Tuesday, March 04, 2014

Los "éxitos" de los mexicanos (en el extranjero)


El mexicano es tercermundista no sólo por vivir en un país como en el que nos tocó vivir. Lo es por sus manifestaciones públicas que en muchos aspectos son lamentables por decir lo menos. Por ejemplo, cuando el "Toro" Valenzuela, jugaba béisbol en los Estados Unidos, los medios mexicanos transmitían las hazañas de nuestro connacional. Cuando Hugo Sánchez metía no sé cuántas decenas de goles en España, los medios transmitían los partidos del futbolista. Si un mexicano gana una medalla en una Olimpiada se convierte automáticamente en héroe nacional. Y todo esto ocurre porque tenemos pocos héroes. Con este mismo criterio, cuando jugamos contra un equipo de futbol superior al nuestro entonces el "respetable", el público pues, corea el "¡sí se puede!" que francamente me parece muy triste, muy tercermundista.

Y hablo de esto porque el domingo pasado fue la entrega del Óscar, el máximo galardón que entrega la cinematografía en los Estados Unidos. Como estamos ya acostumbrados, el imperio nos invade sin necesidad de armas. Los medios electrónicos se hacen eco de esta transmisión y los mexicanos tienen entonces acceso a la misma, para poder ver a los ganadores, a los que no ganaron (Hola señor DiCaprio) y además, a todo el show que presentan.

Para muchos, fue la gran noche mexicana, pues Cuarón, el chivo Lubezky y Lupita Nyong'o, recibieron la estatuilla. Cabe señalar que Lupita nació en México, aunque se haya criado en Kenia, que Alfonso Cuarón, como Lubezky, viven, duermen, trabajan y sueñan en el extranjero. Vamos, que aquí el país no apoyó a estos personajes en nada. No hubo dinero del país para que se hiciese Gravity, por ejemplo. De la jovencita morena, es claro que lo único que tiene de mexicana es que nació aquí. Por lo demás, vivió siempre fuera del país y por ende, no veo que haya habido un aporte real de la mexicanidad.

Mi punto es que bajémosle a estas fiestas mediáticas por el triunfo de los mexicanos. No hay tal. No ganaron los mexicanos, no. Ganaron personas que trabajan en otro país, que les pagan fuera de México y que además, no recibieron ni un peso de nuestro tricolor país para que ellos hiciesen su trabajo de tal manera que fuesen susceptibles de ganarse un premio de esta naturaleza.

Esto me recuerda una anécdota de Bobby Fischer, cuando en una ocasión un millonario le ofreció patrocinar su carrera ajedrecística. "Lo único que pido", le dijo el millonario, "es que digas que yo te ayudé cuando ganes en algún torneo". Bobby montó en cólera. Le dijo al millonario en cuestión, de manera áspera: "Cuando yo gano lo hago por mí mismo". Y desde luego, nunca se concretó la ayuda para el genio norteamericano del ajedrez. Y esto es precisamente lo que pasa con estos premios a los mexicanos en cuestión.

Yo felicito a Cuarón, a Lubezky por qué no, a la keniana Lupita Nyong'o a título personal, por su logro, pero que es totalmente independiente de lo que los medios han hecho creer, que estamos ante unos premios otorgados a nuestros connacionales. A mí me gustaría que las autoridades de este país, o los medios, o ambos, pasaran la transmisión del Ariel con el mismo ímpetu que pasan la entrega de los Óscares. Pero seamos francos, ¿a quién le interesan estos premios nacionales? Parece que a nadie.

10 comments:

Los Hustecos del Pacifico said...

Yo creo Morsa, que el gobierno mexicano si ayudaron a Cuarón y a el Chivo a sobresalir.... simplemente no les dieron apoyo, y los obligaron a salir del país.... :V

Morsa said...

con esa argumentación entonces digamos: Gracias, México!

Malopezmx said...

Querido Morsa, igual que cuando discrepo, esta vez debo decir que concuerdo completamente contigo. Vi la ceremonia a retazos por el canal 7 y se me hacía muy chocante el patrioterismo ramplón de los comentaristas. Me dio pena ajena su "orgullo ajeno" por unos triunfos personales en los que México como país no tuvo nada que ver.

Sylvain said...

Cierto, estos festejos chovinistas son ligeramente ridículos. Me recuerda el Premio Nobel otorgado a Mario Molina, en 1995. Todos en le UNAM, muy orgullosos. Vale pues, pero ¡hey! Mario Molina tiene es estadounidense, y trabaja en Boston... No, Boston no está en México.
Ni modo pues, valió la pena festejar.

Enrique said...

Difiero en algunas partes de tu post

Finalmente Cuaron y el "chivo" son mexicanos, siguen en contacto con nuestro pais y cultura y por lo tanto nos representan.

Y nos representan en el sentido que dan una imagen, correcta o no, de Mexico y los mexicanos

Si hubiera, por ejemplo, en vez de 1 Mario Molina 40 o 50, todos ellos hechos premios nobel en el extranjero, pero mexicanos de formacion inicial. No crees que se tendria una imagen diferente de nosotros en las universidades? Nos buscarian mas, habria programas especificos para mexicanos, etc

Entonces si, esos oscares son un triunfo que nos afecta y del cual deberiamos de estar contentos como mexicanos

El Cid said...

Creo que este tipo de actos obedecen al triste e histórico complejo de inferioridad de la sociedad Mexicana hacia los extranjeros.

Como bien dices, aquí en México nosotros ya tenemos nuestro máximo premio a la cinematografía Mexicana, los Ariel. Pero como estamos tan "lobotomizados" le damos más importancia a los premios oscar simplemente por el hecho de venir de gringolandia, y también por que sus películas inundan prácticamente la totalidad de las salas de cine; haciéndonos más familiarizados hacia cine y a sus actores.

La verdad hay películas gringas que históricamente han tenido muy buenos argumentos -que es para mí lo que se debe de apreciar en una peli-. Basándonos en esto, también en México hemos hecho películas tan buenas como las gringas. Pero aveces, ni siquiera sabemos de su existencia.

En fin, hay mucha tela de donde cortar respecto a este tipo de temas.

Creo que nuestra sociedad debe reconocer a los mexicanos que triunfan afuera. Pero sin hacer fiestas, ni adjudicarse triunfos ajenos -clásico del político de turno- a un trabajo que representa al final un logro individual.

Kalosi Celebes. said...

Mucho Nacionalismo, y creo que en el caso especifico de gravity era una película que hablaba un poco de tecnología y ciencia. No habla de mexicanos en el extranjero, ni de nacionalistas, simplemente habla de un trabajo arduo y conjunto.

Más trabajo y menos nacionalismo.No cometamos el mismo error de los chinos e Hindués fanatizados con sus naciones esclavizadas por ellos mismos.

José María Leyva Cajeme said...

Les dio bastante a los mexinacos por alabar a Cuarón y a “La chiva” Lubezky por sus "oscars", pero uno es seguro español americano o “criollo” y el otro es judío, de la elite blanca, no de la perrada mestiza e mulata que es la mayoría, pa’ mi que los de la racilla mexinaca no tuvieron en realidad nada qué festejar.

Y aunque no le guste lo que digo, ya que no puso mi anterior comentario sobre este asunto, me pareció muy bien que Lupita Nyongo haya sido anunciada como keniana, según un noticiero, e que, incluso, he leído notas en la internet de que no quiso compartir su oscar con la mexinacada, que en realidad odia a los negros, pues como le dije por ejemplo yo vide a un mexinaco (prieto y que no estaba en posición de hacerlo) bajarse de un coche sólo para mentarle su madre a un negro que estaba parado en una calle, y como eso he visto más ejemplos, no es desde luego un hecho aislado lo de la discriminación al negro, desde que iba en la Vocacional ya había una negrita en mi colegio a la que le gritaban de cosas a coro por los pasillos de la escuela, o he visto que les digan de cosas a negros que he mirado en el metro.

José María Leyva Cajeme said...

Nota: el compa que le mentó su madre a un negro iba con otros en un carro, e se detuvieron para que uno pudiese bajarse a cometer la dicha agresión.

larokaakapulkito said...

Héctor

Hola Morsa,

Despues de leer este post en tu blog, me gustaría comentar algunos aspectos sobre el mismo. Yo radico en el extranjero desde hace mas de 7 años, durante ese tiempo he notado con tristeza mucho de lo que mencionas, en cuánto a que a México se le tiene con la etiqueta de pais tercermundista, cuando en mi opinión muy personal podriamos estar a la altura de cualquier pais del primer mundo.

En tu post te refieres a los mexicanos que han truinfado en el extranjero o lo estan haciendo, como los connacionales que citaste previamente. En lo personal me declaro fan de Cuarón el cuál para mi es uno de los directores de Cine con mayor vision y futuro en dicha industria.

Por otro lado, coincido contigo en cuanto a como la media maneja el éxito de los mexicanos en el extranjero, el cual a mi parecer esta muy mal manejado, ya que solo se le da difusion a muy pocos de tantos compatriotas que logran descar fuera del territorio Nacional, como por ejemplo a los atletas paraolimpicos, los cuales generalmente ganan mas medallas en las Olimpiadas que los atletas que no padecen de ninguna discapacidad. Por nombrar solo un caso como este de tantos que existen y que por obvias razones la media no dirige sus reflectores hacia ellos, puesto que no generan el mismo negocio...que un gol del chicharito en Real Madrid!

Concluyo mi comentario, diciendo que el problema y la raiz de todo esta situación. Tendra cambios, cuando los mexicanos empezemos a ver los triunfos como indivuos propios sean en nuestro territorio o fuera de el y dejar de colgarnos de los que otros realizan, en esté caso en el extranjero.

Gracias.

Feliz inicio de semana.

Saludos cordiales.

Héctor V.