Friday, August 16, 2013

Presentación del libro de la Oveja Eléctrica


Ayer a las 8 de de la noche se presentó en la librería Elena Garro el libro comic de Pepe Gordon y Micro, el cual es un cuento para niños sobre ciencia, tecnología, límites del conocimiento, etcétera. La cita originalmente era a las 7:30 pm, pero el asunto se atrasó por una tromba que desquició la ciudad. Pilar y yo llegamos a eso de las 6:30, cuando todavía no llegaba la tormenta perfecta y tuvimos tiempo de ver libros y además, ver cuando llegaba Pepe Gordon con el buen Froylán López Lavín, en donde ya los esperaba una entrevista para la televisión.


Poco a poco empezó a llegar más gente y me quedó claro que esto no sería una presentación de libro tradicional. Pepe es siempre muy afable con todos y su actitud, por demás honesta, le ha hecho que se le quiera de verdad. En mi opinión, un 95% de los que fueron a la presentación conocen a Pepe Gordon y su estupendo trabajo de comunicación y no es gratuito, porque ha trabajado duro por muchos años.

Los invitados a presentar el libro fueron: Maris Bustamante (hermana del Guiri Guiri), el Doctor en Física Gerardo Herrera, que trabaja en el gran colisionador de hadrones, en Ginebra Suiza, Fernando Rivera Calderón, que canta y compone en programas como el Weso (W radio) y Jorge Volpi, que no necesita presentación. También en el estrado estuvieron Micro (el dibujante) y el propio Pepe Gordon.


Maris Bustamante fue la primera en hablar y en un simpático tono de desparpajo pasó directamente a platicar del libro comic. Dijo que bien podría servir para niños y no tan niños. Dijo que en este país donde se ven cada barbaridad y absurdo, el libro de Pepe y Micro es muy importante, pues se lucha por lo valioso, por lo que tiene interés, lo que nos hace pensar. De pronto Maris dijo que para colaborar con el esfuerzo había traído un kit de la Oveja Eléctrica. Y abrió una maletita oscura y sacó una oveja eléctrica hecha de hule espuma. La Oveja tiene un interruptor en la parte trasera y cuando lo encendió, se prendieron el cuerpo y los ojos del animalito. La gente estaba feliz. Pero no paró ahí. Sacó una ovejita más chica, también luminosa, y dijo Maris: "es la oveja eléctrica clonada". Las risas y aplausos no se hicieron esperar. Salieron del maletín una llave, "con dos polos", uno del arte y otro de la ciencia, que entraba en una cerradura y además, un mazo como de jurado, para aprobar lo que se dijera o no. Fue muy aplaudida.


Acto seguido tomó la palabra Gerardo Herrera que, además, sale en la historieta. Iba muy bien preparado y leyó una serie de reflexiones sobre la ciencia y sobre el esfuerzo de divulgarla. Me impresionó su texto. Muy bien escrito, muy cuidado, sin dejar nada al azar o la improvisación. Tipos como él hay pocos.


Pasó la palabra entonces a Fernando Rivera Calderón, quien platicó un poco de la experiencia de mostrarles el libro comic a sus hijos, intentando sacarlos de este marasmo tecnológico que los celulares han impuesto. Tomó su guitarra y cantó una canción sobre la Oveja Eléctrica. Hizo que la gente coreara en su momento y la verdad que fue un momento muy divertido.


Al terminar éste, el turno fue para Jorge Volpi, el cual empezó diciendo: "después de todo lo que hemos visto aquí ¿qué puedo hacer yo?" Hubo risas. Volpi habló de su experiencia con la ciencia, de la envidia que le tenía a los que habíamos estudiado física y que él, cuando era un chiquillo, 11-12 años, quiso ser científico. Carl Sagan y su serie Cosmos fue muy motivante y su afán era dedicarse a la ciencia, pero he aquí que entró a la secundaria y las clases de física distaban de ser lo que Sagan planteaba, de lo más gigantesco, las galaxias a lo más pequeño, las partículas elementales, etcétera. Volpi recuerda tener que haber aprendido a hacer algebra vectorial, sin entender para qué. Así, dijo: "mi carrera científica duró de los 12 a los 14 años". De nuevo hubo risas y aplausos. Entonces el escritor habló de su relación con Pepe Gordon y tuvo palabras halagueñas para él. Fue muy aplaudido.


El turno fue entonces para Micro (Ricardo García), el dibujante de este libro comic. Agradeció profundamente el apoyo de la Editorial Sexto Piso y de Pepe Gordon. Comentó que su incursión en los comics se debió a Tin Tin, pero que en su momento no entendía el trasfondo que tenían estas historietas. Finalmente al paso de los años Micro se convirtió en un gran dibujante y su trabajo aquí lo demuestra.


Para finalizar, Pepe Gordon tomó la palabra. Mostró un fragmento de un comic de Fantomas, en donde la trama trata de que en el mundo se están quemando los libros y entonces algo hay que hacer. Fantomas, en las imágenes del comic que mostró, pide hablar con Cortazar y con Octavio Paz. Mostró después unas viñetas de Chanoc, en donde sale Monsi, que no es otro más que el desaparecido escritor mexicano. Pepe agradeció a todos, e incluso le pidió a Micro que hiciese unas caricaturas de los presentadores. Agradeció a todo su equipo de trabajo, en donde estoy incluido, pero que quede claro: yo no trabajo para Pepe, porque ir a la Oveja Eléctrica y grabar no es un trabajo, es un disfrute compartir con toda esta gente entrañable.

Hubo aplausos. Auditorio retacado. Gente feliz. Vi a científicos del Instituto de Ciencias Nucleares, a amigos de Pepe, a fanáticos de la Oveja Eléctrica -que demostraron su cariño por los que apoyamos la idea primigenia de Pepe. Fue un feliz acontecimiento, una presentación quizás sui generis, pero llena de amor, calor, y admiración por Pepe Gordon y Micro, porque el libro comic es sin duda un hito en este tema de la divulgación de la ciencia en México.

Una vez mi papá me dijo que el aplauso de pie era el mayor tributo que se le podía hacer a un artista. Por ello, me pongo de pie y le aplaudo a Pepe Gordon. No merece menos ¡Muchas felicidades!




No comments: