Monday, October 29, 2018

De la consulta del aeropuerto de Texcoco o Santa Lucía




El presidente electo, el "Peje", Andrés Manuel López Obrador, inició una consulta que todo parece indicar que ni legal es, porque ni siquiera ha entrado en funciones el nuevo gobierno, en donde pregunta si se debe continuar con el NAIM en Texcoco o iniciar la construcción de un aeropuerto en Santa Lucía.

La consulta tuvo todos los visos de informal, de mal hecha, en donde la tinta indeleble no lo era y hubo quien votó hasta cinco veces, en donde no se instalaron casillas en muchas colonias, en donde se manipuló tanto como se pudo el resultado. El Peje apostaba a Santa Lucía y ahora los resultados finales indican que ganó esta opción. Según Animal Político: 310 mil 463 personas votaron por continuar el aeropuerto de Texcoco (el 29%), y 747 mil votaron a favor de Santa Lucía (69%), de acuerdo con los registros de 98.18% de las casillas instaladas; 2 mil 722 votos fueron anulados.

Aquí hay un sinfín de problemas: 
  1.  La consulta fue fallida en muchos sentidos. Hubo problemas como los que votaron muchas veces, o bien, los que quisieron votar mediante una app que no funcionó, o bien, el hecho de que muchas casillas no se instalaron donde supuestamente iban a instalarse, etcétera. Vamos, que si hubiesen sido elecciones para elegir presidente, el Peje se habría quejado de cuanta irregularidad ahora se vio.
  2. No entiendo para qué elegimos a alguien como Presidente si va a hacer una consulta sobre un tema tan importante. Es decir, ¿hacer una consulta a quiénes? ¿a ciudadanos comune que ni idea tienen de nada? ¿No sería mejor contratar a unos ingenieros que decidieran, con criterios técnicos, la viabilidad de las obras tanto en Santa Lucía como en Texcoco. Pero no, se consulta a los ciudadanos porque "el pueblo es sabio", una frase por demás demagógica. 
  3. El NAIM en Texcoco lleva, según Animal Político, el 30% de avance. Es decir, que el dinero que se haya gastado en la obra se tirará si eas que se cancela la misma. 
  4. Al cancelar esta obra, el nuevo gobierno tendrá que pagar indemnizaciones por no haberse cumplido los contratos ya firmados. Se calcula en 200 mil millones pesos las pérdidas del gobierno por cancelar este nuevo aeropuerto. 
  5. Santa Lucía queda a 105 kms de la ciudad de México mientras que Texcoco a 5 kms. Saquen sus propias conclusiones.

Así las cosas. Se supone que el Peje "no nos iba a fallar". Empezar su gobierno con semejante clausura de Texcoco implicará un boquete de 200 mil millones de pesos. Vamos a ver qué medidas va a tomar.

3 comments:

Unknown said...

La sola idea de las consultas es genial, parece que por primera vez en la historia del país podemos elegir algo más que un presidente cada 6 años. Me hubiera gustado ver la consulta previa a la construcción del aeropuerto que van a tirar. También me hubiera gustado votar en la consulta previa a la construcción de la Estela De Luz. Y un largo etc.
Insisto, una consulta es una idea genial, pero la ejecución y las consecuencias que acarrea, parecen ser algo para lo que no estamos preparados. Lo más destacado creo yo, es la creación de un precedente en materia de la construcción en México: "No puedes construir o seguir construyendo obra pública, sin la voluntad del Pueblo"

Morsa said...

No sé quién escribe este comentario pero paso a contestarlo: no entiendo para qué se tiene un presidente electo si todo lo piensa poner a consulta. El asunto creo, tiene otra vertiente: la corrupción imperante en donde estas obras gigantescas se les da a quienes le unten la mano a los funcionarios públicos que dan los vistos buenos respectivos. Por ello todo este asunto ha causado tanta polémica. De hecho, el Peje tendrá que vérselas con las demandas por incumplimiento de contrato. Probablemente muchas empresas decidan ni siquiera demandar porque quizás no han cumplido siquiera con lo que iban a hacer. No sé, hay mucho que ver sobre este tema todavía. Lo que sí puedo decirte es que uando se elige al presidente es para que él y su equipo decidan el futuro y pongan las reglas del juego en muchos sentidos. Ellos son los responsables de las políticas públicas y estas nos afectan a todos.

Poder votar si se hace o no la estela de luz es francamente irrelevante. Lo relevante, lo que incide en todos, es cómo se llevan las políticas públicas, la economía, en qué se gastan los recursos y cómo se administra un país. Una estela de luz no incide en términos reales, aunque se hayan gastado 1000 millones de pesos. En serio.

Juan Enriquez said...