Friday, April 01, 2016

El Campeonato Nacional Abierto de ajedrez, ¿pérdidas? ¿boicot? ¿mentiras?


Terminó el Campeonato Nacional Abierto de Ajedrez, llevado en esta ocasión en Oaxtepec, Morelos. Este es es evento más importante en el calendario ajedrecístico de la Federación Nacional de Ajedrez (FENAMAC), aunque un torneo importantísimo es el Carlos Torre, que se lleva a cabo a fines de año en Mérida, Yucatábn, cuyo artifice es el Físico Alejandro Preve, que ya no está entre nosotros pero que le debemos mucho.

Para quienes fueron al torneo nacional abierto, parece ser que estuvo desangelado. Hubo la participación de los cubanos y de uno que otro extranjero más (alguien de Venezuela, me parece, otro del Salvador, el GM peruano Emilio Córdova), etcétera, pero mayoritariamente estuvo dominado por los cubanos. Los Grandes Maestros mexicanos no estuvieron: Juan Carlos González fue a Oaxtepec, peo parece iba comandando a una serie de niños desde Mérida. No jugó el torneo -cosa que extrañó a más de uno. Gilberto Hernández y José González viven -respectivamente- en San Luis, Argentina y España. Leon Hoyos vive (estudia) en Estados Unidos y el MI Roberto Martín del Campo jugó un torneo en North Carolina, que a todo esto ganó (haciendo una norma más de MI para su colección).

Para unos, el hecho de que haya faltado tanto jugador importante es porque se trató de un boicot después de las extrañas elecciones de la FENAMAC. Podría haber otras razones: muchas veces la FENAMAC le paga a los GMs mexicanos su boleto de avión para que vengan al Nacional Abierto. Quizás no hubo fondos. No lo sé. La situación es finalmente ésa, la que ocurrió.

Y lo que está claro es que los ajedrecistas no son indiferentes a las situaciones políticas del deporte mexicano y aunque como ajedrecistas no tenemos voz no voto (lo tienen las asociaciones registradas), pues tenemos que pensar que los votos para el ganador lo otorgaron más de la mitad de las asociaciones. Pero ya conté todo este caso irregular y eso ha levantado objeciones al nuevo presidente de la FENAMAC Mario Ramírez Barajas, que a todo esto, es vicepresidente honorario de la FIDE y que al momento de escribir esto, se encuentra en Moscú, en el congreso de la propia FIDE.

El asunto es que hay una percepción poco amigable para aceptar a Mario Ramírez Barajas así porque sí. Por una parte, el anterior presidente, Raúl Hernández, dejó un "cochinero", deudas sin pagar, jugadores a los que se les prometió por ejemplo, regresarles los viáticos después de alguna participación internacional y no les han dado nada. Problema del anterior presidente que probablemente tenga que asumir el nuevo.

Pero más allá de eso, y regresando al Nacional Abierto, mucha gente piensa que fue un fracaso. Me di a la tarea de ver si fue así o no. Para ello, saqué los datos de chess-results.com, donde se muestran todas las categorías del Nacional Abierto, por lo cual sabemos el total de jugadores. Para analizar el asunto de los premios, me basé en la convocatoria de la propia FENAMAC, que copié por si la quitan del sitio oficial -uno nunca sabe.

A continuación los datos analizados:


Dé click en la imagen para verla más grande


Notas:

(a) categoría
(b) número de participantes
(c) costo inscripción
(d) total recaudado
(e) total por entregar de acuerdo a la convocatoria (http://fenamac.org/2015/diciembre/04/Convocatoria%20Nacional%20Abierto%202016.pdf)
(f) diferencia: "+" a favor de la Fenamac; "-" en contra de la Fenamac

De acuerdo a la convocatoria, las categorías juveniles e infantiles recibieron para los lugares:

1o y 2o lugar: tablet, diploma personalizado y medalla (derecho a representar a México en el North America Youth Chess Championship, Canadá 2016, en donde la organización (¿Canadá?) paga alimentos y hospedaje... ¿Y el boleto de avión para el ganador juvenil (y un acompañante), apá? (seguro esos gastos corrrán por el padre del niño ganador), pero de eso no se dice nada. La organización tuvo pues que poner, para las 12 categorías, 24 tablets. No sé qué tipo de tablet hayan dado, pero supongamos que fueron HP de 7 pulgadas, que cuestan menos de 3000 pesos. El total de esto fueron 72,000 pesos.

3o: reloj digital (1000 pesos), Fritz 13 (1000 pesos), equipo de ajedrez (300) y diploma personalizado. Total: 2,300 x 12 = 27,600
4o: reloj (1000), equipo de ajedrez (300) y diploma personalizado, total 1,300 x 12 = 15,600
5o: reloj digital (1000) y diploma personalizado, total 12,000
6o: equipo de ajedrez (300) total 3,600

El total de dinero gastado (si es que estos son los costos de un reloj DGT, Fritz 13 y un ajedrez completo relativamente bueno), tenemos que es de 130,800. pero la convocatoria indica que el total de premios para todas las categorías es de 1 millón de pesos (en especie y efectivo). Si el total de dinero que se tenía que pagar era de 753,000 pesos y la suma de dinero (comprando los artículos que se dieron a los niños), suma 130,800, el total es de 883,800 pesos. Pero hago énfasis, la convocatoria indica que el total de premios es de un millón de pesos. Entonces faltan de algún lado 116,200 pesos. Esto significa que se mintió en el total de premios.

Si el sobrante, sin contar a los niños y juveniles, era de 72,200, entonces hay que restarle 130,800 que fueron lo que costaron los premios a los juveniles, suponiendo que se hayan comprado a esos precios. Esto significa que la Fenamac perdió 58,600 al final del evento.

Hay pues algunas cuestiones que responder: ¿Cómo llegaron a las cuentas (la Fenamac), de que el total de premios era un millón de pesos? Sería interesante que nos aclararan esto; por otra parte, fuera de ese déficit de 58,600, hay que considerar renta de los salones de juegos, pago a los árbitros, etcétera. Me imagino que Mario Ramírez Barajas podría darnos las cuentas totales y en todo caso, corregir lo que aquí esté mal.

Con estos datos lo que puede decirse es que el Nacional Abierto dejó pérdidas. No fue negocio, no hubo superávit en favor de la Fenamac. Y es el torneo más masivo que se tiene al año. Y si consideramos que este era el torneo que le dejaba más ganancias a la FENAMA, pues algo anda podrido en Dinamarca, para decirlo coloquialmente.

No comments: