Sunday, July 31, 2011

Una posición compleja

El ajedrez, lo sabemos, no es un  juego fácil y en mi opinión, la gran dificultad reside en poder valorar quién tiene la ventaja en algún momento dado de la partida. Hay tantas sutilezas, tantos detalles que se nos pueden pasar por alto, que llegar a una conclusión sobre una posición en particular parece siempre sobrepasarnos.

Por ejemplo, considérese la siguiente partida:

Janowski, Dawid Markelowicz - Maroczy, Geza
DSB-12.Kongress, Munich 1900
1. d4 d5 2. c4 e5 3. dxe5 d4 4. e4 Cc6 5. Af4 Cge7 6. Ag3 h5 7. h3 g5 8. h4 g4 9. Cd2 Cg6 10. f4 Ae7 11. Ad3 Cxh4 12. De2 Cg6 13. e6 h4 14. Dxg4 Axe6 15. f5 Ac8 16. Ah2 Cge5 17. De2 Cxd3+ 18. Dxd3 Cb4 19. Db3 a5 20. Ch3 a4 21. Dd1 Cd3+ 22. Rf1 Cxb2 23. Dg4 Ta6 24. Cf4 Rf8 25. Cd5 Tc6 26. Ae5 Tg8 27. Dh5 Ag5 28. Cf3 Cxc4 29. f6 Ce3+ 30. Cxe3 Axe3 31. Td1 Ag4 32. Dxh4 Axf3 33. gxf3 Tc2 34. Axd4 Da8 35. Td3? Da6 y las blancas se rindieron 0-1

Veamos la posición antes de 35. Td3?, que es es perdedora:


Janowski, Dawid Markelowicz - Maroczy, Geza
DSB-12.Kongress, Munich 1900
 Juegan las blancas


¿Qué pueden jugar para evitar la amenaza del negro Da6+? Aparentemente ninguno de los jugadores (e incluso quienes anotaron esta partida en revistas y libros), hallaron un recurso fantástico del blanco.

Antes de dar la solución, intente hallar por usted mismo la jugada que quizás salve la partida... No es fácil y tan no lo es, que pasaron muchos años hasta antes de que un aficionado, en la revista norteamericana Chess Life, lo mencionara en la columna del desaparecido GM Larry Evans.

La respuesta es:

35. Aa7!! Es increíble. Una casilla defendida por dos piezas es donde debe colocarse el alfil. 35. ... Dxa7?? 36. Td8#. Si 35... Axa7 ahora el alfil no defiende la casilla h6... 36. Dh6+ Re8 37. Dg7!! Txg7 (37... Tf2+ 38. Re1 Tg2 39. Dxg2 gana) 38. Th8+ Tg8 39. Txg8#.

En caso de 35... Txa2 36. f4 Axf4 37. Dxf4 parece ganador). Si 35... c6 36. f4 Tf2+ 37. Re1 Ad2+ 38. Txd2!!  (No 38. Rxf2 Dxa7+ y mate en una decena de jugadas: 39. Rf1 Da6+ 40. Rf2 Db6+ 41. Rf1 Db5+ 42. Rf2 Dc5+ 43. Rf1 Dc4+ 44. Rf2 Dd4+ 45. Rf1 Dd3+ 46. Rf2 De3+ 47. Rf1 Df3+ 48. Df2 Dxd1+ 49. De1 Dxe1#) 39. Rf3 De3#) 38... Txd2 39. Tg1!! y quien gana es el blanco.

Friday, July 29, 2011

El IQ, la falsa medida


Recientemente escribí un artículo en este blog sobre Mensa, una organización nacida en Inglaterra, que supuestamente aglutina a las personas más inteligentes del planeta. De hecho, hablé del examen que hice, para conocer mi IQ, en respuesta a una petición de un amigo, pero nada más. Del resultado que obtuve, después de haber contestado al menos las últimas ocho preguntas de opción múltiple francamente al azar, los de Mensa me mandaron una carta con mi resultado y me invitaban a que me uniera a su club y que me inscribiera a su revista, en donde podría hacerme de amigos que fuesen compatibles con mi nivel de IQ.

Todo esto, como indiqué, me pareció ridículo y más aún, me parece totalmentre racista. Curiosamente recibí en los comentarios del blog, mensajes de inteligentísimos personajes de Mensa en México, en los cuales defendían a semejante asociación. Como no hay argumentos para justificar el racismo, y menos a partir de un número que dizque representa la inteligencia, estos amigos de Mensa-México entonces me atacaron. Me dijeron que por qué pregonaba el número de IQ que había sacado. Ya esperaba esos reproches. La verdad es que a estos personajes de Mensa-México les parece tan real e importante semejante numerito, que les molesta la confrontación de esta idea y su validez. El IQ, en serio, no representa nada, mucho menos la inteligencia de nadie. Es un argumento racista, nefasto, de gente que le vendieron la idea de que son más inteligentes que el promedio y como eso les infla el ego, cayeron en la trampa. Son tan tontos estos "inteligentes", que los de Mensa les vendió una idea muy tonta y cayeron redonditos. Para mí, esto es prueba de que estos personajes son cualquier cosa, excepto inteligentes.

Pero bien, aquí el punto es hablar un poco más del coeficiente intelectual, IQ, y hacer las reflexiones del caso. Para ello me basaré en el libro de Jeremy Bernstein, "Quarks, chiflados y el cosmos", Alianza Editorial, que me prestó Guil Russek, porque contiene un pequeño capítulo sobre el IQ. Trataré de abreviar las ideas:

Bernstein habla del libro de Stephen Jay Gould: "La Falsa Medida del Hombre", el cual es un devastador y a veces extremadamente irritado ataque a la noción de que la "inteligencia" es una "cosa" a la que, como la temperatura, se le puede asignar un único número, y que, más aún, ese número es una característica intrínseca de la persona, de alguna forma independiente de la influencia del entorno.

Todo empieza con ese afán humano de medirlo todo, y Broca, a mediados del siglo XIX fue el primero intentando sacar una correlación entre tamaño del cerebro y la inteligencia. Se aceptaba como un hecho que el cerebro grande estaba asociado con la inteligencia y entre sus datos encontró que el cerebro de los hombres es mayor que el de las mujeres. Y aunque Broca era un científico, no consideró muy en serio que el tamaño del cerebro está en correlación con el tamaño del cuerpo, es decir, un hombre con un cerebro muy grande tiene que estar en un cuerpo muy grande, pues en caso contrario podríamos pensar que se trata de un extraterrestre tal y como nos lo dibujan (*). Broca no consideró relevante este hecho y escribió: "Podemos suponer que el tamaño relativamente menor del cerebro femenino depende en parte a su inferioridad física y en parte a su inferioridad intelectual". Quiero creer que hasta los inteligentísimos personajes de Mensa hallarán esta frase espantosa y falsa. Pero el punto importante es hacia donde va Gould en su análisis. Habla entonces del uso y abuso de la medida del C.I. (Coeficiente Intelectual) o IQ. Binet, un francés fue el creador de las pruebas modernas del IQ. En 1898 Binet empezó midiendo también los cerebros, como hizo Broca, pero después de 3 años de trabajo halló que las diferencias encontradas no podían sugerir ninguna conclusión válida al respecto y escribió entonces: "La idea de medir inteligencia midiendo cabezas me parece ridícula". En 1904 se le pidió a Binet desarrollar técnicas para poder descubrir a niños con problemas de aprendizaje. Así, en 1908 el científico francés había llegado a establecer un nivel de edad a cada una de las varias pruebas que había desarrollado, es decir, la edad más temprana a la cual un niño podría ser capaz de hacer bien una prueba. A esto se le llamaba la "edad mental" del niño. Cuando esta edad se le restaba de la edad física del infante se podía asignar un número a la inteligencia del niño. en 1912, un psicólogo alemán, Louis William Stern, concluyó que sería más satisfactorio dividir la edad mental entre la edad cronológica y de ahí nació el concepto de "cociente intelectual".

Sin embargo, como apunta Gould, Binet entendía sus estudios como una escala para calificar por qué un alumno fracasaba, pero no para ponerles una etiqueta que al final de cuentas los limitara. Curiosamente el propio Gould tiene un hijo con graves problemas de aprendizaje y por ende, como científico que es, se dedicó a analizar su problemática. Halló Gould que en los Estados Unidos las pruebas de C.I. se convirtieron en una industria que pervirtió la idea original de Binet y entonces, se llegó a la conclusión que si se podía hacer una prueba de algo, esto debía corresponder a algo en la realidad (concepto que creen los inteligentes de Mensa-México), y más adelante en la noción típicamente norteamericana, según Gould, de que la inteligencia es hereditaria.

Cabe decir que en 1915 Robert Yerkes, profesor del departamento de fisiología de Harvard, convenció al Estado norteamericano de hacer pruebas de inteligencia a los reclutas, a los de la milicia. Había dos tipos de prueba, de conocimientos y una segunda, de asociaciones, de lógica (como las preguntas del examen que hice). Estas pruebas eran originalmente a los reclutas que no sabían leer o escribir. Yerkes, racista probablemente sin saberlo conscientemente, llegó a la conclusión que los negros eran innatamente estúpidos. Él creía que el C.I. era una cantidad determinada genéticamente, como los ojos azules, y no fue capaz de darse cuenta de que sus propios datos mostraban que el factor más determinante era el ambiental.

Así, usando esas pruebas, Yerkes determinó que la edad mental de los reclutas blancos era 13.08 años. El resultado no era nada halagüeño y se buscaron las causas. Un estudiante de Yerkes, en 1923, Carl Brighman, concluyó que en base a las pruebas de la Armada y a las recientes inmigraciones a los Estados Unidos, se estaba contaminando la genética de la inteligencia.

Asombrosamente se seguía pensando que la inteligencia era hereditaria y se había eliminado la posibilidad de que existiese una explicación más sencilla, como los factores del medio ambiente. Y todo esto podría haber sido incluso divertido, pero no para aquellos que quisiero inmigrar y fueron deportados bajo el Acta de Restricción de 1924. Una vez más, el racismo hacía su aparición.

Desde entonces, el C.I. se ha contemplado como una verdadera medida de la inteligencia humana en muchísimas situaciones. Cuando hablamos de Einstein decimos que era un genio, con 180 de IQ, aunque no tengo noticia de que haya hecho el profesor Einstein alguna prueba de IQ en su vida. Igual dicen de Bobby Fischer, que incluso su IQ "era más alto que el de Einstein", aunque de nuevo, en todo lo que he leído sobre el ajedrecista norteamericano, jamás he sabido que le hayan una prueba para medir su coeficiente intelectual. En realidad estas historias son mitos que los seres humanos repetimos, aunque nadie sepa si son ciertos o no.


_____
(*) Quizás la idea primitiva del tamaño del cerebro e inteligencia haya sido el disparador para aquellos que dibujan seres de otros mundos, siempre lo hagan con grandes cerebros y cuerpos comparativamente minúsculos.

Saturday, July 23, 2011

Luchando contra nuestros prejuicios


El ajedrez es una buena forma de probar nuestras ideas y de poner en tela de juicio nuestro entendimiento del juego. Así mismo, muchas veces nos permite revalorar qué sabemos y por qué, en algunas (o muchas) ocasiones, no hallamos la jugada correcta en un estudio, problema o incluso, en una posición de torneo.

Por ejemplo, veamos la siguiente posición:


Juegan las blancas y dan mate en 3 jugadas

Esta posición se las puse a los MIs Guil Russek, Kenneth Frey, Jorge Aldrete y al MF Armando Acevedo. Estuvieron quizás unos 15 a 20 minutos buscando ideas sin hallar la jugada correcta, incluso indicándoles qué pieza era la que el blanco movería en la primera jugada.

La razón de esto es que el primer movimiento del blanco es tan poco natural, tan contra la lógica del jugador de torneo, que por ello le cuesta hallar la jugada correcta. Es una jugada diría yo,absurda, porque va contra toda intuición de quien juega al ajedrez.

Antes de dar la solución, sugiero al lector que medite sobre este problema. Si no la halla y se rinde, vea la explicación que sigue:

El problema es de Milan Vukcevich y la verdad es muy ingenioso. La primera jugada es 1. Dh7!! increíble. Dama blanca se entrega en una casillla defendida por 3 piezas. Curiosamente es la única jugada que permite dar mate en 3 jugadas. 1. ... Dxh7+ (1... Cxh7 2. Rd3! Rf1 3. Ac2#) (1... Axh7+ 2. Rb3! Axb1 3. Txb1) 2. Rc3 Af7 (2... Dxh2 3. Ae4#) 3. Axh7# 1-0 (*)


Lo anti-intuitivo es que las blancas no sólo entregan su mejor pieza en la casilla mejor defendida por las negras, sino que además la respuesta negra es con jaque, asunto que en general obliga al que recibe jaque a perder un tiempo moviendo al rey atacado. Un muy interesante problema que revela en tan pocas jugadas la riqueza y dificultad del juego del ajedrez.

_______
(*) Cabe señalar que -creo- fue Russek quien finalmente halló la primera jugada y la solución del problema.

Friday, July 22, 2011

Un ejemplo patético del tercermundismo mexicano


El 27 de junio de este año escribí algo sobre el ser mexicanos en este blog. Vean la noticia que veo hoy en el periódico Reforma:

Ayudan mexicanos en regreso de Atlantis 
 
Carlos Salicrup, médico y piloto miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Junta de Gobierno de la Agencia Espacial Mexicana.
 
Foto: cortesía Carlos Salicrup

El mexicano formó parte de los equipos de soporte en caso de una contingencia médica

Diana Saavedra

Ciudad de México  (21 julio 2011).- Entre los trabajadores habituales de la Agencia Aeroespacial Estadounidense (NASA, por sus siglas en inglés), algunos especialistas mexicanos colaboraron en las labores programadas para el regreso del último orbitador de la Agencia: el Atlantis.

Carlos Salicrup, médico y piloto miembro de la Academia Nacional de Medicina y de la Junta de Gobierno de la Agencia Espacial Mexicana, comentó vía telefónica que la experiencia de ver aterrizar el transbordador fue impresionante, pese a que ya ha sido invitado en varias ocasiones por la NASA a participar en este tipo de eventos.
 
"Desde las 2 de la mañana estuve listo, a las 4:30 nos avisaron que ya venía en camino (el Atlantis) y que era la órbita 200 la que iba a tomar. A esa hora nos fuimos a la pista y vimos pasar la Estación Espacial. Poco después se escucharon las dos explosiones sónicas y tuvimos la fortuna de verlo aterrizar", narró Salicrup.

"Posteriormente fuimos a la pista porque teníamos que regresar a recoger unas cosas, y nos encontramos conque el paso estaba cerrado porque estaban moviendo el transbordador para llevarlo a la plataforma donde se realizó un homenaje y ahí tuve la oportunidad de estar muy cerca, de verlo muy de cerca".

El piloto agregó que se encontró con un ingeniero mexicano que trabaja para la NASA y que desde hace tiempo, está en Houston.

"Él trabaja en la NASA. Atrás del transbordador hay conectada una planta de enfriamiento, de aire acondicionado, y es su trabajo mantener esa planta", dijo. "Yo estaba en la plataforma de la pista, es mucho mejor que desde la torre de control, donde hay una plataforma que, generalmente, es usada cuando un Boeing 747 trae a la nave".

Aunque no tuvo oportunidad de ser de los primeros en revisar a los astronautas, encabezados por el comandante Chris Ferguson, Salicrup formó parte de los equipos de soporte en caso de una contingencia médica.

"Me han invitado para continuar haciendo trabajos de investigación, para que siga viniendo, aunque por el momento no hay nada planeado. Creo que por parte de la Agencia Espacial Mexicana se pueden hacer otros convenios para continuar con los trabajos", enfatizó el mexicano.

Hasta aquí la nota de Diana Saavedra.

Me da la impresión que este país requiere urgentemente de héroes. No puede ser que se publique una nota por demás absurda. El doctor Salicrup en términos reales no hizo nada. Su colaboración se reduce a cero en términos prácticos. Pero claro, es un mexicano y estuvo ahí, en la escena importante del regreso del último viaje de los transbordadores. México, señores, SIEMPRE, léanlo bien, está en los grandes eventos, como éste. No podemos más que felicitar al Dr. Salicrup por representar a la raza mexica en tan importante evento.

Obsérvese en la foto el orgullo mexicano. La bandera tricolor en el brazo, el rostro firme, sereno y alegre de un extraordinario doctor que está -como la mayoría de los mexicanos quisiesen estar- en los grandes eventos, haciendo historia.

Y como diría Homero Simpson, "por si no lo notaron, quise ser sarcástico". Curioso es el hecho de que el propio Dr. Salicrup quería sus 15 minutos de fama (como diría alguna vez Andy Warhol) y él le dio al periódico Reforma la foto, en la que sale con la indumentaria propia de alguien que está trabajando en la NASA. En serio, háganme el reverendo favor. Cabe señalar que el Dr. Salicrup  dice que había otro ingeniero mexicano, al cual se encontró en esos momentos históricos, pero claro, no dice ni siquiera el nombre de su colega, porque en el fondo es una noticia en donde este baboso quiere parecer único e irrepetible.

Por eso este país no puede avanzar. Porque nos hacen creer que el estar presente, aunque no se haya hecho nada, es digno de ser mencionado. Porque parece que nos falta gente de real valía y por ende, nos echan al ruedo a cualquiera que sea mexicano y que por alguna razón se encuentre en un momento "histórico", cosa que -desde luego- tiene que ver con la trascendencia que le dan los periodistas a las noticias que surgen.

La presencia del Dr. Salicrup seguro no apareció en ningún otro periódico que no sea de nuestro país. Cualquier agencia de noticias internacional desecharía esa noticia por tonta, inútil e irrelevante. Pero no así los de ridículo periódico Reforma, que entre sus consignas parece ser la de mostrar a los mexicanos ilustres, aunque no hagan nada en términos reales con respecto a la noticia que se está dando, que es precisamente en este caso el hecho de que regresó el transbordador de su último viaje.

Triste tercermundismo, promovido además por los medios. Me indigna todo esto.

Wednesday, July 20, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 16)


Último capítulo dle micro-libro de Enricco Wizard:

Esa canción sí que me hiere
o
¡Si te mueres, te mato!

Y al final uno se pregunta: ¿Qué carajos es la vida? Y la vida se empeña, a su sigilosa manera, en írsenos de las manos de manera irremediable. Medio centenar de caracoles silvestres han invadido nuestro jardín y hemos resuelto adoptarlos como mascotas una vez que evaluamos las estrategias posibles para darles exterminio. Salvo que se cuente con un arsenal nuclear, la batalla contra estos resbalosos animalitos está perdida de antemano. Todo esto viene a colación ya que después de ingerir ocho Heinekens y contemplar con desgano durante tres horas ininterrumpidas el desplazamiento de uno de estos animalejos, comprendí, así de reatazo, que en aquél minúsculo laberinto, refiriéndome a la conchita que llevan a cuestas, se encierra el verdadero misterio de la vida. Si hoy por hoy no recuerdo exactamente el recurso lógico que me hizo desetrañar tal proeza de descubrimiento posiblemente se deba al trance tequilero que vino después de agotarse el segundo six pack, pero el hecho es tan real y verídico como los jugosos y azucarados duraznos que ahora crecen en nuestro jardín, apenas una manifestación más del interminable poema existencial. El intelecto nos juega estos trucos que nos hacen olvidar la verdadera esencia de las cosas sólo, me atrevo a suponer, para mantenernos interesados en el juego de la vida. Esto lo vine a comprobar después por mero accidente. Hacía una tarde esplendorosa pero en esta ocasión las cervezas, de alguna incomprensible manera, no obraron el mismo efecto que la vez anterior. Los caracoles me parecieron tan sin sentido como la cerilla en mis oídos. Tal vez esto de la vida es todo un acto bastante bien montado donde uno forma parte de un elenco no anunciado donde se improvisa en un cambiante escenario de nubes que se deshacen en jirones y de un tibio viento que parece cantar silencioso en la lejanía. Porque es bien sabido que hay canciones que hieren, que abren heridas invisibles, tan intangibles que el Merthiolate y el agua oxigenada no surten efecto alguno. Pero así de cambiante es la vida y tarde o temprano uno, animal de instintos, termina por acostumbrarse hasta que se presenta una sorpresa mayor e inesperada. Si la vida es ya de por si incomprensible, más aún lo es la muerte. Habrá que confesar que tales sutilezas solamente consigue entenderlas el abuelo. La tarde se deshizo bajo el influjo de una Luna arrogante. Así sin ovaciones ni “bravos” cayó finalmente el telón. Esta vez el acto cerrador lucía un tanto dramático y desolador. Los mariachis callaron. Rematando la escena final, posando sobre el pasto a manera de bodegón, tres duraznos ya en descomposición, varios envases verdes y una alfombra de cascarones deshechos de lo que minutos antes fueron graciosos caracoles.

El cuento de los niños índigo


No me acuerdo hace cuanto tiempo de esto, pero quizás ya pasaron unos cinco años, cuando fui a una "premier" de una película/documental sobre los niños índigo. No sabía nada del tema realmente y pensé que se trataba de niños con características muy específicas. La verdad es que el documental me decepcionó. Los niños presentados eran más o menos como cualquier otro niño que sea de inteligencia normal y que, por lo general, le gusta estar activo.

Si mal no recuerdo, el documental presentaba a una chavita -de entre tantos niños- de unos 13 o 14 años que le gustaba cantar y tocar la guitarra. Aparece en la película cantando y tocando el instrumento en cuestión, pero seamos francos, nada del otro mundo. Para una niña de 14 años toca elementalmente la guitarra y las canciones que compone son ad hoc con su momento de vida.

La cuestión es que por alguna razón, los padres de estos niños estaban convencidos que sus hijos eran especiales (¿y qué padres no piensan así?), y habían caído en este tema de los niños índigo y estaban francamente admirados, aceptando el maravilloso potencial que tendría su prole.

¿Pero qué es un niño índigo? De acuerdo a la Wikipedia, el término "niños índigo" es utilizado en el contexto de la llamada "Corriente de la Nueva Era" o New Age para referirse a aquellos niños que supuestamente representarían un estado superior de la evolución humana. Quienes defienden esta hipótesis señalan dicha evolución como un avance espiritual, ético y mental, sin atender a la definición que diera el científico Charles Darwin (variación y selección por supervivencia del más apto).

Según sea la corriente a que adhieran los creyentes en la New Age, así serán los atributos y la naturaleza que se describe de los niños índigo. Hay quienes sostienen que estos niños poseerían habilidades paranormales tales como la telepatía o la capacidad de leer la mente, mientras que los más moderados afirman que lo que diferencia a un niño índigo de uno que no lo es son rasgos más convencionales, como una mayor capacidad de empatía o una creatividad incrementada. El término "índigo" referido cromáticamente, surge de la creencia de que estos niños tendrían un aura que sería del mencionado tono de azul.

Obviamente estas capacidades paranormales no han sido demostradas en ningún estudio científico porque de hecho, la telepatía no parece ser sujeta, si existe, al método científico. Así pues, suena medio a charlatanería todo este asunto.

Pero sigamos con la Wikipedia: El término compuesto "niños índigo", se origina en el libro del año 1982 "Understanding Your Life Through Color" (Comprendiendo tu vida a través del color) de Nancy Ann Tappe, una autoproclamada psíquica y sinestésica que afirma poseer la habilidad de percibir el aura de las personas. Según sus escritos, comenzó a notar que muchos niños estaban naciendo con auras de color índigo hacia finales de la década de 1970. A principios del siglo XXI, Tappe afirma que el 97% de los niños menores de diez años y el 70% de los que tienen entre 15 y 25 son "índigo". Sin embargo, ningún estudio científico ha conseguido comprobar sus dichos.

La idea de los niños índigo fue más tarde popularizada por el libro de 1998 "The Indigo Children: The New Kids Have Arrived (Los niños índigo: los nuevos chicos han llegado)", escrito por el matrimonio y equipo formado por Lee Carroll y Jan Tober. Carroll insiste en que el concepto se obtuvo a través de las conversaciones telepáticas con un extraterrestre o "energía maestra angelical" a la que él denomina Kryon. (Bueno, esto ya es ridículo).

Las características de tales niños, de acuerdo a los creyentes del movimiento "Nueva Era", los niños índigo poseen características1 tales como una mayor intuición, espontaneidad, rechazo a una moralidad estricta y una gran imaginación, añadiéndose frecuentemente también a tales capacidades ciertos dones paranormales, o poderes sobrenaturales como la telequinesis, la clarividencia, la piroquinesis o la capacidad de sanación.

También afirman sus creyentes que estos niños poseen un fuerte sentimiento para generar una diferencia significativa en el mundo, y se encuentran naturalmente inclinados a temas relacionados con la espiritualidad, el ocultismo y el esoterismo. Sin embargo estas afirmaciones quedan en el plano de lo hipotético, debido a que no han sido demostradas científicamente. Aun así existen místicos que dicen haber trabajado con niños de aura azul (índigos), asegurando que sus características son reales y existen variaciones de estas entre un niño y otro.

La psiquiatría y la psicología han desestimado la existencia de estos niños, dado que no se ha podido demostrar su existencia. Expertos psiquiatras afirman que la New Age, debería producir evidencia empírica acerca de este supuesto tipo de niños.

El psiquiatra pediátrico Russell Barkley, sostiene que los diecisiete rasgos más comúnmente atribuidos a los niños índigo, son tan vagos que "podrían describir a la mayoría de la gente la mayor parte del tiempo", y refiere además que podríamos estar ante un fenómeno psicológico conocido como "Efecto Forer" (*). Se ha indicado también que etiquetar a un niño revoltoso como "índigo" retrasa el diagnóstico y el tratamiento que pudieran ayudarlo.

Todo hace suponer que esto es un bonito cuento para sacarle dinero a los padres que asumen que sus hijos están más allá de lo que cualquier otro niño es o hace. Hay por supuesto una fundación para este tipo de niños en México, el cual vende los libros de quienes han adoptado y "estudiado" todo este asunto. Un caso más de un engaño elaborado. De eso no me queda duda.

Y esto viene a cuento porque leo en El Universal en línea un artículo. Esta es la nota:

Vinculan a “niños índigo” con “bullying”

Especialista llama a detectar la conducta desde la lactancia y prevenir su agresividad

Miércoles 20 de julio de 2011
El Universal

Impulsividad, hiperactividad y agresividad son las características principales de los “niños índigo”, de los que se estima en México existen 2.5 millones, y de los que se debe tener un abordaje adecuado desde la etapa de lactancia.

El jefe del Departamento de Psiquiatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, José Ignacio Rendón Manjarrez, explicó que los “niños índigo” constituyen un problema de salud pública. “Sus repercusiones no son únicamente en el ámbito familiar, escolar y social, sino también en la prestación de los servicios médicos. Estos niños por su misma impulsividad, tienden a sufrir accidentes y violencia con más facilidad”, subrayó el especialista.

Destacó que más grave aún resulta que apenas 1% de los casos recibe atención especializada, pese a que estos menores desde la etapa de lactancia pueden ser captados y tratados “con resultados que son extraordinarios”.

El médico indicó que en el Hospital de Psiquiatría del IMSS Jalisco se reportan en promedio 260 consultas mensuales, de las cuales 35% corresponde a niños índigo o hiperactivos, que en su mayoría se ubican entre los seis y los 12 años de edad. “Son derivados generalmente por problemas de mal aprovechamiento y agresividad en los planteles educativos a los que asisten”, apuntó.

De acuerdo con el expecialista, una investigación al interior del propio nosocomio arrojó que hasta 60% de los pacientes hospitalizados en las áreas de quemados y traumatología, tiene como antecedente hiperactividad. Destacó que aunque la captación se hace en edad escolar, un “niño índigo” puede diagnosticarse desde su etapa lactante. “Son bebés muy llorones, que tienen dificultad para dormir y tienden a hacer berrinches”, explicó.

Añadió que se sabe que por cada salón de clases, en educación básica, existen entre cinco y 10 alumnos con este problema, de ahí el surgimiento del “bullying” como uno de los tantos fenómenos sociales, cuyos principales protagonistas son los niños índigo.

Ante este panorama, el especialista instó a las madres de familia a prestar atención a la conducta de sus hijos desde que son lactantes, “si es un bebé llorón, berrinchudo y con problemas para dormir, por sólo estos datos es necesario buscar al especialista” y no esperar a que el problema avance. El tratamiento para estos niños incluye la administración de fármacos, así como terapias en el grupo


Hasta aquí la nota de el Universal.

Yo de verdad me pregunto ¿cómo puede ser posible que un médico, que tiene toda una metodología científica, salga con esta batea de babas? Basta poner en la wikipedia 'niños índigo' para enterarse de inmediato de esta patraña. Simpático es, sin embargo, que el galeno no considera un atributo ser índigo sino que al contrario, dice: “Son bebés muy llorones, que tienen dificultad para dormir y tienden a hacer berrinches”.

Igualmente, no entiendo ese afán de hablar del bullying como si fuese el gran problema en las escuelas. En los últimos dos años he ido a muchas escuelas primarias de gobierno, y muchas veces he estado en el momento del recreo. De esa experiencia puedo decir que no he visto ese bullying del que tanto se habla. En toda institución escolar siempre habrá algún niño que quiere abusar de otros, quizás porque es más grande que los demás, más alto, más fuerte que el promedio, pero no es un problema terrible para los demás niños. En mi opinión, hasta cierto punto es algo normal que pase y pienso que es parte del crecer. En general los abusos de estos niños son relativamente inocuos. Pensar que el bullying causa no sé cuantos trastornos a los niños es exagerar la nota. La razón de esto, me queda claro, es que vende. La premisa de los padres es: "lo mejor para mis hijos". Así entonces, si hay un elemento como el bullying, entonces es para alarmarse porque parece ser que ya ni en la escuela los hijos pueden estar sin peligros.

Notas como la presentada en el Universal sólo demuestra falta de seriedad en el oficio periodístico. Los periodistas hacen alarde de ser muy investigativos. A mí me llevó diez minutos enterarme de la verdad sobre los supuestos niños índigo y sobre el bullying ya había dado antes mi opinión aquí en el blog.



______

(*) El efecto Forer (también llamado falacia de validación personal o el efecto Barnum, por P. T. Barnum) es la observación de que los individuos darán aprobación de alta precisión a descripciones de su personalidad que supuestamente han sido realizadas específicamente para ellos, pero que en realidad son generales y suficientemente vagas como para poder ser aplicadas a un amplio espectro de gente.

Tuesday, July 19, 2011

Homónimos peligrosos


He aquí la nota que apareció hoy en el Diario Milenio (gracias al Beno por avisarme):

Identifican a 'La Morsa' como otro líder de Los Caballeros Templarios

POLICÍA  19 JULIO 2011 - 2:06PM — IGNACIO ALZAGA
De acuerdo con la indagatoria a la que MILENIO tuvo acceso, Pablo Magaña Serrato fue señalado por Victoria Montes de Oca, La China, como otro de los líderes de la organización delictiva, junto con Servando Gómez Martínez, alias La Tuta.


Ciudad de México • Pablo Magaña Serrato, La Morsa, fue identificado como otro de los líderes de Los Caballeros Templarios junto con Servando Gómez Martínez, La Tuta, y Enrique Kike Plancarte, reveló la Policía Federal.

De acuerdo con la indagatoria a la que tuvo acceso MILENIO, las declaraciones de Victoria Montes de Oca, La China, detenido el 6 de abril pasado por policías federales fueron el hilo conductor que siguió la SSP Federal para establecer su liderazgo.

Dijo que tras la muerte de Nazario Moreno González, El Chayo, La Familia Michoacana se dividió; un grupo se separó para fundar a Los Caballeros Templarios.

Esta mujer era operadora financiera de Los Caballeros Templarios y de acuerdo con la Policía Federal rendía cuentas directamente a Pablo Magaña Serrato La Morsa.

De acuerdo con las autoridades de la Policía Federal, hasta diciembre pasado Magaña Serrato, La Morsa, se desempeñaba como jefe de plaza de La Familia Michoacana en el municipio de Zitácuaro.

Sin embargo, tras la división del grupo, este sujeto se posicionó como líder de Los Caballeros Templarios, junto con La Tuta y El Kike, grupo que retomó los ideales, de corte religioso, de La Familia Michoacana para ganar adeptos entre la población de Michoacán.

De hecho, desde hace unas semanas la Policía Federal ha asestado golpes importantes en contra de este grupo criminal con la detención de varios de sus integrantes a quienes, además de túnicas les han incautados objetos religiosos.

Además les han encontrado decenas de copias de un libelo con el Código de actuación del grupo, que incluye la pena capital a los desertores o quienes revelen los “secretos” de la organización.

Mi nuevo teléfono celular

Me acabo de hacer de un nuevo teléfono celular, que tiene Android 2.1 como sistema operativo y promete ser mejor que el Nokia que aún tengo. Para sacar ventaja de este nuevo equipo necesito un plan de datos, es decir, hablar con el "carrier", en este caso Telcel, para contratar un plan de datos y así poder entrar a Internet y así sacarle el jugo que tiene este equipo.

Su pantalla es resistiva, que a diferencia de la capacitiva, hay que presionar sobre la misma con más ímpetu que cuando se tiene una pantalla capacitiva como la del iPad o iPod Touch. No lo he activado aún porque como tuve un problema con mi tarjeta de crédito, la cual bloquearon porque algún amigo de lo ajeno pagó servicios internacionales con la misma, pues hasta que no tenga otra tarjeta de crédito, que debe estar por llegarme, no puedo ponerme en campaña para echar a andar este equipo.

He aquí una reseña reciente de este modelo:


La realidad es que no tener acceso a Internet en el teléfono a estas alturas parece convertirme en un ente obsoleto, cuantimás que trabajo en cómputo y que mucho tiempo la paso frente a la computadora. En fin, ya veremos las virtudes de este simpático teléfono que no, no es un iPhone ni un Blackberry de los más costosos, pero que para como uso yo el teléfono, me parece que se acopla perfectamente a mis necesidades.

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 15)


Décima quinta entrega del micro-libro de Enricco Wizard:

"Con el alma en la mano y apretando las 
cejas le pregunté a mi adorada consorte 
-más vale que sea tuyo o estoy en un serio 
aprieto- mientras le entregaba el pequeño 
lápiz delineador extraviado en mi automóvil. 
Su franca sonrisa me demostró cuán valioso 
es tal artículo y cuánta fidelidad puede existir 
en el frágil corazón de un hombre, además de 
los consabidos beneficios de la producción 
industrial en serie que seguramente habrá 
salvado a más de un afligido matrimonio."


Jaque Mate
o
¡A la rurru meme!

No puedo omitir algunos comentarios personales sobre la siempre perfectible técnica del entrevistado. Me refiero a aquél personaje que por requerimientos profesionales tiene que enfrentar a un grupo de individuos, en ocasiones desconocidos, con el objeto de someterse a una entrevista formal. Existen infinidad de variantes pero el común denominador consiste en la prepotente actitud de los entrevistadores. Ellos no persiguen otra cosa más que conseguir que usted quede en ridículo por lo que enfocarán su ataque sobre los flancos más descubiertos. Espere preguntas que nada tienen que ver con su campo de especialidad. La idea es crear el desconcierto a fin de someterlo a aceptar que usted es tan frágil como un trozo de mantequilla sobre la estufa. Es aquí donde la técnica del entrevistado se convierte en un factor invaluable. Lo primero que debe saber el entrevistado es que en el grupo entevistador hay más de uno que no tiene la menor idea sobre qué tema versará la entrevista o sobre qué es conveniente preguntar. Sea paciente y espere a que le hagan la primer pregunta. Como en el ajedrez, la primer jugada es la más importante del juego y usted trae las negritas. De ser posible rompa el turrón con algún comentario intrascendente si es que percibe un ambiente demasiado hostil. Puede comentar sobre el clima o la paliza que le dieron al Real Madrid, en fin, plática de elevador. Todo comentario que usted emita deberá partir de la base de que usted ya lo ha vivido hasta el cansancio, o sea, usted responde en base a su amplia experiencia. Asuma pues la pose del experto sin ufanarse demasiado. Si le hacen una pregunta “de a gratis” o “de regalo”, trate de jalar a los involucrados a algún tema de interés que usted domine. Una pregunta de regalo es aquella en la que usted prácticamente queda en libertad de determinar el tema y el posible curso de la plática. Si le hacen una pregunta de este tipo es preciso que responda con soltura y se adentre en el tema buscando despertar el interés de los entrevistadores. Usted domina el tema y si ellos se interesan entonces ya tiene la partida ganada. Otra técnica consiste en fingir demencia sobre algún tema específico que usted domine. Basta con balbucear en el momento preciso y sus entrevistadores se lanzarán como hienas salvajes sobre su persona, justo lo que usted estaba esperando. Existe también la pregunta explicatoria, esto es, cuándo a usted le piden que explique algo. Ello es un claro indicio de que los que preguntan no saben gran cosa sobre el asunto. Ilústrelos y aplique las técnicas antes descritas: toque temas de interés sin elaborar demasiado a fin de mantener la inercia y finja demencia cuando sea necesario. Tenga siempre un par de preguntas a la mano. Es común que los entrevistadores le concedan el derecho de hacer una pregunta simplemente para confirmar que usted no venía preparado y que no tiene nada que añadir. Sorpréndalos haciendo un planteamiento sobre algún tema internacional, por ejemplo, algo relacionado con los problemas financieros en Asia. Lo más seguro es que quedarán atónitos con tal muestra de cultura financiera. Asegúrese de tener la cotización del Yen fresca y en la mente y hasta con cinco cifras decimales.

Monday, July 18, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 14)


écima cuarta entrega del micro libro de Enricco Wizard:

El hijo de Jim Croce, popular cantante y creador 
del sonado tema “Operator”, se lanza a la fama 
siguiendo los pasos de su padre. Se comenta en 
el ámbito artístico que el estribillo de su primer 
tema reza como sigue: 
“Operator, will you please return my dime?”

Tiro de esquina
o
¡Mira, qué cosa más linda!

El Dany me contó una buenísima: resulta que uno de sus clientes tenía un importante adeudo moratorio de varios meses. Después de insistir desesperadamente, Daniel no tuvo más opción que hacer guardia a las puertas del negocio del citado fulano hasta que el entuerto sujeto hizo su triunfal aparición. El planteamiento de Daniel fue decididamente enérgico y en tono de ultimatum. Agotada la discusión, Daniel se dirigió resuelto a una sucursal bancaria solo para descubrir que el tan ansiado cheque no cubría los fondos suficientes para su pago. La maniobra de aquél malandrín había surtido efecto y Daniel se encontraba en un callejón sin salida. Para colmo, el banco estaba a punto de cerrar. El monto en cuestión era de 15 mil pesos y el saldo en la cuenta apenas sobrepasaba los 14 mil. Daniel, sin inmutarse siquiera, y con ese aire de serenidad que le es característico, sacó ágilmente su bolígrafo y llenó una forma de depósito por un mil pesos, los cuales inmediatamente depositó en la cuenta del moroso ante la evidente extrañeza y asombro de la linda señorita que le atendía. Habiéndose entonces cubierto el monto del cheque, Daniel procedió a efectuar el cobro sin mayor dilación. Hábil truco este de Daniel, tanto que la eficiente chica perdió, por una fracción de segundo, hasta su ancestral lindura.

Las respuestas de Vasik


Vasik Rajlich es el creador de Rybka, el programa más fuerte de ajedrez actualmente y el que el mismo Kasparov me dijera en una entrevista, que es el engine que mejor entiende ajedrez hoy por hoy. Pues bien, como se informó en su momento, Rybka fue descalificado por la ICGA, que es un organismo encargado de realizar los campeonatos mundiales de computadoras de diversos juegos, incluído el ajedrez. Durante mucho tiermpo se sospechó que Rybka no era un trabajo original y en las reglas de la competencia se especifica que si se usa el trabajo de otros, debe anotarse. Vasik jamás ha concedido esto. Sin embargo, las indagatorias de una comisión de expertos parecen haber llegado a conclusiones contrarias al respecto de que Rybka es un programa original. Aparentemente la versión desensamblada del software (porque Rajlich no ha dado jamás el código fuente), parecen indicar que hay partes de código copiadas 100% de programas como Fruit y Rybka.

Vasik Rajlich no había hecho comentario alguno sobre la descalificación de su programa, así como la petición de la ICGA para que regrese los trofeos y los premios en metálico (que a decir de Vasik, en la entrevista -ver más abajo- no entiende de qué se está hablando, porque no ha habido nunca premio monetario por ganar el campeonato mundial de computadoras de ajedrez).

Cabe también señalar que muchos de los investigadores que se aplicaron a ver si Rybka era un plagio o no, son programadores dedicados al ajedrez pro computadora. Ergo, son "rivales" en los torneos de computadoras contra el propio Rybka y uno bien podría pensar: ¿es legítimo armar un conjunto de programadores para probar si un programa es original o plagio, estando esos investigadores como parte de otros equipos de programación de ajedrez por computadora? ¿No es esto ser juez y parte?

Mientras se dilucidan estas puntillosas cuestiones, he aquí la entrevista que hiciese Nelson Hernández al creador de Rybka. Dura una media hora. En mi opinión, no me convence lo que dice Vasik en general, pero desde luego: que cada quien saque sus conclusiones.

El poder de la publicidad


El viernes pasado se estrenó la última película de Harry Potter, la cual termina con esta serie según la propia autora de la historia. Un mes antes quizás, se empezó a hablar en los medios de que los filmes sobre el mago Potter estaban por terminar. Hubo entrevistas con los protagonistas, fotos por doquier, avances de la película en YouTube, etc. El asunto es que se inicio una maquinaria publicitaria enorme para poner en primer plano la película final de la saga y hacer el mayor dinero posible.

Yo leí comentarios de algunos amigos en Facebook que estaban ansioso por ir a ver la película. Vaya, en el estreno las colas eran gigantescas y además, no faltaron los que se disfrazaron de magos, de Harry Potter y amigos, etc. Una "pottermanía" que francamente parece exagerada, pero si vemos el papel de la publicidad hecha a la película, las consecuencias están ahí y no serían para asombrar a muchos.

El asunto es que la publicidad modela pensamientos, modos de actuar y gustos incluso. A mí particularmente no me parece tanto ruido sobre Harry Potter, (sólo vi la primera película y en la TV), y de hecho, me parece que el guión es complejo de seguir. Hay que estar atentos para no perder detalle. Es evidente que han hecho un gran trabajo de animación alrededor de HP y probablemente la última tenga efectos especiales de primerísimo nivel, que hagan palidecer incluso las primeras películas del joven mago.

Todo parece indicar que basta para que los medios bombardeén masivamente a los ciudadanos para que entonces la gente crea que HP es la gran película. Sin duda es un filme para entretener y dudo que busque ganar premios de ninguna academia de artes cinematográficas. Su función es simplemente divertir. Pero de ahí al escándalo, a las enormes filas para poder ver la película última, me parece un exceso. Sin duda estamos casi controlados como títeres, sobre nuestros gustos y necesidades, por parte de la publicidad.

Sunday, July 17, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 13)


Décima tercer entrega del micro libro de Enricco Wizard...

¿Qué cuál es la mejor caricatura en la historia 
de la televisión? La respuesta es sencilla: 
El gato Félix. No hay personaje más encantador 
y buena onda que este simpático minino. 
Nada que ver con las caricaturas actuales, las cuales 
llevan una sobredosis de morbo insaciable y  vacuedad robótica. 
¡Qué santo afán de buscarle tres pies al gato!
El atraco perfecto
o
Fuera de servicio… Intente más tarde por favor

Tengo el plan perfecto para el atraco perfecto. El plan es sencillamente infalibe y fácil de ejecutarse, tanto que a la publicación del presente ejemplar se sucitarán una serie de robos multimillonarios que habrán de quedar sin resolverse si se siguen las instrucciones al pie de la letra. La inversión requerida es mínima y los beneficios se obtienen en cuestión de horas. El primer paso consiste en hacerse de un cajero automático, como esos que pululan en los centros comerciales. Más de un proveedor estará en la mejor disposición de venderle tal artefacto si el precio es el correcto. Otra alternativa más recomendable es armar uno por cuenta propia a fin de no dejar rastro alguno. Si tiene algún conocido que posea una colección de Mecánica Popular y que sea fanático de la construcción de modelos mecánicos, hágalo su socio inmediatamente, él es pieza clave en la fabricación del cajero y en la exitosa consumación del atraco. El cajero no tiene que funcionar al cien porciento, no es un requisito indispensable. Basta con que al introducir una tarjeta por la ranura y una vez que el cliente tecleé su contraseña de acceso, en la pantalla se despliegue un mensaje como “Fuera de servicio… Acuda a la sucursal Centro dentro de 48 horas”. Cualquier programador es capaz de escribir un programa que emule tan rudimentario comportamiento. Es obvio que la tarjeta no deberá ser devuelta al cliente. Se entiende pues que el plan, al menos en teoría, consiste en hacerse de tarjetas de usuarios, y además, adquirir su clave secreta. La fase dos del plan operativo consiste en instalar el cajero en alguna zona de tránsito pesado. Un centro comercial resulta una elección perfecta. Esta operación deberá hacerse en horas mañaneras para no despertar sospecha alguna. Será conveniente adquirir un par de uniformes y rentar una panel debidamente rotulada a fin de dar la impresión de que se trata de empleados de alguna institución bancaria. Para tener mayor impacto puede incluirse una leyenda discreta en el cajero que diga “Estimados Usuarios: Se aceptan todo tipo de tarjetas. No se cobra comisión. Si usted posee una tarjeta de crédito no le cobraremos intereses sobre disposiciones en efectivo hasta Enero del 2015”. La fase tres, y última, consiste en darse vuelo con las tarjetas efectuando los retiros correspondientes. El plazo para cometer el delito es más que sobrado; 48 horas. En un buen día, usted podría hacerse de un centenar de tarjetas y de una verdadera fortuna. Aclaro finalmente, gracias a la juiciosa y oportuna recomendación de mi querida esposa, que si usted decide llevar a cabo el presente plan, se entiende que es bajo su propia y entera responsabilidad. Si todo falla, le sugiero que empiece a fumar; le será de gran utilidad considerando los largos años de condena que le esperan tras las rejas. ¡Buena suerte!

Saturday, July 16, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 12)


Capítulo 12 del micro-libro de Enricco Wizard. La verdad es que no entendí de qué se trata, porque supoingo que es un  tema local de donde vivía, Tijuana. Si alguien tiene más luz sobre el particular, favor de  escribirlo en el sitio de comentarios.

Pude al fin hacerle un jaque al Manolis 
después de añales de no tocar una 
maldita pieza de ajedrez. No fue un 
ultimatum mortal pero me sentí ganador 
durante toda la partida, aunque al final, 
y solamente al final, ya en la última jugada, 
me bendijo con un soberbio jaque mate.

El cero treintainueve
o
¡Sálvame Lassie!

Ya que hablamos de computadoras, hablemos también de números mágicos. Nadie sabrá, a ciencia cierta, quién o qué diablos era el cero treintainueve. Cuando Miky Laure haya pasado a la historia, y para muchos ya lo ha hecho, el misterio sobre el cero treitainueve permanecerá en el aire al igual que la sutil estela de gardenias silvestres que deja a su caminar Minerva, la secretaria de nuestro eficientísimo y aguerrido contralor, o como las huellas míticas de la chica de Ipanema que aún adornan las doradas arenas de alguna playa lejana. El famoso cero treintainueve bien pudo haber sido un taxi, un tranvía, un camión, un vagón del metro, una aeronave o vaya usted a saber que diantres era, pero el hecho relevante es que se la llevó. En un santiamén, la susodicha desapareció del mapa para no volver jamás. Se acaba la papa, se acaba el maíz, es claro que las cosas no han cambiado gran cosa. Nuestras canciones son ya de por si reveladoras. Hay quien se atreve a decir que si se cantaran al revés, esto es, del final hacia el principio, las canciones mexicanas revelarían una encantadora y apabullante historia en la que el personaje central, un tipo desdichado y tomador, después de resucitar a la vida, deja de repente la bebida en un acto de iluminación trascendental, despide de un tajo a la amante de años, a quien casualmente le triplica la edad, recupera a su mejor amigo, recupera también el empleo y una cuantiosa suma de dinero producto de una afortunada apuesta en la que se habrían jugado el orgullo y la vida, en ese orden de importancia. Para concluir, o más bien dicho, para empezar, nuestro personaje vuelve a casa al lado de su abnegada mujer e hijos. En toda esta historia, el revólver, el caballo y otras escenas campiranas son meros elementos pictóricos pero esenciales para el desarrollo de la trama y para acentuar el relato de lo que al final de cuentas es el terrible infortunio, en formato cantabile, de una típica familia a la mexicana. Ni al mismo Oscar Wilde se le hubiese ocurrido tan fantástico relato, que dicho sea de paso, en nuestra querida tierra, de relato no tiene el más mínimo asomo. Como dato curioso y de reflexión, me pregunto si en vez de cero treintainueve, la citada unidad de transporte, por llamarle de alguna manera, pudo haberse llamado treintainueve a secas. Tal vez el cero sea una pista reveladora. Cabe aquí otra reflexión, que viniendo de boca de un buen amigo, habré de otorgarle cierto crédito y lo dejo a mis lectores como una teoría más; el cero treintainueve era nada menos que un revólver de bolsillo y la fulana se suicidó. Salvo que Rintintín o Lassie den con una sólida pista que nos conduzca al meollo de tan intrincada polémica, la verdad es que tal vez el asunto jamás consiga esclarecerse, pero un asunto irrebatible es que la cosecha de mujeres nunca se acaba.

Friday, July 15, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 11)


Capítulo 11 del micro-libro de Enricco Wizard:

¿A quién se le habrá ocurrido ponerle 
números al teléfono en vez de un
teclado de máquina de escribir en
versión miniatura? Hubiese sido
más sencillo que el “número” de
Cipriano Solís fuese simplemente 
“CIPRIANO SOLIS” y punto. De paso 
los señores de las páginas blancas y 
amarillas hubiesen salvado una 
millonada de árboles.

De paralelepípedos hiperconductores y secuencias ortogonales
o
A Chuchita la bolsearon

La ciencia, además de ser un verdadero negocio (muy a pesar de las opiniones en contra de un cúmulo de investigadores mal pagados), se ha convertido en un nicho inpenetrable. Es verdad que hoy en día buena parte de los fisicos y astrónomos de nuestro país perciben salarios de miseria y se ven obligados a ejercer como maestrines de preparatoria abierta, reporteros o músicos. Dicho sea de paso; así de versátiles son nuestros hombres de ciencia. Resulta evidente que tales personajes han quedado fuera del esplendoroso negocio que encierra el quehacer científico. Al que bien le va en nuestro país tiene una beca vitalicia de CONACYT, otra de ANUIES y otra más del fondo revolvente de proyectos del Observatorio de San Pedro Martir. Con ambas se cubre algún sonado tema de investigación, por ejemplo, “Aplicaciones de la Baba de Nopal en su Fase Semigaseosa en Combinación con Nitrocloruro de Selenio en el Tratamiento de la Leucemia Temprana en la Hormiga Africana”, un tema que por cierto ya fue tratado hasta el cansancio y con inumerables variantes por medio centenar de antecesores. Nuestro citado personaje, si se jacta de citado, pertenece además al Club de Leones y al SNI, o como se llame hoy en día, porque es sabido que cada cierto tiempo cambia de nombre tan renombrada institución. A lo anterior habrá que adicionar el título de catedrático honorífico de la UNAM con una carga de materias equivalente a sesenta y tres horas diarias, ésto según se asienta en contrato, ya en la práctica, equivale a una hora de clases de cuarenta minutos cada tercer día con quince semanas de descanso al año y el consabido, por no decir religioso, año sabático. Finalmente, y esto se omite en todo currículum medianamente decente, el ya mencionado imparte un taller teórico-práctico de reparación de lavadoras los Domingos en Chapultepec y da clases en alguna secundaria o prepa nocturna. Sume usted todo lo anterior y después de impuestos, bonos más bonos menos, le alcanzará para adquirir, a precios actuales, exactamente siete kilogramos y tres cuartos de tortillas (sin papel) a la semana. Se preguntará usted. -¿Dónde está pues el pululante negocio?- Es muy sencillo, en la venta de proyectos tecnológicos a las paraestatales y ocasionalmente a la industria privada. La cosa funciona más o menos así: una empresa gubernamental, por ejemplo, la Secretaria de Protección a la Liebre Silvestre y Especies Menores, contrata a la Universidad Tecnológica de San Patricio el Chico. El proyecto consiste en el desarrollo de un sistema automático para alimentar a una colonia protegida de liebres. Se diseñan entonces los planos para construir un complejo artificio electro-mecánico controlado por computadora capaz de administrar el alimento en raciones controladas con una precisión de microgramos. El proyecto, originalmente concebido para ser completado en siete meses, dilata cuatro años a un costo tal que bien hubiese convenido importar liebres de la isla de Borneo, con lo cual se hubiese salvado a la especie. El proyecto queda suspendido el mismo día que muere la única liebre restante después de haber sobrevivido a tres intervenciones quirúrgicas practicadas por pasantes de la citada universidad como parte de un proyecto paralelo para incrementar la capacidad de reproducción del animalito. El prototipo del dispositivo en cuestión queda en eso, en prototipo, eso si, los planos son dignos de un museo de arte por su minucioso detalle y la calidad del papel empleado, el cual fue importado desde Palermo especialmente para el proyecto. Al final todos felices. La universidad obtuvo los necesitados fondos. Varios estudiantes consiguieron titularse como parte del programa de apoyo a la investigación y el valle de Amatizac consiguió deshacerse al fin de la peste de liebres. Por este heróico hecho, los agricultores de Amatizac hicieron un cuantioso donativo a la universidad, el que sirvió para la construcción de un flamante laboratorio de química, el cual, después de escaso un año, quedó convertido en cafetería por conflictos políticos de la propia universidad, todo en el mejor espíritu de evitar un conflicto aún mayor. Bien lo decía mi abuela: “Por mi raza hablará el espíritu”.

La justicia en México: ¿otro presunto culpable?


Yo creo que en este país o no aprendemos, o quizás olvidamos con suma rapidez. Hace unos meses se estrenó la película/documental "Presunto Culpable", en donde se contaba la historia real de un hombre al cual lo habían acusado de asesinato, un supuesto testigo lo había señalado como el autor del crimen, aunque el acusado estaba en otro lado en el momento en que ocurrió ese hecho. En fin, la historia narra los desvaríos de la justicia mexicana, sus excesos, sus múltiples errores, vicios y desatinos, que bien podríamos padecer en algún momento cualquiera de nosotros. Finalmente "se hace justicia" y el reo sale libre al final de cuentas. Quizás el presunto culpable está libre gracias al documental, a las cámaras dentro de los juzgados, en donde se revela la verdad sobre los procesos judiciales en nuestro país.

Pues bien, parece que los encargados de la justicia en México no vieron la película o están tan acostumbrados a este modus operandi que hace una semana capturaron a una estudiante de la UNAM, la cual acusaron de ser cómplice de unos ladrones que mataron hace un par de años a un catedrático de la Máxima Casa de Estudios, para quitarle los 40 mil pesos que había sacado del banco. La prueba para incriminarla era un video, de la cámara de seguridad del banco, en donde se ve al catedrático en la caja, retirando el dinero y detrás de él, una cliente, que según la Procuraduría de Justicia de esta ciudad, es sospechosa de ser parte de este banda de rateros. Parece ser que al irse el profesor universitario, la mujer no espera su turno para ir a la caja, sino que sale. Dicen las autoridades que salió para avisarle a sus cómplices para así ubicar al maestro y robarle.

Las imágenes muestran a una mujer relativamente joven, con un busto generoso. La estudiante de la UNAM, considerada la persona que aparece en el video, dista de ser -al menos visualmente- de quien se supone estaba en el banco atrás del catedrático. Sin importar esto, la policía judicial capturó a una sospechosa e inmediatamente la presentó a los medios. Se trataba de la estudiante Mariel Solís, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. La metieron presa con prontitud. Así es la justicia de expedita

Sin embargo, hubo una respuesta ciudadana, a partir de las ya tan manoseadas "redes sociales". En Facebook amigos y compañeros de la acusada apelaban la inocencia de ésta. y entonces aunado a la presión de los medios, los duchos investigadores del crimen llegaron a la conclusión que la presunta culpable no era la del video de la cámara de seguridad del banco.

Aparentemente la familia de la acusada también presentó pruebas de la inocencia de Mariel, aunque aquí me surge la duda: ¿no se supone que en este país uno es inocente hasta que la parte acusatoria demuestre lo contrario? ¿por qué el acusado tiene que "presentar pruebas de su inocencia"? Misterio.

Como sea, la Procuraduría entonces se desistió de la acción penal en contra de la señorita Solís y la dejó libre. De verdad, con estos representantes de la justicia que hacen todo mal, ¿podemos siquiera confiar? Hoy fue Mariel Solís, pero como es este país, todos estamos expuestos a que nos pase algo así. ¿Es que no podemos aprender que estos procedimientos, que antes eran el pan nuestro de cada día, ya son obsoletos? ¿No podemos hacer entender a las autoridades que hay que buscar que la verdad se aplique la ley y la justicia, pero no inventando culpables ni armando chivos expiatorios para que las autoridades queden como eficientes y el pueblo conforme de que fueron atrapados los maleantes a fuerza de un desempeño notable de las autoridades, aunque todo sea una simulación más de un país que desde hace rato, simula lo bien que está, aunque todo parezca indicar lo contrario? ¿Podrán cambiar las cosas en este país alguna vez?

Thursday, July 14, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 10)

 
 
Décima entrega del micro-libro de Enricco Wizard:
Cómo olvidar Veracruz con sus palmeras 
(borrachas de Sol). Aquellas tardes sofocantes
e interminables, el malecón, el zapateado
en Boca del Río, el café de la parroquia,
las bolas de tamarindo en Paso del Toro,
el carnaval, las nieves de mamey y
los riquísimos elotes con chile y limón. 
Darwin dio certeramente en el clavo cuando
dijo que la vida dio comienzo en el mar.

Análisis, diseño, desarrollo e implementación
o
Patrañas, patrañas, patrañas y más patrañas

Algunas compañías suelen optar por diseñar el software en casa en vez de adquirir paquetes prefabricados para resolver sus necesidades de cómputo. Dichas compañías cuentan con un flamante equipo de ingenieros supuestamente capaces de resolver cualquier problema técnico y de modelar la operación hasta el punto en que ésta pueda ser automatizada por medio de un complejo sistema de cómputo. En esta ardua tarea participan empleados responsables de distintas áreas. Sobra decir que en la mayoría de los casos con diversos niveles culturales y profesionales, así como con intereses frecuentemente encontrados. Si a esto aunamos el que dichas tareas no nacen del deseo voluntarioso y espontáneo de participar en un proyecto, sino que más bien son delegadas por decreto quasi militar, no será difícil darnos cuenta de que nos hemos topado con una receta infalible para el fracaso. El director del proyecto en cuestión, un fulano de alto rango y con muchos años de servicio en la empresa y que sabe de programación lo mismo que yo sé de microcirugía del hipotálamo, girará una serie de instrucciones precisas con la misma soltura que un acróbata chino y echará a andar aquél monstruo de mil cabezas en un santiamén. En aquella complejidad, las posibilidades de acertar a la solución óptima se verán dramáticamente reducidas, tanto que resultaría harto más sencillo atinar a la combinación correcta del super lotto de Texas. Aún así, el proyecto avanzará por un sendero inescrutable y ya sin posibilidades de retorno. Después de haber gastado lo que jamás se soñó presupuestar y después de varias noches de insomnio y otras tantas vacaciones truncadas, todos estarán entonces convencidos de que la mejor alternativa de solución es comprar de una vez por todas el paquete aquél al que todo mundo lanzó maldiciones y críticas malintencionadas con argumentos desafiantes y a prueba de todo rigor científico. Habrá incluso más de un atrevido que en un arranque de inspiración ponga en tela de juicio la necesidad de modificar el procedimiento actual y solicite la cancelación inmediata del proyecto de desarrollo así como la anulación de la orden de compra. Hasta el más insensato sería un imbécil de no apoyar tan brillante iniciativa. Estando así las cosas todo mundo sentirá que le ha hecho un gran favor a la empresa al evitar la posible implementación de un sistema que hubiese costado una verdadera fortuna en consultores y adendos. Viéndolo del lado amable, la decisión de no hacer nada es posiblemente la más inteligente de las soluciones por la simple razón de que resulta una tarea humanamente imposible la de sincronizar a un grupo tan disímbolo de incapacitados mentales. La presión de la dirección puede ser tal que finalmente se decida por continuar con el desarrollo del programa sin escatimar en recursos. Al final se tendrá entonces un fabuloso sistema con la más alta tecnología disponible en el mercado, una combinación de dos o hasta tres paquetes comprados con pegostes de código fabricado en casa y una serie de procedimientos manuales altamente ineficientes pero funcionales al fin. Un sistema que sólo unos cuantos descorazonados utilizarán y que lo harán no tanto por gusto sino por complacer a sus superiores y al director de la empresa, precursor de la idea original, quien eventualmente los premiará por su empeño y tenacidad. Este último personaje estará plenamente convencido de que ha encontrado, sin habérselo propuesto siquiera, la piedra filosofal. Al final de la historia la empresa habrá triplicado su tamaño y salvado la bancarrota gracias a la pericia de su equipo de contadores, conocidos expertos en triquiñuelas fiscales, y lo más importante, todos tendrán empleo asegurado.

De candidatos presidenciales


El tiempo pasa y el momento en que los que se sienten presidenciables empiecen a ser noticia se acerca. Ya hay algunos personajes de la política mexicana que han advertido desde hace tiempo de sus intenciones por ser el candidato de alguno de los partidos importantes. El PRI tiene a Peña Nieto, que aunque no ha dicho abiertamente que contenderá para ser el candidato del ese partido, ya es claro que él lo será. Manlio Fabio Beltrones, el cual es curiosamente idéntico a Capulina en sus mejores tiempos, dice que busca que en el PRI haya democracia y que no exista un candidato de facto, aunque él ya sabe que nadie tiene chances de arrebatarle el puetso de candidato oficial a Peña Nieto. Yo antes me preguntaba para qué Beltrones hacía toda esta faramalla si sabe perfectamente que no tiene ninguna oportunidad. La respuesta parece ser simple: lo hace porque si gana el PRI la presidencia, Peña Nieto le dará algún puesto importante. Es decir, Beltrones ya se está curando en salud, no vaya a ser que después lo ignoren. Es curioso que Beltrones acaba de informar a la ciudadanía que no pedirá aún licencia, porque sus obligaciones en la Cámara de Senadores requiere de su presencia y porque está involucrado con las reformas estructurales de este país. La realidad es que no pide licencia porque no tiene sentido dejar de percibir sus honorarios como legislador a cambio de una improbable candidatura del PRI. ¿Dije improbable? Perdón, imposible, quise decir.

Con respecto al PAN, mi personaje favorito, Santiago Creel, se ha ya destapado y ha pedido licencia porque está convencido que él quiere ser el Presidente de México. No conozco político más inepto que Creel. Cuando estuvo en Gobernación demostró su incompetencia, particularmente en el caso con Cuba, que llevó casi a terminar relaciones con ese país. Lo que me llama la atención de este señor tan tonto es que vive en un mundillo fantástico, en el cual cree que es un entrañable personaje que este país necesita. Él se considera indispensable para el país y sus últimas declaraciones pecan de una idiotez o ingenuidad, no sé cómo calificarlas, sobre su candidatura, sobre sus planes para gobernar, etc.

Con Creel está ya candidateada Josefina Vázquez Mota, que ya he dicho muchas veces que es la señora más gris que conozco. En todas las entrevistas que le he escuchado, jamás toma postura. Mantiene una actitud neutral. Quiere quedar bien con todos. Así es esa señora gris y según no sé qué encuestas, se supone que será una de las contendientes más fuertes para ganar la candidatura a la presidencia por parte del blanquiazul. A mí me es claro que solamente hay dos candidatos del PAN posibles: o Cordero, que me parece un idiota de cuerpo entero, a partir de sus declaraciones de que en México las familias pueden vivir con 6 mil pesos al mes, o que el salario mínimo cada vez puede comprar más, y Lozano, el Secretario del trabajo, del que tengo pocas referencias, pero al menos no ha mostrado un nivel de incompetencia hasta ahora, comparado con los otros personajes mencionados.

Y por último, en el PRD la cosa se pondrá muy emocionante. Por una parte, Ebrard, que ya desde hace rato se autodestapó en sus aspiraciones presidenciales, pero que tiene que luchar contra Andrés Manuel López Obrador, que a pesar de decir una y otra vez que la izquierda debe ir unida si pretende competir con algún afán de victoria, ya dijo el tabasqueño que él va de candidato, por el partido que sea, pero que él va. La declaración de AMLO prácticamente declara la guerra a Ebrard y si éste último no cede en sus aspiraciones, lo más probable es que la izquierda mexicana vaya dividida y sufra una espantosa derrota. Todo esto es curioso, porque según AMLO, él no está encaprichado con ser el candidato del PRD, pero la realidad es otra y sus declaraciones así lo demuestran. Para la anterior lucha por la presidencia, cuando se hablaba de quienes eran candidateables, AMLO decía una y otra vez que no le interesaba el asunto, que "lo dieran por muerto" y al final de cuentas, con todo el circo político que le armó Fox, el del desafuero, el asunto de que iría a la cárcel por motu propio, en donde el inefable Creel decía: "que se defienda como hombrecito", pus terminó todo este zafarrancho con Fox saliendo a los medios echándose atrás en su campaña contra AMLO y por ende, competir por la presidencia.

Así están las cosas de emocionantes en esta carrera por la primera magistratura. Es claro que el temor del PAN y del PRD es que el PRI retome la presidencia. Vamos a ver si pueden lograrlo. en mi opinión, para evitar esto, el PAN y el PRD tendrían que ir con un candidato compartido. Como están las cosas, no se ve sino cómo le podrán quitar la presidencia a Peña Nieto. Eso se ve venir.

Wednesday, July 13, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 9)


Siguiente capítulo dle micro-libro de Enricco Wizard:

Lo tengo por cierto que no lo escribió Cervantes, 
pero en aquél momento íntimo, la frase 
garabateada en la puerta del baño (del aeropuerto) 
me pareció cautivadora. Decía más o menos así: 
“Que cin sillo enamorarse de ti”.  Enmarcadas 
en un corazón las iniciales A y G. En letras 
más burdas y sobre el mensaje anterior también 
podía leerse: “Pendejos”.

Instalando software legal
o
Hay una mujer divina en tu vida

Posiblemente, el título más apropiado para este segmento hubiese sido “Instalando Software Ilegal”, pero dáse el caso de que el software ilegal es tan popular que ya no es noticia alguna, y la práctica, ampliamente difundida, de fusilarse o piratearse el software se ejerce impunemente desde hace varios años. Es casi un hecho inaudito el que alguien adquiera un paquete nuevecito con todo y manuales y tarjeta de registro. Los discos ilegales se canjean como si fuesen canicas y la fiebre se desata cuando se trata de copiar el software más reciente. Se convierte pues en cuestión de orgullo el poder jactarse de que se cuenta con la última versión, debidamente pirateada, de Autocad, la cual consiguió copiarse en 27 discos sobre los que previamente se había copiado la versión Deluxe del calendario virtual de la Trevi, en su momento, la mujer más hermosa del planeta. Lástima que dicho momento de hermosura haya durado apenas un par de minutos. Los más habilidosos dominan la moderna técnica del quemado de discos compactos, extendiendo sus tentáculos a la copia ilegal de discos de audio, usualmente de Luismi o Tatiana, otra hermosa, ya que son los artistas más comercializables. Dicho sea de paso, efectuada la ilegal copia del Autocad, las fotocopias de los manuales serán elegantemente engargoladas, para lo cual seguramente se utilizarán unas vistosas portadas con motivos de Dilbert. Lo más probable es que el fraudulento sujeto jamás se interese por utilizar el recién adquirido software, pues es un hecho de que apenas dos de cada diez programas pirateados llegan, en la práctica, a ser utilizados de manera más o menos eficiente. El deporte del intercambio de software es el que mantiene esta vulgar tendencia y la gente seguirá copiando con el único fin de conseguir el software que realmente le interesa por la vía del trueque. La analogía de las canicas se aplica casi en forma transparente. Nuestro preferido es un gallito con destellos violáceos, y en segundo sitio, una catota color plomo. Las demás canicas, con toda su innegable belleza y rotunda perfección, son meramente parte del inventario canjeable. En esta historia, no menos verídica, siempre habrá un pedante que se negará a compartir copias de sus flamantes programas. El mal afamado fulano no sólo se negará sino que nos echará en cara nuestra nefasta actitud tachándonos de retrógradas, y si bien nos va, satirizando nuestra pose de tecnócratas frustrados. Con sus gestos afeminados se negará a cedernos siquiera un vistazo al reluciente manual el cual conservará herméticamente cerrado en el celofán original para evitar así tentaciones. Pero la vida, siempre benévola e impredecible, se encarga de corregir tales entuertos de una u otra forma. A la terrible Marifer, la más divina de las divinas, un día habrá de ocurrírsele que necesita, en calidad de asunto de vida o muerte, una copia de aquél programa de recetas interactivas a fin de preparar una suculenta tarta de manzanas verdes. El insípido fulano se negará al principio, pero todo mundo sabe que la conjunción de los ojos de Marifer y su etéreo acento amielado son una arma letal equiparable a los tóxicos químicos del señor Hussein. En un sutil parpadeo, el imbécil, por usar un adjetivo amable, cederá hasta el blancor de los dientes con el exclusivo pretexto de tener derecho a una rebanada de la tarta que Marifer habrá de confeccionar con esmero y ahínco, por usar una frasesucha trillada. El pretexto, ya de por si inverosímil, será el menor de los inconvenientes para Marifer pues ella sabe que su interlocutor se desangra ya con la puñalada de su aliento de musa cachanilla (aclaro lo anterior para que no exista confusión alguna con las musas griegas; esas son pura fantasía). El imbécil no sólo se dará a la tarea de hacer las copias él mismo, tarea que se extenderá hasta altas horas de la noche, sino que se empeñará en fabricar, una a una y en un perfecto estilo caligráfico a la usanza gótica renacentista, las correspondientes etiquetas. Esgrimidas finísimamente así a pulso vil, este artesanal detalle, de mal gusto a los ojos de la dulcísima musa, será pretexto suficiente para que toda ella finja demencia en cuanto a su ofrecimiento original de obsequiar la prometida porción del postre manzanero. La causa, en apariencia un acto inofensivo y bien intencionado, suele ofender a las más guapas, pues es bien sabido que toda mujer bella tiene una caligrafía por demás horripilante, por lo que cualesquier asomo de insinuación debe evitarse a toda costa. Toda comunicación escrita con las interfectas debe hacerse preferentemente por medio de signos y dibujitos tirándole, de ser posible, a lo “naive”. Ello explica la grandeza de la civilización egipcia y la ancenstral belleza de sus esplendorosas mujeres, por demás diestras en la práctica de la notación jeroglífica. El sentido común nos indica pues que toda copia ilegal deberá numerarse en maya, tal es el camino sugerido antes que inscribir garabatos en latín que pudiesen revelar una perfección arquitectónica en los trazos que sólo serviría para herir susceptibilidades, asunto harto complicado, más aún que las infames copias ilegales.

