Monday, May 30, 2016

Carta abierta al defensor del cliente Santander



30 de mayo del 2016.



Defensor del cliente Santander
webdefensor@santander.com.mx



Por medio de la presente quiero quejarme ante el trato que se me ha dado en el banco Santander (Santander-Consumo), a partir de haber señalado un cargo que no reconocí, que apareció en mi estado de cuenta de mi tarjeta de crédito. El asunto empezó en enero del 2016 y originalmente Santander dijo que mi queja era improcedente. Me quejé entonces a la siguiente instancia, la Unidad Especializada en Atención al Cliente, indicándoles que el uso de mi tarjeta en un pago de un boleto de tren o avión, hecho en un sitio ruso, me era ajeno y que además, si hacía la queja al respecto es porque precisamente, jamás usé mi tarjeta para pagar un boleto en la lejana Rusia, a la cual jamás he ido. Les indique que siempre pago mis tarjetas y liquido el total de las mismas. Soy responsable con lo que gasto y pago puntualmente. Así que antes de tomar estas decisiones unilaterales, deberían saber quién es el quejoso en el sentido de investigar qué historial crediticio tiene, ¿Paga a tiempo? ¿Cumple con sus obligaciones adquiridas con el banco? Etcétera.

Finalmente Santander-Consumo me mandó una carta en donde –a pesar que según ellos, mi queja es improcedente– me condonaban el pago en recompensa precisamente a mi historial crediticio y mi fidelidad con el banco y que por única ocasión esto sería así. Esta es la carta que me mandaron:

 (dar click para aumentar el tamaño de la carta)


Por favor, tomen nota del siguiente párrafo:

 Este último párrafo me parece un insulto. Pareciera que quien redactó esto me está dando una limosna, una dádiva (y por única ocasión), como si me estuviesen haciendo un favor.

La razón de escribir así me queda clara: para el Banco Santander, toda reclamación por un pago no reconocido empieza por asumir que quien reclama quiere engañar y eventualmente defraudar al banco. Es decir, pareciera que quien reclama es un ladrón por omisión. Y no, no es así. El Banco Santander no puede iniciar ninguna averiguación suponiendo esto. Al contrario, debe suponer que el cliente reclama porque sabe que ese pago con la tarjeta no lo hizo y que alguien consiguió los datos del plástico del quejoso y usó criminalmente una tarjeta que no es de su propiedad. Debería bastarle al banco saber que si el cliente se queja es porque legítimamente dice que no hizo un cargo que se le está adjudicando.

Por otra parte, hay una falta de valor civil de quien ha redactado la grosera carta en cuestión, porque la firma con un pomposo garabato, pero no pone su nombre. ¿Por qué? ¿Es que acaso se llama esa persona Unidad Especializada de Atención a Clientes? ¿Es ése su nombre? Dicho de otra manera, me insultan y además nadie es responsable.

Que quede claro: el Banco no me está dando una limosna ni una dádiva al condonarme un cargo que yo no hice. La carta es un insulto y exijo una disculpa por escrito por lo menos, además de que sépanlo: las cartas del banco Santander deben estar firmadas por personas que se hagan responsables de los comunicados que emiten a los clientes. Igualmente, no se trata de “única ocasión” ni de escribirme con ese tono de “perdonavidas”. ¿Quién se cree que es el que me escribe de esa manera?

Cabe decir que pedí en la red social twitter (@SantanderMx) que me dijeran a quién quejarme, pero no me quisieron contestar a pesar de que insistí varias veces. ¿Este es el servicio que buscan darle a sus clientes? Vaya pues una queja ante el trato que se me da en la cuenta de Santander de México en las redes sociales.

Espero respuesta a la brevedad y además, les pido acuse de recibo de mi queja. Quiero ver a un banco que se comporte a la altura de lo que es una institución financiera y no a una sarta de ladrones y gangsters.

Atentamente


Manuel Cristóbal López Michelone


Ps. Adjunto copia de mi pasaporte vigente.

Gandhi y su lamentable sistema de venta de libros electrónicos


Dice la Wikipedia: "La expresión primer mundo actualmente hace referencia a aquellos países que han logrado un muy alto grado de desarrollo humano (IDH), disfrutan de los más altos estándares de vida posibles, gracias a una buena distribución de la riqueza, sanidad, esperanza de vida y calidad de los servicios. Existe una gran correlación entre países con este tipo de status y el hecho de que posean instituciones democráticas robustas". Y me centraré en la "calidad de los servicios" a través de un ejemplo en México:

Compré un libro en Gandhi.com.mx, librerías de prestigio desde que tengo noticias. En esas librerías la cafetería era muchas veces un club de ajedrez y backgammon. Muchos ajedrecistas importantes del país se daban cita en las instalaciones de Miguel Angel de Quevedo. Pero eso fue antes. Hubo una remodelación y la cafetería dejó de ser punto de reunión de los ajedrecistas (ahora se reúnen en el Juglar, para quien le interese) y evidentemente crecieron en su oferta de libros, CDs, DVDs, etcétera. Gandhi es más que una librería y la cantidad de cosas que venden es la prueba de ello. Pero regreso al punto:

Compre un libro a través de la página electrónica de Gandhi. Era un libro-e, un libro electrónico, no en papel, el cual me costó 180 pesos. Nada para alarmarse. Me llegó un correo a mi cuenta agradeciendo mi pago y diciéndome que podía empezar a leer prácticamente de forma inmediata mi compra, descargando un programa llamado Kobo. Pues eso hice y empezaron las dificultades. Se supone que con la cuenta que uso en el sitio web de Gandhi podía reconocerme el sistema Kobo y así empezar a disfrutar de la lectura pero no se pudo. No reconoce mi clave ni mi nombre de usuario.

Hablé entonces a soporte de Gandhi y una persona me atendió muy amablemente. Me dijo qué pasos seguir para instalar Kobo, cosa que volví a hacer asumiendo que a lo mejor me habría equivocado en algo, pero no. Todo fue como cuando uno instala alguna aplicación en la computadora. Entonces me dijo que le diese click en una opción y ahí me pidió mis datos, que no reconoció. El que me ayudaba, vía telefónica, dijo que una opción era entrar a ka página de Gandhi y "resetear" mi contraseña. Lo hice así y no hubo problemas, pero al tratar de nuevo darme de alta en Kobo para disfrutar "inmediatamente" de mi libro comprado, ¡ay! No se pudo. No me reconoció la clave y/o la cuenta. Lo intenté varias veces y ¡ay de nuevo! ahora me bloqueó la cuenta por intentarlo más de cinco veces.

Ya francamente molesto le dije al que me ayudaba, que repito, lo hacía de muy buena manera, que su sistema era una porquería. Que yo me dedicaba a cómputo y que si yo no podía echar a andar el sistema, qué esperanzas de que alguien sin experiencia pudiese hacerlo. Hizo mutis. 

Entonces el de soporte me dijo: "le voy a pedir me mande la pantalla en donde aparece el mensaje de error" y la envíe a el cliente@gandhi.com.mx. Le daremos respuesta por el mismo medio.

Han pasado más de 24 horas y no tengo respuesta alguna. Y he aquí el problema: entiendo que Gandhi ha buscado una alianza con esta empresa Kobo, para repartir sus libros electrónicos. Gandhi no manda un PDF porque asumen que como nadie respeta, el que haya comprado el PDF en cuestión seguramente lo va a andar regalando a todo el mundo. Entiendo sin embargo que quieren proteger su inversión y de alguna manera hacen difícil el pirateo de libros. Muy bien, pero ese esquema no es transparente al usuario que legítimamente compra un libro. No, tiene que padecer un sinfín de problemas y no puede leer su libro inmediatamente, como alude la propia empresa en el correo que mandan cuando uno ha pagado la compra.

Y compárenlo con el servicio que da Amazon. Compren un libro electrónico en esa empresa. No han acabado de dar click y ya lo tienen en su biblioteca virtual. Ya se puede leer. Es cierto que hay que instalar el Kindle reader, pero esto se hace una vez y se identifica uno a la primera y sí, ya puede uno leer la compra que de inmediato está en nuestro espacio virtual.

Vender libros electrónicos, hacerle al vendedor eficiente como ocurre en Estados Unidos, es un mito en nuestro país. No funciona, hay que perder no sé cuantas horas para tratar de poder instalar su paquete para leer los libros y repito, no funciona. En serio, el primer mundo no es anunciar la posibilidad de vender libros electrónicos, es dar un servicio de verdad, es hacer que las cosas funcionen. De hecho, el libro se compró el 17 de abril y no he podido ni ver la portada en el lector de Kobo. Esa es la triste realidad de lo lejos que estamos de los servicios del primer mundo.

Thursday, May 26, 2016

La Morsa 1 - Banco Santander 0


Ya hablé del problema que tengo con el banco Santander por un pago no reconocido que me hicieron en Rusia, en una página que vende boletos de avión y tren. La primera resolución de Santander es que mi reclamación era improcedente. Entonces pasé a la segunda instancia de la "Unidad Especializada de Atención al Cliente", a la cual le dije que para empezar, yo siempre pago mis deudas con el banco, sin hacer siquiera el pago mínimo. Siempre pago las cantidades totales de mis tarjetas. Y no lo hago por hacerles un favor, sino porque no me gusta pagar intereses. Por eso me esfuerzo. Cuando hago un reclamo es porque es legítimo.

Dar click para hacerla más grande


Pues finalmente ayer me llegó al respuesta del banco y he aquí la carta. Me han quitado ese pago, pero lo que me llama la atención es la redacción del párrafo que sigue:


O sea, según ellos me recompensan (¿?) por mi fidelidad e historial crediticio. ¿A cuenta de qué el tono de perdonavidas? No lo sé. Igualmente, como en los comunicados anteriores, alguien estampa su firma, pero no se identifica. Vaya banco. En fin, al menos esta vez me tocó ganar.

____




Wednesday, May 25, 2016

¿Fraude con mi tarjeta de crédito?



Hace unos 20 minutos recibí una llamada en mi celular. El teléfono registrado decía "desconocido". Tomé la llamada. Aparentemente la llamada era del banco Santander, porque había un cobro de 3000 pesos hecho el día de ayer a las 8:20 desde un portal de Internet. Me preguntaban si yo había hecho ese gasto. Lo negué y entonces me dijeron que no autorizarían el pago del mismo. La que me hablaba "Anabel López" (así se identificó), me dio datos personales, el número de mi tarjeta y de los7 números de la parte trasera, los cuatro primeros. Me dio la dirección en donde recibo los estados de cuenta, mi RFC, etcétera. Aparentemente era una llamada del banco.

Me dijo la operadora que podía activar mis notificaciones para que cuando se usara la tarjeta, se me enviara un mensaje a mi celular. Me dijo en un momento determinado de nuevo, el número de mi plástico y de pronto me avisa: "el siguiente paso es por su seguridad. Le voy a transferir a una grabación para que usted dé los 7 números de la parte trasera de su plástico. Si son correctos, yo tendré el aviso en la computadora y podremos seguir con el proceso para activar las notificaciones. Sonará un beep y usted dirá los números. Es decir, no hay que teclearlos". Me pareció peculiar pero tenía tanta información mía que seguí pensando que era una llamada legítima y entonces dije los números correspondientes. El sistema se activó "supuestamente". Me dio un número de reporte sobre el pago no reconocido y listo. Terminó la llamada.

Me quedé pensando. Como de hecho tengo un problema con mi tarjeta de crédito por un pago no reconocido, supuse que era el Banco Santander que ya estaba tomando sus provisiones. Pero... ¿pedirme mis números de la parte trasera de la tarjeta? Me parecía irregular. Así que hablé a la superlínea y aparentemente esto ha sido una maniobra para defraudarme. Entonces decidí inmediatamente cancelar la tarjeta. Al menos espero que no haya pasado de un fraude que no podrá llevarse a cabo.

Hay una cosa que me alarman: Quien me habló tenía mucha información privada. Sabía el número de mi tarjeta de crédito y un número importante de datos personales, dirección, teléfono celular, los 4 primeros números de la parte trasera de mi plástico... Podría pensar que si por ejemplo, me hubiesen interceptado un estado de cuenta, algunos datos podrían tenerlos, pero... ¿los cuatro primeros números de atrás de la tarjeta? Me parece muy extraño.

Hago pues el apunte por dos razones, para ver si a alguien le ha pasado algo similar y además, para que caigamos en la cuenta que incluso, a sabiendas que el banco jamás me pediría números privados o claves, en ocasiones caemos en la confianza que nos da el que nos entreguen tanta información como para hacer tratar de pasar la llamada como legítima del banco.

Un detalle curioso es que cuando le informé al del banco lo que había pasado, me dijo que cancelaría mi tarjeta y que me darían otro plástico en 15 o 20 días, pero que tenía un costo. Le dije que no aceptaría el costo pues me estaba protegiendo a mí y al banco y por ende, no tenía además porqué pagar los platos rotos de algo que todavía no se ha configurado como un pago ilegal. El "ejecutivo" me indicó que podría pedir la bonificación. Le pregunté si me garantizaba así que no pagaría el costo del nuevo plástico. Me dijo que no podía garantizarme nada. Le informé que no importaba lo que pensara el banco al respecto, que yo no iba a pagarles ese costo. Y así terminó el asunto. La moraleja es simple: Hay que estar muy alertas.

ACTUALIZACIÓN (26/05/2016)

Acabo de hablar a Santander y no se hizo ningún cargo con mi tarjeta. Ya está cancelada, así que no pueden meterme un "gol".

Tuesday, May 24, 2016

El concepto de caducidad en nuestro país



México parece ser un país que se cuece aparte. Por ejemplo, queremos ser como el primer mundo y tomamos muchas cosas que sin duda nos son útiles, por ejemplo, las leyendas sobre la información nutrimental de los productos que comemos, así como su fecha de caducidad. Es claro que en algún momento los alimentos se descompondrán a pesar de los cuidados extras que se les puedan dar, como por ejemplo, ponerlos a congelación. Y si se trata de mariscos hay que ser todavía más precavido. Es más fácil de lo que uno cree el comer un coctel de camarones que esté a punto de haber caducado y que nos haga daño. Seguro el lector puede contar más de una historia de terror al respecto.

Pero lo que asombra es que en México algunas credenciales y documentos caducan, sin que haya una necesidad real para que esto ocurra. Me pasó hoy: fui a la UNAM porque voy a dar clases en la Facultad de Ingeniería, y entonces me pidieron una infinidad de papeles: cuatro copias del título de licenciatura, por el anverso y reverso, cuatro copias más del título del posgrado, anverso y reverso, una identificación oficial, un documento que demuestre que vivo donde vivo, en dos copias, etcétera.

Y más allá del inútil papeleo, la ingeniera que recibe mis papeles ve mi identificación, que en este caso fue mi cédula profesional, me dice que no sirve, que "Personal" la rechaza, porque TIENE FECHA DE CADUCIDAD. Entonces el mundo se oscurece y escucho un feo eco: FECHA DE CADUCIDAD, FECHA DE CADUCIDAD... y a lo lejos me parece escuchar a alguien que ríe a mandíbula batiente.

¿Pero... fecha de caducidad? ¿Cómo? -le pregunto a la ingeniera- ¿Es que se va a pudrir el papel en donde está mi foto y mis datos? Le inquiero con un tono de burla -reconozco. "No, pero así es el requisito", me responde sin inmutarse a mi posible ironía. Consecuencia: mañana tengo que llevar otra identificación que no haya caducado, que no huela feo, pues.

Y miren, puedo entender que haya identificaciones, documentos que caduquen, por decir uno, la licencia de conducir, que para hacer más paradójico a este país, en mi caso es una licencia permanente, porque cuando López Obrador era el gobernador de la ahora CDMX, avisó que uno podía sacar su licencia "permanente". Probablemente el Peje necesitaba dinero para algo en el gobierno (ojo, no le estoy llamando corrupto ni nada por el estilo), se le ocurrió echar mano a este recursillo. Pero ojo, que con los años uno no ve mejor, los reflejos no son iguales, etcétera.

Si hablamos del pasaporte, veremos que la cuota porque tenga caducidad de 1, 5 o 10 años es diferente, aunque se imprima en el mismo documento, con la misma cantidad de hojas. Eso no importa. El gobierno cobra más si uno lo quiere por más años. ¿por qué? Porque es un negocito más de la autoridad contra la cual no hay nada que hacer.

Otro documentos que caduca es el acta de nacimiento. Sí, el Registro Civil cobra -me parece- como 30 pesos por la expedición de una copia certificada del acta de nacimiento. ¿Y la que tengo no sirve, apá? No, mijo, ya no sirve si tiene más de 3 meses. ¡¿Más de tres meses?! ¿Por qué? ¿Cuál es la maldita necesidad de perder una mañana yendo a la delegación correspondiente donde haya un Registro Civil para que me emitan otro papel que es igual al que tengo, pero con otra fecha? Porque miren, en el acta de nacimiento ni foto hay (a lo más llega a mi huella digital minúscula porque la estampé cuando mis padres me registraron). Pero de nuevo no importa. ¿Por qué hace esto la autoridad? Porque todo busca ser un negocio, por más patético que se ve. A este país lo único que le interesa a los gobiernos es hacerse de más y más dinero. Si el respetable tiene que perder tiempo, pues ni modo, son los daños colaterales al vivir en un país del tercer mundo, perdón, del quinto mundo, como México.

Monday, May 23, 2016

Un tributo único en el mundo



Paul Keres, dice la Wikipedia:  nació el 7 de enero de 1916 y murió el 5 de junio de 1975. Fue un ajedrecista estonio, uno de los mejores jugadores de ajedrez de todos los tiempos, aunque jamás llegó a ser campeón del mundo. Debido a no ganar nunca el título mundial pese a su enorme talento, en el entorno ajedrecístico se le ha llamado «el eterno campeón sin corona».

El ajedrecista de Estonia siempre fue un caballero en el tablero y su propia tierra natal le ha hecho un tributo que muchísimos personajes en el mundo ni siquiera sueñan: el tener su imagen en un billete del banco central.

Este es un ejemplar del mismo:


Pero más aún, por los 100 años de su nacimiento, se ha producido una moneda de 2 euros, de la cual tengo una, regalo del MI Kenneth Frey (véase la foto inicial de este artículo). Me hace muy feliz tener una moneda de estas. Keres es un héroe del ajedrez mundial. Gracias a Frey por el regalo.


Sunday, May 22, 2016

El contraataque del Teletón

Hace más de diez años nació la idea del Teletón, la cual pretendía construir una serie de centros de salud en apoyo a los discapacitados. La idea era pedir dinero a través de los medios como Televisa, que en una sesión maratónica de más de 24 horas, estarían sus locutores pidiendo al respetable para ayudar a la causa. Esto además, se unía a las compañías de todo tipo, que aportaban de alguna manera a la iniciativa. En algunos casos eran los empleados los que daban una parte de su salario, probablemente no significativa, y entonces un representante de los mismos entregaba un cheque por cierta cantidad frente a la televisión.

La historia se repetía cada año y una vez más se rompía la meta anterior, que era la cantidad donada en el año anterior "más un peso". Ya estábamos todos acostumbrados  a saber que al final de cuentas, a pesar de las súplicas, las frases como "móchate" de Ferriz de Con, o los argumentos lacrimógenos de Loret de Mola o Lucero, se aparecían las grandes compañías que terminaban donando los millones faltantes para sobrepasar la meta.

No contentos con haber logrado no sé cuantos centros teletón en el país, la Fundación en cuestión entonces se lanzó a hacer centros para los niños autistas y con cáncer. Es decir, siempre habrá una causa que apoyar y si ya cumplimos con los discapacitados, pasemos a los niños con cáncer, o los autistas, o quién sabe qué más. Nunca faltará nicho de la población que no esté desprotegido.

Y de la misma manera, año con año, se veían expresiones en contra del Teletón, las cuales empezaban a hacer mella en las redes sociales de alguna manera. Mucha gente no estaba ni está a gusto con esta iniciativa pedinche. Si se trata de donar cantidades millonarias, acérquense a los grandes empresarios como Slim, que en algún momento donó él solito, unos 2 mil millones de pesos para la Fundación Alas, sin importar el tipo de cambio actual, estamos hablando de 4 o 5 veces lo que el Teletón recauda.

Pero finalmente las redes sociales permearon y el año pasado el Teletón no llegó a su meta. Y hubo toda clase de discursos y regaños a los que no donaron. Carlos Loret de Mola, Pedro Ferriz de Con, y todos estos supuestos comunicadores, regañaron a todos por hacerle caso a las redes sociales y no donar. Pues ni modo. La gente a veces piensa y se convencieron de que ya estuvo suave de esto.

Cabe señalar que al inicio de sus gestiones, el Teletón hacía imposible que la gente tuviese su recibo de donativo para la deducción de sus impuestos. Ante las quejas, eventualmente lo hicieron fácil. La presión empezó a surtir efecto. Pero esta semana llegó el contraataque. El presidente de la Fundación Teletón, el lacrimógeno del show, Fernando Landeros, nos avisa que es probable que dos centros Teletón se cierren porque la gente dejó de donar. O sea, como al gente no donó lo esperado pues hay peligro que se cierren dos centros. No dijo cuáles. Tampoco ha dicho que los CRITs no viven de las cuotas donadas, sino de lo que le cobran a la gente que va a las terapias y a consultas. Vamos, que el modelo era más o menos éste: ustedes donan, nosotros hacemos un CRIT y éste es autofinanciable con las cuotas de quienes lo usan. Pero de eso, el nefasto de Landeros no dice nada. Me gustaría por ejemplo saber cuánto dinero ha donado él de su sueldo en la Fundación Teletón, ¿porque le pagan, verdad?

En mi opinión la cosa está así: No funcionó la política de puertas abiertas. No funcionó el que la gente pudiese pedir su recibo fácilmente. No funcionaron ya esas 24 horas del hartante "ya móchense" de los locutores en turno. Entonces ¿qué sigue? Fácil: hagámonos la víctima de los perversos de las redes sociales, que han metido en la cabeza de las personas el virus de "no-donar", aunque nada de lo que han afirmado lo pueden demostrar.

Y si pienso así es porque no sería difícil mostrar números y ver qué es lo que está pasando. Hay 21 centros Teletón en el país. ¿Por qué dos tienen problemas? ¿Y los demás, tienen sus finanzas tan sanas que pueden operar sin problemas? ¿Qué pasó en esos dos centros que corren el peligro de cerrarse? ¿Es la culpa de los ya no donantes o es de los que manejan las finanzas de dichos centros? ¿Por qué no responde a esas preguntas y peor aún, por qué no aclara a qué dos centros se refiere en particular? Todas estas preguntas, desde luego, no las pretende contestar Landeros. La cosa es que ahora los pobrecitos son la víctima de esta perversidad llamada Facebook y Twitter.

Así las cosas.

Thursday, May 19, 2016

Programación lúdica: escriba un intérprete de Pilot



Pilot (Programmed Instruction, Learning, or Teaching) es un lenguaje simple, muy simple, de programación, el cual fue desarrollado en los años 60s del siglo pasado. Su idea era automatizar algunos sistemas para enseñanza/aprendizaje. A este tipo de programas se les llamó en su momento CAI (computer-assisted instruction). Fue desarrollado por John Amsden Srtarkweather, un profesor de psicología de la Universidad de California (San Francisco), su intención era la creación de pruebas de aprendizaje automatizadas llamadas "Computest".

La sintaxis de Pilot es casi trivial. Una línea en Pilot contiene (de izquierda a derecha), los siguientes elementos sintácticos:


  • Una etiqueta (opcional)
  • La letra de un comando
  • Una letra opcional Y (yes) o N (no)
  • Una expresión condicional opcional entre paréntesis
  • Dos puntos
  • Un operando o múltiples operandos delimitados por comas


Una etiqueta puede estar sola en una línea, sin necesariamente tener más código. La sintaxis para la etiqueta es un asterisco seguido de un identificador (una cadena alfanumérica con una letra como símbolo inicial).

Los posibles comandos son:

R - Las líneas que comienzan con R: indican un comentario que explica en general el código.

A - Acepta la entrada de datos del teclado, por ejemplo:

 R:La siguiente línea de entrada reemplaza el contenido del búffer de datos aceptados
 A:
 R:La siguiente línea acepta una respuesta del teclado y queda en la variable 'FREE'
 A:$FREE
 R:Las siguientes tres líneas de entrada se asignan a las variables 'X', 'Y' y 'Z'
 A:$X,$Y,$Z
 R:Una entrada de datos numéricos se define así, que en este caso queda en la variable "Q"
 A:#Q

C - calcula y asigna valores numéricos. La implementación original de Pilot sólo tiene aritmética entera (y no hay arreglos). Por ejemplo:

 R:Sacar el promedio de #X y #Y en #AM
 C:#AM=(#X+#Y)/2

D - Permite dimensionar arreglos en algunas implementaciones. Para este ejercicio no hay que hacerlo.

E - End. Regreso de una subrutina, o si es fuera de una subrutina, es el fin del programa. No se usa con operandos.

J - Brinca a una etiqueta. Por ejemplo:

 J:*RESTART

M - Verifica la cadena aceptada en la entrada de datos contra una variable o una cadena de caracteres. Por ejemplo:

 M:TRUTH,$MEXICO,YOUTH

Se regresa 'yes' o 'no' dependiendo si las dos variables son iguales o no. Cualquier instrucción que tenga una Y seguido de una letra de comando es procesada si

N - Equivalente a TN

R - para comentarios

T - Operando Type como salida. Ejemplo:

 R:Manda una cadena a la salida
 T:Gracias por su apoyo.
 R:Manda una variable a la salida
 T:Gracias, $NAME.

U - Haz una llamada a una subrutina. Esta empieza con una etiqueta y termina con un comando E:. Por ejemplo:

 R:Llama a la subrutina empezando en la etiqueta *INITIALIZE
 U:*INITIALIZE

Y - Equivalente a TY (que se usa cuando el resultado de un condicional es Y(es))

Un programa ejemplo:

T: Hello, welcome to my program. Please enter a number
A: #num
C: #ans = #num + 7
T: You entered #num. #num + 7 = #ans


Como puede verse, la creación de un intérprete que ejecute programas escritos en Pilot no parece ser muy complicado. Una taza de la Morsa al que implemente mejor este pequeño lenguaje que, desde luego, parece verse superado ante otras muchísimas iniciativas. En cualquier caso es un ejercicio sencillo pero interesante, el cual plantea algunos elementos que deben contemplarse cuando se escriben intérpretes.



Referencias:

Wikipedia 
RPilot 
Byte Magazine (How To Write a Language in 256 Words or Less) 

¿Qué libros marcaron tu vida?


Hace unos días vi un video en donde le preguntaban a jóvenes en el mero corazón de Nueva York, qué sabían de la Segunda Guerra Mundial. De los entrevistados, todos menores a los treinta años, ninguno sabía nada. Incluso una persona no conocía siquiera quién era Hitler, hasta que la entrevistadora le decía "sí, el hombre del pequeño bigote". Y uno podría reírse de la ignorancia de la juventud en el país vecino, pero aquí he hallado un video que es aún más grave.

Después del ridículo que hiciera Peña Nieto cuando éste era candidato a la presidencia de la República por el PRI, en donde en la Feria Internacional del Libro no pudo responder al cuestionamiento de que dijera tres libros que le hubiesen marcado la vida. La burla no se hizo esperar. Pero ¿y qué hay de otros políticos? Digamos los diputados. Pues bien, el siguiente video es una muestra lamentable del nivel de este país en donde simplemente no se lee.

Los que contestaron dijeron cosas como "Juan Salvador Gaviota", los libros de Cuauhtémoc Sánchez, aunque el diputadete no podía recordar el apellido de ese escritor y lo confundía con "Cárdenas". Otros mencionaron la Biblia. Otro más dijo que había leído libros de superación. Una diputada alcanzó a informarnos que no s epuede ser dirigente social y leer, etcétera. Es decir, los pretextos, la ignorancia lamentable, es parte de este país. Yo dudaba esa historia de que en México cada ciudadano lee en promedio dos libros por año. Ahora me parece que es mucho.

Por eso, entre muchas cosas, este país no sirve. Es un país de pena ajena.


Saturday, May 14, 2016

Este es un país de caricatura


México es un país sui generis y tan lo es, que se dice por ahí que si Kafka hubiese sido mexicano habría sido un escritor costumbrista. Y las razones saltan a la vista. Los mexicanos somos una raza por demás especial. Por ejemplo, odiamos las injusticias y las transas, la corrupción, y un sinfín de manejos turbios en muchísimas acciones cotidianas en nuestras ciudades. Por ello, queremos aplicar la justicia, hacer que los que no cumplen la ley vayan a la cárcel, etcétera pero... que no los involucre a ellos. Por eso, por ejemplo, causa tanta molestia el ridículo programa "Hoy no circula", porque nos afecta a todos los ciudadanos. Si por ejemplo, el programa solamente fuese para los vehículos de carga todos aplaudiríamos la medida, pero como nos afecta, entonces protestamos (más allá de las razones por las cuales el programa es un fracaso).

Su vamos a rubros como los parquímetros, es claro que esto nos afecta a todos los que usamos coches porque ahora tenemos que pagar por dejar nuestro automóvil en calles en donde antes no pagábamos nada y que además, podíamos dejar el coche las horas que fuese necesario. Y el plan de los parquímetros tiene una buena cantidad de "peros", por ejemplo, que el pagar por estacionarse en unos de esos "cajones" pintados en la calle, no me da derecho a nada más, ni siquiera a un seguro para caso de robo. No, nadie se hace responsable. Pero de nuevo, habrá gente que aplaudió la medida de los parquímetros porque sus calles estaban llenas de autos estacionados, probablemente de gente que trabaja por esas calles y que ahora, esto ha disminuido. Pero claro, además, las entradas de las casas no son susceptibles del reglamento de los parquímetros y los dueños de las mismas estacionan sin tener que pagar cuota alguna, sus autos frente a sus casas. Y por eso se habrá aceptado la medida, porque es para los demás, no para los dueños de las casas.

Y si pasamos a la política del país, en la medida que pasa el tiempo, empiezan a destaparse una serie de candidatos a la presidencia que francamente ya mueven a risa. Por ejemplo, ya el gobernador de la flamante CDMX dijo que sí, que le gustaría ser Presidente de la República. Pero antes que él salió Margarita Zavala (la mujer del ex-presidente Calderón), que quiere sentarse en la silla presidencial. Seguramente vio la actuación de su marido y decidió que debe ser una chamba fácil.

Y sigue el conteo: sale Pedro Ferriz de Con a lanzarse como candidato independiente pero ay, en una reunión con estudiantes, a la pregunta de cómo se podría confiar en él si el periodista había engañado a su mujer en algún momento, éste respondió con un "no seas pendejo". Con ese tipo de respuestas se descalificó a la primera. Pero bueno, Ferriz de Con es tan estúpido que de él puede esperarse cualquier cosa.

El infaltable a la cita de candidatos será el Peje, Andrés Manuel López Obrador (dicen que se llama Manuel Andrés, pero esto significaría que sus iniciales serían no AMLO, sino MALO, lo cual es una fea coincidencia). Él irá por Morena y espera ganar ahora sí. Yo siempre he creído que candidato que no gana la presidencia, no importa las veces que compita: nunca ganará. Por supuesto, puedo equivocarme.

Y si este número de candidatos resulta ya abultado, nos falta hablar de Gerardo Fernández Noroña, el cual quiero creer, a la hora de la hora, cederá su candidatura independiente al candidato de la izquierda con más chances, que seguramente será el Peje. Fernández Noroña ya ha dicho que si en su momento las preferencias lo ponen a él por encima que AMLO, este último debería "abdicar" en favor del que esté mejor posicionado. Ajá. Pero ya sabemos que el Peje no va a ceder en sus pretensiones.

Y falta el candidato del PRI, pero como ahora todos se han alineado con Peña, en el mejor ejemplo del regreso del viejo PRI, el dinosauresco PRI, entonces nadie se mueve, nadie hace pre-campaña y todos esperan a que el dedo del "preciso" diga quién es el bueno, al cual le lanzarán la caballada, como se dice en el argot político.

Y ya me había yo cansado de tanto candidato pero han surgido más candidatos independientes. La politóloga Denise Dresser ahora salió que ella bien podría entrarle al ruedo porque su consigna de inicio sería resolver el asunto de Ayotzinapa. Ah que señora Dresser más tonta. Nunca me pareció la más inteligente, ni la más combativa, ni la más nada, pero con su anuncio de que podría lanzarse como candidata independiente me deja, al menos en mí, un dejo de decepción. Si no la tenía en alta estima, menos ahora que ya quiere entrarle a la rifa del tigre, y creánme, lo de Ayotzinapa es un pretexto idiota.

Parecía pues que ya no hay por el momento más candidatos a la presidencia del 2018 pero oh, acabo de leer que Rosario Robles ya se apuntó para ser una candidata más, y su bandera es que las mujeres ya están preparadas para esta importante labor. Bravo por la nefasta señora. Sólo demuestra que aquel político que diga que no le interesa ser presidente, pues miente.

Esto ya resulta una fiesta de payasos, en donde todos se sienten como matadores cuando ni novilleros son. Gobernar a un país no es resolver el problema de Ayotzinapa o promover a la sra. Aristegui que es cierto, no ha dicho que le interesa ser candidata, pero que ya sus fans la encumbran y hacen imágenes poniendo su rostro en el cuerpo de algún presidente que lleva la banda tricolor. Resolver los problemas de México es de una complejidad que en muchos casos, sobrepasa las mejores intenciones de los seres humanos. Pero en eso nadie piensa. Teniendo a un inepto como presidente muchos asumirán que ellos lo pueden hacerlo mejor que el que está en los Pinos en este momento. Un razonamiento falso a todas luces.

Así las cosas. ¿Quién será el siguiente candidato independiente? ¿El Bronco? ¿Manlio Fabio Beltrones (el capo de capos)? ¿El que está en la SEP (Nuno)? ¿O será como lo indica la tradición priísta, el secretario de gobernación, el cretinísimo Osorio Chong? ¿O Jorge Castañeda Gutman ahora sí se lanzará como candidato?, porque se le está yendo el tren.

Yo me preparo mentalmente para actualizar mi lista. Sé que saldrán más candidatos. Y lo único que me provoca es risa, una risa nerviosa para no llorar al ver que este país no tiene remedio.

Friday, May 06, 2016

Un curso en 5 sábados o domingos para quien quiera aprender a estudiar ajedrez


Hay diferentes tipos de ajedrecistas. Hay quien simplemente busca divertirse de forma informal en un café, por ejemplo. Otros sin embargo, son jugadores que les gusta medir sus fuerzas en torneos y eventualmente ganar incluso algún premio. También están quienes son jugadores con ambiciones de llegar a jugar muy bien y participar en torneos internacionales, jugar contra la mejor oposición que puedan encontrar, y "disfrutar" de la dura vida del ajedrez profesional. Pensando en los que quieren mejorar, aunque no necesariamente para ser grandes maestros o vivir del ajedrez, propongo el reunirnos 5 sábados (en la tarde) o domingos (en la mañana o en la tarde), y estudiar unas 3 a 4 horas por sesión. Les puedo mostrar lo que en mi opinión hay que hacer para aprender a estudiar ajedrez. En esas cinco sesiones veremos cómo analizar variantes, cómo ejercitarse, cómo preparar aperturas y finales, cómo entrenarse con la computadora, etcétera.

Por motivos de espacio, solamente 5 ajedrecistas pueden ser los requeridos para este mini-curso. Si te interesa, escríbeme a mi correo, morsa@la-morsa.com y te mando un mensaje con el costo de este cursillo, más los materiales que se les dará a los que asistan. Si hay interés, entonces hablamos de fechas.