Monday, February 28, 2011

El "desmadrito" a la mexicana


El mexicano, quiero creer, es muy feliz cuando hace escándalo, cuando hace algún "desmadre", como se suele decir vulgarmente. Así entonces, le gusta escandalizar con gritos y sombrerazos todo género de actividades. No hacen falta demasiados pretextos para que un nutrido grupo -y en muchas ocasiones ni siquiera llega a denominarse nutrido- salga a las calles a mostrar voz en cuello su inconformidad y su protesta ante cualquier evento que le desagrade.

Por ejemplo, cuando fueron las elecciones presidenciales del 2006, en donde dieron como triunfador a Felipe Calderón, su rival, Andrés Manuel López Obrador cerró la avenida Reforma en protesta al fraude electoral que -según él- fue patente en su contra. Independientemente si hubo fraude o no, algunos mexicanos, en ese afán de causar algún desmadrito, se organizaron para cerrar calles y avenidas, no necesariamente cercanas a Reforma. Por donde vivo, un grupo de cuatro jóvenes adulto (no pasarían de los 30 años de edad), pusieron unas cuerdas en donde sujetaron unas cartulinas que decían consignas como: "Perdone las molestias. Estamos construyendo la democracia". El punto es que los automovilistas que pasaran por esa calle, tenían que desviarse por otras calles para poder seguir camino, con las molestias que esto conlleva.

La protesta de estos constructores de la democracia habrá durado un par de horas, hasta que se cansaron o alguien se molestó y les echó el coche encima, o llamaron a la policía y los desalojaron. Su protesta fue el clásico "armar desmadre", nomás porque sí, a sabiendas que no sirve de nada.

Pues en este mismo tenor, veo la noticia del 27 de febrero del periódico Excélsior, que cada vez me parece más lamentable como medio informativo. Como ya he mencionado antes, parecen tener consigna para que siempre haya una nota en primera plana que sea alarmante. Hoy siguen con el tema del "bullying". Mañana se cansarán de éste y entonces será el SIDA, tal vez le siga el cambio climático. No importa cuál sea la causa de la preocupación, el chiste es que hay que mantener alarmada a la población porque así vendemos más ejemplares, parecen pensar.

Dar click en la imagen para agrandarla

En la nota de la que hablo de este pasado 27 de febrero del 2011, aparece una foto de una familia con una pancarta y en el clásico desmadrito a la mexicana. Según el rotativo, una treintena de familias iniciaron una protesta (de dos que tienen planeadas) en contra de la postura del presidente francés en el caso de Cassez.

A mí me perdonarán, pero no veo a las treinta familias. Quizás la foto no está bien tomada pero es claro que si cada familia es de al menos dos personas, habría unas sesenta protestando. Yo veo como 8 personas en total. Si quien elaboró la nota para la agencia NOTIMEX quería mostrar lo airado de la protesta, quizás habría sacado un par de fotos en donde se observara que había más gente en dicha manifestación. Pero no hizo eso y me asalta la duda en donde estarían al menos esas 52 personas más.

Como sea, observe las caras y las fachas de quienes protestan. Una vestida con un atuendo muy mexicano, acompañado de un peinado ad hoc a este look. Otra sonriente empuñando su cartulina hecha en dos minutos. Hay unos niños que seguramente ni entienden de qué se trata todo este asunto, pero el caso es que hay que hacer borlote, es muy divertido salir a la calle y que nos miren protestando, aunque seamos cuatro gatos locos, pareciera asumirse que piensan estos personajes.

La protesta es idiota, desde luego, porque aunque fuese una treintena de familias, no causará ni el más leve pestañeo en Sarkozy. Pero independientemente de esto me queda claro que los "protestantes" deben haber estado encantados porque les tomaron la foto de rigor, y más de uno de esos que salieron en la placa, habrán recortado o impreso de la versión del Excélsior de Internet, la bonita fotografía en donde quizás hasta consideren enmarcarla para que sus hijos, cuando crezcan, vean como sus padres eran unos activistas, que creían en sus principios, etc. aunque en realidad lo que se observa es el clásico y bonito desmadre mexica. De vergüenza ajena.

1 comment:

Robert Cuadros said...

Estimado Maestro Manuel:

Aquí en Perú, sucede algo muy similar. Gente que sale a protestar a las calles solamente por el placer de hacerlo y que en muchos casos exponen a sus hijos como si ellos fuesen parte del problema. En verdad una pena.

Saludos

Robert