Monday, August 20, 2018

Cuando el descaro no tiene límite



Hace unos seis años, quizás un poco menos, el entrante gobierno de Peña pretendía hacer un sinfín de reformas: la energética, la educativa, etcétera y se supone entonces que eso "movería a México". Para implementar la reforma educativa, con un supuesto nuevo modelo con el cual -ahora sí- los alumnos aprenderían, tenía el gobierno mexicano que hacer a un lado a la lideresa a perpetuidad del Sindicato de Maestros, la "maestra Elba Esther Gordillo". Y para ello, no se les ocurrió mejor idea que detenerla, fincarle cargos por lavado de dinero, por delincuencia organizada, por fraude al fisco, etcétera. La cosa era que una vez muerto el perro se acabaría la rabia.

Pero la reforma educativa tuvo otros inconvenientes. Una facción de Oaxaca no se sometió a la misma y hubo muchos conflictos. Finalmente la reforma -a seis años de gobierno- parece haber fracasado y hora que se va este gobierno por demás fallido, están haciendo como que nadie vio, nadie dijo nada, para salir lo menos raspados posibles. Fue claro que no es tan fácil oponerse a inercias del pasado, muy antiguas, que hacen que los cambios simplemente no se puedan hacer.

Pero regresando a la señora Gordillo, hay que decir que la llevaron presa y entonces comenzó el largo trámite de abogados defensores y acusadores. Curiosamente la maestra Gordillo de pronto enfermó y fue trasladada a algun hospital privado, en donde es mejor que a cualquier cárcel de este país. Ante argumentos como su edad, por ejemplo, eventualmente se le dictó prisión en su casa. y bueno, la ley a veces hace este tipo de cosas por compasión ante una edad avanzada.

Parecía pues que la maestra Gordillo, bien que mal, había sido eliminada de la política mexicana. Cabe señalar que nadie en su sano juicio podría defender a esta señora por los cargos que el imputaban. Una maestra de primaria, como ella, tenía una casa en San Diego, otra propiedad en Polanco, una zona costosa en la Ciudad de México y además, la sra. hacía gala de sus vestidos costosísimos y de sus bolsas de marca de más de 30 mil pesos. Así pues, es evidente para todos que esa señora tiene que haber hecho algo que no parece muy legal para poder tener esas propiedades lujosas y ese trebn de vida.

Pero algo pasó: la Procuraduría General de la República, después de seis años, no pudo acreditar los cargos que le imputaban a la sra. Gordillo y ésta fue puesta en libertad, aunque de nuevo, ya estaba de alguna manera libre pues no estaba físicamente en la cárcel, sino en prisión domiciliaria.

Y entonces, ahora que fue liberada, la maestra, la exlideresa del poderoso sindicato magisterial, se fue de vacaciones para hoy salir públicamente y decir todo lo que piensa. Y he aquí el discurso de una mujer que no tiene vergüenza, que ha vivido robando al magisterio, que ha sobornado a sus líderes locales regalándoles Hummers o más bien, dizque rifándolos.

Pero vean el descaro de la sra. Gordillo, que ahora le ha regresado la fuerza, se le acabarons sus múltiples enfermedades y está dispuesta "esta guerrera", como se autonombra, a regresar a la política mexicana. Triste asunto, triste país y lamentable política.


Lo dejo aquí. No tengo ya calificativos para ver que este país no ha cambido ni cambiará.

No comments: