Wednesday, August 16, 2017

Calcular las pelotas que están en un Honda HRv



La Farmacia San Pablo inició una promoción, que terminó el 15 de agosto, en donde al comprar una cantidad de medicinas, por un valor mínimo de 700 pesos, se podíaapostar cuántas pelotas caben en una camioneta Honda HRv.  En la medida que el cliente gaste más,  se podían apostar hasta 5 boletos. La empresa que organiza ha tomado sus previsiones contra los caza premios, lo cual puede ser interesante para tener más posibilidades de sacarse un premio.

Hay tres camionetas en el concurso, una se dará a los que compren vía electrónica y las otras dos a los que acudan a las farmacias y llenen sus boletos. Vamos a ver cómo nos va.

De concursos anteriores ya sabemos algunas cosas: el poner pelotas aunque sea muy ordenadamente, dentro de un espacio como el de un coche, resta entre el 44% y 47% del espacio. Por ello, hay que tomar en cuenta este importante detalle.

Por otra parte, tenemos los valores de la cantidad de pelotas de concursos pasados, como el que hizo Cinemex, en donde hubo 7234 pelotas. En ese caso se trataba de una camioneta Grand Vitara. Hoy hablamos de una SUV Honda, que es un poco más chica. En el caso del concurso de Cinemex, me equivoqué por 16 pelotas (me pasé) y me acerqué a 58 pelotas del resultado. Nada mal pero aún así, no es suficiente para ganar.



De las especificaciones del coche Honda donde están las pelotas tenemos:

largo total 4294 mm
altura total 1605 mm
ancho total 1772 mm

El volumen total del coche (como si fuese una caja será):
429.4 cms x 160.5 cms x 177.2 cms = 12,212,393.64 cm3

Pero desde luego, este no es el volumen del espacio que ocupan las pelotas.

-----
Volumen de la esfera:

la fórmula del volumen de una esfera es V = (4/3)(pi)(radio^3)

¿cuánto mide una esfera dentro del coche?

radio de la esfera: 4 cms...

V = (4/3)(3.1415926535)(4^3)

V = (1.333)(3.1415926535)(64) V = 268.08 cms3 por esfera...

----

Espacio interior (volumen). Aunque no hay medidas exactas, considerando el cálculo hecho sobre una camioneta Grand Vitara, la Honda debe tener aproximadamente 120 pies3:

Interior volumen: 120 ft3, que es 3,398,022 cms3

----

Total de esferas = Volumen interior / Vol esfera = 3,398,022 / 268.08 = 12675 esferas.

Pero se desperdicia una buena parte en el espacio que hay entre las pelotas,
esto es algo así como del 44% al 47%, por lo que tomemos un valor de 47%
(el auto no se ve lleno en la parte superior realmente). Entonces tenemos:

3,398,022 * 0.53 = 1,800,951.66 espacio ocupado por las pelotas en cms3

Entonces 1,800,951.66 / 268.08 = 6717 pelotas.

Por este valor debe estar el resultado final.

En conclusión, hay que apostar a los siguientes valores: 6697 6707 6717 6727

Ya avisaré la precisión del cálculo. Crucen sus dedos.

Saturday, August 12, 2017

¿Influyen los medios en las acciones de las personas?


La pregunta que da título a este artículo me la he hecho durante mucho tiempo. Cuando vemos que muchas empresas gastan millones de pesos por aparecer en un espectáculo masivo (por ejemplo, la cerveza Tecate se anuncia incluso en las cuerdas del cuadrilátero de Box cuando hay una pelea importante), nos hace pensar que -efectivamente- los anuncios en los medios tienen su impacto.

Si hablamos de medios electrónicos, muchas páginas hacen dinero gracias a los clicks que dan los usuarios que entran en las mismas. Hay "banners" con anuncios, que aunque dejan poco dinero, van dejando algo siempre. Y desde luego, el número de personas que visitan una página es un modelo de negocios para algunas compañías en Internet, que venden su publicidad a otras empresas partiendo del hecho de que tienen muchos visitantes por día.

Un ejemplo de esto es lo que se ve con los "youtubers", los cuales a cada rato organizan "dinámicas" para regalar premios: un teléfono celular, una tablet, boletos para algún espectáculo, etcétera. Y las compañías que se dedican a la producción y venta de casi cualquier bien buscan posicionar sus productos lo mejor que se pueda.

Y es claro que todos buscan en algún momento sacar ventaja de este posicionamiento. Por ejemplo, se supone que las compañías pagan a los supermercados por poner sus productos en los anaqueles que se encuentren a la altura de los ojos del comprador promedio. No me consta que sea así, pero es algo que se ha dicho con frecuencia.

Y si los medios impactan con su propaganda, entonces podemos entender las modas. Si una actriz de moda usa cierto modelo de lentes oscuros, pudiese ser que se pusiesen de moda, es decir, la gente empezara a usarlos, en un afán de "sentirse" como la actriz que los porta. Y más de uno pensará que eso es ridículo, pero quienes recuerden la película "10, la Mujer Perfecta", recordará a Bo Derek con sus trencitas, las cuales generó que muchísimas mujeres le entraran a ponerse el cabello de esa manera.

Y si vamos a temas más allá de la publicidad de objetos, la televisión particularmente, sigue siendo uno de los intermediarios de contenidos de todo tipo. Hoy en día tenemos que cadenas de televisión de paga tienen las populares "narconovelas", las cuales giran todas en el tema principal de precisamente el narcotráfico. Y el otro día que hacía "zapping" con el control remoto de la TV, cambiando de canal cada 5 segundos, me detuve en Telemundo y su novela "El Señor de los Cielos", en donde se habla de este mundillo de dinero a raudales, de contactos ilegales al más alto nivel político de los países y de, evidentemente, muertes entre los diferentes cárteles de la droga.

Otra serie del mismo corte fue la de la "Reina del Sur", protagonizada por Kate del Castillo, en donde la actricita de pronto confundió la realidad con la ficción y de alguna forma consiguió entrevistar al Chapo Guzmán, el cual se había fugado de una cárcel de máxima seguridad. Y obviamente la tonta actriz jamás pensó que se iba a poner a platicar con un tipo que ha matado a decenas de otras personas (o mandado matar). Y que la realidad no es la ficción de su serie pinchurrienta.

Y el punto es que estas series pueden llamar la atención a los que las ven, y las tramas pueden estar bien hechas y hacer que quienes las observan, se vuelvan de alguna manera "adictivas". Y entonces se hace la apología del delito, como si las tramas de esos personajes pudiesen ponerlos en dos planos: asesinos terribles pero amantes de su familia, por ejemplo, y esto los "humaniza", aunque en el mundo real maten sin piedad y además, porque lo saben, son las reglas de este tipo de negocios.

Estamos acostumbrados a ver como las películas de policías y ladrones del país del norte, muestran a buenos y malos matándose de todas las maneras posibles. Los malos jamás tienen un mínimo sentimiento de compasión y los buenos, cuando acaban con los malos, se les justifica plenamente, como si los muertos no hubiesen sido personas. Y sí, son "churros gringos", sin duda, pero si regresamos a la pregunta original que he hecho al inicio de este artículo, también esto impacta en los comportamientos de las personas.

Promover este tipo de novelas, en el medio que sea, es mala idea, porque parecen decirnos: "el crimen sí paga, si eres el mejor narcotraficante, o la narcomujer más mortífera", etcétera. Se crean valores totalmente absurdos como el amor al dinero cueste lo que cueste. Y eso no puede ser bueno para la sociedad.

Y sí, me dirán que es ficción, pero incide e impacta. Después no nos quejemos de la criminalidad.

Saturday, August 05, 2017

El secreto del éxito en ajedrez



Todos los ajedrecistas queremos jugar mejor, triunfar en nuestras partidas, ganar premios, ser reconocidos en el arte del ajedrez, etcétera. Pero la realidad es que la mayoría no llega a cumplir sus sueños. ¿Cuál es la razón? ¿Falta de talento? ¿De motivación? ¿De un entorno adecuado? Puede ser que haya una serie de elementos para llegar a jugar un gran ajedrez, pero finalmente parece ser una cuestión de esfuerzo personal. Tal vez todo tenga que ver con un trabajo contínuo, sistemático, disciplinado. Es difícil llegar a hacer algo bien si uno no pone todo su empeño para lograrlo. Y el ajedrez tiene -como muchos otros artes y ciencias- esta dificultad. La Diosa del ajedrez, Caissa, es muy celosa, y no permite distracciones ni desinterés, el cual se paga con la derrota.

Tenemos el caso de grandes ajedrecistas que empezaron muy jóvenes y que alcanzaron el títulode gran maestro siendo quinceañeros. Podríamos hablar de talento en extremo porque la meta está muy alta, pero pudiese ser que no lo estuviese tanto si se hace un trabajo cuidadoso. Un ejemplo de ello lo tenemos en las hermanas Polgar, quienes las tres, llegaron a los grandes niveles de ajedrez. Una de las razones es que su padre, Laszlo Polgar, decidió educarlas desde pequeñas bajo la teoría que trabajando sobre un tema, las chicas podrían llegar a ser excelentes en ese tema. El papá Polgar demostró sus asertos no con una de sus hijas, sino con las tres. Y por ahí se dice que está el libro llamado “Educando genios”, del propio Laszlo Polgar, aunque parece eludir todos los intentos de encontrarlo por Internet para adquirirlo.

Susan Polgar, la mayor de las hijas, logró ser gran maestra y campeona mundial. He aquí sus palabras sobre el secreto de su éxito en ajedrez: “Se me pregunta con frecuencia ¿cuál es el secreto para el éxito en ajedrez? ¿La respuesta? Trabajar más duro e inteligentemente que los otros competidores. Cuando yo jugaba, mientras otros dormían, yo entrenaba. Mientras otros iban al cine, yo entrenaba. Mientras otros se iban de vacaciones, yo entrenaba. Mientras otros iban a conciertos, yo entrenaba. Mientras otros salían con amigos, yo entrenaba. Mientras otros iban a clubes nocturnos y discotecas, yo entrenaba... No sólo entrenaba en el tablero de ajedrez. Hacía todo lo posible para mejorar mi capacidad física. No fumo, no bebo, no tomo drogas. Trato de comer sanamente y hago diligentemente ejercicio.

¿Los resultados? Me convertí en la mujer #1 en el ranking mundial a la edad de 15 años y me mantuve entre las tres primeras por 25 años. Fui la primera mujer en hacer el título de gran maestro (entre los hombres). Primer jugador, hombre o mujer, que gana la triple corona (el mundial de rápidas, de blitz y el campoenato clásico). Gané al menos dos medallas en cada olimpiada, totalizando 5 de oro, 4 de plata y 1 de bronce y tuve 56 partidas sin perder.

¿Tenía yo talento “natural” para el ajedrez? No realmente. Pero lo logré gracias a mis hábitos para trabajar, enfocarme en lo que quería y en la disciplina. Y ahora yo repito el mismo proceso como entrenadora. “Es fácil. ¡Cualquiera puede hacerlo!”

Notables las palabras de Susan Polgar. Muhammad Alí, Cassius Clay, lo habría puesto más brevemente: “Entrena cuando ellos duermen. Estudia cuando ellos se divierten. Persevera cuando ellos descansan. Entonces vive lo que ellos sueñan”.

Que quede para la reflexión.

Tuesday, August 01, 2017

Nueva versión del Editor de Ajedrez



Hace unos meses escribí un editor para ayudarme a la creación de artículos y libros de ajedrez. La problemática es simple: un procesador de palabras normal no tiene manera fácil de hacer diagramas o de desplegar la notación ajedrecística que en general aparece en los libros y artículos de ajedrez.

Así, la primera versión del editor permite cargar una base de partidas en formato PGN (Portable Game Notation), que es el estándar internacional para describir las partidas de ajedrez en formato electrónico. Una vez teniendo la base de partidas, se puede cargar alguna partida y mover las piezas con los controles de atrás y adelante. Una vez que se tiene la posición de interés, se puede pasar el diagrama de la misma al editor de forma automática. Igualmente, se puede pasar la partida (en formato PGN) con los figurines correspondientes como se usa actualmente en los libros especializados.

El editor permite marcar texto y ponerlo en negritas, cursivas o subrayado. Se puede formatear el texto a la izquierda, a la derecha, centrado y justificado en ambos bordes. El editor también puede corregir el texto usando un diccionario de palabras que viene de Linux, pero que hace la labor de corrección algo más sencillo.

Lo nuevo del editor es que se han incluido dos nuevos botones, uno etiquetado como "Txt", el cual pone al editor en formato de escribir texto normal. El botón que tiene una figurita de rey cambia el tipo de botón al de figurines, que es el de la notación de ajedrez. Anteriormente si se quería hacer eso, había que ir a la opción "Formato" y de ahí a "Fuente". De esta manera el cambio se hace de forma mucho más rápida y directamente.

También se le han añadido los símbolos más usados en la notación usada en los Informadores ajedrecísticos, publicación yugoslava, referente de esta manera moderna de anotar partidas de ajedrez. Se añaden los símbolos para "las blancas están mejor", "las blancas están ganadas", "la partida está igualada", "zugzwang", "apuro de tiempo", "novedad teórica", "nota de la redacción", etcétera. También se agregaron los símbolos de las piezas (figurines), que muchas veces se usan cuando por ejemplo, se quiere poner que hay un peón débil en la casilla a4, por mencionar un simple ejemplo. Finalmente se agregó una etiqueta que muestra qué tipo de letra (font), está activo.

Por lo demás, el editor se comporta como el anterior. Los archivos se guardan en formato RTF y se pueden entonces leer a MsWord, por ejemplo, si se le quiere dar un formato más sofisticado, por ejemplo, poner el documento en dos columnas, cosa que mi programa aún no puede hacer (y que conste, he estado investigando esta posibilidad).

Así pues, quien le interese el editor, he aquí lo que tiene que hacer (ver más abajo). Cabe decir que si ya el lector usaba la versión inicial, puede descargar solamente el enlace del programa, sin tener que volver a instalar los tipos de letra o los diccionarios. Cualquier sugerencia es bienvenida...

Este es el mensaje que mando a quienes me piden el editor:

Instala primero los diccionarios para la corrección de los artículos:
http://www.mediafire.com/download/bdyc1yyrz3ev8ls/ISpelIns+%281%29.exe

Pienso añadir más tipos de diagramas pero por el momento solamente trabaja con "zurichdiagram cbwin" que es un tipo de letra para hacer diagramas y que puedes instalar con el programa que puedes bajar de aquí:

http://www.mediafire.com/download/li5p53qzghgldph/font_setup.exe

que instalará varios tipos de letras pero ojo, no funcionará para otro tipo de diagramas por el momento. En las publicaciones, los diagramas de 20 puntos son los más adecuados, pero claro, los puedes poner del tamaño que quieras.  Por otra parte, espero que haya actualizaciones más o menos continuas, pero dependerá de mi tiempo libre, porque ando un poco liado con mi trabajo académico, pero ya me daré tiempo.  Por lo demás, si dejé algo en el tintero (debería decir, en el teclado),vuelvo a escribirte. Las
actualizaciones las comentaré en mi blog. Si no te mando alguna por favor, pídemela.

El editor lo puedes descargar de aquí:

https://www.mediafire.com/file/6il180lnm1ikest/setup_editor_ajedrez.exe

Avísame cualquier problema.

Friday, July 28, 2017

De las buenas intenciones a la realidad



Hoy, gracias quizás a Internet y las redes sociales, se puede publicitar cualquier cosa, aunque sea "chafa" o inútil. Hace muchos años unos vivales consiguieron que la UNAM les diese cabida con su página sobre supuestos temas biológicos, pero en realidad se trataba de pseudo-ciencia. Por azares del destino hallé la página en cuestión y cuando vi de lo que hablaba, la denuncié a las autoridades de cómputo de la UNAM, que la quitaron de inmediato. Y ojo, no es que la pseudo-ciencia no tenga cabida en este mundo, simplemente que la UNAM no es el sitio para hacerse eco de esas patrañas que ya cada quien creará o no.

Y como decía, las redes sociales ahora publicitan cualquier cosa. En ajedrez, por ejemplo, se anuncian los "grandes logros" de los niños ajedrecistas, aunque estos sean en el mejor de los casos magros. Se aplaude todo lo que hacen estos geniecillos pos-modernos, de acuerdo a quien publica estas notas, que en general son los padres de dichos niños, y nos hacen creer que tenemos montones de Magnus Carlsen aún no descubiertos.

La realidad es otra. Son niños que juegan un ajedrez como aficionados. La mayoría tiene un rating de segunda o tercera fuerza pero en Internet nos los presentan como maestros, por decir lo menos. Y como estos niños viajan a torneos y festivales internacionales (casi siempre pagado por los respectivos papás), entonces se les hace un show mediático como si ellos estuviesen jugando el Mundial de Ajedrez, cuando en realidad juegan un ajedrez de 3a fuerza.

Y ojo, no creo que esté mal que los niños compitan, sino que os salgamos de la realidad sobre el mérito de sus triunfos. Niños y jóvenes que fueron en su momento a los festivales mundiales en Grecia o España, prácticamente ya ninguno juega. Sus resultados en esas competencias fue desastroso. Nuestros enviados a jugar el sub18 quedaron en los últimos lugares y no es para sorprenderse si se tiene en cuenta que había grandes maestros y maestros internacionales, con ratings de 2500 y casi 2600 en algunos casos. Así no hay fogueo ni competencia, es una simple masacre.

Y si hablo de esto es porque en Coahuila un jovencito de 16 años aparece en una entrevista, en donde el autor de la misma dice que este muchachito ganó una beca para estudiar en Rusia, y que se la ganó gracias a sus buenas artes en el ajedrez. La realidad es que probablemente no es así, porque el jovencito en cuestión tiene 2014 Elo y con eso, como una vez el GM Silvino García le dijo a una ajedrecista mexicana que quería jugar el Capablanca, que al decirle su rating le comentó: "hija, con ese Elo no cocinas ni un huevo frito".

Y entonces esto que estoy escribiendo lo puse, con otras palabras, en la página de Facebook en donde se anunciaba el asunto. Y no me faltaron quienes no les gustara lo que les dije. Alguno de ellos me dijo que estaba demeritando al chico becado, pero la realidad, de nuevo, no es así.

Digamos que ya es importante poner las cosas en claro y en su justa proporción. El chico ajedrecista tiene 16 años y 2041 de Elo. En Rusia -creo- hay unos 5 millones de ajedrecistas registrados en dicha federación (podría estar equivocado en la cifra exacta), y claramente 2041 puntos no cocina ni un huevo, como diría el GM García. Entonces ¿qué aplaudimos? No lo sé.

Pero además, el artículo dice que el chico ha jugado varias veces en Cuba, aunque no se indica en qué lugar quedó. Y yo sé la razón: los torneos abiertos de ese país son durísimos. El Capablanca in memoriam tiene siempre unos 20 GM y otros tantos MIs que participan. Nuestros jugadores mexicanos titulados no han podido ganar ese torneo y no es una queja ni un reclamo, es una realidad. Hay mucho más nivel en Cuba que en nuestro país. Por ello, nuestro pequeño héroe becado simplemente habrá jugado y si le fue bien, habrá hecho la mitad de los puntos en disputa. No veo que se pueda hacer mucho más con 2041 puntos Elo.

Y de nuevo, todo esto es para ubicarnos en la realidad de nuestro ajedrez. De todos los niños que fueron a ese torneo juvenil e infantil en Costa Rica, el panamericano, solamente Sión Galaviz sacó medalla de plata por desempate. Los demás si acaso, quedaron entre los 10 primeros. Pero después, algunos de esos niños se apersonaron en un torneo similar en EEUU y todos quedaron en las últimas mesas. Pero de eso no hablamos, no decimos nada, porque no es políticamente correcto, porque no queremos que los chicos se desanimen quizás.

El asunto es que hay una curiosa doble moral en este país nuestro. No hablamos de discapacitados porque es mejor decirle personas con capacidades diferentes. Como si discapacitados no hablara de esta realidad que siempre queremos tapar. El mexicano y sus eufemismos continuos, para mostrar que somos sensibles, pero eso no necesariamente ayuda. Para mejorar hay que enfrentar la problemática y esto claramente no se quiere hacer porque la realidad no nos gusta. Por eso nos andamos una y otra vez con eufemismos.

Y solamente he tocado el ajedrez, pero en otros campos se dicen cosas públicamente. Por ejemplo, en un video que circula por las redes, seis locutores, especialistas de futbol (entre ellos Hugo Sánchez), discuten los pormenores de nuestra fallida selección. Un comentarista dice que México no está preparado para ganar ninguna copa del mundo y entonces se le echan encima. Le dicen que tiene una "mente chiquita", que "hay que tener sueños", que "con esa mentalidad no vamos a ninguna parte", etcétera. Pero es cierto lo que decía el comentarista criticado: estamos lejos, muy lejos de ser potencia en futbol. Si jugamos con los brasileños pues decimos que finalmente es una potencia por tradición, muchas veces campeón mundial. Si nos tocan los teutones entonces decimos que son más fuertes. Si nos tocan los de Jamaica tememos que sean más rápidos. Vamos, todos tienen atributos que nuestra selección no tiene. Y entonces no se quiere enfrentar la realidad, sino el seguir soñando con ganar cuando no hacemos nada para ello.

Soñamos con el triunfo, pero no hay preparación realmente. No trabajamos sobre nuestras limitaciones y pensamos que vendrá el Chicharito o Carlos Vela a resolver la eterna crisis de una selección que es un negocio y que, calificar al mundial, simplemente sirve para que la afición desembolse cuanto dinero tenga en apoyar a estos buenos para nada. Y es por ello que, probablemente, hay tanto enojo por los últimos resultados, pero es por una cuestión sencilla: viven en las buenas intenciones y no en la realidad. Y de buenas intenciones está empedrado el infierno.

Monday, July 24, 2017

El futbol mexicano como reflejo de este país



México es un país futbolero. En relativamente pocos años ha organizado dos campeonatos mundiales (1970 y 1986). Tiene una infraestructura de estadios enormes. Una liga que prácticamente juega todo el tiempo y una selección que está obligada a calificar al Mundial que sigue porque eso representa muchos millones de pesos.

La FIFA, para ponérsela más fácil, ha puesto a México en un grupo geográfico que lo hace el "gigante de la Concacaf", y aún así hace unos años casi no va al mundial, teniendo que jugar un par de partidos de "repechaje" contra el equipo más triste de Nueva Zelanda, con el cual logró su pase al mundial.

Hoy, con un director técnico de Colombia, alguien que se apellida Osorio, parece haber encaminado a la selección mexicana al pase, casi caminando, al mundial del 2018 en Rusia. Y la Federación Mexicana de Futbol no podría estar más de plácemes, pues esta calificación, como ya dije, es equivalente a muchos millones de dólares para este negocio particular que es el futbol.

Pero obviamente, hay otras competencias. La selección verde fue a Rusia a la Copa Confederaciones y fue eliminada de la final. Ahora una selección B juega en Estados Unidos la Copa de Oro, contra equipos poco menos que lamentables, y no califica a la final, perdiendo 1-0 contra Jamaica, país bananero que no tiene ni el dinero, ni la infraestructura, ni los años ni experiencia del equipo mexicano.

Y después de esta triste eliminación, en un torneo que estaba casi armado para que México ganara fácilmente, han salido todos los medios deportivos a mostrar su gran enfado. En mi opinión, sin embargo, no sé de qué se quejan. Somos un país tercermundista que no tiene visos de jugar contra los equipos grandes con aspiraciones de triunfo. Si nos toca Alemania en una competencia relativamente fuerte, nos aplasta. Si nos toca Brasil, nos saca a patadas. Vamos, que efectivamente tenemos un futbol de mierda, como dirían unos cronistas argentinos, y aunque no le haya gustado a nadie ese comentario, no falta a la verdad.

El futbol mexicano es el reflejo, el espejo de lo que somos como país: mal hecho, mal preparados, cubriendo solamente las apariencias a través de la publicidad, de la manipulación mediática sobre la dizque gran selección que tenemos. Y esto pasa en muchos ámbitos. Queremos sentirnos país del primer mundo, pero tenemos políticos ladrones, que jamás son encarcelados, que son intocables. Tenemos las mejores leyes del mundo que se violan si se tiene la suficiente cantidad de dinero para que no se apliquen, ya sea a nivel cotidiano o a los altos niveles de los gobiernos. Le tapamos el ojo al macho diciendo que somos un país de leyes, de instituciones, en donde aparentemente el narco ya se ha infiltrado.

¿Qué esperamos ser entonces? ¿Campeones del mundo en futbol? ¿Con este nivel paupérrimo? ¿Con futbolistas que no se entregan (y aunque se entregaran), que prefieren hacer un anuncio de Seguros que dedicarse a trabajar en su área? Somos una sarta de mediocres y con la propaganda quieren que nos creamos primermundistas, con posibilidades de ser campeones de lo que sea. No lo somos ni lo seremos nunca. Pueden todos seguir criticando a la selección, a su director técnico, a quien quieran, que nada va a cambiar mientras el aficionado siga yendo a los estadios, comprando la nueva playera, apoyando al "tri" aunque para estos 11 jugadores no sea más que un negocio.

Yo la verdad ya llegué a la conclusión que aunque ya no espere nada de ellos, siempre tiene la selección la capacidad de desilusionarme aún más.

Monday, July 17, 2017

MI más reciente queja al Banco Santander



Defensor del cliente Santander

Le escribo por los siguientes motivos:

1. Fui a fin del mes pasado a depositar unos cheques a la sucursal Santander de San Jerónimo Lídice, en la Ciudad de México. Hice los respectivos depósitos y después le pedí al cajero que me cambiara un billete de 50 pesos por monedas de 5 o 10 pesos. No tenía. Me dijo que era quincena y que por eso no había cambio. Pase pues.

2. La siguiente semana voy a pagar unas cuentas a Santander, sucursal de la calle de Cráter, en el Pedregal de San Angel, también de la Ciudad de México. Hago los trámites y le pido que me cambie un billete de 50 pesos por monedas de diez. Me dice la cajera que no tiene. Le recuerdo que estoy en un banco, no una miscelánea o estanquillo. Entonces lo único que logra hacer es darme monedas de cinco pesos y todavía me dice que no es su culpa, etcétera. Entonces decido poner una queja. La "subdirectora" (o al menos estaba en ese escritorio), Gabriela López, a mi reclamo me dice que la cajera me dio opciones. Le explico que no me dio opciones, porque cuando hay opciones es que hay alternativas. No hubo tales alternativas. Gabriela López no entiende lo que significa la palabra opciones. Pido que me comunique con quien sea responsable para levantar mi queja. Finalmente levanto la misma, cuyo folio es Q17-XXXXXXX. Me indican que en un máximo de 48 horas se comunicarán conmigo, ya sea por correo o a mi celular. Nada de eso pasa.

3. Mando un tuit a @bancosantander, quien después de un rato me contestan:

Hola Manuel, te pediremos llamar a Superlínea: 01 800 501 0000 y 51 69 43 00 en CDMX, para revisar esta situación. Saludos.

Le contesto -ahora a @santandermx:

No, ya hablé a la superlínea y entre decenas de opciones ya me cansé. Quedaron en comunicarse conmigo. Hagan bien su trabajo, por favor.

Entonces no me contestan más. No me hacen el mínimo caso a pesar de seguir mandado tuits quejándome de que no hacen caso a mi cuestionamiento. Hasta ahí las cosas.

Así pues, quisiera saber cuándo van a dar cauce a mi queja.

Pero ya que no me han contestado, tengo más asuntos por los cuales quejarme y que ya me tienen cansado:

a. Unilateralmente Santander decidió ya no mandarme en papel mis estados de cuenta. En lugar de eso, un día antes de la fecha de corte, si bien me va, me mandan dichos estados de cuenta. Sin embargo, no los puedo abrir porque los archivos están cifrados con alguna clave que desconozco. Yo no pedí que me dejaran de mandar mis estados de cuenta en papel, así que regresen a ese estado las cosas.

b. Si yo no pago a tiempo mis tarjetas de crédito, me hacen un cargo por el rubro. Quedemos en algo, si me van a seguir mandando mis estados de cuenta y no me los mandan con una semana de anticipación, entonces ustedes me deducen ese cargo por no pagar, porque yo cuento con la información del banco sobre mis cuentas que me llegue a tiempo, y como hacen lo que se les pega su gana, pues simplemente no puede ser. Seamos justos y hagamos las cosas bien. Ustedes no las hacen bien, no me pueden exigir que pague a tiempo. ¿Les quedó claro?

c. La sucursal de Santander en la calle de Cráter tiene unas puertas de cristal que, a las 4 pm, cierran religiosamente para que nadie más entre. Los clientes que hubiésemos estado antes en dicha sucursal hacemos nuestros trámites y para salir tenemos que decirle a algún empleado que quite la cerradura para poder salir. Les he indicado que esa política es peligrosa. Si ocurre un incendio o un temblor y estamos encerrados nos morimos todos. Se los he hecho ver a los empleados de dicha sucursal y hacen caso omiso. No puede ser, es un peligro constante y potencial que nadie ve porque nunca piensan que a ellos les puede pasar.

d. Sobre su sistema de filas, en donde ponen fila para no clientes, para clientes y para clientes premium, es discriminatoria, vejatoria y ofensiva. Si me formo en la fila de clientes (no premier - y que conste tengo cuenta premier pero no uso esa "facilidad" porque es discriminatoria), y llega alguien a la fila premier después que yo, lo atienden a él primero. ¿Por qué? ¿Vale más su dinero que el mío? ¿Vale más él porque tiene más saldo en su cuenta? so es un insulto a las personas. Tomen ejemplo de otros bancos como Banamex, para que vean un sistema eficiente y no vejatorio y grosero con sus clientes.

Así pues, espero respuesta. Ya me cansé de sus burlas y su sistema de respuestas de vergüenza como el que tienen en twitter que, cuando uno se queja y no les gusta, entonces deciden ignorar a esa persona.

Wednesday, July 12, 2017

De la neutralidad en la red y la discriminación en otros ámbitos



Internet se convirtió en relativamente pocos años en un servicio tan fundamental como podría ser el teléfono o la televisión. Hoy cualquiera que tenga un teléfono inteligente usa cotidianamente la red de redes y entiende que este servicio es muy importante para muchísimas cosas de la vida cotidiana.

La virtud de la red es su libertad de acceder en principio a cualquier contenido, a poder ver una página web hecha en un servidor gratuito o bien en uno de paga a la misma velocidad. La posibilidad de acceder a cualquier información sin que alguien verifique por qué estamos entrando en un sitio particular es parte de lo que hacemos todos los días al entrar a Internet y lo consideramos como una obviedad.

Pero no lo es y ya alguien está proponiendo que los proveedores de Internet puedan decidir qué sitios te pueden bloquear o bien, a cuáles darles prioridad y mayor velocidad de bajada, cuáles hacerlos lentos para cargar e incluso, por qué no, cobrar por entrar a ciertos sitios. Y esto es precisamente lo que se llama "la neutralidad de la red", la cual una vez más se está poniendo en riesgo porque no falta el vivales que quiere hacer negocio para sacarle agua, si se puede, a las piedras.

Y entonces ya hay voces que se están levantando para impedir que esto ocurra. La gran virtud de la red de redes, de Internet, que de pronto se volvió importante y que los gobiernos ya no ven con tan buenos ojos, es que es incontrolable. La llegada de las redes sociales como Facebook y Twitter, que incide en muchas ocasiones en el ámbito local, no es del agrado de los actores políticos y de hecho, muchos están enojados, porque no hay límites a lo que la gente escribe en dichas redes sociales y hasta los lambiscones de estos personajes han salido proponiendo leyes para controlar Internet.

Por ello, esto de la neutralidad de la red permitiría discriminar por diversos motivos. Y ya estamos llenos de esquemas discriminatorios. Por ejemplo, el Banco Santander tiene en sus sucursales tres filas: la de clientes, la de clientes con tarjeta "premium" y aquellos que no son cuentahabientes, que probablemente van simplemente a cambiar un cheque, o a pedir cambio de algún billete, etcétera. Y entonces, para este banco -que da un pésimo servicio- el dinero de algunos vale más que de otros. Por ejemplo, llego, me formo en la fila de clientes, pero como no soy premium, entonces no tiene importancia en qué lugar de las fila esté, porque antes van a atender al que es premium, porque tiene más dinero que yo, y eso es absolutamente injusto y discriminatorio. Para colmo, se da a manejos discrecionales de los cajeros a quién llama cuando se desocupa la caja. De nuevo, un esquema que busca preferenciar a los cuentahabientes con mucho dinero en ese banco y despreciar a los que tienen menos dinero. ¿A quién se le habrá ocurrido semejante idea tan fuera de lugar?

Porque miren, discriminamos en muchísimas cosas, para bien o para mal. Hay quien le gusta mejor ir a Starbucks que a una cafetería en donde haya mesas y sillas y no sillones como si fuese un "set" de la serie televisa "Friends". Somos productos manipulables y hay quien le hace feliz que le pidan su nombre para ponerlo en el vaso de cartón donde le entregarán su bebida. Y podemos discriminar y probablemente está en nuestra genética, para elegir lugares o situaciones en donde nos sintamos cómodos. Pero discriminar porque otro tiene la piel más oscura, o porque es un obrero, o porque nos sentimos superiores, es ahí es donde esto ya no cabe.

Y regresando al problema de la neutralidad en la red, pues simplemente no va a pasar. Y no ocurrirá porque la red Internet es en conjunto mucho más fuerte que estas propuestas. Recuerdo en estos momentos la iniciativa de ley SOPA (Stop Online Piracy Act), que era una idea para de nuevo, que los gobiernos controlaran a Internet. Tampoco prosperó.

Asumo que cuando las cosas se vayan a poner peor, los sitios más importantes tomarán acciones. Cambiar la inercia de Internet es -en mi opinión- imposible. Y no es por no cambiar, sino porque así funcionan bien las cosas. Esta es otra iniciativa que terminará por desecharse, como las N iniciativas que se han presentado, particularmente la del gobernador de Hidalgo, que es una de las más absurdas y ridículas que se han presentado en nuestro país.

Saturday, July 01, 2017

Reflexiones sobre el deporte en México



Al escribir esto, la selección mexicana de fútbol perdía su partido para ir a la final ante la poderosa selección B de Alemania, la cual jugará contra Chile en la Copa Confederaciones, que se lleva a cabo en Rusia, a manera de preámbulo de lo que será en el 2018 el Campeonato Mundial de Fútbol.

México perdió 4-1 contra Alemania y ninguna tuvo realmente oportunidades de entrar al juego. Hubo chispazos, una que otra jugada de peligro pero no se concretó nada o bien la defensa y el portero alemán estuvieron mucho más certeros que sus equivalentes mexicanos. Curioso es el hecho de que Guillermo Ochoa, el portero mexica, es el más goleado en España y Francia, pero en fin, no es culpa solamente de él.

Lo interesante de todo esto es que los cronistas de TV Azteca, Luis García (ex-futbolista), Martinoli y Jorge Campos (ex-futbolista), estuvieron criticando justamente a la selección y su fallida actuación. Más allá de los errores técnicos del entrenador en la alineación o en la cuestión estratégica, es claro que la selección verde es francamente mediocre y que nunca podremos así aspirar a ser campeones mundiales, asunto que ante las potencias, Alemania, Brasil, Holanda, España e incluso ahora la estrella latinoamericana Chile simplemente no tenemos nada que hacer.

Y "el Dr. García" en su discurso contra el desempeño de la selección dijo algo (quede alguna manera debió morderse la lengua pero en fin), que palabras más o menos fue esto: "Nuestra selección no nos ha dado alegrías reales. No llegamos a nada. No ganamos contra los poderosos, no competimos, siempre nos quedamos en el ya merito". Y no le falta razón. El fútbol es un negocio, y la federación mexicana de fútbol es la que mejor lo sabe, pero lo que ignora es que podría ser un mejor negocio si la selección, si este país futbolero tuviese los resultados que por ejemplo, tuvo Brasil en su momento o incluso Uruguay en los años 1930s. Vamos, que nunca hemos sido potencia y al paso que vamos nunca lo seremos.

¿Por qué pasa eso? Porque no hay trabajo serio, porque no hay disciplina, porque no se buscan las metas deportivas sino las económicas. Los futbolistas mexicanos, cuando llegan al mundial, se convierten en productos comerciales y anuncian pan Bimbo o leche Lala. Y si fracasan no importa, ya la afición se olvidará.

Y me voy a remitir al ajedrez. En México tenemos contados grandes maestros, uno de ellos al menos, producto de la escuela cubana, cubano de nacimiento incluso. Cuba, con una población diez veces menor que la nuestra produce jugadores titulados un día sí y otro también. Eso es posible porque se trabaja en serio, porque no se juega al país de la simulación, sino que se actúa seriamente. Y eso es lo que hace la diferencia. El ajedrez soviético demostró que el trabajo serio, constante, disciplinado, lleva al éxito. Y ojo, no quiere decir que siempre ganen, pero en promedio ganan muchas más veces de las que pierden. Y eso no es producto de la suerte, sino de la preparación.

Cabe decir que en Cuba hay torneos a cada rato, de todos los niveles, y hay muchos jugadores que se preparan con muchos recursos con los que aquí contamos. Cuba hace el Capablanca in memoriam y hasta un fuerte grupo abierto hay en donde van un par de mexicanos que -creo- se han pagado sus viáticos porque dudo que la Fenamac siquiera pueda apoyarlos. Y por eso tienen actuaciones discretas.

No tenemos figura de entrenador nacional y ahora que va una nutrida delegación mexicana a Costa Rica, a un torneo Panamericano Infantil y Juvenil, tuvieron un campamento de dos días. Sí, dos días nada más. Ni dos días, ni dos semanas, ni dos meses, servirán para nada. No esperen milagros. No existen. No los hay como no hay fórmulas mágicas.

Pero regresando al fútbol ya lo he dicho antes, el mexicano cree que debemos ser campeones mundiales pronto porque "ya nos toca", por designio divino, pues ya hemos esperado estos resultados que nunca llegan y ni llegarán. No hay fórmulas mágicas sino trabajo duro y responsable y mientras pongamos por encima los intereses comerciales sugiero quedarse sentado esperando porque las cosas no van a cambiar.

México, país futbolero por antonomasia y que además, gasta cantidades enormes en el deporte nacional, no tiene héroes continuamente, sino excepciones olímpicas, de esforzados atletas que trabajaron en las condiciones menos favorables en general, pero que los animaba el sueño de ir y ganar una medalla olímpica y pues así no hay para dónde hacerse.

En mi opinión, mientras no se hagan planes realistas a mediano y largo plazo, las argumentaciones de Luis García o de cualquier otro comentarista deportivo seguirán mostrando las eternas quejas sobre nuestro deporte en todos los ámbitos. Nada cambiará mientras no se trabaje en serio y se deje la simulación en la que está instalada el país entero. Así las cosas.

Wednesday, June 28, 2017

Patrones en Ajedrez y la Revista Peón de Rey


Hace unos meses me gané una suscripción virtual a la revista de ajedrez española "Peón de Rey", que dirige el GM Migue Illescas. Le escribí para agradecerle el detalle y le pregunté si le interesaría un artículo sobre lo que he estado trabajando en Patrones de Ajedrez. Me contestó indicando que le mandara el borrador, sin compromiso alguno, por si era del interés de los que leen la revista.

Para mi agrado, el artículo le pareció interesante (cosa que debo valorar más viniendo de un gran maestro) y puso a su equipo de maquetistas de la revista a trabajar sobre el documento, que Illescas dejó lo más relevante del mismo, quitando algunas cosas que lo hacían quizás exageradamente largo.

A los pocos días me mandaron el archivo que se publicará en el mes de julio en la mencionada revista y me da gusto comunicarles a mis cuatro lectores que de alguna manera el que Illescas haya considerado la publicación de mi texto habla de la bondad de la idea. Agradezco desde aquí todo el trabajo que han hecho en peón de Rey apra que quede un artículo formidable.

Saturday, June 24, 2017

Premios y estímulos para los niños que empiezan en el ajedrez


Desafortunadamente, en los últimos años, la tendencia de este país (México), como de otros en Latino América, ha sido que los chicos que empiezan a jugar ajedrez tengan reconocimientos, medallas y premios a granel, es decir, se busca que ningún niño se quede sin premio, porque se trata de motivar, pero esta actitud -en el fondo- no colabora a hacer mejores ajedrecistas. Me explico.

Hoy en día hay muchos torneos en donde participan niños, sub 8, sub 10, sub 12, etcétera. Y en muchos casos -si la competencia está organizada por la Federación mexicana de ajedrez- el premio al mejor de cada categoría es ir a jugar un torneo internacional (en su respectiva categoría, desde luego), fuera de nuestras fronteras. Y evidentemente en cada categoría de dicho torneo habrá un ganador, el cual irá a jugar a algún país y competir con otros niños de su edad. Todo parece bien, pero la realidad es que el ajedrez infantil y juvenil, fuera de las honrosas excepciones de siempre, es bastante malo en comparación con lo que pasa en otros países. Que un niño de sub 10 -con un rating de 1600- vaya a jugar un torneo panamericano es mandarlo al matadero, porque ni está preparado, ni tiene el suficiente trabajo hecho en ajedrez, y lo único que va a lograr es frustrarlo.

Pero me puedo remitir a las pruebas: a aquellos jovencitos y niños que hace unos años fueron a Grecia y a España a jugar y que en general (salvo las clásicas excepciones), quedaron en los últimos lugares. En Grecia, en sub18, nuestros representantes terminaron incluso jugando entre ellos en las últimas mesas y sí, hay que decir que en esa categoría ya había jugadores que eran grandes maestros y maestros internacional, y no eran pocos.

Y lo que ocurre es que todos los padres de familia quieren ver triunfar a sus hijos, y entonces, un premio como ir a un torneo al extranjero los hace sentir que tienen al siguiente Carlsen en su familia y la verdad es que no es así. La mayoría de los ajedrecistas niños y jóvenes tienen mucho camino por recorrer, pero los padres son engañados cuando sus vástagos traen medallas en las Olimpiadas nacionales, aunque el nivel real de la competencia sea paupérrimo.

Pondré otro ejemplo: próximamente irá un contingente de niños y jóvenes a un torneo Panamericano de ajedrez, que se llevará a cabo en Costa Rica. La Fenamac ha contratado al MI Huertas para que dé un entrenamiento de dos días a los chicos. La realidad es que esto es como querer preparar el examen final un par de días antes. No sirve de nada. La manera en como se mejora es a través de un trabajo de relativamente largo plazo. Dos días, dos semanas o dos meses no harán realmente diferencias. Pregúntense, por ejemplo, cuántas niñas tienen rating arriba de 2000 puntos. Respuesta: son escasas. Y ocurre que en otros países hay más apoyo, más tradición, más trabajo hecho. Y entonces los resultados de la delegación mexicana no pueden ser muy halagadores realmente, y que conste, es un Panamericano, cosa que hace incluso la posibilidad de medallas algo mucho más sencillo.

Mi punto es pues que hay que parar esta locura de que los niños deben recibir como premios estos viajes. Mejor que se les dé información o acaso un entrenador de mediano o largo plazo. Tal vez se pudiesen contratar algunos entrenadores con esas enormes sumas que se gastan en tantos viajes que a la larga no ayudan ni siquiera a foguear a estos niños porque cuando la diferencia de nivel es mucho, no hay fogueo, no hay nada.

Me parece que es muy bueno que haya más torneos infantiles y juveniles. México adolece de falta de una gran camada de jugadores que empiecen a sustituir a los jugadores que ya deberían empezar a ver a las nuevas generaciones con empuje, con ganas de luchar y de hacerse de los puestos importantes en el ajedrez mexicano.

Y sí, las comparaciones son siempre odiosas, pero observen a un país con muchos menos recursos que nosotros, Cuba, y cuenten la cantidad de jugadores titulados y de jóvenes talentos. Es impresionante.

Por todo lo anterior, creo que es el momento de tomar en serio la posibilidad de crear un plan de mediano y largo plazo y no dar estos bomberazos o hacernos creer que tenemos muchísimos talentos porque ganan decenas de medallas y premios en las competencias locales.

Tuesday, June 20, 2017

El gobierno espía mexicano



El aparato de "inteligencia" gubernamental siempre me ha parecido un contrasentido. Si hay alguien tonto en lo que se refiere a procesos de inteligencia es el gobierno mexicano, que -acostumbrado a mentir y pensar que todos les creemos- salen con argumentos francamente fuera de lugar. Pondré un caso: la muerte de una pequeña en el estado de México, en donde la familia decía que se habían robado a su hija, la cual apareció muerta en su cama, en el borde de la misma, en donde nadie -repito, nadie- la vio a pesar de que se buscó en todos los cuartos del departamento de lujo donde vivía. Las explicaciones oficiales son burdas, totalmente increíble pero aún así, todo -dicen las autoridades- fue un penoso accidente y la pequeña se ahogó cuando se cayó al borde de la cama. Ajá.

Pues bien, ahora ha empezado el siguiente escándalo en el gobierno de Peña, que ahora involucra, de acuerdo a una noticia del New York Times, el espiar a periodistas, activistas de derechos humanos, entre otros personajes. Incluso se dice en el mencionado artículo que se espió al hijo de Carmen Aristegui, que es menor de edad.

Yo no sé quién fue el inteligente personaje del gobierno que decidió esta acción, en particular, la de espiar lo que el hijo de Aristegui decía cuando hablaba por su iPhone porque, seamos francos, ¿de qué puede hablar un adolescente desde su iPhone? (Y aún siendo el espiado alguien políticamente para temer, estaría en su derecho de decir lo que se le pegue en gana en su teléfono en las comunicaciones personales que tenga. Pero el caso es que parece ser que un programa israelí, creado específicamente para estas tareas y que además, sólo lo pueden comprar los gobiernos para supuestamente espiar a malosos, terroristas o criminales, se había insertado en los teléfonos de Loret de Mola, la Aristegui, el hijo de ella, entre otros.

Ese software, cuyo nombre es "Pegasus", parece violar las medidas de seguridad de los teléfonos modernos y colocarse y ejecutarse dentro de ellos, tomando control del micrófono y la cámara de video, sin que el usuario del teléfono lo sepa. Con ello, presumiblemente, se puede espiar todas las actividades que las personas hacen en sus teléfonos.

Pero toda esta historia, de por sí grave, me parece que tiene todos estos visos de una narración periodística para vender más. En mi opinión, el gobierno podría pedirle a los carrier de la telefonía celular, por ejemplo, que les diera los datos de personas, de sus llamadas, desde donde se hicieron, cuanto tardaron, etcétera. Y no habría necesidad de software israelí, ni de este juego baboso de espías y ladrones. Estos mecanismos se realizan desde hace muchos años en muchos lados del mundo, inclusive los Estados Unidos. Snowden es un ejemplo de que en el país vecino el gobierno espía a miles de sus ciudadanos además de personajes de la política internacional, presidentes de otros países, etcétera.

Y la verdad es que de qué se asombran. Los gobiernos no quieren perder el control y en México, que desde hace rato se vive con un malestar constante por cómo actúa el gobierno en todos los frentes, pudiese ser un catalizador y los futuros gobernantes de los partidos en el poder, quieren evitar a toda costa que lleguen los indeseables como López Obrador, por ejemplo. Y entonces espiarán a quien haya que espiar, qué más da.

Si el gobierno y su aparato de "inteligencia" se metió a investigar a periodistas, pues hace mal, porque para colmo, es un gremio que no se va a dejar y que precisamente tiene acceso a los medios. Y a nadie le gusta ser espiado, aunque no deba nada a nadie. No se vale, no se puede hacer, es ilegal y es una canallada que el gobierno federal mexicano use recursos públicos para estar tratando de ver qué acciones tienen los ciudadanos que todos los días quieren poner los puntos sobre las íes.

Todo el numerito me sigue pareciendo mediático y eso significa que seguirá hablándose de ello en estos días, pero finalmente se olvidará todo, porque así somos, con una memoria de "teflón" bastante patética.

Saturday, June 17, 2017

Del famoso grito de "puto" en los estadios de fútbol


Ya es una costumbre que prácticamente se ha instaurado en todo el país, que en los partidos de fútbol, cuando el arquero va a hacer un despeje la afición le grite al unísono "puto". Cuando la FIFA se enteró de esto, que no fue hace mucho, hizo ver que este tipo de expresiones estaban fuera de lugar, que era homofóbico y discriminatorio, y aunque apeló a la sensatez de los aficionados, los mexicanos siguieron con este grito, el cual para algunos no es nada para alarmarse mientras que para otros es francamente grosero.

Este fenómeno de gritarle al portero también se ha visto en bares y restaurantes cuando México está jugando e incluso familias enteras gritan desde sus mesas "¡putoooo!", y supongo que les parecerá gracioso. Pero la realidad es que no lo es, porque habla del nivel paupérrimo de los aficionados, que en el anonimato de las multitudes insulta al jugador de la peor de las maneras. Vamos, que la afición a un juego como el fútbol no significa que puedas denostar de esa manera al portero rival, entre muchas otras actitudes que los aficionados suelen tener.

La FIFA tiene algunas herramientas para desalentar a los aficionados en estas prácticas. Una de ellas, que se usa muchas veces hoy en día es la de penalizar con multas enormes al equipo local (el que juega en su estadio), cuando los  futbolistas pierden el control y se agreden, generando grescas de proporciones lamentables. Otras veces impiden que los equipos jueguen con aficionados dentro del estadio. Pero esto último va en detrimento del negocio del fútbol. Y los dueños de los equipos lo saben. Pero en el caso del grito de "puto" ¿qué hacer?

Pues bien, en la siguiente Copa Confederaciones, que se está ya llevando a cabo en Rusia, la FIFA ha decidido que si los aficionados gritan "puto" al arquero, el árbitro podrá dar por perdido el partido al equipo al que apoya con semejante grito, suspendiendo además, el partido de forma inmediata. La medida no me parece que tenga precedentes pero queda claro que la FIFA ha decidido no cruzarse de brazos e ignorar esta expresión tan naca, tan vulgar, que parece que a los aficionados les hace mucha gracia.

Vamos a ver si se cumple este nuevo reglamento. Vamos a ver si como niños chiquitos, los aficionados mexicanos aprenden de una vez por todas que estos agravios vulgares no deberían ser parte de un deporte tan entretenido y tan de masas como es el fútbol soccer. Voy a dar mi predicción: mañana el partido lo perderá la selección porque no dejarán de gritar "puto". Digamos que lo harán para retar a la institución deportiva que es la FIFA, porque en la lógica del mexicano no hay ley ni institución que sea más grande que él. Y entonces, al darles el partido por perdido, correrán ríos de tinta tanto reales como virtuales en cuanta publicación deportiva veamos. Vamos a ver mañana domingo qué pasa y si mi predicción fue correcta,

Tuesday, June 13, 2017

Un par de cursos para el mes de julio




Como hice el año pasado, propongo para este par de meses de vacaciones en la UNAM un par de cursillos. Habrá uno de ajedrez y otro de programación. He aquí las dos convocatorias:

Curso de ajedrez (4 o 5 sábados o domingos): propongo el reunirnos 5 sábados (en la tarde) o domingos (en la mañana o en la tarde), empezando en julio 2017, y estudiar unas 3 a 4 horas por sesión. Les puedo mostrar lo que en mi opinión hay que hacer para aprender a estudiar ajedrez. En esas cinco sesiones veremos cómo analizar variantes, cómo ejercitarse, cómo preparar aperturas y finales, cómo entrenarse con la computadora, etcétera.

Por motivos de espacio, solamente 5 ajedrecistas pueden ser los requeridos para este mini-curso. Si te interesa, escríbeme a mi correo, morsa@la-morsa.com y te mando un mensaje con el costo de este cursillo, más los materiales que se les dará a los que asistan. Si hay interés, entonces hablamos de fechas.

Porque hay personas que me lo piden constantemente, se abre un nuevo cursillo de programación lúdica, en donde quienes asistan podrán aprender algunos trucos e ideas que les pueden ser útiles no solamente para hacer programas simpáticos, sino como parte de sus actividades profesionales si es que se dedican a escribir código.

Son cinco sábados [o domingos, a definir aún] (3 horas por sesión) (de 4:30 pm a 7:30 pm), empezando en julio 2017, y quizás una sexta sesión si acaso es necesario ponerla. Nos reuniremos en un lugar que está muy cerca de lo que era el toreo de 4 caminos. Solamente cinco "alumnos" que sepan programar en algún lenguaje de alto nivel, de preferencia C, Java, Python, etcétera.  El costo por alumno es de 1500 pesos por todo el curso, pero el quinto alumno será becado, es decir, a quienes les interese, mándenme un correo a morsa@la-morsa.com y díganme los motivos por los cuales deberían ser becados. A quienes puedan pagar, les sugiero le den la chance de ser otro el que se beneficie de la beca.

Requisitos:


  • Computadora portátil
  • Windows 7, Vista, XP
  • Ganas de aprender
  • Asistir a todas las sesiones
  • Los materiales de software los pongo yo


El plan de trabajo es aprender -desde Delphi- algunas ideas en programación. Pienso que puede ser interesante. Avísenme a quienes les interese.

Monday, June 05, 2017

Once años sin mi papá


Hoy 5 de junio se cumplen 11 años de que mi papá dejó este mundo terrenal. Me acuerdo como si fuese ayer todo el episodio, desde que fue ingresado al hospital y la cantidad de dificultades de salud que empezó a tener que, lejos de mejorar la situación, la iba agravando cada vez más.

Me consuela un poco saber que mi papá, hasta antes del primer episodio de sus males, que lo llevó a tenerse que internar, tuvo una vida activa y se conducía por la vida normalmente. Conducía su automóvil, iba y venía. Estudiaba la guitarra todos los días con ese amor que solamente los grandes exponentes de la música tienen y de hecho, un día antes de que mi papá tuviese que regresar al hospital casi de emergencia porque se agravó su situación, pudo estudiar una media hora de esa mañana. Se sintió mejor por lo menos un ratito antes de que la avalancha de problemas ya no lo dejaran en paz.

Me duele como hace 11 años el fallecimiento de mi papá. Me gustaría poderle decir ahora que gracias a él soy una buena persona y que soy realmente feliz en general. La vida es difícil, complicada, pero es cosa de hacerla llevadera.

Mi papá promovió mi interés por el ajedrez. Me dejó ser y jamás me pidió nada a cambio. Me dio las herramientas para sobrevivir en la vida y lo hizo con creces. Me enseñó todas esas cosas que damos por sentado pero que gracias a mi papá se convirtieron en enseñanzas que me dictan todos los días qué es lo bueno y lo malo, qué hacer y qué no hacer. Y todo eso es invaluable.

Me gustaría creer que mi papá está en un mejor lugar y que bien que mal nos observa. Sé que es un absurdo porque no tengo prueba alguna de esto y probablemente todo se acabe cuando uno se muere. Pero quizás es así al dejar de pensar en la gente que uno ha querido. Tal vez por eso pienso que mi papá de alguna manera vive en mí y eso, aunque no cierra esta herida, me da cierto consuelo.

Así las cosas.

Sunday, June 04, 2017

¿Por qué funciona el lenguaje de patrones de ajedrez?



En este último par de años he trabajado intensivamente sobre la idea del lenguaje de patrones de ajedrez, del cual ya he hablado aquí en este blog. Lo que anima la idea en general es que la descripción es muy parecida a la que hacen los ajedrecistas en sus partidas.

Es común escuchar a un jugador, platicándonos de su partida, algo como esto: "Llevo blancas. Imagina que tengo un caballo atacando f7 pero además, que puedo dar jaque con la dama en a4". Estos datos son insuficientes en general para describir alguna posición, pero nos dice que la dama blanca probablemente está en d1, c2 o b3 aunque por la descripción del jugador no podemos asegurar esto. Sin embargo, cierta experiencia nos dice que en general, un jaque de una dama en a4 implica que la dama está en alguna de las casillas mencionadas.

Igualmente, decir que un caballo ataca la casilla f7 puede significar que el caballo en cuestión está en g5 o e5 o quizás (menos probable), en d6. Así, podemos imaginar más o menos la situación que nos está planteando este jugador. De nuevo, no tenemos certeza al respecto de la posición pero evidentemente hay muchos "tips" que nos pueden ayudarnos a hacernos una imagen mental.

Curiosamente, la idea de que los ajedrecistas poseen mente fotográfica y que recuerdan posiciones como si fuesen diapositivas o instantáneas en imágenes, ya fue descartada por Adrian de Groot, psicólogo holandés y fuerte jugador, que mostró que lo que realmente recuerdan los jugadores son las relaciones entre las piezas propias y enemigas más que en una posición específica como si fuese una foto.

Así, si le ponemos a alguien esta posición:



tal vez, después de algunas semanas, si le pedimos al ajedrecista que recuerde esta posición, probablemente no pueda hacerlo exactamente, pero quizás nos diga: no sé exactamente dónde estaba este alfil, pero podría haber estado en cualquier casilla de esta diagonal.


La descripción del patrón del alfil es simplemente A(ph7) (el alfil blanco ataca al peón negro en h7). ¿Dónde está el alfil realmente? Esto no es relevante. Lo que sí importa es qué casilla o peón ataca.

Y en ese sentido, el lenguaje de patrones funciona porque es equivalente a la descripción que hacemos los jugadores de nuestras posiciones en el tablero. Y aunque parece un lenguaje poco preciso, lo es sólo en apariencia. En realidad es muy preciso para describir patrones en general.

Por ejemplo, en la siguiente figura pueden verse tres tableros, cuyo patrón es equivalente en los tres. Me parece notable que el mismo patrón describa estas tres posiciones (y podría describir muchas otras más) de manera perfecta.



Por esto creo que el camino es el correcto, porque la representación es adecuada y funcional y además, porque es breve pero dice lo que tiene que decir. Realmente me tiene contento esta idea.

Wednesday, May 31, 2017

La efervescencia política y los dislates de López Obrador



Falta más de un año para que cambie el poder en México. Y sí, ya muchos estamos hartos de este régimen Peñista que francamente es lamentable en muchísimos aspectos. Pena Nieto, evidentemente, se cree el gran presidente porque todo aquel que en este país toma el mando, no escucha más que halagos. Y el galancete presidente tiene una reprobación de la mayoría del pueblo pero eso no le preocupa porque sabe bien que en muchos casos no pasa nada. Mañana se nos olvida.

Pero hay quien no se ha olvidado de que le "robaron" la presidencia, a decir de él mismo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO, aunque hay quien dice que se llama Manuel Andrés, pero que cambios su nombres de orden para que en las siglas no apareciese como MALO. Vaya usted a saber si eso es cierto). Y como el líder político que no ha podido ganar la presidencia, "haiga como haiga sido", se juega una vez más su postulación para el año que viene porque, digan lo que digan, AMLO irá por la grande de nuevo y de eso no me cabe la mínima duda.

Y "la mafia del poder" parece tenerle miedo a AMLO y desde ahora están ya enfilando sus fusiles contra el presidente de MORENA. Y entonces "disparan dardos envenenados" para desacreditarlo. Ponen a una tonta que quería ser presidenta municipal en la picota entregándole dinero para "el licenciado López Obrador", en una de las maniobras más torpes de las que se tenga noticia. Eso no desacreditará a AMLO ni un ápice, pero quizás estos malosos piensen que "difamen, porque siempre queda algo".

Y AMLO, por su parte, ha aceptado algunas entrevistas y ha perdido la paciencia. Ha dicho a Pepe Cárdenas -en su noticiero- que dejen de calumniarlo por el supuesto embute que tiene con la delincuente llamada Elba Esther Gordillo. Y pide el eterno candidato a la presidencia que los periodistas hagan un periodismo para el pueblo, diciendo la verdad y no apoyando a la mafia del poder. Y lo ha dicho tantas veces que ha empezado a desgastarse y a dejar de tener sentido, como cuando uno repite una y otra vez una palabra. De pronto pierde sentido de que esa palabra en particular representa algo. A Carmen Aristegui, amiguita de AMLO, le dijo que era "mirona profesional" y el tabasqueño se molestó con ella indicándole que le creía más a Yunes (el gobernador de Veracruz), que a él.

López Obrador no parece entender que lo seguirán atacando y que la mejor respuesta a estos ataques es no responderlos, en lugar de ponerse de pechito para que lo acusen de intolerante, de necio, de imbécil, entre muchas otras cosas. Y como AMLO no le hace caso más que a su conciencia, queda claro que sus dislates los magnifican sus enemigos en los medios. Y en esas condiciones buscan eliminarlo de las preferencias del electorado a como dé lugar.

En las últimas semanas he visto algunas de las entrevistas que le hicieron al Peje, que afirma que eso es, "un peje, pero que no es lagarto", como queriendo ser gracioso. A Jorge Ramos, el periodista que vive del otro lado del Bravo, le concedió una larga entrevista. No pudo AMLO contestar a las preguntas más quisquillosas del periodista como: "¿Acepta el aborto?", "¿Encarcelará a Peña si llega él a ganar la presidencia"? etcétera.

Desde luego que AMLO es un personaje del cual se le puede sacar mucho jugo. En más de diez años no ha trabajado pero dice recibir unos 50 mil pesos por mes, producto de lo que le dan los que lo apoyan, además de las regalías de sus tristes libros que publica. Y el Peje será muchas cosas pero tonto no es. Afirma, por ejemplo, que no tiene chequera ni tarjetas de crédito. Traducción: entonces solo usa efectivo para todo. ¿Por qué hace esto? Porque así no es rastreable financieramente porque es obvio que usar los servicios de la Banca no convierten a nadie en un ladrón.

Así pues, faltando tanto tiempo aún para las elecciones presidenciales del 2018, el Peje pierde la compostura, la paciencia, se siente único e irrepetible y todos están por debajo de sus capacidades. Da la impresión que no escucha a nadie y cuando tiene una frase simpática o graciosa y ve que se hace viral, entonces él la repite hasta la saciedad, que es lo único que ha hecho hasta ahora.

Yo quisiera que ganase eventualmente López Obrador, porque por una parte, la inercia de cómo este país lo hacen invíable y además, si ganase el Peje, veríamos que se acabaría la infabilidad casi papal de todas las estupideces que dice una y otra vez en sus entrevistas. Y entonces dejaría de ser el "mesías" para regresar a ser simplemente una persona que supuestamente busca que el país mejore.

Vamos a ver si hay alguien que puede decirle a AMLO que se tranquilice, porque la actitud que ha tomado no es la mejor de las ideas. Al Peje se le olvidan sus idioteces a cada rato: Una vez le dijo a Fox "Cállate Chachalaca" y como tuvo éxito, lo empezó a repetir hasta que se agoto la fórmula y le salió el tiro por la culata. Y esto creo, será el común denominador para cuando se destapen los posibles candidatos a la presidencia de este, nuestro bananero país.

Friday, May 19, 2017

Sobre la educación y el nuevo modelo educativo de la SEP


Este gobierno de Peña -como prácticamente todos los gobiernos anteriores- hace todo sobre las rodillas, sacando al buey de la barranca, tapando el pozo ya ahogado el niño, etcétera, es decir, no planea nada y sus medidas son en el mejor paliativo a una falta absoluta de planeación. Y esto precisamente está sucediendo en el nicho educativo desde que Peña Nieto entró al poder.

La medida más espectacular fue encerrar a la "maestra" Elba Esther Gordillo, por sus evidentes nexos con lo ilegal, con los desfalcos al sindicato de profesores, con una vida millonaria imposible que la señora se dio, con casas compradas en San Diego, con ropa y bolsas de marcas de lujo, etcétera, algo que evidentemente explica la "riqueza inexplicable" de la señora que además, decía ser la lidereza del sindicato correspondiente de forma vitalicia.

La cuestión es que llegó entonces el gobierno federal, a dizque poner orden en el asunto educativo y solamente ha dado tumbos. Se inventó un examen para los docentes, que fue rechazado. Los más virulentos se encuentran en Oaxaca y a pesar de las amenazas gubernamentales, no ceden estas facciones del sindicato.

Pero aún con todo esto, llegó Aurelio Nuño, sí, ése que no sabe que se dice "leer" y no "ler" (como le corrigió una niña de primaria), y entonces se inventó el nuevo modelo educativo, el cual se trata de "aprender a aprender", es decir, a razonar y a no repetir como loros las cosas. Por supuesto que esta idea de no repetir y entender (o razonar), tiene lógica, pero en mi opinión es de una superficialidad ridícula.



Veamos:

Repetir no es necesariamente malo. Uno tiene que aprenderse y repetir muchas veces las tablas de multiplicar básicas. Hay muchas cosas que es bueno saberlas de memoria en la vida práctica. Quizás sea importante que un niño entienda cómo se llegaron a las tablas de multiplicar y que pueda razonar por qué 8 x 5 es 40, pero después, no puedes pretender esperar que para cada cuenta haya que pedirle a alguien que razone cómo se llegó a ese valor. Nos ahorra tiempo saberse las tablas. Y esto es un ejemplo solamente. Incluso en una carrera como física aprendemos las leyes para derivar, en el cálculo diferencial e integral. Nos las aprendemos y esto va más allá de razonarlas todos los días. Ya sabemos qué resultado es el correcto y simplemente lo usamos. Así de fácil, así de simple.

Lo lamentable sin embargo no es la propuesta del modelo educativo, el cual tiene que tener un sustento real por parte de los educadores, el cual no he visto. El problema es pretender inventar el hilo negro aduciendo a que el modelo que se tiene no sirve. Pero ¿quién dice que no sirve? Lo dicen aquellos que se educaron en ese modelo inservible. ¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo ese modelo tan malo generó personas que ahora ponen en tela de juicio sobre ese modelo del cual salieron ellos mismos? Una evidente paradoja.

Pero más triste es lo que hace el gobierno para presentar su flamante modelo sacado de quien sabe dónde. Y es un video de pena ajena que muestra una escuela donde los niños están repitiendo sobre los tipos de puntos que hay, el punto y seguido, el punto final, etcétera. Pero es entonces cuando un niño le pregunta a la maestra para qué sirve eso y entonces ella se da cuenta de su error y dice: "¿Qué les parece que si en lugar de repetir tratamos de entender"... Y entonces las imágenes, originalmente en blanco y negro se hacen a color. Hay un efecto luminoso en la pantalla y de pronto los niños, que estaban sentados en sus pupitres ya están alrededor de una mesa en donde se simula un volcán en erupción (cortesía de juguetes "Mi Alegría", supongo). Todos felices, todos los niños interesados, todo es maravilloso.


En esa parte del video se dice: "Es momento de un cambio... Que en la escuela ya no nos hagan repetir las cosas, sino que nos enseñen a pensar, a reflexionar y a entender. Eso es, aprender a aprender". Y ya no sigo porque me empieza a poner de malas tanta manipulación ingenua por parte de las autoridades educativas, encabezadas por este idiota de Nuño.

El problema educativo desde luego, no se va a resolver con estos bonitos anuncios del gobierno de Peña. Para empezar, hay que ver las condiciones de muchas de las escuelas primarias en nuestro país y entonces se verá que el problema tiene muchas más aristas que no se quieren contemplar. Porque eso requiere de demasiado dinero, el cual mucho se lo robó sistemáticamente la ladrona de Elba Esther Gordillo en su momento.

Por eso este país está como está, porque la educación se da a cuentagotas aunque se gasten monumentales cantidades de dinero, de grandes porcentajes del PIB. No funciona nada y se demuestra lo que decían los ingleses cuando dominaban a la India: "Para mantener a la india pobre se requiere de mucho dinero". Esto mismo puede aplicarse al modelo educativo en México: "Para mantener a los niños ignorantes se necesita mucho dinero".

La educación no tiene grandes dificultades. No se trata de que nos enseñen inglés, como pretendía el otro idiota del PRI, cuando quería ser presidente de la República el inútil de Labastida, o de comprarles a todos los alumnos un iPad, como sugería la estúpida de Josefina Vázquez Mota cuando era candidata del PAN a la presidencia de este país. Y tampoco, recordándola a ella, dejar de hacerle "cuchi-cuchi" al marido si no votaban por el PAN. Vamos, que todo lo que he mencionado sólo habla del lamentable circo en el que a la educación quieren meter.

La educación sólo se puede dar cuando el alumno tiene interés en aprender. Si como profesores y maestros no podemos enseñarles eso, la pasión por aprender algo, no habrá pantalla de computadora, ni diapositivas de PowerPoint o pizarrones electrónicos de la Enciclomedia de Fox que sirvan. La educación de un alumno no puede depender de si tienen tabletas o computadoras para usarlas en el salón de clases, eso es simplemente no entender de qué trata el problema educativo y pretender  solucionarlo con tecnología que a la postre no termina sirviendo para nada.

Saturday, May 13, 2017

Sobre el nuevo libro de Garry Kasparov



Acabo de terminar el libro más reciente de Garry Kasparov, quien junto a Mig Greengard, titularon "Deep Thinking, where machine intelligence ends and human creativity begins". Realmente no sabía qué esperar de esta obra pero debo reconocer que me ha gustado por muchos motivos.

Es un libro muy bien escrito en donde Kasparov narra sus aventuras en el mundo de la tecnología y del ajedrez. Sus enfrentamientos con Deep Blue, su preparación como Campeón Mundial y sus anécdotas y pláticas con los personajes que han moldeado finalmente el presente en lo que se refiere a computadoras capaces de jugar como gran maestro, incluso en máquinas caseras.

Kasparov habla a detalle de sus encuentros con Deep Blue y lo que me parece más interesante es que es brutalmente honesto en cómo él vio esos encuentros. La atmósfera de cada uno de ellos la narra de manera tal que nos traslada a esos momentos y puede sentirse incluso la presión de cada partida. En su habitual estilo, platica de las partidas que jugó contra la súper máquina de IBM y pone en perspectiva las virtudes y problemas de dicha máquina. Hay muchos detalles que 20 años después de estos encuentros salen a la luz pública de la pluma del que probablemente sea el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos.

También menciona el sentir de la derrota, la felicidad de la victoria y esta compleja vida d eun ajedrecista de la magnitud de Kasparov. Los capítulos sobre Deep Blue, por ejemplo, son emocionantes y atrapan. Uno quiere terminar de leer para enterarse de todo lo que pasó fuera del tablero, de la lucha humana, del esfuerzo tecnológico y de todo lo que paso entre bambalinas. Es francamente fascinante.

Pero también Kasparov nos habla del futuro tecnológico y su manera de verlo para poderlo enfrentar. Vivimos un momento privilegiado en los anales de la Inteligencia Artificial, en lo que las máquinas pueden hacer ya y que podrán hacer también en pocos años. El punto es no perder esta perspectiva y usar las computadoras, con todos los ingeniosos programas que en ellas existen, para ser mejores, para tener mejores vidas, para ser más inteligentes, más aptos, más capaces.

El libro (en inglés), contiene el siguiente índice:


  • Introduction
  • ONE The Brain Game
  • TWO Rise of the Chess Machines
  • THREE Human versus Machine
  • FOUR What Matters to a Machine?
  • FIVE What Makes a Mind
  • SIX Into the Arena
  • SEVEN The Deep End
  • EIGHT Deeper Blue
  • NINE The Board Is in Flames!
  • TEN The Holy Grail
  • ELEVEN Human Plus Machine
  • Conclusion: Onward and Upward
  • Acknowledgments
  • About the Authors


Es un libro importante, resume los avances de la Inteligencia Artificial, las redes neuronales, así como en otros campos de la programación, aunque claro, esto desde la visión del ajedrecista que es Kasparov, pero que claramente está enterado de estos temas y lo está con profundidad.

Deep Thinking es pues un estupendo libro que plasma los años de competencia ajedrecística entre el hombre y la máquina. Si le interesan estos temas seguro que el libro le parecerá, como a mí, formidable.

Friday, May 12, 2017

El ajedrez no se puede enseñar



Uno de los problemas que los ajedrecistas enfrentan es cómo estudiar. El ajedrez es un tema complicado porque hay mucha información y además, a diferencia de otros temas por estudiar, aquí los resultados se ven en exámenes que se hacen continuamente, lo que llamamos los torneos, la prueba de fuego para cualquier ajedrecista que aspire a tener cierto nivel.

Hay quien piensa que se debe empezar a estudiar desde muy joven. Por ejemplo, el GM Nigel Short, quien fuese subcampeón del mundo en alguna ocasión, indica en un interesante artículo de la revista New in Chess, que él empezó en el ajedrez en el momento justo. Si hubiese empezado digamos, cinco años después, quizás no hubiese llegado a la elite. Si hubiese empezado diez años después de lo que empezó, probablemente no hubiese llegado a ser más que un gran maestro de “medio pelo”. Short considera un disparate eso que se ha dicho ya con demasiada frecuencia, que es que una persona puede llegar a ser gran maestro si se le educa adecuadamente por muchos años y para ello ponen el ejemplo de las hermanas Polgar.

Pero lo que nunca se menciona son todos los esfuerzos de padres que quisieron educar a sus hijos para hacerlos grandes ajedrecistas y fracasaron. Nos fijamos siempre en los casos que tuvieron éxito, pero ¿en los que fracasaron? En esos nadie se fija.

Otros piensan que si se tiene un entrenador se puede llegar a progresar y convertirse en maestro de ajedrez con cierta facilidad. Y citan por ejemplo a la escuela de Botvinnik, de donde salieron Kasparov y Kramnik, por mencionar a dos grandes jugadores, ambos excampeones mundiales. Lo que poca gente sabe es que a la escuela de Botvinnik asistían los estudiantes un par de semanas en el verano y el patriarca del ajedrez soviético les dejaba tarea para hacer por los siguientes seis meses. De hecho, Botvinnik –dice el GM Soltis– al inicio de sus cursos de dos semanas decía: “Chico, recuerden que el ajedrez no puede enseñarse.¡El ajedrez solamente puede aprenderse!

¿Qué quería decir con ello el viejo campeón? Sencillo: uno sólo puede mejorar cuando se involucra con las cuestiones ajedrecísticas que se están estudiando. No hay maestro que enseñe nada de ajedrez. A lo más, lo que un entrenador debe hacer es ponerle posiciones a los alumnos de manera que ellos descubran muchas cosas por sí mismos. Y en ese sentido esto se parece a los oficios, en donde la gente aprende a hacer cosas haciéndolas.

El GM Oscar Panno una vez me dijo, a la pregunta de cómo mejorar: “Lo importante es DARSE CUENTA”. ¿Qué significa esto? Que los jugadores frente al tablero deben darse cuenta de lo que está pasando dentro de éste. Si no se entiende la “trama” de los acontecimientos que van ocurriendo en el tablero, probablemente no se pueda jugar bien.

Nimzowitsch por su parte, pensaba que en una partida el jugador de ajedrez debía hablar con sus piezas porque para el maestro danés este diálogo interno con sus piezas le era muy útil para saber qué hacer y cómo hacerlo. Nimzowitsch indicaba que los peones y las piezas tienen sus propios sentimientos, que quieren ser algo en la vida (por ejemplo, los peones quieren convertirse en reinas), y así, mediante esta “plática” interna con las piezas en la imaginación del jugador, se podía jugar un ajedrez más entendible en donde el jugador fuese entendiendo lo que pasa en el tablero.

Desde luego que esto no quiere decir que estudiar las partidas en los libros, ver problemas de ajedrez, observar las partidas que ahora se transmiten a diario por Internet no sirva. No, todo suma pero para que sume debe hacerse de manera inteligente: debemos darnos cuenta e involucrarnos en el tema. Si no se hace esto el progreso será –en el mejor de los casos– muy limitado.
 

Monday, May 01, 2017

El inconcebible universo de Pepe Gordon



El martes 25 de abril fui a una conferencia que daría el estimable Pepe Gordon con quien tengo una larga amistad. Pepe es el creador de "La Oveja Eléctrica", el programa de divulgación científica de Canal 22, el cual ya llega a su décimo primer año de estar en el aire.

Pepe Gordon es además de un gran amigo y estupendo escritor y su nuevo libro me parece un homenaje a su enorme capacidad de sintetizar la ciencia con la literatura y el arte. Editado por SextoPiso, la obra de Pepe es un ensayo en donde abunda la fineza, un lenguaje perfecto para explicar los temas más complejos, y una pizca de ingenio que prácticamente no falta en cada uno de los tópicos que aborda.

Sin tener preparación científica formal, es decir, no es físico, matemático o ingeniero, Pepe demuestra entender mejor muchos asuntos de la física moderna como la teoría de cuerdas o el increíblemente complicado "Modelo Estándar", que hasta ahora parece explicar la mayoría de los problemas en este submundo de las partículas infinitamente pequeñas.

Pepe intenta en este ensayo descubrir la posibilidad de unificar los temas de la física moderna que en ocasiones no parecen tener asidero para esto. Y habla de cuerdas con la convicción de que es una salida interesante a las dificultades que los físicos modernos tienen para explicar temas como el de la gravedad, por mencionar alguno de los más relevantes.

Pero además de esto, Pepe ha incorporado QRs, estos códigos en forma de cuadrícula con puntos, en donde con cualquier programa gratuito para Android o iOS, se pueden leer y entonces se revelará un enlace a un video en donde el lector podrá ver a un físico importante discutir los temas que Pepe ha presentado.  Digamos que es un libro en video, por decirlo de alguna manera.

El libro, ilustrado por Patricio Betteo, es francamente un goce, un espectáculo increíble para cualquier mente inquisitiva. La mancuerna que ha hecho con Pepe hace de las propias ilustraciones un fino detalle que se entenderá cuando se vean, en el transcurso de la obra.

Pepe Gordon es un gran escritor y me congratula poder compartir su pensar. Leer a Gordon es estarlo escuchando, porque escribe como habla. Basta imaginar cuando está hablando para sentir que nos está platicando algo. De verdad me tiene muy contento el resultado final del duro trabajo que significa escribir un libro como éste. Felicidades a Pepe Gordon y enhorabuena a SextoPiso por el esfuerzo para publicar esta magnífica obra.

Monday, April 24, 2017

Usando "Dithering"... O cuando la impresora es blanco y negro


Estamos acostumbrados a procesar imágenes con muchos colores. Las tarjetas gráficas actuales pueden desplegar 16 millones de colores y de hecho, ya el ojo no llega a distinguir diferencias entre algunos tonos. Esa parece ser la razón por la cual los fabricantes de hardware ya no buscan más colores o más resolución, pues estamos llegando a los límites que nuestro ojo puede percibir.

Pero curiosamente, a pesar de la gran tecnología que ahora tenemos ya incluso en nuestras casas, hay procedimientos que se necesitan seguir haciendo como hace ya muchos años. Por ejemplo, consideremos que tenemos una impresora que solamente usa tinta negra. En ese caso solamente tendremos dos posibles "colores" para imprimir: blanco (sin imprimir) y negro (impresión con tinta). Esto significa un problema, porque si tenemos una imagen en tonos de grises, es decir, con 256 posibles tonos de gris, entonces no podríamos imprimirla para que se viesen esos tonos.

El problema se puede solucionar si observamos cómo vemos e interpretamos. Por ejemplo, si hacemos una especie de tablero de ajedrez con dos colores, digamos rojo y azul, pues veremos una malla con colores alternativos. Pero hagamos las casillas más chicas. En la medida que las reducimos, podemos ver de pronto que el rojo y el azul se transforman en un violetas. Si usamos una lupa podremos ver que ese violeta no existe, lo que ocurre es que nuestro cerebro se encarga de interpretar así lo que vemos. Pues bien, esto es lo que se llama dithering y es el proceso que de alguna u otra manera usan las impresoras actuales cuando tienen que imprimir imágenes de las cuales no tienen todos los colores.


El "dithering" o tramado, tiene que ver con un concepto fundamental: "la difusión del error". Por ejemplo, supongamos que queremos imprimir la imagen en tonos de gris pero en una impresora que sólo tiene dos posibles colores, como mencionamos negro (tinta) y blanco (no tinta). Podemos entonces ejecutar el siguiente procedimiento: Consideremos que el primer pixel tiene un valor de 96 (considerando que es una imagen en tonos de gris en donde el Rojo, Verde y Azul de cada punto gráfico tiene el mismo valor). Podemos preguntarnos entonces ¿qué tan lejos está el valor 96 del 255 o del 0. ¿De cuál está más cerca? Hallaremos que el 96 está más cerca del 0 y entonces diremos que el error en la impresión es de 96 tonos. Es decir, como el 0 es el negro, el 96 está a esa cantidad de tonos del negro.

Consideremos ahora que el siguiente valor en nuestra imagen es también 96. Aquí es donde el dithering se usa. Tomamos el error y lo sumamos al pixel que estamos procesando. esto nos dará 192 y este valor está más cerca del blanco que del negro, por lo que pintamos un punto en blanco (es decir, no imprimimos nada en ese punto en la hoja) y vemos qué tan lejos está el 192 del 255. Veremos que está a -63 puntos de ese valor. Es decir, cuando me acerco al 255 el error es negativo. Cuando estoy más cerca del negro, el valor es positivo.


En la medida que seguimos con este algoritmo, veremos que estamos "difundiendo el error" de forma tal que el pixel anterior (y su error), inciden en el siguiente pixel y así sucesivamente. Cuando termino con una línea de pixeles, redefino la difusión del error en cero y vuelvo a empezar a procesar la siguiente línea.

Cabe señalar que hay que tener cuidado por si ocurre que un valor se sale de rango hacia arriba (mayor de 255) o hacia abajo (menor que cero). En este caso, la difusión del error es igual a cero.

El algoritmo básico (en Delphi) es éste:

begin
   for i := 1 to Image1.Picture.Height do
    begin
      Application.ProcessMessages;
      Error_Dif := 0;
      k := 1;
      for j := 1 to Image1.Picture.Width do
       begin
        R := (Image1.Canvas.Pixels[j,i] shr 16) and $FF;
        NewByte := Error_Dif + R;
        if NewByte >= 255 then
        begin
          NewByte := 255;
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(255,255,255);
          Error_Dif := 0;
        end
        else
        if NewByte <= 0 then
        begin
          NewByte := 0;
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(0,0,0);
          Error_Dif := 0;
        end
        else
        if 255 - NewByte > 127 then
        begin
          //pixel en negro
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(0,0,0);
          k := 1;
          Error_Dif := NewByte * k;
        end
        else
        begin
          //pixel en blanco
          Image2.Canvas.Pixels[j,i] := RGB(255,255,255);
          k := -1;
          Error_Dif := 255 - (NewByte);
          Error_Dif := Error_Dif * k;
        end;
      end;
    end;

Tomé una imagen ejemplo que usan en el artículo que leí (ver referencias), y hallé que mi resultado es el esperado.

En los próximos artículos seguiremos hablando de otras interesantes técnicas para hacer "dithering", algo que hacen las impresoras hoy en día y que muchos no estaban siquiera enterados de este proceso.

Referencias:

TannerHelland (blog)