Tuesday, July 12, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 8)

Nueva entrega del micro-libro de Enricco Wizard:

¿El computador o la computadora? Ya fuesen 
femeninas por indescifrables o masculinas por su 
irreverente terquedad, las computadoras, machos 
y hembras, llegaron, al igual que nosotros, para 
quedarse y para hacernos la vida de cuadritos. 
Bien haría el Vaticano en otorgar la bendición papal
 a fin de que los contratos matrimoniales fuesen por tiempo 
definido. Casi puedo escuchar al padre Gregorio  diciendo: 
“Los declaro marido y mujer por un plazo de  dos años…”

¿Ahora dónde le pico? 
¡Ya se trabó este mitote!

"Todo por servir se acaba", dice el dicharacho. No hay nada más cierto. La computadora personal no es la excepción. El roedor, la memoria, el monitor, el teclado y demás partes y accesorios terminarán por fallar algún día, en el orden menos deseado y en el momento más inoportuno. A decir verdad, son tan frecuentes las fallas en la PC, que el botón de "reset" y el de encendido deberían ser intercambiados de una vez por todas. Resulta inaudito que a los fabricantes de computadoras no se les haya ocurrido tal mejora ya que resulta evidente que el botón de "reset" es el que se pulsa con mayor frecuencia aquí y en china. De esta manera se evitarían muchas confusiones. Siendo sinceros, el botón de "reset" no tiene razón de ser. Resultaría mejor aún si en vez de dos botones se dejase simplemente uno, al fin que apagar y encender es equivalente al requetemencionado "reset". En este sentido, las confusiones y frustraciones al frente del computador son cosa cotidiana. A todos nos ha pasado que se nos olvidó salvar el importantísimo archivo justo el día en que la inspiración nos sonreía. Aún así nos resistimos a utilizar el papel y el infalible lápiz. De haber sido popular el procesador de palabras allá por los años veintes, Don Agustín Lara sería hoy un vulgar desconocido y "Las Ojeras de Mujer" una canción inconclusa, o en el mejor de los casos, hubiese pasado a la historia como una obra inédita. Que las computadoras fallen es un hecho ineludible, tanto que la industria computacional ha mantenido una sólida posición en el mercado gracias a las constantes fallas del equipo y gracias al declarado complot de los desarrolladores de software, quienes insisten en escribir código basura para usuarios basura. Pocas gentes se maravillan, por ejemplo, con el Pac-Man, es cual es considerado como un juegucho de tercera categoría. Pocas gentes saben, sin embargo, que su creación tomó un mundanal de semanas y que los algoritmos utilizados son verdaderas joyas de la cibernética que pocas invenciones humanas han podido igualar siquiera. Tal es la historia en lo que toca a un simple juego. Luego entonces, podrá el lector imaginarse las intrincadas complicaciones y dificultades que involucra el escribir un programa general que después habrá de distribuirse comercialmente. En el peor de los casos, en una sesión típica de Pac-Man podemos perder una fresa o una manzanita, en la vida real se han perdido vidas humanas porque el software no funcionó como se esperaba. En otras palabras, el hardware y el software son una mezcla altamente explosiva y por ende peligrosa. Insisto, sin embargo, que todo no es más que un sucio truco comercial producto de un capitalismo desmedido que nos impele a adquirir artículos que sabemos de antemano son una soberana porquería. La batería que nunca se descarga y el neumático que jamás se pincha son invenciones de antaño cuyas patentes fueron estratégicamente congeladas gracias a la influencia de poderosos intereses, entre otros, el mismo señor gordo que tuvo la brillante idea de instalar maquinitas en las gasolineras para vender aire a presión y que convirtió a las llantas ponchables en un verdadero éxito y que convirtió al señor gordo, en un tipo más gordo aún. Tales aseveraciones, que con toda su ligereza y poesía parecieran no contener trasfondo alguno, adquieren una profundidad casi mística el día que se nos poncha una llanta a medio aguacero allá por lor rumbos de alguna ciudad perdida.

Monday, July 11, 2011

De Cibernética y Seudo-cibernautas Urbanos (capítulo 7)



Séptima entrega del micro-libro de Enricco Wizard: 
 
Error garrafal e imperdonable este de
los chinos el no habérseles ocurrido
inventar las tortillas. Esta inteligente
observación se la debemos a Ignacia,
la chica que nos ayuda con el aseo
en casa, pues en ocasión de su cumpleaños
la invitamos a comer un suculento Choy 
Suey. Cuando después de varios minutos vimos
que la jovencita no probaba alimento, y al cuestionarla
sobre el asunto, la ilusa respondió:
-¿Pos a que hora traen las tortillas seño Catalina?-.

El teorema del hot cake
o
Un buen arroz a la mexicana

En mi vida profesional, que poco ha tenido de profesional, me he topado con innumerables personajes del medio cibernético. La gama va desde individuos que son expertos en asuntos harto complejos, por ejemplo, cuestiones relacionadas con sistemas de control en tiempo real utilizando microprocesadores y lenguaje ensamblador hasta verdaderos charlatanes. En honor a la verdad hay que decir que los segundos no son menos habilidosos pues consiguen venderle a más de un incauto, y a precio de oro molido, los citados sistemas que fueron diseñados por los expertos en algún sueño de opio siendo que la solución al problema era tan simple que no requería de un sistema de tan soberbia complejidad. Esto es tanto como prepararse un suculento chorizo toluqueño con aceite de oliva. Los charlatanes, sin embargo, son los principales impulsores del avance tecnológico. Su labor es similar a la de los vendedores de autos sin cuyo empuje la industria automotriz hubiese desaparecido en el precámbrico. Situaciones como la planteada anteriormente propician aberraciones, o como dicen en mi pueblo, en ocasiones sale más caro el caldo que las albóndigas. Por algún extraño motivo, los programadores más talentosos que he conocido son personas cuya formación académica tiene poco o nada que ver con el ámbito computacional. Esto viene a colación ya que refuerza la idea generalizada de que la programación es en realidad un arte manual que se transfiere de generación en generación. Esto explica la inusitada similitud entre el perfil del programador y el del plomero. En ambos casos se requiere de un peculiar talento negociador y su ingenio creador es irrefutable. El programador innato hace el trabajo de la Malinche, en el sentido de que tiene que hacer de traductor de ideas y conceptos que finalmente se aterrizan  y convierten en instrucciones precisas, concretas y legibles para la torpe máquina procesadora. Baste decir que las ideas abstractas son de poca utilidad cuando no encuentran una aplicación práctica y es justo en dicho proceso transformador que la técnica y el arte se conjugan para dar como resultado obras, que si bien no son grandiosas desde una perspectiva artística, satisfacen necesidades humanas prioritarias que nada tienen que ver con lo intelectual. La taza de baño es un burdo ejemplo de tal aseveración. El ingrediente principal de cualquier programa es pues el fulano que está detrás del teclado y que posee el talento suficiente para diseñar un sistema cuya operación resulte tan simple e intuitiva que hasta un contador pueda manejarlo. Es imperativo aclarar que no tengo nada personal en contra de los contadores, por el contrario, de todas las profesiones, son los tipos más ordenados que conozco. En lo particular, a mi contador, jamás de los jamases se le pasó cobrarme la iguala mensual. Asumo que el tipo era bastante ordenado o era un patán bien hecho. Volviendo a los programas, éstos, además de funcionales, deben tener una especie de chispa divina. Cualquier persona que haya hecho cola en una tortillería moderna, esto es, de las mecanizadas, sabrá que la masa tiene que estar a punto o las tortillas simplemente no se cocerán correctamente. No es casualidad que lo mismo se aplique a los programas de cómputo y a las instalaciones de plomería. Escribir un buen programa es tan fácil o tan dificil, según quiera verse, como preparar un buen arroz a la mexicana. No cualquiera posee el talento para hacerlo bien, y mucho menos para hacerlo bien la primera vez. Es aquí donde nos persigue el prejuicio de darnos por vencidos a la primera vuelta. ¿Quién nos dice que al segundo intento no tendremos éxito? Aquí aplica también el teorema del Hot Cake aplicado al desarrollo de programas y que reza, a saber, que el primero nunca sale bien.