Thursday, April 11, 2019

La UNAM publicará mi libro de Vida Artificial (*)


Hoy fui a Fomento Editorial de la UNAM, en donde desde hace un par de meses trabajaban sobre el dictamen de mi libro sobre vida artificial llamado "Jugando a ser Dios". Es un libro de divulgación sobre cómputo, en donde se hace un largo camino por toda esta "nueva ciencia" de lo que eventualmente se ha llamado como "Alife".

El libro, anteriormente, fue evaluado por el comité editorial de la Facultad de Ciencias de la UNAM, cuyo dictamen fue favorable, pero con la salvedad de que no había dinero para la impresión del mismo. Vamos, este es un problema recurrente en este sentido y no sólo en la Academia.

Anteriormente, había enviado el libro a la parte de divulgación de la ciencia de la UNAM, quien dio el visto bueno y prometió publicarlo. Sin embargo, la colección de libros "Cómo ves", me pidió una serie de cambios para mantener el formato que ellos usan. Hice los cambios y pasó casi un año para que de pronto me mandaran una carta, respondiendo a la mía sobre qué había pasado con mi libro, indicando que no lo editarían ellos, no hoy ni nunca. En fin, un mal momento, un pésimo trato a un autor al cual ya le habían aceptado su obra. Jamás, en ninguna parte y menos en la UNAM, alguien me había tratado de esa manera.

Como sea, todo parece haberse resuelto y Fomento Editorial de la Universidad Nacional me ha dado la buena noticia que a más tardar para el 2020 sale mi libro, pero que podría acelerarse si ocurren algunas cosas favorables. Si tengo más información, se las haré llegar a mis cuatro lectores que aquí me leen.

____
(*) La portada que ven es un boceto de mi hermana Marga,a pedido mío. No sé si esta sea la portada final.

Tuesday, April 02, 2019

Una idea para que el Metro funcione mejor



Desde que vendí el Bachoco (mi Chevy blanco), me transporto en metro, metrobús, peseros, etcétera. Claramente la diferencia entre tener o no coche es básicamente el tiempo que tardo en hacer un traslado. Si por ejemplo, del Toreo a Ciudad Universitaria me llevaba entre 40 minutos a una hora (dependiendo del tráfico -en coche), ahora en el camión "Canal de Chalco", bien podría hacer dos horas o incluso más. Y eso sin contar con la cantidad de gente que a veces atiborra el transporte y es cuando vamos todos cual sardinas. Pero no todo es malo. En el transporte público puedo leer muchas veces, cosa que si voy conduciendo el coche simplemente no puedo. Una cosa por otra, digámoslo con optimismo.

Pero el punto es que el Metro se ha convertido en uno de los transportes que uso con más frecuencia. La línea que va al Rosario, partiendo de Barranca del Muerto es de las que más uso y en los últimos tiempos, ¿seis meses? ¿Un año? he visto el deterioro de toda esa línea. Y eso que Mancera le subió "dos pesitos" al boleto del Metro, pero las cosas realmente no mejoraron.

Se sabe que el Metro es importantísimo en las ciudades donde existe este tipo de transporte. En el Reino Unido es básico y el costo por viaje es de casi una libra (o quizás ahora más), pero no es comparable penique contra centavos mexicanos, porque lo que habría que considerar es ahí el costo de la vida, el salario mínimo de cada país, etcétera. Ahí es donde las comparaciones fallan y donde los gobiernos locales en nuestro país usan para decir cosas como: "¿qué son dos pesos más al metro cuando en Inglaterra el costo del pasaje, por un solo viaje es de 23 pesos? De hecho, el salario mínimo en el Reino Unido (por hora), es de 3.90 libras, lo que es equivalente al Salario Mínimo en México (por ocho horas de trabajo) y ojo, hablamos de ser un aprendiz.

Pues bien, como decía antes, el Metro cada vez se ve más deteriorado y la razón parece ser no muy difícil de entender: el dinero que debería usarse para mantenerlo se ha desviado quién sabe a qué cuestiones, se ha robado, o ambas cosas. Es claro que un sistema como el del Metro requiere de un mantenimiento constante. No basta con hacerlo y que funcione solo. Y el hecho de ver como cada vez está peor en todos los aspectos, habla de que algo está pasando con el dinero para mantenerlo.

Por ejemplo, las escaleras eléctricas en la línea naranja (Barranca-El Rosario), dejaron de funcionar y el Gobierno de la Dra. Sheinbaum dijo que estarían funcionando todas hace un par de semanas, cosa que desde luego no pasó. Y sí, parece ser que cada vez se ponen más escaleras eléctricas en funcionamiento, pero hay algunas que siguen sin funcionar.

Y pensando en todo esto mientras me trasladaba en el Metro, ¡qué grandote, rapidote, qué limpiote! como diría Chava Flores, me doy cuenta que quizás lo que está fallando también es el esquema administrativo de dicho transporte. Por ejemplo, vayan a la estación Revolución (línea azul). Notarán que está muy limpia, nada deteriorada, funcional, etcétera. Como si ahí alguien sí hubiese metido dinero para mantener en muy buen estado la estación. 

Y entonces esta es mi propuesta: que no exista un organismo que decida en qué se usa el dinero para mantener el Metro y que al menos, se divida esta administración en especie de "delegaciones" (ahora llamadas alcaldías), de forma que haya un responsable por mantener una línea completa en buen estado. Desde luego que para ello se requerirán fondos, los cuales se otorgarán de acuerdo al volumen de personas que usan cada línea. Mi idea no es la más novedosa y así, por ejemplo, se supone que funciona la ciudad de México, en donde cada alcaldía (delegación) tiene una cantidad de dinero que le da el gobierno de la ciudad de México, amén del dinero que la propia alcaldía pueda hacerse por ciertos servicios que presta.

Dicho de otra manera, si se asignan responsables de cada línea en el Metro, dependiendo de un previo estudio de cantidad de personas que usan cada línea, posiblemente la administración podría ser mucho más eficiente y cada "alcalde" de cada línea, estaría obligado a rendir cuentas de cómo funciona la línea de la cual es responsable.

Sí, sé que el Metro son palabras mayores, pero el hecho es que en todos los países donde hay los problemas son parecidos y no veo, por ejemplo, que los británicos -que tienen uno de los metros más antiguos del mundo- no mantengan funcional su sistema de transporte colectivo. Pero es cuestión de analizar qué pasa, y la Dra. Claudia Sheinbaum es física, por lo que entiendo que de análisis y de mediciones, ella es una experta. Está entrenada. Me consta.