Saturday, March 19, 2016

El incidente en la partida Aronian-Nakamura



Desde el 10 de marzo se está jugando el Torneo de Candidatos. El ganador enfrentará a Magnus Carlsen en noviembre. Es una competencia muy dura, entre 8 jugadores de casi igualdad de fuerzas. ¿Quién ganará? probablemente quien pueda estar más en forma, perder pocas partidas y tener la suerte de hacer un +3 o +4, es decir, ganar 3 o 4 partidas más de las que pueda perder.

Por el momento Sergey Karjakin y Levon Aronian han logrado 4 puntos de 7, seguido de Anand, que lleva 3.5 puntos. Claramente el "tigre de Madrás" sigue en la intención de conseguir su pase para disputar el título a Carlsen, con quien lo perdió y con quien no pudo recuperar. Vamos a ver si Vishy logra hacer la hazaña.

Pero mientras esto sucede, en la sexta ronda del torneo de candidatos se presentó un curioso acontecimiento: En la partida Aronian - Nakamura, el norteamericano de origen japonés, de pronto tocó su rey pero se percató que su jugada posiblemente ya era perdedora. El rey lo tocó más tiempo que el que se podría pensar se requeriría para decir "compongo", cosa que se dice cuando una pieza no está en su casilla bien puesta. Pues bien, Nakamura se le ocurrió decir "compongo" pero Aronian reclamó al juez y éste le obligó a Nakamura a mover el rey, lo que le reportó una rápida derrota en una posición que quizás pudo haber salvado, como indican algunos analistas, aunque hallan trucos difíciles de ver en el momento de la partida viva, como en el caso de un recurso de ahogado.

Este es el video:


Nakamura entonces decidió, al caer derrotado, no presentarse a la conferencia de prensa y la organización le ha quitado un 10% del premio que logre alcanzar por violar el contrato que firmó con la organización del torneo. En una entrevista el día de hoy, Nakamura dijo que él no tiene problemas con las reglas y que le apena que Aronian se haya tomado personal el asunto. Para Nakamura todo el incidente no es "big deal", es decir, no le da importancia.

Pienso que no se trata de hacer un gran escándalo por lo que pasó, pero queda claro que un gran maestro del nivel de Nakamura no puede andar tocando las piezas para después decir "compongo" en su defensa. Vamos, como que no va en un profesional de su categoría. De hecho, ya Nakamura tuvo un problema similar en un match para clasificarse en la Copa Mundial contra Nepómniaschi pues el norteamericano -para enrocarse- primero movió la torre y después el rey. Nepo no reclamó, aunque se quedó suspenso al respecto. Los jueces no dijeron nada y la partida la ganó el norteamericano. Entonces el ruso hizo una reclamación que ya fuer muy tarde.

Yo opino que el momento de reclamar es uno y después es absurdo hacerlo. También pienso que en partidas rápidas los ajedrecistas, por ahorrarse segundos en el reloj, son capaces de enrocarse como lo hizo Nakamura sin pensar que algo están haciendo mal. Cabe decir que ya a Nepo le pasó lo mismo con Karpov y tampoco reclamó en su momento.

Creo que hay que re-analizar el reglamento ajedrecístico y además, ver si los árbitros tienen derecho a interrumpir una partida cuando ellos hallan una irregularidad, sin tener que esperar a que los jugadores decidan. Pero ¿qué piensa el lector?

1 comment:

Jean said...

Parece obvio que Naka perdió la razón, por múltiples razones: presión del reloj, posición desfavorable (lo del posible empate lo veo bien complicado, aún con los 30 s. de tiempo adicional por jugada), demasiado Red Bull, etc.
La otra cosa es que en estos torneos de altísimo nivel, todo se graba. En el presente caso, no había nada que componer, se ve que el Rey estaba perfectamente ubicado y no tocaba las fronteras con casillas vecinas. De hecho, después de la supuesta re-ubicación, Naka lo deja en una posición fuera del centro...
Y pues el reglamento es el reglamento. El juez lo aplicó, y ya. Más allá del reglamento escrito, lo de abandonar sin felicitar al oponente (cosa que Nakamura aparentemente hizo en este partido), y lo de no presentarse a la conferencia de prensa sin razones de fuerza mayor son groserías que no tienen lugar en un juego de gentleman. La multa económica está justificada.