Tuesday, October 22, 2013

Sobre la enseñanza/aprendizaje


En estos días he tenido que ir a un curso de inducción de profesores, en la Universidad Iberoamericana. Es un requisito obligatorio para todos los profesores y consta de cuatro sesiones de tres horas, además de un examen final sobre el tema. Empezamos el lunes pasado y lo da una pedagoga, egresada de la Ibero. El curso trata de algo que llaman "competencias" y quiere decir que los profesores deben buscar estimular ciertas competencias en los alumnos, es decir, ciertas habilidades, actitudes, valores y conocimiento.

La realidad es que cuando empiezo a ver a los pedagogos y didactas hablar del tema, me doy cuenta que han hehco una ciencia de algo que no tiene mayor chiste, después de que tenemos cientos de años con la enseñanza tradicional: un aula con alumnos, pizarrón y profesor. Los métodos de la pedagogía buscan, supongo, que entendamos cómo entendemos y que aprendamos a aprender. Es evidente que hay mucho por investigar teóricamente, por ejemplo, en lo que significa el aprendizaje, pero la realidad es que para todo fin práctico, muchas veces tanta teoría sale sobrando.

En mi opinión, la enseñanza tiene ya dicho la mayoría de lo que tiene que decir y se puede observar en cualquier salón de clases. Hay alumnos que no les interesa la asignatura que uno da. Otros están muy interesados y unos más tienen relativo interés y finalmente lo que quieren es pasar la materia y listo, a otra cosa.

Y teorías pueden ir y venir. Se pueden hacer planes para mostrar los materiales a aprender de maneras más atractivas, más bonitas, y más si se usa la tecnología actual: multimedia, internet, etcétera. Sin embargo, hay un punto evidente: si no se involucra al alumno con el aprendizaje simplemente no va a aprender nada, no importa de qué manera se le presente la información que queremos que aprenda. Y eso no significa que no se intente presentar el material educativo de maneras atractivas, pero es evidente que eso es lo de menos. Quien quiere aprender, pues se tendrá que sumergir en libros muchas veces, sin ninguna ayuda multimedia, para aprender lo que tienen que aprender.

El problema es motivarlos a aprender algo. La realidad es que no tiene sentido enseñarle a alguien algo que no le interesa aprender. Y muchos alumnos piensan que muchas asignaturas no tienen mayor sentido hasta que de pronto ven la necesidad de saberla. Pero como en muchos casos las asignaturas no explican por qué se dan ni para qué temas en el futuro, los alumnos pasan a duras penas estas materias y cuando se presentan en las que hay que usar lo aprendido, padecen de nuevo, pues tienen que aprender lo que pasaron por alto y que ahora es una necesidad. Pienso que hay asignaturas áridas por naturaleza. No hay camino fácil al dinero, a la geometría ni al aprendizaje. Quien quiera aprender debe esforzarse y es condición casi sin equanon para que se dé el aprendizaje.

Hoy en día pareciera que el mundo light también tiene que serlo en la enseñanza/aprendizaje. Si damos clases en donde hay que pensar, en donde se exige la concentración de los alumnos, pues somos probablemente malos profesores. Pero es que pareciera que se nos ha prohibido, como maestros, hacer que los alumnos se esfuercen. Pareciera que todo debe dárseles "peladito y en la boca" para que lo entiendan. Hacer un esfuerzo es algo que debe dejarse siempre para mejor ocasión y además, los alumnos ya se sienten en muchos casos con la idea de que merecen la mejor calificación simplemente porque van a clases.

Yo creo que en general no hay aprendizaje si no hay esfuerzo. Pero para ello hay que trabajar duro, sentarse y poner en el escritorio el material por aprender y usar horas de la vida estudiando, haciendo ejercicios, poniendo a trabajar la mente, la cual hoy en día se distare con cuanta cosa hay en el derredor, incluyendo la red Internet. La enseñanza de un tema y el aprendizaje del mismo no se da solamente en el salón de clases, sino después de la sesión, en donde el alumno debería aplicarse por ver el material analizado y sacar sus propias conclusiones, pero bueno, esto es lo ideal. La realidad es que entre que los alumnos parecieran tener el control sobre las escuelas, sobre todo si son privadas, en donde parece un lujo que se pongan a trabajar, lo único que obtenemos como resultado son alumnos mediocres, que saben poco en la enorme cantidad de horas que pasan en las aulas.

Este problema, en mi opinión, se puede resolver leyendo la frase de Benjamín Franklin: "Si me lo dices, lo olvido; si me lo enseñas, lo recuerdo; si me involucras, lo aprendo".

10 comments:

Adan Olguin said...

Concuerdo absolutamente contigo, estimado Manuel, y en todo este estira y afloja por la excelencia académica se olvida el inmenso valor del autodidactismo y se pondera exageradamente el casi nulo de las evaluaciones uniformes para procesos de enseñanza-aprendizaje diferentes, dispares.

The Zeruz said...

Cierta ocasión, al inicio del semestre, el profesor que nos estaba enseñando microprocesadores nos comentó lo siguiente:

"Hay tres formas de que aprendan a programar: Que tengan aptitudes naturales para entender lo que es programar, que tengan un auténtico interés por la programación y que repitan ejercicios hasta que se les quede en la mente. Desafortunadamente para casi todos ustedes, la tercera opción es la única y para los pocos que caben en la primera y segunda opción, aún así tendrán que practicar los problemas que les pondré."

A lo que iba es que la práctica constante te permitirá aprender y a la larga entender conceptos complejos que al inicio siquiera se entendían. El problema es que actualmente esta práctica es vista como algo tedioso que lleva solamente a perder el tiempo.

Hoy en día cualquier plan que ofrezca recompensas inmediatas es aceptado por muchas escuelas. Si el elumno halla interés en cierto tema seguirá profundizando en él, ¿pero qué hay del resto? un misterio.

Problema complejo es el de la educación. Al final no le puedes enseñar de la misma forma a todo mundo.

Saludos.

biani said...

En mi experiencia particular siento que soy a pesar de y lo sigo siendo.


Desde que recuerdo siempre me ha interesado el por que y el como de las cosas, quería sujetarme a algo solido y no hacer solo esfuerzo en memorizar las lecciones.

derivado de esa inquietud siempre fui lento en mi avance y por consiguiente siempre tuve malas calificaciones, hasta que me enfrente a lo duro de la universidad y tuve que estudiar por mi cuenta, desde entonces logre mucho mas.

en ese sentido creo que la escuela me estorbo hasta la preparatoria.


la educación se esfuerza por ser de calidad en términos administrativos mas no en términos de competencias, no todos tienen aptitudes similares.

Guillermo said...

El método educativo de Sugata Mitra, y que ha implementado con mucho exito el maestro Sergio Juarez Correa en la humilde escuela José Urbina López de Tamaulipas, ha tenido resultados sorprendentes, todos los niños del grupo obtuvieron los primeros lugares en Matematicas en la prueba Enlace, (incluida la niña Paloma Noyola mencionada en la revista Wired como la proxima Steve Jobs). El merito total es de este maestro joven que se atrevio a desafiar los metodos tradicionales de la SEP y copio el metodo del cientifico Hindu. Ojala, que muchos maestros del pais se contagien y empiecen a utilizar este metodo, que si funciona y ya se ha adoptado en varios paises pobres. El metodo es simple: 1) Una computadora con Internet, 2) Hacer las preguntas correctas a los niños. 3) Sentarse a admirar . (la busqueda de la solucion por parte de los niños).

El Cid said...

A partir de este nuevo "enfoque por competencias" mi pregunta es: ¿Qué tiene que ver eso con la búsqueda de la verdad y de la felicidad con el ser humano? ¿De verdad se enseña eso a los alumnos?

Creo que como mencionaban otros comentarios, la vocación es algo primordial en el asunto de aprendizaje. Una persona solo va a aprender aquello que le interese, que le guste y por inercia seguirá especializándose más y más en eso, porque en vez verlo como una carga, lo verá como algo placentero.

Me parece que últimamente las tendencias educativas (al menos en México) no están causando una revolución, si no más bien parece que son parches sobre parches.

Morsa said...

No estoy de acuerdo contigo en su totalidad, Cid. Un alumno no sabe por qué tiene quew estudiar cuatro semestres de cálculo diferencial e integral. No todo lo que se estudia te gusta y hay materias áridas que si pudieses, las ignorarías, pero no se puede. En ocasiones tienes que prepararte para precisamente, atacar el tema que te gusta con las herramientas adecuadas.

Te pondré uns símil: te gusta el arreglar cosas en tu casa y usas un cuchillo como desarmador, quizás porque nunca has visto las herramientas apropiadas. Cuando las ves, te das cuenta de su utilidad y te asombra que usabas antes un cuchillo. Y perdón por lo trivial del ejemplo.

Shalim said...

Yo diría que, salvo unas cuantas carreras técnicas, la mayor parte de la educación en México es un desperdicio serio de tiempo y recursos.

Por ejemplo, puedes conocer de memoria las leyes de la termodinámica, pero no resolver un problema mecánico con tu automóvil.
Puedes decir sin vacilar la función de las mitocondrias en las células, pero no saber dar RCP.

La educación se llenó de académicos que les encanta acariciarse sus conocimientos de texto. Pero eso sólo sirve a quienes aspiran a lo mismo, es decir, a quienes serán maestros saturando de conocimiento impráctico a desinteresados alumnos.

Y cuando salen muy felices con su título, los alumnos se dan cuenta de que el mundo real es una cosa muy diferente a su "escuelita".

Unknown said...

Creo que son tan superficiales como desatinados tus opiniones sobre la enseñanza y el aprendizaje.

El tema de la educacion por competencias es muy controversial, incluso hay autores que las rechazan por considerarlas una imposicion desde europa que allana el camino para la uniformación de los profesionales y sus caracteristicas, en detrimento de la individualidad y la originalidad (ver el proceso de bolonia y su ampliacion a lationamerica).

Mucho del esfuerzo que se realiza en pedagogia y en psicologia de la educacion busca conocer a profundidad los procesos de aprendizaje. Esto en terminos practicos repercute en cosas como el aprendizaje estrategico o el concepto de aprendizaje significativo, que implica una participacion comprometida y activa de parte del estudiante.

Otro fin que se persigue es el de apoyar en el aprendizaje de los que se salen de la "norma": gente con discapacidad mental o física, o que estudia en ambientes formales despues de los 30 o 40 años, que estudia mientras trabaja, que estudia contenidos por internet en instituciones en otros estados o paises, etc.: no todo el aprendizaje formal ocurre en aulas con pizarron y profesores.

Si se dice que "la enseñanza tiene ya dicho la mayoría de lo que tiene que decir y se puede observar en cualquier salón de clase", entonces se han abierto muy poco los ojos. Uno puede observar la conducta de los alumnos, pero las inferencias pueden ser inexactas e imprecisas. Existen numerosos factores en el alumno, el profesor, y el ambiente de enseñanza que influyen en el aprendizaje. Por ejemplo, ¿Que hay de los conocimientos previos de los alumnos y como alteran la forma de aprender lo nuevo? O bien ¿Que tal si un alumno no le gusta aprender una materia no por el contenido en si mismo, sino por aspectos grupales como una dinamica de grupo que lo excluye o lo ataca? No todo es el "interes", e incluso este mismo es producto de multiples factores.

Ojo, que no digo que los maestros deben de remendar lo mal zurcido con anterioridad, pero para ello hay profesionales que pueden trabajar en conjunto para mejorar.

Tampoco se trata de hacer complicadas las cosas para regodearse en lodos teoricos y conceptuales, se trata de cosas mas trascendentes. Muchos aprendimos de ciencias naturales en la primaria con el metodo tradicional memoristico, ¿Cuanto podemos recordar y comprender de todo eso? Muchos aprendimos a leer y a escribir con los metodos tradicionales, pero nuestra comprension lectora (de lo poco que leemos) es escasa o nula, y nuestra produccion de textos escritos es desordenada, incompleta y muy pobre. Actualmente existen formas de enseñar a leer y a escribir que fomentan de forma tremenda el desarrollo de estas dos habilidades, gracias a los conocimientos descubiertos en psicologia y pedagogia

Y bueno, es una pena que no hicieras un esfuerzo por conocer este mundo tan interesante. Despues de todo, ¿que es un profesor que desconoce aun lo básico sobre como aprendemos y como enseñar?

Es curioso e ironico, pero tal parece que a los profesionales de la educacion, a los encargados de enseñar (maestros) no se les puede señalar por desconocer lo básico en enseñanza y aprendizaje.

Por que, claro, "muchas veces tanta teoría sale sobrando".

Exactamente.

Morsa said...

me llama la atención unkonown, que no te atrevas a poner tu nombre en lo que escribes. No entiendo a cuenta de qué el anonimato.

Mira, a mí, antes de hablarme de teoría de enseñanza/aprendizaje, te sugiero vayas a un salón de clases. No tiene mayor chiste enseñar y que los alumnos aprendan. Lo principal es que si no hay interés por aprender, nada se puede hacer.

Hay modas en todo esto. Por temporadas salen a decir que la memorización no debe hacerse, pero todo depende. ¿A poco piensas que no hay que memorizar las tablas de multiplicra, por ejemplo? ¿A poco hay que racionalizar este conocimiento cada vez que tengo que hacer una multiplicación? Eso es absurdo y por ello, la memorización es importante.

Desde luego que muchas cosas hay que entenderlas y no memorizarlas, pero es claro que los profesionales, en muchísimos campos, tienen que memorizar muchas cosas. Los físicos aprendemos las leyes de la mecánica, las de la termodinámica, etc. Las memorizamos porque es útil y no porque sea un conocimiento que no sirva para nada. Los médicos tienen que memorizar la estructura del cuerpo, y seguramente muchos de ellos se saben al dedillo los músculos y huesos de las partes del cuerpo. Así pasa con muchas cosas.

La idea de las competencias, de donde venga, me parece que ni siquiera se puede sustentar. Mira, la UNAM no usa ese ridículo sistema y de ahí, te recuerdo, salen los mejores profesionistas del país y por mucho. ¿La razón? La exigencia. ¿Quieres hacer una carrera en la UNAM? Pues se te va a exigir. No todo lo que estudias te va a gustar, pero seguramente tendrás que aprenderlo. Es retefácil la enseñanza.

Ahota bien, si quieres tratar a los alumnos -como en algunas universidades privadas- como clientes de un negocio y no como lo que son, alumnos que van a aprender, pues entonces invéntate todas las teorías que quieras. En mi opinión, salen sobrando.

Nadie da clases proponiendo el esquema de competencias. No le digo a mis hijos: hoy les enseñaré el concepto de honestidad, basándome en competencias. Eso es una tontería. Se enseña con el ejemplo, actuando como debe actuarse, no proponiendo estos caminos burocráticos que en el fondo solamente cumplen precisamente una función burocrática. No va a cambiar nada en la educación así. Los alumnos no aprenden cuando no se les exige, cuando se les trata como si fuesen buenos clientes que pagan mucho dinero por supuestamente una buena educación. llevo muchos años dando clases y por muchos años fui alumno. Entiendo lo que cuesta aprender y no tiene nada que ver con estos rollos conceptuales que aplauden los académicos pero que en la práctica no sirven para nada.

Anny Chen said...

Una buena planificación de su propio aprendizaje
Creo que la gente siempre quiere seguir aprendiendo!
camisetas de futbol baratas