Wednesday, March 30, 2011

La premisa del gobierno: "los ciudadanos son idiotas"

Estas son las cámaras/radares (en el círculo rojo), 
que pueden verse en el segundo piso

Desde hace ya muchos años entiendo que los gobiernos se manejan bajo la premisa básica de que sus ciudadanos son idiotas, imbéciles sin remedio. Y muchos hechos podrían comprobar que se nos trata como si no tuviésemos la mínima capacidad de razonamiento, como si no tuviésemos entendederas.

Por ejemplo, Agustín Carstens, cuando era el Secretario de Economía, dijo que la crisis mundial si acaso, sería en México un "catarrito". Y por supuesto, se equivocó o nos mintió. Yo pienso que fue lo segundo, porque es claro que si se tienen muchos elementos de juicio, equivocarse en este sentido resulta, por decir lo menos, ridículo. O bien, recordemos el caso de la niña Paulette, que "desapareció" de su casa cuando en realidad estaba en el borde de su cama muerta, y no la hallaron después de 9 días cuando evidentemente, su cuerpo empezó a despedir olores desagradables. Es decir, pasaron decenas de personas por ese cuarto y nadie detectó nada. Una amiga de la madre durmió incluso en ese cuarto y no notó nada. Y de pronto aparece el cuerpecito de la pobre niña en un borde. ¿Nadie lo notó? Increíble... Me queda claro que pusieron el cuerpo ahí en algún momento.

Hoy el gobierno del DF ha cometido un par de "errores" contra la ciudadanía. Por una parte, a la gente que pagaba unos 250 pesos de agua le llegó el recibo por 1300 pesos, aproximadamente. Hubo muchos reclamos y ya tuvo que salir Ebrard, el gobernador de la ciudad a decir que fue un error técnico, pero que eso sí, que no cobraría 6 veces la cantidad que venía en el recibo, sino solamente el doble, es decir, casi 500 pesos, a quienes reclamaran el asunto pero pagaran el medidor del agua (aunque sea a plazos, porque cuesta unos 3000 pesos cada medidor). A ver, entendamos que si fue un error técnico y los recibos salieron mal, pues se corrige y listo. No se le quita un porcentaje -pero se les cobra más-  a quienes les llegó mal el recibo. Eso es de una injusticia sublimada.

Pero hay más, ahora muchos ciudadanos han recibido multas de automóvil por ir a exceso de velocidad en las vías rápidas, por ejemplo el segundo piso. Lo curioso es que la foto que mandan con la multa es de un auto que muchas veces no tiene que ver con el que está registrado a la placa que aparece fotografiada. ¿Otro error técnico? Bueno, eso es lo que ha informado el bonito gobierno citadino. Yo me pregunto ¿cómo es que una fotografía puede mostrar una placa que no corresponde al auto al que corresponde? ¿Eso es un error técnico? Pero leamos lo que dicen las autoridades (aparecido en el periódico Excélsior el día de hoy):

Revisarán los radares de velocidad; no más trampas, prometen

La SSP-DF considera que la tecnología que ayuda a multar a los conductores necesita ya una “manita de gato”, admiten falla
Filiberto Cruz

   
CIUDAD DE MÉXICO, 30 de marzo.- La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal ya se puso en contacto con la empresa que tiene concesionados los radares de velocidad instalados en el Segundo Piso del Periférico, para verificar en qué condiciones técnicas se encuentran.

El subsecretario de Control de Tránsito de la dependencia, Luis Rosales Gamboa, explicó que actualmente se desechan todas las fotografías que fueron levantadas por los radares de velocidad en las que no se ve claramente la placa del infractor.

“Eso se está checando con la empresa que tiene esas cámaras; tenemos un grupo de elementos que están verificando todas las infracciones día a día para limpiar las que no se ven claramente”, explicó el funcionario.

El lunes, Excélsior dio cuenta del caso de Daniel Martínez Sánchez, quien recibió una infracción por conducir a exceso de velocidad. Le fue enviada la multa con la fotografía de sus placas, pero el auto no era el suyo.

La Secretaría de Transportes y Vialidad del DF precisó que la fotografía del radar era borrosa y, al sustituir una de las letras de la placa, encontró el vehículo que verdaderamente cometió la falta vial. A pesar de la evidencia, Rosales Gamboa aseguró que los radares son confiables y presentan pocos problemas.

“De los radares, de hecho, se hace una verificación previa de las placas que capta el cinemómetro y se desecha la que no está clara; en radares es donde menos problemas tenemos”, detalló.


Dar click para hacer grande la imagen

¿No más trampas? ¿Prometen eso? ¿Debo entonces asumir que el Gobierno del DF estaba haciendo trampa para cobrar multas inexistentes? Obsérvese por favor la imagen que se ve aquí arriba. ¿Estas cámaras/radares de verdad tienen un problema técnico? ¿Cómo puede ser que el dueño del auto azul tenga y se vea la misma placa que tiene el auto que fue infraccionado? Vamos, que de nuevo se cumple la premisa: los ciudadanos son idiotas y se tragan todas las explicaciones que da el gobierno, aunque sean inverosímiles.

Pero hay algo más, y esto tiene que ver con la física, con la ciencia de la mecánica newtoniana. La medición de la velocidad de un auto sólo puede hacerse, hasta donde entiendo, tomando dos fotos del coche en movimiento en diferentes posiciones. Una sola foto no puede captar la velocidad del auto. Un radar, lo que hace en este caso, es lanzar una señal (que puede ser electromagnética, o de sonido), de manera que rebote contra el objeto y entonces medir lo que tarda ese rebote. Sin embargo, aún así, se necesitan dos mediciones, sobre todo si se trata de un coche que se está moviendo, porque la señal que rebota y que se mide, solamente mide el instante cuando rebota la misma. Entonces, el asunto sólo puede resolverse poniendo otro radar, otra cámara, en un  punto más alejado, tomar las mediciones y ver cuanto tardó el vehículo en moverse de un sitio al otro. No veo otra manera que pueda hacerse. Por ello, la multa debería traer dos fotos y las mediciones correspondientes a los dos puntos en donde se tomó la medida. No hacer esto y mostrarlo da pie a todos estos "errores técnicos" y trampas por demás mal hechas y con todo el dolo del mundo.

¿Pero cuál será la razón de hacer esto? Me queda claro que Marcelo Ebrard sabe que necesita recursos para su campaña presidencial para el año que viene. Ya se lanzó con una nueva tarjeta de circulación, de la cual no se ha hablado más. Ahora son cobros indebidos en agua y en estas multas fantasmas. ¿O alguien encuentra alguna otra justificación a estos errores?

5 comments:

Arturo Espinosa (pupitetris) said...

Los radares de las cámaras probablemente son Doppler, por lo que miden el cambio en la frecuencia de la señal emitida para obtener una lectura "instantánea". El efecto doppler es usualmente conocido por el cambio en el tono del sonido de una ambulancia que se acerca o se aleja, pero también aplica para señales electromagnéticas.

Hunter said...

Tiene toda la razón del mundo. Pero mucho se me viene a la mente que "La gente tiene el gobierno que se merece". Y eso es una lastima, muchos queremos que este tipo de cosas cambien en corto plazo, pero nos espera un largo camino por recorrer.
Ahora disculpe que sea un lector silencioso que no comenta mucho en su blog pero disfruto gratamente leyendolo.

Manuel "el ruso" García said...

Quihubas:

Lo que me llama la atención de la foto es que haya dos autos con números de placa idénticos. No tengo ni jamás he tenido auto y por eso seguramente ignoro cosas que para muchos son obvias, pero ¿no se supone que todos deben ser distintos? Si no, ¿para qué sirven? Y por cierto, ¿de qué institución depende eso?

Un saludote

Morsa said...

Todos los números de placas son diferentes y se supone que solamente un auto debe tener una placa. Es un extraño error que dos autos tenga la misma placa. De hecho, ahí parece haber un engaño.

saludos

pedro aguirre said...

tan facil que no ven la diferencia no son iguales las placas las placas que debian infraccionar son 209UVJ no 209UYJ las 209UVJ pertenecen al CROSSFOX segun repuve bueno yo si veo la diferencia de la placa y entre a repuve para ver si tenia yo razon