Sunday, March 11, 2018

Sobre el caso de la misoginia de Yordi Rosado



Ya mencioné aquí en el blog que en el programa de radio del locutor Yordi Rosado, que se transmite en Exa FM (104.9) a las 10 am de lunes a viernes, se hizo un comentario misógino de manera pública. Todo el episodio puede leerse aquí. Me quejé con el defensor de las audiencias MVS, el Lic. Francisco Campuzano Lamadrid, quien ha llevado cuenta puntual del asunto y que contestó en tiempo y forma. Esta fue su respuesta



Como quizás ya suponía, la respuesta no parece defender a ninguna audiencia. Le confirmé de recibido y al día siguiente redacté mi respuesta:


Estimado Lic. Francisco Campuzano Lamadrid

Agradezco la atención a mi queja, pero tengo dudas. En el podcast que existe sobre este programa de radio, el cual está convenientemente editado, en ningún momento de la entrevista con el personal de la Escuela Canina Rangel, Yordi o el otro comentarista hacen una pregunta refiriéndose a la dificultad de educar a un perro o una perra. Esto se hizo, quiero creer, cuando ya la entrevista había acabado y los locutores estaban haciendo los comentarios finales, en donde ya no estaban participando los de la escuela canina mencionada.

Yo puedo entender que hay subjetividad en muchas expresiones, pero el hecho de que las expresiones que nos ocupan se hayan hecho ya fuera de la entrevista hace pensar que no hablaban ya de perras y perros, sino de particularmente mujeres. Pero puedo estar equivocado. ¿Podría mandarme el mp3 del programa (al menos en la parte de interés), para
corroborar o desmentir lo que digo?

Y me pregunto: ¿Confrontaron a los comentaristas sobre este episodio particular? Porque quiero suponer que si son a quienes he señalado, bien deberían tener qué decir. El asunto es que no estoy conforme y me parece lamentable tomar con tan poco interés un tema de misoginia que no puede encubrirse ni justificarse. Yo habría esperado una reacción
más cuidadosa en favor del auditorio cosa que veo, deja mucho que desear.

Los locutores serán "chavos", serán lo que usted guste y mande, pero no pueden ni remotamente permitirse ese tipo de malos entendidos ni de bromas de doble sentido. Yo particularmente considero que se están burlando de mi queja.

Atentamente
Manuel López Michelone

La queja tuvo respuesta (cosa que me sorprendió, reconozco), y el Lic. Campuzano me habló por teléfono para platicarme del asunto. Coordinamos el vernos y el martes en la mañana lo veré. Cabe decir que Pilar es la más indignada. Ella estaba conmigo en el taxi cuando se estaba dando la transmisión del programa en cuestión y de inmediato se molestó ante el comentario misógino. De hecho, ella ya inició una campaña en Change.org para que los locutores, Yordi Rosado y Manolo Fernández, se disculpen públicamente y además por escrito. Pero vamos a esperar a ver qué dice el Lic. Campuzano. Habrá que tener toda la información del caso.

Seguiremos informando.

Cabe decir, sin embargo, que el problema -me parece- va más allá de esta expresión de Rosado y Fernández. El asunto es que en este país podemos suponer que el doble sentido es parte de la idiosincrasia mexicana y que debemos tolerar toda expresión en este sentido, porque es "chistosa", porque "es muy mexicana". Pero no estoy de acuerdo. Siempre he pensado que el doble sentido del mexicano, basándose en connotaciones sexuales, mención implícita de los genitales, de la escatología, etcétera, no es ni siquiera gracioso. Es vulgar, corriente y además, indigno de toda persona con un mínimo de cultura.

Como ejemplo de esto pongo el cartel de una película en donde sale Adrián Uribe, un cómico de Televisa, el cual protagoniza una película (próxima a estrenarse), llamada "Tuya, mía... Te la apuesto", y que como subtítulo dice: "Para ganar hay que tener balones". ¿Es esto gracioso? La connotación al valor, a "tener huevos" poniéndolo como "balones" ¿es simpático? Más de uno me dirá que "no es para tanto" mi diatriba, pero de nuevo, creo que quien piense así se equivoca. Sí es para tanto y basta de tolerar que "así se expresan los chavos" y que no hay afán de insultar a nadie. Aunque no haya afán, este tipo de expresiones hablan de nuestra pobreza cultural y esto nos pinta como verdaderos ignorantes, por decir lo menos.

No comments: