Wednesday, June 30, 2010

Rube Goldberg de nuevo

Hace tiempo hablé aquí mismo, en este blog, de Rube Goldberg, un personaje que hacía tiras cómicas en donde inventaba los más difíciles mecanismos para realizar una labor simple, por ejemplo, lavarse los dientes, o limpiarse la boca con una servilleta.

He aquí un muy divertido video llevando la idea de Goldberg al extremo. Disfrútenla


Sunday, June 27, 2010

Porqué molesta tanto que pierda la selección de futbol

Para México hoy se acabó su participación en el Mundial de Futbol. Se pasó en segundo lugar en el grupo que jugaban Uruguay, Francia y Sudáfrica y por ende nos tocó jugar en octavos de final contra Argentina, que hoy por hoy tiene un montón de estrellas, como Messi, entre otros. Los argentinos nos ganaron 3-1 y los sueños de "hacer historia", por parte de cronistas, entrenador nacional, aficionados, etc., pasó a ser sólo eso, un sueño incumplido una vez más.

Pero... ¿por qué nos duele a los mexicanos que pierda la selección nacional? Mi opinión es porque los medios, en este afán comercial que impone este negocio, nos pintan siempre al TRI como "la selección mejor preparada de todos los tiempo", "la ansiada selección que ahora sí ha mostrado en N partidos de preparación, que puede contra el que sea", etc. Es claro que el dinero invertido en esta mediocre selección es demasiado y los resultados dejan mucho que desear. Por ello mismo a la gente le disgusta que no entreguen los triunfos esperados, y no es su culpa... los propios medios han inflado un gigantesco globo de cantoya llamado selección nacional de futbol y a la hora que se desinfla a toda velocidad nos deja a todos con un pésimo sabor de boca.

Miren ustedes: Primero entrenador de la selección para este mundial fue Hugo Sánchez. Falló y entonces fue destituido. Llego un sueco que por poco y deja al seleccionado fuera del mundial, pues padeció para pasar en la eliminatoria de Concacaf, con equipos que dan pena ajena por lo malos que son. Finalmente lo corrieron. Llegó el "vasco" Aguirre, que con su enfoque motivacional sacó adelante a "nuestros muchachos" y los calificó al mundial y una vez hecho esto, los infló, nos hicieron creer cualquier cantidad de mentiras y he aquí los resultados: un fracaso más.

Sin embargo, a los dirigentes del futbol mexicano todo esto les tiene sin cuidado: cada cuatro años olvidamos estos fracasos y ya empezará el ciclo de nuevo. Se venderán en su momento el nuevo diseño de las camisetas de la selección tricolor. Veremos nacer a estas estrellas mexicas deslumbrando en la cancha y prometiendo grandes hazañas y desde luego, haciendo anuncios de sandwiches, o de cualquier otro bien o servicio en donde sea posible meterlos. Olvidaremos, como siempre, que pasamos del "sí se puede" al "no, no se pudo" pero que los medios nos harán olvidar con todo género de mentiras en este país que cada día es de más simulación.

Ahí tienen los resultados mediocres. El fracaso de la selección es mayúsculo en dos términos: 1. por la cantidad de dinero invertido y 2. por las mentiras sobre la capacidad de nuestros ratones verdes (el calificativo es de un periodista de Excélsior, Manuel Sayde), que una vez más mostraron no estar a la altura del nivel de futbol mundialista.

Wednesday, June 23, 2010

El país no puede avanzar así

Leo en El Universal, una nota que raya en la idiotez. Resulta que el señor Eric Rubio Barthell, secretario de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, exhortó al director técnico de la selección nacional de futbol para que ofrezca explicaciones por las cuales hizo los cambios que hizo y tomó las decisiones que tomó en el partido que el tricolor perdiera con su similar de Uruguay.

He aquí la nota:

Diputado pide que Aguirre rinda cuentas

Redacción El Universal
Miércoles 23 de junio de 2010

Eric Rubio Barthell, secretario de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, exhortó "a nombre de todos los mexicanos" a que el entrenador de la selección mexicana ofrezca una explicación del por qué de los cambios en el partido ante Uruguay.

"El tema que interesa a una gran mayoría de los mexicanos, no a todos, es el futbol, y bueno, sí dije sobre la necesidad de que Javier Aguirre explicara las tácticas de por qué y cómo se jugó el último juego", reconoció en entrevista con José Cárdenas para Radio Fórmula.


"Me preguntaban si lo citaría a comparecer, no creo que tengamos atribuciones, de hecho no las tenemos, pero como diputado, ya no como secretario de la Comisión de Comunicaciones, sino como representante, pues sí exhorto a que lo explique a los mexicanos".


A pregunta expresa del conductor de radio sobre si el futbol está distrayendo a los diputados de su labor, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) respondió "pues sí", aunque sostuvo que "somos representantes de los mexicanos, pues tenemos que exhortar a que se aclare".

Y sobre si el político propuso un análisis jurídico para averiguar si es factible llamar a comparecer al Vasco, Rubio Barthell explicó que "hice una revisión con mi oficina, para ver si se podía, yo sé por lo que llevo de diputado que no deberíamos tener sobre eso, pero bueno, se presenta, vamos a revisarlo".


Aunque después rectificó: "efectivamente no tenemos atribuciones, por tanto ni se va a hacer el punto de acuerdo, ni se va a presentar, pero eso sí, exhorto, como a todos los mexicanos, a que nos expliquen que fue lo que paso".


Hasta aquí la nota.

No puede ser que en este país los propios representantes del pueblo piensen en tanta estupidez. En primera instancia, el director de la selección nacional trabaja para un particular y no para el gobierno. Dicho de otra manera, el empleador es, en todo caso, quien debería pedirle las explicaciones del caso si es que lo considera pertinente.

Pero además, probablemente el "vasco" Aguirre no tenga que dar explicaciones a nadie. Finalmente él el el timón de la selección y su trabajo lo desempeña de la mejor manera que puede y además, se le han dado los atributos para que él, precisamente, decida si entra el "Bofo" o el "chicharito", o quien se le antoje.

Por supuesto que en este ambiente futbolero todo aficionado, en este país, que se precie de tal, se considera "director técnico de la selección". Conozco a muchos villamelones que dicen con total autoridad a quién hubiese metido a la cancha, en qué minuto, a quién hubiese sacado, etc. Así, el idiota diputado cree que Aguirre tiene que dar explicaciones para satisfacer la angustia generada en los aficionados al futbol, por las decisiones tomadas en ese particular partido.

Todo esto no es más que circo y más circo al pueblo. A ver, ¿por qué no encarar los problemas del país? los de verdad: la inflación, la falta de seguridad, la cantidad de gente ejecutada en lo que val del año, el abuso que mes a mes nos receta el gobierno aumentando las gasolinas, el abuso del gobierno capitalino poniendo una nueva tarjeta de circulación con la que recaudarán unos 700 millones y que, probablemente, se irán a la campaña del cretino gobernador del DF para su campaña presidencial.

Pero no, hablemos de futbol, soñemos con el triunfo frente a Argentina hasta que la realidad nos saque de nuestra esperanza tricolor en el balompié. Sigamos ignorando los problemas reales. Podemos paralizar a México cuando juega el seleccionado: hagamos desayunos o comidas (de acuerdo a la hora en que el TRI juegue), para que la gente disponga de dos horas para ver el partido en lugar de estar trabajando porque sí, el futbol es muy importante. Si pasamos al quinto partido seguramente nos sentiremos campeones mundiales, aunque la realidad del país, la pobreza, el desempleo, las tranzas de los gobernadores de Oaxaca y Veracruz, el uso grosero de los recursos de los contribuyentes para apoyar a los candidatos de uno u otro partido no importe, nada de eso es fundamental. Lo que tiene verdaderamente valor es ver como un grupo de futbolistas nos hacen felices calificando a la siguiente etapa del gran negocio que es el mundial.

Si seguimos así, empezando por el increíblemente estúpido diputado Eric Rubio, pues no veo cómo se podrá sacar alguna vez a este país adelante. Deveras que hay cretinos que no tienen límites.

Monday, June 21, 2010

El efecto mediático


Murió Carlos Monsiváis apenas hace un par de días. Los medios dieron cuenta de inmediato de la triste noticia. El escritor había estado en el hospital por más de dos meses por una fibrosis pulmonar, si mal no recuerdo. Aparentemente estaba reaccionando y me acuerdo haber leído que había salido de terapia intensiva y que iba recuperándose. No fue así finalmente y el crítico personaje falleció.

Las reacciones no se hicieron esperar: Calderón dijo que extrañiaríamos la visión crítica de Monsiváis. Muchos personajes de la vida pública del país hicieron sus propias reflexiones al respecto. Aparentemente todo el mundo ahora indica de la gran pérdida que significa Carlos Monsiváis.

El Gobierno del DF decidió hacer un homenaje póstumo y llevó el cuerpo del escritor a Bellas Artes. Ahí se dieron cita López Obrador, Ebrard, amén de muchos políticos que -como decía Fidel- quieren salir en la foto, porque así se maneja la política en México. Vaya, un circo fue el homenaje de cuerpo presente en el Palacio de las Bellas Artes.

Sin embargo, ¿por qué ahora que se muere Monsiváis le hacen caso? Esto me recuerda cuando murió Celia Cruz. Más de una estación de radio se la pasó transmitiendo su música en ese día. ¿Después? Simplemente se olvidaron de ella.

Ahora sale en las noticias que hasta hay voces que quieren que una calle lleve el nombre de Carlos Monsiváis, pero me pregunto: ¿de toda esta gente que se encuentra transtornada por la muerte del escritor, cuánta lo fue a ver cuando estaba en el hospital? ¿Acaso Ebrard se apareció para darle unas palabras de aliento? ¿O López Obrador? ¿O incluso Calderón? No, probablemente nadie se tomó la molestia de ir a verlo pero ahora sí, todos quieren sacar raja de este evento.

Mañana se olvidará. nadie se acordará de las peticiones para que una calle lleve su nombre. El efecto mediático habrá pasado y por ende, no tendrá sentido mantenerlo por más tiempo.

Friday, June 18, 2010

John Conway en México

De acuerdo a la Wikipedia, John Horton Conway (nacido en Liverpool, Gran Bretaña el 26 de diciembre de 1937), es un prolífico matemático activo en la teoría de conjuntos (teoría de conjuntos finitos), teoría de nudos, teoría de números, teoría de juegos y teoría de códigos. Se formó en la Universidad de Cambridge.

Entre los matemáticos aficionados, quizás es más conocido por su teoría de juegos combinatorios, en particular por ser el creador en 1970 del juego de la vida. También es uno de los inventores del juego del drago, así como del Phutball y ha realizado análisis detallados de muchos otros juegos y problemas, como el cubo Soma.

Cabe señalar que el juego de la vida fue uno de los pasatiempos más programados en los años setentas. De hecho, es una parte importante de la teoría de autómatas celulares en dos dimensiones. Se especula que el juego de la vida de Conway consumió cientos de miles de horas de computadora y es probablemente uno d de los programas que más popularidad tuvo entre los “hackers” de ese tiempo.

Conway inventó un nuevo sistema numérico, los números surreales, los cuales se encuentran estrechamente relacionados a ciertos juegos y han sido objeto de una novela matemática por Donald Knuth. También ideó una nomenclatura para números excesivamente largos, la nowiki o flecha encadenada de Conway.

Actualmente es profesor de matemáticas en la Universidad de Princeton. En 1981 fue elegido miembro de la Royal Society.

Ha escrito varios libros de divulgación incluyendo Sobre números y juegos y Maneras de ganar sus juegos matemáticos.








La conferencia estuvo llena de estudiantes y profesores de la facultad de ciencias. Me dio gusto ver que hay un verdadero interés en la ciencia y en estas leyendes vivientes, las cuales normalmente viven en un ámbito totalmente ajeno a la vida pública.

El profesor Conway hablo de la simetría de las cosas. Habló básicamente de una manera de clasificar las simetrías, usando la topología. Conway se inventó una notación que -creo entender- simplifica el trabajo en este campo.

La plática fue interesante y divertida, y Conway resultó muy británico, con ese humor tan especial. Me siento privilegiado de haber conocido a este personaje.

Monday, June 14, 2010

De ambiciones y vanidad

Uno de los personajes de la política mexicana, el cual es mi favorito por sus desvaríos y estupideces, es Santiago Creel Miranda, que de plano se siente EL político que México esperaba y cuando sale a hacer alguna declaración, mete la pata. Esto lo hace invariablemente. Veamos algunos ejemplos:

Siendo Secretario de Gobernación, dijo la siguiente frase cuando el Gobierno de Fox pretendía desaforar a Andrés Manuel López Obrador, maniobra política cuya verdadera intención era sacar al tabasqueño de la lucha por la presidencia. Creel nos dijo: "¡Que se defienda como hombrecito!", lo cual marcó -en su momento, el tono del debate político nacional de ese momento.

Semanas antes dijo algo aún más simpático: Hizo una convocatoria para dejar atrás "la cultura del sospechosismo", que lanzó en una rueda de prensa, segundos antes de sembrar dudas sobre la actuación privada de López Obrador y sus relaciones con los ministros de la Suprema Corte. Válgame.

Evidentemente la palabra "sospechosismo" no existe y es un barbarismo inventado por un político panista torpe, diría yo imbécil, que habla antes que pensar.

Pues bien, si esto parece poco, me asombra ver que este baboso señor tiene una página con una sección llamada -adivinen ustedes- "sospechosismo, no". Es decir, no basta con decir barbaridades, también se da el lujo de creer que su puntada fue tan simpática que merece recordarla y ahí está la página web para quien quiera verla.

El asunto es que ahora Creel quiere ser candidato a la presidencia en el 2012. He aquí un fragmento de la nota que El Universal acaba de publicar al respecto:

Creel: que quede claro, sí quiero ser candidato en 2012

Los nuevos derroteros a vencer son los poderes fácticos, dice Lunes 14 de junio de 2010

Horacio Jiménez (lhoracio.jimen
ez@eluniversal.com.mx)

El senador y consejero nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Santiago Creel Miranda aseguró —por primera vez al interior del blanquiazul— que tiene toda la intención de buscar la candidatura presidencial para el 2012.


En un encuentro con los jóvenes del blanquiazul en Boca del Río, Veracruz, Creel Miranda fue directo y dijo: “Que quede claro… sí quiero ser candidato, sí lo quiero ser… sin titubeos”.


Este destape al interior de la militancia panista se da después de que hace unos días la coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota aseguró que está “valorando” su postulación y de que el ex dirigente nacional, Manuel Espino “no se descartara” para participar en la contienda interna.


Creel Miranda dijo que quiere ser el abanderado del PAN para el 2012 para retomar “lo bien que ha hecho el presidente Calderón, lo bien que ha hecho el presidente Fox y seguir en esta brega , pero en otros derroteros…”.


Comentó que los nuevos derroteros a los que hay que combatir son los monopolios y los poderes fácticos, “si queremos que la economía crezca, si queremos ser competitivos, si queremos tener empleos bien remunerados, si queremos realmente que se reordene la justa distribución del ingreso en el país tenemos que ir en contra de los intereses creados”.

Pues dijo que están en la economía, en los sindicatos, y están por todas partes.
El senador Santiago Creel Miranda dijo que quiere ser candidato de Acción Nacional porque sabe “lo que significa Acción Nacional, sé de dónde venimos y sé a dónde quisiéramos llegar”.

Hasta aquí lo interesante de la nota. Es claro que Creel podría definirse como un lamentable lamebotas de su partido. Me parece evidente que está dispuesto a arrastrarse ante quien sea para que le toque ser el candidato a la presidencia de este país. Porque miren que hablar bien de Calderón y de Fox, pues como que no. O le falta tantito criterio crítico o de plano es un idiota sin remedio.

Pero haciendo a un lado estas reflexiones, me pregunto: ¿quién en su sano juicio quiere ser presidente de México? ¿quién se quiere sacar el tigre de la rifa? Yo pienso que nadie. Porque no importa lo que haga o deje de hacer, será criticado hasta el final. Se aumentarán sus malas decisiones y se minimizarán las que sean acertadas. En cualquiera de los casos, si Creel llegara a la presidencia, cosa que lo dudo abiertamente, probablemente el país caería en un esquema invíable ante un tipo que lo que menos tiene son neuronas y que su incompetencia ya resulta proverbial.

Pero a Creel esto lo tiene sin cuidado. Tiene ambiciones políticas y una vanidad a prueba de todo. Se ha hecho un escudo a todas las críticas que le recetaron en su gestión como funcionario del pasado en este país. Y ahora aplica esta coraza a lo que se pueda decir de su valiente decisión de autodestaparse como candidato del PAN

La visión del monero Hernández

El monero José Hernández es un extraordinario caricaturista. He de decir que siempre me ha fascinado la visión tan especial de algunos de estos artistas para plasmar en una caricatura los rasgos que definen a algún político o personaje público. Para mí esto es notable. De hecho, la caricatura de López Obrador, una de las más populares, es del propio Hernández

Alguna vez conocí a Hernández en la presentación de un libro, en el cual había una caricatura de los personajes de la política, dibujados por él. Le comenté que me parecía sorprendente cómo hacía para hallar las características fundamentales de los personajes a los cuales caricaturizaba. Me comentó que por ejemplo, Vicente Fox es uno de los más fáciles de hacer. Sus características son muy obvias. Pero claro, lo dice alguien que de alguna manera tiene esa visión para sacar los detalles que describen a quien quiere dibujar.

Pero aparte de esto, su crítica es a veces, sino es que siempre, devastadora. El Monero Hernández, con Helguera, tiene una sección en la revista Proceso, y cada semana nos deleita literalmente coin su ingenio, con sus ironías y sarcasmos. Por ejemplo, he aquí su visión sobre la Iniciativa México, de la cual ya hablé aquí.

Dar click aquí para hacer más grande esta imagen

Es increíble lo perfecto que dibuja a los personajes. Esto de caricaturizar es un arte y creo que no mucha gente tiene esta curiosa habilidad. De hecho, alguna vez leí un estudio en Scientific American, en donde se estudiaban los rasgos de los rostros para ser reconocidos y el autor del artículo indicaba que estaba entre sus proyectos el analizar cómo los dibujantes de la policía hacen los retratos hablados, en un afán por hallar cuáles son los puntos faciales fundamentales. Aquí hay mucho por hacer y me parece que entender cómo los caricaturistas logran captar la esencia de los personajes que dibujan, podría dar luz a este problema.

Thursday, June 10, 2010

Reflexiones horas antes del mundial de futbol


Viene ya mañana el mundial de futbol, Sudáfrica 2010. Durante más de un año nos han bombardeado los medios con todo género de noticias sobre el particular. Ahora, a unos días de la fecha de la inauguración las cosas están a tal grado que parece que en este país no existe más noticia que "el Tri", la selección, dirigida por el "vasco" Aguirre, director técnico que rescató casi de la eliminatoria a un seleccionado de ratoncitos verdes (esa expresión es de un comentarista del Excélsior, apellidado Seide, que los bautizó así hace unos 40 años), que no puede ganarle a equipos como El Salvador en su propia cancha.

Así y todo, considerando que el Mundial es un hipernegocio y no otra cosa, había que estar en esta fiesta deportiva. El aficionado al futbol mexicano lo manipulan los medios de una manera espantosa. Ya nos olvidamos cómo nos eliminaron en el anterior mundial, pero eso no importa, ya ni quien se acuerde. Hoy hablamos de la nueva selección, llena de vigorosos jóvenes que lucharán cada palmo de terreno, que dejarán el alma por este país. En el mientras, claro, se llenarán los bolsillos anunciando tarjetas de crédito, Pan Bimbo y cuanto producto los invite a modelar sus gracejadas con un balón.

Y no es que esté mal que los deportistas de moda anuncien cómo hacer un sandwich o que jueguen con el apelativo del "chicharito", no. Lo grave es que los medios pongan en pedestales de popularidad a estos deportistas que están en la selección no porque sea un honor, sino porque significa mucho dinero. Todos ellos se venden al mejor postor y no veo en ninguno de ellos algo rescatable. Si no ganan, si los eliminan en las primeras de cambio no importa, es dinero bien ganado y ya la gente se olvidará de todo esto. Siempre pasa así ¿que no?

El punto es que hoy son pseudo-héroes, a los cuales les espera una pesada prueba: pasar al cuarto partido, es decir, llegar a octavos de final y ver si hacen la "chica" y por vez primera en no sé cuántos mundiales en los que México ha participado, pasan al quinto partido.

El problema es que los medios han inflado a estos ratones del futbol a tal grado que el fracaso simplemente no es admisible. ¿Qué pensará la afición, siempre fiel a la camiseta verde, si mañana los seleccionados del tri no pueden ganar o acaso peor, pierden con los sudafricanos? ¿cuántos fracasos más la afición mexica ha de soportar?

Cada cuatro años es lo mismo. Nos venden las mismas mentiras. Veo un poco con tristeza y pena ajena a todos aquellos que se ponen la camiseta verde (o negra), el día que la selección juega. Si se pierde, como pasó contra equipos europeos, entonces nos dicen que no es más que un partido de preparación, que no hay de qué preocuparse. Pero si se gana, como en el caso del partido contra Italia, echamos las campanas al vuelo y ya nos vemos con la copa FIFA en nuestras manos. Ahí se minimiza que se trata de un partido amistoso, de preparación. Todo se maneja de acuerdo a la óptica de la mercadotecnia.

Ir al Mundial era una necesidad. Al entrenador sueco que corrieron le pagaron unos 5 millones de dólares, para terminar diciéndole que no la hace, pero eso sí, indemnizándolo con el justo pago por poner a la selección a un tris de no ir. Bonito negocio de ese director técnico. Pero bueno, no sé ni me importa lo que le hayan pagado al "vasco". Pudo pedir lo que quisiera si lograba que México calificara a la justa deportiva. Y lo logró, y entonces el negocio de nuevo floreció, porque no es lo mismo ir a ver un Mundial que participar directamente en él.

A unas horas de este súper millonario negocio, México ha prácticamente cancelado todas las actividades de 7 a 11 am, que es a la hora que terminará el seleccionado de demostrar que tiene corazón (y que en la cancha lo demostrará, como dice la canción que les hicieran a esta sarta de futbolistas hace unos años para otro mundial). Es decir, es tal el poder de los medios que pueden simplemente cancelar el país cuando quieran. Este Mundial es un ejemplo.

Obviamente no hay margen para ninguna actividad que no sea futbol. Los medios no hablan de otra cosa y prepárense para un mes de futbol, futbol y más futbol. Veremos el análisis de cuanta jugada se haga, sabremos de la vida y milagro de cada jugador azteca, sus sueños, sus motivaciones, sus pretensiones. Estaremos informados minuto a minuto de lo que el "Vasco" hace con sus pupilos, sus regaños, sus corajes, sus aplausos, sus malas maneras, su forma desparpajada de hablar, sus expresiones llenas de palabras altisonantes que incluso hasta se las aplauden, porque en este caso son palabras de lucha, de pasión, de verdadero tesón de alguien que busca una meta ante todo (aunque ya el propio director nos dijera que él se va terminando el mundial, además de dejar al jodido país que representa ahora porque esto está del nabo y pues sí, ¿qué necesidad tiene de soportar esta inseguridad que nos ha quitado ya el sueño desde hace rato?).

Así están las cosas en este Mundial. Yo no sé si quiero que la selección haga un buen papel. No quiero pensar en la respuesta mediática. Pero no importa qué quiera yo, mientras los medios nos digan que el futbol sí que es importante, ¿quién soy yo para pensar lo contrario?

Tuesday, June 08, 2010

Sobre la Iniciativa México


En estos últimos días la televisión nos ha estado bombardeando literalmente con un anuncio en donde sale el ahora popular "vasco" Aguirre, director técnico de la selección nacional de futbol, dándonos un discurso al mejor estilo Cornejo, aquel personaje que daba cursos motivacionales para demostrarnos que somos capaz de todo. Así, Aguirre dice: "llegó el momento de cambiar el 'sí se puede' por el 'ya se pudo'", entre otras frases motivacionales.

A esto le han llamado Iniciativa México, la cual se anunció este lunes pasado con bombo y platillo. La iniciativa es supuestamente ciudadana y está representada por los sectores más importantes del país, particularmente el empresarial. Obviamente con el influjo de Televisa y TV Azteca, muchas cadenas de radio y televisión locales incluso, se han sumado a la idea. Igualmente los medios impresos aparentemente, entrarán también en este esquema.

Pero de verdad, ¿para qué puede servir esta Iniciativa México? Según la página oficial, es esto:

Iniciativa México es una convocatoria sin precedente en un año histórico. Es un proyecto nacional que busca rescatar al México dinámico y emprendedor así como reconocer y exaltar los esfuerzos de las personas que, con sus iniciativas, trabajan por el México que todos queremos.

Iniciativa México pretende detonar, en el marco del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, una reflexión profunda sobre la responsabilidad de los mexicanos en el curso favorable de México.

Iniciativa México es un llamado a la acción. Por eso, el corazón de este proyecto es una convocatoria dirigida a esas personas, instituciones y organizaciones que han comenzado a transformar el país, para que presenten sus proyectos de acción social o ecológica que ya están haciendo una diferencia positiva en su entorno.

Las mejores iniciativas serán reconocidas y recibirán cursos de capacitación y profesionalización además de apoyos económicos para continuar su labor por México.

A mí me parece más rollo que acciones concretas. Vaya, hasta el lenguaje es de los más político (esto es: Iniciativa México es esto. Iniciativa México es esto otro, etc. ¿por qué no decir: Iniciativa México es esto, y esto, y esto otro?). Imaginen que digo ante un problema que hay que resolver: "tomemos al toro por los cuernos", bonita frase, hasta lugar común, pero que no dice nada, porque no indica qué acciones se van a llevar a cabo.

El sitio oficial contiene una serie de videos, entre ellos el del vasco Aguirre, en donde en realidad son pequeños spots en donde se habla de la corrupción en México: el taxista que tiene que dar una "lanita" para hacer ciertos trámites, la líder de algún sindicato que por debajo del agua hace sus negocitos, el representante popular que desde su puesto piensa ayudar a sus familiares dándole chambitas y puestos con cargo al erario. Pareciera más una campaña contra la corrupción que una iniciativa global.

De hecho, aunque se degañiten los promotores de esta iniciativa en el sentido de que no hay injerencia de partidos políticos y que es esto una propuesta netamente ciudadana, es difícil de creer considerando quiénes la proponen: entre otros, Azcárraga Jean y Salinas Pliego. De alguna manera pareciera que nos quieren presentar una imagen color de rosa de un país que realmente no existe. De un país que en realidad está agobiado por la inseguridad, por la corrupción, por los abusos de los políticos, por las prebendas que ellos mismos se dan sin pensar jamás en los ciudadanos sino sólo en su bienestar personal. Vaya, que en mi opinión el director técnico Aguirre es la peor elección para darnos lecciones motivacionales cuando él mismo declaró hace algún tiempo que terminando el Mundial de futbol, deja la selección y el país, porque está "jodido" amén de haber una inseguridad marca diablo.

Es decir, nos ponen a este cretino con un discurso motivacional, de sí se puede, de somos grandes, de nadie nos puede ganar, etc., cuando en su fuero interno ya declaró que él a la brevedad, se sale de este barco. Bonita elección.

A mí me parece que en este país los empresarios, los dueños de los medios de comunicación, les encantan los discursos, las frases rimbombantes. ¡Saquemos este país adelante! ¡Seamos un solo esfuerzo! ¡Búsquemos el país que soñamos!, etc. Y entonces el eventual interlocutor es interrumpido mientras le aplauden a rabiar los invitados a tal evento. Pero ¿saben? No pasa nada.

Me gustaría ver propuestas, por ejemplo, una que permita en serio discutir las acciones de nuestro empleado, sí, el señor presidente de la República, al cual nosotros le pagamos su sueldo. me gustaría que el que decidiera si Calderón va o no al Mundial fuésemos nosotros y no Presidencia argumentando esas mentiras patéticas que nadie cree. Me gustaría ver que los funcionarios de "medio pelo" se bajaran el sueldo, que dieran algo por México. Quisiera poner orden con los asambleístas del DF que a la menor provocación ya tenían un plan para comprar 66 iPads, porque así se iban dizque a ahorrar 20 millones de pesos en papel mandando las síntesis informativas a estos dispositivos, cuando en realidad les hace ojitos el juguete tecnológico de moda. Me gustaría ver más vergüenza de los funcionarios que usan los dineros públicos sin importarles los ciudadanos. Me gustaría ver apuntados, con índice de fuego, a los corruptos, a los vivales, a los que son grises siempre, pero de pronto salen con una iniciativa "brillante" para cobrarnos más impuestos como si de entrada pagáramos pocos. Me gustaría ver que el Gobierno del DF le hiciese un favor a los ciudadanos y quitara de golpe y porrazo la tenencia a los automotores, un impuesto que se prometió para pagar las Olimpiadas de 1968 y ya tenemos casi 40 años con él, de forma por demás injusta.

Quisiera ver iniciativas en eso, no tanto discurso, tanta palabrería, tanta gala, tanta pompa y nada de acciones. El país requiere eso, no estas payasadas en donde solamente los poderosos convidan a los poderosos, en donde se sienten felices porque se sienten que así apoyan a México, cuando en el fondo son lamebotas del gobierno, cuando no son capaces de poner en su lugar a Calderón, cuando se hacen eco de sus acciones (como la de ir a Sudáfrica, porque así tendrá una reunión bilateral prioritaria), etc.

Pienso que la Iniciativa México se la comerá la realidad nacional, a menos que se gasten montones gigantescos de dinero para mantener en los medios esta mentira. Yo estoy convencido que todos los medios de información de otros Estados, más los que hay en el Distrito Federal, están igualmente de desconcertados sobre qué diablos es esta iniciativa realmente y qué pasos es los que hay que seguir. Se apuntan automáticamente, dicen que sí, pero ni idea tienen de qué es lo que se supone van a hacer. Así está este país, metido en una mentira que no tiene fin.

Monday, June 07, 2010

Del cómo injustificar lo injustificable

Hace tiempo publiqué en este blog lo que pensaba acerca de una ridícula encuesta que hizo la página de la Presidencia de la República, en donde se preguntaba qué tan importante sería que el presidente Calderón viajara a Sudáfrica a estar presente en el primer partido de la selección mexicana en el mundial. De encuesta evidentemente no tenía nada, puesto que no había resultados públicos de la misma. Fue una manera de "medirle el agua a los camotes", para saber qué pensaba el "respetable" de un eventual viaje al continente negro para estar presente en la fiesta máxima del futbol.

Pues bien, hoy se anuncia ya que Calderón irá al partido inaugural en Sudáfrica. Yo pienso que el que vaya o no es irrelevante por sí mismo, pero es relevante en términos de que este país no está para estos viajes considerando, sobre todo, las circunstancias que actualmente vive México. Sin embargo, como ya sospechaba, nuestro cretino presidente viajará a esas lejanas tierras y bueno, habría que saber de qué tamaño será la comitiva, porque estoy seguro que más de uno querrá apuntarse a este exótico viaje.

Pero lo interesante es la manera de justificar el viajecito presidencial. Obsérvese lo que consigna El Universal al respecto:

"El presidente Calderón sostendrá además una reunión bilateral con su homólogo sudafricano, la primera que el Mandatario mexicano realiza en Sudáfrica, con el objetivo compartido de construir una relación prioritaria para potenciar y dinamizar las diversas esferas de interés entre ambas naciones".

Miren las expresiones "potenciar y dinamizar"... vaya manera de no decir nada. Porque además, Sudáfrica no parece ser el mejor país para un intercambio comercial. Haya o no haya reunión, no pasará nada.

Obviamente en este México los abusos se siguen dando. El primero en hacerlo es el Gobierno pero como siempre, nunca pasa nada. No puede haber un cambio con un presidente que sólo piensa en su lucimiento personal, en sus comodidades, en la posibilidad de sacar ventaja de su posición pública. Por eso este país no sirve y seguirá sin servir.

¿Necesitamos a Dios?


Quienes creen en la existencia de un ser supremo aluden con demasiada frecuencia que el mundo tal y como lo conocemos, con la complejidad que lo caracteriza, no puede ser obra del azar. “Se necesita un relojero para fabricar un reloj”, apuntan con insistencia. Por su parte, Carl Sagan comentaba que no había necesidad de un dios para explicarse el Universo. Cuando le decían que Dios creó todo lo que nos rodea, él contraatacaba con la pregunta: “¿Y quién creó a ese ser que hizo todo el derredor?” La respuesta solía ser: “Esa es una pregunta sin sentido”, por lo que Sagan culminaba: “Pues yo pienso igual. No necesitamos ir un paso más allá considerando la presencia de Dios. Simplemente preguntarse quién creó el Universo no tiene sentido. No veo el problema entonces”.

El asunto aquí es que Sagan sabía matemáticas que finalmente, como dijo Galileo, es el lenguaje de la naturaleza. Y en esta rama de la ciencia se encuentran muchas soluciones a problemas que aparentemente no podrían tener otra explicación más que teológica. Consideren por ejemplo un árbol. Está compuesto de un tronco el cual se divide en dos o más ramas, que no son más que subárboles. Y así sucesivamente. En esto hay una autosimilitud, la cual es la palabra clave de lo que más tarde se inauguraría como una gran ciencia, la teoría de los fractales, la nueva geometría a decir de muchos. Sabemos que lo que llamamos geometría euclidiana tiene ya más de 2000 años de existencia. Su utilidad reside en que explica el mundo que el hombre ha creado, el de círculos, esferas, líneas rectas y curvas simples. Aunque tales curvas suponen ya una abstracción de la realidad, no pueden explicar una formación rocosa o la forma de una nube. Así entonces, nuestro esquema falla. En palabras del descubridor de los fractales, Benoit Mandelbrot: “Las nubes no son esferas, las montañas no son conos, los litorales no son círculos y las cortezas no son lisas, ni los relámpagos se desplazan en líneas rectas”.

En cierto sentido, una mirada atenta a muchos fenómenos naturales nos hacen hallar que a pesar de su forma enrevesada, de su aparente irregularidad, las nubes y montañas y los árboles están llenos de formas que se repiten a escalas diferentes dentro de cada uno de estos objetos. Un fragmento de roca, por ejemplo, se parece mucho a la montaña de la cual ha sido extraído. Las ramas de un árbol suelen tener el mismo trazado en su corteza como en su tronco. Este mismo esquema se repite incluso al observar cómo se distribuyen las arterias y venas en el cuerpo humano. Son todos estos ejemplos de fenómenos autosemejantes (término acuñado por el mismo Mandelbrot, el “padre” de esta nueva ciencia).

Para 1975, Mandelbrot introdujo el término “fractal”, para denominar esta autosemejanza en muchos fenómenos cuyas irregularidades parecen evidentes. Los objetos fractales contienen estructuras incrustadas unas dentro de otras. Cada estructura menor es como una miniatura, no necesariamente idéntica, o sea, una versión del formato más grande. Las matemáticas de los fractales reflejan esa relación existente entre los modelos contemplados en su totalidad y las pautas halladas en las partes de esa totalidad.

Tenemos entonces muchos fenómenos naturales que se comportan como fractales. En el estudio teórico se buscan simplificaciones de estos modelos. Uno de ellos son los autómatas celulares en una dimensión, los cuales representan a sistemas naturales dinámicos complejos, conteniendo un gran número de componentes idénticos en donde existe interacción entre ellos. Esto puede representarse como una matriz de sitios o celdas en una dimensión, en una línea recta. Cada celdilla tiene la posibilidad de tener un valor determinado en ella. Este conjunto de valores posibles es finito. Los números en estas celdas se desenvuelven sincrónicamente en pasos discretos del tiempo de acuerdo a ciertas reglas de transición, la cual se aplica a cada sitio de la matriz unidimensional. La regla de transición está dada por los valores previos de una vecindad de sitios alrededor de la celda de interés. Esta regla se aplica en paralelo.

Si uno observa cómo se desenvuelve cada generación de celdas unidimensionales, y las ponemos una debajo de la otra, descubriremos un patrón complejo, autosemejante, generado a través de reglas ciegas, que no entienden ni discurren, que solamente se ejecutan en paralelo en todos las celdas o sitios del autómata celular unidimensional. De pronto nos encontramos con un comportamiento complejo, creado literalmente “a ciegas”, pero que muestra una complejidad que muchos creyentes en Dios considerarían como la única explicación a esta creación. Esto es como decir que el relojero es ciego (como Richard Dawkins exclamaría), lo cual nos hace pensar que no necesariamente hay atrás un dios que explique lo que consideramos inexplicable (de hecho, usar a Dios para estos menesteres es irnos por la salida fácil. No explica nada, sólo justifica algunos hechos). Y esto me recuerda cuando Napoleón le comentó a Lagrange que su obra magistral, el Tratado de Mecánica Celeste, no hacía referencia en ninguna parte a Dios. El científico contestó: “es que no necesito de esa hipótesis”. Yo pienso que esa es una respuesta magistral y que refleja, de alguna manera, la forma en como se hace la ciencia.

Saturday, June 05, 2010

Hoy hace cuatro años murió mi papá

El tiempo pasa fugazmente, no me cabe duda. Me parece increíble que hoy se estén cumpliendo ya cuatro años de que mi papá nos dejó. Lo extraño, pero sé que de alguna manera está presente. Hoy, por ejemplo, está con nosotros Rafael Jiménez, guitarrista, alumno de mi padre. Vino a tocar en la sala Carlos Chávez de la UNAM, si no me equivoco. Rafael es uno de los mejores guitarristas que hay en el país y mi papá lo guió en sus estudios. De hecho, su habilidad interpretativa es notable. Pues bien, con Rafa aquí siento que mi papá también nos acompaña. Estabamos cenando y por momentos imagina a mi papá escuchándonos y departiendo con nosotros. Así que en alguna forma mi papá sigue aquí. Este asunto de la temporalidad me parece que en este caso sale sobrando.

Thursday, June 03, 2010

Nuevo libro de ajedrez

Salió mi nuevo libro de ajedrez, de Editorial Época, llamado "Entrenamiento para el jugador de ajedrez". Y aunque es una pequeña obra (menos de 100 páginas), contiene 96 ejercicios de táctica así como explicaciones sobre la génesis de las combinaciones en ajedrez. Hoy que he pasado a la editorial por el librito lo he encontrado particularmente entretenido. ¡Pero qué mejor opinión que la del autor!

He aquí el índice y prólogo del mismo:

Índice

Introducción
Capítulo 1: El ataque doble

Capítulo 2: La clavada

Capítulo 3: Despeje de líneas o casillas

Capítulo 4: Ataque a la descubierta
Capítulo 5: Ataques de mate
Capítulo 6: La pieza sobrecargada
Capítulo 7: Desviación
Capítulo 8: El rey ahogado

Capítulo 9: Zwischenzug (jugada intermedia)
Capítulo 10: El ataque al punto h7/h2

Capítulo 11: Prueba final
Conclusiones
Soluciones a los ejercicios

Prólogo

El ajedrez es un juego fascinante. Millones de personas lo practican en el mundo y es quizás el juego de mesa con más literatura en el planeta. Anualmente se publican miles de nuevos volúmenes. Los aficionados siguen las partidas de los grandes exponentes del juego ciencia y sin duda hay una pasión extraordinaria por el juego. Pero… ¿Por qué esta fascinación? Difícil de explicar pero es probable que parte del embrujo del ajedrez se deba a sus infinitas posibilidades, al extenuante estudio que generaciones y generaciones de ajedrecistas le ha aplicado por más de quinientos años, intentando develar sus secretos y pudiésemos decir, de manera infructuosa. Y sí, poco a poco vamos entendiendo más sobre el ajedrez, pero es un juego con tantas excepciones a las reglas que en el fondo pareciese absurdo siquiera intentar sistematizar su estudio. No obstante esto, el ser humano está convencido que el asombroso juego puede ser analizado y así saber qué jugadas son las correctas, cuándo saber que se tiene ventaja, cuándo se puede rematar una partida, etc.

Obviamente el juego presenta muchas caras, una es la árida, la del estudio técnico, en donde el jugador enfrenta situaciones que sólo pueden resolverse con una depurada técnica, o bien, por una sutileza difícil de observar y que para la mayoría le resulta simplemente invisible. Sin embargo, hay facetas más amables, como el de las combinaciones, donde el jugador en ventaja lanza una serie de sacrificios para demoler la fortaleza del enemigo y así acabarlo, o quizás el jugador sacrifique todo género de materiales para rescatar una posición perdida, a partir de algún truco táctico único. Aquí, en las combinaciones, el ajedrez demuestra su lado más bonito, en donde los jugadores hallan combinaciones por demás extraordinarias, a veces llenas de finos detalle
s, y en donde se observa el ingenio para mezclar, por decirlo de alguna manera, el poder de las diferentes piezas y peones en combate.

Pero ¿qué es una combinación? Emanuel Lasker la definió como una red de variantes. De hecho dice el viejo maestro: “en las raras instancias en las que el jugador puede detectar una variante o una red de ellas las cuales llevan a un resultado deseado por fuerza, la totalidad de estas variantes y sus conexiones lógicas, su estructura, se denomina ‘combinación’. Y aquel que sigue en su partida tal secuencia de jugadas se dice que ‘está haciendo una combinación’ ”.

De acuerdo al Oxford Companion of Chess, “una combinación es una secuencia de jugadas forzadas con una meta específica, basada generalmente en la táctica. Un sacrificio de una pieza podría presentarse y Botvinnik, entre otros, aseguran que siempre está presente. El propósito puede ser cualquier cosa, desde un recurso defensivo hasta un ataque de mate; desde una ventaja posicional hasta la ganancia de material. Esencial en la combinación y la razón de su popularidad es la sorpresa: la serie de jugadas que difieren en forma de la continuación normalmente esperada”.

Mijail Botvinnik, quien fuera campeón del mundo y reconocido patriarca del ajedrez en la desaparecida Unión Soviética define en su libro One Hundred Selected Games, una combinación en ajedrez como: “una variante forzada con sacrificio”. Para él és
ta es la definición exacta y simple. Una combinación no debe ser confundida con una maniobra forzada. Hay dos tipos de maniobras: la posicional, cuando las jugadas del oponente no son forzadas, y las forzadas. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre una combinación y una maniobra? Una maniobra forzada es una variante forzada sin sacrificio.

Siegbert Tarrasch dice en el Juego del Ajedrez (The Game of Chess): “En una partida bien planeada, [las combinaciones] aparecen prácticamente de manera automática; es posible con frecuencia reducirlas a ciertos tipos simples [de combinación] y por ende, usted puede entrenar su imaginación. Usted puede aprender a combinar haciendo de estas maniobras recurrentes el objeto de su estudio. Lo esencial para el estudiante es jugar y estudiar una y otra vez hasta que lo aprendido sea parte de su ser”.

De acuerdo a la Wikipedia, “una combinación en ajedrez es una secuencia relativamente larga de jugadas, frecuentemente iniciada por un sacrificio que deja al oponente pocas opciones y resultan en una ganancia tangible”.


Podrá verse entonces que la definición de una combinación no es muy precisa, aunque todas estas palabras nos dan los elementos básicos para entender lo que es una combinación en ajedrez.

La intención al escribir esta pequeña obra es buscar la génesis de las combinaciones. ¿Cómo se producen? ¿Qué elementos tienen en común? ¿Qué se necesita para hacer una brillante combinación? ¿Qué situaciones son las que permiten que ocurran las combinaciones en ajedrez? ¿Cuál es realmente el secreto detrás de todo esto?


Observaremos, a través de estas páginas, que el secreto de las combinaciones es en reconocer los patrones que identifican sus elementos. Las amenaza, la ubicación de las piezas en casillas específicas pueden darnos las claves para comprender que la posición está ya madura para emprender el asalto final y además, de manera elegante, fina, quizás empezando con un sacrificio de pieza para terminar con un jaque mate espectacular.

De esta manera, podríamos decir que el ajedrecista que ve muchas posiciones y revisa los patrones típicos de los temas combinativos más conocidos, lo que está haciendo es lo que hace mucha gente para cultivar su cuerpo: ir al gimnasio. Aquí hacemos lo mismo, pero en el gimnasio del ajedrecista, el de la mente, en donde hay una ventaja: no requiere de instalaciones especiales ni de grandes gastos. Sólo se necesitan posiciones interesantes y un ajedrez para desplegarlas.


La apuesta de este libro es que, al final del mismo, el lector haya podido no sólo captar la belleza que encierran algunas combinaciones, sino que además, haya adquirido las herramientas necesarias para poder desarrollar un mejor ajedrez. Para ello es necesario analizar muchas posiciones y el libro tiene una buena colección para que el lector haga esta gimnasia mental de encontrar las jugadas correctas para ganar. Con ello se logran dos cosas: primero hacer que el lector busque por sus propios medios el motivo combinatorio y segundo, que vaya formando un bagaje de posiciones típicas en el mundo de las combinaciones en ajedrez, alimentándose así de los patrones más notables que generan una combinación en el tablero.


Sin nada más que agregar, entremos pues en materia…


Manuel López Michelone

Noviembre del 2008

Wednesday, June 02, 2010

Del porqué Twitter tiene tanto éxito


Internet es, en muchos sentidos, una realidad ya cotidiana. Tan lo es que se reinventa contínuamente. De esta manera hemos visto, por ejemplo, el nacimiento de los mensajeros instantáneos, los chats, los sitios "punto com", las llamadas telefónicas vía la red, VoIP, las redes sociales, los blogs, los microblogs, etc. Y ante estos asuntos y el hecho de que cada vez se incorporan más a la red de redes, nos encontramos con la moda de las redes sociales como facebook y cosas aún más curiosas, como el caso de Twitter.

Hoy día muchos dispositivos tienen programas adecuados para poder mandar, desde ellos, información a Twitter, a Facebook, a YouTube. De alguna manera la mercadotecnia ha visto que la gente entra a las redes sociales, o que se da de alta en Twitter y empieza a escribir en 140 caracteres lo que se le ocurre.

Cuando entré a Twitter, por recomendación de Miguel de Icaza que me dijo en ese entonces: "Twitter es lo de hoy", me pareció simpático, eso de escribir en 140 caracteres alguna idea sonaba bien. Al darme de alta y buscar a mis amigos, hallé que algunos de ellos resultaron -como siempre- muy ocurrentes. Otros no tanto pero bueno, les di de alta y punto.

Sin embargo, con el tiempo me empecé a fastidiar de algunos usuarios a los que seguía. Uno de ellos puso en algún momento un mensaje que decía algo así como "caca, pipí, mierda"... Y entonces decidí "desfollowearlo". Otro al que quité fue cuando puso: "hora de ir la baño". Digo, ¿realmente me importa saber si ese personaje va al baño? En realidad me parece una idiotez estarlo anunciando y para leer estupideces, pues me reviento la sección de espectáculos de cualquier periódico y listo.

Sin embargo, lo que me intrigó por un tiempo es por qué la gente usa Twitter e incluso, algunos usuarios escriben cuanta cosa se les ocurre... Quizás haya en muchos casos una necesidad de expresarse, la cual es muy válida, pero tal vez además, haya una necesidad de sobresalir de la masa, del anonimato. Esto último se me ocurrió después de ver que en algunos programas de televisión y radio hay secciones o momentos en donde se comentan lo que los usuarios ponen en Twitter: "juanito1024 dice que este gobierno apesta" o bien, dice 'colatillo':"la chica dorada está embarazada", entre tanta cosa que se mencionan. Y ante los medios que hacen caso a estas opiniones que en cierta medida son anónimas, porque quién sabe quiénes serán juanito1024 y colatillo, probablemente solamente ellos y quizás se sientan muy halagados de que sean mencionados en la TV o radio. Porque en ese mismo sentido, siempre me pregunté qué es lo que motiva a la gente a hablar a la radio y pedir que la saluden por ese medio.

Los medios tienen mucha fuerza y ya lo decía Sartori, palabras más, palabras menos (en Homo Videns): "entrevisten al hombre de la calle sobre el tema que se les antoje. Sin importar si el señor entrevistado sabe del tema en particular, automáticamente, por salir en los medios, ya su opinión vale".

Ahora la cosa va más allá. Resulta que los medios han hallado que Twitter puede usarse para promoverse. Muchas páginas web, del tema que sea, ya contienen leyendas como: "sígueme en Twitter @misitioweb", como si cada vez que alguien entra a una página estuviese muy interesado en seguir los comentarios que los dueños de esa página en particular pueden hacer en este popular sitio de microblogging.

Evidentemente artistas y políticos ya han entrado a esta "moda" de twittear e incluso el presidente de México, así como el que se denomina "legítimo", mandan mensajes a través de Twitter.

Pero entre todo, que no me resulta ni interesante ni práctico, me parece que lo más rescatable es poder llevar cierto seguimiento de lo que le pasa a los amigos. Debido a la vida actual muchas veces no podemos estar en contacto con los amigos con más frecuencia y por ende, pues este mecanismo twittero puede ser útil en esos términos. Por eso mismo no me salgo de Twitter.