Sunday, March 29, 2020

Sobre el coronavirus y la situación de cuarentena a nivel mundial



Hoy la pandemia del covid-19, coronavirus, parece estar llegando a los extremos, en donde se nos pide ya en México que no salgamos, que nos mantengamos en cuarentena y que además, ésta será todo el mes de abril, con la intención de que el contagio sea más lento y que no todos se enfermen al mismo tiempo, lo que dicen, saturaría los hospitales y la atención médica, llegando al límite en donde los médicos casi tendrían que verse forzados a decidir entre la vida y la muerte de pacientes por tener que decidir a quien atender.

En este mundo de información, el cual es hoy en día enorme, hallamos un sinfín de noticias de dudosa procedencia. Vamos, las "fake news" llenan muchos espacios. Pondré un par de ejemplos: Dice el Subsecretario de Salud de México, Hugo López Gatell, que quien es asintomático en el covid-19, no puede contagiar a otras personas. Pero sale un X en las redes sociales que dice: "Hay un estudio que contradice lo que dice el Dr. López Gatell". Y entonces se le hace más caso a un supuesto estudio, al que quién sabe cuál es la referencia, que al funcionario, que es especialista en epidemias, a todo esto. Otro ejemplo parte de la noticia de que alguien que ha sufrido el coronavirus y se ha curado, podría padecerlo. Eso es absurdo, pues el cuerpo genera anticuerpos contra este tipo de infección una vez que se tuvo y que se curó de la misma. Pero ahora se duda de eso y entonces se genera más miedo porque ¿saben? el asunto es generar el terror.

Y si hablo de generar el terror es porque literalmente es así: en esta ocasión no es un cuerpo de N kilómetros que se acerca y que chocará con la Tierra (como si pudiésemos evitarlo), sino un personaje perverso, invisible, que es tan poderoso como Dios, porque puede estar en todas partes. Es omnipresente y claramente podemos contagiarnos casi por tocar un objeto contaminado. Para colmo, se siembra el terror porque ya se omite decir que el 90% de la población termina por curarse en unos 14 días. ¿Entonces? ¿No que es tan malo y letal este nuevo virus? No, claro que no. Son ganas de aterrorizar porque eso vende.

Y ojo, no digo que el virus no sea peligroso. El problema parece ser que lo pueden parecer más las personas mayores, arriba de 65 años pero de nuevo, sale una nota en donde una chica de 25 años muere por el covid-19 y entonces eso quiere decir de nuevo que todos estamos en el mismo riesgo... Y aquí una golondrina hace verano. Curiosamente no he visto de casos de niños. ¿Es que ellos no se contagian? ¿Por qué no hablan de ello? Sería una manera más de aterrorizar a todos, pero quiero creer que se la están reservando para más adelante.

Pero hay cosas que siguen sin cuadrarme: por ejemplo, el último día del 2019 los chinos empezaron a hablar de este virus. Hoy, la pandemia, que empezó en China, ya acabó allá y están regresando a la vida cotidiana. ¿Cómo le hicieron para que en menos de 3 meses hayan solventado el problema? Nadie parece hablar de esto. 

Pero por si fuera todo esto un galimatías, el presidente de México, López Obrador, desdeñó al virus y apelaba públicamente a salir y abrazarse, a comer en fondas y restaurantes. Curiosamente, en los últimos días ya alguien lo convenció de que estaba regando el tepache y salió con un mensaje al pueblo de México para que ahora actué como le dijeron por semanas y que él desdeñó.

Y las noticias falsas siguen dándose. Ya hay quien habla de las maravillas que ha provocado esta cuarentena. Ahora las aguas están limpias, los delfines corren por los canales venecianos, los pájaros vuelan en ambientes sin contaminación, entre un número absurdo de artículos babosos que lo único que buscan es que se vendan estas ideas.

Además de todo esto, los números gubernamentales son increíbles. Dijo Loret de Mola, el cual no es ninguna referencia fiable, que en San Diego había unos 200 contaminados por covid-19, pero que en Tijuana no había ningún caso. Más allá de este dato, que es poco creíble por la fuente de donde viene, lo que es extraño es que la cantidad de infectados frente a cualquier país, es muy poco en México. Y en este mundo de conspiraciones, se dice que en nuestro país no se hacen las pruebas del covid-19 y que los que mueren son por neumonía atípica, pero que en realidad, piensan muchos, se trata del coronavirus en acción. Y López Gatell se desvive para que le hagan caso, porque además hay un dato muy curioso: ¿Dónde está el Secretario de Salud de este país? ¿Por qué le deja la chamba a su subalterno? ¿No debería ser el titular, el Dr. Jorge Alcocer Varela quien estuviese a cargo de esto? ¡Por qué se le paga a este señor? ¿Por qué nadie dice nada al respecto?

Pero bueno, vamos a suponer que la cuarentena debe seguirse. ¿Y la economía Apá?  Porque aunque todos lo saben, el lidiar con este problema no es algo sencillo. Primero, en el caso mexicano, la mitad dela población vive en el estado de pobreza y por ende, al día. ¿Le vas a decir a todas esas personas que si no venden hoy no comen, que se queden en sus casas? ¿Y de qué van a vivir? Misterio. Pero vayamos a otros escenarios. Ayer fui a Chedraui de Plaza Toreo y notamos que todos los negocios estaban cerrados, a excepción de la tienda Chedraui. Vamos, hay centenas de negocios, cines, restaurantes, tiendas de artículos, de ropa, de deportes, etcétera, que están cerrados. ¿Quién les pagará a los empleados? Alsea, la empresa que concentra muchos negocios, como Domino's Pizza, Starbucks, Burger King, Chili's. F. Chang's, Italianni's, The Cheesecake Factory, Vips, entre muchos otros, ha dicho que cerrará sus establecimientos sin paga a sus empleados. Y más de uno ha brincado ante tal injusticia porque ¿de qué van a subsistir toda esta gente?

En Estados Unidos, para paliar la crisis, indicaron que darán 1000 dólares a cada ciudadano para poder mantenerse ahora que todo esté cerrado. Ajá, nomás que allá se pueden dar ese lujo porque son el imperio. Vamos, si esta medida se quisiese hacer en México lo que tendríamos es que nos quedaríamos sin reservas casi de inmediato. Entonces, el panorama ni es parecido ni es comparable. Una cosa es el primer mundo y otra la región 4, que como perro flaco, nos caen todas las pulgas.

Todo esto plantea muchos retos. Nadie quiere contagiarse, pero ya hay quien habla (más fake news), de que el 80% de los mexicanos se infectarán. ¿Y eso pasó en China? No. ¿Eso pasó en España o Italia? No. Eso está pasando en EEUU? Tampoco. ¿Entonces? ¿Quien pinches gana con tanta noticia y especulación falsa y morbosa? Misterio absoluto.

Por mi parte, intentaré quedarme el mayor tiempo posible en mi casa. Viviré frente a la computadora, creando videos para dar mis clases y esperando que el problema se resuelva relativamente para cuando termine abril.

Thursday, March 05, 2020

Feminicidios y la realidad mexicana



Al escribir esto estamos a unos días de que se dé la manifestación ¿silenciosa? de "un día sin mujeres", que se llevará a cabo el 9 de marzo. Se supone que ese día las mujeres no trabajarán, no irán al supermercado, no saldrán de sus casas, no harán nada, dejando en claro su inconformidad por la situación de la que los medios han hecho eco: los feminicidios, que parecen ser una plaga ya en nuestro país.

En los últimos dos meses quizás, empezaron a ser visibles las protestas de mujeres por el acoso a la que son sometidas cotidianamente en el camión, en el metro, en la calle, en casi cualquier lugar público. Y además, han indicado que hay un sinfín de feminicidios en nuestro país y que, claramente, las mujeres requieren de protección, de un nuevo marco legal, para que las actividades de los hombres en contra de ellas, no queden impunes. Pero en el mientras, estas mujeres se cubren el rostro y salen a la calle a romper cristales, pintar monumentos, agredir a los hombres con actos "inocentes" como echarles diamantina o pintarles las ropas con sus aerosoles. Y para más, escribir consignas como "tu piropo me viola"., "tu mirada morbosa me viola", etcétera.

Pero aclaremos algunas cosas. Hoy le llaman a cualquier asesinato de una mujer un feminicidio. Y en mi opinión es una definición inexacta y que se da a las exageraciones que provocan una serie de situaciones que en muchos casos se están saliendo de control. Un feminicidio es un asesinato de una mujer por el simple hecho de ser mujer. Así, los crímenes pasionales, los que ocurren en las parejas por problemas de dinero, por infidelidad de una de las partes, o por el cúmulo de problemáticas de la convivencia cotidiana, no debiesen catalogarse como feminicidios. Son horribles, sí, pero son homicidios.

Hay que decir, además, que en México, por cada muerte violenta de una mujer, mueren 9 hombres. Y si los hombres son asesinados por el crimen organizado, por deudas, por lo que sea, simplemente se catalogan como homicidios. Vamos, no se califican como crímenes de odio contra el hombre. Pero como sea, no veo que los hombres salgan a la calle a protestar con la violencia con la que las mujeres están actuando. ¿Y por qué? ¿Será que toleramos más nuestra triste realidad?

Y entiendo, fisiológicamente la mujer es más débil pero que quede claro que las mujeres también matan a sus parejas. También las mujeres asesinan a los hombres y eso es un hecho, no un invento mío. Y sí, puedo entender que en las grandes ciudades como la de México, haya posibilidades de que las mujeres sean atacadas sexualmente por hombres enfermos, porque no tienen otro nombre, que aprovechan que es de noche, que no hay personas alrededor, etcétera. Sin embargo, también los hombres pueden ser atacados (no necesariamente de manera sexual) y ser lastimado o incluso, perder la vida, en un callejón oscuro o en un lugar con pocas personas alrededor.

Los medios, que su única función es la de vender noticias, no informar, han tomado la estafeta y entonces la protesta parece mostrar un México en donde cada hombre es un asesino o violador en potencia, cuya sed por satisfacer su sexualidad le hace cometer todo género de violencia contra las mujeres, ya sea en el transporte público, en la calle o incluso, dentro de su casa. Y evidentemente todo esto es exagerado y fuera de lugar.

Y en estas últimas semanas he leído en las redes sociales toda clase de manifestaciones de estas mujeres, ahora empoderadas, que escriben consignas como: "nos queremos vivas", por ejemplo, o bien "ya te estamos vigilando, violador", como si de verdad, en la Ciudad de México, o en cualquier otra parte del país, el atacar a las mujeres fuese un acto cotidiano y créanme, no lo es. He leído de mujeres que dicen que salen con miedo a las calles... ¿y acaso creen que los hombres no salimos con temor?

Yo entiendo el hartazgo al machismo, pero también observo que no hay tal violencia contra las mujeres en las calles o en el transporte público. Viajo cotidianamente en Metro, Metrobús o en camiones y nunca he tenido que observar hechos de violencia, vamos, ni piropos de un hombre a ninguna mujer. ¿Entonces? ¿Dónde está esta violencia cotidiana que no veo? Y voy más allá: en la Facultad de Ciencias, que ha implementado protocolos y que se les escucha a las feministas en sus manifestaciones y exigencias, no he observado que ningún profesor se sobrepase con ninguna alumna. ¿Los habrá? Dicen que el profesor que se disfrazaba de Hombre Araña para dar clases de matemáticas fue acusado por una alumna de acoso, pero no tengo información relevante. Pero aún así, un caso en una población de 10 mil estudiantes, no parece ser estadísticamente significativa, aunque el acoso de una sola mujer es un asunto grave.

Me parece pues equivocadas esta extraña guerra de las mujeres contra hombres. Me parece que lo que hay que hacer es cuidarnos entre todos. Cuídate y buscaré también cuidarte. Buscaré desde luego cuidarme a mí mismo. Ninguna institución puede asegurar que nunca te va a pasar nada porque incluso, puedes sufrir un accidente o acto violento en tu propia casa. Vamos, vivir la vida tiene sus riesgos y haremos bien si podemos minimizarlo pero de ahí a pretender que las instituciones, por ejemplo la UNAM, tiene que hacer lo indecible para que no existe ni una sombra de violencia, pues simplemente es imposible.

Las posturas radicales, como las que ahora esgrimen las mujeres, no van a ninguna parte. Pintar paredes y monumentos, romper cristales de tiendas, negocios y edificios, no va a acabar con el problema. Protestar de esa manera no es el camino para llegar a resolver las dificultades que existen en este rubro. Hacerse las violentas y además, intocables porque son mujeres, es una mala idea y parece que ellas, que buscan la protección de la ley, son las primeras en violentarla.

Así las cosas.

Sunday, March 01, 2020

Queja ciudadana contra el expresidente Calderón


En estos días han salido dos videos que supongo, ya son virales. Uno es el de un cantante de ópera, que lleva 25 años fuera de México, pero que es egresado del Colegio Militar, que enfrenta al expresidente Felipe Calderón en un avión comercial, en donde le dice sarcásticamente que le felicita por el desastre que dejó en el país cuando fue presidente. Calderón, en un principio, pensó que sería alguien que quería saludarlo pero se llevó una fea sorpresa.

Poco inteligente, el Sr. Calderón quiso polemizar con lo que le decía el cantante. Mala idea porque evidentemente es difícil defender tantos muertos y una guerra suicida contra el narco mexicano. Y cuando Calderón se levantó de su asiento y quisó agarrar (quizás del brazo), al que le reclamaba, éste le dijo: "no me toque" y mientras se iba siguió grabando, indicando algo sobre su apoyó a Andrés Manuel López Obrador, pero que no pudo pronunciar correctamente porque le ganaron los nervios del momento. De esto último ya han hecho burla en las redes sociales.

Pero parece que lo que hace la mano, hace la trás, y entonces otro ciudadano increpó a Margarita Zavala, por promover su nuevo partido político, preguntándole si no le daba vergüeza pedir dinero público. La Sra. Zavala, tan tonta como su marido, quiso contestarle con paciencia y sonriendo, aunque se ve que estaba molesta. Son varios videos que el ciudadano subió a las redes sociales.

He aquí el primer video:


El segundo video no lo voy  poner porque simplemente me parece absurdo en lo que concierne a la queja del ciudadano que quiso tener sus 15 minutos de fama, y por las babosadas que soltó la señora Zavala.

Pero sí daré mi opinión sobre el primer incidente en el avión:

El cantante de ópera, Emilio Ruggerio, vive desde hace hace más de dos décadas en Alemania. Podrá ser mexicano y sí, haber estudiado en el Colegio Militar, pero está lejos de la realidad mexicana. Pero supongamos que eso no importa. El asunto es primero, mencionar a Calderón como "cacacalderón" me parece impropio, vulgar, y le hace un pobre favor a alguien que supuestamente promueve valores culturales. Segundo, increparlo en un avión comercial, por la razón que sea, no me parece que sea el foro correcto ni el lugar adecuado y peor aún, si tanto le molestaban las políticas de Calderón en su momento, ¿por qué no se quejó cuando era presidente Calderón? Vamos, que en el fondo la queja puede ser válida, pero no es ni el lugar ni el momento. ¿Qué buscaba Ruggerio? ¿Hacerse promoción? ¿Publicitarse? 

Como en todos estos videos, salen los que apoyan al expresidente y aquellos que lo denostan. Y sí, los puestos públicos, más el del Presidente de la República, hoy en día ha perdido el respeto de la ciudadanía por el sinfín de errores, políticas equivocadas, robos y corrupción al mayoreo, etcétera. Pero me parece un asunto muy sencillo: hay -como ya dije- lugares y momentos para decir las cosas. Todo el incidente me parece fuera de lugar y en mi opinión el cantante actuó totalmente mal.

Los medios, tanto públicos como las redes sociales, de alguna manera van guiando a las multitudes en algunos aspectos. Por ejemplo, si un puberto al que le dan un premio por ser buen estudiante, cuando lo va a recibir lo rechaza, entonces es noticia. Eso le pasó a Calderón en algún momento. Y de nuevo, si el chico quería protestar, pues me parece que el foro para exponer su queja no fue el adecuado. Y lo mismo pasa hoy en día con las manifestaciones contra los N gobernadores y el propio AMLO, que ante el descontento, los medios venden la nota y le hacen ver a la población que sin problemas pueden protestar y decirle lo que se les antoje a los que gobiernan, porque parece que todo eso se vale y está bien.

Alguna vez me pregunté si me encontrara al idiota de Peña Nieto de frente. Si así fuese, le saludaría con respeto, como hago con todos, porque probablemente donde eventualmente lo hubiese encontrado, no sería un lugar para reclamarle nada. Y eso es la educación, la cual se aprende en casa.  Yo pienso que el video del cantante como el del otro oportunista, están fuera de lugar.