Sunday, June 12, 2011

Los errores de la democracia



Uno piensa que en la democracia todos somos iguales, tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones. Podemos votar y ser votados ¿verdad? y por ello tenemos todo género de candidatos a puestos populares. Así, nos enfrentamos al "dipuhooligan", un vándalo que es capaz de romper puertas con tal de hacer su voluntad, pues finalmente con su "fuero constitucional", nadie le puede hacer nada. Otro notable caso era el del "diputable", otro imbécil que se afanaba de ir a table dance y antros con toda una parafernalia de periodistas que reportaban a qué "escort" había manoseado, entre otras cosas. Bueno, que si vamos a pagarles un sueldo por sus desmanes o tratos incorrectos o improcedentes, México es el país más adecuado, porque repito, con eso de que nuestros representantes tienen fuero, la ley no puede meterlos en control.


Pero fuera de esas estupideces, dignas de este país que no sirve ni parece que nunca servirá, hallamos el fenómeno de los candidatos a los puestos públicos. Aquí tenemos a Cordero, el Secretario de Hacienda, que ya ha dicho una sarta de estupideces sobre el salario mínimo, sobre el poder vivir con 6 mil pesos, etc., que ahora dice que está convencido que será presidente de la República... Claro si lo apoyan los de su partido. Y como él está el idiota de Santiago Creel, que en su fuero interno está seguro que es el político que México esperaba y necesitaba, o Josefina Vázquez Mota, que de tonta no tiene un pelo, no, los tiene todos.

En el mismo tenor está el PRD y el PRI, aunque en este último partido todos sabemos que Peña Nieto será el candidato oficial, aunque hagan una faramalla de elección democrática. Eso ya está recontracantado y "Capulina" Beltrones (porque es igualito a Capulina, que mala suerte para el cómico), nomás está diciendo que él quiere ser candidato porque ya está buscando a ver qué le toca en la rebatinga del año que viene o si Peña Nieto se convierte en presidente. La cuestión es estar ahí como en el vuelo del abejorro, molestando, para que no se olviden de él.

Pero todo esto conlleva un curioso error. Miren ustedes: si yo tengo una fuga de agua, será conveniente que llame a un plomero. Si tengo problemas para hacer una página web, quizás deba ubicar a un programador de computadoras. Si encuentro una plaga de mosquitos en mi casa, es probable que deba llamar a alguien para que fumigue. Pero -es curioso, muy curioso- si quiero un presidente, no necesita saber de administración pública. Puede ser abogado, cantante, empresario, etc., lo que ustedes quieran.

Cabe señalar que esta dificultad se da en otros países del mundo. De hecho, los Estados Unidos, el país más poderoso del planeta, tuvo que soportar a Reagan, que era actor. ¿Qué podría saber de economía, de administración este señor? A lo mejor era bueno actuando pero... ¿dirigiendo los destinos de un país? Y no se puede dejar de recordar a George Bush, que tenía fama de ser por demás un imbécil en todos sentidos. O Hugo Chávez, que finalmente su profesión es la milicia.

Y ése es el error. La presidencia de un país requiere de alguien que sepa de los temas públicos, de administración primordialmente, desde luego, y que además, sepa juntar a un equipo de trabajo ad hoc para esas labores. Así pues, veamos: Peña Nieto es abogado; Ebrard, de acuerdo a Wikipedia, es "internacionalista", lo cual no sé qué es ni dónde se estudia; Andrés Manuel López Obrador es egresado de la carrera de ciencias políticas, de la UNAM; Manlio Fabio Beltrones es economista; Santiago Creel es abogado; Vázquez Mota es economista por parte de la UIA.

¿Quién de estos está mejor calificado académicamente para el puesto de presidente? Se los dejo de tarea.

5 comments:

TataNacho said...

Ebrard es Licenciado en Relaciones Internacionales por el Colegio de México. De todos los aspirantes que pusiste, Ebrard y López Obrador son los que tienen una licenciatura más acorde a la política; sin embargo, a ellos dos no los puedo juzgar por su educación por haber gobernado la ciudad donde vivo y tener una experiencia directa con su forma de gobernar.
Creo que son muchos factores que hay que tomar en cuenta para elegir a las autoridades, pero creo que el punto de la formación académica ha sido olvidado por casi todos al momento de tomar una decisión, hasta por las personas que tienen una mentalidad más científica como tú. Por lo mientras me dejaste pensando.

Juan Llaca said...

Nací en 1964, octubre primero para precisar. Para hablar de lo que me toca.

1958-1964 Adolfo López Mateos. Abogado
1964-1970 Gustavo Díaz Ordaz. Abogado
1970-1976 Luis Echeverría Álvarez. Abogado
1976-1982 José López Portillo y Pacheco. Abogado
1982-1988 Miguel de la Madrid Hurtado. Abogado
1988-1994 Carlos Salinas de Gortari. Economista
1994-2000 Ernesto Zedillo Ponce de León. Economista
2000-2006 Vicente Fox Quesada. LAE (no TAN MALA actuación)
2007-2012 Felipe Calderón Hinojosa. Abogado

Por lo tanto Peña Nieto y Santiago Creel tienen el 66.6 % en tanto Manlio Fabio Beltrones y Vázquez Mota el 22.2 %. Marcelo Ebrard habría que ver y Andrés Manuel López Obrador parece no entender la lección. El famosísimo Ernesto “six thousand” Cordero, actuario y Economista por lo que un 22.2 % le resulta en la aritmética. Quizá a futuro tenemos un Doctor en Medicina. Habiendo tantos oficios … propongan a un cineasta, a ver si nos cambian la trillada peliculita.

Saludos

Mejor calificado ? ... ya les hicieron el Enlace ?

Sirfraix said...

Al principio del texto creo que hay un error de concepto. Democracia es sólo el sistema para elegir a los gobernantes.
Lo que asegura la igualdad ante la ley es la República, que es el modo de gobierno.

Y en cuanto Ronald Reagan a pesar de ser actor eso no le quitó el mérito de ser uno de los presidentes más queridos de la historia de USA, y haber acuñado el término para los políticos el "reagonomics" y el "WWRD What would Reagan do?" de los republicanos.

Morsa said...

Sirfraix,

En muchos casos la palabra "democracia" se utiliza como sinónimo de democracia liberal.

Veamos lo que dice la wikipedia: suele entenderse por democracia liberal un tipo genérico de Estado surgido de la Independencia de Estados Unidos de 1776 y luego más o menos generalizado en las repúblicas y monarquías constitucionales que emergieron de los procesos de emancipación o revolucionarios contra las grandes monarquías absolutas y establecieron sistemas de gobierno en los que la población puede votar y ser votada, al mismo tiempo que el derecho de propiedad es preservado. Así, aunque estrictamente el término "democracia" sólo se refiere a un sistema de gobierno en que el pueblo ostenta la soberanía, el concepto de "democracia liberal" supone un sistema con las siguientes características:
*Una constitución que limita los diversos poderes y controla el funcionamiento formal del gobierno, y constituye de esta manera un Estado de derecho.
*División de poderes.
*El derecho a votar y ser votado en las elecciones para una amplia mayoría de la población (sufragio universal).
*Protección del derecho de propiedad y existencia de importantes grupos privados de poder en la actividad económica. Se ha sostenido que esta es la característica esencial de la democracia liberal.
*Existencia de varios partidos políticos (no es de partido único).
*Libertad de expresión.
*Libertad de prensa, así como acceso a fuentes de información alternativa a las propias del gobierno que garanticen el derecho a la información de los ciudadanos.
*Libertad de asociación.
*Vigencia de los derechos humanos, que incluya un marco institucional de protección a las minorías.

¿Te suena familiar?

Sirfraix said...

Siendo democracia liberal, entonces sí es más justo el sentido que le debería dar texto.

La verdad que los conceptos de democracia y repúblicas tienen umbrales que se entrecruzan y a veces podemos confundirnos.

Yo personalmente, para efectos pragmáticos siempre tomo democracia como la forma de elegir gobernantes, y república como la forma de gobierno.

Puedes haber repúblicas sin democracia como China, aunque con muchas características de la democracia liberal.

Recordaría también que personajes como Hitler o Hugo Chávez fueron democráticamente electos.

En América Latina tenemos una decepción por la Democracia. Creo que no entendemos que lo que necesitamos cambiar es el "Sistema". Por ejemplo, en USA pueden llegar burros a presidente como Bush jr., y sin embargo el sistema se sostiene a pesar de todo.

Saludos.