Saturday, October 26, 2019

Sobre la materia oscura



Dice la Wikipedia: "Se denomina materia oscura a un tipo de materia que corresponde al 25% de la materia del universo, y que no es energía oscura, materia bariónica (materia ordinaria) ni neutrinos. Su nombre hace referencia a que no emite ningún tipo de radiación electromagnética (como la luz). De hecho, no interactúa en ninguna forma con la radiación electromagnética, siendo completamente transparente en todo el espectro electromagnético".

La materia oscura fue propuesta por Fritz Zwicky en 1933 ante la evidencia de una "masa no visible" que influía en las velocidades orbitales de los cúmulos en las galaxias. Posteriormente, otras observaciones han indicado la presencia de materia oscura en el universo: estas observaciones incluyen la citada velocidad de rotación de las galaxias, las lentes gravitacionales de los objetos por los cúmulos de galaxias, tales como el Cúmulo Bala (1E 0657-56) y la distribución de la temperatura del gas caliente en galaxias, cúmulos de galaxias y nebulosas.

Y hoy aún se desconoce qué puede ser realmente la materia oscura. Sin embargo, la propuesta de Zwicky me recuerda el argumento del éter. Se supone que los físicos, hace siglos, pensaban que la energía no podía transmitirse en el vacío y por ende, tenía que haber algo, un medio de transporte, al cual se le denominó "éter". El éter era transparente y no parecía incidir en nada pero era el medio por el cual las ondas lumínicas, por ejemplo,  se podían transportar. Y para estos antiguos físicos la idea sonaba bien pues como se sabía ya, el sonido no se transmite en el vacío y extrapolando, era clara la necesidad de un medio para esto, al que repito, se le llamó éter.

Fueron Michelson y Morley los que decidieron hallar una manera de probar la existencia de este medio de propagación llamado "éter". Y entonces diseñaron un experimento que pretendía saber si por ejemplo, un medio se propagaba a favor del éter o en contra de éste. Sería análogo al que se sentiría en la corriente de un río sobre un nadador que se mueve a favor o en contra de ella. En algunos momentos el nadador sería frenado, y en otros impulsado.

El experimento de Michelson/Morley fue fallido, aunque exitoso. En vez de mostrar las propiedades del éter, no se produjo ninguna alteración de velocidad de la luz y, por tanto, ninguno de los efectos que el "viento del éter" tenía que producir. El aparato se comportó como si no hubiese "viento del éter". Este asombroso resultado no podía ser explicado por la teoría de las ondas vigente en la época. Y hasta donde entiendo, originalmente los experimentadores creyeron que habían fracasado en su experimento pero en realidad lo que habían probado es que el éter era inexistente. Trouton-Noble, otro experimento relacionado con la idea del éter terminó por confirmar los resultados de Michelson y Morley.

Pues bien, cuando a Fritz Zwicky se le ocurrió que debía haber una materia, a la que llamó "oscura", para explicar la razón de los errores hallados en la velocidad de las galaxias, lo único que hizo es buscar un argumento racional al problema. La velocidad de rotación de las galaxias, para mantenerse de manera correcta con lo que sabemos de la mecánica celeste, implicaba la existencia de esta materia que no se veía pero que debía estar ahí.

¿Pero lo está? ¿No es un poco como hablar del éter? Yo tengo una nueva teoría y que tiene que ver con un argumento que nunca se esgrime porque es una premisa básica de la ciencia: "Las leyes de la física son universales. Ocurren en todo el Universo".

¿Pero es así? Supongamos que lo que está pasando es que las leyes de la física que conocemos son en realidad locales, es decir, son inaplicables a todo el Universo. ¿Podría ser? Y se me ocurre pensar en la Teoría del Caos, en donde por ejemplo, en un autómata que se comporta al azar, de pronto llega a un estado de auto-organización, lo cual se denomina "un atractor". ¿Podrían ser las leyes de la física conocidas el equivalente a un atractor y solamente funcionar localmente?  Si esto es así, entonces lo que habría que hacer es modificar la teoría sobre la mecánica celeste, que es la mecánica newtoniana finalmente, para poder hacer que el modelo de la rotación de las galaxias se acomodara a los valores encontrados.

Es evidente que a nadie le gusta pensar que las leyes de la física son universales. Más de uno pensará que estas leyes funcionan tan bien que hemos llegado a Marte considerando cómo funciona la mecánica de Newton e incluso, la Teoría de la Relatividad para ajustar las mediciones halladas. Pero reconozcamos que tenemos muy pocas posibilidades de adentrarnos lejos, en el espacio profundo, para ver qué pasa en esos lugares del universo. De hecho, la sonda más alejada del planeta Tierra, la Voyager I no está ni a un día de la Tierra (a la velocidad de la luz), es decir, simplemente el "espacio profundo" es un decir, porque en términos astronómicos apenas se ha movido. Y si esta nave estuviese ya en alguna otra galaxia, cosa simplemente improbable porque para ello se requieren miles de años, quizás podríamos saber si la física de la sonda se comporta de acuerdo con lo esperado.

Soy de la opinión que mi hipótesis de que tal vez las leyes de la física no son universales es tan probable como la existencia de la materia oscura. No veo diferencia en la argumentación de una u otra.

De cómo son los internautas



Fue Umberto Eco quien afirmó que "Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas", y si vemos cómo se comportan los internautas en los foros de discusión, en las páginas que permiten comentarios (como YouTube), tendríamos que aceptar que Eco tiene la razón. ¿Pero por qué ocurre esto?

Quien escribe tiene un canal de ajedrez en YouTube, en el cual están abiertos los comentarios. Y aunque en muchos casos los comentarios de los suscriptores son amables, hay siempre algunos que parecen querer simplemente disminuir el valor del esfuerzo que se hace por entregar estos contenidos en video. Y esta experiencia se ve en otros canales, no solamente en el que tenemos, sino en otros con muchos más suscriptores, por ejemplo.

Y podemos poner muestras de esto, es decir, de lo que escriben algunos internautas: "viejo ridículo", "tu voz no corresponde a tu cara", "¿eres gay?", "eres malísimo en ajedrez, te gana todo el mundo". "sólo le ganas a principiantes", etcétera. Y cuando leo estas cosas yo me pregunto: ¿Pues qué les he hecho para que se expresen así? Porque miren, cuando se acercan a saludarme, ya sea porque me identificaron en la calle, o en el transporte público, nadie me insulta. Nadie me pregunta si soy homosexual. Es más, muchos exageran sus elogios por el canal de ajedrez. Entonces ¿por qué se ven este tipo de comentarios en Internet?

Mi teoría es que mucha gente que escribe comentarios (no toda, desde luego), no piensa nada y escribe lo primero que se le ocurre. Por ejemplo, en un video que hicimos sobre algunos personajes emblemáticos del ajedrez mexicano, que se reúnen cada sábado en algo que llaman "la Royal Society", no faltó quien escribiese: "¿Royal Society que usa sillas de plástico?". Es decir, a todo le ven el negrito en el arroz. ¿Por qué no disfrutar lo que tienen que decir estos ajedrecistas que han sido campeones nacionales, que han trabajado muy duro en ajedrez y que ahora ya no juegan en torneos, pero que disfrutan el juego ciencia todavía? No. La idea es descalificar, menospreciar, hacer burla de todo y mostrar en el fondo una triste envidia, sentimiento muy lamentable pero común en Internet.

Y miren, mucha gente me dice que juego muy mal al ajedrez. Y ahora apuntan el error que apareceen cada partida que muestro. Pero en más de 40 años de ajedrez ningún ajedrecista en vivo me ha indicado esos errores como si yo fuese un principiante y ellos grandes maestros. Es más, en 40 años ni quien se fijara en mis partidas pero ahora parece que todos son grandes ajedrecistas y apuntan con índice de fuego cada error cometido (aunque ninguno siquiera juegue relativamente bien en segunda fuerza, si es que participa en torneos).

El hecho de que ocurran estos comentarios que en ocasiones son de una vileza extrema es común, y tan lo es, que muchos sitios permiten comentarios pero usan la tijera y borran inmediatamente aquellos que no son respetuosos. YouTube advierte a los usuarios de su sitio, que por favor se adhieran a un buen comportamiento en lo que ponen. Sin embargo, YouTube no borra ningún comentario de nadie. Esa labor la hacen los dueños de los canales. En mi caso, comentarios groseros son eliminados. Yo en mi casa mantengo el orden y como quiero las cosas. Y por eso aplico esta medida cautelar para no desmerecer el entorno que debe tener el ajedrez, que es de camaradería, por decir lo menos.

Y podría mencionarles aquellos que dicen que mi canal de ajedrez es una porquería. Otra arista de la envidia. Vamos, si es una envidia, pues que el autor de semejante descalificación haga su propio canal y lo haga mejor. Todos al final tenemos la misma oportunidad de usar las herramientas como YouTube, por ejemplo, o la de tener un blog, o la de crear una página web. ¿Entonces? ¿Para qué la crítica malsana? Tan simple que es descalificarlo todo, desde la comodidad de su sillón en su casa, ¿verdad? Porque tirar es más fácil que levantar.

En mi opinión, Internet en general es un espejo de lo que somos como seres humanos. Nuestras virtudes y defectos. La envidia muestra uno de los aspectos más lamentables que tenemos que soportar los seres humanos. Afortunadamente podemos limitar esas actitudes hostiles. Yo no entiendo sin embargo por qué la naturaleza humana es en algunos casos tan miserable.

Saturday, October 19, 2019

Candidato a Doctor, finalmente



El viernes 18 de octubre, a las 10 am, hice mi examen de candidatura al grado de doctor (PhD), en el posgrado de la UNAM, en Ciencias de la Computación. De los cinco sinodales acudieron cuatro, pues uno de ellos se iba de viaje y no pudo acudir. Estuvieron los doctores Jorge Luis Ortega Arjona, Héctor Benítez, Francisco Hernández Quiroz y Vladislav Khartchenko.

El examen consistió en primero, mostrar el trabajo que he estado haciendo. Fueron unos 25 minutos de diapositivas, explicando la investigación realizada y dónde estábamos en ese momento. Hubo algunos breves comentarios sobre la exposición. Aparentemente todo salió bien.

Siguió una ronda entonces de comentarios, preguntas y respuestas. El Dr. Benítez, que fue el presidente del jurado, me preguntó exactamente el status del trabajo y de qué quería hacer para continuar. Les expliqué que particularmente dos temas me parecen fundamentales en mi trabajo: el primero es la generación de un álgebra que manipule los patrones en juegos de suma-cero e información perfecta y dos, la posibilidad de hallar un esquema que permita entender cuándo dos patrones son similares, apelando a una métrica. Esto último aplicado básicamente al ajedrez.

El consenso fue dedicarme a la primera parte, la cual parece ser la contribución en el campo de teoría de juegos, en donde John von Neumann hizo notables avances y bien podría ser él uno de los padres de esta teoría, que en realidad es una teoría sobre el conflicto.

Hablamos también en los avances para publicar un artículo en una revista indexada. Se dieron sugerencias que ahora debo seguir.

Terminado el interrogatorio y los comentarios, me dijeron que saliera del salón y minutos después me indicaron que había cumplido satisfactoriamente, aunque al principio bromearon diciéndome que me habían reprobado y que tenía tres meses para rehacer todo... Pero bueno, fue una broma nada más (!).

Estoy contento... Poco a poco se van dando las cosas... A eso de las 9:30 am me encontré al Coordinador del Posgrado, quien me saludó indicándome: "Ya te alcanzó el destino, ¿verdad?"... Reímos y me fui a la sala en donde sería mi examen.

Debo agradecer a muchas personas... Primero a Pilar, que siempre me da ánimos. A mi asesor, el Dr. Ortega Arjona, que me ha llevado de la mano en la investigación, así como a los doctores que han estado pendientes del trabajo que estoy haciendo. Debo agradecer a la UNAM de verdad, porque es muy generosa conmigo.

¿Qué sigue ahora? Trabajar sobre lo que sugirieron los sinodales. No hay más...


Friday, October 11, 2019

Mi nueva banda de ejercicio Xiaomi Band 4



La tecnología moderna es asombrosa y la miniaturización de componentes electrónicos es acelerada. Por ello ahora podemos ver relojes de tamaños razonablemente pequeños que tienen un sinfín de funciones, además de dar la hora, por ejemplo.

Hace años, cuando solía correr -primero maratones y luego carreras de 10K- Apple y Nike se pusieron de acuerdo para vender un dispositivo que se ponía en la planta del tenis que se ligaba al iPod y llevaba los pasos que uno daba, los kilómetros recorridos, el tiempo de la carrera, etcétera. Lo malo de dicho sensor, que costaba unos 30 dólares, era que al agotarse la batería, había que comprarse uno nuevo. He aquí cómo funcionaba:



Este dispositivo se conectaba de forma inalámbrica y además, había un sitio web en donde se podía subir la información del ejercicio realizado. Vamos, que los fabricantes habían hecho un buen trabajo para incentivar a los deportistas que empezaban a usar estos "gadgets" deportivos.

Pero hoy las cosas son diferentes. Hace un par de años me regaló mi hermano Pedro una banda de salud, (health band), que podía llevar la cuenta de los pasos que daba, el pulso del corazón, los kilómetros recorridos, la velocidad por km, etcétera. Esta era una de las tantas bandas de salud que se hacen en China, y que realmente hacen la tarea para aquel que le guste el ejercicio o bien quiera medir su actividad física. Las bandas de esta naturaleza se enlazan vía BlueTooth con el teléfono celular y en este último dispositivo se hacen todos los reportes de las mediciones, que normalmente se entregan usando una app diseñada para ello. Pero un día saqué la banda de su correa plástica (para cargarla), y se me cayó al piso. A pesar de ser sólida y de una pieza, algo pasó que nunca más pude cargarle la batería. 

Pero no pasaría mucho tiempo que mi hermano Juan (sí, tengo muchos hermanos), me regaló otra banda parecida (de otro fabricante chino), la cual funcionó muy bien y además, su cargador no exigía sacar el dispositivo de su correa, por lo que se aseguraba así que la correa no se fuese a romper pronto.

Pero he aquí que ahora me regalaron una banda de salud Xiaomi, que es más costosa que las anteriores. Creo que esta empresa es de China, pero se supone que hacen las cosas de más calidad. Si una banda china de salud cuesta unos 20 dólares, la Xiaomi cuesta el doble. Esto tiene sus pros, desde luego.


La versión 4 de la banda tiene muchas ventajas sobre la versión anterior, la Health Band 3. La nueva banda (la 4), tiene una pantalla de 0.95 pulgadas AMOLED de color que tiene mucha resolución. Es contra agua y tiene una tecnología que permite medir el puso las 24 horas y analizar incluso el sueño de quien la porta. Como se conecta vía BlueRooth, s epuede enlazar al teléfono para que la banda notifique al usuario cuando tiene una llamada o algún mensaje (aunque esta opción no la he usado aún). 

Hay 77 temas pre-instalados, por lo que la pantalla puede verse de diversas maneras, con gráficas, con números de diferentes colores, con temas incluso de empresas como Nike, Adidas, etcétera. Hay de hecho una app que aglutina las diferentes carátulas de la Xiaomi Band 4 y el usuario puede cargarlas al dispositivo directamente de forma muy simple. Tiene además 6 modos de entrenamiento, unos 20 días de vida de la batería y soporte para iOS y Android.

La verdad es que es un producto interesante que uso, aunque no he usado todas sus funciones realmente. Me parece que a la batería 20 días de tiempo de vida es exagerado aunque todo dependerá las veces que el sistema despliega la hora o los datos. Sin embargo, es muy configurable en muchos aspectos y por ello mismo parece ser un gran producto.

Quizás lo único que me fastidia es que de nuevo, como con otras bandas, hay que sacar el dispositivo de su correa para cargar la batería y eso, evidentemente, puede hacer que la correa plástica termine por quedar inutilizable más rápidamente. Sin embargo, hay muchas compañías que venden las correas que cuestan 40 pesos, aproximadamente (y que son compatibles con el modelo 3 y 4).

Si usted hace ejercicio, camina mucho y quiere llevar las mediciones correspondientes, una banda de salud, sea de las económicas o las "caras", este es el mejor dispositivo que puede adquirir.

Wednesday, October 09, 2019

Cuando Kafka se queda corto



México es un país sui géneris, en donde se ve cualquier cosas que reta a la más desbordada imaginación. Por ejemplo, tenemos un presidente, que era ya el candidato eterno y que -finalmente- se hizo de la presidencia. ¿La razón? Posiblemente el hartazgo de los anteriores gobernantes. ¿Y qué ha hecho desde que López Obrador se hizo del poder? Volverse no un presidente de verdad, sino un señor que parece ya mayor, con puntadas cotidianas, con dislates en lo que dice y lo que hace, amén de tomar decisiones como la cancelación del nuevo aeropuerto, con la subsecuente pérdida de dinero que tuvo que absorber el país para pagar a los contratistas a quienes se les canceló la obra.

Pero además, de un presidente que como ya alguien dijo: no sabe de economía y lo peor, no sabe que no sabe, tenemos el entorno cotidiano. Por ejemplo, se murió José José, un cantante popular cuya vida dista de ser un modelo a seguir. Alcohólico y drogadicto, al menos en alguna época de su vida. José José, "el príncipe de la canción", falleció en Miami. La noticia en los programas de espectáculos no se hizo esperar y surgieron las mil y un notas sobre lo que pasaría ahora. ¿Lo cremarían? ¿Lo enterrarían en Miami o lo traerían a México? ¿Qué hay de las regalías de sus discos? ¿Y qué podemos decir de cómo se llevaban los familiares del ahora fallecido? Vamos, que en este país los dedicados al periodismo de espectáculos estaban de plácemes porque José José es noticia -aunque ya haya fallecido.

Y después de N trámites del "canciller" Ebrard, llegaron las cenizas del cantante (porque creo que ya lo habían cremado en Estados Unidos), y pusieron un ataúd en Bellas Artes para darle el homenaje póstumo que se merece, para que el pueblo de México lo despida. ¿Es neta? ¿Vamos a ir a Bellas Artes, que en lugar de ser el máximo lugar para el arte de esta ciudad al menos, será de nuevo velatorio? ¿De verdad José José se merece esta despedida? En serio, ¿Qué hizo este señor además de cantar? Y si todo esto fuera poco, el mundo del espectáculo en la televisión abierta hizo una transmisión en vivo desde precisamente, Bellas Artes, para dar el último adiós.

Y vi un rato lo ridículo del acto (cuya transmisión duró 3 horas). Hubo una orquesta de cámara que tocó las melodías que hicieron famoso a José José, cantadas por una serie de cantantes de ópera que en mi vida había visto. Esto, desde luego, puede ser ignorancia mía. Después hubo más cantantes pero vestidos de charro, faltaba más, cantando más canciones del príncipe ido, acompañados del ensamble de la escuela de mariachis de la Ollin Yolitzli. Ya imaginarán la calidad de la música.

No faltaron las entrevistas de rigor y una cantidad inusual de personajes irreconocibles mediáticamente, pero que querían estar en la foto. Vamos, que más de uno dijo que José José era un ser extraordinario, casi un ser de luz (supongo) o bien, ya cayendo en la mentira cuando el entrevistado en turno decía que hasta compositor había sido el cantante. Es decir, una prole de advenedizos que quieren seguramente salir en los medios y buscan el resquicio que da este fallecimiento para ver si pueden lucirse personalmente y sacar un mínimo provecho mediático.

Pero como México, con el enfoque kafkiano, es un país constumbrista, una vez que se acabe el homenaje, retiren ¿el cuerpo? ¿las cenizas? de José José, todo regresará a la normalidad y nos olvidaremos de este cantante popular que de verdad, no es ejemplo de nada bueno, pero que los medios lo ensalzan porque "es nota" y no por sus contribuciones a este país. Y si no me creen, entren al termómetro de la cotidianidad de este país, las redes sociales, para que vean que la mayoría comentaba el fallecimiento de José José con puntadas orientadas a que era un alcohólico, entre muchas otras de sus lamentables costumbres.

Yo quisiera dos cosas: La primera: si piensan seguir usando Bellas Artes como velatorio, pues que la siguiente vez se use para alguien que haya contribuido a la historia artística de este país de verdad. La segunda: que le den este seguimiento mediático cuando muera algún connotado científico, que como no canta "40 y 20", por ejemplo, jamás pasará al imaginario colectivo por lo que haya hecho en su trabajo científico y docente.

Pero sé que esto jamás va a pasar, porque la ignorancia, como en el juego del Maratón, parece ir siempre ganando. En México el que se esfuerza, el que lleva una vida de trabajo no es mediático, no sirve para nada y es ignorable totalmente. Ah, pero que no se nos muera un cantante que el pueblo de México llorará su pena por el recién ido. Chale.

Tuesday, October 01, 2019

Cuando el ajedrez es aburrido



Leontxo García es uno de los promotores de ajedrez más importantes que conozco. Su vida la ha dedicado al periodismo deportivo, particularmente en el juego ciencia y el hombre es reconocido por ello. Leontxo es un muy buen amigo, siempre respetuoso y siempre cordial. Sabe de ajedrez y eso le da un plus en sus narraciones de las partidas que analiza, ya sean en vivo o en su canal de YouTube.

Sin embargo, hace un par de días sacó un artículo llamado "Cuando la ciencia mata al deporte y al arte", en donde critica la nula lucha de los finalistas de la Copa Mundial 2019, que se lleva a cabo en Siberia.

Los empates en ajedrez nunca han sido bien vistos y se supone que lo que busca la afición son esas batallas sangrientas donde se dan "hasta con la cubeta". Y entonces, cuando ocurre un empate soso, sin lucha, los ajedrecistas son criticados por su falta de esfuerzo en el tablero. Se esgrime además que si se quiere hacer el ajedrez comercialmente más atractivo, se requieren esquemas que impidan los empates o que al menos, los minimicen, porque como están las cosas, estos empates en el ajedrez de elite "duermen a un camello" y el ajedrez entero deja de ser atractivo para todos.

Rechazo absolutamente esta idea. La naturaleza del ajedrez tiene entre sus resultados el empate. Hay además, de empates a empates y no todos son aburridos o sin lucha. Por ejemplo, consideremos la primera partida entre Ding y Radjábov. Un empate en donde los jugadores siguieron una partida que ya habían jugado, en el gambito Marshall, que además, tiene fama de ser muy agudo pero que con la teoría moderna conocida y las herramientas defensivas que poseen los jugadores hoy día, suele llevar a empates anodinos.

Parece que Leontxo se olvida de la enorme preparación de estos ajedrecistas de elite que además, tienen que exhibir en la partida en vivo. Una transposición, un error de memoria y puede uno de los jugadores quedar perdido. Parece además olvidarse Leontxo que en este ajedrez de elite los ajedrecistas están muy bien preparados y que finalmente, el empate, es el resultado más factible. Hay muchísimas posiciones que no tiene sentido seguir jugándolas porque la nulidad es clara.

El triunfo de un jugador sobre otro en el mejor ajedrez que podemos ver hoy día se debe a un análisis y evaluación más sutil de la posición, o a haber caído en una preparación casera (como Vachier-Lagrave contra Radjábov, en esta misma Copa Mundial). Los mejores jugadores del mundo tienen además momentos buenos y malos. De pronto un gran un jugador juega un mal torneo, "no está en forma", y por ello pierde. Pero de nuevo, cuando se enfrentan estos gladiadores de la elite lo que ocurre es que haya mucha igualdad.

Yo entiendo que en esta Copa Mundial los desempates suelen ser muy movidos, terriblemente emocionantes y excitantes incluso para los jugadores. Y es aquí donde se ven feos errores y curiosidades que en general no se ven en el ajedrez clásico (como el 1.a3 de Duda contra Xiong en los desempates). Y sí, Miles  le jugó 1. ... a3 a Karpov y le ganó (Campeonato Europeo 1980), pero ésa es la excepción a la regla.

Leontxo indica la idea del GM Illescas, que es la de seguir lo que se hace en el juego japonés de Shogi:  "Cada empate es seguido inmediatamente por otra partida con los colores cambiados y el tiempo restante en ambos relojes cuando se firmaron las tablas; y si persisten los empates, así sucesivamente, pero con el importante matiz de que quien condujo las blancas en la partida inicial tendría las negras en todas las demás, de tal modo que ello le incentivaría a luchar por la victoria en el asalto inaugural".

Y tampoco estoy de acuerdo con Illescas porque ¿de qué se trata el ajedrez? ¿de jugarlo bien o de dar espectáculo a la afición? Aprendamos que el juego ciencia es una maravilla tal y como está y los empates es parte del mismo. Además, hay empates que pueden ser muy ingeniosos y luchados y los que no son así, pues es parte del juego. Si vamos a poner el espectáculo sobre el buen ajedrez, entonces sugiero que vistamos a los ajedrecistas con ropas de colores chillantes y que quizás, aprendan algo de magia para divertir a la afición mientras el rival analiza la posición en su turno.

Y sí, es exagerada mi argumentación pero es que quiero que quede claro algo: así como en el ajedrez hay empates, los hay en muchísimos otros deportes. Y hemos visto miles de partidos de futbol de lo más aburridos u otros, como la final entre España y Holanda, del Campeonato Mundial de Futbol, que fue un aburridísimo partido, muy ríspido, con un juego duro por ambos equipos y con poco lucimiento para la afición. Y nadie pide que en cada partido de futbol haya penales para que exista un ganador. Y tampoco nadie pide que los jugadores en la cancha hagan figurines para que los espectadores estén felices. ¿Por qué en el ajedrez sí se puede pedir eso?

Y termino con la reflexión del GM español Pavco Vallejo:  "Alucino un poco leyendo según qué cosas. Yo pensaba que el ajedrez, precisamente lo bonito del ajedrez es que daba igual quién estuviese detrás de las piezas, daba igual que fuese un niño de 8 años, o una abuela de 80, daba igual dónde hubieses nacido, daba igual tu religión, lo único que era importante era aprender, luchar e intentar hacer las mejores jugadas posibles. Pero ahora resulta que el ajedrez bien jugado es "aburrido" , cuando juega Magnus es aburrido (me da vergüenza leerlo) porque no se deja piezas, porque juega correcto y profundo. Sigamos separando torneos, y cargándonos el mayor valor que tiene el ajedrez, que promueve educación y valores. Y hablando específicamente de ajedrez femenino, terreno pantanoso y políticamente complicado. Las chicas tienen sus propios torneos , además de poder jugar los torneos de chicos. Tienen premios razonables , sin ir más lejos, una chica con 2500+ gana más dinero que un chico con 2700 y encima ahora juegan más "entretenido" . Pues lo siento, pero discrepo, y basta ver cómo ha jugado Hou Yifan, la mejor de las mujeres con diferencia, ha hecho 8 tablas de 9 partidas, con un juego ultra sólido. A ver si nos estamos confundiendo y lo que es "entretenido" es lo que ocurre cuanto menos nivel tienen las partidas . Pues nada, ahora en lugar de mirar un Barcelona - Real Madrid, habrá que mirar el partido del patio del colegio donde quedan 18 goles a 20. Eso sí es espectáculo".