no tiene ni pies ni cabeza, porque las preguntas pueden ser de cualquier tema y género. Un concursante, hace una semana, que tenía no sé si 32000 pesos e iba por más, le preguntaron: "¿Quién fue el premio Nobel de física en 1923?" A: Bohr; B: Millikan; C: Plank; D: Einstein. No me acuerdo si esas eran estrictamente las opciones. El concursante quiso seguir y se equivocó. Sin embargo aquí la pregunta que surge es: ¿cuánta gente sabe ese dato? ¿eso es realmente de cultura general? Digamos que con esas preguntas siempre un concursante puede ser eliminado cuando la producción lo deseé.

Pero vayamos al pasado. La TV antes tuvo un programa, que era por temporadas, llamado "El Gran Premio de los 64,000 pesos". La mecánica era parecida, aunque aquí el concursante elegía el tema: Las Cruzadas, la vida de algún personaje famoso, etc. El concursante tenía que responder preguntas sobre dicho tema exclusivamente. Iba duplicando la cifra en dinero de acuerdo a los aciertos. Cre que empezaba en 1000 pesos, y se iba duplicando la cifra cada pregunta respondida acertadamente. Sin embargo, cuando ya había 16,000 o 32,000 pesos y no decir, el premio mayor, 64,000 pesos, la pregunta final no era tan light como en el programa de TV Azteca. Al concursante le podían hacer múltiples preguntas sobre el asunto en cuestión. Para hacerlo más dramático, metían al que concursaba en una cabina y Pedro Ferriz le hacía las preguntas. Los ganadores eran en general personas con una erudición en el tema que rayaba en lo notable. Ulises Casab, un señor que conocí porque escribía de ajedrez para el Heraldo hace muchos años (y que me publicó una partidita que le gané a Enrique Basaguren en simultáneas), concurso dos veces, uno sobre la Iliada y otra sobre Mitología griega, si mal no recuerdo. En ambos casos se llevó el gran premio, pero era claro que se hombre se las sabía de todas todas. Otro personaje, que había estudiado a Capablanca, también se ganó el premio de los 64,000 pesos, en donde en la pregunta final, le pidieron que pusiera la posición final de la partida entre Capablanca y Marshall, en donde el segundo planteó el gambito que lleva su nombre. Creo recordar que el concursante no puso la posición exacta, pero había respondido ya un rosario de preguntas y bueno, ¿quién se iba a fijar que la posición que puso quien concursaba no era exactamente la que se pedía?

Y ahora comparen. ¿No es muy light el concurso actual? ¿No es absolutamente manipulable por la producción para que gane o no un concursante? ¿Qué tanto hay que saber? ¿Qué tanto hay que esforzarse? ¿Cómo se puede preparar un concursante para las siguientes preguntas? Mejor dicho, ¿puede prepararse alguien para concursar en ¿Quién quiere ser millonario? de TV Azteca?

A mí me parece que la tendencia light, la de ver si tengo más o menos suerte y con ciertos conocimientos generales me puedo llevar una lanita, porque si mediáticamente no funciona el concursante, le harán una pregunta imposible de responder.

El problema en el fondo, sin embargo, no son estos concursos per se, sino la percepción que dejan en la población: "no hay que esforzarse realmente, no hay que trabajar duro para ser alguien en la vida. Eso está fuera de moda. Lo de ahora es más fácil. Si una televisora lo decide, puede hacer de quien sea, alguien famoso, que gane dinero, sea popular, etc.", y yo agregaría, aunque sea un imbécil. Pero no me crean: sólo recuerden la sarta de babosos que participaron en "Big Brother". Tuvieron sus cinco minutos de fama y ni quien se acuerde de ellos.

Saturday, April 10, 2010

Sobre la idea del RENAUT

El registro nacional de usuarios de la telefonía móvil (RENAUT) ha sido del interés público en los últimos días. Después de un año de que los legisladores impulsaran este registro, con la intención de tener una base de datos confiable sobre qué teléfono es de quién, la gente simplemente ignoró hasta donde pudo la medida de registrarse. Gracias a los medios y al temor de, no sólo quedarse sin línea, sino de que la compañía celular podría quitarte tu saldo legalmente (lo cual es estrictamente robar), mucha gente decidió que registraría su número. Yo lo hice por esa razón, pero no me hizo ninguna gracia hacerlo.

Ahora además, debido a las prisas, se evidenció que la infraestructura para darse de alta era limitada, torpe, mal hecha, etc. y por ello, muchos de los que aún quieren registrarse, no lo pueden hacer porque el sistema no les contesta, por lo que no hay seguridad para del usuario de haber cumplido con el trámite. Así entonces, ¿van a bloquear las telefónicas a los teléfonos no registrados aunque sea culpa de ellos porque como se saturó el sistema, la gente no se pudo registrar?

Pero independientemente de esto, cuando se acercaba la fecha de vencimiento, se argumentaron todo género de estupideces. De los 40 millones que faltaban por registrarse, a muchos se les acusaba de desidiosos, cuando en realidad es una legítima duda a la seriedad y confiabilidad de los datos que los usuarios mandaban. ¿Cómo se usará esta base de datos? ¿quiénes tendrán acceso a la misma? Nadie sabe, y con los antecedentes como el listado del IFE, que fue vendido a una empresa gringa o el fallido RENAVE, de plano creo que la ciudadanía tiene elementos suficientes para dudar con respecto a la entrega de información personal.

Ahora bien, por otra parte, los legisladores rayan en la idiotez extrema porque esta medida no va a impedir que los extorsionadores sigan extorsionando o que los narcos no usen entonces celulares porque podrían rastrearlos. En este registro inútil, uno podía poner el CURP de quien fuera y el teléfono se asignaría a ese CURP. Hubo más de uno que puso en redes sociales y foros el CURP de Ebrard, o de Calderón, para así registrar el número y no perderlo. Por lo tanto, los malosos no se tentarán el corazón para registrar sus números celulares con cualquier CURP, por ejemplo. El RENAUT es por ende, inútil.

Por lo tanto, ¿para qué va a servir una base de datos cuyo registro es absolutamente imposible de verificar en su veracidad? ¿A poco las compañías hablarán a cada teléfono para asegurarse que quien mandó sus datos lo hizo correcta y adecuadamente? ¿qué va a pasar si en ese remoto caso se encuentra que los datos no coinciden con el teléfono a quien está asignado? ¿se le cancelará? ¿qué tal que fue un error del sistema y no de la persona? ¿igualmente le bloquearán su número?

A mí me parece que los legisladores cometieron un grave error con el RENAUT. En mi opinión, no va a servir de nada, aunque todos se registren. Y no puede funcionar una base de datos a la cual no se le puede validar la información en términos generales. Limpiarla de gente que en broma o a propósito mandó su registro con el CURP de un tercero, sea éste quien sea, difícilmente va a ser detectable. En el centro de la ciudad de México ya se estaban vendiendo, hace un par de días, celulares registrados con el CURP de alguien. ¿Entonces? ¿para qué servirá esta medida? En términos estrictos: PARA NADA.

Lo triste y lamentable es todas estas amenazas de cancelar líneas, de perder el saldo, de finalmente, darles vía libre, de forma legal a las telefónicas, para robar literalmente, el saldo de los teléfonos no registrados.

Si queda un poco de ética en las compañías telefónicas, lo más probable es que se nieguen a cortarle la línea a los no registrados. Movistar ya dijo que las comunicaciones están por encima de la medida de la COFETEL y que no cerrarán las líneas no registradas. Aparentemente Telcel no blo9queará -al menos totalmente- los números no registrados. No sé aún qué piense hacer Iusacel. La COFETEL anunció que sancionará a las telefónicas si no cortan las líneas no registradas, pero ya se supo que dicho organismo no tiene atributos legales para imponer ningún tipo de sanciones.

Thursday, April 08, 2010

Del cómo se pierden libertades

El mundo moderno no es cosa fácil de vivir. Día a día nos enteramos de las más espantosas noticias. Por una parte, tenemos los desastres naturales, pero por otro lado, hay una serie de actitudes que los seres humanos hacen que la vida simplemente sea más difícil. Por ejemplo, se inventa el teléfono celular, pero con el tiempo, cuando se vuelve un artículo casi de uso cotidiano, empieza a usarse por una minoría, para -por ejemplo- cometer atracos en bancos. ¿Solución? Se prohíbe hablar por teléfono móvil dentro de cualquier sucursal bancaria. Y en el mismo tenor, debido a una minoría nefasta, ahora no se pueden portar lentes oscuros, sombreros o gorras, cuando uno hace uso de los servicios de un banco. Y nos dicen: "es por su seguridad". Ajá.

De la misma manera, si uno tiene que viajar al extranjero tiene que apersonarse en la termina aérea con tres horas de anticipación. Ahora las revisiones a las maletas son más extensivas y cualquier cosa que al revisor no le guste, simplemente la puede desechar del equipaje, aunque no le guste al dueño del mismo. Vaya, hasta nos hacen quitarnos los zapatos, poner la huella digital, identificarnos de mil maneras porque ¿sabe? "es por su seguridad. Ajá (por segunda ocasión).

Ahora -que voy a viajar a Canadá- necesito visa de turista. Medida implementada por ese país ante el abuso de un esquema de refugio (supuestamente). Nuestras autoridades iban a trabajar duro para revertir la medida, lo cual -desde luego- no han hecho y por ende, ahora necesito llenar una miriada de papeles para demostrar quién soy, qué hago, etc. Se me piden todo género de datos: nombres, direcciones, teléfonos de todos mis hermanos, hermanastros, aunque no vayan a viajar conmigo. Se me pide que dé cuenta puntual de mis actividades laborales en los últimos 10 años, con nombre del empleador, dirección y teléfono. Igualmente, debo probar que tengo los fondos suficientes para no estar buscando quedarme en Canadá a vivir de manera subrepticia. En fin, es una cantidad de información que francamente raya en lo absurdo. Pero no se puede hacer nada, sólo aguantar porque necesito ir a ese país.

Igualmente pasa con el trámite del pasaporte, en el cual hay que llevar demostración fehaciente de quién es uno, qué hace, etc. Cualquier cosa que falte es suficiente para cancelar el trámite y pedir otra cita a Relaciones Exteriores.

Pero tanto en el caso de la visa canadiense, como del pasaporte, además hay que pagar 1795 pesos por 10 años del documento mexicano y 1800 pesos para una visa de entradas múltiples por cinco años a Canadá. Y eso pasa también con la visa norteamericana.

Y si todo eso les parece poco, ahora hay que mandar por DHL los documentos a la embajada canadiense, para que además, vía un pago que hay que hacer, la embajada regrese los papeles a quien pide la visa. En ese envío va el pasaporte original, más toda la información que piden. Yo me pregunto qué pasa si se le pierde a DHL mi pasaporte, mis papeles. No quiero ni pensar el problema en el que estaré metido.

Así, poco a poco, ya sea por el terrorismo, por gente sin escrúpulos, las "autoridades", tanto mexicana como de otros países, no nos cree que seamos quienes decimos ser. Tenemos que -a fuerza- probar por muchos medios que me llamo como me llamo, que soy lo que soy y que me dedico a lo que me dedico.

Todo esto es lamentable, porque una vez perdida una libertad, recuperarla parece algo imposible de lograr. Así las cosas en este mundo que no veo -por lo menos hoy- su lado amable.

Wednesday, April 07, 2010

Las mentiras de la COFETEL

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) miente sobre el número de personas que han dado de alta su teléfono celular en el RENAUT, el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. en la página www.cofetel.gob.mx muestra el supuesto avance de inscritos a dicho registro -en tiempo real- a través de un programa escrito en javascript, el cual no es más que un simple contador por segundos. No hay conexión a una base de datos que revise la cantidad de usuarios de celulares que se están inscribiendo. Es una mentira absoluta.

El primero que advirtió esto fue Julio Hernández en su columna de ayer, en La Jornada:

"En www.cofetel.gob.mx es posible ver el crecimiento del número de personas que registran su teléfono celular en el dichoso Renaut (Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil). Segundo a segundo, sin parar, sin excepciones y sin aglomeraciones, va cambiando de uno en uno el contador electrónico que supuestamente da cuenta de las nuevas anotaciones en tiempo real (ayer, a las 19:52 horas, iban 51 millones 765 mil 400 que, a seis días del cierre de ese proceso, representarían 62 por ciento del padrón de usuarios: ¡híjole, hay que correr a registrar el celular, pues ya la gran mayoría lo ha hecho!, sería el mensaje derivable de esa página de Internet). Pero resulta que hasta en eso mienten las autoridades encargadas del muy desconfiable Renaut, pues el contador es falso, lo cual puede constatarse con una simple asomada al código fuente de esa página de Cofetel, en la que se asienta que dicho contador fue construido con un programa Javascript que sólo suma determinada cantidad por día, sin que haya en el código de programación ninguna referencia a alguna conexión con una fuente de datos. Es decir, ¡simplemente aumenta números por día, para hacer creer que hay un registro constante de aparatos de telefonía celular!…"

SDP Noticias decidió darle seguimiento y esto es lo que encontró:

"…el contandor es falso, ya que se trata de un JavaScript quehace un estimado de registros en base a un número inicial de 52 millones 294 mil 861 supuestos usuarios registrados. Pero además el contador puede ser alterado simplemente cambiando la fecha de la computadora que se use para acceder a www.cofetel.gob.mx"

Por ejemplo: con la fecha 5 de abril de 2010, el contador muestra 52 millones 406 mil 878 usuarios registrados con un aumento de practicamente un usuario por segundo. Pero al cambiar la fecha de la computadora al 7 de abril el número da un brinco de 400 mil usuarios nuevos.

Regresando la fecha de la computadora al 5 de abril, y recargando la página, el contador muestra nuevamente 52 millones 407 y tantos usuarios registrados.

Los visitantes a esa página han hecho sus propios experimentos y esto es lo que han encontrado:

si desconectas el internet, el contador sigue funcionando. si es 1/s a esta tasa solo podran registrarse 432000 en 5 dias, por lo que tienen que incrementarlo a 100/s para alcanzar los 42millones, jejeje

¿Así de “bien” está hecho el famoso Renaut? ¿Así quieren que la ciudadanía confíe en este cuestionable sistema?

Yo ya hice mi propio experimento, puse 10 de abril en la fecha de mi computadora (que según es el último día para registrarse) y esto es lo que aparece:

Éste es el código en javascript:


fecha=new Date();
diaac = fecha.getDate();
mesac = fecha.getMonth();
anoac = fecha.getYear();
horaac = fecha.getHours();
minutosac = fecha.getMinutes();
segundosac = fecha.getSeconds();

que obtienen la hora de la computadora en uso.

usuarios=52294861;

que fija la base de usuarios “registrados”


usuarios+= 1;
aux = 5 – days;
diasextras = 200000;
horasextras = Math.round(diasextras/24);
minutosextras = Math.round(horasextras/60);

auxhora = horasextras*horaac;
aux2 = aux * diasextras;
auxmin = minutosextras*minutosac;
valormiles = (usuarios+aux2+auxhora+auxmin)+”";
valormiles = valormiles.substr(0,2)+”,”+valormiles.substr(2,3)+”,”+valormiles.substr(5,3);


Así las cosas. Bonita mentira. Bonito gobierno. Y después se enojan cuando digo que este país no sirve. Qué vergüenza de gobierno, de autoridades. Es indignante.

Saturday, April 03, 2010

Sobre la desidia

El mundo es un sitio complejo y es claro que mantenerse vivo requiere de cierta capacidad para adaptarse a las situaciones. Igualmente, en esta competida Tierra muchas veces es necesario trabajar con firmeza, esforzarse, porque sino cualquiera que se aplique un poquito más que nosotros, puede "ganarnos el mandado".

Sin embargo, muchas veces vemos que se hacen las cosas mal, sin el mínimo interés. Recuerdo por ejemplo que en una ocasión, me entrevistaron en un noticiero en el canal 5 (PuntoxPunto), conducido por Ramón Fregoso y Jesús Díaz. El primero estaba de viaje así que Jesús fue quien me entrevistó. Por alguna razón el noticiero se retrasó y salí en vivo como a la 1 am. Recuerdo que Jesús me hacía alguna pregunta (de cómputo), pero cuando la cámara me encuadraba, Jesús se volteaba al monitor dee su computadora a leer su correo. Dicho de otra manera simplemente la entrevista era para él un trámite. de hecho, antes de iniciar la plática, Jesús comentaba con alguien del staff que para qué hacían todo esto, si el noticiero ya tenía fecha de terminación. Vaya, que se le notaba una apatía, una desidia impresionante por hacer su trabajo como debía hacerlo.

Pues bien, todo esto sea preámbulo a la imagen que tomé hoy en el baño de la Librería El Sótano, en la calle de Miguel Angel de Quevedo casi con avenida Universidad. Dice a la letra:

FAVOR DE ACCIONAR LA PALANCA
DEL MINGITORIO UNA SOLA VEZ
DURANTE 4 SEGUNDOSD
DESPUES DE UTILAZARLO
GRACIAS

No sé quién fue el responsable de imprimir ese mensaje con tanto descuido. Se nota desidia por hacer las cosas mínimamente bien. Después de eso no me extrañó que no hubiese papel para secarse las manos (aunque jabón líquido sí había).

Sin metodología

Ahora que ya se ha llegado a una especie de final en el caso de la niña Paulette, seria interesante sacar algunas conclusiones para al menos sacar enseñanzas de esta desgracia. Por el momento queda claro que la investigación de la Procuraduría Estatal del Estado de México estuvo llena de irregularidades y absurdos. He aquí las declaraciones vertidas en el periódico Reforma:

Asombran fallas de PGJEM
  • El edificio Porto Vita 2 y sus inmediaciones siguen resguardados por policías.
  • Especialistas consultados no descartan que el cadáver haya sido 'sembrado'
César Díaz y Arturo Sierra Estado de México (03 abril 2010).- Especialistas en criminología consideran que se cometieron múltiples errores en la investigación de la desaparición y muerte de Paulette Gebara Farah.

Por ejemplo, Nicolás Martínez, ex director de Servicios Periciales del Estado de México, refirió que la habitación de la menor debió considerarse desde un inicio como escena del crimen, ya que ahí ocurrió la desaparición.
"A las 48 horas se debió preservar todo el departamento, o al menos la recámara", señaló.

En el caso Paulette, la casa quedó resguardada hasta 5 días después.
"De ahí se pueden tomar huellas dactilares, buscar cabello, sangre y otros indicios", comentó a su vez un investigador del grupo antisecuestros de la Procuraduría del DF, "pero vimos entrevistas que la mamá daba en el cuarto. Ahí entraron familiares y hasta medios de comunicación".

"La mecánica es revisar todo y, si no se encuentra, luego es al exterior. Por eso, se me hace raro que haya habido alguna falla. Probablemente después dejaron el cuerpo", agregó Martínez.
"Si hay esa posibilidad, alguien lo puso en el tiempo en que estuvieron ahí (los investigadores) antes de cerrar la casa".

En este caso, apuntan los expertos, se burló también la seguridad que había en el inmueble.
Rodrigo Zenteno, analista en seguridad pública por la UNAM, añadió que del perfil psicológico de la madre, Lisette Farah, se desprende que logró manipular a las autoridades durante varios días para convencerlas de que se trataba de un robo o secuestro. "El comportamiento frío inicial de la madre debió haberse tomado en cuenta; descuidaron otros aspectos, habla de la precariedad que hubo para preservar la escena del delito", señaló.

Otra inconsistencia es que, aun con la utilización de perros de rastreo, no se logró detectar el cuerpo.
"Puede ser que los perros hicieron una búsqueda externa y no entraron completamente al departamento o a toda la casa para buscar rincón por rincón. No es posible que los perros no la detectaran, lo que pasa es que no han de haber metido los perros", consideró.

La Procuraduría mexiquense informó que, de acuerdo con los primeros estudios al cuerpo de Paulette, se establece que murió entre el lunes 22 y el viernes 26 de marzo; es decir, arrojan un rango de 5 días.
Los especialistas consultados refieren que un buen estudio de cronotanatología permite establecer un margen de 2 días si se incluye el análisis de las ropas y sábanas donde estaba el cuerpo.

Hasta aquí la nota.

Los peritos y demás personal encargados de analizar la "escena" del crimen, permitieron que ésta se modificara. Se debió haber asegurado la recámara y sellado para preservarla de cualquier cambio. Vaya, en cualquier programa de TV (como CSI) se ve que esto debe hacerse sistemáticamente. Si el procurador estatal desconoce estos protocolos y metodologías, los que están abajo de él deberían saberlo. Aquí se falla también en poner al procurador como si éste fuese el encargado de investigar los hechos directamente. Lo que procede es que los "especialistas" revisen todas las pistas, huellas, hechos relevantes, y presenten las conclusiones del caso a su superior y éste entonces, dé a los medios la versión que corresponda.

Así, aparentemente el cadáver de la niña fue "sembrado" días después en la recámara pues es evidente que resulta insólito que nadie haya visto el cuerpo antes, si es que estaba ahí desde un principio. Ahora bien, en mi opinión, el cuerpo de la pequeña nunca salió de la casa, pues de ser así, alguien pudo haber tirado el cuerpo en un pasaje remoto o ¿cómo hizo para meterlo en la casa sin que nadie se diera cuenta? aparte de considerar la posibilidad que al sembrarlo fuese sorprendido...

En fin, el caso se complica en términos de averiguar ahora quién fue el culpable de tan horroroso crimen y los motivos para disponer de la vida de alguien que aparte de ser menor de edad, estaba discapacitada. Lo lamentable es que ahora, con tantas pifias por parte de las autoridades que han llevado el caso, ¿quién les va a creer en sus conclusiones?