Thursday, December 24, 2015

Los absurdos costos de lo que hace el gobierno


El 19 de diciembre pasado, unas escaleras de la estación del Metro Nativitas, se vencieron y se desplomaron, causando que tres personas quedaran lesionadas. Aparentemente la realidad está alcanzando a uno de los servicios más importantes en la ciudad de México, el Metro, que a pesar de que el gobierno local subió la cuota un 66 por ciento, muestra deficiencias una vez sí y otra también. El año pasado tuvieron que detener prácticamente la línea dorada, la línea 12, porque las vías estaban desajustadas, porque el trabajo ingenieril se había hecho con las patas, etcétera, lo de siempre pues: corrupción, ganas de figurar por parte del gobernador Marcelo Ebrard en ese tiempo, que ¿cómo se iba a ir del puesto sin inaugurar tan magnífica obra?

La cuestión es que ante el desplome de las escaleras, El director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Jorge Gaviño, informó que la reparación de 42 escaleras fijas de la Línea 2 costará alrededor de 5 millones de pesos, lo cual incluye la que se desplomó el sábado pasado en la estación Nativitas, de acuerdo a este sitio.

Hagamos un cálculo: 5 millones de pesos entre 42 escaleras... Mhhh, más o menos 120 mil pesos por cada una de ellas. Pero Gaviño indica: "“Aproximadamente vamos a gastar cinco millones de pesos en las escaleras, más o menos son 350 mil pesos en la escalera nueva y en la reestructuración de cada una de ellas, unos 150 mil pesos, más o menos 5 millones de pesos”."... Achis, ¿y esos 30 mil pesos más por escalera? ¿De dónde salieron? Porque 150,000 pesos por 42 escaleras no da 5 millones de pesos, sino 6,300,000 pesos. Es decir, un 26% más (los 1.3 millones de pesos), que quien sabe de dónde los sacó el funcionario.

Yo podría entender que las escaleras se venzan. Podría entender que los materiales envejecen y que ante la falta de mantenimiento, que es la evidente realidad de lo que pasó en Nativitas, pues las escaleras no soporten el peso de los usuarios del Metro y que ocurran entonces este tipo de accidentes, pero la realidad es que para las cuentas que hace el responsable del Metro, pues como que no se puede equivocar por ese margen. Vamos, si me dijera que cada escalera saldrá poco menos de 120 mil pesos, en números cerrados, ya sería suficiente y además, estaría de acuerdo con la más simples matemáticas del caso, pero no, hay ahí un sobrante del 26% que ya me puso a pensar, ¿quién se lo va a llevar?

Pero hay más: ¿Una escalera del Metro cuesta 150 mil pesos? ¿Es en serio? ¿Nadie ha pensado en pedir otro presupuesto? Porque miren, cuando a principios de noviembre del 2014 incendiaron una estación del metrobús cerca de la UNAM, el gobierno salió con que el costo de lo que es un largo pasillo para esperar el autobús en cuestión, costaría 13 millones de pesos... Pues ni una casa de relativo lujo cuesta eso. Todas estas cuentas son muy sospechosas y como vivimos en este mundo del sospechosismo de Creel (el idiota panista que inventó el término), entonces pues no podemos pensar que las cosas se hagan bien y con transparencia.

A mí me gustaría ver al infame funcionario del Metro a que saliera a aclarar esas cifras que a mí no me checan. Hay algo podrido en Dinamarca, digo, en la ciudad de México.

No comments: