Sunday, June 21, 2015

¿Por qué México nunca será campeón mundial en futbol?


Hace un par de días vi parte del partido en el que México perdió ante Ecuador, en la Copa América, que se lleva a cabo en Chile en estos momentos, y aunque era de esperarse un fracaso más de la Selección tricolor, sobre todo porque parece ser que el "piojo" llevó a una serie de seleccionados "B", que no son nuestra selección mayor. Cabe decir que no sólo no calificamos, sino que quedamos en el último lugar del grupo que le tocó.

Pero más allá de eso, remontémonos al pasado y veamos ¿cuándo México ha tenido una actuación sobresaliente en una Copa Mundial, el máximo evento del futbol en el planeta? Respuesta: Nunca. ¿Cuántas veces hemos pasado al quinto partido? Respuesta: Nunca. ¿Hay algún otro equipo de la CONCACAF que haya logrado esto? Respuesta: Sí: Costa Rica y los Estados Unidos. ¿Los Estados Unidos? Respuesta: Sí, los cuales hay que decirlo, acaban de ganarle a Alemania y a Holanda, nada más para que vean de qué están hechos.

¿Por qué México, con mucha más tradición que los Estados Unidos, no puede hacer un papel decoroso en una Copa Mundial? Respuesta: Simple, porque a la FEMEXFUT no le interesa en lo más mínimo si México hace un buen papel o no. Simplemente por calificar a la Copa Mundial, esta Federación, que es un pingüe negocio de unos pocos, se llevan, de utilidades, unos 100 millones de dólares. De ahí que la urgencia siempre sea calificar al mundial, pero no más, porque así como estamos, exhibiendo esta mediocridad lamentable, sacan los directivos de la federación respectiva, una minita de oro.

Pero ¿Por qué pasa esto? Simple: porque el negocio funciona así y funciona muy bien. No hay necesidad de esforzarse ni un poquito más. Pero claro, lo que sí hay que hacer es incentivar al respetable para que se crea que el Tri tiene posibilidades. El Piojo Herrera por ejemplo, se la pasó diciendo que seríamos campeones mundiales, pero Holanda (aunque no haya sido penal), nos sacó de la justa mundialista. Ahora viene la Copa de Oro y seguramente el motivador Herrera saldrá en que ganaremos este evento porque llevaremos al trabuco de selección que tenemos. Pero puedo ya decirles de antemano que México no ganará dicha Copa, y si califica a la siguiente etapa será ya demasiado. Y entonces el respetable y los medios, pondrán al finísimo personaje que es Miguel Herrera en la picota con el subsecuente despido del mismo, pues ya no dio el ancho, (aunque nunca lo dio), y se buscará un nuevo DT que sea la nueva esperanza de un México ansioso de ganar una copa del mundo o al menos, pasar al maldito quinto partido, que no se nos da.

¿Por qué otros países, por ejemplo los Estados Unidos, si han llegado al quinto partido y ahora son el "gigante" de la CONCACAF? Fácil: porque ellos sí trabajan, porque ellos no son divas, porque ellos de ser malísimos han llegado al punto en que las selecciones mexicanas simplemente no pueden ganarles desde hace años. Y lo mismo puede decirse de otras selecciones que tienen mucha menos tradición pero que trabajan en serio. Aquí, en la tranquilidad de que ganan muy bien nuestros futbolistas, nadie se esfuerza. Porque ¿como para qué? se deben preguntar.

México nunca ganará ninguna copa mundial. De esto estoy seguro. Y no ganará porque no se trabaja, porque padecemos de todos los defectos de un país que hace muchas cosas mediocremente. Los federativos saben que cada cuatro años se olvida el fracaso anterior, se renovará la esperanza y entonces viene la vendimia de camisetas, y los contratos de las empresas para anunciar todo tipo de consumibles. Y las grandes compañías se declararán patrocinadores de la nueva selección, que ahora sí, será la campeona mundial. Y mientras haya todo este circo, seguiremos llorando nuestras miserias.

El mexicano tiene creencias arraigadas, como el hecho de la "justicia divina", la cual dice casi a la letra "que ya nos toca ser campeones". ¿Nos toca por...? ¿Nomás porque nunca nos ha tocado y ya no los merecemos? Eso pensamos, pero llega la realidad y nos da en el rostro con toda su crudeza. No, no seremos campeones jamás por muchas razones pero la más importante es porque nos gana nuestro tercermundismo, nuestro "sí se puede" (una de las frases más lamentables que he escuchado). Por eso están las cosas así y no hay quien las cambie de verdad. Por eso este país no sirve.

No comments: