Sunday, September 03, 2017

Cómo usar las nuevas tecnologías para mejorar en ajedrez



En el 2013 estuve trabajando con Carlitos Sandoval en su ajedrez. Carlos es un joven talentoso y muy estudioso. En el tiempo que compartimos analizamos el Gambito de Rey y el Gambito Benko, aperturas que son muy dinámicas y que en algunos casos generan posiciones muy agudas. Estudiamos la teoría y llegamos a definir las posiciones claves desde donde entonces, empezábamos a jugar.

Pero esto fue sólo una parte del trabajo. Una segunda idea fue usar algún programa de computadora para jugar estas posiciones en contra del mismo y ver qué jugadas hallaba. Un problema con este enfoque es que los módulos de ajedrez hoy en día, en cualquier computadora casera, resultan demasiado fuertes para la gran mayoría de los jugadores y tan es así, que simplemente los encuentros hombres-máquina se han dejado de hacer desde hace muchos años.

Sin embargo, hay una solución, usar -como hicimos con Carlitos- una vieja Palm Tungsten, la cual tiene menos memoria, un procesador más limitado en velocidad y en pocas palabras, "recursos limitados", comparados con los que ofrece cualquier computadora de escritorio. En este sentido, hay más chances de competir contra estos ingenios y hacerles una partida decorosa al menos.

Con Carlos probamos esta idea un par de veces, una de ellas puede verse aquí. En esta particular partida del Benko, Carlitos jugó bastante bien y poco a poco llegó a una posición ganadora. La experiencia de jugar contra la Palm sin duda mereció ser repetido.

Pero hay quien me ha dicho que ya las Palm son obsoletas. Es cierto, aunque aún pueden encontrarse algunas usadas a relativamente bajos precios en Mercado Libre, por ejemplo. Pero desde luego, tenemos hoy en día programas que pueden jugar en los teléfonos inteligentes, los cuales pueden dar mucha batalla a los ajedrecistas.

Cabe decir que el programa de ajedrez en el teléfono es hoy casi un gran maestro de bolsillo, listo para jugar a la hora que sea, desde la posición que se defina y con los tiempos de reflexión que uno quiera. Por ello, es la herramienta más formidable la cual -tengo la impresión- no se ha valorado en su justa proporción.

Hay en las plataformas iOS y Android muchos programas de ajedrez, aunque claramente hay los grandes nombres como Hiarcs, StockFish, Komodo, etcétera. No obstante esto, hay mucho software gratuito que puede hacer la vida difícil a los mejores jugadores y entonces, el plan es sacar ventaja de esto para mejorar en ajedrez.

La idea es pues trabajar en una apertura, en un sistema. Ver las partidas más significativas. Decidir cuáles son las posiciones más emblemáticas, es decir, aquellas que más veces se producen y empezar a jugar a partir de ellas. Esto normalmente ocurre como en la jugada 10 o 12, aproximadamente (a veces antes, a veces después). Una vez que se tiene la posición de interés, hay que colocarla en un tablero de ajedrez y simular las condiciones de torneo. Apuntar las jugadas en la papeleta, seguir las reglas de torneo, es decir, "pieza tocada, pieza jugada", por ejemplo. Vale la pena ponerse el ritmo de juego más común, por ejemplo, 1:30 hrs con 30 segundos de incremento por movimiento (desde la 1a jugada).

Una vez estas condiciones, se pone la posición en el módulo y se juega contra éste. Déle menos tiempo, quizás 1 hora para la máquina y un poco más de tiempo para usted.Cabe señalar que si usted comete un error y queda perdido no debe regresar la jugada y hacer otra. Eso no lo puede hacer en un torneo y aquí tampoco se vale. Si usted hace una mala jugada, apechugue y si pierde, pues tómelo en cuenta para que no le vuelva a ocurrir. Es importante decirle que nadie más tiene que saber de estas partidas. Digamos que son de entrenamiento "secreto" y la máquina no irá a decirle a nadie que usted perdió una o dos, o varias partidas por errores que la máquina no esperaba que hiciese. Vamos, repito, hablamos de entrenamiento y en éste uno puede equivocarse las veces que sea necesario y más.

Una sugerencia es ver los diferentes programas y jugar con ellos informalmente para ver qué tal juegan. Si usted encuentra algún software que parece jugar con cuidado y sin descuidos, quizás sea una buena idea para tomarlo de "sparring". Juegue una o dos partidas con este método con dicho programa y vea si le funciona o no. Si resulta lo suficientemente fuerte, pues tendrá a la mano un buen sparring. Si le gana con frecuencia es momento de cambiar a un programa más fuerte.

Por otra parte, hay que decir que muchos de los programas que se consiguen en las tiendas de apps tienen la posibilidad de graduar la fuerza y en ocasiones uno puede definir el nivel del rival. Pruebe con un nivel parecido al suyo y vea cómo le va en las partidas contra el módulo. De ahí podrá sacar las conclusiones correspondientes.

Por ejemplo, yo me compré un iPod Touch hace unos años y de nuevo, lo hice porque estos dispositivos tienen memoria y velocidad limitada, aunque eso no signifique que no haya programas que jueguen muy, pero muy bien. Por ejemplo, descargué ChessGenius, Hiarcs y Chess Tiger, siendo el segundo de estos el más fuerte. Digamos que estos programas juegan 2200, 2500 y 2100, respectivamente. En cualquiera de los casos se tiene un rival con un buen nivel como para entrenarse.

Por otra parte, es importante que este trabajo se haga con constancia y debe ser independientemente si uno gana o no partidas al módulo de ajedrez. Lo que importa es el entrenamiento, la experiencia de jugar contra un rival que en general juega con un nivel constante y que no se deja. Así, planeé de ser posible, un par de partidas por semana, lo que implica un par de horas al menos para que el ejercicio tenga sentido.

En resumen: hoy tenemos acceso a un gran maestro y éste se encuentra guardado en nuestro teléfono. ¡Qué habrían dado algunos ajedrecistas del pasado si hubiesen tenido los recursos con los que contamos ahora!

No comments: