Monday, January 24, 2011

La lamentable TV mexicana


Es muy claro que los medios electrónicos tienen una gran influencia en la vida de todos los seres humanos que vivimos en las civilizaciones, al menos las occidentales. La televisión se mete en la casa de todos sin previo aviso. Hay cientos de canales y pareciera que hay para todos los gustos y necesidades. La realidad es, sin embargo, otra. Si uno observa las programaciones de los N canales que se ofrecen en la TV de paga, poco hay de rescatable. Si nos vamos a la TV gratuita la cosa es aún peor. La verdad es que la calidad de lo que ofrece la TV mexicana, ya sea de paga o gratuita, es lamentable en todos sentidos.

Hoy veo que empezó el programa "Laura", en Televisa, con la Sra. Laura Bozzo, una peruana que ya estuvo en la competencia de Televisa (TV Azteca), y que la sacaron a la menor provocación. Esta señora, ni lerda ni perezosa se fue a vender a las huestes de Azcárraga y pronto consiguió un "show" como le gusta, en donde la hace dizque de conductora de las causas perdidas, pero que en el fondo se solaza invitando a personas que quieren sus 15 minutos de fama, aunque para ello sean humillados por la peruana en cuestión. El programa "Laura" trata de los temas más absurdos y escabrosos. Los involucrados -sepa usted si son inventados o reales- aparecen a cuadro y la "señorita Laura" recrimina a los malos del tema, apapacha a los que según su juicio son las víctimas y además, cuando quiere hacer mayor escarnio de los personajes manda a llamarlos al escenario con frases como "¡que pase el desgraciado!". El programa de esta señora es tan vergozoso como ella misma. Los jerarcas de Televisa saben que el escándalo vende, que la burla a los "invitados" es parte de este gozoso show en donde de manera infame se les humilla y lo único que importa es que el programa tenga audiencia, "rating", porque así venden espacios a los anunciantes. Y entonces se crea una de esas circunstancias de negocios que le llaman de "ganar-ganar", aunque en el fondo se degrade a los seres humanos, se les considere unos malvados desgraciados y se les insulte en los medios sin que siquiera puedan defenderse de los agravios que una cretina señora como la conductora, hace a diestra y siniestra.

Por su parte, la competencia, TV Azteca, sacó el mismo día y a la misma hora un programa de la misma calaña, conducido por la escandalosa Niurka. El programa se llama, creo, "Ella es Niurka" y tiene la misma mecánica que el de la peruana. Aquí tenemos a una profesional del escándalo, que no tiene pelos en la lengua, que es vulgar hasta decir basta, que raya en lo procaz cuantas veces puede y que además, nunca ha sido conductora y no entiende que a los "invitados" no se les puede dejar hablando solos o interrumpiéndolos cuando a ella se le da su regalada gana.

El tema -al menos en el programa de Niurka- es el de moda, el del cantante Kalimba, el cual está acusado de violación de una menor. Los medios han hallado una mina de oro en este tema porque saben que a la gente le gusta el morbo. Las opiniones van y vienen e incluso, quienes apoyan al Sr. Kalimba ya hasta hacen marchas pidiendo su liberación. Vaya, como si la justicia real pudiese estar supeditada a expresiones como marchas u opiniones de otros actores y actrices que defienden la inocencia del presunto victimario.

El asunto es que realmente no importa cual sea el tema. En ambos programas saldrán personas que podrán ser humilladas públicamente, que lograrán saciar el morbo de los televidentes y que además, logrará que tengan un buen rating, aunque en el fondo tales emisiones merecen la reprobación total por parte de cualquier persona con un pizco de razonamiento.

La televisión tiene tantos canales y tanto tiempo, que como un monstruo, devora todos los contenidos que le llegan y por ende, hasta lamentables programas de TV como de los que aquí hablamos, pasan al aire. Es una moda que va y viene, como los "reality shows", como tanta estupidez que nos acostumbra la televisión a ver. Sin embargo, esto no es argumento para presentar emisiones en donde hay burla y escarnio a la gente. No se vale humillar ni degradar por tener puntos de rating o por la razón que sea.

Pero quizás todo esto se haga porque ya lo dijo el finado dueño de Televisa, el"tigre" Azcárraga, cuando declaró alguna vez que él hacía televisión para los jodidos, una lindeza más de lo que se ve cotidianamente en este país que parece jamás saldrá del tercer mundo.

3 comments:

Can You said...

Solo como comentario...

Niurka si ha sido conductora.

Esto fue hace algunos años en la ciudad de Merida, Yucatan. Especificamente para un canal local de dicha ciudad llamado Canal 2 SIPSETV.

Sin embargo cabe tambien mencionar que no ha sido lo mejor que ha hecho.
Ya que no destaco mucho en ese ambito y que si logro obtener fama fue debido a que "cierto productor" (Que todo mundo sabe quien es) que se encontraba en la ciudad la conocio y "se enamoro" de su imagen mas que de "su talento" (Si es que tiene alguno).

Ing. Manuel Hernández said...

No voy a venir a dármelas de intelectual y decir que solo veo los canales de arte, ciencia y documentales, porque no es cierto, a veces me gusta la tontería y veo programas con contenido más vacío que el cerebro de un adolescente, pero tengo que decir amén a este post.

Hay ocasiones en que los programas son una total y absoluta basura, pero estos que mencionas son totalmente despreciables, si ya el formato por si solo es ofensivo, las personas que participan como invitados creo que lo son aún peor… y así estamos, se juntan productores ambiciosos que no tienen el más mínimo respeto hacia la gente y personas que no se respetan ni a sí mismas, ¿qué podemos esperar?, a eso le sumamos la gran cantidad de ociosos/morbosos sentados delante del televisor, pues como dice la frasecita “blanco y en botella”.

Antonio J. G. Garcidueñas said...

Yo si prefiero no ver nada a ver basura, y no sé porque pierdes tu tiempo en ver esas idioteces, mejor ponte a ver alguna buena película, o escribe otro libro.