Sunday, July 10, 2011

La táctica de Google


Cuando empezó GMail, el servicio de correo electrónico gratuito de Google, solamente se podía acceder a él previa invitación de alguien. A diferencia de otros servicios similares, aquí se necesitaba tener una invitación de alguien, que por alguna razón tenía estas cortesías virtuales, para poderse dar de alta y probar lo que en ese entonces era el novísimo servicio de Gmail. A mí me quedó claro que esta idea fue un buen inicio para el servicio que ofrece el gigante de las búsquedas.

Ahora, con Google+, una nueva red social que quiere quitarle empuje a Facebook, Google inició con la misma táctica: solamente se puede acceder a ella si se tiene una invitación de alguien para poder entrar. De esta manera no faltaron los desesperados que querían ya -antes que nadie- probar las mieles de lo que Google ofrecer en lo que viene a ser la competencia más interesante de Facebook en los últimos años. Por lo que a mí respecta, me parece evidente que en poco tiempo, relativamente, Google+ empezará a hacer más ruido y probablemente Facebook empiece a perder adeptos, aunque evidentemente, con 500 millones de usuarios, es difícil que desaparezca (*).

Una ventaja de Google+ sobre Facebook es sin duda la posibilidad de incorporar y ligar el nuevo servicio con los anteriores servicios que Google ofrece. Así, podrá ligarse fácilmente a Google+ el GMail, o Google Documents, o desde luego, el sistema de búsquedas que le ha dado tanto dinero y popularidad a esta empresa.

Facebook, por su parte, tiene que trabajar todo desde su única plataforma. Así entonces, su sistema de mensajes lo adecua para que funcione de alguna manera como correo electrónico. Otros servicios los tiene que implantar (no uso implementar, porque no existe como verbo), desde su plataforma de aplicaciones externas. Quizás ahí esté el problema de Facebook que a la larga podría destronarlo del éxito actual y del ser el número uno en redes sociales: es una sola plataforma para todo, mientras que Google tiene muchos frentes. Por una parte, Google puede ligar sus N servicios a través de mecanismos que -desde luego- tendrán que programar, pero que en cualquiera de los casos, ya funcionan adecuadamente aparte. Facebook tiene el problema de generar todas esas aplicaciones que Google ya tiene, pero habrá que ver además si las puede integrar como planea Google. Creo que la mesa está servida y Mark Zuckenberg podría estar ya preocupado por el futuro de su popular red social que, claramente, no disminuirá abruptamente, pero quizás en unos tres o cuatro años, quizás menos, ya no hablemos de Facebook como la red social dominante y ahora todo se enfoque a Google+. Habrá que ver si mi predicción es correcta.

Por lo demás, ya veo más mensajes en mi buzón de Gmail en donde se me dice quiénes ya me tienen en sus círculos de amigos. El esquema de Google va echándose a andar y evidentemente le están metiendo todos los recursos necesarios porque saben que Facebook es un gran  negocio y el gigante de las búsquedas no se quiere quedar sin su parte del pastel
____

(*) Orkut, el primer esfuerzo de red social de Google, que nació en el 2004, tiene unos diez millones de usuarios, y aunque hace poco ruido, parece que es muy popular en Brasil y en la India.

3 comments:

Ernesto said...

Hola,

Discutía con Eduardo (el que te cae gordo), que Facebook creció de forma natural y fue cambiando poco a poco hasta llegar a ser lo que es ahora.

En cambio Google+ es un esfuerzo enorme que se mete de golpe. Igual tiene el riesgo de terminar como Buzz y otros proyectos de google que han llegado y se han ido sin éxito.

Lo que es un hecho es que Google está apoyando este esfuerzo de forma completa, al contrario de otros proyectos que han sido promovidos por departamentos dentro de Google de forma independiente.

Saludos,

Octavio said...

http://rae.es/implementar

Arturo Espinosa (pupitetris) said...

Para elaborar un poco en el tema de las invitaciones, su base puede ser mercadológica o técnica, o ambas. Desde el lado técnico, las invitaciones se usan para limitar el crecimiento del servicio y evitar que se sature (como fue y sigue siendo el caso de Twitter y su ballena). Mercadológicamente sirve para darle un toque aspiracional/elitista al asunto, aunque creo que hoy por hoy no está pegando tanto esta táctica con Google+ como lo fue con GMail, ya que creo que la gente está contenta con Facebook y no le ven sentido a pasarse a Google+. En mi caso, no he rechazado la invitación a usar Google+, pero tengo esa red como un servicio secundario al que no le pongo mayor atención, dándole el mismo trato que a Hi5, MySpace y otros servicios que siguen contactando para tratar de recuperar mi atención.

Adicionalmente, en cuestión de mercado, esta es una reacción oportuna aunque tal vez tardía de Google, ya que Facebook acaba de rebasar a Google en ingresos por publicidad, que es la fuente primaria de abonos para ambas compañías; esto seguramente ha hecho mella en el ingreso de Google, y están contraatacando. Tuvieron la visión de hacerlo a tiempo porque un sistema de estos no se hace de la noche a la mañana, pero aún así puede que haya sido demasiado tarde.

Google desde su introducción ha permanecido como el sistema único de búsquedas en internet, con la competencia siguiéndole muy por debajo (al menos en el mundo occidental). La razón de esto ha sido que con Google, los sistemas de búsqueda verdaderamente llegaron a su madurez; desde su existencia, las necesidades de búsqueda por internet de los usuarios han quedado cubiertas, y otros intentos por derrocarlos han fracasado: Google Search funciona muy bien, por qué pasarse a Bing? Será el mismo caso para Facebook y las redes sociales? Facebook le da a la gente lo que necesita y lo hace muy bien, así que por qué pasarse a Google+?