Thursday, December 03, 2015

Ya viene el Teletón... Una vez más



Por enésima vez (este me parece que es el año 18 de esta colecta), Televisa transmitirá en algo más de 24 horas, el Teletón que quién sabe ya en qué edición va, pero en donde año con año, sin falta, piden a la población que ayuden a crear un centro para los discapacitados. Originalmente, la idea era hacerse de centros para gente con discapacidades físicas pero me parece que han ampliado su cobertura a niños con cáncer y autistas. El caso es que quiero creer que hay buena fe en la idea de estos centros de salud, pero la manera de hacer las cosas parece cada vez peor.

Por una parte, está el problema de que el Gobierno de este país está obligado, y su obligación es irrenunciable, a dotar de los servicios de salud para la población. Vamos, incluso constitucionalmente todos los mexicanos deberíamos tener acceso a la salud (artículo 4), pero el Estado parece ser incapaz de cumplir con su obligación. En consecuencia la sociedad civil tiene que organizarse para que existan este tipo de centros de atención para las enfermedades y dolencias mencionadas. Vamos, es todo tan absurdo en el caso del Teletón, que hasta el Presidente de la República hace su "donativo" al principio del evento televisivo.

Pero hay más: por mucho tiempo se ha dicho que los recursos que percibe el Teletón se convierten en una manera de que Televisa deduzca impuestos. En las últimas ediciones sorpresivamente, ya salió en la página del Teletón el procedimiento para pedir el recibo del donativo hecho por las personas. Curioso que de pronto ya nos indican que hay manera de pedir este recibo. Más curioso es que los estados financieros de teletón no se hacían públicos. Hace quizás unos diez años, pedí a Teletón sus estados financieros indicándoles que debían ser transparentes. Me contestaron pidiéndome las razones por las cuales pedía esta información. Después de un intercambio de correos electrónicos, no me contestaron más. Pero ahora, debido a la fuerte presencia de las redes sociales, que se han opuesto sistemáticamente al Teletón, ya decidieron poner estos estados financieros. Curioso de nuevo.

El año pasado, el Teletón no estaba llegando a su meta (1 peso más que el total de donativos del año anterior), y Loret de Mola salió con un discurso de pena ajena, indicando que los niños no tenían culpa alguna de las posiciones de los internautas, los cuales de alguna manera, habían logrado incidir en que la gente no apoyara como en años pasados. Y como no, si estaba fresquito el caso de la Casa Blanca de la Gaviota, para empezar. Y es siempre gracioso, casi de risa involuntaria, cuando Televisa sale con sus locutores y actores/actrices, a tratar de verse transparentes, a tratar de decir las verdades que jamás dicen. Y ya nadie les cree. Suena a una actuación lamentable.

La organización Teletón evidentemente se dio cuenta de lo que estaba pasando y emprendió una campaña de anuncios espectaculares donde se invita a la gente a ir a los Centros Teletón para que vean cómo se trabaja ahí. Ponen en los espectaculares frases como la de la señora Coral Rojas, ama de casa, que dice algo como "me quedé sin palabras al ver lo bien que trabajan en los centros teletón", etcétera. Desde luego que esa campaña de espectaculares no le costó al Teletón nada. Seguro a los que tienen esos espectaculares les dijeron que podían donar de esta manera. Pero bueno, eso es lo de menos. Lo que importa es que de pronto el Teletón está viendo que ya esto no da más. Siguen queriendo hacer centros y centros y sí, entiendo que los problemas de salud son de todos los días, pero evidentemente no se pueden inundar a un país de centros teletón de aquí a la eternidad. La fórmula del teletón se está agotando y suponen que hay que seguir explotando al ciudadano hasta que no pueda más.

Cabe decir que la Fundación Alas, hace unos 7 años recibió de Telmex (Slim), solamente de ellos, unos 110 millones de dólares, que al tipo de cambio actual es unos 1870 millones de pesos, algo así como 4 veces más que lo que recauda el Teletón en un año. En esa oportunidad, la Fundación Alas logró llegar a unos 200 millones de dólares en donativos. Y aquí le sigue pidiendo Televisa a la gente que done. Ajá.

Pero más allá de todo esto, a mí me enferma ese tonito de los conductores del Teletón, como el de Ferriz de Con, en donde ya casi exige que la gente done como: "¡Móchense!", como si la gente tuviese que donar a la fuerza. Me gustaría saber cuánto dinero dona Ferriz, o Loret de Mola, o López-Dóriga, porque para exigir que otros lo hagan son muy buenos.

Así que ya veremos. A diferencia de otros años, me parece que este año ha habido menos publicidad sobre el evento, pero como veo menos televisión, probablemente no sepa si realmente esto está ocurriendo. A mí me parece que de pronto la llegada de Internet, el acceso masivo a las redes sociales y el descontento de una mayoría (al menos la que participa en las redes mencionadas), ya han permeado en el ánimo de mucha gente. Estamos literalmente hartos de los abusos gubernamentales, de los excesos de los gobernantes, de las casas blancas de presidentes y gabinete en general, de que nos mientan una y otra vez. Estas son unas de tantas razones por las cuales ya no se puede seguir en esta tendencia en donde el ciudadano será explotado hasta secarlo. Creo que las cosas han cambiado muy lentamente, pero de pronto las redes sociales, con sus revolucionarios de sillón, han empezado a permear con sus modos y maneras de pensar de forma que ya están incidiendo en esto del teletón. Así que ya sabremos en unos días si llegaron a la meta, si hubo o no discursos lacrimógenos de los lamebotas de televisa, etcétera.

No comments: