Sunday, January 05, 2014

Sobre la desobediencia civil


Veo un par de videos, uno de Fernández Noroña, en donde en ambos casos los personajes principales de los videos van a una tienda como Walmart o Soriana, compran un  jugo, un chocolate, lo abren y empiezan a beberlo o a comérselo. Llegan a la caja y le dicen a la cajera que no pagarán el impuesto nuevo. Hablan de un acto de desobediencia civil en protesta por el injusto impuesto.

Los cajeros no saben qué hacer. Los encargados en algún caso intentan dialogar con el quejoso y terminan por dejarlo ir. Fernández Noroña va además con un  par de camarógrafos que de alguna manera, ante la popularidad del personaje, deciden dejarlo ir, porque armarle un problema por cincuenta centavos o un peso, pues no parece valer la pena.

Estas manifestaciones de desobediencia civil, que muchas veces se copian al ver el video en youtube suenan simpáticas para algunos. Yo opino que está bien protestar, pero ¿ante la tienda? Finalmente hay que ir contra los que aprobaron ese impuesto y muchos otros. ¿La tienda por qué? ¿Porque sigue las indicaciones oficiales? Vamos, que me parece injusto el proceder contra las tiendas pues ellas ni siquiera se quedan con ese dinero. Lo tienen que cobrar y entregarlo.

Pero voy más allá. Veamos quién es el valiente que va a una gasolinería y carga 500 pesos y decide nopagar el nuevo impuesto de 20 centavos del gasolinazo de enero. Porque una cosa es perder media hora discutiendo con los empleados de Walmart o Soriana, en donde todos al final del día salen enojados, a ver qué es lo que pasaría si quien carga gasolina decide no pagar el monto total de su compra con los injustísimos impuestos.

Lo interesante en todo caso, en mi opinión, son estas manifestaciones, las cuales se empiezan a ver cada vez más seguido. Hay un descontento generalizado y el Gobierno en turno, comandado por el infame presidente que tenemos, parece que están buscando a ver cómo le hacenm para sacar más y más dinero a la gente. Hablaron de la Reforma Energética, la cual -dicen- la veríamos reflejada en menos costo en nuestros recibos de luz y gas (de la gasolina no hablamos, ¿verdad?) y lo primero que hace el gobierno a inicios de año es aumentar el recibo de la luz y aumentar el costo del gas. ¿Entonces? Las mentiras gubernamentales son el pan nuestro de cada día.

Y esto no es sólo con el gobierno federal. El local hace de las suyas. Subió un 66% el metro y recibirá 10 millones de pesos más por día. Ante la oleada de críticas ya han dicho que habrá un fideicomiso que vigilará en qué se gasta ese dinero, que dará cuenta pública de cada peso en este rubro, etcétera. Esto será hasta que todos asumamos el aumento y ya no hagamos nada. Y si creen que ese aumento va a reflejarse pronto, les aviso que el gobierno del DF dijo que para fines del 2014 pagará unas 68 escaleras mecánicas para no sé cuántas estaciones del metro. Repito: para FINES DEL 2014. Yo cada día me convenzo que están haciendo de este país invivible.

 

No comments: