Wednesday, February 13, 2019

La miseria humana



Publiqué hace muy poco, la iniciativa que bauticé como "Reto Tiscareño", pues la idea original es de David Tiscareño, un muy buen amigo al que le gusta mucho el ajedrez y con el que trabajamos en el tema.

David, como puse en la entrada original, es un amante de los libros y cuando quiso empezar a deshacerse de muchos de ellos que ya leyó y que no uiere tenerlos más, los quiso vender en la librería de viejo, pero ante el precio que le ofrecían: un peso por libro, decidió no venderlos pero sí regalarlos. Como mencioné, como yo viajo mucho en transporte público, me ofrecía a ayudarle en su iniciativa. Así, yo me llevaría un libro, encontraría a alguien a quien regalárselo y listo, misión cumplida. Entonces David me daría un segundo libro y ejecutaríamos la misma mecánica.

El primer libro se lo llevó un oficial de policía, que está en la estación Olivo del MetroBús. Me tomé una foto con él para dejar constancia que había dejado el libro en nuevas manos y listo. Puse el artículo de mi blog en Facebook y varios aplaudieron la iniciativa, que es de David, y que además, él "patrocina", por decirlo de alguna manera, puesto que los libros los dona él. Yo solamente los entrego en su momento.

Pero no falta el miserable envidioso, que en este caso se llama Pablo Tamayo, cuya página en facebook es https://www.facebook.com/arturo.aguirre.10485 (dice Arturo Aguirre pero la red social muestra la página de este señor Tamayo), quien contestó a mi nota con:


"Pablo Tamayo Regalo un libro, me tomo una foto y me hago publicidad... #soybuenapersonasiono :v"

Y continuó en el siguiente mensaje con:

"Pablo Tamayo Morsa, si quieres regalar libros a personas que lo necesiten, hay varios colectivos que juntan bibliotecas para comunidades necesitadas (e.g. "Brigada para leer en libertad", el grupo FB "El rincón de la cháchara", etc). Pero si lo que realmente quieres es compartir SELFIES y disfrazarlo como altruismo, pues sigue así, vas bien."

Me sorprendió lo miserable de sus comentarios. Si me tomé una selfie con el que se hizo acreedor a ese libro, fue para que quedara constancia, no para mostrarme como el más bueno. Eso simplemente habla de la calidad moral de este señor Tamayo, que supongo, pretende que solamente se puedan hacer buenas acciones a partir de instituciones. Es claro que me tiene envidia por algo, porque miren, criticar hasta la mínima buena obra que uno puede hacer me parece de una miseria personal espantosa.

Y si he decidido exponer a semejante personaje públicamente es porque no se vale esta crítica a todo porque cree, desde su lamentable perspectiva, que todo acto se hace por una razón y que no puede haber bondad de nadie. Seguramente piensa como el león, que cree que todos son de su condición.

Así las cosas.

2 comments:

Domine Master said...

No pierdas el tiempo con estos miserables, obviamente tu esfuerzo y el de el "patrocinador" es genuino, y la respuesta del mequetrefe chairo es solamente una estrategia para colgarse de tu "bola de nieve" digital para darle impulso a la suya.

Yo estoy interesado en los libros, y no regalados, si pueden o tienen una lista de los títulos, hago una oferta razonable por los que me interesen, tengo un bonito librero donde vivirán cuando no estén siendo devorados por mis ojos en las noches.

jusan said...

Seré breve Morsa: "A chillidos de marrano, oídos de carnicero" Tú ni lo peles. Saludos