Thursday, September 01, 2016

Las redes sociales: la nueva inquisición


Yo creo que Mark Zuckerberg jamás pensó en el poder que las redes sociales, como Facebook, iban a tener en el futuro. Se crearon pensando en un modelo de intercambio de información entre los usuarios que, originalmente, eran estudiantes en Harvard. Hoy las redes sociales están en boca de todos y los medios las frecuentan diría ya en forma exagerada, dándole quizás más valor del que merece.

Mucho de nosotros usamos las redes sociales y podemos ahí leer todo tipo de opiniones, unas en las que estamos de acuerdo, otras que nos parecen absurdas, otras que pueden tener algún valor y que generan a veces, incluso, acaloradas discusiones. El asunto simpático es que en todos estos cambios de opiniones muchas veces pensamos que estamos "resolviendo el mundo".

Por ejemplo, vino Trump un día a la Ciudad de México, a invitación del gobierno mexicano y en las redes sociales se generó una tormenta de opiniones. En este caso, los usuarios, "el respetable", no estuvo nada contento con la llegada de un candidato a la presidencia de Estados Unidos porque éste señor se la ha pasado insultando a los mexicanos, ha "amenazado" -si vale la expresión- con poner un muro fronterizo que dice él, pagaríamos los mexicanos en su construcción. Nos ha dicho desde violadores hasta asesinos pero viene a México, no se disculpa y además, mantiene sus dichos. Jorge Castañeda dijo ayer que "estaba tan perplejo como todos los mexicanos". En las redes sociales las expresiones en contra del candidato Trump eran evidentes en su rechazo: memes que literalmente lo insultaban, entre muchas otras formas de decir que a ese señor en este país no lo queremos.

Pero antes de ello tenemos otros ejemplos. Uno de los más característicos se repite año con año, y es el rechazo al esquema de donaciones del Teletón, que ha hecho una labor social probablemente muy grande al país pero que ha adolecido de una forma que verdaderamente transparente los ingresos, como se usa el dinero, cómo poder deducir por parte de los que donan, el hecho de estar cobijado por la televisora más grande de México, Televisa, etcétera. Con los años han empezado a buscar abrirse más pero parece ya tarde. Las redes sociales y su rechazo al sistema del Teletón parece que finalmente acabará con él. A decir de Fernando Landeros, presidente del Teletón, "se ha enfriado el corazón de los mexicanos". Y antes de echarnos a llorar por ello, pensemos qué se hizo mal en todo este modelo para que aprendamos de la experiencia en lugar de andar repartiendo culpas.

Hay muchos ejemplos, sin duda, en donde las redes sociales han empezado a permear en la opinión pública y tal vez una de las expresiones más interesantes de este fenómeno se dio apenas hace unos días después de que falleciera el canta-autor Juan Gabriel. El "divo de Juárez" (aunque ahora gracias a las investigaciones televisivas sabemos que nació en Michoacán), fue un personaje más que popular en el país y a la mayoría de la gente le dolió la partida de uno de sus más grandes ídolos. En un país como México donde faltan héroes, que desaparezca alguien como Juan Gabriel es sin duda un golpe fuerte al estado cotidiano de los mexicanos.

Pero he aquí que salió Nicolás Alvarado, hijo de Tere Vale y director de TV UNAM, el cual ha hecho de la cultura su modus vivendi. Alvarado escribió sobre la muerte del cantante un artículo en donde indica que el divo d Juárez fue "uno de los letristas más torpes y chambones de la historia de la música popular", y agregó en su artículo: "Creo que a estas alturas no necesito acreditar el respeto que me inspiran cierto productor de la televisión comercial ni mi afinidad por la cultura gay. Mi rechazo al trabajo de Juan Gabriel es, pues, clasista: me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas, su histeria no por melodramática sino por elemental, su sintaxis no por poco literaria sino por iletrada".


Un artículo que fue más allá de lo polémico. Mucha gente se sintió insultada por ello y arremetió en las redes sociales contra el director de TV UNAM. Hasta hubo una petición en el absurdo organismo change.org para que el rector destituyese a Alvarado de su puesto. Hasta donde supe, ya la petición llevaba 50 mil firmas recaudadas.

Lo increíble es que toda esta presión parece haber dado resultado: Me acabo de enterar que Nicolás Alvarado presentó su renuncia al Rector de la UNAM y ésta fue aceptada. Las redes sociales han quemado en leña verde virtual al escritor por emitir sus opiniones al respecto de Juan Gabriel. Y sí, no fue "políticamente correcto" pero esta cacería de brujas -creo yo- ya está llegando a límites inimaginables.

Hace tiempo la cantante "Paquita, la del barrio", también expresó sus propias opiniones sobre la homosexualidad y fue destrozada en las redes sociales. Otros cantantes y artistas han tenido que cerrar -al menos temporalmente- sus cuentas en Twitter y Facebook porque después de cometer la indiscreción de hacer o decir algo que molestó al imaginario colectivo, se le echaron encima en las redes sociales y esto va más allá de quienes protestan, sino que llegan al insulto y a las peores amenazas, incluso de muerte, de personajes anónimos que deben ver muy gracioso actuar así.

En mi opinión, las redes sociales han llegado demasiado lejos y quizás tengamos que pensar en ignorarlas un poco más antes de que adquieran un poder monstruoso.

5 comments:

José María Leyva Cajeme said...

La mafia caucásica de la “cultura” acá se reivindica con este “realitiy show”, por a un “trovador popular”* como “La guanga” aceptar, y a ese “intelectual” recriminando, que de seguro ya estaba previsto que su puesto tuviese que dejar, e más de rato le dan otro hueso, e todos contentos se van a quedar:

http://www.quien.com/espectaculos/2016/09/06/nicolas-alvarado-responde-a-criticas-por-comentrios-sobre-juan-gabriel#pid=3845&dmpenabled=true&csenabled=true&d=QAy0xBaH2vG6dMixVTHgvXjWAvmJkH9HFgkJPQpUt_W9VdIlyNqsQ7K1dyT1xQdQ

De qué les sirve ser blancos “nacadémicos” o “hypsters” a muchos, pues si fueran tan xingones: ¿nomás andarían por internet en "redes sociales" o donde sea, como cualquier pelanas de la perrada buscando víctimas pa’ desahogarse por montones?.


*Obvio que si le abrieron las puertas del “Fellas Artes”, que fuese “trovador popular” ya no se puede decir: e cómo no le darían ese estatus si nunca dejó de ser de los que lambent ova, al menos de los de la elite de cierto partido que es de las peores mafias de la historia, que como dio a entender “La guanga” mesma semper acá va a existir:

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/08/30/queria-juan-gabriel-que-entregaran-texto-pena-nieto

Jean said...

Por fortuna, todavía estamos en un país donde cada uno puede dar su opinión. Pero es también cierto que las consecuencias no son las mismas para un periodista y un Don nadie como yo. El asunto es que todos tenemos opiniones y que, sobre todo, tratamos de defenderlas... Y los peores son estos que tienen opiniones sobre absolutamente todo, incluso sobre asuntos que no conocen.
¿Mi opinión sobre Juan Gabriel? No tengo.

José María Leyva Cajeme said...

Aunque “Nacolás” Alvarado llegue a decir
populistamente que acepta que todo es “cultura”
si alaba a Leonard Cohen más que a Bob Dylan por su mayor influencia de “literatura”
como escuchele con Julio Patán en tele en realidad como el grueso de los “intelectuales”
parece que pa’ ellos sólo es “cultura” el bagaje de las clases de “altura”.

Assí que la opinión que sobre Juan Gabriel, tuvo el Nicolás Alvarado, a mi no me extraña pues es totalmente acorde, con lo que de él endenantes había captado.

Y que renunciase Alvarado por criticar a Juan Grabiel
la censura puede evidenciarla:
ya que la mayoría de la elite “cultural”
a Juan Gabriel en el “Bellas Artes” decidió aceptarle tal cual
e Alvarado se atrevió a esa decisión contrariarla.

O ¿qué no será un “reality show” para que assí, a la elitista e racista mafia maxenaca “cultural” se le intente reivindicarla?.

A pesar de que la elite que controla la “cultura”, en el seno de la mafia que es su casta blanca han querido aceptar, a Juan Grabiel al aceptarle en el “Bellas Artes”, no faltó algún “intelectual” que contra "El lilo de Juárez" se puso a despotricar, como sea eso acentúa lo de que es muy relativa, la definición de lo que como “cultura” se deba considerar: o sea sólo es “cultura” lo que la elite diga que lo es, y lo que del bagaje de las clases bajas desdeñen a priori “inculto” siempre va a resultar. “Cultura” finalmente en estas tierras, es sólo el bagaje de la casta hegemónica blanca que gobierna, y a las clases bajas de indios mestizos e mulatos como “incultas” se les va a considerar, por eso cualquier tonto que plagie una tesis puede encumbrarse, siempre que sea de la elite blanca como Peña Nieto según Aristegui lo mostrase: el “más vale tener conocidos que conocimientos” es lo que suele operar.

Por eso aunque non sea el más apto, algún mulato un hueso en las altas esferas puede apañar, tan sólo por tener un papi político, tan bien parado como Miguel González Avelar:

http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2016/02/27/1077612

Nicolás Alvarado una vez dijo haber tenido un ancestro negro, eso en la telera alguna vez comentó e yo lo pude escuchar, y si de por sí querían sacarlo de de TV-UNAM, es porque quizá el ancho no pudo dar.

José María Leyva Cajeme said...

En las "nacademias" del maxenaco, ¿pa’ qué esmerarse en una buena tesis realizar?: ya que como todos saben que el 99.9 % de los mexinacos hacen transas, aunque la tesis salga bien nadie crédito le va a dar, y menos si uno no tiene conectes cuando otros con unos verdedaros mojones de tesis, con influencias publicanlas y hacen hasta doctorados y de huesitos de “investigador” pueden gozar:

https://revistas.inah.gob.mx/index.php/cuicuilco/article/download/4354/4308&rct=j&frm=1&q=&esrc=s&sa=U&ved=0ahUKEwjT3dnczO_OAhUE4SYKHUEVAIMQFggUMAA&usg=AFQjCNGhtCu4B80bOOl5n--ShHaT2DuCiA

El artículo habla de un libro, que antes de publicarse fue la tesis que un “folklorista y científico social” hubo de realizar, la cual leí y tenía más fotos que datos, pero como es “brown-nose” (como les dice a los serviles Thomas Stanford) de unos del CIESAS pues la pudo publicar. Ese carajo también tiene un grupo que, en el “rescate del son huasteco” como “vaca sacra” les han llegado a mirar, incluso en el canal 22 (donde vsted don Morsa es trabajador) Mardonio Carballo les ha llegado a presentar.

Y por último fue sorpresa que este maxenaco inculto, no tienda a cambiar, el acento cuando “canta” este “cover”, e no le da aires de “ronda infantil” que corroen, a la “música” popular (como Guillermo Contreras a su alumnado, amigos de los Pasatono que en canal 22 he mirado, y también del “Sionecito”, que en “El almohadazo” es visto, pues cum Fernanda Tapia suele “trovar”); o más bien la incultura es lo que lleva, a acentuar en lo popular de una manera, distinta a la de los “músicos cultos” que pudieron “estudiar”, o sea que el folklore y lo “culto” ciertamente, son como el agua y el aceite, y los “estudiados e finos” no deben echar a perder lo vulgar:

https://www.youtube.com/watch?v=tqnfoRXKgLs

En todo el mundillo de la "cultura", o más bien en su "inmundillo" como en el “rescate del folklore” si se le rasca puro detritus se va a encontrar.

Los de la mafia “folklorista” mencionada que es más amplia, me han llegado a atacar: se ve que se han frustrado, por quizá muy pocas cosas haber alcanzado: su mayor logro es al erario con becas desangrar, como las del PACMyC según que para “realizar su arte”, pero es pa’ vivir sin chambear, como con unos Zarahuato Show” pude mirar, pero como vemos con los “atletas” mexinacos de las olimpiadas, sus “triunfos” reales nunca se ven llegar, assí vemos que los Zarahuato por ejemplo, realmente "fama" no han podido alcanzar, ni siquiera se ve que los Pasatono, como verbi gratia Los Folkloristas u Óscar Chávez hayan logradose encumbrar.

José María Leyva Cajeme said...

En otras palabras no creo que en las “redes sociales”, puro muerto de hambre se dedique a “trollear”: es posible que sus líderes sean “gente güerita y decente”, que incluso funcionarios en “nacademias” y en el gobierno o en los medios masivos suelan trabajar, pero que están bastante amargados, e con séquitos de los que lambent ova mafias han formado, e se desahogan “virtual” y realmente dedicándose a violentar.