Saturday, May 29, 2010

Marcas de agua

Uno de los mecanismos existentes para proteger contenidos y propiedad intelectual es la llamada "marca de agua". Ésta puede verse, por ejemplo, en los billetes de diversas denominaciones, que a contraluz se observa una leyenda que está como fusionada con la imagen original del billete. De esta manera, si alguien quiere falsificar el papel moneda, hallará difícil hacer estas marcas y con simplemente poner el billete a contraluz, podremos saber si es apócrifo o no. Se le llama así porque la leyenda es como transparente dentro de la imagen original.

En Internet, por ejemplo, circulan millones de imágenes, las cuales son prácticamente todas de libre acceso. Sin embargo, hay algunas que son la propiedad intelectual de alguien y para protegerse, les ponen una marca de agua dentro de la propia imagen. Es decir, la imagen se puede ver, pero tiene sobrepuesta una leyenda que la hace inutilizable a terceros para fines probablemente comerciales.

Otras veces, la marca de agua sirve para que simplemente decirle a la gente de dónde salió la imagen que estamos viendo. Esto se hace ya desde hace mucho tiempo no sólo con imágenes fijas, sino incluso con videos. En cuestiones de audio la cosa es más complicada, pero por ejemplo, algunas estaciones de radio ponen una "marca de agua" audible a la mitad de una canción (por ejemplo, la música que identifica a la estación). Así, si alguien quiere copiar o reproducir este archivo de sonido, tarde o temprano se podrá identificar la fuente vía esta marca de agua.

Por esta razón, y considerando el curso de proceso digital de imágenes que doy en la UNAM, decidí escribir mi propio programa que pusiera una marca de agua en una imagen. Dicha marca de agua sería un letrero que el usuario podría escribir pero no sólo eso. Podría dar tamaño de la letra y tipo de fuente a utilizar. Una vez definidos esos parámetros, además el usuario puede decir en qué parte de la imagen quiere que aparezca la marca de agua.

El proceso atrás de esto se explicó ya antes en este mismo blog (véase este enlace para las explicaciones del caso), partiendo del efecto "blending", el cual significa fusionar o mezclar dos imágenes. "To blend" es estrictamente licuar, pero en efectos digitales me parece más apropiado "fusionar".

El programa es muy fácil de usar y se instala todo automáticamente en su sistema. Si le interesa, escríbame a morsa@la-morsa.com y se lo mandaré sin cargo alguno por correo electrónico.

Friday, May 28, 2010

La pasión sigue intacta

Alguna vez, al excampeón mundial de ajedrez, Emanuel Lasker, le preguntaron qué opinión le merecía cierto jugador. Su respuesta fue ésta: “no llegará lejos, porque no tiene esa pasión que enciende la sangre”. Y probablemente el viejo Maestro tenía razón. Por algún motivo el ajedrez –cuando atrapa– lo hace para toda la vida.

Cuenta por ejemplo Mijaíl Tal, que la primera vez que se tiene contacto con el ajedrez es parecido a la innoculación de un virus. Uno aprende las reglas básicas, juega una tarde y de regreso a casa no sabe que ya el virus está haciendo efecto y que la “enfermedad” es de por vida.

Esto viene a cuento porque a través de Facebook re-encontré a un exjuvenil de Argentina, Sergio Negri, Maestro FIDE y ahora un mejor amigo al que conocí hace ya muchos años en mi primer viaje a Buenos Aires. Negri ya jugaba mejor que yo en esas épocas. Luchaba dentro del fuerte circuito argentino de ajedrez y prometía quizás una estupenda carrera ajedrecística. Sin embargo, cuando uno es joven y sin ninguna obligación -más que quizás- la escuela, las cosas parecen fáciles. No obstante hay obligaciones, como el estudiar una carrera universitaria y dedicarse a algo “serio”. Sí, sí, el ajedrez es divertido, sensacional, pero no deja de ser un mero hobby, una afición ¿no? Sergio me escribía sobre el particular y me decía: “juego con poca frecuencia, pero la pasión sigue intacta”.

Es claro que este es un problema de percepción, que se basa en cómo el ajedrez es visto en general en el planeta. Sí, hay jugadores profesionales pero ¿qué clase de vida tienen? Bobby Fischer fue el primer profesional del ajedrez, que luchó incansablemente por dar un lugar de honor al juego ciencia. El norteamericano fue el primero en pedir dinero sólo por participar, algo así como una retribución, un sueldo pues, para mostrar su arte.

Sin embargo, para pedir dinero por jugar se necesita ser uno de los mejores del mundo. Fischer abrió esa brecha y entonces, Karpov y Kasparov fueron quienes obtuvieron los beneficios. Por ejemplo, Kasparov podía cobrar unos 20,000 dólares por una sesión de partidas simultáneas. Cabe recordar que Spassky y Petrosian lucharon por un campeonato del mundo que contenía una bolsa de unos 5000 dólares. A todo esto, Fischer logró, 20 años después de ganar el campeonato del mundo, que se realizara otro campeonato mundial con Spassky por un premio de 5 millones de dólares, que puso un banquero yugoslavo. ¿quién hubiera imaginado ese tipo de bolsas por practicar el ajedrez?

Por ello mismo, como decía el excampeón mundial Mijaíl Botvinnik: “No hay diferencia real entre tocar el violín extraordinariamente bien y ser ajedrecista de alto nivel. Y aquí en Rusia tenemos muchos violinistas profesionales”. Al gran maestro Lev Polugaevsky un director de orquesta le preguntó alguna vez: “dígame gran maestro, ¿tiene usted alguna profesión?”. Polugaevsky contestó: “¿la tiene usted?”. El músico se dio cuenta de su poco tacto y se disculpó.

Así como la música genera esa pasión interminable, que dura toda la vida, el ajedrez o incluso las matemáticas, actúan de manera similar entre los seres humanos. Generan una curiosa obsesión que incluso maneja los actos de los involucrados siempre a favor del arte que practican. Yo sé del trabajo que ponen los músicos en su instrumento. Mi padre estudiaba unas seis horas diarias, a pesar de que llevaba ya unos diez o más años retirado del concertismo. Y en el caso de mi padre, incluso el último día de su vida, cuando parecía que mejoraba de una enfermedad que le aquejó en los dos últimos meses de su existencia, tomó su guitarra y estudió una hora, de manera ligera, pero de nuevo, le hizo los honores al instrumento al que dedicó su vida. De nuevo, era esa pasión que enciende la sangre y que además, seguía intacta.

Tuesday, May 25, 2010

Nueva tarjeta de circulación, nuevo impuesto.

A mí no me queda ninguna duda el saber que cuando el Gobierno local, Federal o Municipal, necesita más dinero de los contribuyentes, busca cargarles el costo a los que tienen automóvil. La cuestión es fácil de decidir: hay unos 3 millones de automóviles particulares en el Distrito Federal y si buscamos un trámite nuevo, una obligación sacada de la manga, entonces los gobernantes miran al parque vehicular, el cual parece ser una especie de mina de oro.

Cabe señalar que en la ciudad de México, se puso un impuesto en 1968, para pagar las Olimpiadas de verano. Dicho impuesto, dijeron los que gobernaban, sería solamente por dos años. Pues bien, llevamos 40 años más pagando este impuesto que a todas luces no debería siquiera existir. Ante el reclamo popular, ya algunos Estados han derogado dicho impuesto pero en el DF no se ve para cuando. La razón de no quitarlo es demasiado simple: es mucho dinero el que les deja este impuesto y pues no se ve sensato, desde la óptica gubernamental, quitarlo.

Más tarde, cuando la ciudad de México tuvo un serio problema de contaminación ambiental, el sesudo gobierno implantó la medida de la verificación, amén de etiquetar los autos para impedirles salir un día a la semana de acuerdo a su número de placa. El programa "Hoy No Circula", se aplicó a raja tabla, a pesar que programas similares se hicieron en otros países con resultados lamentables. Por una parte, ante la medida, mucha gente compró un auto de segunda mano para poder circular todos los días. Así, el parque vehicular aumentó sin control. Por otra parte, la verificación semestral cuesta unos 250 pesos y hay que hacerla. Hubo, desde luego, todo género de corruptelas. Hubo centros de verificación en donde todos los automóviles pasaban sin dificultades aunque no cumplieran con la norma ambiental, todo por una "mordida". Y así, nos encajaron un impuesto extra, porque es claro que esto es un mero negocio más del gobierno capitalino.

Otra puntada fue el querer obligar a los automovilistas a pagar un seguro de automóvil, como en los países del primer mundo. el llamado SUVA, que fue muy criticado, que además, era un seguro en donde la cobertura era limitadísima. Ese esfuerzo no prosperó.

Tiempo después salieron con el RENAVE (Registro Nacional de Vehículos), el cual sería una base de datos en donde estaría toda la información de los automotores de la ciudad de México (y no sé si del país). Había que pagar una tarjeta con chip, por unos 240 pesos, me parece. Todo iba "sobre ruedas" (me gustó la analogía) hasta que salió el flamante director del RENAVE, el cual resultó ser un torturador de uno de los tantos regímenes militares en Argentina. El personaje en cuestión se dio cuenta que había sido descubierto y decidió regresar a su país de origen. El avión hacía escala en Cancún y ahí fue detenido por las brillantes autoridades mexicanas. ¿Cómo se enteraron de que Cavallo saldría del país? Porque el ahora encarcelado contestó la llamada de un periodista y se escuchaban sonidos del aeropuerto como música de fondo. Eso le dio la pista a alguien y entonces hallaron que el director del RENAVE estaba huyendo del país. Finalmente esa jugada del destino lo mandó preso y creo que aún sin estar sentenciado. El RENAVE, después de todo este circo, se murió poco a poco. Sin embargo, el entonces Jefe de Gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador se inventó un RENAVE gratuito y recuerdo perfectamente que fui a hacer los trámites al respecto de esto. ¿Qué pasó con ese registro? Misterio.

Pues bien, por si todo lo anterior no fuese sino una historia de ver cómo se le saca más dinero al contribuyente, acaban de salir con la puntada de una nueva tarjeta de circulación inteligente, con "chip", lo cual va a dar seguridad jurídica a los automovilistas, de acuerdo al cretino funcionario encargado de esto. Según él, la medida no es recaudatoria, aunque para todos los demás, sí lo sea. Miren ustedes, si la medida es importante para llevar un padrón vehícular, para tener control sobre los autos en la ciudad de México, más que para hacer otro lindo negocio, entonces ¿por qué cuesta 220 pesos la novísima tarjeta de circulación? ¿eso cuesta acaso la tarjeta "inteligente con chip"? Evidentemente no. De hecho, si uno se va al Centro de la ciudad, a la parte de las tiendas para los aficionados a la electrónica, encontrará que estas tarjetas, para hacer experimentos y proyectos de electrónica oscilan entre los 5 y 20 pesos. Así entonces, ¿por qué nos cobran 220 pesos que además, habrá que pagar cada 3 años? ¿Así que no es recaudatoria? De verdad es que estos funcionarios del gobiernos son unos mentirosos a ultranza y con su cara de piedra pueden asegurar que el cielo es rosa mexicano con la certeza de que 1+1 es igual a 2.

A pesar de las críticas en los medios impresos y electrónicos, ya me quedó claro que nos han metido un impuesto más. Quiero creer que todo tiene un límite. ¿Cuántas más cosas pretenden cargarle a quien necesita un auto para moverse en esta ciudad? Yo creo que cada día se están quedando con menos margen de maniobra, aunque me parece que quizás peco de demasiado ingenuo.

Wednesday, May 19, 2010

Paseo olímpico

Hoy fuimos con Marga al nuevo Centro de Convenciones de Vancouver, creado para las Olimpiadas de invierno, que se llevaron a cabo a principios de este año. Sin duda hicieron un notable trabajo. Ahí se encuentra el pebetero y los arquitectos que diseñaron esto buscaron sacar provecho al paisaje. He aquí algunas fotos (con las descripciones cuando esto se amerita).

Una vista desde el Centro de Convenciones

¿Un árbol caído? No, una escultura metálica gigante

Mi madre y yo. Atrás el pebetero olímpico

Un orca digital

Las explicaciones del caso

El planeta Tierra dentro del Centro de Convenciones

foto tomada exactamente bajo el globo terráqueo

Una gota de agua gigante

Obsérvese el tamaño real

Desde la base de la gota

Tuesday, May 18, 2010

Qué nos hace ser mexicanos


Hace unos días platicaba con un amigo, que me decía que no encontraba la definición de mexicanidad. ¿Qué nos hace el ser mexicanos? ¿qué nos caracteriza? Parece difícil de responder. No obstante, ahora que vine a Vancouver de pronto la pregunta regresó a mi cabeza y creo haber encontrado una respuesta, al menos parcial. Me explico:

En estos países primermundistas algo que parece natural es el sinfín de reglas que rigen todas las actividades cotidianas. Por ejemplo, una vez en Texas, habiendo rentado un automóvil, íbamos por una calle y teníamos que dar vuelta a la izquierda, pero no estábamos en el carril de la izquierda, sino en el de en medio. Notamos, después de un rato, que la flecha que nos daba el paso a la izquierda jamás se ponía en verde. Nos percatamos entonces que había que estar en el carril adecuado y así, probablemente con un sensor en el piso, el semáforo cambiaba entonces el color de la flecha. Aquí la regla tenía que seguirse porque un control automático la dirigía.

En el Reino Unido, por ejemplo, hay una regla, quizás llevada a cabo por mero sentido común, la cual indica que si subes escaleras mecánicas y te vas a quedar quieto, entonces te pegas a u derecha. Así, si alguien quiere caminar en las escaleras y subir más rápido, puede hacerlo sin tener que zigzaguear entre quienes suben.

Aquí en Vancouver, puede parecer ridículo, pero hay una regla elemental: las calles se cruzan en las esquinas. Así, tanto peatones como conductores saben a qué atenerse. Igualmente, los conductores de automotores saben que el peatón tiene prioridad y si hay en el piso la señal por donde pasan los peatones, los autos se tienen que detener.

Estos ejemplos me hacen pensar que el mexicano es inmune a las reglas y por definición busca brincárselas. De esta manera, podemos cruzar a la mitad de la calle, darnos vuelta a la izquierda aunque no estemos en el carril correcto y peor aún, incluso estando la vuelta prohibida.

La razón de esto, creo está en la percepción que por decenas de años tiene el mexicano de las reglas. Aquí sed vale brincárselas, es como un deporte nacional, Porque las reglas más elementales parecen hechas para retrasados mentales, así pensamos, y entonces resulta idiota seguirlas. Nosotros, mexicanos, somos más inteligentes que todas las reglas y no vemos necesidad de respetarlas,

Pero además sabemos que las leyes en nuestro país son como el chicle: se pueden estirar tanto como queramos. Así entonces vemos ejemplos como el de la hija del roquero Alex Lora, que atropelló a un trabajador que limpiaba una caseta de teléfonos y lo mató. Llegó entonces la policía y halló que la hija del cantante, Celia Lora, estaba intoxicada, borracha pues. Cuando los guardianes de la ley supieron de quién se trataba, y a sabiendas que ante este hecho se puede torcer la ley para pasar de un asesinato imprudencial a un accidente lamentable, a cambio de sacarle -en este caso al padre de la irresponsable señorita- una buena cantidad de dinero, se alentaron las pruebas periciales. Se mencionó que no estaba claro si Celia era la conductora del auto, porque la policía la halló en el asiento del copiloto. (¿quién vendría manejando? misterio).

Pero como hubo presión mediática, y porque sabemos que la ley es más o menos flexible para el poderoso, para el popular, para el que tiene dinero, la cosa se complicó. Ya no parecía fácil cambiar los hechos para favorecer a la hija de Lora. Hoy las noticias indican que la familia Lora está dispuesta a "reparar el daño" (¿cómo se puede reparar la pérdida de una vida? otro misterio), entonces la familia del afectado aparentemente ha aceptado una cantidad de un millón de pesos. Según las propias noticias, esto no significa que la señorita Lora se libere de la cárcel, pero es "un atenuante" (traducción: probablemente eso signifique el pago de una fianza para que no pise la cárcel).

Pero el punto no es si la mujer enfrenta su responsabilidad en la cárcel. No, el punto es que como siempre, se nos muestra que la ley es corrompible, que el mismo Alex Lora, que tanto habla de ser del pueblo, hace lo que haría en su caso para defender a su hija en un país donde la ley es susceptible de modificarse a cambio de pocos o muchos pesos, de acuerdo a la gravedad del caso.

En suma, estamos acostumbrados, por generaciones, a aceptar que la ley no es igual para todos. Tenemos al policía que le saca a uno una mordida para no llevarlo al corralón, porque esto significa pérdida de tiempo y dinero. Mejor le damos una cantidad de dinero y la infracción se convierte en un trámite de simplificación administrativa, por decirlo de una manera amable.

El problema de la corrupción en nuestro país es un mero problema de no aceptar que las reglas, las leyes pues, tienen un sentido. Pero mientras tengamos esa idea de que nosotros, mexicas, estamos por encima de ellas, seguirá siendo cierto que este país no sirve.

Saturday, May 15, 2010

Visita a un templo budista

Hoy Marga y Mauricio nos llevaron a un templo budista, que está en Richmond, en la Steveston Highway. La entrada es gratuita pero evidentemente se aceptan todos los donativos. Hay una tienda donde se vende incienso, el cual está prácticamente en todos los ¿altares? que pueden verse alrededor de las construcciones del templo.Fue una visita interesante, pero en mi opinión, como la mayoría de los letreros están en chino, pues se pierde parte de lo que podría uno aprender.

De ahí nos fuimos a comer muy cerca del templo, en donde está enclavada una zona donde en la antiguedad se enlataban lo que los pescadores sacaban del mar (esto no se hace ya aquí, evidentemente). Comimos en un restaurante griego y de ahí el largo viaje de regreso.

He aquí algunas de las fotos:

Friday, May 14, 2010

Primer día en Vancouver


Esta semana en Vancouver, empezó con una visita a Granville island, un sitio en el centro de la ciudad que más que isla es una especie de "mall" al aire libre y en donde hay tanto restaurantes como tiendas. Es más, dentro de dicho lugar está enclavada una Universidad de diseño gráfico e incluso, mi hermana Marga ha dado clases ahí.

Marga conmigo, con la cámara de 10 megapixeles

Paseamos un rato por la isla. Mi madre atendía a todos los detalles de los artículos que examinaba en cada tienda a la que entraba. Hicimos hambre y de ahí fuimos a un restaurante, ya fuera de la isla, en donde comí los tradicionales e ingleses "fish & chips", aunque estos no se sirven envueltos en papel periódico, como indica la tradición.

Mauricio y Marga

Al terminar, fuimos a "postrear", valga la expresión, a un pequeño restaurante donde hacen magníficos pastelillos, repitiendo la experiencia del año pasado. Terminamos con un paseo por el parque en donde Bono la pasó súper.

Marga con nuestra madre

Thursday, May 13, 2010

¿Por qué todo trámite requiere tanto papeleo?

En las últimas semanas he tenido que hacer todo género de trámites. Para viajar tuve que sacar pasaporte y visa a Canadá. Fuera de que hay que demostrar que uno es uno, en el visado canadiense me hablaron para pedirme más información. Por ejemplo, aparte de que tuve que poner datos de mis empleadores, con teléfono y dirección, de los últimos diez años, querían que les presentara los recibos de honorarios respectivos. Les mandé un bulto de recibos de la UNAM, por mi salario que es como de 1000 pesos quincenales. Pensé por un momento que eso sólo sería prueba de que como profesor universitario me va fatal. En fin, la cosa es que me dieron la visa.

Pero un par de semanas más tarde decidí ir a cambiar pesos por dólares canadienses. En una casa de cambio me pedían no sólo mi credencial de elector, o en su defecto, mi pasaporte y un comprobante de domicilio... ¿por qué tanto papel? ¿por qué hay que probar que uno es quien es a cada rato? La razón -me parece- es que en México no hay control de nada. Las diferentes dependencias no tienen acceso a bases de datos comunes para checar los datos de las personas a las que les piden una y otra vez sus papeles. Así, hay que llevar fotocopias de todo porque como no hay coordinación entre las diversas dependencias, todos los ciudadanos pagamos el pato.

Por ejemplo, ya saqué mi pasaporte, pero si se me extraviara y tuviese que sacar otro, tendría que hacer los mismos trámites que hice originalmente, amén de entregar una carta del Ministerio Público (MP), en donde indicara cómo es que mi pasaporte se extravió. En breve, a pesar de que ya hice el trámite y que Secretaría de Relaciones Exteriores tiene un legajo completo con fotocopias de todos mis papeles, tendría que duplicar toda la información que ya tienen.

Es claro que la solución sería crear bases de datos relacionales, en donde las dependencias pudiesen revisar los datos de alguna manera. Es evidente que aquí hay que lidiar con problemas de seguridad y de privacidad, pero el punto es que como están las cosas, mientras no se busque una solución a todo esto, viviremos entregando N juegos de fotocopias en cuanto trámite tengamos que hacer.

Saturday, May 08, 2010

Dilema lógico

Un dilema es una situación que requiere una elección entre opciones que son o se ven igualmente desfavorables o mutuamente exclusivas. En lógica, es un argumento que presenta dos alternativas, las cuales tienen la misma consecuencia (del griego "dilema", que significa proposición ambigua. Por ejemplo, "si usaste el arma hiciste mal; si no la usaste, hiciste mal", es decir, no hay una solución adecuada. Ésta es la definición del diccionario y la pongo porque enfrentamos en la casa un dilema: La Pupa está enferma, muy enferma. Tiene insuficiencia renal crónica, cosa que se traduce más o menos en fallo progresivo e incurable de los riñones. Con 13 años encima la Pupa acusa edad y problemas ya sin solución.

Hace quince días la llevamos al veterinario y éste nos dijo: "váyanse despidiendo de la Pupa". Nos sorprendió un poco que nos dijera eso. Estuvo un par de días en el hospital veterinario casi sin comer. La trajimos de regreso y empezó a comer bien, pero ese gusto nos duró un par de días. Regresó la apatía y la inapetencia. En la última semana ha tomado mucha agua y ha comido muy poco. Su orina es casi transparente (lo que indica que el riñón ya no procesa bien el asunto), y ya el caminar se le dificulta extremadamente. Está débil por falta de alimento pero no se puede hacer mucho para que coma.

La solución parece ser estar en dormirla definitivamente. Dejarla descansar porque no hay tratamiento que pueda ponerla como antes. El viernes pasado la llevé al veterinario de nuevo. La encontró mal y me dijo que había ya que pensar en tomar una decisión familiar porque, aunque no sufría, su calidad de vida estaba mermando poco a poco, pero inexorablemente. De regreso la cargué hasta la casa (el veterinario está a dos cuadras de donde vivo y los viernes no tengo coche). Me di cuenta de la dependencia de la perrita para conmigo. Confía en mí al 100% y me parte el alma tener que pensar en una solución definitiva.

La Pupa ha sido muy valiente y ha aguantado, en estos últimos años, todo género de dificultades de salud. Tuvo un problema de vagina que pudo haberla matado (la Pupa I, porque ésta es la II, murió de eso). Esta Pupa la libró. Unos pocos años después, y hace poco de esto, le descubrí una inflamación de las glándulas mamarias. "Son tumores", dijo el veterinario y hubo que intervenirla. Aunque salió bien, se le abrió la herida y estuvo quince días con limpieza y una pomada que finalmente logró la cicatrización. Hubo que ponerle un collar isabelino, un cono que impedía que la Pupa se chupara en la herida. Se curó al 100% y regresó a ser la perrita activa que siempre tuvimos. Ha sido una perrita valiente pero creo que ahora sus fuerzas están minadas.

Ahora de nuevo el panorama empeoró. El asunto del riñón empezó muy rápidamente y ahora mismo ya es insoluble. La decisión no puede esperar mucho. Estoy muy triste realmente. Son 13 años con la Pupa, que no es una mascota, sino un miembro más de la familia... Pero no quiero que sufra. No lo merece.

Y no sé por qué escribo esto. Quizás intentando convencerme que hacerla descansar finalmente es la mejor decisión y que debería estar feliz porque tuvo una buena vida. Por supuesto que me siento terrible porque cuando se tome la decisión es como darle la pena máxima, y aunque suene ridículo, siento que la estoy traicionando. Me siento francamente fatal.

Tuesday, May 04, 2010

Defensor del cliente del banco Santander

Hace un mes exactamente, tuve un problema al querer sacar mi pasaporte. Días antes había hecho el pago de los derechos por el documento en Santander y me hicieron mal el recibo, el cual en Relaciones Exteriores no aceptaban así. Así, regresé al Banco a las carreras y ante la ineptitud absoluta del gerente en turno, para ayudarme a arreglar la dificultad que el cajero causó, tuve que pagar de nuevo el costo del pasaporte. Finalmente pude sacar el documento en cuestión. Sin embargo, regresé al banco para quejarme. Me mandaron a la defensoría del cliente. Ahí hablé con una de las encargadas que me pidió toda la información del asunto. Así entonces, escribí la siguiente carta:


Atención: Gabriela Payán


La presente es para exponer mi más enérgica queja ante la falta de profesionalismo por parte del Banco Santander, sucursal Pedregal (calle de Cráter). Los hechos son los siguientes:

Aproximadamente una semana antes de las vacaciones de semana santa, fui a dicha sucursal a pagar los derechos por el canje de pasaporte. La cantidad a pagar fue de 1795 pesos. Yo llevaba el número de cuenta (de la secretaría de Hacienda), donde debía depositarse la cantidad correspondiente. De hecho, la hoja con estos datos se entrega gratuitamente y puede incluso bajarse de Internet, de la página de la Secretaría de Relaciones Exteriores. En dichas hoja anoté en los campos solicitados, apellido paterno, materno y nombre(s). Esos son los únicos datos que necesita el cajero. A todo esto, la sucursal ya tiene copia de se papel en particular (cuando se lo entregué al cajero para pagar el trámite).

Pues bien, el cajero que me atendió se equivocó y emitió un recibo poniendo mi apellido materno como paterno y viceversa. Yo no podía saber a priori que ese recibo de pago estaba mal hecho, pues es un recibo que no hago frecuentemente, de hecho, la última vez lo hice hace cinco años, cuando pagué mi pasaporte por un lustro y ahora, que quería pagarlo por diez años. Así, me fui pensando que todo estaba en orden.

Cuando llegué a mi cita (ahora para sacar un pasaporte se necesita cita de antemano), el funcionario que me atendió se dio cuenta del error del recibo y me dijo que tenía que ir al banco a arreglar el problema. Tenía quizás media hora y si no llegaba con alguna solución, entonces tendría que pedir otra cita. Cabe señalar que si no hacía ese día el pasaporte (5/abril/2010), posiblemente no iba a poder viajar. Así, salí
literalmente corriendo a la sucursal en donde la srita Guadalupe Frías me indicó que sí, que el recibo estaba mal y que lo que procedía era hacer una aclaración ante Hacienda para que se me emitiera otro recibo. Desde luego que eso podía tardar unos días, por lo que me vi obligado a desembolsar otros 1795 pesos para que se me emitiera un recibo correcto en ese momento. Una vez hecho de nuevo ese gasto, por culpa del inepto cajero, corrí a resolver lo de mi pasaporte. Ahí, en la Oficina de Relaciones Exteriores me dijeron que tenía que ir al SAT y pedir el reembolso de la cantidad del primer recibo. Así, el error de un cajero puso en riesgo no sólo el obtener mi pasaporte a tiempo, sino mi vuelo el cual, de no hacerse, perdería el reembolso. Por si no lo saben, los boletos de avión no se reembolsan y si acaso lo hacen, siempre penalizan al viajero que no usó el boleto por la razón que sea. Para colmo, ahora tuve que poner 1795 pesos más que no debía haber puesto.

El asunto es que fui hoy 6 de abril a quejarme a la sucursal mencionada, la cual dirige una sra. llamada Lucelina Rizo González, la cual no estaba en el banco. Supuestamente su teléfono es el 51351399. Yo le exigí a Guadalupe Frías que me diera los datos de la responsable de la sucursal, la cual a todo esto, repito, no se encontraba en su sitio de trabajo. Evidentemente la srta Frías no tiene ninguna posibilidad de arreglar nada y está solamente de mero adorno. No puede tomar decisiones y no sabe siquiera disculparse.

Sobre el inepto cajero, la srta Fría me informó que era nuevo, y por ende, le faltaba experiencia. Bonita conclusión. Ahora resulta que en un Banco que supuestamente es profesional, pone a cajeros novatos y los clientes estamos expuestos a sus estupideces y errores. No puede ser. Dicho cajero simplemente, si está en entrenamiento, debe estar asistido por alguien de experiencia, pero no lo está. Él actúa como mejor le parece aunque cometa errores elementales. No sé ni quiero saber el nombre del cajero que me atendió, pero me parece un insulto que siga en las cajas atendiendo a la clientela. No quiero pensar cuántos errores podrá cometer por "su falta de experiencia".

En resumen, la falta de control por parte del banco, de entrenamiento de sus cajeros, del respeto que se merecen sus clientes dan como consecuencia -entre otras cosas- que ahora tenga yo que ir al SAT a pedir la devolución de mi dinero, la cual puede tardar de 3 a 6 meses. Por supuesto que el Banco Santander no le importa que yo pierda mi
tiempo en ese trámite, aunque esto se deba a errores de su personal. Igualmente, al Banco no le importa que yo tenga que desembolsar de nuevo la cantidad ya mencionada porque a mí me urgía el trámite y si tengo o no tengo el dinero es cosa mía, es mi problema, cuando de nuevo, repito, todo este problema fue causado por la negligencia y estupidez de un cajero inepto, principiante, que no entiendo qué hace en la sucursal bancaria.

Yo quisiera saber qué respuestas me va a dar el banco. Por supuesto que del dinero que tuve que desembolsar extra ni hablamos, porque las cosas de dinero son muy serias e importantes al banco, pero solamente cuando el dinero es para ellos, no ajeno a ellos. Es decir, Santander ni me reembolsará el pago ni hará el trámite de devolución al SAT para que me regresen la cantidad que pagué de más, debido a -repito- por la
ineptitud de un cajero principiante, por la ineptitud de un trabajador de Santander.

Dicen que el tiempo es oro, y el banco entenderá que perderé una mañana yendo al SAT a hacer el reclamo correspondiente. Cabe señalar que si no voy a trabajar, no se me paga. Es decir, aunque recupere el dinero que pagué de más, habré perdido dinero porque no podré ocuparme de mis labores profesionales por atender un problema generado por la incompetencia de uno de sus trabajadores.

Yo pienso que es hora de que el banco se haga responsable de sus actos y responda de acuerdo a las circunstancias. No estoy pidiendo que me den dinero porque sé que el Banco no me dará nada, pero al menos exijo que se trate con la mayor seriedad el problema que tuve por los errores de su sistema como banco. Quiero ver respuestas. Quiero ver un banco que respeta a sus clientes, empezando por los dizque gerentes que
aparentemente no saben siquiera cómo lidiar ante una queja y se desentienden. Su afán de servicio es tan nulo como la capacidad intelectual del cajero que por mala suerte tuve que enfrentar, el cual no sabe reconocer siquiera el campo de apellido paterno con el del apellido materno.

No sé si entiendan mi enojo., pero que quede claro que estoy sumamente enfadado. Pusieron en riesgo no sólo 1795 pesos, sino mi viaje además de todo.

Estaré esperando respuesta y si no recibo atención por parte de ustedes, haré lo que esté en mis manos para que se me atienda adecuadamente. De hecho, ya en otra ocasión, por un problema con el límite de crédito de mi tarjeta se me dijo que me hablaría el defensor del cuentahabiente. Nunca me habló. Me mintieron. Un banco así es de vergüenza.


Atentamente
Manuel López Michelone

Se supone que en unos 15 días hábiles habría alguna respuesta. Esperé todo el mes y como no había ningún correo de la Srta. Payán, escribí de nuevo:


Atención: Gabriela Payán,

Veo que lamentablemente mi queja no ha servido de nada. Han pasado al menos 21 días hábiles y no he recibido ni una sola explicación del banco. Más aún, el inepto cajero, que causó todo este problema, que me hizo perder tiempo y dinero, sigue tan campante en su puesto de trabajo. Yo no sé qué clase de investigación hacen a las quejas de sus usuarios, pero es penoso ver que no hay la mínima atención para los clientes, particularmente los que se encuentran insatisfechos por la falta de profesionalismo del banco, por su vergozonso actuar. Noto que no les importa para nada lo que les pase a los clientes.

Se suponía que mi queja iba a pasar a los "mandos superiores", pero veo que fue una mentira más. Aparte de perder dinero por la ineptitud de un cajero principiante, pierdo mi tiempo porque mi queja simplemente no es atendida. No se me atiende adecuadamente. No se me da información de lo que va pasando. ¿Así funciona el defensor del cliente?

Espero respuesta, al menos por mera educación

Manuel López

pero para mi sorpresa, hoy a eso de las 6 pm recibí un correo de la defensoría del cliente, el cual dice:


Apreciable Manuel López Michelone,

Referente a la inconformidad presentada en Servicio al Cliente, con respecto al mal servicio otorgado en la Sucursal 7842 Jardines del Pedregal, le informamos lo siguiente.

Se llevaron a cabo las gestiones con el área correspondiente y su queja fue reportada y atendida, de acuerdo a la información proporcionada se tomaron las acciones necesarias y se llevó a cabo la retroalimentación del personal que labora en dicha sucursal, por lo que a nombre de Banco Santander le ofrecemos una disculpa por las molestias ocasionadas, al respecto le informamos que estamos comprometidos en mejorar nuestra atención para ofrecerle un servicio de calidad.

Adicional a lo anterior le informamos que a partir del día de mañana usted puede acudir a la Sucursal 7842 Jardines del Pedregal para que le realicen el rembolso correspondiente.

Sin otro particular continuamos a sus órdenes.

Reciba un cordial saludo…

Atentamente

Aclaraciones, Servicio al Cliente
Bernardo Quintana No. 4056
Col. San Pablo
Santiago de Querétaro, Qro.
e-mail: aclaraciones@santander.com.mx
Tel. 01 800 0128 728
GPC

Así que para de forma inesperada, me regresará el banco la cantidad que no debí haber pagado de nuevo. Al menos en esta ocasión quejarse sirvió de algo. Lo lamentable es tener que poner este tono de enfado, peor parece ser que no hay más remedio. Si uno quiere que se le haga caso, cuantimás en un banco, no parece haber otra solución.

Un presidente sin vergüenza


Leo en www.presidencia.gob.mx una encuesta, en donde se pregunta a los ciudadanos si considera que el presidente Calderón debería ir a Sudáfrica al partida inaugural del Mundial 2010. He aquí las preguntas:

De acuerdo al desempeño que ha visto de la Selección Nacional, ¿hasta dónde cree que va a llegar la Selección Nacional en Sudáfrica 2010?

  • ¿Hasta dónde ha llegado la Selección Nacional en un Mundial?
  • México jugará el partido inaugural contra el país anfitrión Sudáfrica. ¿Usted cree que la Selección Nacional: ganará, empatará o perderá?
  • México jugará el partido inaugural del Mundial contra Sudáfrica, el país anfitrión. ¿Usted cree que el presidente Calderón sí debe de ir al partido inaugural o no?
  • El presidente Calderón fue invitado personalmente por el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma para que lo acompañe en el partido inaugural del Mundial. ¿Usted cree que el presidente Calderón sí debe de ir al partido inaugural o no?
  • Tradicionalmente la mayoría de los presidentes de los países que juegan el partido inaugural del Mundial asisten al estadio. ¿Usted cree que el presidente Calderón sí debe de ir al partido inaugural o no?
  • ¿Usted cree que la presencia del presidente Calderón en el partido inaugural del Mundial será un apoyo moral para la Selección Nacional o no?
Obsérvese la maniobra para manipular. Por un lado, se nos indica que Calderón ha sido invitado personalmente por el presidente de Sudáfrica y que además, tradicionalmente la mayoría de los presidentes de los países que juegan el partido inaugural asisten al estadio. Ajá.

La encuesta es de entrada vergonzosa. El presidente tiene asuntos más importantes que un evento como el Mundial de Sudáfrica. A mí se me hace que Calderón recibió la invitación para ir y se dijo a sí mismo: "¿y por qué no? Voy un par de días, me apersono en el mundial... ¡genial!".

La realidad es que "el horno no está para bollos. Permitir que el presidente se vaya a divertir a este evento es de nuevo, cerrar los ojos a la realidad de un país en donde la mitad de la población califica como en pobreza.

A todo esto, si uno contesta la encuesta y remite los resultados, estos no se ven en la página web. Digamos que "le están midiendo el agua a los camotes", porque es claro que una inmensa mayoría rechazará que Calderón se desplace al continente negro por esta razón.

Sunday, May 02, 2010

La imagen de Paul Keres en los billetes de Estonia

Paul Keres fue quizás el mejor ajedrecista que ha dado Estonia. He aquí lo que dice la Wikipedia:

(Narva, 7 de enero de 1916 - Helsinki, 5 de junio de 1975) fue un ajedrecista estonio, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos que no llegaron a ser campeones del mundo. Se le ha llamado el "campeón sin corona".

Entre 1937 y 1941, estudió matemáticas en la Universidad de Tartu.
En 1938, ganó el torneo AVRO, donde participaban los ocho mejores jugadores de la época. Se suponía que el vencedor de este torneo sería el aspirante al título de campeón del mundo; pero el inicio de la segunda Guerra Mundial hizo que no se pudieran concluir las negociaciones con el campeón vigente, Alekhine. En 1948, Keres quedó cuarto en el match-torneo de La Haya-Moscú del que salió el nuevo campeón (Mijaíl Botvínnik). Keres hizo 10,5 puntos de 20 en el torneo, lo que representó un gran fracaso para él, dado que era uno de los favoritos. Cabe hacer notar que su situación personal era particularmente difícil, pues durante la guerra, cuando Estonia estuvo bajo control alemán, él participó en diversos torneos en la Europa ocupada. Lo anterior lo hizo sospechoso ante las autoridades de la Unión Soviética, quienes lo acosaron insistentemente hasta el punto de que temió por su vida.
Keres ganó el campeonato de la URSS en tres ocasiones (1947, 1950 y 1951) y participó en el torneo de candidatos en cinco (fue segundo en Zúrich 1953, Ámsterdam 1956, Yugoslavia 1959 y Curazao 1962); pero nunca clasificó para un encuentro por el título mundial.

Murió en Helsinki, Finlandia, en 1975, al regreso del torneo de Vancouver, que ganó.

Botvínnik dijo: "La mayor pérdida para el ajedrez desde la muerte de Alekhine".
El billete de cinco coronas estonias (cinco krooni) lleva su imagen.

Se puede contemplar una estatua de Paul Keres en Tõnismägi, Tallin.

El MI Kenneth Frey (y GM por correpondencia), consiguió un billete original de Estonia, con la imagen del gran Keres:

A todo esto, cuando Bill Gates cumplió 40 años, sus amigos le mandaron hacer un fotmosaico con Robert Silvers. Éste armó la imagen final de Gates solamente con billetes de diversos países. En una parte de dicho mosaico puede verse el billete con la imagen de Keres: