Saturday, March 30, 2013

Mi nuevo gadget: grabadora digital de voz


En diciembre del año pasado recibí un simpático regalo: una grabadora de voz, de estado sólido, marca Memorex. Se trata del modelo MB2063 cuyo costo aproximado en México es de unos 250 pesos (unos 18 dólares al tipo de cambio de 13 pesos por dólar). Tiene una memoria flash de 128 MBytes y permite grabar hasta 56 horas (en modo LP). Usa dos pilas AAA y además, tiene un "mosquetón" (así le llama el manual), que es simplemente un círculo de plástico para poder enganchar la grabadora a -digamos- las llaves del auto y así tener siempre accesible el juguete. Además, tiene interconstruido el micrófono y el altavoz y una pequeña pantalla LCD en donde se muestra la información del tiempo de grabación la hora, etcétera.

Tiene control de volumen, cuatro carpetas en donde se pueden guardar hasta 99 mensajes en cada una. Puede grabar cuando hay sonido nada más y se apaga temporalmente si no hay sonido por dos segundos. Es fácil moverse entre las carpetas con pláticas grabadas y pesa muy poco. La calidad de la reproducción es más que aceptable y sin duda hace obsoletas las grabadoras de cassettes que se usaron por mucho tiempo.

Sin embargo, encuentro unos pocos detalles que la podrían hacer un mejor producto a esta grabadora:

  • El precio, 250 pesos, me parece relativamente costosa esta grabadora para lo que hace, pero desde luego, es cuestión de opiniones.
  • Las conversaciones se graban y se reproducen bien. Sin embargo, éstas no pueden ser pasadas a una computadora, cosa que ya debería ser algo más que común.
  • Sería interesante tener una ranura para una tarjeta SD y eso la haría incluso más atractiva a los usuarios.
  • Le puse unas baterías -supuestamente "Kodak"- AAA, que me costaron 10 pesos y duraron unas siete horas, 3 menos que lo que indica el manual (eso suponiendo que se usan para grabar contínuamente sin parar). De nuevo, puede ser que haya usado pilas "piratas".

Por lo demás, el gadget cumple con los objetivos y de hecho, he estado pensado en Lewis Carroll, que tenía un dispositivo de su propia invención para poder escribir notas si de pronto despertaba con una buena idea a la mitad de la noche y quería que no se le olvidara. En ese sentido esta grabadora podría servir para llevar notas o cuando se nos ocurra esa idea fantástica poderla usar.

La verdad es un bonito gadget, muy ligero, que cumple con su cometido. Creo que en promedio es recomendable.


2 comments:

Alexander Espher said...

Curioso post, ya que 'todos' los celulares actuales tienen esa opción, es raro ver con vida estos gadgets.

Morsa said...

Alexander,

ni tanto. Muchos periodistas requieren de grabadoras y más si son digitales. Tienen las funciones perfectas para su trabajo. Un celular en ese sentido es para grabar algo eventualmente.