Thursday, January 18, 2018

Reflexiones sobre las elecciones presidenciales que vienen



Hoy, como cada seis años, este país hace futurismo político con los candidatos que ahora sí nos llevarán al primer mundo, al camino de la prosperidad, al sendero de ya no más gasolinazos, de un sueldo respetable y de una vida feliz. Por supuesto que esto no pasará porque México es inviable, porque es un país que no puede funcionar con la estructura que privilegia al poder y en donde todos, estamos para que ellos se hagan más ricos siempre.

Cuando salieron los tres candidatos importantes: López Obrador, Anaya y Meade, ya podemos decir que uno de ellos será el ganador. Los independientes no llegarán a nada y de eso no creo que se tenga la menor duda de ello. Sin embargo, al reflexionar sobre quién pudiese salir victorioso, he pensado que Meade sería el más lógico vencedor si el PRI enfila todos sus trucos (y muchos más recursos), como hizo con Peña Nieto, que al contar los votos, había ganado, si no mal recuerdo, por más de tres millones de votos. Vamos, con esa diferencia de votos, ni AMLO ni ningún otro, pudo poner en duda que Peña ganó. Y sí, la oposición mostró las tarjetas Soriana que les dieron a los votantes, al sinfín de trampas y chanchullos y además, sin importar si se pasaron del presupuesto asignado, el triunfo se logró "haiga como haiga sido", parodiando al expresidente Calderón.

Pero en las últimas semanas he visto que la "mafia del poder", como le gusta decir a AMLO, está haciendo declaraciones que hablan de una preocupación por la candidatura del tabasqueño que, sea dicho de paso, va en el primer lugar en las encuestas (y sí, antes estuvo en el primer lugar de las encuestas y no ganó). Por ejemplo, sale el nefasto personaje, Lozano, a decir que hay nexos ente AMLO y los rusos. Como si se tratara de los comicios estadounidenses donde se ha destapado una posible intromisión rusa en las elecciones presidenciales de ese país. Otro, el presidente del PRI, Enrique Ochoa, pero para más señas, la copia fiel de Clavillazo, ha dicho que si gana López (jamás le dice López Obrador), habrá devaluaciones, falta de empleo y no se cuantas calamidades. ¿Y por qué salen con estas declaraciones los priístas? ¿es que acaso creen que puede fallar su multivariada estrategia tramposa para ganar con votos de hasta personas muertas?

López Obrador no es el santo de mi devoción, pero creo que en los 12 años o más que ha estado en campaña, se ha convertido en un icono más que en un candidato y la cúpula del poder parece que sí está preocupada.

¿Quién ganará? Sigo pensando que el PRI se las ingeniará para hacer que Meade gane. Lo que está claro es que si gana el Peje, tampoco cambiará mucho el rumbo de este país.

No comments: