Tuesday, October 15, 2013

Si la selección de futbol califica al Mundial

Estamos a unas horas de que la Selección Mexicana enfrente su último partido del hexagonal, para ver si entra al repechaje contra Nueva Zelanda, siempre y cuando al menos empate. Enfrenta a la "poderosa" escuadra de Costa Rica y va de visitante. Es bien sabido que México no es el más querido, a nivel futbol, en esa zona geográfica y los costarricenses buscarán ganarle a los nuestros. Si pierde México y gana Panamá, estaría nuestra selección fuera del Mundial. La pregunta que se me ocurre ¿es de verdad importante si va o no va la selección a la justa mundialista? ¿qué pasará si calificamos?

En principio, apuntemos que la selección mexicana está compuesta por jugadores profesionales y en el fondo sólo representa el futbol comercial que se juega en este país. Los futbolistas no salen de los barrios ni hay ningún esquema para sacar -digamos- a los 20 mejores jugadores amateur, producto de las canchas llaneras, de la afición que le gusta jugar futbol. No, nada de eso. Lo que realmente tenemos aquí es un negocio de muchos millones de dólares. Si mal no recuerdo, la Federación Mexicana de Futbol tuvo unos 100 millones de dólares de utilidades, una vez acabado el último mundial (en el 2010). Así pues, si se le paga una cantidad de dinero exorbitante al director técnico, si los seleccionados van de aquí a allá en torneos de exhibición o para llevarse la "Copa de Oro", o el trofeo que sea, todo se justifica porque todo esto deja millones y millones de pesos, dinero a manos llenas, pues.

Si en cambio, la selección fracasa, el negocito de la FMF se verá frustrado. Así pasa cuando no se tiene nivel y lo que se tiene es un conjunto de profesionales que no se preparan a conciencia, que le simporta un bledo la selección y que si hay anuncios de por medio, ellos gustosos le entrarán al negocio porque es ahora o nunca. Después vienen la decepción del TRI, que en caso de pasar se traduce a dos posibilidades: que lo goleén en su grupo (como en el 78 en Argentina) o bien, que no pasemos -una vez más- al quinto partido.

Pero nada de eso en el fondo será importante. Si la selección de nuestros aguerridos dizque profesionales pasa al Mundial, entonces lo que sigue será: "buscar una preparación a fondo para hacer un gran papel y olvidar el bache en el que caímos". A la larga nos pasará lo de siempre. Seremos eliminados y no se cumplirá "el ya nos toca", porque no nos puede tocar nada bueno si no trabajamos por ello. El mexicano cree que por estar en una situación así, pues por casi justicia divina nos debería tocar ganar. Y si no nos toca saldremos con una de las frases más lamentables que le he conocido a la respetable afición: "sí se puede". Es un grito de apoyo lamentable. Parece ser que tantas veces no se ha podido que ahora sí se debe poder. Me da enorme tristeza.

El asunto aquí se reduce a nuestra mexicanidad, que añoramos ver al TRI en el Mundial, lo que desatará que muchos aficionados de hueso colorado viajen a Brasil para ver al equipo de Vucetich (¿así se apellida?) y soñar con un título que está lejos, muy lejos de poderlo obtener. Ya veremos hablar, si pasa la selección este trago amargo, a propios y extraños indicando lo que tendría que hacer el director técnico, pues como me dijo el buen amigo Sergio Jurado: "en el alma de todo mexicano hay un director técnico de la selección".

Y si pasamos, saldrá la vendimia de las nuevas camisetas. Olvidemos las anteriores. Serán con colores que reflejen a nuestra nueva selección, la verdadera, la ganadora, la que se impone a los fracasos, y ya iremos a comprarlas para ponérnoslas cuando juegue el tricolor en el Mundial. Y nos venderán los propios jugadores desde sandwiches hechos con pan Bimbo hasta tarjetas de crédito, aunque en el fondo no sepan articular dos palabras. Y todos estaremos felices hasta que nos eliminen del mundial, asunto que dirimirán los medios y los mil y un artículos de fondo de los periodistas especializados, que explicarán por qué nos quedamos en el camino.

Esto lo escribo antes de saber el resultado de este partido clave para la selección tricolor. Acuérdense de mí si la selección logra clasificar al mundial. Que conste.

5 comments:

Pako TwoNine said...

Amigo, Profe Morsa. Completamente de acuerdo, sin embargo, en costa rica no nos odian, incluso conoci a taxitas donde su mas grande sueño de vida es venir a mexico al estadio azteca y ver un partido de la selccion, hasta no les crei y me enseñaron un celular con el fondo de pantalla con el logotipo de la seleccion. Seguramente lo que si pasa, es que deportivamente siempre es bueno ganar. Saludos!

emiliano said...

Morsa es obvio que van a ir al mundial, porque es un muy buen negocio, y la mayoria de poblacion son muy simples y se alegran por ver al tri por 4 partidos. Si no van claro que abria repercusiones sociales, quitale a los monos/as sus bananas y veras como se arrojan las heces

Anny chen said...

El fútbol es la búsqueda de mi vida
Creo que es el mejor deporte del mundo

Alina Lucía said...

México cuenta con un equipo de fútbol muy fuerte;
Entrenados muchos jugadores famosos;
Por ejemplo: "CHICHARITD"

Morsa said...

pues será un equipo muy fuerte que jamás pasa al quinto partido.