Monday, August 30, 2010

Sunday, August 29, 2010

Un libro sobre la vida de Oscar Panno

Dice la Wikipedia: Oscar Roberto Panno (Buenos Aires, 17 de marzo de 1935) es un ajedrecista argentino, Gran Maestro Internacional. Fue el primer ajedrecista argentino y sudamericano en alcanzar un título mundial de la FIDE, el del campeón mudial juvenil. Además, una variante de la apertura India de Rey lleva su nombre. (1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 Ag7 4.Cf3 d6 5.g3 0-0 6.Ag2 Cc6 7.0-0 a6 8.h3 Tb8)

Panno comenzó a practicar ajedrez en el Club Atlético River Plate en 1947, a la edad de 12 años. Ganó el Campeonato Mundial Juvenil de 1953 en Copenhague, y el campeonato argentino del mismo año. Volvió a ser campeón argentino en 1985 y 1992. Fue campeón sudamericano en 1957 (Río de Janeiro) y 1969 (Mar del Plata), y campeón panamericano en Bogotá 1958. Se convirtió en Maestro Internacional en 1953, y en Gran Maestro en 1955, a la edad de veinte años. Llegó a alcanzar un Elo de alrededor de 2580. En enero de 2008, virtualmente retirado de las competencias, su ELO era de 2429.

Fue considerado una de las grandes promesas del ajedrez de su época; entre sus derrotados aparecen figuras de primer nivel, o que alcanzarían luego puestos descollantes en el juego como Bent Larsen, Víktor Korchnoi, Boris Spassky, Erich Eliskases, Lazslo Szabo, Lev Polugaievsky, Henrique Mecking. Sin embargo, entre 1958 y 1968 se dedicó activamente a su profesión de ingeniero civil, graduándose en la Universidad de Buenos Aires en 1962 y jugando sólo en raras ocasiones. A su retorno a las competencias, ganó tres fuertes torneos: Buenos Aires 1968 (+8=2-1), Palma de Mallorca 1971 (+7=8), y Palma de Mallorca 1972 (+6=8-1), alcanzando otros resultados importantes durante la década de 1970. Fue Medalla de Oro (segundo tablero) en la Olimpíada de La Habana (1966) y analista de Viktor Korchnoi en el encuentro que éste sostuvo contra Anatoli Kárpov por el campeonato del mundo, en Baguío (Filipinas) en 1978. Representó a la Argentina en 11 Olimpíadas de ajedrez.

Promotor de los valores educativos del ajedrez, participa activamente en la docencia del juego enseñando, entre otros sitios, en el Círculo de Ajedrez de Villa Martelli y en el Colegio Nacional de Buenos Aires desde 1983. En julio de 2006 la Legislatura de Buenos Aires lo nombró "Personalidad Destacada de la Cultura".

Pues bien, hace unos meses salió en Argentina un libro sobre él: "Panno Magistral", con un subtítulo: "Vida y Ajedrez de un Gran Maestro", escrito por Enrique Arguiñariz, que es, entre otras cosas, un maestro internacional del ajedrez postal.


A diferencia de otros libros sobre grandes ajedrecistas, éste es peculiar en su estructura, pues aunque narra la vida del gran maestro argentino, sus mejores partidas están comentadas por los más renombrados jugadores, tanto internacionales como locales: Svetozar Gligoric, David Bronstein, Luis Palau, Alberto Foguelman, Bernardo Wexler, Claudia Amura, Valery Chekhov, Zoltan Ribli, Mikhail Tal, Sergei Dolmatov, Gedeon Stahlberg, Diego Valerga, Sergio Negri, Rubén Felgaer y Martín Labollita entre otros muchos más.

Una interesante plática con el autor del libro puede encontrarse aquí.

Tuve el privilegio de conocer al Maestro Panno hace ya unos pocos años, en un curso que organizara el maestro FIDE Silvio Pla, en la ciudad de México. En dos semanas el gran maestro argentino dio cátedra de lo que sabe. Se mostró siempre amable y pasamos un muy buen tiempo con él.

Pla fue hace unos días a Buenos Aires y vio la Maestro. Me mandó su libro autografiado, tanto por él como por el autor del mismo. Desde aquí un fuerte abrazo y un agradecimiento especial para Panno, que me queda claro que además de "GM" (Gran Maestro) es "MA" (Mejor Amigo).

he aquí un video de la presentación de este libro:

Friday, August 27, 2010

Cápsulas radiales de ajedrez


El Instituto Mexicano de la Radio me pidió hace un par de meses que grabara unas 50 cápsulas sobre temas de ajedrez, los cuales se transmitirían en las estaciones de radio de dicho instituto. Las cápsulas ya están al aire, salen una vez por semana en un espacio del sistema nacional de noticiarios los miércoles. Y en radio2010 www.radio2010.imer.gob.mx salen de lunes a viernes a las 10.30 a.m.


Las cápsulas pueden escucharse yendo a la sección "16 peones".

El CERN, la partícula de Higs y Gerardo Herrera

En el programa "La Oveja Eléctrica", que se transmite en canal 22 (miércoles 8 pm, repetición viernes 5 pm), Pepe Gordon entrevistó al físico mexicano que trabaja en el CERN, Gerardo Herrera. La conversación versó sobre el acelerador de partículas, la búsqueda de la partícula de Higs y los alcances que pudiesen tener estas investigaciones en física, que son todas a nivel básico.

Pepe Gordon, sin duda, es un entrevistador único. Siempre bien preparado en todo género de temas, pudo llevar una extraordinaria conversación con el Dr. Herrera. Éste se mostró cordial en todo momento, pero además, fue capaz de explicar con una claridad meridiana lo que él y sus colegas hacen en Ginebra, en dicho laboratorio. La verdad es que el tema podría ser árido, pero quedó claro para todos los que estábamos escuchando dicha conversación, la importancia de estas investigaciones. La pasión del propio doctor por su trabajo y su muy buena actitud para colaborar en este esfuerzo de divulgación llamado "la Oveja Eléctrica", nos dejaron a todos un gran sabor de boca.
Pepe Gordon, Gerardo Herrera y La Morsa

He aquí un video sobre lo que se hace en el acelerador de partículas, realizado por los mismos científicos trabajadores en el CERN. De buen humor y además, si se sigue la letra, se puede entender al menos de la manera más general posible, algunos de los datos más relevantes de este esfuerzo científico monumental:

Wednesday, August 25, 2010

De medicinas y negocios asociados


Yo no sé si tengo mala suerte o la vida es simplemente así. Me explico: Hace un par de meses fui al médico, un gastroenterólogo, porque empecé con una diarrea que no se quitaba.El galeno me mandó análisis y aunque en su opinión, la diarrea se quitaría sola, yo no mejoraba. Ante eso, el doctor me dijo que tenía una infección. Me dio un tratamiento de una quince días con cierto antibiótico. Tenía que tomar una pastilla en la mañana y otra en la noche. Cada doce horas, durante diez días. Voy por la medicina a la farmacia y venden dicho medicamento en caja con 28 pastillas. Es decir, yo necesito 30 porque son 15 días a dos pastillas por día. Pero la caja contiene -curiosamente- sólo 28 pastillas. Eso implica comprar otra caja en donde me sobrarán 26 pastillas al término de mi tratamiento.

Otro caso: voy al dentista porque me tienen que operar la encía para hacerme una pequeña intervención que se llama "alargamiento de corona", si mal no recuerdo. Como abren la encía, cortan hueso (1 mm del mismo), y suturan, el especialista que me atendió me dio tres medicamentos: dos para el dolor y la inflamación y uno más para protegerse de alguna infección. La medicina contra la infección me la mandó siete días, dos pastillas por día, cada doce horas. Adivinen cuántas pastillas venían en la caja: 12 pastillas. ¿Mala suerte?

Pero curiosamente esto no sólo pasa con las medicinas. Si por ejemplo, necesito una batería, me venden cuatro. Bueno, probablemente las termine por usar también, pero ojo, necesito una nada más. ¿Por qué me hacen comprar cuatro? ¿mala suerte también o un misterio inescrutable? ¿será quizás una confabulación? ¿Seré paranoico?

Tuesday, August 24, 2010

Arte "a la Rubik"

Jesús Márquez Rodríguez es un buen amigo virtual que me lee aquí en mi blog, el cual llamó mi atención a imágenes creadas con cubos Rubik, sí, el inventor de aquel diabólico cubo de colores que fue el pasatiempo más importante de los años ochentas, y tan lo fue, que salieron matemáticos a resolverlo, a crear un lenguaje para expresar los giros de las diferentes caras y de mostrar cómo es que se resolvía. Curiosamente hoy día se sigue trabajando sobre las propiedades del cubo y se ha hallado que sin importar qué tan revuelto esté el cubo, puede llegarse a la posición original en 20 movimientos. “El número de Dios”, como le han dicho algunos.

Pues bien, Jesús se ha puesto a trabajar sobre esta idea y de alguna manera ha creado imágenes de muy buena calidad con los colores de un cubo Rubik. Ha experimentado con ello y ha logrado algunas imágenes muy interesantes. Me dice que ha tenido la asesoría de un amigo suyo, que merece más crédito que él. ¿su nombre? Rangelosky. De hecho, él fue quien le dijo a Jesús que se contactara conmigo. Lo que no sé es cómo está generando las imágenes. Por el resultado final me da la impresión que usa Photoshop, pero es una especulación. Ya le pregunté y estoy esperando me diga.


Obviamente no se pueden crear físicamente imágenes con cubos Rubik porque se necesitarían muchos, amén del tiempo que se requeriría para ponerlos en las posiciones correctas.


Entonces me escribió y me pidió que le mandar mi programa de imágenes recursivas o aquel que hace imágenes solamente usando pelotas de Ping-Pong. Cuando leí su mensaje de correo electrónico se me ocurrió que quizás debiese hacer un programa que hiciese estas imágenes al mejor estilo de Rubik, lo cual en esencia, no parecía muy difícil de programar, considerando que ya llevo mucho tiempo en estos asuntos gráficos.

Me di a la tarea un fin de semana de trabajar sobre el tema y finalmente surgió un programa que permite hacer imágenes con puntos (dada una fotografía), considerando una biblioteca limitada de imágenes (máximo 32), de forma tal, que colocándolas correctamente, podían dar la ilusión de estar viendo la imagen original con algún toque artístico.


A partir de eso, agregué un par de programas, uno para crear la definición de colores que contiene la biblioteca de imágenes que se quieren usar y otro, para crear la imagen final como un archivo JPG, y ¡voilá! Estaba listo un programa completo para crear imágenes al mejor estilo Rubik, las cuales se generan en menos de un minuto.


Cabe señalar que a diferencia de un filtro como el del “mosaico”, las imágenes al estilo Rubik tienen menos colores, a lo más seis, pero de acuerdo a Jesús, hay artistas que han usado menos de estos colores. Yo, para quedar bien con Dios y con el Diablo, decidí que mi software pudiese usar diferentes bibliotecas de imágenes para crear las fotografías finales "a la Rubik” .

Marga, generada con 16 colores sólidos

He aquí algunas otras imágenes creadas con este programa:

Pilar, también generada con 16 colores


Ilse en seis colores,

como los que contiene el Cubo de Rubik


Ilse en 16 colores


Imagen generada por Jesús con pocos colores


Imagen generada por Jesús,
con su sistema, con más colores.

A quien le interese este programa, mándeme un correo a morsa@la-morsa.com y en un par de días tendrá el sistema completo, para que lo pruebe directamente en su computadora.

NOTA: Dando click en las imágenes se pueden ver más grandes...

Saturday, August 21, 2010

Ajedrez en Cápsulas

El Maestro Internacional Kenneth Frey, en los años setentas y ochentas, fue uno de los mejores jugadores de México: Campeón Nacional, representante en las Olimpiadas de Ajedrez en más de una ocasión, mostró su fuerza a nivel internacional en un sinfín de eventos. Además, es Gran Maestro de Ajedrez por Correspondencia y en su momento se situó entre los diez mejores ajedrecistas del mundo en esta modalidad.

Prolífico escritor de artículos de ajedrez, Frey da cátedra en este compendio de algunos de sus mejores escritos, en donde muestra el nivel de trabajo y pasión que se requiere para llegar a ser un jugador de alto nivel. Éste es un exhaustivo trabajo que no debe ser pasado por alto por ningún ajedrecista.


Esto dice la cuarta de forros del nuevo libro de Kenneth Frey, "Ajedrez en Cápsulas", editado por Selector, y que contiene una interesante selección de sus muchos artículos publicados, muchos de ellos en la desaparecida revista Tiempo, en donde colaboró por alrededor de diez años.

Vale la pena el trabajo de Frey. Me consta porque me tocó formar el libro y ver cómo el autor no descansaba en su esfuerzo de realizar los análisis más precisos, ahora con ayuda de los pequeños ingenios de software, como Rybka y Fritz.

Pienso que éste será el primero de más libros del Maestro Internacional Frey. Sus conocimientos, su experiencia, su nivel de entendimiento del ajedrez, lo hacen un autor digno de ser leído. Me congratulo por su nuevo libro y porque la Editorial Selector sigue apostando a la publicación de temas de ajedrez, escritos por mexicanos, a precios realmente accesibles.

Thursday, August 19, 2010

La canción del bicentenario

Hoy se dio a conocer la canción del bicentenario, con música de Aleks Syntek y letra de Jaime López. Obra a pedido, para los festejos que el Gobierno de este país ha decidido hacer para conmemorar el bicentenario de la independencia y el centenario de la Revolución, sin duda que cuenta con todos los elementos de lo que supuestamente nos identifica como mexicanos: el tipo de música, una especie de huapango, una letra por demás diseñada con frases comunes a la historia mexica como la de "Nacimos en el lugar/Del Cielito lindo", que no deja de ser de lo más cursi, pero que sin duda, cuando se le ocurrió al autor de la letra, pensó que habría dado en el clavo y que haría felices a los que le encargaron semejante bodrio.

A diferencia de otras letras y músicas, compuestas para otros eventos, la mencionada canción del bicentenario se inserta en un escenario por demás crítico, en donde los medios electrónicos y en particular, sitios como Twitter, son por demás populares para las cadenas televisivas y entonces si hay críticas, los medios las vertirán directamente a sus publicaciones porque las cosas no son como antes. Ahora no se puede tapar el sol con un dedo.

Los cercos informativos al respecto de un tema empiezan a dejar de serlo en algunos casos, como por ejemplo, cuando secuestraron y asesinaron al jovencito Martí, en donde no se decía el nombre de la víctima, pero que ya se decía vox populi de quién se trataba. O en el caso de Diego Fernández de Ceballos, que a pesar del silencio de la familia y de los medios, supuestamente para que el político pueda regresar sano y salvo a su casa y no interferir con las negociaciones con los secuestradores, se filtran gracias a Internet, y entonces se ven fotos del secuestrado en algunas páginas de la red, con el torso desnudo y los ojos vendados, muchas veces tomando en sus manos alguna revista de actualidad, como Proceso, por ejemplo. Así, la censura de los medios deja de existir para que la crítica tome la estafeta y todos podamos opinar sobre cualquier tema, ya que los medios y el acceso a los mismos ya no es algo de unos pocos. Gracias a Internet, ahora se dicen muchas, demasiadas cosas quizás.

Así, no es sólo opinión mía que la canción del bicentenario es una porquería, sino que muchos internautas opinan igual y de hecho, tan fuerte ha sido la crítica que el mismo Aleks Syntek decidió dejar por un tiempo su cuenta en Twitter hasta que mengüen los comentarios adversos a lo que compuso, las mentadas de madre a semejante pieza musical que parece ser hecha solamente para quedar bien con quienes se la pidieron. Así pues, a diferencia de otros tiempos, la crítica implacable e impecable del pueblo se ha hecho sentir. En otros tiempos ni siquiera habríamos sabido de esto.

Sin embargo, a pesar de que a mí dicha canción me parece de "pena ajena", entiendo que los que participaron en esto cobraron muy buen dinero (porque ha habido mucho dinero para el bicentenario y sus festejos), y bien vale la crítica, por más mala que sea, porque para los músicos mencionados, "ni quién les quite lo bailado". Pienso que más de uno habría hecho lo mismo. Probablemente Syntek y López lo ven como una chamba bien pagada y listo. Para ellos no es otra cosa probablemente.

Pero para quienes no hayan escuchado esta canción lamentable, puede verla más abajo, con la letra de la misma. Ahora sí, que cada quien, dé su opinión.

El Futuro es Milenario

Nacimos para cantar
Nacimos para bailar
Nacimos en el lugar
Del Cielito lindo

Más siglos para el amor
Más siglos para el color
Más siglos de una canción
Serán bienvenidos

Orgullo que se comparte
De México a todas partes
El alma vuela y revuela
En la gran celebración
La plaza se va llenando

Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que viene
Al son del Bicentenario

Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos, paso a paso
Shala lala lá
El futuro es milenario
Shala lala lá
Allá vamos paso a paso

El mundo tiene razón
Que México es puro amor
Es flor que se da al calor
Del horno de barro

Bailamos a todo dar
Un ritmo para festejar

Gozamos la variedad
De ser mexicanos

Las calles son una fiesta
Se hermanan las diferencias
Las voces cantan y estallan
Desde nuestro corazón.

La plaza se va llenando
Lo bueno está comenzando
Unidos por lo que venga
al son del Bicentenario

Wednesday, August 18, 2010

Sobre las cadenas de powerpoint

Gracias a Internet y al acceso que la red de redes ha dado a los usuarios de la misma, ha surgido una nueva raza de personas, las cuales han decidido que están obligadas a comunicar, vía archivos de powerpoint, todo género de información. Así, hay quienes en sus diapositivas, ilustradas adecuadamente, nos mostrarán cómo saber si alguien tiene un ataque cerebral, o bien, nos enseñarán las maravillas arquitectónicas del hotel Burj de Dubai, Emiratos Árabes, chiastes de todos colores y géneros o incluso, nos mandan fotografías de las mujeres más hermosas, con o sin ropa, entre tanta y tanta información que circula por la red.

A mí me llama la atención que todos estos personajes que usan powerpoint con esa intención, pierdan su tiempo en estas labores. ¿Cuál es la motivación para sentarse un par de horas, acomodar las diapositivas, quizás poner los textos adecuados a las mismas y entonces tener una docena o más de 'slides' de powerpoint para compartir con el mundo. Después de meditarlo un poco, creo que la motivación puede ocurrir en dos vertientes:

  1. Por una parte, el autor del powerpoint quiere pasar a la posteridad y entonces lo firma e incluso, deja su correo electrónico, probablemente con la intención de que todos le aplaudamos su esfuerzo.
  2. Quiere que su "obra de arte" se transmita a todo lo largo y ancho de la red Internet.
Pero sea cual sea la motivación del creador de todos estos simpáticos y muchas veces inútiles powerpoints, hay algo claro: todos piden de alguna manera que transmitamos a nuestros contactos de correo el archivo que nos han enviado, ya sea expresamente, ya sea como amenaza de si no hacerlo, nos caerá alguna plaga, o bien como súplica indicando que es por el bien de todos.

Este mismo comportamiento se observa cuando alguien manda un correo para advertir sobre un virus que -ahora sí- no tiene solución y puede quemar el disco duro de la computadora, destruir nuestros preciados archivos y que infecta diez máquinas en la red por segundo. Yo no sé de dónde sale tanto samaritano que ha decidido ayudarnos aunque no se lo pidamos. Pero lo más grave del caso es que casi nunca estas cartas amenazantes de un virus resultan ciertas. Vaya, eso de que el supuesto virus que está haciendo estragos no tiene cura es obviamente falso. Los virus computacionales solamente pueden introducirse por una serie de mecanismos conocidos y nadie ha logrado introducirlos a un sistema de cómputo por medios que sean ajenos a los que ya sabemos que existen. Pero de nuevo ocurre un fenómeno: la gente sin pensar da click y lo manda a sus contactos, porque no cuesta nada, porque es gratis y quizás porque ¿qué tal que es cierto? (desde luego no pierden su tiempo investigando si la información dada es para tomarse en cuenta o no. Un caso conocido fue el cretino que hizo un video sobre el Amero, una supuesta moneda que haría que el dólar desapareciese, en una medida del Gobierno Norteamericano que aunque extraña, implicaba hacer a todos los norteamericanos más pobres. Por supuesto que este farsante no pasó la prueba del tiempo).

Igualmente, hay todos esas buenas personas, casi siempre católicas, que se han dado a la tarea de mandarnos cartas (y powerpoints también desde luego), con historias dramáticas en donde Jesús, o Dios, o la deidad en turno, resuelve un problema de vida o muerte.

Y así podría seguir enunciando toda esta gente que usa la red para proselitismo político o religioso, o para mandar cuanto chiste le han contado, o quizás, para denunciar un hecho penal, etc.

Lamentablemente, en todos los casos, parece ser que lo único que les interesa es lo que ya he recalcado: que se reenvíe esta información a todos los posibles contactos. Éste es finalmente, el factor común de todos estos personajes de esta raza de powerpoint.

Tuesday, August 17, 2010

La persistencia de las leyes de la física


Para mí hay algo sorprendente, mágico acaso alrededor mío. Se trata de la persistencia de las leyes de la física. No parecen menguar, no parecen fallar, siguen funcionando estrictamente y además, de manera instantánea, por lo menos para la percepción humana.

Así, las gotas de agua de la regadera caen a mi cuerpo con precisión absoluta, bajo la inefable influencia del campo gravitacional. El imán con una pequeña matriuska de madera se pega a la pared metálica del refrigerador como por arte de magia. ¿Dónde está la fuerza que los mantiene unidos? ¿qué prodigio hace que se cumpla que ocurra semejante hecho? es francamente fantástico.

Pero más sorprendente es aún que todo esto se lleva a cabo de manera instantánea. Aprieto el interruptor y se enciende la luz. Echo un libro a la cama y cae pesadamente, de forma instantánea. Las reglas impuestas por la física persisten. Giro el volante del auto y todo el sistema se rige por las ecuaciones del movimiento descubiertas por Newton. No parece haber excepciones a este comportamiento. La persistencia de las leyes se mantiene, inmutablemente.

Esto, en mi opinión, es poco menos que extraordinario. La magia de la naturaleza está presente. Si hubo un creador al hacer que el mundo sea como es, que el universo siga las reglas de la física como las conocemos, pues creo que hizo muy bien su trabajo. Si acaso no existe dicho ser (que habría que preguntarse cómo es que puede existir alguien así y cómo pudo ser creado, en base a qué?), entonces el milagro que vivimos es aún mayor. Notable en el sentido que se le mire.

Piensa mal... ¿y acertarás?


Desde hace unos meses, el omnipresente Secretario de Salud, Córdova Villalobos, se ha encargado de decirnos a los mexicanos que somos un país de gordos, particularmente en lo que se refiere a los niños. Según las estadísticas que presenta el galeno, somos el primer país con más niños gordos en el mundo. La verdad, dudo de su afirmación considerando que aquí los estudios estadísticos en muchos asuntos son francamente lamentables. No hay una metodología de cómo se hizo el estudio. Nada más nos lanzan este tipo de datos como para asustar a la población y que ésta tome medidas.

Debido a esta problemática, la Secretaría de Salud, apoyada por la Secretaría de Educación Pública, decidieron hacer algo para disminuir el problema de la gordura infantil mexicana. Un punto importante por atacar fue el "lunch" o refrigerio que los niños comen en su recreo. Ahí les venden -lo he visto- tacos, tamales, sandwiches, papas, frituras de todo género, helados, paletas, refrescos, etc. Y el Secretario de Salud es tan suspicaz en esto, que debe haber notado que había que cambiar la dieta del "lunch" escolar por cosas más sanas.

Así, hace unos pocos meses salió de nuevo, este ser que quiere aparecer en los reflectores cada vez que puede, es decir, el propio Dr. Córdova, a dar la lista de alimentos permitidos en las misceláneas y tienditas de las primarias y secundarias del país. Bueno, baste decir que prácticamente eliminaron toda la "comida chatarra" que en esos puestos se vendía. Ya no se podrían vender botanas tipo papas, churrumais, etc., y el agua no tenía que tener edulcorantes. Por ello, mi imagino, el Secretario de Salud debe haber estado gozoso. Finalmente tendríamos una población infantil menos gorda y todo gracias a sus brillantes iniciativas.

Pero algo pasó y ahora el Secretario de Salud ha salido a decir que siempre no, que no se elimina la comida chatarra de las escuelas y que será hasta quizás, dentro del próximo año, donde se puedan tomar más medidas. ¿Qué pasó entonces? Seguramente los fabricantes de papas y refrescos se quejaron y tuvieron que hablar con los funcionarios de tan loable iniciativa para que la echaran para atrás. ¿Habrán cabildeado? ¿Cómo habrán convencido a los Secretarios de Salud y la SEP para que al menos no hagan tan restrictiva la medida? ¿les habrán dado una "lana" para que cambien de opinión? Piensa mal... ¿y acertarás?

Porque parece ser que pudieron más los intereses de dinero de las empresas a las buenas intenciones del Secretario de Salud. Hay que reconocer que finalmente, el problema de la gordura infantil es un problema de dieta en general, y si los padres estuviesen educados de manera tal que tuviesen alternativas a la dieta de sus hijos y además, tuviesen información al respecto, las cosas podrían cambiar sin necesidad de poner este tipo de restricciones sobre lo que sí o no se puede vender en la tienda de la escuela.

Por otra parte, afectar una industria porque de acuerdo al Dr. Córdova, algo hay que hacer porque sino, se colapsaría en unos 20 años el sistema de salud por la cantidad de enfermedades derivadas de una población gorda, parece haber quedado sin efecto.

Dice López Obrador, y miren que hace tiempo ya no coincido con él en sus dichos y necedades, que el país está en manos de los intereses de los poderosos, de los que tienen el dinero. Aquí me parece claro que esto parece cumplirse. ¿O no?

Saturday, August 14, 2010

Una rola de Fito Páez

No sabía que "Yo vengo a ofrecer mi corazón", es de Fito Páez. He aquí la letra y el video en donde Mercedes Sosa la canta con el autor de la misma. Desde luego que la voz de Fito es opacada por la gran voz de "la Negra", pero creo que es una manera de homenajear el talento y la inspiración de Paéz, que la verdad, confieso, nunca había escuchado con detenimiento.

He aquí la letra de dicha canción:

Yo vengo a ofrecer mi corazón

(Fito Páez)

Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Tanta sangre que se llevo el río
Yo vengo a ofrecer mi corazón

No será tan fácil ya sé qué pasa
No será tan simple como pensaba
Como abrir el pecho, y sacar el alma
Una cuchillada de amor

Luna de los pobres siempre abierta
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Como un documento inalterable
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y uniré las puntas de un mismo lazo
Y me iré tranquilo, me iré despacio
Y te daré todo, y me darás algo
Algo que me alivie un poco más

Cuando no haya nadie cerca o lejos
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Cuando los satélites no alcancen
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y hablo de países y de esperanzas
Y hablo por la vida, hablo por la nada
Y hablo de cambiar esta nuestra casa
De cambiarla por cambiar nomás

Quién dijo que todo está perdido
Yo vengo a ofrecer mi corazón



Friday, August 13, 2010

De los variados concursos


Muchas instituciones y empresas hacen concursos públicos. En algunos casos a los ganadores se les entregan viajes, televisiones, artículos domésticos, automóviles, etc. Los premios dependen muchas veces del interés de la empresa/institución por promover algo o a ellos mismos inclusive.

Yo he entrado a algunos concursos. Por ejemplo, el atinar cuántas cajas de palomita caben en un automóvil, de Cinépolis, o bien el de Cinemex, con una mecánica similar, pero aquí se trataba de pequeñas pelotas. Pero aparte de estos concursos, en los cuales hay que dar la cifra exacta de cajas de palomitas o de pequeñas pelotas que hay dentro de un coche, hay concursos de programación. Uno de ellos fue el que se inventó hace unos años Banamex, el cual llamó "Iniciativa en Internet". Decidí participar y cumplí con todas las normas de dicho concurso: los documentos que me pedían, el tipo de letra que debía usar (por ejemplo, Arial de 12 puntos), en formato de MSWord, etc. Se me pedía también el código fuente, ejemplos, resultados, etc. Mi proyecto trataba de los fotoMorsaicos, el cual desarrollé casi como si fuese una tesis de licenciatura (pienso hoy día que pasaría como tal). El premio por categoría -había cinco de ellas- era de unos 300 mil pesos. Mandé mi proyecto pero no gané nada. Cuando se dieron los resultados de los ganadores, no se dijo ni siquiera quién o quiénes eran el jurado. No se mencionó qué hacían los proyectos ganadores con cierto detalle. Quizás solamente el título del mismo y ya. Eso deja un mal sabor de boca.

Y aunque -desde luego- cuando uno entra a un concurso es porque quiere ganar, a mí no me afecta si no soy el ganador. Lo que me molesta es la falta de transparencia al respecto. Mi padre, alguna vez entró a un concurso para escribir una telenovela para TV Azteca. Los de la televisora pedían toda una serie de requisitos y el premio era jugoso: un millón de pesos al ganador. Pero... ¿qué pasó? Nadie ganó. Se declaró desierto... Y la televisora del Ajusco anunció un nuevo concurso para ver si alguien entregaba algo meritorio. Yo no sé cuántos guiones recibió TV Azteca, pero presumo que por el premio en cuestión, habrán sido al menos cientos. De nuevo, sin decir "agua va", la televisora no entregó ningún premio, pero eso sí, se hizo de un montón de ideas que bien podría usar en sus siguientes dramas telenoveleros. ¿Cuánto le darían a quien habría escrito alguna idea original? Nada, porque en estos concursos muchas veces, entre las cláusulas, es que el concursante cede todos los derechos de su obra, entre montones de ordenamientos siempre en favor del convocante y nunca en beneficio del convocado. Así, declaran desierto un concurso y se hacen de ideas sin pagarlas a sus autores . Lindo negocio.

Desde luego no siempre es así, pero es muy común ver concursos que tienen una serie de claúsulas que resultan infames, pero que más de uno aceptará porque podría ser la entrada a un beneficio económico importante o bien, entrar a una televisora a escribir guiones, qué sé yo.

Todo esto viene a cuento porque mi hermana Marga me decía ya hace algún tiempo, que el concurso para hacer el logotipo de las Olimpiadas de Invierno, que se llevaron a cabo en Vancouver este año (que es donde ella vive), lo había ganado el despacho de diseño en el que ella trabajaba y que un compañero de ella, mexicano a todo esto, (cuyo nombre de pila es Gonzalo, si es que no estoy equivocado), era el autor del logotipo de dicho evento deportivo.

El premio del comité organizador -si mal no recuerdo- fue de unos 20,000 dólares, que fue a dar en mayor proporción a la señora dueña de ese despacho. No sé cuánto le dio ella al autor de la obra. El punto es que Marga me decía que estos concursos denigran el status profesional del diseño gráfico. Si dicho concurso se hubiese hecho a las empresas del ramo, el comité organizador habría tenido que pagar mucho más que el dinero que dio en este concurso, considerando que el Comité Organizador probablemente tendría que haber pagado no sólo por el diseño en cuestión, sino en el acuerdo para ver qué regalías le tocarían al autor del mismo por la venta de souvenires y recuerdos.

Pero los concursos tienen otros factores negativos. El concursante emplea tiempo, trabajo, esfuerzo, en desarrollar la obra de la naturaleza que la convocatoria exija, pero si no gana nada, lo único que recibe es nada, es decir, no hay ningún tipo de compensación. Así pues, en muchos casos las obras de los no ganadores quedan guardadas en un baúl, durmiendo el sueño de los justos.

A mí me parece que los concursos y convocatorias de esta naturaleza deberían pasar por una reglamentación de la Secretaría de Gobernación. En el caso de concursos literarios, de programación, en general no requieren de permisos de Gobernación. En los concursos donde sí se da esto, se exige al convocante que entregue los premios prometidos. Si nadie los gana, por las razones que sean, entonces los premios pasan a la mencionada Secretaría. Por ello mismo, en el caso de concursos literarios, si nadie gana, los premios prometidos deberían pasar también a Gobernación. Porque sino, es retefácil convocar a un concurso con grandes premios y después decir que ninguno fue de la calidad pedida.

Pero aún así, aunque Gobernación esté atrás de algún concurso, está lejos de tener el control. Un ejemplo: hace unos años me pidieron un curioso trabajo: Había que hacer una cuestión de estadísticas y probabilidad para un concurso que organizaba una marca de helados. La idea era que en las tiendas donde se venden helados de esa marca, por cada compra que hiciese el cliente, se le darían las piezas de un rompecabezas muy simple, (seis piezas máximo). Las piezas eran parte de diferentes imágenes: una camiseta, un balón de futbol, un pequeño backpack, un televisor y hasta un avión. Este último representaba el mejor premio, un viaje para dos personas a Cancún, si mal no recuerdo.

Pues bien, la idea era calcular qué probabilidades tenía alguien de ganar algún premio considerando que le darían una serie de piezas al azar, en donde habría pedazos de las diferentes imágenes premiadas. Obviamente la mayoría de los rompecabezas decían algo así como "gracias por participar" o "sigue participando", etc. Pues bien, resultó que además, los seis premios principales, los viajes a Cancún (Gobernación apela porque el convocante -si pone viajes como premios- lo haga a destinos nacionales), solamente tenían seis rompecabezas completos y miles incompletos, es decir, solamente había seis rompecabezas completos. Si uno recibía un sobre con seis piezas y cinco eran del avión, la posibilidad de que apareciese la sexta pieza, la faltante, era igual acero, porque los viajes se entregaban con el rompecabezas que venía ya completo en cada sobre ganador. Esto era como las estampitas de los álbumes del pan Bimbo, en el cual siempre faltaban un par de estampas que prácticamente era imposible conseguir.

Para colmo, los premios de los viajes estaban "sembrados", es decir, se entregaban, sí, pero a ciertas colonias en particular y alguien -ahora sí, producto de la casualidad, de que ese día compró el helado en la tienda en donde se daban los sobres premiados, se lo ganaría. Normalmente no aparecían estos premios en colonias de clase alta. Así entonces, un concurso como éste no tenía de ninguna manera chances parejas para los que participaran y eso e n mi opinión es en realidad un engaño. De hecho, cuando se hicieron los rompecabezas, me regalaron uno con una camiseta y otro con una maletita. Un día pasé por la tienda de helados y los cambié. La que me atendió me decía que había tenido muchísima suerte, porque antes de mí no habían entregado ningún premio. No me asombró el comentario.

Por ende, pienso que la mejor política es la que mi hermana Marga me dio: no entrar en estos concursos jamás, no avalar esta práctica porque daña las actividades de los profesionales en los diferentes campos. Pienso que no le falta razón.

Limosnas virtuales


Siempre he pensado que el dar limosna es un acto que tiene que ver no con ayudar a alguien, sino con el hecho de que en el fondo, al hacerlo, nos hace sentir mejores personas. Es claro que siempre puede conmover ver a alguien pidiendo una ayuda en la calle, mal vestido, sucio, quizás sin zapatos y para colmo, cargando en un reboso un niño de no más de un par de años, si bien nos va. ¿Cómo no vamos a darle algunas monedas? Y entonces actuamos en consecuencia, damos nuestra dádiva y seguimos camino, pensando en qué buenos somos.

La realidad es que probablemente el par de monedas que damos no servirán estrictamente para nada. Se dice, pero no me consta, que hay toda una industria de limosneros, controlado por algún vivales, que saca millones. No lo sé. Lo que sí sé es que la ciudad de México, al menos, en los cruceros y calles más importantes, está lleno de limosneros que sistemáticamente piden dinero a los automovilistas.

También hay limosneros mejor vestidos, que se ponen una bata, salen con una maletita de cuero y piden dinero para alguna obra humanitaria. Alguna vez en una oficina de pasaportes, platiqué con una señora que a eso se dedicaba. Me confesó que del total obtenido, cuando entrega la dichosa maletita, cuentan el dinero recabado y le dan la mitad. Así entonces, dicha señora no lo hace de buena fe, por ayudar, es simplemente su trabajo.

Toda esquina o situación que pueda favorecer la petición de algún dinerito es usada por estos personajes. En muchas salidas de supermercados, en donde hay casetas para pagar el uso del estacionamiento, se apersonan buenos ciudadanos que piden si queremos ayudar a causas como parálisis cerebral, entre otras.

A todo esto, el hecho de que existan prácticamente ejércitos de limosneros por la ciudad, es solamente un reflejo de que este país no está haciendo su tarea correctamente. El Estado debería garantizar que la gente tuviese un mínimo de calidad de vida, acceso a los estudios, al trabajo, a la salud, etc. En México esto está lejos de ser cierto. Y aún así, a pesar de lo que la realidad nos diga, no falta quien me dice que exagero cuando cito la frase de Russek de que "este país no sirve".

Pero regresando al asunto, el hecho es que quien da una limosna en general no ayuda a quien le da el dinero, sino que se ayuda a sí mismo al sentirse bien por su caritativa obra. Y esto se observa en Facebook y muchas veces en Twitter, dos de las "redes sociales" que ahora están de boca en boca.

Fíjense si no es verdad: recibo un mensaje de alguno de mis contactos pidiéndome que me una a la causa: "No a la supervía", o "que el vasco Aguirre nos dé explicaciones", o "No a la visa para Canadá", etc. Todo esto estaría muy bien, pero ¿qué hacemos todos? Nos congratulamos de estar de acuerdo con estas peticiones y causas y doy un click y listo, ya soy parte de esta causa... Pero ¿qué hacemos? Nada. Sólo dimos un click del ratón. Quien abre el grupo de "No a la supervía", por ejemplo, no plantea ningún plan de acción, no nos dice: "Los siguientes puntos de la agenda son los siguientes: i. Pedir una reunión con el jefe de gobierno; ii. generar un plantón en caso de no ser atendidos; iii. hablar con los vecinos; iv. entrevistar a ingenieros ambientales; v. plantear un foro abierto y público de discusión sobre el tema", etc. No, no hay nada de eso. Simplemente es como dar limosna, de manera virtual, dando un click y listo, nos sentimos mejores personas.

Alguien en Facebook me invitó a una causa, no me acuerdo cuál era ésta. Le dije que antes de aceptar me dijera qué plan se iba a realizar, qué acciones se tenían contempladas, etc. Porque le dije que si no hacía esto pues no servía para nada la causa que pensaba apoyar. No me contestó y me quitó finalmente de sus contactos.

A todo esto, hay algo que entiendo y que de alguna manera justifica a quienes arman estas causas por apoyar. Por una parte es una manera de liberar la frustración ante estas situaciones cotidianas, en las que los gobernantes no nos toman jamás en cuenta. Por otra parte, hacemos público nuestro desagrado, desaprobación a algo que quizás no nos afecte directamente, pero que simplemente no nos parece. Pero aparte de esto, entiendo que armar un plan de trabajo, una serie de acciones para evitar que se construya una supervía o bien, que se tomen acciones contra la absurda visa para Canadá, lleva tiempo y muchas veces no nos podemos ocupar, porque hay que trabajar y obtener ingresos simplemente para sobrevivir.

Entonces, ante el choque con la realidad, los que deciden crear estas causas en las redes sociales, finalmente, repito, hacen lo que hacemos cuando damos una dádiva en la calle: damos una limosna, virtual en este caso, pero que en términos reales es tan inútil como no hacer nada.

Friday, August 06, 2010

Meditaciones sobre el concepto de Tiempo


En física, un campo es cualquier magnitud física que presenta cierta variación sobre una región del espacio. En ocasiones campo se refiere a una abstracción matemática para estudiar la variación de una cierta magnitud física; en este sentido el campo puede ser un ente no visible pero sí medible.

Históricamente fue introducido para explicar la acción a distancia de las fuerzas de gravedad, eléctrica y magnética, aunque con el tiempo su significado se ha extendido substancialmente, para describir variaciones de temperatura, tensiones mecánicas en un cuerpo, propagación de ondas, etc.

Así por ejemplo, las cargas eléctricas no precisan de ningún medio material para ejercer su influencia sobre otras, de ahí que las fuerzas eléctricas sean consideradas fuerzas de acción a distancia. Cuando en la naturaleza se da una situación de este estilo, se recurre a la idea de campo para facilitar la descripción en términos físicos de la influencia que uno o más cuerpos ejercen sobre el espacio que les rodea.

La noción física de campo se corresponde con la de un espacio dotado de propiedades medibles. En el caso de que se trate de un campo de fuerzas éste viene a ser aquella región del espacio en donde se dejan sentir los efectos de fuerzas a distancia. Así, la influencia gravitatoria sobre el espacio que rodea la Tierra se hace visible cuando en cualquiera de sus puntos se sitúa, a modo de detector, un cuerpo de prueba y se mide su peso, es decir, la fuerza con que la Tierra lo atrae. Dicha influencia gravitatoria se conoce como campo gravitatorio terrestre. De un modo análogo la física introduce la noción de campo magnético y también la de campo eléctrico o electrostático.

Hay campos, sin embargo, como el magnético, que se puede inducir creando una corriente eléctrica que pasa por un cable. Si ponemos una brújula cerca del cable por donde pasa la corriente, veremos que la aguja se mueve. Se ha creado un campo inducido por la fuerza eléctrica (de hecho, la naturaleza de la electricidad y magnetismo parecieran tener las mismas raíces).

Pensando en estas cuestiones, hace ya mucho tiempo llegué a algunas conclusiones que pongo a la consideración de mis cuatro lectores. En física describimos un fenómeno particularizando por ejemplo, su posición en el espacio, (x, y, z), con sus coordenadas, y le añadimos la coordenada t, tiempo. De esta manera, tenemos el llamado espacio-temporal. Esto significa, en algún sentido que los objetos existen en un lugar del espacio y en un tiempo determinado.

La t, el tiempo, es una coordenada por demás curiosa. Por una parte, pareciera que no afecta los experimentos que se realizan. Por ejemplo, supongamos que mido algo en el laboratorio. El experimento lo puedo realizar muchas veces y pareciera que esta coordenada t está de más. No la usamos, no la necesitamos en un sinnúmero de casos. Vaya, como que el experimento siempre se comporta de alguna manera sin importar esta coordenada t.

Pero ¿será así realmente? Pienso que "el tiempo" en física no ha sido correctamente interpretado porque tiene un extraño carácter. Así por ejemplo, consideremos la vida de los seres vivientes. Todos pasan por un proceso temporal, en donde los seres nacen, crecen, maduran y finalmente mueren. Este proceso es en una sola dirección, como lo es el tiempo, el cual siempre va hacia adelante ("la flecha del tiempo"), pero nunca retrocede. Pienso que el tiempo es un campo, sí, un campo parecido al campo gravitacional o eléctrico. Todo aquello que está dentro de un campo está regido por el campo mismo. No podemos escapar al campo gravitacional, por ejemplo, y por ello no nos echamos a volar, por eso las gotas caen de arriba hacia abajo (detalle que me sigue asombrando cuando me estoy bañando y cae el agua por la regadera). El campo rige nuestra presencia en la superficie de la Tierra. Se supone que hay una partícula generadora del campo gravitacional, llamada gravitón, que no ha sido hallada pero que podría ser la culpable de que estemos todos pegados a la superficie terrestre.

¿Es el tiempo un campo? De lo que hemos definido parece que sí. Afecta a los seres humanos y los hace envejecer. ¿Qué otra cosa puede provocar el envejecimiento? ¿Por qué siempre se produce? ¿se puede revertir? Mientras estemos dentro del campo del Tiempo, nos pasarán estas cosas. No podemos deshacernos del envejecimiento que a la postre nos llevará a morir.

¿Afecta el campo temporal a los objetos inanimados? Sí, los afecta. Podemos saber la edad de las cosas con pruebas que miden, por ejemplo, el decaimiento radioactivo, una función -curiosamente- del tiempo mismo. Así pues, también las cosas, los objetos inanimados, dentro del campo temporal, tienen un comportamiento que no puede escapar a la influencia de este hipotético campo.

Por ende, creo que habría que buscar redefinir el tiempo como un campo. Quizás haya también una partícula, la cual podría llamarse "tempus" (del latín), la cual provocaría la existencia de campos temporales.

Surgen entonces preguntas simpáticas: ¿Pueden crearse campos temporales independientes al campo temporal en donde intento hacer algo de esta naturaleza? ¿se pueden capturar o siquiera identificar este tipo de partículas? ¿Podría haber lugares donde no hay tiempo? ¿donde hay estas singularidades?

Ahí se los dejo a la reflexión.

Wednesday, August 04, 2010

Un regalo que había olvidado


Hace muchos años participaba más activamente en un sitio web llamado "Experts-Exchange.com". En ese lugar los miembros del mismo pueden preguntar cualquier cosa acerca de programación, prácticamente en el lenguaje que sea. La gran virtud de dicho sitio es que no falta el experto que ya enfrentó el problema que uno tiene y entonces puede resolvernos la dificultad sin tener que perder más tiempo del necesario.

El sistema en Experts-Exchange es simpático: al inscribirse le dan a uno una cantidad de puntos, los cuales sirven para poder hacer las preguntas sobre el tema en la que tengamos algún problema. Cuando entré al sistema la primera vez, se me asignaron 500 puntos, pero creo que esto ya no es así (la administración de EE ha cambiado con los años más de una vez y han querido hacer más dinero, por ejemplo, dando la posibilidad de comprar puntos, limitar el acceso gratuito, la cantidad de puntos que se obtienen por cada día que pasa, etc.). Por cada día que pasa, el sistema da 5 puntos más, hasta llegar de nuevo a 500 puntos. Antes no había límite de puntos que uno podía obtener. Ahora a las 500 unidades ya no se acumula más. La idea de tener que dar puntos para que haya quien conteste simplemente evita preguntas tontas, pues los puntos son relativamente escasos y si uno requiere de ayuda inmediata, tiene poco sentido malgastando haciendo preguntas idiotas. Esa parte del esquema funciona sin duda muy bien.

Una pregunta relativamente sencilla puede ir de 50 a 150 puntos. Preguntas más difíciles van de 151 puntos hasta 350 quizás. De 351 a 500 puntos indica que la pregunta es "sólo para tigres".

Cuando algún usuario de EE responde a una pregunta, y quien pregunta estima que la respuesta le ayudó, entonces le asigna estos puntos a quien contestó bien. En ocasiones hay más de una respuesta correcta, y el sistema permite dividir los puntos entre varios expertos que han contestado a satisfacción. Hay momentos en que nadie responde a la pregunta y en cierto tiempo prudencial uno puede pedir los puntos que otorgó a la pregunta si nadie llegó con la respuesta correcta.

El sistema es muy interesante porque muchas veces, a los 20, 30 minutos de hacer una pregunta, ya hay respuestas a la misma. Además, hay una lista de los mejores usuarios expertos, que contestan hasta las preguntas más difíciles. El "Salón de la Fama" de Delphi, por ejemplo, tiene a personajes que alguna vez llegaron a ¡unos 300,000 puntos obtenidos! Si consideramos que cada pregunta tiene un rango promedio de 200 puntos, esos personajes tuvieron que haber contestado unas 1200 preguntas para llegar a esas puntuaciones. Absolutamente fantástico.

La cuestión interesante está en que quien contesta acumula los puntos de quienes preguntan, pero esos puntos, al que responde, no le sirven para preguntar nada. Los puntos acumulados en el mes le permiten, al llegar a cierto límite, ganar certificados con valores que van desde los 25 hasta los 200 dólares.

Pues bien, una vez, en el año 2000, estuve muy activo en EE y para mi sorpresa, al siguiente mes me llegó por mensajería un regalo de EE: Un certificado por 50 dólares para comprar algo en outpost.com.



Me pareció genial pero en ese momento pensé que no podría usar mi certificado estando en México. Lo dejé por ahí con la mera satisfacción de que me gané -casi por única ocasión- un premio por algo. Pero he aquí que acabo de hallar el certificado y entré a outpost.com. Quizás podría servirme aún (aunque tiene ya unos 10 años desde que me lo gané). Encuentro aquí que al entrar a outpost.com, el sistema me manda a frys.com, una tienda de libros y artículos de electrónica, programación, etc. Esto ya no me gustó. Lo más probable es que después de diez años mi certificado no sirva, pero aún hice un intento más: escribí a soporte de frys.com preguntando si mi regalo podría usarlo a pesar del tiempo que ha pasado. Espero respuesta. A ver qué me dicen. Seguiremos informando.

Creador de iconos


Un icono o ícono, es -de acuerdo al diccionario- una representación religiosa pintada o en relieve característica del arte bizantino. Así decimos, por ejemplo: "Volvió de Rusia cargada de iconos". También es un símbolo que mantiene una relación de semejanza con el objeto que representa, como en este ejemplo: "para entrar al diccionario, haz doble clic en el icono."

En computación, en el diseño gráfico tal vez, un icono es una imagen gráfica, que suele ser pequeña, que representa un acceso directo, un programa, un archivo, un enlace, o cualquier otro recurso. El ícono suele ser una buena forma de identificación para lo representado.

En este caso vemos que los iconos han invadido las computadoras y los dispositivos móviles. Así, los teléfonos "inteligentes", los celulares modernos, tienen pantallitas a color con iconos que representan un sinnúmero de programas. De hecho, pienso que para los diseñadores de estos iconos es cada vez más difícil mantener la relación de semejanza entre el dibujo y lo que representa.

Por ejemplo, el icono de CorelDraw es en realidad el dibujo de un globo aerostático. Y sí, quien lo diseñó probablemente pensó en posicionar el logo y la marca, pero es claro que el icono de CorelDraw no tiene nada que ver con las funciones que hace el programa.

Encontré en el estupendo libro "Beyond Photography, The Digital Darkroom", por Gerard J. Holzmann (http://www.spinroot.com/pico/a4.pdf), lo siguiente al respecto de este tema:

Por ahí de 1983, en los Laboratorios Bell, ahora AT&T, un grupo de unos 50 investigadores empezaron a trabajar con un nuevo tipo de terminal de computadora. Inmediatamente pusieron manos a la obra para sacar provecho de sus capacidades gráficas.

Luca Cardelli (que al momento de escribir esto, había cambiado de trabajo, ahora para DEC Systems Research Center, en Palo, Alto), había pensado en una manera de convertir fotos manualmente en pequeños iconos en blanco y negro. (Cabe aclarar que en 1983 no había cámaras digitales, ni
scanners caseros, ni todos estos dispositivos que ahora son comunes en muchísimas casas y oficinas). Pues bien, Cardello halló una víctima, la foto de Edsger W. Dijkstra, con la que decidió trabajar. El proceso fue así:
  • Reducir la fotografía con una copiadora Xerox, para que quedara al tamaño de una foto pequeña, de 4x4 cms, y en alto contraste.
  • Dibujar una rejilla (matriz) de 12x12 puntos y hace4r entonces un patrón colocando puntos negros o blancos, de acuerdo al porcentaje en que en alguna región de la foto había más blanco o más negro.
El resultado de este proceso dio lo siguiente:


Luca hizo una demostración de su programa poniendo el icono de Dijkstra como si fuese una pelota rebotando en la pantalla. Los científicos se emocionaron con la idea y digitalizaron más imágenes manualmente, pero pronto se aburrieron del proceso.


A
alguien entonces se le ocurrió usar esta idea en el nuevo servidor de correo, que podría anunciar la llegada de mensajes a las terminales mostrando el icono de quien lo enviaba. Luca Cardelli entonces escribió una primera versión que llamó vismon (con cierto humor considerando que existía un programa que se llamaba sysmon).

Rob Pike habló con los investigadores y les tomó fotografías de 4x5 pulgadas con su cámara Polaroid. Y aunque nadie sabía para qué Pike quería estas fotos, todos colaboraron, desde la secretaria hasta el director ejecutivo. Las imágenes fueron entonces digitalizadas usando un
scanner que se pidió prestado a los colegas del departamento de procesamiento de imágenes.

En
un par de días, se tuvieron cerca de 100 fotografías que fueron la fuente principal para los experimentos de procesamiento de imágenes. El siguiente paso en esta secuencia ocurrió cuando Rob Pike y Dave Presotto desarrollaron el software para una base de datos centralizada de fotografías iconizadas. Ellos le llamaron a esto el servidor de rostros.

El programa vismon se reescribió para usarse con el servidor de rostros. Desde entonces, vismon ha sido uno de los programas más populares en las computadoras de Bell Labs. e
n ese tiempo. El servidor de rostros se usó por el programa de correo para anunciar la llegada de mensajes electrónicos y por el manejador de la impresora laser, para identificar al propietario de quienes mandaban trabajos para impresión.



La imagen anterior muestra los iconos de quienes mandaron correo a un usuario. La barra de la izquierda viene del programa original sysmon, que muestra la carga del sistema en ese momento.
Incluir las fotos de los nuevos colegas fue algo que se hizo en la base de datos del servidor de rostros, como algo de rutina.

La foto se digitaliza en 512x512 puntos, se sacan semitonos y se convierte en un icono de 48x48 puntos, con un programa llamado Mugs, escrito por Tom Duff. El icono entonces se incluye en la base de datos mantenida por el servidor de rostros.


Pues bien, la idea me pareció interesante y además, es actualmente mucho más simple y fácil de implantar, considerando los avances, tanto en hardware como software. Decidí entonces mi estrategia: Tomaría una imagen, a la cual le aplicaría algún proceso (ver más adelante), para acomodar el resultado en una rejilla que fuese de 16x16, 24x24, 32,32, 48x48 o 64x64 pixeles, que son más o menos las resoluciones que se usan actualmente en la iconografía de los sistemas operativos actuales.



En lugar de tomar la imagen y reducirla, lo cual en algunos casos pierde la imagen cierta precisión por los algoritmos que se usan para hacerla más chica, se me ocurrió aplicar el filtro mosaico a la imagen, con precisamente las diferentes resoluciones: 16x16, 24x24, 32,32, 48x48 o 64x64. De esta manera, tomaría un punto de cada región dentro del mosaico y la pintaría en una imagen nueva. Desde luego que este proceso, como el de reducir una imagen, tiende a perder información, pero en mi opinión, para este problema en particular, esta técnica parece ser más conveniente que usar los algoritmos para reducir una imagen.



Una vez teniendo la imagen procesada, usando el API correspondiente en Windows (recuérdese que usé Delphi bajo el sistema operativo de Microsoft), salvé la imagen en el formato .ico, que es el que usa precisamente Windows.

El software es muy sencillo de usar. Los pasos a seguir son:

  • Se lee la imagen que se desea iconizar, valga el término.
  • Se usa la opción de menú (Procesar), la cual permite -si se desea- pasar antes la imagen a tonos de gris por si no se desea que se procese en color.
  • Al término del proceso aparecerá una ventana que simplemente pide al usuario con qué nombre se quiere salvar la imagen procesada, en formato .ico.

A quien le interese este software, escríbame a mi correo: morsa@la-morsa.com y a vuelta de correo tendrá el programa para que lo instale y use.

Tuesday, August 03, 2010

Trabas para salir del subdesarrollo


Una manera elegante de decirle a los países con deficiencias en todos sentidos es llamarles "países del tercer mundo" o "en vías de desarrollo". Pero la realidad es que todo esto no es más que una etiqueta para que sepamos todos que estamos lejos de alcanzar un nivel aceptable como país.

La razón para que todo esto pase es que en México jamás se piensa con un futuro que vaya más allá de los seis años que dura un gobierno federal. Aquí se reinventa el país cada seis años y esto, desde luego, no permite planes de mediano y largo alcance. El nuevo mandatario, el que le sigue al que esté en un momento determinado del tiempo, cambiará todo porque el anterior seguro no sabía cómo hacerlo. Lo curioso es que esta historia se repite hasta la nausea.

Casualmente lo mismo pasa en muchas instituciones. Sale el director de una institución gubernamental y el que le sigue, muchas veces, cambia planes que el anterior tenía en marcha. De hecho, normalmente no solamente cambian los planes y las estrategias, sino que además, cambian a todas las personas. Así es difícil dar seguimiento a los proyectos que muchas veces, mueren por desinterés del nuevo funcionario porque "no es su proyecto", ¿por qué le habría de hacer caso él? Pero por si esto fuera poco, el gobierno de este país se encarga de poner siempre más trabas a los ciudadanos, todo a través de una fiscalización que realmente raya en lo surrealista.

Por ejemplo, si a usted se le ocurre comprar libros en Amazon.com, considerando que desde siempre los libros no pagan impuesto en las aduanas mexicanas, vaya pensando que está equivocado. Resulta que si usted manda pedir unos libros por Internet hasta las puertas de su casa, cuando llegan al correo mexicano, si la factura indica más de 100 dólares en su compra, es probable que tenga que pagar impuestos por este paquete de libros. Si usted se apersona en la oficina de correos a reclamar, le dirán que lo que le enviaron califica como "materiales de oficina" y por ende, hay que pagar impuestos.

El punto es que -casi podría apostarlo- alguien de Hacienda fue a una oficina de correos y vio muchas cajas de Amazon.com para ser repartidas y entonces se le ocurrió la brillante idea: cobrémosle impuestos a todos estos personajes que gastan su dinero en libros. "Pero.... los libros están exentos de impuestos, señor", podríamos decirle al ingenioso funcionario, a lo cual contestará: "los libros son material de oficina ¡que paguen impuestos, qué se creen ustedes!"

Al final del día, la cuestión es que esto es una enorme traba para salir del tercer mundo. Vale más cobrar impuestos por los libros que pretender ayudar a que este país mejore intelectualmente haciendo real la exención de impuestos a los libros que además, legalmente existe. No importa si son 100 o 1000 dólares. La información nos puede ayudar a salir de esta miseria intelectual, en la que en general tenemos limitaciones de recursos.

Y si a todo esto le añadimos que el mexicano en promedio lee menos de tres libros por año, entonces nos encontramos en un problema de difícil solución, el cual no se podrá resolver con este tipo de medidas para que quienes leen, tengan que pagar precisamente más por informarse, por intentar estar a un mejor nivel educativo.

En pocas palabras, así no se puede ni se podrá salir de este tercermundismo agobiante.

Si queremos alguna vez dejar de ser un país en vías de desarrollo, el propio país debe dar las opciones necesarias para que esto pueda darse. Como están las cosas, no veo que haya manera de que cambien para bien.

Monday, August 02, 2010

¿Agencia espacial mexicana?


Uno de los problemas que -aparentemente- se ven cada vez con más frecuencia en nuestro país, es la falta de consensos, de la posibilidad de organizarnos adecuadamente, y por ende, de la cantidad de disputas que esta falta de coordinación provoca, logrando como consecuencia que muchos proyectos no se puedan llevar a cabo.

Esto viene a cuento por la siguiente nota que acabo de leer:

Se queja Neri Vela de sedes de AEXA
  • "(AEXA) era una sugerencia, de un grupo del Estado de Hidalgo, pero no tiene ninguna validez legal", dice Neri
  • El astronauta se refirió al posible Centro Espacial en Chetumal, e invitó al Gobernador de Quintana Roo, a analizar mejor el proyecto
Diana Saavedra
Ciudad de México (2 agosto 2010).- Que el grupo de promotores de la recién creada Agencia Espacial Mexicana, encabezado por el ingeniero Fernando de la Peña, anunciara un plan para establecer sedes en tres diferentes entidades de la República, molestó mucho a la comunidad científica, comentó el astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela.

"Según la Ley, está clarísimo que las oficinas generales estarán en el Distrito Federal... La Ley hay que leerla, dice que la junta de gobierno es la que va a decidir sobre los foros de consulta, definir los proyectos, preparar el organigrama y convocar para la designación del director", agregó Neri Vela.

"No compartimos las ideas de esa pareja de individuos (De la Peña y el astronauta José Hernández), que quiere instalar cosas turísticas, de diversión y tipo feria en Quintana Roo y en algunos otros lugares, creemos que sus ideas son muy disparatadas, si las quieren hacer están en su total libertad, que lo hagan, les deseo mucho éxito, pero que lo hagan con sus recursos, que no traten de mezclarlo con la Agencia Espacial Mexicana", dijo.


Neri Vela se refirió al posible Centro Espacial en Chetumal, e invitó al Gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, a analizar mejor el proyecto y a acercarse a quienes conocen más sobre el tema.
"Quien les haya dicho que lo va a hacer por 120 millones de dólares es un gancho para después ir inflando el presupuesto y tal vez nunca terminar, por otra parte, querer enviar viajes turísticos al espacio desde esa zona sería un fracaso comercial", estimó el doctor.

"Se trata de una tecnología muy avanzada, muy protegida, que seguramente Estados Unidos prohibirá que sea exportada en los próximos años, por lo que, lo más seguro, es que no sea realizable".
Sobre el museo interactivo propuesto, estimó que sería algo irrealizable, pues no hay frecuencia de vuelos a Chetumal, es más barato volar a Houston, y el instalado por la NASA es extraordinario como para hacerle competencia.

Promotores divididos
Pese a que se reconoce que la creación de la Agencia Espacial Mexicana es un proyecto de la comunidad científica, los legisladores y aquellas personas que han impulsado la iniciativa, sus promotores están divididos ahora que es una realidad. "En estos momentos lo que hay es un grupo promotor, en el que participamos las academias y las universidades, y una pareja de individuos que se quiere autonombrar los padres y dueños de todo, que son el ingeniero De la Peña y el astronauta estadounidense José Hernández", señaló Neri Vela.

"Reconocemos que en un principio el ingeniero Fernando de la Peña también participó en la iniciativa, pero también ya tiene un buen rato que el señor ha querido trabajar por su lado, de manera individual, sin coordinación con la comunidad científica". El doctor Neri Vela enfatizó que la creación de la Agencia es producto del esfuerzo de muchos mexicanos, desde los legisladores, diputados y senadores, como funcionarios de dependencias como el Conacyt, la SEP, la Secretaría de Relaciones Exteriores, y por parte de la comunidad científica, la Academia Mexicana de Ciencias, la Academia de Ingeniería, la UNAM, la UAM, el IPN y el INAOE, principalmente.

El astronauta explicó que varios miembros de la comunidad científica, encabezados por el ingeniero Gerardo Ferrando Bravo, han tenido ya pláticas con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para el diseño de los Foros que deberán ser convocados, según lo establece la Ley en el tercer artículo transitorio.
"Somos un grupo serio, integrado por doctores, ingenieros y científicos de diferentes ramas de la tecnología espacial, y estamos colaborando estrechamente con la SCT para apoyarlos en lo que sea necesario en la realización de los foros, en los temas que serán tratados, la mecánica, etcétera", explicó Neri Vela.

Dejar de decir AEXA Luego de la publicación del decreto de Ley que crea la Agencia Espacial Mexicana, el astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela pidió que se le deje de llamar AEXA, pues en ningún sitio de la ley publicada se le nombra así. "La Agencia Espacial Mexicana no tiene siglas. Si leemos todas las páginas que fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación, el 30 de julio de 2010, en ningún lado dice AEXA", enfatizó el doctor Neri Vela. "AEXA es el proyecto muy particular de (Fernando de la Peña y José Hernández), hay que decir Agencia Espacial Mexicana o, en todo caso, utilizar las siglas AEM, las siglas que se utilicen y el logotipo que se utilice serán designados por la Junta de Gobierno.

Hasta aquí la nota. Llama la atención todo este asunto por una razón: La incipiente Agencia Espacial Mexicana ¿AEXA? empieza con dificultades desde incluso su nombre. ¿Debe llamarse AEXA, o AEM, o cómo? Vaya, no tenemos nada construído aún para "competir" (valga el término), en la carrera espacial. No somos capaces de lanzar el mínimo cohete ni siquiera para que orbite alrededor de la Tierra. No tenemos nada absolutamente y ya hay pugnas. Ya se están peleando por los dos pesos de presupuesto. ¡Qué lamentable!

La verdad es que todo esto es poco menos que ridículo, pero refleja de alguna manera cómo se plantean las cosas en este país. Hay quien se quiere adjudicar el haber creado dicha agencia, otros que quieren ser miembros activos de ella, otros más que se sienten con más derechos, ya sea porque fueron al espacio o porque aún son astronautas. Si así están las cosas, ¿quién espera que esta improbable iniciativa prospere?