Sunday, October 02, 2011

De sistemas redundantes


Todos lo sabemos: los sistemas pueden fallar. Pueden hacernos pasar un mal rato de pronto. Si usamos computadoras deberíamos respaldar con más frecuencia nuestra información porque como bien dice mi amigo Carlos Soto: "los discos duros no tienen palabra de honor". Vaya, ya alguna vez incluso el sistema que hospeda este blog  -"blogger"- falló, y los responsables del sistema respaldaron la información de los usuarios, explicando a todos que la base de datos estaba comprometida y con dificultades. Finalmente arreglaron todo y los artículos respaldados aparecieron en los respectivos blogs de los usuarios (en lasección de borradores).

Aquí, finalmente no podemos quejarnos, pues el servicio de blogger es gratuito y en su licencia de uso no se hacen responsables finalmente de los datos de ningún usuario. Desde luego que éste es un formalismo legal, porque quienes trabajan en blogger siempre buscan que el servicio esté disponible y funcionando correctamente.

Hay por ejemplo, servicios redundantes en los bancos. A los banqueros les queda claro que todas las transacciones deben ser documentadas y que no se puede fallar en esto.Los sistemas espejos en este sentido incluyen protección contra sismos o catástrofes naturales. No se puede pensar que un día pase un gran sismo, por ejemplo, y que después el banco informe que no hay registro del dinero de ni siquiera uno de sus cuentahabientes.  

Muchas veces, la estrategia más simple para evitar problemas es la de usar un sistema redundante, en espejo. Es decir, se replica todo el sistema, por más complejo que sea. Cuando falla el sistema original, entra el sistema espejo y puede rescatar los problemas al menos mientras se arregla el sistema dañado.

Y hablo de esto porque apenas pocos días, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, falló el sistema eléctrico, hubo un corto circuito y adivinen... las dos pistas con las que cuenta dicho aeropuerto no se podían usar por falta de luz. Es decir, un corto circuito inutilizó el aeropuerto capitalino por unas horas.

Aquí la problemática es que el gobierno federal está finalmente involucrado en la falla. ¿Es que nadie pensó que podía ocurrir algún problema? ¿es que el aeropuerto de esta gigantesca ciudad puede inutilizarse tan fácilmente? ¿es que no hay sistema de respaldo, de redundancia? Vaya, si el servicio queda el aeropuerto fuese gratuito, podría entender que no hay de qué quejarse. Pero el servicio no es gratis: las aerolíneas pagan por tener sitio para sus aviones, para los lugares donde documentar, etc. Los restaurantes también pagan por estar ahí, al igual que para las tiendas "duty free". Vaya, incluso el estacionamiento es carísimo, quizás el más costoso dentro de la ciudad de México. Así pues,vaya un gran abucheo a los responsables del aeropuerto de esta ciudad. De verdad que ni para estas cuestiones, que son importantes en la vida de una ciudad, el gobierno hace su trabajo como se debe. Esto es otro claro ejemplo de que este país no sirve.

No comments: